Consejos para la vida diaria del paciente de Parkinson

Actualmente, se estima que más de cuatro millones de personas sufren Parkinson en el mundo. Unos 150.000 españoles padecen esta enfermedad, sin cura pero con esperanza. Desde 1997 se celebra el Día Mundial del Parkinson con el que se pretende concienciar a toda la población del alcance de esta dolencia.

Hemos leído un interesante artículo en la página de la Asociación vizcaína de Parkinson ASPARBI, donde se recomiendan una serie de consejos para faciliatr la vida de un paciente con la dolencia del Parkinson. Espero que sean de utilidad para familiares, cuidadores y pacientes de esta dolencia.

COMER

Los problemas relacionados con la alimentación contribuyen con frecuencia al malestar del enfermo. A los dificultades en los actos manuales necesarios para la alimentación pueden añadirse las de masticar y tragar.

  • Utilize copas y platos irrompibles con diseño que permita sostenerlos firmemente.
  • Use cubiertos que pesen poco ya que son más fáciles de manejar. Pueden modificarse los mangos de los cubiertos introduciéndolos en algún almohadillado de espuma tubular. A veces es mejor el uso de la cuchara que del tenedor.
  • Los alimentos con la consistencia de una papilla son más fáciles de tragar que los alimentos cortados finos o picados.
  • Si tiene dificultad para llevarse el vaso a la boca, utilice una paja flexible.
  • Cuando coma siéntese correctamente.
  • Un sorbo de agua muy fría le puede ayudar a tragar mejor ya que estimula el reflejo de la deglución.

ASEO

El cuarto de bano es un lugar peligroso que hay que acondicionar para que sea lo más seguro posible:

  • Es aconsejable instalar unos pasamanos al lado de la taza del water y de la bañera para que le sea más fácil sentarse y levantarse.
  • Instalar un banquito en la bañera que permita sentarse, lo que facilitará el baño.La bañera debe tener una superficie antideslizante.
  • Deben evitarse las alfombras en el cuarto de baño.
  • Para afeitarse es preferible una maquinilla eléctrica de manejo sencillo.
  • Si el temblor le dificulta llevar a cabo la higiene bucal utilice un cepillo con el mango recubierto de espuma.
  • Es deseable ducharse o bañarse diariamente. Si tiene un cierto grado de inmovilidad inspecciónese la piel en búsqueda de las áreas de roce especialmente las nalgas, codos, talones y cabeza.

EL VESTIDO

  • El paciente debe vestirse siempre sin ayuda, ya que constituye un ejercicio excelente.
  • Resérvese un tiempo adecuado para vestirse y desnudarse.
  • Procure estar cómodo. Si no se encuentra seguro de pie es mejor que se siente al borde de la cama o en una silla con brazos.
  • Disponga la ropa en un orden correcto y a su alcance.
  • Si tiene dificultad en ponerse una camisa o un jersey, intente colocar la prenda frente a usted, coloque sus brazos en las mangas, levante los dos brazos por encima de su cabeza y pase la cabeza por el cuello de la camisa o jersey.
  • Es aconsejable esperar a vestirse cuando la primera dosis del día haya hecho su efecto.
  • Es preferible utilizar siempre que sea posible, cremalleras, cierres de velcro o botones a presión, y zapatos mocasines.

ACTIVIDAD PROFESIONAL

Debe mantenerse el trabajo todo el tiempo que sea posible, pero si resulta muy difícil, puede intentarse reducir la jornada a tiempo parcial o bien seleccionar otro tipo de trabajo más compatible con las necesidades del momento.

Tras la jubilación, o en caso de paro laboral, es conveniente mantener alguna ocupación que exija una cierta actividad física: caminatas, jardinería, …, ya que esta enfermedad no exige reposo absoluto, sino al contrario, el mantenimiento de una vida activa contribuye a aliviar los síntomas.

TEMBLOR

El temblor puede interferir las actividades que usted realice. Para evitarlo se pueden usar las siguientes técnicas:

  • Apretar el codo de la extremidad afectada contra el costado para estabilizar la parte superior del brazo.
  • Efectuar el movimiento lo más rápidamente posible con la mano.

LEVANTARSE DE LA CAMA

  • Echado sobre su espalda coloque los brazos al lado del cuerpo.
  • Levante la cabeza de la almohada, dirija la barbilla hacia el pecho y siéntese apoyándose sobre los codos.
  • Mantenga la cabeza en la posición anterior e incorpórese progresivamente hasta sentarse apoyándose con los brazos situados detrás del cuerpo.
  • Mueva las piernas hacia el borde de la cama hasta sentarse.

