Diario Vasco
img
Categoría: navarra
Lekunberri

Érase una vez, hace muchos muchos años, una pequeña niña fue de excursión con sus padres a San Miguel de Aralar. A tirarse con plásticos por las laderas y a disfrutar cerca de casa de la nieve. Después durmieron en un albergue junto al santuario y comieron algo muy caliente junto a la chimenea. El viaje de vuelta a su casa fue largo porque las carreteras pasaban por todos los pueblos y hace 30 años ir de San Sebastián a Lekunberri era irte de fin de semana y tardar más de 3 horas por trayecto.

Santario de san miguel de aralar. viajar en autocaravana

Hace unas semanas hicimos esa misma excursión, fuimos a conocer Aralar en verano. Con sol. Sin nieve y la verdad es que casi sin gente. Imagino que este destino con las primeras nieves, tiene que ser un colapso total. Espero vuestras experiencias para saber cómo ir en invierno. Donde dormir con más compañeros, etc. Pero os dejo unas bonitas imágenes de Aralar en verano. Campas verdes, verano en ebullición, poca gente y caballos. Muchos. Ver acercarse a los caballos o pasear entre ellos ya fue toda una experiencia en sí misma.Comer junto a esas campas, a la sombra de tu toldo, comiendo junto a tu autocaravana pero en plena naturaleza, fue un lujo que hizo de nuestro fin de semana, un final feliz.Definitivamente un plan redondo. Eso sí, pese a que las carreteras han mejorado mucho, sigue estando lejos. Sobre todo llegar hasta arriba. No me gustaría cruzarme con otro coche en esas carreteras. No sé si lo quiero conocer en invierno.

Qué gusto da empezar o volver de vacaciones y contaros relatos como estos y otros que vendrán. Parece que la inspiración y las ideas de rutas y destinos vuelven a este blog, tras meses de sequía tibial.

Os espero en este txokito todos los jueves, mientras tengamos ganas de salir con la autoca.

Qué tal han ido vuestras vacaciones ? Bien o mejor?

 

 

Ver Post >
Viana. Tras las huellas de Cesar Borgia

Otra vez vuelve Navarra al blog, pero es que ofrece grandes ventajas a los autocaravanistas, tienes muchas áreas en los propios pueblos o en las cercanías y tienen pueblos de gran calidad para visitar.

En esta ocasión quiero enseñaros Viana, en la ribera Navarra, a 7 km de Logroño. Un pueblo muy rico en todos los sentidos, tiene industria, campo, turismo, y muy buena gente. Además a mi me evoca a mi infancia, y a mi padre le traslada a su época de la mili. Alguno de mis lectores ha hecho la mili? Eso ya no se lleva, lo cuál me hace pensar lo mayor que soy ya.

El caso es que Viana tiene un área de autocaravanas municipal junto a las piscinas. Unas 15 plazas en un parking vallado, con tus desagües y tu toma de agua, dos mesas de madera y bancos en un jardín. Dicen que será de pago, pero las veces que hemos estado no había nadie para cobrarte.

Al estar junto a las piscinas municipales, si vas en pleno verano son súper recomendables. Muy aptas para todos los públicos, con toboganes, chorros, y mucha mucha hierba para tumbarse. También tiene una gran cafetería, y bueno, tu casa con ruedas que está al lado.

También puedes ir al pueblo andando o en bicicleta. Te recomiendo que lo hagas por la parte de arriba del área, por las villas, porque por el otro lado, no hay acera ni arcén hasta pasado el cuartel de la Guardia civil.

Una vez en el pueblo, puedes callejear, empezando desde su plaza mayor, donde se encuentra el ayuntamiento y la iglesia de Santa María con un recuerdo a Cesar Borgia, así como la fuente de cuatro caños. De ahí te sale la calle mayor, y la calle que sube de la puerta de San Pedro. Puedes acercarte a la plaza de toros móvil que suelen poner en fiestas o puedes admirar la desaparecida iglesia de San Pedro. También sus murallas y visitas a diferentes bodegas. Desde las murallas tienes unas vistas preciosas del valle y de la sierra. En días claros ves hasta Logroño y más allá.

Si tienes la suerte como nosotros, de tener amigos en esta bella población, podrás también disfrutar de los beneficios del campo, del olor a tierra seca, a melocotones, a tomate maduro. Podrás visitar el trujal en el que vierten sus aceitunas los lugareños, y podrás divertirte en sus fiestas patronales, en julio en honor a la magdalena y santiago, las de septiembre, y también las de la virgen de la cueva.

En Viana siempre hay ajetreo porque es paso del Camino de Santiago. y los peregrinos aportan ese toque de color y diversidad.

Ya os he dicho que Navarra me tira mucho. Y si encima te facilitan la vida poniéndote un área, para qué quieres más.

¿Conocéis esta zona?

 

Ver Post >
Isaba y el valle del Roncal

Cómo me gusta Navarra. Creo que tengo un gen sanferminero que hace que siempre que pueda barra para esta Tierra. Me gusta todo. Paisajes, gastronomía, arquitectura, monumentos, y sobre todo sus gentes. Y además Navarra está profundamente comprometida con el mundo autocaravanero, y la verdad es que donde no hay un área hay un parking o dos para pernoctar.

