Diario Vasco

img
Bumblebeee!
img
Ivan Castillo Otero | hace 8 horas| 0

El cuerpo me pedía llamar así al artículo. Qué brutalidad de canción. “Bumblebeee” es el título de uno de los temas que componen el último disco que publicaron los ingleses Kasabian, oriundos de Leicester. El redondo se llama 48:13, que es la duración del mismo. El primer single fue la bailable “Ezz-eh”, pero con “Bumblebeee” nos encontramos con unos Kasabian más hoolingans (en el mejor sentido de la palabra) al estilo de “Fire” o “Vlad the impaler”. Empieza fuerte y arriba desde el primer acorde, da una ligera pausa y descanso en las estrofas y sacude los tímpanos sin compasíon en el estribillo. Los coros no podían irle mejor. Tiene madera de himno.

Adoro a este grupo. Me gustaban desde que los escuché por primera vez, pero se ganaron mi respeto y un lugar privilegiado en mis preferencias después de regalarme uno de los tres mejores conciertos que he vivido, sino el mejor. El mayor fallo de la Premier League inglesa fue cambiar la banda sonora del momento en el que sacan las estadísticas del partido que están retransmitiendo por la televisión, “Fire” de Kasabian quedaba de lujo. Les adjunto a continuación y en este orden el siguiente material: el videoclip de “Bumblebeee”, la muestra de que en directo funciona como un tiro y, en forma de recordatorio, “Ezz-eh” también en clip y en vivo.

Ver Post >
Tormenta eléctrica de tontolabas
img
Ivan Castillo Otero | 28-07-2014 | 18:56| 0

He estado buscando por la web y he encontrado lo siguiente sobre la palabra “tontolaba”: “Apócope de tonto del haba, llamábase al que le tocaba el haba antiguamente en el roscón de reyes, y que por tradición entonces tenía que pagarlo”. No sé ustedes, pero yo no tenía ni idea. El fin de semana del sábado 19 se celebró en Nigrán (cerquita de Vigo) el festival Portamérica. Comenzaba el jueves 17 y finalizaba dos días después. Hasta aquí todo normal. Valoré ir, pero finalmente no recorrí el camino que lleva al noroeste de la península y me quedé  en casa deleitándome con los recuerdos de un Bilbao BBK Live que había finalizado una semana antes.

La jornada programada para el jueves transcurrió sin problemas y la del viernes comenzó esperando la misma suerte. ¿Qué es casi lo único que no puede controlar un organizador de un evento así? Sí, señores: la metereología. Nubes poco amigables se asomaron al acto y a primera hora de la noche hicieron que se tuvieran que suspender todas las actuaciones que quedaban por riesgo de tormenta eléctrica. La organización se comprometió a devolver el dinero de las entradas del viernes y la parte correspondiente de los abonos de los tres días. Esto es un hecho que se debe subrayar, no suele ser la conducta que suelen tomar los organizadores. En estos casos, se suelen agarrar a que ellos no controlan el tiempo y que entra en uno de esos supuestos de los que no se hacen responsables.

Me vino a la memoria un Viña Rock, el primero celebrado en Benicàssim si no me falla el coco, que tuvo que suspender también una jornada y lo máximo que hicieron fue programar una o dos actuaciones para el día siguiente. El año pasado en el Bilbao BBK Live nos quedamos sin ver a un par de bandas por una tromba de agua que hizo impracticable el tema. Son cosas que pasan y todos, con alguna excepción, solemos tomárnoslo con deportividad. A nadie le gusta perder, pero esto es algo de fuerza mayor.

Tenía en el Portamérica a mi mejor enviada especial y, cuando me contó que se venía abajo el asunto, me di apenado una vuelta por las cuentas de Twitter y Facebook del festival. Había gente que agradecía el gesto de las entradas, pero otros les echaban la culpa por la tormenta. Que lo podían haber adivinado con anterioridad. Y qué haces, ¿suspendes antes de que todo empiece y que luego no caiga ni gota? Yo alucino. Organizar algo así es, en parte, un marrón, aunque supongo que es más fácil si te llamas Iván Ferreiro. Pero suspender es una palabra que asusta a cualquier equipo que monta un festival. Un poco de cordura, señores. Todo el mundo sabe de todo y todos lo habrían hecho mejor. Eso es como lo del periodismo, que todos creen saber lo que es el buen periodismo y dan y quitan carnés de periodista. Pero de eso ya hablaremos otro día.

