Diario Vasco
img
Categoría: ACB
GBC 2017/18: este es el camino

Tan sólo llevamos 5 jornadas de la ACB y aunque es muy pronto para llegar a alguna conclusión, sí podemos analizar diversos aspectos que nos parecen interesantes y los cuales nos pueden indicar cuál es el camino a seguir para lograr el objetivo en esta nueva campaña de regreso a la mejor liga doméstica de Europa que no es otro que mantenerse en ella un año más.
Antes de iniciar el «curso baloncestístico» hubiéramos firmado llegar al primer mes de competición con 2 victorias, pero es posible que ahora tengamos esa sana sensación de que quizá podríamos tener alguna más.
Tres derrotas, que se podrían haber quedado en tan sólo una; y dos claras victorias, son resultados de los cuales nos debemos sentir muy orgullosos.
El camino es este. Nos ha llevado a ser el equipo que más rebotes atrapa de toda la ACB con una media de 41.8, la cuarta mejor defensa con 75.2 puntos encajados por partido y el quinto equipo que más asistencias reparte con 16.8 por encuentro. Todo esto aderezado con un Henk Norel en plan estelar. Es el MVP de la ACB con 25 de valoración, máximo anotador con 19 puntos y máximo reboteador con 9.2 rebotes de media. Su estela es seguida por Swing que promedia 13 puntos, 6 rebotes y casi 2 asistencias para una valoración de 13.6 tantos. También destacamos al cuarteto compuesto por Clark, Salvó, Fakuade y Chery que todos ellos rondan los 10 de valoración.
Pero por encima de todo esto quisiera destacar al grupo y la labor que Porfi Fisac está realizando con todo el equipo. Un grupo luchador, donde cada uno aporta su grano de arena y hecho a la medida del entrenador; eso se nota y se transmite tanto dentro de la pista como más allá.
No sabemos qué pasará de aquí en adelante; lo analizaremos en próximos artículos, pero hasta el día de hoy todos los indicadores, tanto físicos como emocionales de este GBC 17.18 nos llevan a la conclusión de que el equipo está llamado a renovar a final de temporada para continuar en la ACB.

Ver Post >
LLULL, EL DESEADO.

Los focos del baloncesto mundial, cada vez con más intensidad están dirigidos a los mejores jugadores de la Euroliga.

Y como no puede ser de otra manera, Sergio Llull es uno de sus protagonistas.

El de Mahón es el jugador de su equipo que más minutos está en pista, llegando a los 30 minutos de media, en los que le da tiempo a anotar casi 15 puntos y repartir 6 asistencias. Este año, con la marcha del “Chacho” Rodríguez a la NBA, si cabe está teniendo un mayor protagonismo en la posición de base lo que le ayuda para llegar a esas notables cifras de balones repartidos.

Llull fue elegido en el Draft de 2009 por los Nuggets que de manera inmediata traspasaron sus derechos a Houston Rockets. El equipo de Texas lleva varios veranos queriendo llevarse a Llull a la NBA, pero tiene contrato con el R. Madrid hasta 2021 y lo tiene blindado con una cláusula de rescisión de 12 millones de euros.

Los general manager de la NBA se han pronunciado sobre sus jugadores favoritos fuera de sus franquicias. Y Sergio Llull ha recibido el 28.6% de los votos, siendo en el segundo jugador de la Euroliga más deseado por las franquicias NBA. El más votado ha sido el base del CSKA Milos Teodosic con un 53.6 % de votos. Es decir, más de la mitad de las franquicias NBA desearían tener en sus equipos al jugador serbio que es el que más balones reparte de toda la Euroliga, más de 9 por jornada.

Cierran esta clasificación el escolta del CSKA, Nando de Colo con un 14.3% de los votos y en cuarto lugar está Vassilis Spanoulis con un 3.6%. Los dos jugadores ya han tenido su experiencia NBA.

