Diario Vasco
img
Autor: izabal
Transpyr 2012!!! Prueba superada….
img
Igor Zabalbeitia | 08-07-2012 | 10:22| 0

Por fin llegamos a casa!!

Hace ocho días estábamos en Roses, expectantes a como se
desarrollaría esta aventura, con los nervios en el estomago esperando  a que sonase el primer cohete que daba inicio
a la primera etapa.

Según se han ido desarrollando las mismas, las sensaciones
tanto físicas como sentimentales han ido evolucionando. Unas veces a mejor y
otras a peor. Todos teníamos la mente puesta en Donosti, sabedores que solo con
el sacrificio personal se podría conseguir el ansiado fin de aventura.

La mañana en Elizondo amanecía casi soleada, y como nos habían
avisado no seria fácil de entrada, ya que nos esperaba un fuerte repecho de mas
de 5 km con empinadas cuestas en algunos puntos por encima del 20%.  Con el desayuno aun en la boca sonaba el
cohete que daba inicio a la que seria la ultima champa camino a Donosti.

Salimos todos a enfrentarnos con las cuestas y como ya sabia
que nos iba a costar decidí salir sin manguitos ni chaleco, pues el sofoco que
nos íbamos a dar seria importante.

Según íbamos subiendo el pelotón se fue alargando y  al ver que Iñaki seguía a buen ritmo detrás de
mi seguimos apretando las piernas para seguir ganado posiciones.

Una vez arriba nos encontramos con la majestuosidad de todo
el valle, desde donde podíamos ver las peñas de Aia y el monte Larrun con su
famoso tren cremallera.

Nos dejamos descender por rápidos senderos hacia las históricas
palomeras de Etxalar, donde deje volar mi imaginación de cazador y pude ver
como nos sobrevolaban varios bandos de esas palomas torcaces  que cubren nuestros cielos en las calurosas
mañanas de viento sur de octubre.

Durante el desarrollo de la prueba me ha sorprendido muchísimo
la cantidad de codornices que he escuchado en los pastos de altura de los
pirineos, algo que hasta el año 2000 me parecía increíble que a esas alturas
hubiese codornices. Pero pude comprobarlo en el campeonato de España que se
celebro en Gistain.  Realmente sorprendente.

Una vez bajado hasta el propio pueblo de Etxalar, volvimos a
encontrarnos en unas sendas rápidas que nos llevaron a las duras subidas que
culminaban en el castillo de Ingles en las citadas peñas de Aia.

Hasta allí fuimos con el motor a toda maquina, Iñaki parecía
que se había vuelto a recuperar de días anteriores, o la cercanía a casa y a
los suyos también le espoleaba a el a pedalear mucho mas rápido de lo que habíamos
hecho otros días.

Ya solo penábamos en llegar a casa, sabíamos que nos
esperaban en la playa de la Zurriola nuestras mujeres e hijos y eso a mi ya me
llenaba los ojos de lagrimas. Pasamos el segundo control donde se hacia la
ultima toma de tiempos.

Nos dejamos caer camino de Donosti con los Sundays, son de
la tierra y conocen los caminos, no bajan si no que siguen volando los
condenados de ellos, además se mofan de mi torpeza.

Enfilado el callejón de Pasajes San juan llegamos hasta la
barca que nos pasaría a Pasajes San Pedro, donde nos paramos a tomar unas
cervezas con unos calamares en una terraza del puerto. Ya habíamos sufrido bastante
y necesitábamos una pequeña recompensa que no fuesen barritas y geles.

Con los efectos del buen beber subimos el último escollo que
nos llevaba hasta el faro de la plata, donde la organización nos recibió con
txistorra y un vasito de sidra, solo faltaba la trikitixa para haber organizado
una fiesta.

El sendero que discurre desde el faro hasta el barrio de Gros
va bordeando todo el acantilado, no es un tramo sencillo encierra cierta complejidad
por la orografía y el tipo de suelo con piedra arenisca que tiene.   Además es
parte del camino de Santiago costero, lo que nos permitió compartir la marcha
con varios peregrinos.

Con el paso por el jardín de Ulia solo quedaba una bajada
lanzada hasta dejarse caer  por otro
sendero y unas escaleras en el barrio de Sagues,  donde estaba instalada la meta de esta tercera
edición de Transpyr.

Entrando agarrado a Iñaki y celebrándolo deje salir toda la emoción
contenida durante estos días y al ver a la familia rompí a llorar presa del
cumulo de emociones, lo mismo que lo hacia Iñaki con los suyos. El y yo nos
fundimos en un abrazo que para nosotros significaba mucho.

Por desgracia no ha podido ser así para todos. Unos tuvieron
problemas mecánicos que les imposibilito el terminar una etapa, pero si seguir
en carrera al día siguiente. Otros problemas físicos, que les obligo a
abandonar y otros a pesar de arrastrar alguna rotura de dedos o escafoides,
continuaron dando peales como si no hubiesen sufrido ningún percance.

