Skip to content

Relaciones tóxicas

2012 junio 28
por Cecilia Casado

 

Todos sabemos lo que son los productos tóxicos; son los que contienen una cosa llamada VENENO y que, en consecuencia,  hay que utilizar con pinzas cuando no queda otro remedio que usarlos. Suelen ser necesarios para erradicar un mal mayor, como los limpiadores y ciertos medicamentos. Luego están las drogas permitidas y legales (como alcohol y tabaco) y las otras, las que lo destruyen todo directamente. ¿Quién necesita aleccionarse en contra de tanto producto tóxico si ya está todo dicho al respecto?

Pero de lo que no se habla apenas es de las relaciones tóxicas. ¿Puede un ser humano ser “tóxico” para los demás? Pues por supuesto, faltaría más…

 

¿Quién no conoce a alguien que tiene por dentro ese “veneno” que inocula a quienes se descuidan? Veneno llamado envidia, celos, rabia, resentimiento, infelicidad y baja autoestima. Y esa persona que así está conformada y así se mantiene no puede evitar que los demás se den cuenta de lo que tiene por dentro. Al igual que una gripe o un gran resfriado, los virus y microbios flotan alrededor del “enfermo” y van entrando en el espacio vital de quienes le rodean, contagiándoles e invadiéndoles.

 Una relación tóxica es aquella que nos envenena de a poquitos. Una relación tóxica es la que mantenemos con personas que no nos quieren y de las que no terminamos de separarnos. Puede ser cualquiera, no hace falta mirar dentro de la pareja necesariamente, porque las personas tóxicas no siempre se casan o no siempre tienen hijos y además casi nunca tienen muchos amigos.

 El problema es cuando estamos ahí, en medio de una relación que se ha ido envenenando con el paso del tiempo y de la que cuesta muchísimo salir, casi siempre por miedo a hacer daño o a perder algo que hemos considerado valioso para nosotros.

 Pero ocurre como con las cajetillas de tabaco; que por mucho que ponga avisos de peligro, los fumadores siguen haciendo caso omiso. También hay personas que llevan en su rostro el cartelito invisible que pone “Puedo matar” o “Soy seriamente perjudicial para tu salud” y, no nos engañemos, o vemos o lo intuimos, pero seguimos estando ahí, a su lado.

 La mayoría de las veces son personas infelices que, como no saben manejar sus carencias y desprenderse de ellas, se dedican a proyectar hacia los demás lo que sienten por dentro. Y si lo que proyectan no es bueno sino malo, es imposible dejar de percibirlo y  que nos afecte.

 Ocurre pues que se sigue tratando a alguien así por una especie de cariño, en el sentido de que nos da pena ver que esa persona no tiene a nadie más que a nosotros (error estúpido por nuestra parte) o creer equivocadamente que valen de algo restos de relaciones pasadas, brasas escondidas o, simplemente, recuerdos en común. Pero nada de esto es cierto, son nuestros propios miedos a enfrentarnos con quien no nos hace ningún bien aunque de vez en cuando tengamos que intoxicarnos un rato con su presencia. Pensamos, “bueno, ya he cumplido, hasta la próxima” y así, poco a poco, vamos permitiendo que se inocule SU veneno en nuestra alma hasta que creemos estar vacunados… y seamos como no queremos ser.

 Afortunadamente, la vida nos pone a todos en nuestro sitio sin remisión y nos envía avisos incuestionables que nos obligan a tomar decisiones que estaban larvadas en nuestro interior, aunque no nos atreviéramos a dar el paso definitivo.

 Y cuando ocurre la catarsis, el disgusto, la pelea o todo salta por los aires…hay que aprovechar y echar a correr en dirección contraria y alejarse definitivamente de ese veneno que hemos mantenido junto a nosotros. Hay que atreverse a ROMPER definitivamente la relación, por propia dignidad y por preservar nuestra autoestima.

 La responsabilidad de mantener una relación tóxica no es de la otra persona, sino nuestra únicamente.

 Huimos, atacamos o nos doblegamos. No queda otra.

 En fin. * La última que me quedaba ardió el sábado pasado en la hoguera de San Juan.

 LaAlquimista

 Por si alguien desea contactar:

Laalquimista99@hotmail.com

  • Juan Manuel

    Buenas noches :) Yo vivo aquí :) )))
    Lo que estoy aprendiendo de Física con JoseRa y su efecto túnel y sobre biología con Cecilia y su definición de la microbiología sobe el veneno “que inoculan a quienes se descuidan”.
    Quiero aclarar que hay tóxicas pasivas y tóxicas agresivas, por llamarlas de alguna manera (aunque es mejor olvidarlas de una vez). Y las dos se han descrito en este post genialmente ilustrado y redactado arriba.
    En mi primera clasificación, las tóxicas pasivas son aquellas que parecen no querer salir de su agujero, y te lo describen con toda suerte de detalles una y mil veces. Cualquier tentativa de proporcionarles aliento es rápidamente fagocitada para su propio automantenimiento. Tu vas en contra del autocumplimiento de sus profecías. Por decirlo de alguna manera inmisericorde: aburren.
    Las tóxicas agresivas se ajustan más a la definición dada en términos biológicos, así que pasan a la acción. Son realmente peligrosas. Imagínalas como una estrella a punto de convertirse en supernova, pero sin vomitar el polvo interestelar hacia afuera. El resultado, es que despistan mucho puesto que puedes llegar a ver una estrella donde sólo hay la crónica anunciada de un vómito estelar. El truco consiste en que te lo vomitan en clave “rayito de sol”.
    Es muy fácil detectarlas (después de unos 20 años aproximadamente). Pero el antídoto llega.