Ver Post >
Phil Rudd, a caballo entre AC/DC y su proyecto
img
Ivan Castillo Otero | 22-07-2014 | 13:30| 0

No hace mucho tiempo que nos enterábamos de que Malcolm Young tenía que dejar por el momento los AC/DC por enfermedad. La banda ha decidido grabar un disco sin él, pero para mí los australianos no son los mismos sin uno de los hermanos Young. El redondo aún no tiene fecha de salida, y mientras tanto alguno de sus miembros ha aprovechado para dar rienda suelta a su creatividad.

Phil Rudd, batería, ha compuesto y grabado su primer álbum en solitario. Verá la luz el 29 de agosto y se llama Head Job. Trabaja en tío, acompañado por los músios Allan Badger (guitarra y cantante) y Geoffrey Martin (bajo). El dueño de las baquetas de la histórica banda de rock también se ha encargado de la producción del nuevo material. Tenemos adelanto, se llama “Repo Man” y tiene ese sonido bien contagiado por los AC/DC. Veremos como compagina sus dos empleos, puesto que AC/DC saldrán a la carretera con casi toda seguridad este mismo año 2014.

Ver Post >
Interpol se ponen las pilas
img
Ivan Castillo Otero | 21-07-2014 | 09:45| 0

Interpool nacieron en Nueva York, Estados Unidos, en el año 1997. Desde entonces, han publicado Turn on the Bright Lights, Antics, Our Love to Admire e Interpool. Estos son solo los álbumes de estudio, puesto que antes ya editaron pequeñas referencias. El último redondo largo data del año 2010 y cuatro años después se han puesto las pilas para crear y lanzar El Pintor. Saldrá a la venta el 9 de septiembre y el primer single es “All The Rage Back Home”, con un vídeo dirigido por Sophia Peers y el propio Paul Banks, vocalista y guitarrista del grupo.

El tema adelanto va de menos a más, de lento a rápido, con un ritmo sin sobresaltos y contundente en su totalidad. Mantiene una base rítmica muy agradable que no deja perder el camino que marcan. Tiene unos coros muy pegadizos (“¡eh, eh, eh, eh!”), contiene un estribillo melódico y la canción invita a mover los pies hasta el final. Veremos si, tras cuatro años sin referencia discográfica en el mercado, cumplen las expectativas con el resultado completo de El Pintor. A ver qué les parece “All The Rage Back Home”:

Ver Post >
Cuarto número de la revista 12 pulgadas, el número 3
img
Ivan Castillo Otero | 18-07-2014 | 16:53| 0

Poco a poco vamos haciendo camino de tanto andar. Eso sí, como les he dicho en anteriores ocasiones, seguimos siendo el hijo de nadie, como en la canción de Loquillo y los Trogloditas.  Tienen disponible gratis (que es el sabor que más gusta) el cuarto número de la revista 12 pulgadas. Es el número 3, correspondiente al mes de julio. Para los nuevos, es una publicación que comparte nombre con este rincón pero que funciona de forma individual. Se llama igual, sí, pero es que es el mejor nombre del mundo.

En este número tienen disponible un reportaje largo desde el monte Gurugú, una entrevista con un profesor de universidad enfadado con razón, artículos de opinión, una elegante presentación sobre la sinestesia y algunas cositas más. Pásense, a ver qué les parece. Pueden ver el nuevo número de la revista 12 pulgadas y los anteriores desde este enlace. En lo que a las redes sociales se refiere, nos pueden encontrar en Facebook, Twitter e Instagram. Esperamos que les guste. Ya trabajamos en el siguiente.

Ver Post >
Vivan Los Enemigos
img
Ivan Castillo Otero | 16-07-2014 | 09:50| 0

Inmersos en la última jornada del recientemente finalizado Bilbao BBK Live 2014, llegó una de las actuaciones que esperaba con ganas. Los Enemigos era una de las pocas bandas nacionales que tocaban en el festival y además lo hacían en el escenario principal. Veníamos de ver a Skaters, que gustaron mucho, bajo un sol muy agradable. Los madrileños salieron al escenario con humildad y sin emperifollamiento, se colgaron sus guitarras y comenzaron a tocar. Así, sin más. Muchos extranjeros los miraban con curiosidad, posiblemente sin saber que estaban disfrutando del directo de una de las bandas de rock más míticas de la música española.