Pero creo que el caso que mas nos estremeció a todos es el
de Nautilio y Maure dos hermanos de 66 y 67 años del  equipo Guanxes .  Que después de haber completado hasta el
control cronometrado de la ultima etapa como todos los que quedábamos en la
aventura, ya en el tramo neutralizado Nautilio sufrió un problema no se si mecánico
o físico y faltando treinta kilómetros para la meta que no computaba para los
tiempos, no pudo llegar hasta esta. Con lo que no pudo ser Finisher de la
Transpyr 2012!!! Eso demuestra lo injusta que es la carrera por no decir la
vida.

Desde aquí quiero mandarles un fuertísimo abrazo a los dos
hermanos que han luchado muchísimo más que el primer clasificado, y cualquiera
de los que hemos compartido aventura con ellos, ya que han estado el doble de
tiempo montados en la bici. Sinceramente espero y deseo que se sienta un
autentico Finisher. Para mi lo es!!

En esta aventura he tenido la suerte de ir conociendo  mucha gente con la hemos compartido, calor ,
frio, agua, subidas, descensos, barro y asfalto. Seria complicado poder nombrar
a todos ya que han sido muchos, pero como os dije anterior mente hay siempre un
rango de carrera en la que te mueves y es con esos con los que mas intimas.

Los del BPXport, Edu, Javi, Gorka , Imanol y Oscar.
Compartimos bus a la ida y empezamos a intimar pronto. En carrera nos hemos
visto poco. Estos ruedan rápido y fuerte. Pero en las salidas nos hacían ellos
de reporteros gráficos.

Los navarros de Pedalier, Daniel, Fermín y Sergio, este último
con él se gestiono todo el viaje de ida y bi-Finisher  2011-2012. Compartimos parte de algunas
etapas. Pero cuando la cosa se ponía dura para arriba era muy complicado seguirles
el ritmo. El rodar de Dani es de los que a uno le gustaría tener, con que
facilidad lo hace.

Miguel y Mario, los dorsales numero 1 por ser el equipo
anfitrión de Roses, o como en alguna ocasión respondían cuando la gente les
preguntaba por el lujo de llevar tal dorsal, somos los ganadores del año
pasado. Cosa que apresuraban a desmentir al ver la cara que ponían sus
victimas. También buenos subidores y rodadores. Además de carretera hemos
compartido más de una noche mesa y mantel.

En el equipo Gore-Tex estaban Adolfo y Albert con sus ruedas
de cuatro radios, a las que todos hemos mirado con deseo en algún momento.

Los hermanos
Quiñonero, Luis , Jose y Francisco del equipo Santomera de Murcia. Con
ellos ha sido con los que hemos
mantenido el duelo hasta el último minuto por la clasificación, y nos ha
costado de lo lindo mantener los ocho minutos que al final han sido nuestra
diferencia. El primer día les vi sufrir como yo lo hacia en la maldita subida
del calor abrasador. Y una imagen que guardo en la memoria es ver como los 2
hermanos empujaban a Francisco que no podía ni con su alma. También me ha
sorprendido de ellos lo bien organizado que tenían todo. Dormían en una
autocarabana y cuando llegaban a los avituallamientos allí tenían a los 2
ayudantes que les repasaban la bici e incluso en alguna etapa de lluvia  han podido hasta cambiarse a ropa seca.

Con Pascual y Kike del Beriain también hemos sufrido cuesta
arriba y cuesta abajo. Incluso en una de las bajadas mas peligrosas de esta
edición, ayudamos a Pascual después de una caída que tuvo quedándose enganchado
en un pino. Fenomenales sus reparaciones de máxima urgencia y la suerte le
acompaño hasta el ultimo minuto.  En la
cuesta final rompió la cadenilla, y pudo llegar hasta meta con la inercia
y  los empujones de Kike.

No puedo dejar atrás al trio calavera de los Sundays. Con los
que realmente nos hemos divertido y pasado ratos muy muy agradables con todo
tipo de anécdotas.  Tanto los dos Anderes
como Fran, entraran a formar parte de mis amistades y seguro que no es la última
vez que pedaleamos juntos.  Todo comenzó con
un “ Bueno Jordi, pues ya nos veremos” que soltó Ander a un paisano que no conocía
de nada, pero según pasábamos otro amigo le despedía. Hasta el octavo pinchazo
a escasos dos kilómetros de la meta en el pasadizo del faro de la plata.  Esperábamos que les diesen un premio al
equipo que más km ha hecho e toda la travesía, por la incontable cantidad de
veces que se han perdido fuera del track. Pero bueno han tenido suerte con que
no les hayan descalificado. Ja ja ja ….

Muchos de nosotros hemos seguido el plan de entreno que nos
mando la organización. Estaba hecho por Kim Forteza, y cual fue mi sorpresa al
saber el tercer día, que era el compañero de Félix, del equipo Pro Cycling, un mallorquín
que no veas tú como subía, que soltura y que buen tío.  Pero lo mejor fue la bajada que nos hizo en
la tercera etapa, donde nos llevo a una velocidad sostenida, con una trazada
limpia y sin asumir riesgos, como a mi me gusta, ya que en las técnicas sufro
de lo lindo. No puede evitar felicitarle al llegar abajo. Y el pobre Kim ha
estado respondiendo a dudas y preguntas de medio pelotón mientras pedaleábamos.
Muchas gracias por la cercanía de los dos.