    Para las aburridas:
    perdon las tóxicas pasivas. Cuando se lamenten, recomiéndales que no hagan nada para cambiar, que se queden en su malestar, y que es lo mejor para ellas y lo mucho que las envidias por vivir como viven. Tan sólo espera a verles su cara de póker. Eso sí, espera esa cara poniéndoles tu mejor sonrisa modelo “Lucky Luke”.

    Para las agresivas:
    Inventáte un guerra termonuclear, y diles que el proyectil ha caído justo encima tu casa. Cuéntales que le llamas desde el hospital. Y que la estás esperando con los brazos abiertos (en canal). No sólo no irán a visitarte, se inventarán cualquier pretexto y, no satisfechas (nunca lo están), te harán culpable de todas las bombas atómicas caídas sobre la tierra. No les interrumpas cuando traten de explicarte eso. En un futuro podrá servirte como fuente de inspiración para un personaje de comic.

    Y luego dale al botón POWEROFF.
    Apreciada Cecilia, queda mucho más que huir, atacar o doblegarnos: POWEROFF.

    Buenas noches.

  • mara

    Egunoooon,

    Alqui, me quedo pensando si estoy siendo tóxica ….. con alguien .

    ¿ Como crees se se puede dar una cuenta ?.

    Hasta luego.

  • Cecilia Casado

    Juan Manuel

    Interesante y divertidas tus definiciones…
    Pero te olvidas de una cosa: ese tipo de relaciones, la mayoría de las veces, somos NOSOTROS MISMOS quienes las mantenemos dentro del círculo del que nos cuesta sacarlas, por más que nos desgarren por dentro.
    Lo difícil no es identificarlas, sino atreverse a dejarlas de lado.
    Apartarlas de nuestra vida para siempre.
    Pero ese es otro tema, por supuesto…
    Un abrazo.
    Alqui.

  • xiribita

    Personas infelices y egoistas que ni viven ni dejan vivir…
    ¿ quien no ha conocido o vivido alguna relación de pareja que ” ni contigo ni sin ti”
    y que las personas a veces parecemos un poco masoquistas, si no, no se entiende….

  • Cecilia Casado

    Mara
    Uffff
    !Menuda preguntita! !Justo en mitad de la diana…!
    Había pensado decirte: “y yo qué sé…”, pero la verdad es que sí sé…pero lo personal no siempre es bueno para todos…ni efectivo.
    Creo que cuando estamos siendo tóxicos para alguien hay síntomas inequívocos que podemos pasar por alto fácilmente.
    Es cuando… la relación no es fluída y nos damos cuenta de que no nos reclaman, no nos llaman, no nos requieren, no buscan nuestra compañía como antes. Cuando llamamos más de lo que nos llaman y exigimos más de lo que nos dan.
    Pero, OJO, eso no quiere decir que el veneno esté ahí, en nuestro interior, sino que esa otra persona no se siente cómoda en nuestra compañía. ¿Por qué? Esa es la cuestión.
    Si hay algún veneno dentro de nosotras, ESO lo sabemos desde siempre. No podemos permitirnos el lujo indecente de criticar en los demás lo que nosotros tenemos dentro, ser jueces benévolos de la propia actuación…no conduce a buen fin.
    A veces, esa “toxicidad” va inherente a la forma de ser, al temperamento de la persona y es muy difícil separarla, aislarla, para tratarla, como si fuera un virus.
    Casi con toda seguridad que todos en algún momento hemos sido o somos tóxicos para otras personas…y detectarlo es una gran labor de introspección, pero que requiere también de la mirada del otro.
    Vamos, que es un asunto difícil… pero creo que basta con mirar hacia las relaciones que no fluyen como debieran. Ahí y sólo ahí puede estar la madre del cordero…
    Y no siempre es “bueno” intentar hacer que las relaciones fluyan. ¿qué arrogancia sería ésa de pretender caer bien a todo el mundo o que todos nos aprecien y nos quieran…?
    Pues eso.
    Complicado, la verdad…
    Feliz día con reflexiones.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Xiribita

    “Personas infelices y egoistas” ???
    ¿Estás segura de que esas personas se ven a sí mismas como “infelices y egoistas”?
    Mucho me temo…que NO.
    Porque si reconocieran su infelicidad buscarían el origen de la misma, tirarían del hilo que conduce al ovillo y desenredarían la maraña. ¿Conoces a muchas personas egoistas que sean capaces de DARSE CUENTA de que son egoistas?
    Y de poco servirá que nadie se lohaga ver.
    Comprenderse a sí mismo conlleva un terrible trabajo de autofustigación y despellejamiento mental y psicológico.
    Personalmente, sólo he sido capaz de llevarlo a cabo apoyándome en la terapia psicológica. Mis mayores logros personales me han costado mucho tiempo y dinero, pero…¿para eso está, no? (el tiempo y el dinero, digo)
    Ese pseudo-masoquismo al que haces referencia no es más que DESCONOCIMIENTO de uno mismo; capas ocultas que están por desvelar y que es IMPOSIBLE arrancarlas uno solo… como cuando el motor de un coche se gripa… o se tira o se arregla, pero hace falta un buen mecánico, no basta con ser buen conductor…
    En fin.
    Que me enrollo y he vuelto a caer en los brazos de Murakami… !y eso sí que me da placer!
    Besos desde el otro mar, que cada vez que me baño pienso que estás “ahí enfrente2.
    Alqui.

