Diario Vasco
img
Autor: maiderpevi_563
Port Aventura en autocaravana
img
Maider Pérez | 06-10-2016 | 12:00| 0

Hemos visitado este parque temático muchas veces. Siempre con base en Salou o Cambrils y hemos accedido a él en coche. Pero esta vez queríamos ir en nuestra casa con ruedas. Queríamos comprobar la comodidad que ya vamos viéndole a la autocaravana.

También queríamos regalarles a los niños un par de días de disfrute campista. Si ellos están bien en el camping, nosotros también.

Port Aventura no es uno de los parques que más nos gustan, hay muchas colas, y a veces nos sentimos un poco estafados con los fast pass y no te digo nada sentarte a comer en cualquiera de sus mesas. Este año que los niños van siendo más mayores y pueden cada vez montarse en más cosas, hemos vuelto al parque. Y esta ha sido nuestra experiencia.

El acceso al parque en autocaravana es como para cualquier otro vehículo, si sólo usas el parking. Tienes una zona junto a los árboles cerquita de las puertas, lo que te permite entrar y salir del parque. Nosotros por ejemplo salimos a ver al perrito, a comer y descansar un rato, y a cenar antes del espectáculo nocturno.

Me consta que hay área y algunas había, pero la verdad es que me pareció caro, sólo puedes estar si compras el pack de entradas+área y resultaba carísimo. Con lo cuál decidimos ir a dormir a Salou, pero Oh! Sorpresa! En Salou las autocaravanas no somos bien recibidas. No dejan aparcar en todo el área metropolitana, y es alucinante la de sitio disponible y que no molestaría a nadie. Pero bueno, parece ser que hay intereses….

Pusimos rumbo a Cambrils, y encontramos una zona de urbanizaciones muy cerquita de la playa en la que había tres compañeros extranjeros más durmiendo, éstos saben de caravaning, así que allí nos quedamos. La zona era en los alrededores de la calle Lope de Vega. Silencio absoluto sólo roto por la excitación de mis hijos al volver de Port Aventura. Pasaron los mosos pero más de vigilancia que otra cosa, incluso nos saludaron mientras desayunábamos. La convivencia es posible. 

La última noche, aprovechamos para dormir en Camping Sangulí. Teníamos ganas de probarlo, habíamos visto fotos y la verdad es que no defraudó. Sabéis que nos gustan las piscinas con toboganes. En este hay tres espacios de este tipo, animación, gimnasio, lavacoches, restaurantes, y además aceptan mascotas. Las parcelas a lo mejor les falta un poquito de verde, un poquito de sombra, pero por sacarle un pero.

Ha sido un fin de verano perfecto. Hemos conseguido hacer planes para todos. Hemos dormido en sitios para todos los gustos. Y lo que decimos siempre, con una mínima planificación, se consiguen unas vacaciones de 10.

La semana próxima estaré participando en el Salón del caravaning que se celebra bianualmente en Barcelona, de la mano de Area13 y OnRoad Magazine. Va a ser toda una experiencia que os contaré en próximos posts.

 

Ver Post >
Quiero que me crezcan los enanos
img
Maider Pérez | 29-09-2016 | 3:14| 0

No es que esté a disgusto con mi autocaravana, la adoro, pero no dejo de pensar el momento de disfrutarla cuando seamos viejitos. Lo sé, Carpe Diem, pero de ilusiones también se vive. Imagino que este post lo entenderán mejor las madres que los hombres.

Aquí estoy de nuevo, dándole vueltas a mi relación de amor con mi piojita, y las mejoras que yo le haría para ser un auténtico paraíso sobre ruedas.

Está claro que la autocaravana nos ofrece muchas ventajas en cuanto a viajar con la casa a cuestas, pero también está claro que perdemos algunas comodidades respecto a viajar en caravana o en otras modalidades.

Evidentemente podemos movernos en bicicleta o a pie o en transporte público, pero reconozcámoslo, la comodidad de ir en coche no se puede negar. Y pongo ejemplos en los que echo de menos mi cochecito.

1.- Ir a un restaurante cercano pero alejado para ir en bici

2.- Visitar el pueblo más cercano

3.- Ir a comprar agua, leche o carbón

4.- Subir a una zona en la que el acceso no es apto para autocaravanas

5.- Ir al centro de las ciudades, para poder volver por la noche cómodamente.