Sonaban temas como “Yo, el rey” o “Desde el jergón”, pero fue con la versión de “Señora”, tema del gran Serrat, cuando me tocaron la fibra sensible. A veces nos perdemos en bandas que vienen de lejos y que no suenan mucho mejor de lo que tenemos cerca de casa. El cartel que la organización se había currado estaba de lujo y las incorporaciones foráneas eran de muy alto nivel, las que salen en letra pequeña también. Pero Los Enemigos nada tenían que envidiarles. Caray, que llevan desde 1985 en las tablas (con cambios de formación y algún parón) y que tienen a Josele Santiago como líder, cantante y fundador. No estamos hablando de unos cualquiera.

Terminó el show y se retiraron como llegaron, sin hacer mucho ruido y dejando en muy buen lugar al rock nacional. No protagonizaron portadas ni serán imagen del festival para las próximas promociones, pero Los Enemigos me hicieron vibrar y disfrutar como a un enano. Larga vida para estos señores y otras bandas históricas del rock nacional.

Foto: Despedida de Los Enemigos tras su concierto en el Bilbao BBK Live 2014 ante el público congregado. Cedida por Musicsnapper, Rhythmandphotos & Tom Hagen.

Ver Post >
Bilbao BBK Live 2014: Gracias por venir, The Black Keys
img
Ivan Castillo Otero | 13-07-2014 | 02:28| 0

Qué rápido llega el sábado. Para cuando quieres darte cuenta, ya es el tercer día consecutivo que subes a Kobetamendi. Al fin se dignó a aparecer el sol sin timidez y todo el personal pudo disfrutar del buen humor, la cercanía y la música de Elliott Brood. Fue una buena opción para esa perezosa primera hora.

Desde Nueva York llegaban Skaters, una grata sorpresa que cabalgó entre un intento de The Clash (son palabras mayores) y la inmediatez de los Ramones. Precisamente tuvieron un detalle con el recientemente fallecido Tommy Ramone, paisano de ellos. Con el buen sabor de los yankis presente aún en el paladar, Los Enemigos descargaron su rock de clásicos en el otro escenario. Son un básico imprescindible en el armario musical nacional. Versionaron el “Señora” de Serrat y dejaron un gran poso.
Llenazo para Band of Horses, calmados en la ejecución de sus temas. Muy coreada la televisiva “The Funeral”. The Lumineers abrieron el doblete que cerraba el escenario Bilbao en esta edición de 2014. Su mezcla de ritmos lentos y movidos y su buena comunicación con el público fueron la base de su éxito. Momento cumbre con “Ho Hey” y versión de Bob Dylan para el deleite colectivo.
Con la oscuridad de la noche cerniéndose sobre Bilbao, hicieron acto de presencia The Black Keys. Abrieron con “Dead and Gone” y “Next Girl”. Eligieron un repertorio lleno de éxitos y miradas a referencias del pasado y lo ejecutaron con precisión y buen gusto. No se perdieron en charlas, hablaron los instrumentos y las letras de las canciones. Sonaron entre otras “Strange Times”, “Money Maker”, “Turn Blue”, “Howlin’ for you”, “Tighten Up” y el cierre antes de los bises con “Fever” y ”Lonely Boy”. Con “Little Black Submarines” y “I Got Mine” se acabó el mejor concierto del festival. Fue un escándalo, pero la verdad es que daba la sensación de que se potenciaría el sabor exponencialmente en una sala en vez de en un gran festival.
MGMT fue el adiós a Kobetamendi para la muchedumbre. La gente esperaba con ganas la interpretación de “Kids” y vibraron mientras tanto con “Electric Feel” y “Time To Pretend”. Así despedimos un Bilbao BBK Live que ha sido un gustazo sonoro. No ha habido ninguna gran decepción musical, que no es poco. Tal vez se hizo pesado andar por el recinto con tanta gente, pero es lo que tiene hacer las cosas bien y atraer a tantos asistentes. ¡Hasta el año que viene!
Foto cedida por Musicsnapper, Rhythmandphotos & Tom Hagen.
Ver Post >
Bilbao BBK Live 2014: The Prodigy destroza tímpanos en Kobetamendi
img
Ivan Castillo Otero | 12-07-2014 | 02:04| 4

La segunda jornada del Bilbao BBK Live 2014 habrá estado pitando durante horas en los oídos de los asistentes. La descarga de The Prodigy fue apoteósica, de esas que sólo puede dar una banda de su tamaño y trayectoria. Pero empecemos por el principio.

