Diario Vasco
img
Categoría: Alemania
Selva Negra. Hasta Munich y vuelta

“Como decíamos ayer”, llegamos a Dachau.

dachau en autocaravana

 

Aunque no es una población bonita, ni turística, no podíamos dejar pasar la oportunidad dachau en autocaravanade conocer desde dentro esta parte tan horrible de la historia reciente mundial. El acceso al campo de concentración es gratuito, pero te alquilan audiguías en diferentes idiomas para que puedas conocer mejor el campo, la historia, etc. Puedes aparcar en el parking del campo (6€) o en las calles adyacentes gratuitamente. Nosotros dormimos de hecho en una zona cercana al campo, junto a una guardería y viendo lo que en su día fueron edificios gubernamentales del campo, ahora reconvertidos (o no) a temas de la policía alemana. (Las coordenadas que me proporcionó Google son: 48.2658 y 11.46069). Es realmente interesante visitar estas cosas con niños como ADRN que tienen verdadera pasión por la historia. Y quedarte muda ante sus preguntas: “Por qué lo hicieron? Por qué no se rebelaron los presos? Por qué no se negaron a apresar a los judíos? Por qué lloras Ama?”

Os podéis imaginar el viaje hasta Munich, el silencio y los pensamientos de cada uno en nuestra casa con ruedas. En Munich decidimos ir a un camping. El más céntrico consideramos el camping Thalkinchen, en bici a 20 minutos (unos 5Kms) junto al río y en una autopista para bicicletas que resultaba peligrosa en hora punta. Pero bueno, lo superamos con nota. Si en vez de en bici queréis ir en metro, hay una boca en unos 10 minutos andando, donde también encotraréis un súper. El camping fue imprescindible para hacer colada. E incluso para hacer un poco de vida de camping, sillas, mesas, toldo… Eso sí, vimos varias AC aparcadas en las calles adyacentes al camping.

Munich lo visitamos en dos ruedas. Por supuesto, no faltó una comida en la famosa HofBrauhaus. Es como si vas a una sidrería de nuestra tierra, pero con cerveza. Fue uno de mis pocos caprichos del viaje.

munich en autocaravanaEn Munich también se puede surfear. Eso sí, yo lo haría con casco. La contraola que generan en uno de los canales, me resultó peligroso. Aunque en el rato que estuvimos no hubo ningún accidente.

Imagino que en ciudades grandes como está lo ideal es callejear, perderse en su vida cotidiana y disfrutar de la noche pero íbamos en familia, y no hubo tiempo ni ganas para eso. Nos guardamos cosas para hacer en próximas visitas. A nosotros Munich nos dio para dos noches de camping. Salimos finalmente el 9 de agosto con dirección a Fussen. Comer en el parking (47.57152 y 10.73274) y acercarnos en bici a la parada de autobús que te sube al castillo del rey loco.

fussen. alemania en autocaravana

Aquí la recomendación sería llegar o muy pronto por la mañana o cerca de las 18h de la tarde. El último autobús para subir es a las 18.30 y es entonces cuando empieza a bajar la afluencia de gente. Y las vistas desde el puente son más cómodas.

Este fue nuestro punto de inflexión, nuestro lugar desde el que empezamos a regresar a casa. Hicimos una última parada en tierras alemanas, Lindau (N47.55869 y E9.70130)  para dormir. Visitamos el pueblo desde la autocaravana mientras salíamos del mismo. Y comenzamos nuestro regreso. Llovía a cántaros. Parece que Alemania lloraba nuestra despedida.

selva negra en autocaravana

Varias fronteras, Alemania, Austria, Suiza, Francia. Aunque sólo sean históricas, a nuestro mayor le hace ilusión contarlas. Diferentes carreteras en obras que nos hicieron dar varias vueltas, pasamos tres veces el túnel que separa Alemania de Austria. Nos tocó mucha lluvia al regreso hasta tocar Francia. Nuestro punto de pernocta decidimos que fuera Thiers. (700KMS) porque cuando hacemos los regresos nos gusta llegar cuanto antes (como nuestro regreso en Marruecos Desde Fez hasta Tanger de tirón).