  • Juan Manuel

    Mara, me permito opinar.

    Valore de 1 a 4 la respuesta que considere más oportuna a la pregunta.
    ¿Cómo cree que tiene el rostro el sujeto en cuestión?
    1. Nada demacrado.
    2. Medianamente demacrado.
    3. Muy demacrado.
    4. Totalmente demacrado.
    Egunon.

  • patxipe

    Muy buenos días, Alqui, muy buenos días a todos,
    Hace años había una periodista, muy mayor, y que se caracterizaba por fumar siempre en pipa. Había trabajado en El caso, y recuerdo que en una entrevista dijo que ella estaba segura que había personas, malas por naturaleza, que lo único que buscaban en esta vida era encontrar a alguien que les matara…
    Quizás, se pueda aplicar ésto en el contexto de personas tóxicas.
    El problema de las relaciones de este tipo, es que hay muchos puntos de vista, tantos como seres humanos, y quizás podamos ser nosotros tóxicos para otros, a pesar de nuestra presunta buena voluntad.
    A lo mejor nos sentiríamos como el personaje de Bruce Willis en “El sexto sentido” al comprender el verdadero significado de la frase “A veces veo muertos”.
    Un abrazo, Alqui, y un abrazo a todos.
    http://patxipe.blogspot.com.es/2012/06/de-peliculas-x-in-seguridad-social.html

  • Juan Manuel

    Aclarar una cosa. Cecilia ha tratado esta vez un tema, que tengo especialmente presente en este momento vital.
    Os ruego, si podéis, tolerar mis ironías y, hasta cierto punto cómica mordacidad.
    No os conozco lo suficiente y mucho menos vuestras vidas.
    Tened por seguro que mis comentarios -en este asunto- hablan más de mi que lo que os trate de decir a vosotros personalmente.
    (Aunque si ayuda y os hace reir, mejor que mejor).
    Besos.

  • patxipe

    Se me ha olvidado mencionar el nombre de la periodista en cuestión, se llamaba Margarita Landi. Perdón por la omisión.

  • Juan Manuel

    Cecilia, gracias por compartirte en tus comentarios.
    Cada caso goza de su especificidad, como tu bien sabes.
    En mi caso, el problema ha sido al revés, no darme cuenta, antes que no saber salir.
    De darme cuenta, habría tardado unos 10 segundos en salirme (tiempo que se tarda en recorrer el camino hasta la puerta).
    Un abrazo.

  • mara

    Juan Manuel, tutéeme por favor.

    El contenido de su respuesta a mi comentario, no me ayuda nada.

    El “sujeto en cuestión” soy yo misma , tengo el rostro y la expresión fresca y lozana, …como una manzana, pero sigo con la misma duda .

    ¿ Estaré inconscientemente envenenando a alguien?

    Sé que conscientemente , no.

  • mara

    Alqui,

    Nuestra relación (tuya y mía ) es de “aquella manera”… mi duda ES…¿ te estoy intoxicando con mi proceder ?.

    Cada vez necesito los temas más claros, los que a mí me interesan ! claro ¡.

    Hoy parece que vamos a tener un día larguito.

  • Juan Manuel

    Mara,
    pues eso, ese alguien al que podrás estar o no, inconscientemente envenenando, es el sujeto en cuestión sobre el que hacer la pregunta. ¿O no hay sospechas previas de quien pueda ser?. (Que también puede ocurrir).
    Egunon pa ti.

  • Juan Manuel

    Ah, que es Alqui (parece …). ¿Qué sutil, no?.
    Intuyo que Alqui a estas alturas, no va de sparring de nadie.
    Yo que tu, andaría tranquila. Pero claro, lo tendrá que decir ella misma.

  • Marina

    ¿Somos tan puros de no creernos alguna vez en la vida, en algún momento tóxicos o, como dicen “tóxicas pasivas o agresivas? “Que bien se escribe en femenino” ¿Por qué no tóxicos agresivos o pasivos? ¡Bueno, que más da! Si, pienso que todos en esta vida aunque sea por un instante lo somos, es la única forma de darnos cuenta y rectificar que es de sabios. Puede que sea conscientemente o no, pero como se suele decir “El que este libre de pecado que tire la primera piedra” ¿Cuántas veces, en alguna ocasión, no hemos dicho, que veneno tiene esa o ese? ¿Quién me dice que no soy o, haya sido veneno para alguien?
    Besos y abrazos amorosos a todos

  • Marina

    No se porque, pero Juan Manuel me recuerda a alguien ¿Porque sera? No pasa nada, solo que le doy al bolo. Besitos y sin acritud