La tarde saludaba lluviosa a los primeros asistentes que recorrían pacientes las cuestas hasta llegar al recinto de los conciertos. Lo de las colas de los autobuses quedó en una anécdota del día anterior. The 1975 daban la bienvenida a todos con su pop calmado. Se presentaban por primera vez en la península ibérica y un buen puñado de gente bailó con sus ritmos suaves. Un buen plato para empezar el menú del viernes.
Frank Turner and The Sleeping Souls fueron un descubrimiento. Su vocal derrochó simpatía y buen hacer, y tenía unas ganas de hablar en euskera como nunca se ha visto en situaciones similares. Buena actuación. A la misma hora, Conor Oberst dejó al respetable un poco frío.
Bastille, primer plato fuerte de la jornada, reunieron a mucha gente frente al escenario 1. Momento cumbre con “Pompeii”. Se vieron carreras para llegar a ver a Jack Johnson en el escenario 2, que repetía en el BBK Live tres años después. Supo calmar y animar al mismo tiempo con sus ritmos surferos y buen rollo. Izal, a la misma hora, hicieron botar la carpa Sony. Foster The People fueron de más a menos. Comenzaron muy fuerte con ritmos que iban del pop al rock, pero terminaron por disipar a parte del gran público, que buscaba cenar antes de The Prodigy.
Y en este momento volvemos al comienzo de la crónica. Los británicos demostraron cómo el paso de los años no hace mella en el espíritu y la actitud. Aunque uno de los cantantes se obcecó en preguntar a ver qué tal estaba la “Spanish people”, el grupo ralló a gran nivel. Descargas así recuerdan a la de hace unos años de The Chemical Brothers en el mismo lugar, pero los chicos de Essex aún fueron más intensos. Al ritmo de “Breathe” y “Jetfighter” se metieron a todos en el bolsillo, y tocando “Omen” a las primeras de cambio terminaron por provocar la subida de tensión colectiva. “Firestarter” fue otro momento alto del show.

Tras estos, bandas como el cuarteto Palma Violets intentaron mantener la intensidad dejada por los cabezas de cartel, pero el listón estaba ya demasiado alto. El sábado con The Black Keys está en la mente de todos. Qué rápido se pasa el tiempo cuando se está a gusto. Últimas energías listas para el bolo de los estadounidenses…

Fotos cedidas por Musicsnapper, Rhythmandphotos & Tom Hagen.

Ver Post >
Bilbao BBK Live 2014: Franz Ferdinand juegan en una división superior
img
Ivan Castillo Otero | 11-07-2014 | 02:10| 0

Amanecía el jueves en Bilbao con mejor clima del esperado. El Bilbao BBK Live, una de las citas más importantes a nivel musical del verano nacional, daba comienzo en horas. Una vez situados en suelo bilbaíno, los recuerdos de ediciones anteriores se presentan como sin querer. En el pensamiento estaba que las colas en los buses para subir a Kobetamendi no se repitieran, pero este año han sido más grandes. Superadas las dificultades técnicas e instalados en el recinto, comenzaba lo bueno.

Parquet Courts abrían a eso de las seis el escenario Bilbao, el más grande. Sonaban contundentes pero un poco emborronados a ratos. White Lies, en el escenario 2, ponían un rato después algo más de cordura musical sobre las tablas. Esta banda, que congregó a un gran público pese a la hora, lució unos ritmos trabajados y compactos. El primer plato fuerte del día fue John Newman. El joven inglés hizo vibrar al respetable, pero las sintonías de las canciones resultaban al oído demasiado similares unas de las otras. “Love Me Again” supuso el momento cumbre y final de su show, pero pierde fuerza respecto al disco.