Está claro que todas estas cosas a una mala, las podemos hacer en taxi por ejemplo, pero yo estoy pensando en ahorrar de aquí a que me crezcan los enanos y comprarnos una moto eléctrica, para ir los dos.

También quiero disfrutar de mi piojita sin tener que plegar todas las noches los asientos de la cabina. Cuando compramos la autoca, éramos novatos y creo que no calculamos bien este punto. Elegimos una autoca maravillosa pero efectivamente está pensada para dos jubilados sin niños, porque el tener que bajar la cama de la cabina todas las noches es un poco rollo. Pero es lo que tenemos, y no nos vamos a quejar.

No es que vaya de ruta o de camping a ver la tele, pero echo de menos ver algunos canales de habla castellana cuando salimos al extranjero. Veo muchos “guiris” que llevan parabólica e imagino que no tienen niños. Cuando éstos son pequeños y hace mal tiempo, no viene mal un poco de “clan”. Aunque la tendencia imagino que será conectarte vía wifi a canales por internet. Para cuando me crezcan los enanos, ya no necesitaré la parabólica.

Por último, me gustaría dormir en cualquier parte, pero siendo sincera, y retomando el post sobre los miedos, el dormir en cualquier sitio, me da un poco de respeto cuando vamos con los enanos. Me gustaría dormir al borde del mar en La Corniche, o en una playa del sur, pero no me atrevo.

Para los lectores que ya han pasado la etapa infantil, qué hacéis de diferente respecto a cuando viajábais con niños?

Ver Post >
Pueblo o autocaravana
img
Maider Pérez | 22-09-2016 | 12:52| 0

Siempre he sido de la opinión que como yo no tenía pueblo de pequeña al que ir de veraneo, mis padres me llevaban de camping. Era donde mejor me lo pasaba, y tengo tan buenos recuerdos de aquella etapa que quería que mis hijos disfrutaran de algo así.

Sin embargo mis hijos tienen la suerte de tener pueblo, mi suegra es de un pequeño pueblo cerca de La Alberca. Un pueblo en el que se paro el tiempo hace muchos años, y al que sigue yendo el camión con los congelados, los helados o el pan.

Un pueblo que tiene un bar, una iglesia y una plaza.

Un pueblo que tiene un caño en el que tomar agua pura y cristalina.

Un pueblo con gente mayor que se renueva cada verano con los hijos y nietos que vienen de fuera.

y claro, para que elegir pudiendo hacer las dos cosas. Un pueblo que se pueda visitar en autocaravana. Que estés recordando una vida de pueblo pero que duermas en tu casa con ruedas.

Este verano, han ido a la casa del pueblo pero no descartamos para años posteriores ir al pueblo en autocaravana, ya que obtienes los beneficios de ambas combinaciones. EL aire puro, la vida de pueblo, el ritmo de pueblo, y a la vez tu casa con ruedas, con tus comodidades a las que estás acosutmbrado. Los sonidos de pueblo para recordarlos desde tu autocaravana.

Cerca se encuentra el turístico pueblo de La Alberca, con una estupenda área como para 10 ó 12 vehículos. Desagüe y carga de aguas. Y muy cerca de las instalaciones deportivas. Que a una mala, pagas la entrada y te duchas caliente y sin gastar tu depósito.

La Alberca es un pueblo para visitar a pie. También tenéis otros “txokos” en los que pernoctar, como el Casarito o incluso el camping de la Albereka. Rutear en tu casa con ruedas por la sierra y las Batuecas tiene un encanto especial. Ojito con las curvas y la carreterita, veo que empezáis a conocer mi miedo a las alturas y el vértigo que me provoca las carreteras estrechas. Voy de copiloto pero no dejo de echar pie al freno imaginario que tengo.

 

 

Ver Post >
Conociendo Las Merindades
img
Maider Pérez | 15-09-2016 | 1:30| 0

Coger tu autocaravana y rutear ya sea lejos o cerca, es uno de los mayores placeres que nos podemos permitir los autocaravanistas. La gente a veces me saca la cuenta de todas las vacaciones en hoteles de 5 estrellas que podría hacerme con el dinero que nos hemos gastado en nuestra casa con ruedas. Sin embargo, la posibilidad de adaptar tu viaje a lo que más te apetezca hacer en ese momento, o no andar con prisa por llegar, o disfrutar del camino hace que esos cálculo me resulten indiferentes.