  • Imanol

    Leyendo ahora un comentario al post de ayer de Mirena ( bienvenida al blog ) , me ha hecho meditar sobre las relaciones tóxicas que acarreamos sin saber como deshacernos de ellas .
    Concretamente se trata de esas relaciones ( amigos? , familia …) que no tenemos claro hasta qué punto son realmente tóxicas para nosotros hasta que se produce una circustancia vital en nuestras vidas ( como puede ser el caso de una separación , ánimo “T” una vez más ) .
    Lo he constatado en mis propias carnes , que en estos casos se amplifica nuestra capacidad de interpretación y sensibilidad ante nuestra red de relaciones personales . Los amigos de verdad aparecen solos , sin llamarlos , simplemente para estar a tu lado y solo eso es ya suficiente . Los otros amigos “tóxicos” te los encuentras de casualidad y con una palmadita en la espalda te dicen . “tranquilo que por eso no se cae el mundo , la vida sigue ….” te hacen unas cuantas preguntas “tóxicas” para satisfacer su morbo , se dan la vuelta y se van .
    Luego está la familia política , en muchos casos (el mío entre ellos ) saltan al campo para jugar el partido aplicando sus particulares reglas de juego , desprestigiando y esparciendo mierda sobre tí sin importarles un bledo las repercusiones que puedan tener sobre ti , sobre tus hijos etc .
    Lo bueno que tiene esto , es que es temporal y como bien dice Cecilia la vida nos pone a cada uno en su sitio , por lo que tras capear el temporal , se aclara el horizonte y sobre todo las ideas . Ponemos en orden sin margen de error nuestra particular lista de amigos y relaciones plenamente saludables . Yo en mi lista así lo he hecho , finalmente se cayeron solas de mi lista un grupito de 5 personas (ni una más , ni una menos) que han pasado simplemente a desaparecer de mi entorno de relaciones . No tengo interés alguno en esas personas que no me aportan nada positivo .

    Imanol

  • Cecilia Casado

    Patxipe
    Sin llegar al extremo de laperiodista, yo también he sentido frente a algunas personas que estaban pidiendo a gritos que las dejasen solas, abandonadas y condenadas al ostracismo.
    Pero es este un tema peliagudo… e invita a la reflexión y la autocrítica, como bien están apuntando los participantes.

    Un fuerte abrazo y en cuanto me tome el té me voy a pasear por la playa, que corre mucha brisa.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Juan Manuel
    Pues nada, leña al mono.
    Aquí estamos para aprender aunque sea a zurriagazos (virtuales).
    Personalmente, he estado lidiando con mi última (creo) relación tóxica hasta hace un mes más o menos.
    Aire.
    y mucha salud.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Mara
    Mi respuesta es rotunda: en absoluto me estás intoxicando con tu proceder.
    Ahora bien; si lo nuestro fuera una relación REAL, en vez de VIRTUAL, tendríamos mucho que trabajar para mantenerla.
    Somos -aparentemente- un par de ciervos en plena berrea :-)
    Un fuerte abrazo y tranquila chica, que yo sigo feliz como una lombriz.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Marina
    Bah, no le des importancia a un “masculino” o “femenino” de más o de menos… que todos sabemos que hombres y mujeres mantienen el veneno por igual cuando de ser tóxico se trata. Ni siquiera hace falta ser esposo o esposa, basta con estar poco evolucionado interiormente…
    A mí también me han acusado de ser tóxica en algunas ocasiones por parte de una persona muy cercana. Nunca llegamos a aclararlo, porque cada una defendíamos nuestra posición, pero lo que sí fue a misa, fue el hecho de no tener interés en estar recomponiendo la relación una y otra vez, así que lo dejamos correr…y tú por tu camino y yo por el mío.
    Coincidiendo en la ausencia de ganas de volver a relacionarnos. ¿Quedó sin aclarar la situación? Posiblemente, pero el desgaste era grande y decidimos que no valía la pena.
    Así de sencillo.
    Si tú eres veneno para alguien… ojalá que te lo digan y sepas a qué atenerte !!!
    Lo malo es cuando se callan las cosas y se va rumiando rencor, rabia u odio por dentro…
    Un besazo hada con gafas.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Imanol
    Al principio duele deshacerse de personas allegadas durante muchos años. Pero luego se respira mucho mejor y cuando echas la vista atrás te preguntas…¿cómo fui capaz de mantener esta o aquella relación durante tanto tiempo si no me aportaba más que desasosiego y malestar?
    Creemos que sentimos cariño hacia personas de nuestro entorno y en realidad no las amamos en absoluto, pero parece que nos avergoncemos de ello y, claro, seguimos tirando del carro por…el qué dirán, inercia o miedo puro y duro.
    Hay que ser valiente -como fue valiente ayer mi amiga T- y saber decir: basta.
    Hasta aqui hemos llegado.
    Un fuerte abrazo y al pan, pan y al vino…como locos!
    Alqui.

  • Juan Manuel

    Marina.
    ¿Pongamos que le ha debido traicionar el subconsciente prejuzgadoril?. Me explico:
    Las tóxicas pasivas (Las PERSONAS).
    Las tóxicas agresivas (Las PERSONAS).
    Tengo presente el género gramátical no marcado, desde antes que algunos comunicadores y políticos justificaran su sueldo.

    Y, por otra parte, cuando leo cosas como:
    “Si, pienso que todos en esta vida aunque sea por un instante lo somos, ” …
    he de decir que el tipo de afirmaciones consistente en hablar por boca de todos, cuando menos, me dan un poquito de repelús.