Juanmi y Agustín del Baztan Elizondo, este ultimo un tío
aparentemente tímido de pocas palabras, pero que según termino dijo que el
lunes volvía a ponerse a entrenar para la Miguel Induráin. Como pasa por sus
tierras de entreno la harán los dos en un par de semanas.

Los maquinas del Altza Herria Triatloi, Mikel , Antxon e Ibón.
Con los que en el viaje de ida a Rosas estuvimos hablando de triatlones,
ironmanes, maratones , ultra maratones, combinadas y demás locuras y casi nos
quedamos sin fuerzas para la salida de todas las pruebas que estuvimos
comentando. En carrera también hemos coincidido bastante, y fue con ellos con
los que hicimos a un ritmo endiablado en fila de a uno los treinta primeros km
de la etapa inicial, que luego tanta factura nos pasaron.

Oier el súper rastas, y Joseba del Eman Egurre de Zumárraga,
han ido mejorando con el paso de los días y hemos podido disfrutarnos en las
ultimas etapas.

Y los tres del Hirurak J de Donosti, Joseba, Yoseba y Jon, quizá
con ellos ha sido con los que menos hemos podido estar en carrera, pero durante
la cena y el campamento, nos cantábamos las historias del día.

Y no podían faltar los Sudafricanos del Bos, o los cebrones
como los conocíamos por el dibujo de cebra de su equipacion. Rupert y Andrew,
que subiendo les costaba un poco mas si la cosa era larga, pero en el llano había
que apretar mucho para poder estar con ellos. En la etapa con llegada a
Comprodon hicimos unos últimos 10 km de mucha calidad a ritmo muy alto dándonos
relevos el y yo, hasta que los de Jaca nos dejaron por imposibles viendo que la
cosa no desistía.

Para referirme a los portugueses, Isidoro, Marcio y Joao,
mejor  tendría que soltar uno de esos
gritos que hemos oído durante miles de veces en los ocho días.  Je je je jeeeeeeeeeeeeeee!!!! En todo momento
sabias en que parte del pelotón estaban, no cesaban de exhalarlos.

Ya tan solo me queda Iñaki Sudupe, del que solo puedo tener
excelencias hacia él. Mi socio de aventuras, de las pasadas, de esta y de las
que vendrán. Somos como un matrimonio bien avenido. Nos conocemos, nos
respetamos, nos ayudamos y nos disfrutamos. Sin el, yo esto no podría haberlo
llevado a cabo. En mis momentos duros ahí ha estado para reconfortarme y en los
de locura para calmarme el ímpetu y que no reventase mi caja torácica y piernas
en la primera pendiente que se nos presentaba. Un tío calculador y metódico del que aprendo cada día que estoy con el.  Gracias por dejarme ser parte del tándem Zipi-Zape.

Hoy para recuperarnos nos hemos ido con las familias, nos
hemos metido unas botellas de sidra con unos buenos txuletones entre pecho y
espalda que no se los salta un gitano con zapatillas nuevas. Es pronto para
empezar a pensar el reto para el año que viene, pero algo ya se ha comentado.

Muy importante para nosotros ha sido el no tener ningún problema
con las bicicletas. En los 850km no hemos tenido que reparar nada de nuestras
Giant Anthem 29er. Queríamos probar su resistencia y así ha sido. Solo las
hemos lavado y engrasado la cadena y cambios al acabar cada etapa, y estamos
sorprendidos con el buen resultado de han dado después de la exigencia a la que
se han visto sometidas. Sin ninguna duda una muy buena elección para una prueba
de estas características.

 Dos días antes de partir hacia la Transpyr  rompí la montura de mis gafas  Spiuk cuando estaba
cambiando unos cristales. No soy de usar gafas, ya que sudo mucho y se me
empañan las lentes o las lleno de gotas, así que siempre van en el casco. En la
prueba las perdí dos veces con las ramas de los arboles y una de ellas me las
recupero Joseba del  Eman Egurre.  Como era una de las exigencias de la organización
llame al servicio de atención al cliente y al día siguiente me habían repuesto
la montura. Mi intención era no llevar pero Iñaki de dejo unas suyas por si no
me llegaba la nueva montura. Subiendo siempre me las quito y en alguna bajada rápida
las pongo. Por cosas de la vida en una de ellas las llevaba puestas cuando me
salto una piedra del biker que iba delante y me golpeo en uno de los cristales.
El impacto me asusto pero solo se quedo en una picadura del cristal. De no
haberlas llevado seguro que mi ojo no estaría ahora abierto.

Muchas veces cuestionamos muchas de las cosas que la organización
nos manda llevar, pero solo realmente te das cuenta de lo importantes que son
cuando te salvan de alguna eventualidad.