Cómo la vez que decidimos visitar la provincia de Burgos, sin un rumbo pre-establecido, sino más a bien a donde nos llevase la carretera. La idea de visitar las Merindades fue sin querer. Salíamos de Añana después de comer y dudábamos entre seguir por la Rioja Alavesa o conocer el Norte de Burgos, ya que estábamos cerca. ”Tira por aquí a ver…” con esa frase tan inocente dimos lugar a uno de los viajes más bonitos de los últimos tiempos.

Atravesamos Sobrón, y bordeando el Ebro, impresionados por el paisaje, las montañas, la presa y continuando por la BU-530 llegamos al

frias, las merindades. burgos en autocaravana

pueblo más pequeño de Burgos. Frías. Pero lo dejamos un lado para subir un poco más hasta la cascada de Tobera  y la Ermita de San Esteban. No somos muy de iglesia, pero ver ese edificio encastrado prácticamente en la montaña impacta. Pero aún impacta más que un pequeño afluente del Ebro pueda albergar tanta belleza. No quiero desvelaros muchas imágenes de este pequeño pueblo para que las descubráis por vosotros mismos.

Hay espacio a ambos lados de la carretera para aparcar durante un rato la autocaravana y recorrer a pie un pequeño sendero o ruta junto al río y entre las casas del pueblo.

Después de la caminata regresáis a Frías a conocer el pueblo medieval. Primeramente aparcáis la autoca en el parking de arriba, no en el área. Y así podéis pasear pueblo arriba. Calles empedradas y empinadas, no aptas para carritos. Eso sí, las vistas desde arriba del castillo merecen la pena. llevaos una chaquetita porque el aire es como el pueblo, frío.

Podéis comprar frias en autocaravana pan y magdalenas en el estanco. La morcilla de la carnicería de la esquina no merece mucho la pena, la verdad.

En la oficina de Turismo, junto al castillo, dais vuestra matrícula y abonáis los 6€ del área. En horario de  oficina, sino siempre podéis ir al día siguiente.

Como os digo, el área está a los pies del pueblo. Mirando hacia arriba desde aquí podéis pensar que estáis en  Cuenca. Tiene casas colgadas y un cielo estrellado y raso. Dormir rodeados de compañeros en un pueblito como  Frías, me reconforta. Hasta 11 vehículos contamos esa noche de lágrimas de San Lorenzo. area de autocaravanas en frias

Abandonamos Frías por la mañana con dirección a otro hito burgalés, Atapuerca. pero antes sigamos conociendo Las Merindades. El siguiente pueblo digno de parada y fonda es Oña. Villa ilustrísima que cuenta todos los veranos desde hace ya 29, su crónica histórica en el que participa prácticamente todo el pueblo, y por el que bien merece una parada. Y mira, no tiene área como tal, pero dormimos cinco compañeros junto al parque infantil. Silencioso y seguro como pocos. A este parking improvisado se accede por la calle en la que se encuentra la guardia Civil, como si fueras a ir al polideportivo del pueblo. Aparcas, cruzas la carretera y subes las escaleras que te llevan a la plaza mayor de Oña. Iglesia de San Salvador, y los jardines secretos. Lugar ideal para una buena caminata campestre, y para avistar diferentes aves, sobre todo buitres.

En Oña hemos dormido plácidamente, en silencio, tranquilos y muy seguros. No hay área, pero existen en el propio parque mesas y bancos de madera así como una fuente y algunas zonas de barbacoas, que pueden hacer de tu fin de semana, un placer.

Os he dicho que íbamos camino de Atapuerca verdad? Creo que lo dejaré para otro relato, por hoy ya hemos tenido suficiente información.

A esta zona de Las Merindades se puede acercar tanto de paso, como un fin de semana, no está muy lejos, 2 horas escasas.

 

Ver Post >
Salinas de Añana
img
Maider Pérez | 08-09-2016 | 1:07| 0

¿Recordáis cómo al principio del verano os comentaba que tenía varias excursiones que me gustaría hacer por los alrededores de mi provincia? Pues he conseguido poner en marcha una de ellas, concretamente el de visitar las Salinas de Añana.

visitar valle salado de añana en autocaravana

Casualidades de la vida, a veces los astros se alinean para darnos estas sorpresas, un compañero del Jazzaldia, es comercial de esta Fundación, y me facilitó el contacto para que pudiera reservar mi excursión. Hay muchas donde elegir. Aquí podéis ver más información de las diferentes excursiones que podéis realizar. Además ofrecen la posibilidad de visitar tres lugares en Álava tales como las bodegas de Marques de Riscal, la catedral de Vitoria o el Jardín Botánico de manera que os salgan más económicas estas visitas, y sin fecha de caducidad.