    Y una cosa más. Como he aclarado antes mi comentario donde clasificaba a las personas tóxicas, estaba en clave de humor, pero me gustaría precisar algo importante al menos para mi.
    He cometido un error (y sé el motivo pero es personal); hablo de conductas, no de personas. Las conductas son ponderables, las personas son intocables. Por lo que quise decir:
    Las conductas tóxicas pasivas.
    Las conductas tóxicas agresivas.
    Un abrazo.

  • Juan Manuel

    Imanol.
    No sabe usted el bien que me hace, con lo que tan atinadamente ha expresado en “en estos casos se amplifica nuestra capacidad de interpretación”. Yo mismo experimenté esa sensación hace no demasiado tiemp.
    ¿Sabes que imagen gráfica se me vino a la mente?. Un calendario-agenda de esos pequeños de dos hojas que se ponen en los escritorios (que yo nunca utilizo y devuelvo). Vi como pasaban hacia atrás, vertiginósamente, las hojas de la agenda, movidas por un vendaval imaginario. Se detuvo inerte y sin vida allí en el pasado hace ahora tantos años, que aposté por un vínculo que sólo estuvo en mi imaginación.
    Se le lee bien. Podría explicárselo “intelectualmente” pero prefiero hacerle llegar, que sus parráfos, sencillamente, transmiten música.

    Un abrazo.
    Juan Manuel.

  • Cecilia Casado

    JUAN MANUELGentil Candela.
    No hay por qué disculparse, cuando se trata de compartir y confrontar ideas en buena lid.
    Gracias por hacerme llegar de forma más precisa tus ideas de “generación”.
    Una vez aclarado, paso a desgranar lo siguiente:

    Tildar a un generalidad de sujetos, etiquetar a un grupo, y estigmatizar a una población, es una pócima envenenada (estamos con la toxicidad en estos momentos) de muy fácil receta:
    a) un mucho de inseguridad y miedo (necesitamos agarrarnos a conceptos familiares y manejables)
    b) un muy poco de empirismo (generalizar es extrapolar, un simple algoritmo por el que a partir de una muestra, se calcula matemáticamente el resto).
    c) y mucho de pereza (me quedo con los blancos y negros, que los grises me dan mucho trabajo).
    Cuando generalizas haces prevalecer tu Yo-Terruño (¡toma ya!) para adoptar una especial afición por las matemáticas y estadísticas pero poca por los seres humanos, de los de verdad.
    DICE:…

  • mara

    Alqui…que no Cecilia :-)

    Mi duda ha quedado aclarada. Gracias

    Me dices …..”Ahora bien; si lo nuestro fuera una relación REAL, en vez de VIRTUAL, tendríamos mucho que trabajar para mantenerla.”

    Hace ya como un par de años te comenté que deseaba que nuestra relación fuera VIRTUAL, …barruntaba que de otra forma probablemente sería complicada, y así está ocurriendo.

    No tengo energías ni ganas de “hacer ” que una relación me suponga “un gran trabajo”, creo que a las dos ( al menos a mi ) nos está suponiendo una experiencia positiva … la ” berrea”
    :-) ) que nos traemos y estamos aprendiendo la una de la otra ( al menos yo).

    Quería cerciorarme de lo del tema de hoy, por si tenía que quitarme de en medio. :-( (

    Bueno , me voy a la cocina, que hoy también cenamos :-) )

    Gabon.

  • Juan Manuel

    Mara. Tara.
    Voy a tener que hacer los deberes, porque leo Mara y leo Tara, y construyo una entidad cibernética de orden superior suma de ambas, que bien podría llamarse “Tamara”.
    Pero no es de lo que se trata.
    Mara: ¡que te diviertas en los fogones!.¿Rico, rico?
    Nota: la invitación a una mujer para que se divierta en los fogones, no conlleva lenguaje sexista marcado.
    Ay, Dios mio!.

  • JoseRa

    Marina, por favor, cuando leemos “toxicas” leemos “relaciones, personas” no “ellas”, es decir, independientes del sexo. No empecemos con las politicamentecorrecciones de tóxicas y tóxicos, personas y personos.(con todo el cariño del mundo se lo digo, oiga)

    Juan Manuel, no justifique lo injustificable, por favor. (me refiero al sueldo de los políticos.)
    y no se fustigue, que no fue que no supo darse cuenta (creo que por esa situación hemos pasado unos cuantos y unas cuantas)

    Vayamos al símil alimenticio.
    Algo te gusta, te va bien y encima es sano (al principio). Pero puede pasar que ese alimento con el paso del tiempo, alguno de sus componentes se vaya acumulando en tu organismo, de tal guisa que al principio de los síntomas, ese malestar lo achacamos a algo externo y pasajero. Cuando se va convirtiendo (por efecto acumulativo) en más intenso y de mayor duración, creemos que es algo crónico, acudimos a profesionales o a remedios caseros para intentar “curarnos” pero no podemos echarle la culpa a eso que nos gusta tanto y que es tan sano. Únicamente en las fases terminales de dicha intoxicación, cuando ya nuestro cuerpo está a punto del colapso, podemos tener la claridad mental de reconocer la auténtica causa de nuestro envenenamiento, y tomar medidas…o dejarnos morir.

    No hay cura. No hay antídoto. Los antihistamínicos ya no funcionan. Sólo hay una salida. Dejar de tomar ese producto. Que sí, que sí; que para muchos será bueno y todo lo que quieras, pero que a nosotros casi nos mata.