Esta es una prueba muy dura donde el que quiera buscar un
reto , para encontrar su limite personal, será bienvenido.

Desde aquí quiero dar las gracias a los fisios porque sin
ellos no hubiese podido seguir en carrera. A todos los integrantes de la organización
por la dura labor que desarrollan. Por ir corrigiendo los pequeños errores que
se presentaban.

A todos los participantes, por hacernos sentir como en una
familia durante estos días.

A todos vosotros, familiares, amigos, conocidos y
desconocidos por los ánimos  que nos habéis
mandado.

A Idoia  y Amaia por
comprendernos y entendernos en nuestra locura.

Y muy especialmente a mis hijos María y Gorka que han sido
el motor que me ha impulsado para poder seguir hacia delante en los momentos
donde ya pensaba que no podía mas.

Sinceramente muchas gracias a todos por estar ahí!!!!!!

Este es espíritu de la Transpyr, que espero que siga
prevaleciendo……..

Igor Zabalbeitia.

Ver Post >
Cronica oficial octava etapa Transpyr.
img
Igor Zabalbeitia | 08-07-2012 | 10:10| 0

Transpyr después de 8 días pedaleando por los Pirineos

De los 223 participantes que salieron hace 8 días de Roses, 40 no han podido

terminar las 8 etapas. El equipo Fundación Alberto Contador ha sido el primero

Hace un sol de julio espléndido, un tiempo inmejorable para llegar en bicicleta a un lugar tan bonito como

Donostia. Un última curva, una última recta y ya están. Ahora sí, ya han llegado y cruzan la meta final. Los

ciclistas de la Transpyr se detienen y se bajan de la bicicleta. A pesar de las caras de cansancio, miran con

ojos ilusionados hacia el mar. Por fin están a la tan esperada y deseada playa de la Zurriola, en Donostia /

San Sebastián. Algunos de ellos ríen, otros se abrazan y algunos emocionados incluso dejan escapar

alguna lágrima.

Después de tantas dudas, esfuerzos, angustias y sufrimientos, lloran porque se han superado a sí mismos,

han cumplido el reto que se habían propuesto. Sonríen alegres porque finalmente hoy han realizado un

sueño, un deseo que han perseguido y querido intensamente: cruzar los Pirineos en bicicleta desde Roses

(Girona) hasta Donostia / San Sebastián, en Euskadi, recorriendo un total de 820 kilómetros.

La etapa final de hoy, de 85 kilómetros y 2.500 metros de desnivel, transcurría entre Elizondo y Donostia,

aunque los últimos 28 kilómetros han sido neutralizados para evitar el peligro que suponía para los ciclistas

el tráfico de coches de la ciudad. Por tanto, sólo 56 kilómetros de los 85 han sido cronometrados.

En este recorrido de hoy se han vuelto a imponer los ciclistas del equipo de Camprodon, Joan Compte y

Jaume Guàrdia, con un tiempo de 2 horas y 55 minutos. Esto les ha permitido escalar en la clasificación

general desde la tercera posición donde estaban ayer hasta la segunda, a la que han acabado finalmente.

El equipo de Camprodon ha tenido un papel muy destacado ya que, a pesar de verse perjudicado por

problemas mecánicos durante las primeras etapas de la Transpyr, ha conseguido llegar en primera posición

en cuatro etapas: Jaca, Isaba, Elizondo y Donostia.

La clasificación general ha sido encabezada desde el primer día de la prueba por el equipo Fundación

Alberto Contador, con Emilio Vivian y Daniel Martínez, que ha realizado la travesía de los Pirineos entre

Roses y Donostia con el menor tiempo: 45 horas 9 minutos y 46 segundos, seguido a casi una hora por el

equipo de Camprodon. La tercera posición ha sido para el equipo Bicimax.com-EAS, integrado por los

hermanos José Antonio Ruiz e Isaac Ruiz.

De los 223 ciclistas que salieron de Roses hace 8 días, 183 participantes han terminado todas las etapas y

40 no han podido cruzar las 8 líneas de meta hasta Donostia en un itinerario que recorría las montañas

pirenaicas de: Cataluña, Aragón, Navarra y Euskadi .

A lo largo de este recorrido, los ciclistas han sufrido un tiempo muy cambiante: mucho calor en la primera

etapa, de Roses a Camprodon; lluvia intensa y frío en la segunda, de Camprodon a la Seu d’Urgell y un día

de mucho barro que obligó a los participantes a llevar la bicicleta en la espalda durante bastantes tramos en

la complicada etapa entre Jaca y Isaba.

En cuanto a la Transpyr Road, la versión de la Transpyr en bicicleta de carretera que se ha estrenado este

año y que salió desde la mitad del recorrido, en Aínsa (Huesca), también han hecho hoy la última etapa

entre Elizondo y Donostia / San Sebastián. La veintena de sus participantes han cubierto 118 kilómetros con

el puerto de Jaizkibel (de 455 metros) como última dificultad antes de llegar a la playa de la Zurriola,

también destino final de la primera edición de la Transpyr Road.

