Diario Vasco
img
Un ciudadano NBA paseando por Donostia
img
24 Segundos | 24-07-2017 | 08:41

Un ciudadano NBA paseando por Donostia

El primer fin de semana de este presente mes tuvimos la oportunidad de conocer muy de cerca a un jugador de la NBA.

Anderson Varejao estuvo en la Fan Zone NBA que se instaló en Sagües desde el viernes 2 al domingo 4 de junio, que la lluvia intentó estropear pero no lo consiguió.

El pívot brasileño ha jugado durante 12 temporadas en Cleveland y esta pasada lo ha hecho en los Worriors. Antes de ir a la NBA jugó 2 años en Barcelona donde ganó 2 Ligas ACB, 1 Copa y 1 Euroliga. Su carrera profesional comenzó en el Franca B.C. Brasileño donde estuvo 4 cursos baloncestísticos y logró ganar 2 Ligas, 1 Copa Panamericana de Clubes y fue nombrado MVP de la Liga Brasileña en el año 2001.

Varejao o “Wild Thing” también ha logrado 2 Oros con su selección en los Campeonatos FIBA de las Américas, además de otra Plata y de un Oro en los Juegos Panoamericanos defendiendo los colores de la “canarinha”.

Más allá de los méritos personales del bueno de Anderson, quiero destacar el poder de convocatoria de la NBA, al realizar este tipo de actividades lúdicas, gratuitas y al alcance de cualquier persona aficionada al baloncesto en general y a la NBA en particular. No todos los días tenemos la oportunidad de conocer a un jugador de la mejor liga del mundo.

De esto podrían aprender los equipos de baloncesto de Europa. De hacer este tipo de actividades en la calle para hacer llegar a toda la gente el amor y pasión del baloncesto. La ACB y la Euroleague han crecido en los últimos años, pero creo que tanto la liga doméstica como la europea deberían acercarse más a estos eventos.

Guzmán Villardón

@blog24segundos

Baloncesto y algo más

Sobre el autor 24 Segundos
Baloncesto y algo más. En este nuestro rincón del baloncesto hablaremos de este deporte, pero desde otra visión diferente. El lado humano, las historias personales, curiosidades, … Todo esto y mucho más tiene cabida en nuestro blog 24 segundos. ¡Atrévete a entrar!