    Respecto al enjundioso tema de que si todos y cada uno de nosotros somos portadores de cierta cantidad de tóxicos, pues…
    El perejil, es un condimento que realza el sabor de casi todos los platos añadiéndole además un toque aromático; tomado en grandes cantidades…es tóxico. Al igual que casi todas las especias.
    Simplificando

    Un saludo a todos.

  • Juan Manuel

    Pretender saber como piensan los demás, eso de erigirse por boca de todos, y dar por sentado lo que hemos hecho o no alguna vez y que todos hemos caído en bla, bla, bla (ya no va por ti, Marina; es por ser un tema enjundioso), es un error cognitivo dentro de la lista clásica de errores cognitivos (Curso de Psicología, nivel I; está visto que me ha dado por los niveles.)
    Paso a compartirlo para quien disfrute con ello:
    Distorsión cognitiva: Leer el pensamiento (proyección o interpretación de pensamiento)
    Por qué es irracional: Creer saber lo que piensan los demás y por qué se comportan de la forma en que lo hacen.
    Alternativa racional: Las opiniones que puedas tener sobre los demás son hipótesis que tendrás que comprobar con evidencias y confirmaciones. Duda de tus opiniones hasta que tengas claras confirmaciones de ellas.
    Por ahí, podéis encontrar “cientos”, y “cientos” (las comillas son intencionales) de sitios con una lista más completa sobre los errores (o distorsiones) cognitivo(a)s.
    ¿No os recuerda al tercer acuerdo?
    Os aseguro que salvan vidas!.
    Enjundiosamente.
    Juan Manuel.

  • Joxepaximur

    ! Joe Alki !
    He leído tu post. Vale. Aunque me ha sorprendido un poco.
    He leído los 29 comentarios (hasta aqui) y……………………….. !vaya rollo! Mucho “sasipsicólogo” teemos en esta feria ultimamente……………….. Bueno voy a leer, pero no voy a comentar nada. No sé leer suficientemente “entre líneas” y estoy un poco “mouche”.

    O sea que, gabon eta ondo lo egin to everybody. A demain. Esta que lo es. Joxepa.

  • tara

    De un tiempo a esta parte oigo mucho eso de personas tóxicas, un eufemismo me parece, que son simplemente gente MALA, puñetera, egoísta, retorcida, mentirosa, narcisista, manipuladora, envidiosa y sí la hay a montones.

    Pero tengo el convencimiento que este tipo de personas tiene el poder que nosotros les damos, les damos cuando les otorgamos nuestra confianza, nuestra sinceridad, nuestro cariño.

    Y como el veneno depende de la dosis, pues cuanto menos “tomemos” de el mejor. Así que esta gente cuanto mas lejos mejor, sea familia, amigos, o compañeros.

    Lo mas difícil es identificarlos, para ello es bueno tener “olfato” mira los perros como se acercan a algunas personas y en cambio huyen de otras, esa percepción animal que algunos desarrollamos mas que otros, porque quizá sustituyan a otras cualidades que no tenemos, o que quizá se haya desarrollado porque nuestra vida no ha sido fácil, la cosa es que una vez identificadas hay que “aislarlas” con nuestra indiferencia, si no nos queda mas remedio que frecuentarlos (familia, compañeros etc) “desconectar” ante sus comentarios y divagaciones.

    El fruto de la gente mala es el dolor de los que le rodean y su campo de cultivo la baja autoestima .

  • Juan Manuel

    Tara.
    Me pregunto por qué los que inoculan no se atrevieron a crear su “día del orgullo tóxico”.
    Su caracter invisible es ilustrativo.
    Y gabón.

  • JoseRa

    no sé que demonios le pasa hoy al servidor del diario txasko, o en su defecto a su “fabuloso” programa.
    puedo dar fe de que si es por mi culpa, será que con los tres ordenadores que lo estoy intentando, a los tres les pasa lo mismo.

    en fin. cosas de la tesnolojía

    Juan Manuel. Talmente de acuerdo con usted, talmente.

    otro saludo y hasta mañana. …San Viernes…¡Bien!

  • tara

    Tú tóxica Marina? ja,ja,ja, tan tóxica como lo puede ser un buen trozo de chocolate, que se va derritiendo contra el paladar y sientes la gloria en la lengua y te suben las endorfinas….Igual de tóxica eres tú chavala!!!

  • yurre

    Buenas noches!!
    Sin entrar en profundidades, creo que todos hemos sentido alguna o muchas veces que la persona que estaba a nuestro lado no nos hacía ningún bien. Son personas que te van minando la confianza, te crean inseguridad y es un proceso lento, a veces te dan una de cal y otra de arena para disimular su verdadera naturaleza. Te hacen creer que son tu tabla de salvación y en realidad lo que hacen es ir atándote piedrecitas a los pies para que no puedas sacar la cabeza del agua
    Creo que ahora ya es fácil distinguirlas, son personas que cuando quedas con ellas, te das cuenta de que te has quedado peor de lo que estabas antes de encontrártelas. Y ahí, cuando te das cuenta de ello, es cuando como dice Alqui, entra nuestra responsabilidad, nuestra decisión de seguir manteniendo esa relación o no.
    Al hilo de esto y del post de ayer, os transcribo un párrafo del libro ” El tiempo entre costuras”. Si bien se refiere mas a las relaciones de pareja, puede ser revelador.