Muchos de los participantes han llevado durante los 8 días de ruta una pequeña botella de plástico que

llenaron hasta la mitad con agua del Mediterráneo el día del inicio de la Transpyr en Roses. A lo largo de

esta tarde, algunos de ellos han terminado de llenar esta botellita con el agua del mar Cantábrico, un gesto

que simbólicamente une los dos mares por los Pirineos y que expresa también el espíritu con el que nació la

prueba de la Transpyr hace tres años.

Como acto de clausura de la Transpyr 2012, por la tarde se ha hecho la entrega del maillot blanco de

“finisher” a los ciclistas que han conseguido acabar todas las 8 etapas. Muchos de ellos han recibido este

premio con emoción, sobre todo las ciclistas gerundenses Núria Surià y Judith Reina, que han sido el único

equipo femenino de la prueba. También se ha entregado un diploma a todos los que han participado.

Una Transpyr 2012 que acaba con abrazos y algunas lágrimas de alegría entre sus participantes en la playa

de la Zurriola. Sensaciones que hoy se escapan por todo lo que los ciclistas han vivido intensamente

durante los 8 días de la prueba. Emociones que expresan la filosofía de la Transpyr de espíritu de

superación y de sacrificio, de compañerismo, de trabajo en equipo, de respeto por la naturaleza y de amor al

territorio.

Lágrimas de alegría y de satisfacción personal de los ciclistas que explican también por qué la Transpyr está

considerada una de las cinco pruebas de bicicleta de montaña más duras del mundo.

¡Muchas felicidades a todos los ciclistas que han participado en la Transpyr 2012 y, especialmente, a

aquellos que la han terminado! ¡Hasta el año que viene!

7 de julio de 2012

 

Ver Post >
Circulando por la selva de Irati!!
img
Igor Zabalbeitia | 06-07-2012 | 9:59| 0

Ya estamos a 88km de casa!!

Hoy a la mañana el fresco de Isaba entraba por la ventana que habíamos dejado abierta para dormir. El despertador no ha sonado a las seis como otros días, lo habíamos retrasado media hora para dormir un poco mas, y aun así nos ha perecido poco.

Previsión de frio a primera hora y posible lluvia según avanzase el día. Con la primera han acertado, había que ponerse chaleco y manguitos hasta entrar en calor en la primera cuesta, y para alegría de todos, la lluvia no ha hecho acto de presencia.

Tanto Iñaki como yo , ya estamos bastante maduros así que hemos decidido bajar un poco el ritmo para hoy y asegurarnos la meta de Donosti, así que nos hemos colocado en la parte trasera del pelotón. Todos los días es lo mismo, cuestas y mas cuestas, con largas bajadas y muchas veces senderos muy técnicos que me hacen estar en tal tensión que se me contractura la espalda.

Hoy no hemos coincidido con el trio de los Sundays. Están fuertes y cada día aprietan un poco más. Pero cuando menos lo esperábamos, justo después de pasar por Roncesvalles, punto de partida del Camino de Santiago, nos han adelantado en una rampa del 23% a toda velocidad. Iba tirando de ellos Fran Cobo, como buen piloto de rallys de montaña, usaba toda la potencia de su motor. Se habían confundido de nuevo de camino y acumulaban cuatro kilómetros de más que el resto y querían recuperar el tiempo perdido. Esperemos que el servicio de control de tracks no les vuelva a intentar penalizar. Pero es que cuando vas con ellos, es tal la cháchara que no te fijas en el mapa.

Hoy Josemi  y  Agustín del equipo Baztan Elizondo, han ejercido de anfitriones de etapa por llegar a Elizondo, su domicilio. Y como no podía ser de otra forma, desde los primeros pedaleos lo han ido dando todo para dejar el pabellón bien alto, y anda que lo han conseguido, conocedores del terreno como nadie, han sabido sacar el máximo provecho a todos los senderos por los que hemos pasado. Un abrazo muy fuerte para ellos.

Los chicos del Triatloi elkartea, recibieron ayer la visita de sus parejas, y parece que les sentó muy bien, porque han volado durante toda la etapa.

Las mecánicas de las bicis cada vez se van viendo mas deterioradas, si bien es cierto que nosotros de momento no podemos quejarnos del comportamiento de las Giant Anthen 29, no hemos sufrido ningún problema mecánico. A excepción que hoy en la bajada mas larga del día me he quedado sin ferodo en las pastillas de freno trasero, jugando mas con el delantero he podido terminar la etapa sin utilizar unas de recambio que me ha dejado uno de los componentes del equipo de bomberos de Barcelona. Tan solo hacemos el mantenimiento de limpieza y engrasado básico de la cadena y cambios.