El francés estuvo dos temporadas en los Spurs de Duncan y compañía. Posteriormente fue traspasado a Toronto y de ahí se marchó al CSKA.

Spanoulis fichó por los Houston Rockets, los mismos que pretenden a Sergio Llull. El griego estuvo tan sólo una temporada en la NBA. Fue la 2006-07, pero al término de la misma regresó a Europa.

Este es el cuarteto de oro de la Euroliga. Son jugadores importantes en sus equipos y también en la mejor liga de Europa. Poder disfrutar de su presencia, sus pases, sus canastas y su juego es un lujo para la afición de este maravilloso deporte del balón naranja.

Baloncesto y algo más.

@blog24segundos.

Guzmán Villardón.

Ver Post >
Hasta siempre capitán

Todavía cuesta creerlo, pero es cierto. David se ha marchado, David ya no está. No se ha ido como él lo merecía, pero sí como él quería. En un pequeño café, rodeado de los suyos. Algo cercano, algo muy a su estilo, algo especial. Como es él, especial. Para lo bueno y para lo malo. El gris no existe en su gama de colores. Solo el blanco o el negro, lo amas o lo odias. Así es él.

Con Porfi Fisac empezó todo y todo acaba con él. Una llamada del segoviano trajo al pivot a tierras donostiarras. El resto ya lo saben, una bonita historia de amor.

Ascensos, descensos, playoffs por la liga, Copa del Rey…..y es que 11 años dan para mucho. Por el camino sonrisas y lágrimas. Pero sobre todo, amigos, muchos amigos. Jon Santamaría, Andy Panko, Papamakarios, Miralles, Andrade, Vidal, Raúl Neto, Julen Olaizola, Mikel Motos, son solo algunos. Pero a destacar uno, más que un amigo, un hermano, Ricardo Uriz.

 

Desde el debut en ACB de la mano de Fisac, a la titularidad con Pablo Laso. Sito Alonso le dio la madurez que necesitaba y Jaume Ponsarnau resultó ser un ejemplo de como gestionar un equipo.

Unos iban y otros venían, pero el que siempre estaba, era él, nuestro capitán. Ha disputado todos los partidos del GBC en la ACB, donde ha sumado un total de 2.812 puntos y 1.337 rebotes. Sin duda alguna, el buque insignia del proyecto.

Un proyecto responsable, honrado. Bueno, o por lo menos esa era la sensación que daba. En la actualidad, nos encontramos con un club endeudado, que ha tenido que renunciar a la ACB. Que cada uno saque sus propias conclusiones.

Los daños colaterales han sido muchos: Txakar, Lolo Encinas, Sergio Ferrer, Eugenio Rodríguez…y  también David Doblas.

El de Pedreña, al que se le adeudan 125.000€ según la presidenta, (el pívot no ha querido entrar en cifras, ya que las considera peligrosas), tenía un acuerdo con el club. Este debía abonar las cantidades pendientes en 3 plazos o el contrato del cántabro se prolongaría un año más.

Como el club no pagó ninguno de los plazos, David, con contrato en vigor, se presentó a los entrenamientos, donde le negaron la entrada. Despido improcedente.

Lo que nos lleva al inicio de este artículo. La despedida de nuestro capitán. Para muchos, quizás se vaya por la puerta de atrás. Para mí, se va por la puerta grande, por unas puertas que siempre tendrá abiertas.

 

HASTA SIEMPRE CAPI.

 

Egoitz Arizmendi

Baloncesto y algo más.

@blog24segundos

Ver Post >
Copa ACB: Razones personales.

Éste próximo jueves comienza la Copa ACB en A Coruña.

Ocho equipos están llamados para conquistarla, pero sólo uno podrá hacerlo. Todos ellos tienen sus razones personales para optar a ella.

Lo analizamos aquí, en @blog24segundos.

Barcelona: Ganas de revancha.