    ” Uno de los efectos del enamoramiento loco y obcecado es que anula los sentidos para percibir lo que acontece a tu alrededor. Corta al ras la sensibilidad, la capacidad para la percepción. Te obliga a concentrar tanto la atención en un ser único que te aísla del resto del universo, te aprisiona dentro de una coraza y te mantiene al margen de otras realidades aunque estas transcurran a dos palmos de tu cara”

    Felicidades sister, por haber sabido echar al fuego tu última relación tóxica. Así luces tu de esplendorosa.

    Un abrazo

  • Joxepaximur

    ¿Quien ha borrado mi comentario?

  • Cecilia Casado

    Joxepaximur wrote:

    ! Joe Alki !
    He leído tu post. Vale. Aunque me ha sorprendido un poco.
    He leído los 29 comentarios (hasta aqui) y……………………….. !vaya rollo! Mucho “sasipsicólogo” teemos en esta feria ultimamente……………….. Bueno voy a leer, pero no voy a comentar nada. No sé leer suficientemente “entre líneas” y estoy un poco “mouche”.

    O sea que, gabon eta ondo lo egin to everybody. A demain. Esta que lo es. Joxepa

    (por tu tranquilidad, lo vuelvo a poner, Joxepa)

  • tara

    Joxepa yo también estoy mucho “mouche” ji,ji,ji

  • Juan Manuel

    Josepaximur.
    ¿Nos gusta censurar pero no que no lo hagan con nosotros?.

    censura.
    (Del lat. censūra).
    1. f. Dictamen y juicio que se hace o da acerca de una obra o escrito: . He leído los 29 comentarios (hasta aqui) y………………………..
    2. f. Nota, corrección o reprobación de algo: Mucho “sasipsicólogo”
    3. f. Murmuración, detracción: teemos en esta feria ultimamente.

  • theresa

    ¿Pero son los demás siempre los tóxicos? Y si es así, si hay tanta gente puñetera, ¿cómo se ve a tantos hombre y mujeres en grupo, en cuadrilla? ¿Será que han tenido la suerte de llevarse bien o es que tienen una enorme paciencia y no quieren estar solos jamás? Estas preguntas no tienen intención irónica, de reproche, no, no. Es un asunto que me inquieta de veras. Aprovecho para enviaros un saludo cariñoso a todos, y, a Alqui, un besazo.

  • Juan Manuel

    theresa.
    por si te sirve a tu pregunta de ¿son los demás siempre los tóxicos?
    Yo lo abordaría desde el lado del trabajo interior.
    La conducta tóxica denota un escaso auto conocimiento, sin dejar de lado a la gente sencilla que no resulta tóxica de forma espontánea y natural.
    Así que te devolvería tu pregunta, con esta otra:
    ¿Los demás hacen siempre su trabajo interior?.
    Evidentemente, no.
    Los otros demás, no es que sean perfectos, pero: “Con cada día uno aprende…”.
    No sé si así logras ver dos tendencias al menos.

    Y respeto al mantenimiento de grupos, la pregunta es un poco amplia, pero así por adelantar alguna idea, se me ocurre que esas cuadrillas, como dices,, se constituyen por libre elección, normalmente.

    Yurre.
    “cuando quedas con ellas, te das cuenta de que te has quedado peor de lo que estabas antes de encontrártelas”.
    Esa fue mi primera señal de alarma y el principio del fin. Cuántas veces, empezaba a decírmelo a mi mismo, con tus propias palabras. Y es cierto, es una cuestión de responsabilidad. Gracias por compartir.

  • Marina

    Mea culpa, mea culpa. Entre Juan Manuel y Josera, me he quedado con complejo de sándwich. Siempre agradezco el aprender.
    Buenas noches, mis “Maestros”, buenas noches, mi pequeña saltamontes (esa es la menda)
    Sin acritud ¡eh! vale

  • mara

    !Ay Señor ¡

    Tengo la cabeza como un…. Bombo.

    ! Que agusto voy a cerrar los ojitos ¡

    Hummmm… Gabón.

  • Paki

    Hola , si me permitis me gustaria dar mi opinion sobre las relaciones toxicas .,en un momneto determinado yo creo que incoscientemente cualquier persona puede ser toxica , lo peligroso es dejarse atrapar y se hace de manera consciente , de que el sujeto/a se de cuenta de que lo hace y no intente remediarlo , yo creo que son : mujeres y hombres de baja autoestima y retorcidas , cuando te atrapan no tienen piedad y si un corazon duro y frio como un tempano , pero como dice Alqui , nosotras somos unica y exclusivamente las /los responsables , aunque intentes ayudarles , comprenderles y acompañarles .. no les sirve de nada . no hace un barrido interior en ningun momento …bueno por lo menos no lo dicen y creen no equivocarse … no hay por donde agarrarlos , y yo me pregunto , como acabaran en su vida? SOLOS , bueno esta es mi opnion , gracias por leerme .un beso

  • Cecilia Casado

    Mara
    Tú has sacado el tema… yo no.
    Un abrazo y felices sueños.
    alqui.