En los días que llevamos de carrera he visto de casi todo tipo de problemas, rotura del rodamiento del pedalier, Oscar el BPX y a un holandés. Rotura de cambios traseros, varios. A Félix de ProBike de Mallorca la suspensión delantera le perdió toda la presión, bastantes roturas de radios y pinchazos. Una de las cosas mas sorprendentes fue el reventón de una rueda trasera en plena marcha por el calor llegando a Jaca, sonó como un tiro. Suerte que fue subiendo, si eso mismo pasa cuando vas a más de 50km/h estaríamos lamentando un percance mucho mayor. Pero lo que para mi se lleva la palma ha sido la solución que Pascual de Pamplona le ha dado a la raja que se le ha hecho en la cubierta de Kike su compañero. Autentica mecánica de supervivencia, con una cámara metida dentro del tubeless, incapaces de evitar que saliese un globo por la abertura que tenia, han envuelto la llanta y la cubierta con otra cámara a tensión y lo han atado a un radio con cinta americana, y así ha hecho 40 km. Muchas felicidades campeones, eso es luchar por ser  finisher.

Hemos podido circular por el mismo corazón de la selva de Irati, y la verdad es que por mucho que lo quiera explicar esto hay que vivirlo en persona. Es una masa boscosa de hayas que te lleva a la mas absoluta tranquilidad, solo el sonido de los numerosos arroyos rompe el gorjeo de los pájaros. El verde intenso de sus hojas contrasta con el marrón oscuro y húmedo de su suelo, un deleite para los ojos. El frescor del interior hace olvidar el calor que hemos pasado subiendo el mítico puerto de Larraun, que también se hace en la Irati Extreme, y te obliga a abrigarte para la bajada.

Mas de la mitad del recorrido estaba hecho, y cada vez que cumbreamos  una cima, lo que se muestra ante nuestros ojos hace que muchos de los participantes de otras provincias o países menos acostumbrados al terreno abrupto y teñido de verde paren para hacerse fotos de recuerdo con semejante fondo.

Iban pasando los kilómetros y ya en terreno francés, en el pueblo de Aldudes nos esperaba el muro más vertical de toda la Transpyr. Tres interminables km con rampas imposibles de subir montado ya que tiene en puntos hasta un 41% de desnivel, donde empujar la bici y andar ya resultaba complicado de por si. Ese tramo nos ha llevado un muy buen rato de sufrimiento a pie y donde se podía pedaleando, pero al terminar y ver al fondo Elizondo ha hecho que se pasase la fatiga de forma inmediata.

En la entrada a meta siempre te encuentras con amigos de fatigas y es realmente reconfortante ver como todo el mundo deja de hacer lo que esta haciendo para según te ver afrontar los últimos metros aplaudir y reconocer el esfuerzo. Hoy estaban Oier con sus inconfundibles rastas que le salen del casco y Joseba del equipo Heman Egurre de Zumárraga que cada día mejoran posiciones, coincidimos con ellos la primera vez en una pared vertical que tuvimos que subir andando antes de la Molina y ya no nos hemos separado, los Sundays de Hondarribi, los ingleses a los que apodamos los Cebrones, por la equipacion de cebra que llevan como la de Cancellara y todo el equipo de la organización.

Es algo parecido a lo que vivimos ayer a la noche cuando a las nueve de la noche estábamos cenado todo el mundo llego el ultimo equipo clasificado, dos señores de casi sesenta años si no es alguno mas. Llegaron directos ha cenar , sin quitarse el barro ni casco ni mochilas, y todo el comedor se paralizo para dar un interminable aplauso que por lo menos a mi me sobrecogió y lleno los ojos de lagrimillas.

Muchas gracias a todos por hacer que este sea el alma de la Transpyr!! 

Mañana es la ultima etapa, la mas corta, pero no será fácil. Ni físicamente ni emocionalmente. El saber que te espera la familia y amigos en muchas ocasiones ha servido de acicate para tirar hacia delante, pero sé que mañana cuando cruce la meta me derrumbare junto a Iñaki y llorare de emoción  como lo hicimos en la meta de la Maratón de NY, o al acabar el Trans Atlas.

Aquí no se regala nada, como decían en la serie Fama, hay que lucharlo hasta sudar sangre. Es una mas del recorrido con las mismas trampas que las anteriores, con la única salvedad que al acabarla nos darán el maillot que te acredita como Finisher de la Transpyr 2012!!

Muchas gracias por estar ahí!!

Igor Zabalbeitia.

Ver Post >
Inmersos en la selva de Irati.
img
Igor Zabalbeitia | 06-07-2012 | 9:37| 0

Ya estamos a 88km de casa!!

Hoy a la mañana el fresco de Isaba entraba por la ventana que habíamos dejado abierta para dormir. El despertador no ha sonado a las seis como otros días, lo habíamos retrasado media hora para dormir un poco mas, y aun así nos ha perecido poco.

Previsión de frio a primera hora y posible lluvia según avanzase el día. Con la primera han acertado, había que ponerse chaleco y manguitos hasta entrar en calor en la primera cuesta, y para alegría de todos, la lluvia no ha hecho acto de presencia.

Tanto Iñaki como yo , ya estamos bastante maduros así que hemos decidido bajar un poco el ritmo para hoy y asegurarnos la meta de Donosti, así que nos hemos colocado en la parte trasera del pelotón. Todos los días es lo mismo, cuestas y mas cuestas, con largas bajadas y muchas veces senderos muy técnicos que me hacen estar en tal tensión que se me contractura la espalda.

