Blogs

Maider Pérez

BidaiOn

Salazar. Más que un apellido de novela

Parece que esté pagada por el Gobierno de Navarra para dar a conocer sus rincones, pero nada más lejos. Lo que pasa es que esta comunidad vecina tiene muy interiorizado el dar una buena acogida a nuestro colectivo, además de que su cercanía hace que en una hora puedas cambiar de paisaje y de clima, en definitiva, que puedas desconectar.

En esta ocasión os traigo un fin de semana de cuento. A veces nos vamos al quinto pino a conocer pueblos de cuento, como puede ser Colmar o Egisheim, y los tenemos aquí, a la vuelta de la esquina. En el valle de Salazar. El pueblo de Ochagavía, bien merece una parada con nuestra casita con ruedas.

Dónde pernoctar con tranquilidad: En el parking de detrás de la Sidrería Kixkia. Existen 12 plazas habilitadas especialmente para nosotros. Tranquilos y sin infringir ninguna ley.

Justo enfrente está la oficina de turismo y una panadería donde venden unas tortas de aceite y azúcar que bien merece que las probéis.

Ochagavía no tiene nada pero lo tiene todo. Es un pueblito con encanto por el que callejear, y admirar sus casonas, muchas de ellas con la bajera abierta y por la que asomar la cabecita para ver esos recibidores de toda la vida. De antiguo caserío.

Tiene un enorme frontón cubierto que para días de lluvia, puede venir bien para que la chavalería gaste energía antes de irse a la cama.

 

El río que lo atraviesa por supuesto es el Salazar. Que baja con fuerza de los Pirineos. Preciosos puentes de piedra salvan ambas orillas.  salazar-bidaion-3

A unos pocos kilómetros se encuentra la ermita de Muskilda. Se puede llegar a pie o en vehículo. Y muy cerca del pueblo hay un área recreativa con mesas y barbacoas junto al río y que en verano imagino estará a reventar de gente bañándose y pasando el día.

Nos dicen en la oficina de turismo, que consumiendo 15€ o más en cualquier establecimiento del pueblo, te hacen un descuento del 50% en el parking de la Selva de Irati. Como este fin de semana no nos daba tiempo, lo dejaremos entre los musts pendientes.

De Ochagavía tomamos carretera hacia Lumbier. Antes de llegar podemos parar en el mirador de la Foz de Arbaiun. Espectacular para cualquiera, y más si tienes el vértigo subido como lo tengo yo. Da menos impresión que el Salto del Nervión, pero no deja de generarme los mismos miedos. Imagino que los que sufren de vértigo me entenderán perfectamente.

Tras varios pequeños pueblecitos de apenas 10 casas, llegamos a Lumbier. Esta pequeña población situada entre los ríos Irati y Salazar, es el lugar de acceso a la Foz más conocida de Navarra.

Lo bueno de esta foz, es que la puedes visitar en su totalidad y desde dentro. Prácticamente a la par que el río. Y si me apuras, desde el propio río, si realizas alguna de las actividades de descenso que se pueden hacer. (nos lo dejamos para la próxima visita).

En Lumbier acaban de innaugurar un parking para autocaravanas junto a la cuesta que va a la calle mayor, justo al lado del Despacho de Vinos, bien señalizado desde la carretera. Viniendo desde Pamplona, no hay que entrar en Lumbier sino coger dirección Navascués. Y el parking está a la derecha. No tiene servicios, pero está tan cerca de todo que no necesitas más. Se puede ir a pie hasta las pozas donde los lugareños se bañan en verano, junto a las piscinas. También hay un área recreativa con mesas y barbacoas al que iremos la próxima vez que visitemos Lumbier con amigos. 

foz de lumbier en autocaravana BidaiOn

Para visitar la Foz, hay que desplazarse hasta el parking de la Foz (bien indicado) y en el que no se puede pernoctar pero si pasar el día. Cobran 4€ por vehículo y se puede alquilar prismáticos a 1€. Altamente recomendables para ver a las aves sobrevolar y en su habitat natural, en los riscos y en sus propios nidos.

La Foz tiene dos recorridos, el largo que bordea por arriba la foz y vuelve por los túneles. y el corto (el que hicimos nosotros) que vas y vienes por el mismo sitio. Los antiguos túneles del ferrocarril Irati. Mejor si lleváis linterna. No es que se imprescindible pero a los niños les hace mucha gracia. También la podéis hacer en bicicleta.

El recorrido dura unas dos horas entre ir y volver. Dependiendo de la velocidad de crucero que lleven vuestros peques, lo que os entretengáis por el camino, etc.

Está señalizado y con mucho mucho cuidado, podéis acercaros al puente del Diablo. Un antiguo puente que comunicaba ambas orillas y que actualmente sólo se puede ver un trocito, ya que está destruido.

lumbier en autocaravana

Podéis ir con vuestra mascota siempre que la llevéis atada y recojáis sus excrementos. Recordad que estáis en un Parque Natural.

Sales de la foz con dolor de cuello de tanto mirar para arriba, eso sí, con una sonrisa y con mucha paz.

Junto al parking encontraréis mesas y barbacoas para pasar un estupendo día y podéis volver a recorrer la Foz por la tarde que ya sabéis que siempre hay menos gente.

 

 

 

Temas

montaña, parque natural, planes con niños

Propuestas de viajes con la casa a cuestas

Sobre el autor

Antes viajaba por los aires, en avión y ahora sobre ruedas en autocaravana. Viajo cerca y lejos con mi familia y en mi casa con ruedas. Me gusta recomendarte sitios aquí y allá y por eso he creado la marca #AutoCamperBloggers. Aunque es un blog de viajes en autocaravana no descarto que se me vaya la pinza y te hable de la vida en general. Puedes seguir mis andanzas en Twitter @Bidai_On y en mi otro blog.

junio 2018
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930