Blogs

Cecilia Casado

A partir de los 50

El truco para perdonar

perdonarse

Los que hemos sido educados a golpe de crucifijo sabemos muy bien de los beneficios colaterales del saber perdonar. Lo de poner la otra mejilla  no está tan claro, ahí la cosa empieza ya a chirriar por aquello de que te tomen por tonto, pero aprender a perdonar al que nos ha ofendido, con esa generosidad superior de los ungidos, ese día fuimos todos a clase aunque no entendiéramos del todo la lección.

Porque no nos adoctrinaron bien. Omitieron–y no por olvido sino con artera intención- lo más importante: el paso básico para llegar al perdón universal pasando por la penitencia individual. Es decir, nos negaron el truco para perdonarnos PRIMERO a nosotros mismos, antes bien, fomentaron el sentimiento de la CULPA ecuménica para tenernos bien amarrados. Pero como esto no es un púlpito ni yo maestra de nada, ahí van varios ejemplos de los de andar por casa por si a alguien “le suenan de algo”.

  • Perdónate a ti mismo por haberte equivocado al elegir al compañero o compañera para compartir la vida. Piensa que eras demasiado joven, demasiado inexperto, demasiado ingenuo. Piensa que tenías demasiadas ilusiones, demasiadas fuerzas, demasiadas ganas. Perdónate y prepárate para el nuevo amor.
  • Perdónate a ti mismo por no haber triunfado en la vida como tus padres querían que triunfaras. Porque sus sueños no eran tus sueños y sus afanes no eran los tuyos. Recuerda que “tú eres tú y ellos son ellos”, y que quisieron manejar tu vida y tú te dejaste porque no quedaba más remedio. Perdónate y prepárate para la próxima oportunidad.
  • Perdónate a ti mismo por todas las tonterías que has hecho y todo el tiempo que has perdido. La vida da muchas vueltas y es seguro que la próxima vez lo harás mejor.
  • Sé magnánimo con este perdón porque lo necesitas para sacar fuerzas para seguir viviendo.

Y ahora que ya me he quedado a gusto con mi cuarto de hora de psicología en zapatillas, me voy a perdonar a mí misma por llevar toda la vida nadando contra corriente y para celebrarlo voy a la cita semanal con mi confesor espiritual. Con mucho hielo y cáscara de limón.

Felices los felices

LaAlquimista

Por si alguien desea contactar:

apartirdeloscincuenta@gmail.com

 

Temas

Filosofía de Vida y Reflexiones. Lo que muchos pensamos dicho en voz alta

Sobre el autor

Hay vida después de los 50, doy fe. Incluso hay VIDA con mayúsculas. Aún queda tiempo para desaprender viejas lecciones y aprender otras nuevas; cambiar de piel o reinventarse, dejarse consumir y RENACER. Que cada cual elija su opción. Hablar de los problemas cotidianos sin tabú alguno es la enseña de este blog; con la colaboración de todos seguiremos creciendo.

abril 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30