Hoy no hemos coincidido con el trio de los Sundays. Están fuertes y cada día aprietan un poco más. Pero cuando menos lo esperábamos, justo después de pasar por Roncesvalles, punto de partida del Camino de Santiago, nos han adelantado en una rampa del 23% a toda velocidad. Iba tirando de ellos Fran Cobo, como buen piloto de rallys de montaña, usaba toda la potencia de su motor. Se habían confundido de nuevo de camino y acumulaban cuatro kilómetros de más que el resto y querían recuperar el tiempo perdido. Esperemos que el servicio de control de tracks no les vuelva a intentar penalizar. Pero es que cuando vas con ellos, es tal la cháchara que no te fijas en el mapa.

Hoy Josemi  y  Agustín del equipo Baztan Elizondo, han ejercido de anfitriones de etapa por llegar a Elizondo, su domicilio. Y como no podía ser de otra forma, desde los primeros pedaleos lo han ido dando todo para dejar el pabellón bien alto, y anda que lo han conseguido, conocedores del terreno como nadie, han sabido sacar el máximo provecho a todos los senderos por los que hemos pasado. Un abrazo muy fuerte para ellos.

Los chicos del Triatloi elkartea, recibieron ayer la visita de sus parejas, y parece que les sentó muy bien, porque han volado durante toda la etapa.

Las mecánicas de las bicis cada vez se van viendo mas deterioradas, si bien es cierto que nosotros de momento no podemos quejarnos del comportamiento de las Giant Anthen 29, no hemos sufrido ningún problema mecánico. A excepción que hoy en la bajada mas larga del día me he quedado sin ferodo en las pastillas de freno trasero, jugando mas con el delantero he podido terminar la etapa sin utilizar unas de recambio que me ha dejado uno de los componentes del equipo de bomberos de Barcelona. Tan solo hacemos el mantenimiento de limpieza y engrasado básico de la cadena y cambios.

En los días que llevamos de carrera he visto de casi todo tipo de problemas, rotura del rodamiento del pedalier, Oscar el BPX y a un holandés. Rotura de cambios traseros, varios. A Félix de ProBike de Mallorca la suspensión delantera le perdió toda la presión, bastantes roturas de radios y pinchazos. Una de las cosas mas sorprendentes fue el reventón de una rueda trasera en plena marcha por el calor llegando a Jaca, sonó como un tiro. Suerte que fue subiendo, si eso mismo pasa cuando vas a más de 50km/h estaríamos lamentando un percance mucho mayor. Pero lo que para mi se lleva la palma ha sido la solución que Pascual de Pamplona le ha dado a la raja que se le ha hecho en la cubierta de Kike su compañero. Autentica mecánica de supervivencia, con una cámara metida dentro del tubeless, incapaces de evitar que saliese un globo por la abertura que tenia, han envuelto la llanta y la cubierta con otra cámara a tensión y lo han atado a un radio con cinta americana, y así ha hecho 40 km. Muchas felicidades campeones, eso es luchar por ser  finisher.

Hemos podido circular por el mismo corazón de la selva de Irati, y la verdad es que por mucho que lo quiera explicar esto hay que vivirlo en persona. Es una masa boscosa de hayas que te lleva a la mas absoluta tranquilidad, solo el sonido de los numerosos arroyos rompe el gorjeo de los pájaros. El verde intenso de sus hojas contrasta con el marrón oscuro y húmedo de su suelo, un deleite para los ojos. El frescor del interior hace olvidar el calor que hemos pasado subiendo el mítico puerto de Larraun, que también se hace en la Irati Extreme, y te obliga a abrigarte para la bajada.

Mas de la mitad del recorrido estaba hecho, y cada vez que cumbreamos  una cima, lo que se muestra ante nuestros ojos hace que muchos de los participantes de otras provincias o países menos acostumbrados al terreno abrupto y teñido de verde paren para hacerse fotos de recuerdo con semejante fondo.

Iban pasando los kilómetros y ya en terreno francés, en el pueblo de Aldudes nos esperaba el muro más vertical de toda la Transpyr. Tres interminables km con rampas imposibles de subir montado ya que tiene en puntos hasta un 41% de desnivel, donde empujar la bici y andar ya resultaba complicado de por si. Ese tramo nos ha llevado un muy buen rato de sufrimiento a pie y donde se podía pedaleando, pero al terminar y ver al fondo Elizondo ha hecho que se pasase la fatiga de forma inmediata.

En la entrada a meta siempre te encuentras con amigos de fatigas y es realmente reconfortante ver como todo el mundo deja de hacer lo que esta haciendo para según te ver afrontar los últimos metros aplaudir y reconocer el esfuerzo. Hoy estaban Oier con sus inconfundibles rastas que le salen del casco y Joseba del equipo Heman Egurre de Zumárraga que cada día mejoran posiciones, coincidimos con ellos la primera vez en una pared vertical que tuvimos que subir andando antes de la Molina y ya no nos hemos separado, los Sundays de Hondarribi, los ingleses a los que apodamos los Cebrones, por la equipacion de cebra que llevan como la de Cancellara y todo el equipo de la organización.