El equipo catalán ha perdido las dos últimas finales frente al Madrid y este año no quiere que se le vuelva a escapar.

Las credenciales del equipo de Xavi Pascual son una defensa muy difícil de franquear que le hace ser la mejor de la ACB con una media de 70 puntos encajados. Pero este año, donde ha renovado a una buena parte de la plantilla, el Barcelona se ha esforzado en trabajar más el ataque. Es un equipo más dinámico y divertido que otras campañas. Todo esto no está reñido con lo pragmático. Llegan como segundos clasificados en la tabla, detrás de un casi invencible Valencia. Sólo ha perdido frente al equipo taronja y en Vitoria, el resto de partidos los cuenta como victoria.

Ante Tomic es su referencia principal. Valora 17.8, anotando casi 12 puntos y captura más de 6 rebotes en los 20 minutos que está en pista. En defensa tiene la ayuda de Lawal, que llega como tercer taponador de la liga, y en ataque la de Justin Doellman con más de 12 puntos por encuentro.

Bilbao: Quiere que se repita la historia.

De sus cinco participaciones en la Copa, sólo se clasificaron para semifinales en la primera. Fue contra el Barcelona y ganaron 70-69.

Los de Sito Alonso llegan a la cita copera, con mucho que ganar y poco que perder. El equipo comenzó bien la ACB con 4 victorias en las 7 primeras jornadas, pero luego tuvieron un bache de 5 derrotas en las siguientes siete, lo que pusieron en duda su participación en la fiesta del baloncesto llamada Copa ACB. Se recuperaron y ganando los tres últimos partidos pudieron entrar en el sorteo de A Coruña.

Su razón personal para estar aquí e intentar llegar a semifinales se llama Alex Mumbrú que es el segundo anotador de la ACB con más de 15 puntos por partido. El alero catalán contará con la ayuda en la anotación del base americano Clevin Hannah y con el letón Dairis Bertans que entre los dos promedian más de 24 puntos de media por encuentro.

Ésta es la eliminatoria que abre la competición.

Aunque el Barcelona es el favorito, no podrá confiarse ya que a un partido todo puede pasar.

Valencia: A refrendar su gran inicio de temporada.

Líder de la ACB con tan sólo una derrota en la jornada 19 en Vitoria. Toda una primera vuelta inmaculada y había logrado un 28-0 incluyendo ACB y Eurocup.

Todo esto está muy bien, pero es mejor cuando saboreas un título. Eso intentará lograr el equipo más equilibrado de la liga; es el tercer ataque y la segunda mejor defensa de la ACB. Ya sabe lo que es ganar a Barcelona y Madrid, además lo hizo en el Palau y en el la capital.

Pedro Martínez ha logrado un equipo conjuntado, con muchas variables y con ambición. Es el segundo equipo que más valoración alcanza (101), el segundo en porcentaje de acierto desde más allá de la línea de 6,75 y el que menos balones pierde.

Su MVP particular es Justin Hamilton que promedia 15 puntos y 5 rebotes en los 23 minutos que está en pista.

Gran Canaria: De la mano de Aíto, cualquier cosa puede pasar.

Con el entrenador en activo más laureado de la competición sentado en su banquillo, es una gran ayuda para intentar asaltar el trono.

El pívot esloveno Alen Omic es el cuarto jugador en la clasificación de MVP con más de 17 de valoración. Por si esto no fuera poco, anota 12 puntos y captura más de 7 rebotes por partido -es el segundo reboteador de la ACB, detrás de Bourousis.

Al esloveno le acompañan su compatriota Kevin Pangos que aporta el mismo número de puntos, la dirección de un Albert Oliver que está viviendo su tercera temporada en la isla y un Sasu Salin que todavía no ha fallado ningún tiro libre. Todo esto aderezado con los méritos que aportan los Newley, Baéz, Savané, Aguilar, Rabaseda y compañía.