Pero vamos a lo que vimos y disfrutamos en el Valle. Llegar a Añana desde Donostia no es mucho, es pasar Vitoria y una vez que atraviesas los billares SAM enseguida te indica la salida. A partir de ahí comienza la carretera de doble sentido y atravesamiento de pueblitos y campos rurales. Y tras algunas curvas, aparece ante ti el valle. La población de Añana y su valle salado.

visitar valle salado en autocaravana visitar en autocaravana valle salado de añana

Podéis aparcar la autoca (o vuestro coche) en el primer aparcamiento que os indica nada  más entrar por la calle principal a la derecha, o podéis llevar vuestro vehículo a un parking a  las afueras del pueblo, junto a las piscinas. En el que hay habilitados 3 sitios para aparcar  autocaravanas.

Aunque imagino que también se podrán aparcar en otros sitios. De ahí a la entrada de la  visita habrá andando unos 10 minutos.

Tanto la oficina de turismo, como la tienda y la recepción a los visitantes están en el mismo  edificio. Una vez dentro, podéis esperar con los pies a remojo en el pequeño y acogedor spa salino que tenéis a la entrada. Acordaos pues de llevar toalla y pantalón corto.

visitar añana en autocaravana


Además recordad llevar gorra, protección solar y gafas de sol, y empezad la visita guiada. Súper interesante todo lo que cuentan en ella. Ideal para niños y mayores, desde cuándo se extrae sal de este valle, por qué, cómo ha evolucionado, quienes han sido sus habitantes y su mano de obra.cata de sal en añanaMerece la pena coger la visita guiada ya que te lo explican todo y lo entiendes mucho mejor. La visita guiada dura como hora y media, pero se hace muy amena. Después de la visita, tenéis la posibilidad de realizar una cata de sal. También muy entretenido, dinámico e interesante.Hay otra visita que hemos dejado para la próxima ocasión, que es la de extracción de sal para toda la familia. Trabajar con tus propias manos el valle salado y llevarte un trocito de tu trabajo, también tiene que ser de lo más gratificante y entretenido para los críos.

Tanto si vais por la mañana como por la tarde, podéis aprovechar a comer en vuestra casa con ruedas o bien en los restaurantes que tiene el propio pueblo. Si hacéis esto último os recomiendo reservar, ya que se pone hasta arriba. No me atreví a reservar pensando que a lo mejor nos retrasábamos en la visita, y total que salimos perfectos a las 14.30 y claro para cuando quisimos ir a comer al Palacio de Añana, pues estaba a tope. Lo solucionamos comiendo en la autocaravana.

La excursión a Añana puede ser en si misma una escapada de fin de semana, en la que hagamos las diferentes actividades que nos ofrece el valle, o formar parte de un viaje más grande, quizá visitando Vitoria o Rioja Alavesa. Y aunque en Añana no hay área propiamente, yo creo que podéis dormir tranquilamente en el parking. Es muy tranquilo, lejos de carreteras y ruidos.

Cuando vamos con tiempo, es preferible rutear por carreteras secundarias, o la antigua Nacional I, que por autovía o autopista, lo cuál te da opción de ver, parar y sentir que lo que importa muchas veces no es el destino, sino el camino. Poder admirar campos llenos de girasoles, pequeños pueblitos en los que el tiempo se detuvo, saludar a las viejitas que te miran desde el banco junto a la carretera…

Podéis ver algunas fotos más en la cuenta de Instagram.

Un excursión muy recomendable para este fin de semana largo con el que contamos los Giputxis. Ya me contaréis.

 

Ver Post >
Sobre el autor Maider Pérez
Antes viajaba por los aires, en avión y ahora sobre ruedas en autocaravana. Viajo cerca y lejos con mi familia y en mi casa con ruedas. Me gusta recomendarte sitios aquí y allá y por eso he creado la marca #OnRoadBloggers. Aunque es un blog de viajes en autocaravana no descarto que se me vaya la pinza y te hable de la vida en general. Puedes seguir mis andanzas en Twitter @Bidai_On y en mi otro blog.