Es algo parecido a lo que vivimos ayer a la noche cuando a las nueve de la noche estábamos cenado todo el mundo llego el ultimo equipo clasificado, dos señores de casi sesenta años si no es alguno mas. Llegaron directos ha cenar , sin quitarse el barro ni casco ni mochilas, y todo el comedor se paralizo para dar un interminable aplauso que por lo menos a mi me sobrecogió y lleno los ojos de lagrimillas.

Muchas gracias a todos por hacer que este sea el alma de la Transpyr!! 

Mañana es la ultima etapa, la mas corta, pero no será fácil. Ni físicamente ni emocionalmente. El saber que te espera la familia y amigos en muchas ocasiones ha servido de acicate para tirar hacia delante, pero sé que mañana cuando cruce la meta me derrumbare junto a Iñaki y llorare de emoción  como lo hicimos en la meta de la Maratón de NY, o al acabar el Trans Atlas.

Aquí no se regala nada, como decían en la serie Fama, hay que lucharlo hasta sudar sangre. Es una mas del recorrido con las mismas trampas que las anteriores, con la única salvedad que al acabarla nos darán el maillot que te acredita como Finisher de la Transpyr 2012!!

Muchas gracias por estar ahí!!

Igor Zabalbeitia.

Ver Post >
Cronica oficial Septima etapa Transpyr!!
img
Igor Zabalbeitia | 06-07-2012 | 9:33| 0

Tercera llegada consecutiva en primera posición del equipo de Camprodon en la etapa navarra de la Transpyr

Después de una dura semana ya de ruta, los ciclistas afrontan con mucha ilusión la etapa final de la Transpyr, que acaba mañana en Donostia/San Sebastián

Los dos integrantes del equipo de Camprodon, Jaume Guàrdia y Joan Compte, han cruzado la meta en primera posición por tercera vez consecutiva en esta edición de la Transpyr. Después de haberse impuesto ya en las etapas del miércoles en Jaca y ayer jueves en Isaba, hoy también han llegado los primeros en la etapa que transcurría de Isaba a Elizondo, de 110 kilómetros y 2.800 metros de desnivel acumulado, con un tiempo de 5 horas 5 minutos y 59 segundos.

Repitiendo también la posición lograda ayer en Isaba, el equipo Bicimax.com‐EAS formado por Isaac Ruiz y José Antonio Ruiz, ha llegado en segunda posición a 9 minutos y 26 segundos del equipo de Camprodon. Sin embargo, la general continúa encabezada por Daniel Martínez y Emilio Vivian, del equipo Alberto Contador, con casi una hora y media de ventaja sobre el segundo clasificado, el equipo Bicimax.com‐EAS, mientras que el equipo de Camprodon se mantiene en la tercera posición.

La etapa de hoy ha transcurrido íntegramente por territorio navarro, con la excepción de una breve entrada en Francia, pasando por lugares tan singulares y bonitos de Navarra como la selva de Irati y Roncesvalles, donde comienza el camino más famoso de peregrinaje a Santiago de Compostela. En la parte final de la etapa los ciclistas han realizado una última subida de tres kilómetros que ha sido muy dura para sus ya cargadas piernas.

Al llegar a la meta de Elizondo muchos de los participantes han destacado “el paisaje precioso y espectacular” por el que ha transcurrido hoy la prueba. A diferencia de ayer, el tiempo hoy ha respetado los ciclistas con un día a veces nublado pero sin lluvia y con temperaturas suaves.

Mañana se celebra la última etapa, de 85 kilómetros y 2.500 metros de desnivel acumulado, que saldrá de Elizondo para llegar al destino tan esperado y deseado por todos los participantes de la Transpyr: Donostia/San Sebastián. La parte final de la etapa será neutralizada para evitar posibles peligros con el tráfico de coches.

Con ya casi 800 kilómetros acumulados en las piernas, los ciclistas esperan con emoción la llegada de mañana a la playa de la Zurriola. Una última meta que, con la unión simbólica del mar Mediterráneo y el Cantábrico a lo largo de los 8 días que dura la prueba, pondrá punto y final a la edición de la Transpyr 2012.

La versión de la Transpyr en bicicleta de carretera, la Transpyr Road, ha realizado hoy su tercera etapa, de 128 kilómetros y con el puerto de Urkiaga como máxima dificultad con rampas de hasta el 19% de desnivel. La veintena de ciclistas que la integran también esperan con ilusión la etapa final de mañana, de 118 kilómetros y con el puerto de Jaizkibel como última dificultad, antes de llegar a Donostia/San Sebastián, destino final también de la primera edición de la Transpyr Road.

6 de julio de 2012

Simon Vall‐llosera Simon

TRANSPYR PRESS

Ver Post >

Categorías

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Otros Blogs de Autor