La caprichosa fortuna ha querido que en ésta segunda eliminatoria se enfrenten el mejor equipo de la ACB contra el quinto, es decir, cada uno tiene enfrente al más duro de los rivales que le podía tocar en suerte. La pista decidirá quién usa mejor sus armas y qué razones personales son más poderosas para colarse en las semifinales.

Obradoiro: Jugar en casa siempre ayuda.

Es el anfitrión de la Copa y como tal quiere ofrecer a su público la mejor de sus versiones.

Los de Moncho Fernández llegan en un mal momento a la fiesta del baloncesto ACB, con 6 derrotas consecutivas. Pero no importa. A un partido, en tu casa y con la ayuda de los tuyos, cualquier cosa puede pasar. En especial cuando juega contigo el máximo anotador de la liga, un tal Adan Waczynski con una media de casi 17 puntos por partido. Pero el polaco no está solo. En este viaje le acompaña Angelo Caloiaro, que entre otras virtudes tiene el ser segundo (y primero entre los presentes en la Copa) en la clasificación de robos de balón y por el base irlandés Donnie McGrath que también es tercero en asistencias.

La virtud principal del equipo es la defensa y donde se ayudarán para intentar pasar a unas semifinales que para ellos serían históricas.

Baskonia: El tapado.

Al contrario que su oponente en la primera eliminatoria, el Baskonia llega en un momento de forma ideal para lograr un ansiado título que no logra desde 2.009.

Los de Perasovic han devuelto la ilusión a su hinchada, después de una temporada pasada bastante aciaga. También llega con el aval de haber ganado fuera y recientemente a Barcelona y Madrid en Euroliga. Además les ganó en la competición doméstica y el todopoderoso Valencia, perdió su condición de invicto en Vitoria.

Todas ellas son unas cartas de presentación que asustan un poco. Pero todo esto sería imposible sin la presencia entre otros del pívot griego Ioannis Bourousis, que es el MVP de la ACB con 21 de valoración, máximo reboteador, segundo en anotación desde la línea de tiros libres y el que más rebotes defensivos atrapa. Esta temporada ha sido 5 veces MVP de la jornada y mejor jugador de la ACB en los meses de diciembre y enero.

Creo que todas estas razones personales son más que suficientes para optar a ganar la Copa, pero además tienen a Adams con 14 puntos por encuentro, a Hanga y Causeur que tienen cada uno varios premios a la fiabilidad, al loco Mike James entre otros.

Obradoiro y Baskonia han tenido esta última jornada un adelanto de esta eliminatoria que se ha llevado los de Vitoria por 69-86, pero seguro que los gallegos han anotado bien sus fallos para que no se vuelvan a repetir.

Madrid: El enemigo está en casa.

Los de Pablo Laso tienen una gran virtud que es el ataque, son primeros en esta clasificación con 92 puntos de media; pero tienen un déficit que es la defensa, son octavos con 78 puntos encajados por partido.

Llega a la Copa con 4 derrotas en su casillero: Valencia, Barcelona, Baskonia y Fuenlabrada. Es decir, no ha ganado a los otros tres grandes y ha perdido con el equipo que se enfrenta en la primera eliminatoria de esta competición.

Como hemos dicho en estas primeras líneas, el Madrid es un equipo brillante cuando ataca; es el primero en valoración y en porcentaje de tiro de campo y desde la línea de 6,75. Pero atrás deberá estar muy atento si quiere ganar a Fuenlabrada primero y luego en una supuesta semifinal frente a Baskonia. Los capitalinos roban sólo 7 balones por encuentro y además es el equipo que más balones pierde con casi 15 en cada partido.

Pero ellos cuentan con la ayuda inestimable de su MVP particular, “El chavo” Ayón, que acaba de ser el MVP de la última jornada en Euroliga. El mexicano anota 10 puntos y captura 6 rebotes por encuentro, además de ser el líder de la ACB en porcentaje de tiros de dos. Desde más allá de la línea de tres tienen a otro líder de la competición, el escolta americano con pasaporte de Azerbayán, Jaycee Don Carroll con un acierto del 53,19%.