Vetusta Morla hizo caer la noche en Kobetamendi. Presentaban nuevo disco y fue este el que protagonizó la primera parte del concierto. Acto seguido tuvieron su rato los clásicos como “Copenhague”, “Valiente” o “Mapas”, con los que el público entró en trance. Hacia el final de los madrileños, ya se veía como la gente comenzaba a desfilar para el escenario 1. Esperaban en cuestión de minutos a los escoceses Franz Ferdinand. Las últimas dos veces que los vi en directo fue en Donosti y Madrid (Dcode), pero es un grupo del que siempre gusta disfrutar.

Salieron antes de la hora y se metieron al público en el bolsillo desde el primer acorde de “No girls”. “The Dark Of The Matinée”, “Right Action” o “Do You Want to” supusieron el delirio colectivo. Es increíble la facilidad que tienen para intercalar temas de hace diez años con otros del último álbum sin que se note de qué momento es cada uno. Los hits más recientes están perfectamente integrados en el repertorio. “Walk Away”, “The Fallen”, “Love Illumination”, “Take Me Out” o “Ulysses” dieron paso a “This Fire”, que supuso el punto y final del paso de Franz Ferdinand por el Bilbao BBK Live 2014. Juegan en una división superior. Habíamos disfrutado de buenas actuaciones, pero quedaron eclipsadas por el buen hacer de estos. Todo un acierto de contratación, no fallan nunca.

Se marcharon del escenario y llegó la lluvia, que empañó la primera parte de Phoenix. Su recital se basó en un repertorio ecléctico, temas muy diferentes entre sí aliñados con un gran juego de luces. Sonaron como un reloj. Tras ellos, Crystal Fighters reunió a la muchedumbre para cerrar el escenario Bilbao. Todos se entregaron a los vascos de adopción tras su reciente publicación, pero en comparación con las bandas que los precedieron sonaron a más alboroto que precisión. “LA Calling” es un temazo, por si alguien lo dudaba, aunque pierde chicha en directo.

Esto no ha hecho más que empezar. Quedan dos días de algarabía y buena música. Vamos a por el viernes.

Foto cedida por Musicsnapper, Rhythmandphotos & Tom Hagen.

Ver Post >
“Etsia” de Berri Txarrak: frescura veinte años después
img
Ivan Castillo Otero | 03-07-2014 | 09:56| 0

En el día de ayer y dentro del programa “180 grados” de Virginia Díaz en Radio 3 se pinchó el adelanto del nuevo disco de los navarros Berri Txarrak. Se llama “Etsia” y se publicará dentro del redondo que saldrá a la venta a finales de este 2014. En la actualidad están inmersos en el novedoso proceso de grabación de este álbum, que llegará dentro de la efeméride del veinte aniversario del nacimiento de la formación oriunda de Lekunberri. Es cierto que de los que comenzaron ya solo queda Gorka Urbizu (voz y guitarra) y que por el camino quedaron “Rubio” (bajista) y los dos Aitor (Goikoetxea a la batería y Oreja a la guitarra), pero el tiempo ha demostrado quién era el corazón musical de la formación.

El tema es acelerado y contundente, pero con una evolución respecto a lo publicado en discos como Libre, Jaio.Musika.Hil o Payola. No meto en el mismo saco a Haria, donde sí que se le podría encontrar acomodo. El trío ha grabado este tema en Venice (California, Estados Unidos) bajo la producción y los mandos de Ross Robinson (The Cure, At The Drive-In, etc.).

Les cuento lo que dice el diccionario Elhuyar sobre la palabra “etsia”. Si lo tomamos como “etsia egon”, en castellano significaría creer con seguridad, estar convencido; por otro lado, “etsia hartu” es resignarse o perder la esperanza; “etsialdi” hace referencia al momento de desesperación; y, finalmente, “etsian” se refiere a resignado, desesperanzado, a punto de morir o desahuciado. Por mi parte, tengo claro que ninguna de las anteriores acepciones expresa el sentimiento que aflora en mí este conjunto y su música. Del mejor rock que hemos visto por estos lares. Los años pasan y cambian la estética o los ritmos, pero Berri Txarrak mantienen la frescura veinte años después. Veremos qué tal está el disco completo cuando vea la luz.

Ver Post >