El área de Thiers nos pareció ideal para futuras visitas a La Loire. (N45.87070 E3.48311) se trata del exterior de un camping con canchas de tenis, minigolf y hasta una pequeña playa artificial en un lago. Además de ser una zona vitivinícola y sede de cuchillerías tipo nuestro Albacete.

De Thiers a Donostia, pasando por el atasco de hora y media en Burdeos que no pudimos evitar como a la ida. Lo cuál nos demuestra que Burdeos está atascado sí o sí, y que en la medida de lo posible hay que buscar rutas alternativas aunque parezcan más largas. En nuestro caso podíamos haber vuelto por Toulousse.

Y hasta aquí nuestro periplo por tierras Alemanas. Nos ha gustado mucho la experiencia. Es un país muy acogedor con las autocaravanas, todas las salidas de autopista tienen la señalización pertinente al área o zona de pernocta. Todas están bien comunicadas por estupendos carriles bici. No nos hemos sentido fuera de lugar en ningún momento, hemos usado el sentido común para pasar lo más desapercibidos posible y que nuestro paso como turistas no sea intrusivo. Francia y Alemania son realmente ejemplo a seguir en su incorporación del turismo en autocaravana en sus ciudades y pueblos.

¿Qué tal ha sido vuestro verano? ¿Bueno o Mejor?

 

Ver Post >
Selva negra. Navegando en autocaravana

Tras nuestra primera parte por Alsacia, nos quedaba la segunda mitad del viaje, en tierras alemanas donde teníamos apuntados siete puntos (Friburgo, Ulm, Triberg, Fussen, Legoland, Dachau y Munich) y donde finalmente hubo alguno más. A continuación nuestra crónica y recomendaciones de viaje para esta parte de Alemania tan parecida a nosotros.

Aunque el primer punto era Friburgo, nos esperaban algunas sorpresas antes de llegar a esta encantadora ciudad.

Decidimos hacer parada en Baden Baden y acertamos de pleno. El área a 12€/día (N48.78193 E8.20388) está a unos 15 minutos en bicicleta hasta el pueblo. Un agradable paseo a la sombra tras el cual llegas a una ciudad señorial, rodeada de parques, árboles, palacetes, casinos… Una ciudad de veraneo con grandes paseos sin coches. Si no hubiéramos estado con niños seguro hubiéramos probado las famosas termas de caracalla. Si hacéis este plan, no dejéis de contármelo.

Al día siguiente teníamos preparada una sorpresa para nuestros niños (y mayores) el parque de atracciones más grande de Europa. EuropaPark. El camping dice que cuesta 25€ pero finalmente nos costó 38€, imagino que por las horas que estuvimos. En este caso, merece la pena entrar en él, ya que dispone de baños, fregaderos, posibilidad de hacer barbacoa de carbón, y un animado rodeo de caballos. Está a 5 minutos andando del parque y si tienes suerte, puedes ir en el shuttle gratuito.

Realmente el parque no defraudó. Tiene unas atracciones muy potentes, ideales para los que les gusten las emociones fuertes. Es un poco caro, porque pagan todos, incluidos los pequeños, pero la verdad es que mereció la pena. Y ya sabéis que viajando con niños hay que tener una de cal y otra de arena.

Y finalmente llegamos a Friburgo, a unos 20 minutos del parque. Entramos en el área (N47.99915 E7.82643) y a dormir, el día siguiente lo visitaríamos.