Fuenlabrada: A las órdenes de Marko Popovic.

El croata es una de las sensaciones de la liga. Llegó a la ACB en los últimos días que se podía fichar y ahora es el MVP y máximo anotador del equipo.

Pero los de Jota Cuspinera son principalmente un equipo. Leí por ahí, por lo tanto no es mío pero me pareció significativo, que el Fuenla tiene la enorme virtud de interpretar el arte de hacer sólo lo que sabe hacer bien. Ivan Paunic, Jonathan Tabu y Alex Urtasun son los otros tres segmentos que junto a Popovic forman un cuadrado perfecto donde entre los cuatro anotan 44 puntos de los 79 que anota el equipo.

Ayudados en labores defensivas por los rebotes capturados por Wear y Josip Sabin, 7 entre los dos; las recuperaciones de Tabu -1,6 por partido- y además tienen al propio Tabu y el ex GBC Ricardo Úriz entre los 15 mejores repartidores de asistencias en la ACB.

Todas estas razones, y seguro que muchas otras que se nos escapan, son las que cuenta el Fuenlabrada para volver a ganar a un Madrid que intentará repetir triunfo en la Copa por tercer año consecutivo.

Guzmán Villardón.

Baloncesto y algo más.

@blog24segundos.

Ver Post >
PRIMAVERA DE TERCIOPELO

Estamos cerca de llegar al primer tercio del campeonato y la metamorfosis que se ha producido en el juego del GBC se puede calificar de asombrosa y rozando lo espectacular. Partimos con un equipo nuevo en más de la mitad de sus componentes, con tan sólo el experimentado David Doblas, entrenador nuevo y todo el patrón de juego por diseñar y llevarlo a buen puerto.

Cinco primeros partidos y cinco derrotas consecutivas. Bien es verdad que recibimos a Madrid y Barcelona, y visitamos a Estudiantes, Obradoiro y a Unicaja. Como ya hemos comentado repetidas veces en este nuestro rincón del baloncesto @blog24segundos, este es un deporte de sensaciones. Y en Málaga ya comenzamos a tener la sensación de que el proyecto GBC 14.15 de nuestro querido Jaume Ponsarnau, iba por buen camino.

La confirmación de que todo eso era cierto la hemos tenido en los cinco siguientes partidos. Tres victorias en casa frente a Manresa -los amigos del jefe- contra el Andorra y contra los vecinos de al lado, que se volvieron a Bilbao contentos por perder sólo de 13. Además de un buen partido en Vitoria y en Gran Canaria donde tuvimos dos balones para ganar y no supimos hacerlo, como dijo en rueda de prensa Jaume.

 

 

No sólo estamos contentos porque hemos logrado tres victorias en casa en los últimos cinco partidos, que también. En lo práctico, diremos que salir de la zona de descenso te da tranquilidad y sosiego, esto es innegable. Tres victorias en tu casa te aporta seguridad de que en Illumbe te sientes más fuerte y además envías un mensaje rojo de alerta a tus contrarios donde les dices que llegan a un campo complicado y que van a disputar un partido del grupo de “En tierra hostil” en tu fortín del Donostia Arena.

Además de todo esto, que no es poco, diremos que el equipo como tal, ha evolucionado en su juego. Hemos pasado de recibir 90 puntos de media en los tres primeros partidos a ser la mejor defensa de la ACB y en estos momentos hemos normalizado nuestra posición en este apartado en la mitad de la tabla. Y aunque sigamos siendo el peor ataque, dato que creo que vamos a cambiar con el transcurso de la liga, en las dos últimas victorias nos hemos demostrado a nosotros mismos que somos capaces de llegar a 80 puntos.