ACOSTARSE

  • Siéntese en el borde de la cama, cerca de la almohada.
  • Túmbese de modo que la cabeza quede en posición correcta sobre la misma.
  • Levante las piernas sobre la cama.

ANDAR

La dificultad más corriente en esta enfermedad es arrastrar los pies al andar. Puede pasar:

  • Los pies parecen clavados en el suelo (congelación o bloqueo).
  • Los pasos se hacen muy cortos y rápidos (festinacion), el cuerpo se inclina hacia delante y sólo puede frenarse agarrándose a un objeto o persona (propulsión). Este fenómeno puede ocurrir también hacia atrás (retropulsión).

Para aliviar estos trastornos:

  • Para superar el bloqueo, debe detenerse, apoyar los talones sin inclinarse hacia atrás y empezar a andar balanceándose y sin moverse del sitio hasta que se sienta dispuesto a desplazarse hacia delante.
  • Para evitar que ocurra la festinación, debe dejar de andar cuando note que arrastra los pies. Luego debe asegurarse de que los talones estén firmes en el suelo, tener conciencia de la postura, separar los pies entre sí unos 20 centímetros para mejorar la estabilidad y cuando dé un paso apoyar primero el talón sobre el suelo y luego los dedos. Si anda cogido del brazo de alguien, éste debe andar a su lado y no delante o detrás ya que podría hacerle perder el equilibrio.
  • También puede tener algún problema cuando quiera dar la media vuelta. La solución es que no gire nunca sobre un pie o cruce las piernas. Ande describiendo un semicírculo, con los pies ligeramente separados entre sí.

LEVANTARSE DEL SUELO

Es importante que sepa levantarse del suelo, por si pierde el equilibrio y se cae y en ese momento está sólo:

  • Espere unos minutos en el suelo para recuperar la calma.
  • Si no puede levantarse por sí mismo, debe buscar primero un punto de apoyo firme (cama, silla).
  • Luego debe moverse hacia el apoyo y colocarse de manera que al lado del cuerpo más fuerte se sitúe cerca del mismo.
  • Arrodíllese paralelamente al soporte con la ayuda de los brazos.
  • Doble la rodilla del lado más fuerte poniendo el pie plano en el suelo.
  • A continuación, apóyese en el pie con la ayuda de los brazos para levantarse lo suficiente y sentarse en el soporte.
  • Siéntese bien en el mismo y descanse durante un rato antes de ponerse en pie.

Se pueden seguir los mismos pasos descritos aunque tenga una personas para ayudarle, para que ésta no tenga que efectuar todo el esfuerzo.

HABLAR

Pueden presentarse los siguiente problemas:

  • Disminución del volumen de la voz.
  • Voz monótona.
  • Dificultades de pronunciación.
  • Habla acelerada.
  • Dificultades en encontrar la palabra adecuada.

Sugerencias para mejorar la comunicación verbal:

  • Al paciente
  • Tener presente que hablar claramente ahora requiere una atención y esfuerzo deliberados.
  • Respirar antes de empezar a hablar, haciendo una pausa en cada palabra o cada pocas palabras.
  • Exagerar la pronunciación de las palabras. Comportarse como si el interlocutor fuera sordo y necesitara leer los labios.
  • Acabar diciendo la consonante final de la palabra anterior al empezar la siguiente palabra.
  • Expresar las ideas de forma escueta, empleando frases concisas.
  • Tomarse el tiempo necesario para organizar los pensamientos y planear lo que se va a decir.
  • Mirar al interlocutor. Será mucho más fácil la comunicación para ambos.
  • Recordar a familiares y amigos que lo animen a hablar alto.
  • A familiares y amigos
  • Dar al paciente la más completa atención.
  • Decir al paciente que hable frase por frase y palabra por palabra.
  • Decirle que exagere la pronunciación de las palabras.
  • Dar al paciente señales afirmativas, como asentir con la cabeza o decir “sí”, indicando que se entiende lo que se está diciendo.
  • Animar al paciente a usar frases cortas.
  • Si tiene problemas para comenzar a hablar darle tiempo para que empiece, sin interrumpir su concentración.
  • Situarse siempre frente al paciente.

Incitar al paciente a que hable en voz alta. Decirle que se imagine que la persona con quien habla está en otra habitación y que debe gritar para estar oído.

Más información

Estos consejos se han sacado de la página web de ASPARBI, Asociación de Parkinson de Vizcaya.

Todos los productos relacionados puedes adquirirlos en Aqui.

Este artículo se ha repdrocucido con permiso de la web donde se publicó.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.