Nos despertamos cuando quisimos, estábamos agotados del día anterior, y tras un suculento desayuno, sacamos las bicis y a pedalear hasta Friburgo. En bici a 5 minutos. Qué bien nos han venido las bicicletas este verano. Nuestro pequeño ya pedalea en dos ruedas y ha sido todo un acierto llevarlas. Nos ha facilitado mucho las visitas.

friburg. alsacia y selva negra en autocaravanaLa pena de Friburgo es que estaba de obras para meter otra línea de tranvía, aún así es la ciudad de las bicis (aunque después nos hemos dado cuenta, que toda Alemania está preparada para las bicis) y la ciudad de las carreras de barcos de vela.

¿No os lo creéis?

Aprovechamos un mercado que había alrededor de la catedral para comernos unas buenas salchichas alemanas, unas ricas frambuesas y unas deliciosas moras. Además vimos los pepinillos que después se utilizarán en las ensaladas en Munich, diferentes juguetes de madera, como los barquitos que compramos para hacer carreras por los canales.

Sinceramente, hubo momentos que no parecíamos turistas.

Salimos de Friburgo a media tarde para llegar alrededor de las 19h a Triberg. Aprovechamos para visitar las cascadas en solitario. Qué bueno es llegar cuando los turistas ya se han ido. Las cascadas se pueden visitar durante todo el día, esté o no abierta la taquilla. Os recomendamos encarecidamente esta posibilidad. Fue todo un acierto.

triberg en autocaravana bidaiOnPodéis aparcar en el parking de pago junto a las cascadas ( N48.13161 E8.25294) incluso podríais dormir ahí. Nosotros preferimos hacerlo en un área gratuita junto al río, pasado el Lidl a unos 10 minutos más arriba. No tiene ningún tipo de servicio, pero el lugar es mucho más agradable. Eso sí, un poco ruidoso por el paso de la carretera.

triberg en autocaravana bidaiOn

Muy cerca de aquí se encuentra uno de los toboganes mas divertidos, Gutach. A muy buen precio (nada que ver con los precios del Pilatus). Nos montamos varias veces. 1150 metros. Junto al tobogán, se encuentra también el Museo FreilichtMuseum. Sobre la Selva Negra, sus casitas, sus relojes de cuco, sus costumbres etc. Si tenéis tiempo puede resultar muy bonito de ver también. Nos recomendaron visitar el pueblo de Titisee, a nosotros la verdad es que sin más, es un pueblo súper turístico alrededor de un lago, dormimos en su área porque se nos hizo tarde para el siguiente punto.

Siguiendo con los puntos marcados en nuestro itinerario llegamos a Gunzburg para dormir en su área y al día siguiente disfrutar de Legoland que sí lo teníamos marcado. Compramos las entradas por internet la víspera y nos ahorramos 24€. Aparcamos la autocaravana en el parking (6€) y disfrutamos del parque, aunque después de EuroparPark nos defraudó un poquito.

ulm en autocaravanaSalimos a las 19horas para llegar media hora más tarde a Ulm. Aparcamos junto al estadio y cogimos las bicis para acercarnos a visitar el monumento a Einstein. Casi no lo encontramos. Se encuentra en una esquinita de la calle, junto a unas enormes obras. y la verdad es que la ciudad que lo vio nacer no hace mucho por mantener su memoria. Imaginamos que será por lo que pasó después. Cada uno que saque sus propias conclusiones. Eso sí, el paseo en bici junto al Danubio y el descanso en un Biergarden no tienen precio. Muy recomendable. Aunque Ulm no daba más de sí y decidimos pasar la noche en nuestro próximo punto marcado. Dachau.

Pero eso será en el próximo post.

 

 

 

Ver Post >
Sobre el autor Maider Pérez
Antes viajaba por los aires, en avión y ahora sobre ruedas en autocaravana. Viajo cerca y lejos con mi familia y en mi casa con ruedas. Me gusta recomendarte sitios aquí y allá y por eso he creado la marca #AutoCamperBloggers. Aunque es un blog de viajes en autocaravana no descarto que se me vaya la pinza y te hable de la vida en general. Puedes seguir mis andanzas en Twitter @Bidai_On y en mi otro blog.