Por si esto no fuera suficiente diremos que el juego como tal, tanto en defensa como en ataque está llegando poco a poco a ser un baloncesto de varios quilates. Duros e intensos en defensa y cuando estamos acertados en ataque las posibilidades de llevarnos el partido son altas. La dirección de Jordan, el acierto de Dean, el gran estado de forma de Dani Díez, la aportación en todos los aspectos de Hanley y la presencia del capitán David Doblas. En el banquillo tenemos para poder utilizar cuando sea necesario la experiencia de Grimau, el talento de Franch, un chico belga aplicado llamado Iarochevitch, la intensidad defensiva de Motos y Olaizola, la larga sombra de Huskic y la nueva promesa de la casa Xabi Oroz.

 

 

Buscando en el cajón de mi escritorio, en el departamento de hechos históricos, topé con La Primavera de terciopelo. Un movimiento pacífico popular por el cual la ya extinta Checoslovaquia, transitó del comunismo a un régimen parlamentario.

A mediados de los ochenta la situación en Alemania Oriental, Polonia y Hungría era muy convulsa por los nuevos aires de aperturismo que llegaban a través de la perestroika de la también extinta URSS.

El 16 noviembre de 1.989 comenzaron las protestas estudiantiles en Praga a las que le siguieron un día más tarde en Bratislava. Continuaron las manifestaciones los días 18 y 19 con gran afluencia de gente, motivo por el cual se alargaron las protestas hasta el 25 de ese mismo mes de noviembre donde se llegaron a reunir 400.000 personas. Además, las protestas se extendieron a más ciudades como Brno, Kosice y Ostrava. Este movimiento ciudadano acabó en una Huelga General con rotundo éxito que terminó con la dimisión del Presidente de la República el 10 de diciembre de ese mismo año.

Después de tanta zozobra llegó una temporada donde acampó la tranquilidad y el sosiego. Ahí nació la Primavera de terciopelo. Unos meses donde todo se calmó, donde se pusieron las bases para que todo esto que comenzó con protestas estudiantiles finalizara de manera pacífica y por el bien común de toda la población checoslovaca. Y se logró. Justo un año después, el 10 de diciembre de 1.990 se celebraron elecciones generales a su Parlamento.

Al igual que en la Primavera de terciopelo, espero que después de un inicio complicado respondido a tiempo con una reacción contundente, nos llegue un tiempo de tranquilidad con sus victorias y sus derrotas; pero todo esto, que venga acompañado de un importante puñado de buenas sensaciones que nos transmitan la seguridad de que todo va a salir bien. Es decir, debemos tener un invierno guerrero lleno de lucha y fidelidad a nuestras ideas para disfrutar de una Primavera de terciopelo donde recogeremos los frutos del trabajo bien realizado.

 

Baloncesto y algo más.

Guzmán Villardón.

@blog24segundos.

Ver Post >
MENÚ PARA UNA VICTORIA

Debemos reconocer que las cosas no marchan bien. Sí es verdad que el calendario en este principio de temporada no nos ha sido favorable teniendo tres enfrentamientos con equipos de Euroliga, los tres invictos y encabezando la clasificación, y dos salidas incómodas como son Estudiantes y Obradoiro.

Pero esto no nos debe impedir ver una realidad de equipo con sensaciones que nos generan dudas. Ponsarnau tiene por delante una serie compleja de deberes por hacer para poder cocinar un equipo competitivo, equilibrado y que nos lleve a la tranquilidad en la clasificación ACB, que es donde de verdad creo que le pertenece estar; aunque esto hay que ganárselo en la pista.

 

Primero: Mejorar en defensa.

 

Somos la peor defensa de la liga, y por lo general este dato suele ser indicativo de un equipo llamado a descender de categoría. Sí, es relativo porque puede que juegues a muchos puntos, pero no es el caso. Sólo vamos tres partidos y los equipos contra los que nos hemos enfrentado se deben al ataque y se olvidan de la defensa; tampoco es el caso.