  • Cecilia Casado

    JoseRa
    Me he perdido en sus símiles, analogías y ejemplos. Al final supongo que todos estamos de acuerdo aunque hablemos del tema desde diferentes ángulos.
    No sé; me ha hecho usted perderme en el último cruce.
    Abrazo nocturno.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Juan Manuel
    Manía tenemos de andar siempre haciendo suposiciones…
    En fin. Mejor dejarlo estar quietecito y no meneallo.
    Feliz noche con insomnio hoy.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Joxepa
    ¿Por qué estás mosca?
    No veo el motivo.
    Ya he publicado la cuarte entrega de mi Carnet de Voyage in London. Ya verás como no hay comentarios apenas y puedes respirar, jeje.
    Besos.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Tara
    Pues vas a tener más razón que un santo, que aquí con tanto término políticamente correcto y demás zarandajas hemos dejado de llamar a las cosas por su nombre. Has dicho bien: personas MALAS y sanseacabó.

    Tienen poder (y mucho) sobre nosotros, los que nos hemos dejado dominar por las razones que cada uno conoce y que no es cuestión de airear aquí.

    Personas implacables con el´prójimo y sobre todo, muy, peroq ue muy mentirosas, llegando incluso a la calumnia que defienden como la verdad absoluta.

    Hay que alejarse al precio que sea (y el precio suele ser carísimo en algunas ocasiones, me consta).

    Besos contentos, porque veo que no estoy sola en esto.

    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Yurre
    Lo que está claro -para mí- es que hace falta cumplir muchos lustros para darse cuenta de ciertas situaciones que hemos considerado como inamovibles y ser capaces de cortarlas o darles la vuelta.
    !Ya va siendo hora de que dejen de tocarnos las narices…!
    Uy, que me exalto. Perdón.
    Me parece que me voy a ir a dar un paseo con Elur hasta la playa. Total, ya que no tengo sueño,… (pero si le despierto al pobre animalico, con lo feliz que duerme…¿no me odiará?)
    Enfin.
    Kisses, sister.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Theresa
    Grupos, cuadrillas, amigos y amiguetes.
    La mayoría de las personas que conocemos son personas buenas y positivas; es decir, que interactúan con nosotros desde la bondad, no desde la maldad.
    Pero con que haya una sola persona que lo haga desde el lado oscuro…nos han fastidiado la vida, de verdad.
    La gente puñetera está ahí al lado, touching the balls continuamente, y todos los conocemos y reconocemos cuando nos topamos con ellos. ¿Por qué los aguantamos? ah, querida amiga, cada cual que se responda a sí mismo.
    Y si somos nosotros “los malos”, tranquila, que en el pecado va siempre la penitencia por mucho escapulario que te pongas al cuello .-)
    Un beso nocturno y fresquito viendo volar murciélagos.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Marina
    No te fies de la testosterona que anda suelta por aquí…jajaja, desconfía, desconfía…!que son hombres!
    (Hala, toma ya, comentario machista, que ya está bien)
    Musu.
    Alqui.

  • Cecilia Casado

    Paki
    Lo importante no es cómo acaben esas personas, sino cómo acabarán quienes no tengan la fuerza y la valentía de apartarse de su radio de acción.
    Pero no caigamos en maniqueismos: en mi vida ha habido quien se ha apartado de mí totalmente por considerar que ´cualquier tipo de relación conmigo les resultaba desagradable. !Fútil pretensión la mía si pensara que tengo que caer bien a todos o que todos me tienen que querer!
    Cuando me rechazaron y apartaron de sus vidas comprendí que ´tenían razón. SU razón que, porqué no, puede ser tan válida como la MIA.
    Así que lo dejamos en tablas y seguimos dejando que la vida fluya. Cada uno por su lado y sin mezclar churras con merinas.
    Y sin acritud, faltaría más. (Que eso es lo difícil…)
    Un abrazo y gracias por dar tu opinión.
    Alqui.

  • Juan Manuel

    Si por algún extraño motivo, alguien desea contactar conmigo para hacer del cibermundo un lugar mejor, y por ende el del exterior:

    thequietemail@gmail.com

    Creo que lo he puesto bien, a pesar de no estrenar mis reluctantes gafas de presbicia.
    Juan Manuel.

  • mara

    Juan Manuel,

    ¿ No tienes un Blog donde exponer todo lo que tienes para contar ?, seguro que sería muy curioso e interesante.

    ” Cibermundo Blog ” …:-) ?¿

    Creo que el de Blogger funciona muy bién.

    Buen día

    Tamara…digo… mara… 0 era marta ?¿ … :-) )))

  • Juan Manuel

    Cordial mara, de los fogones vascongados y otras tesituras:
    por el momento, esa posibilidad no está en la agenda, aunque parafraseando la cita de Lennon, un blog puede ser también “aquello que sucede mientras tu estás ocupado haciéndote tus planes”.
    Buenos días, cara de manzana.

  • Juan Manuel

    tengo el correo fastidiado, voy a ver si lo arrelgo.

  • http://comoolvidaraunapersona.blogspot.com/ geral

    Las relaciones destructivas son fácilmente detectables, pero desde afuera, el problema es que son muy difíciles de aceptar en la mayoría de los casos, la negación es el principal argumento para cortar con el indicio de vivir una relación dañina, estas experiencias generalmente son dependientes respondiendo a un proceso adictivo por otra persona, lo que les empuja a continuar recibiendo maltrato psicológico. http://comoolvidaraunapersona.blogspot.com/2013/04/como-terminar-una-relacion-destructiva.html