Pero sea como fuere, de ninguna manera nos podemos permitir el lujo de encajar la friolera de 89 puntos por partido. De esta manera nos obligamos a nosotros mismos a tener que meter más de 90 para tener opciones de llevarnos el partido, cuando no llegamos a 75. Debemos ser más duros en defensa, utilizar más las faltas personales; somos el tercer equipo que menos faltas efectúa. Por ejemplo, Bilbao Basket es el que más hace y Madrid el cuarto.

Debemos cerrar nuestro rebote, no puede ser que más de la tercera parte de los rebotes que hay en nuestra canasta se los lleven los equipos contrarios. El dato exacto es: de 89 rebotes que ha habido en la canasta del GBC, 32 los han atrapado el equipo rival.

Por este camino no podemos seguir.

 

Segundo: Aportación de todos.

 

Muy a mi pesar creo que a día de hoy existe bastante diferencia entre el quinteto titular y lo que se viene llamando la segunda unidad. Tenemos una plantilla corta, pero debemos aprovecharla más. Los titulares juegan una media de 30 minutos por partido y del resto, tenemos a tres jugadores que juegan de 11 a 15 minutos, dos que lo hacen 7 y otro que sólo sale 3 minutos por encuentro. Motivo por el cual, llegamos muy fundidos al último y definitivo cuarto. Creo que los que empiezan el partido desde el banquillo deben dar un paso adelante. Cada uno en su justa media dentro de sus posibilidades.

Si nos vamos a los datos, de nuevo vemos que somos el quinto equipo que menos valuamos. Y vemos que, tanto contra Estudiantes como en Santiago llegamos al final del tercer cuarto con opciones, en los dos encuentros perdíamos de 7 y 6 puntos y en el último acto nos barrieron de la pista ganándonos por más de 15 y una de las razones es porque los titulares llegaron con excesivos minutos jugados al final del partido.

 

Postre: Buscar otras opciones de anotar.

 

Vivimos demasiado pendientes del tiro exterior. En especial del que se hace más allá de la línea de tres puntos. En concreto diremos que más del 37% de los tiros que efectuamos en ataque los hacemos más allá de la línea de 6,75. En mi modesta opinión es un error. O mejor dicho; echo de menos otro tipo de intento para lograr canasta.

Creo que es una pena que los dos bases que tenemos son poco tiradores, a mí me gusta este tipo de base porque me recuerdan un poco a los de antes, Solozabal y compañía, pero ese tipo de base es más adecuado en un equipo más anotador que el nuestro, a nosotros nos viene mejor un base tirador que no sólo sea “asistencial”.

Pero si hay una jugada que echo de menos esta temporada es la de balón a David en el poste bajo. Teniendo en cuenta que tenemos a uno de los mejores pívots de la ACB en esta faceta, creo que nos deberíamos inclinar más por esta jugada que tan buenos réditos nos aportó el año pasado.

Aunque en mi contra debo reconocer que estamos acertados y rondamos el 40% de canastas de tres puntos, pero creo que deberíamos hacer ataques más largos buscando un tiro más fácil o balón a la pintura para nuestros interiores.

Quizá con este artículo me gano algún enemigo, pero lo que sí os puedo garantizar es que es mi humilde opinión, sin meterme con nadie y puede que a través de ellas encontremos alguna solución para los resultados venideros y para las sensaciones que nos debe transmitir nuestro querido GBC.

 

Baloncesto y algo más.

Guzmán Villardón.

@blog24segundos.

Ver Post >
Sobre el autor 24 Segundos
Baloncesto y algo más. En este nuestro rincón del baloncesto hablaremos de este deporte, pero desde otra visión diferente. El lado humano, las historias personales, curiosidades, … Todo esto y mucho más tiene cabida en nuestro blog 24 segundos. ¡Atrévete a entrar!