Hace un par de semanas fuimos a Isaba. Valle del Roncal. Me apetecía visitar esta zona de Navarra desde hacía tiempo. En Isaba no hay área como tal pero hay dos parkings enormes en los que se puede pernoctar con toda tranquilidad. Cada uno está en una entrada del pueblo, entrando por el pueblo, junto a los bomberos y el río. Y saliendo por el pueblo junto a la subida al puerto de Belagua o de camino hacia Ustarroz, hay otro. El de la imagen es el de salida.

autocaravanas en Isaba

Hemos estado un fin de semana de mediados de marzo, había nieve en las cumbres pero no en las montañas de alrededor. Yo nunca había estado en mitad de la nieve con la autoca, y tenía mis miedos respecto al frío. No pasa nada, más calentitos que en casa. La calefacción calienta enseguida la casita con ruedas y con los edredones de plumas mantienes el calor perfectamente.

Como llegamos el sábado a media mañana, decidimos dar una vuelta por el pueblo y comer en uno de los restaurantes, resultó ser uno de los más recomendados en una conocida web de recomendación de restaurantes, pero eso lo supimos después. Sabéis esas ventas o casas de comidas?

Pues así podéis comer aún en Isaba.

comer en isaba. Autocaravana

En sábado, el restaurante lleno y un menú del día de 12€ en el que te incluía primeros platos en “perolos” que te dejaban encima de la mesa. Crema de verduras, alubias o ensalada mixta. Y entre los segundos, huevos fritos con jamón, lomo o trucha con jamón. Y por supuesto postre y bebida.

Qué bien entraban esos humeantes platos. De entrante pedimos unas migas de pastor, que fueron rebañadas por los pequeños de la casa.

Desde aquí le mando a un mensaje al periodista catalán que, en apoyo al Presidente de la federación de campings de Girona, dejó a los turista en autocaravana a la altura del betún, nos trató de gorrones y de invasores, que no gastamos nada y no aportamos nada.

Ya me gustaría saber a mi si ellos se gastan lo mismo que nosotros cada fin de semana.

Como por la tarde el viento era helador, decidimos un plan alternativo a meternos en nuestra casa con ruedas a jugar al monopoly. Fuimos al cine. Sí, al cine, en Isaba. Un precioso y coqueto cine de los años … Pum, en el que echaban la película “El Desafío”. Genial. Lo disfrutamos un montón, y por 3€/persona la entrada. Igualito que en Donostia. Y después calentitos a nuestra casita rodante a tomar leche caliente con magdalenas. (También compradas en Isaba)

cine en isaba plan con autocaravana

La idea era subir a pistas por la mañana tempranito, pero el puerto estaba cerrado en el Km 47, en la venta de Juan Pito, no se podía acceder a la estación de Arette por el lado español, por riesgo de aludes en la carretera. Entre tú y yo, para mi mejor, no me aptecía nada tirarme en trineo mientras los otros esquiaban. Así que nos quedamos un rato jugando con la copiosa nieve que había junto a la venta.

nieve en ISaba. Plan con autocaravana

Qué dificil es hacer un muñeco de nieve. Con lo fácil que lo pintan en la tele. Al final hicimos unas cuantas peleas de bolas y pusimos rumbo a Ustarroz a por el queso del pastor, otros 17€ señor Gotanegra. Queríamos haber visitado el centro de interpretación de la naturaleza en Otsagabía, pero nos dio pereza. Para la próxima.

Ha sido un fin de semana encantador, además coincidimos en ruta y sin planificarlo, con compañeros del mundo de las autocaravanas. Qué bueno será cuando se planifique.

Espero que muchos de vosotros esteis ya saboreando las vacaciones de semana santa. No dejéis de contarme vuestros lugares visitados. Yo voy a aprovechar para tomar buena nota de todo y contaróslo por aqui en próximos posts.

Cuidado en la carretera.

 

Ver Post >
Excursión a Zugarramurdi

Me incorporo a esta gran familia de bloggers de El Diario Vasco con la sana intención de haceros llegar un mundo que a mí me apasiona y que espero poder transmitiros ese buen rollo que desprendemos los autocaravanistas. No, no somos esos tipos incívicos que a veces vemos en campamentos ilegales o debajo de la variante en Urki. Tampoco somos esos guarros que sacan inapropiadamente sus líquidos en el área de Beriyo o de cualquier área urbana.

El colectivo de autocaravanistas es una gran familia en la que todos nos ayudamos, colaboramos en dudas y preguntas sobre cuál es la mejor autocaravana, qué posible fallo mecánico puede tener el conducto del aire caliente, cómo arreglar el WC portátil o con qué limpiar los depósitos de agua entre otras cosas. También nos ayudamos y nos recomendamos sitios, y a esto sobre todo voy a dedicarme en estas líneas y en las futuras.

A recomendar unas vacaciones diferentes. Sí, lo sé, necesitáis un vehículo apropiado, a lo mejor no tenéis autocaravana, pero quizá tenéis caravana, o tienda de campaña, o carro, o furgoneta, o camper, o nada. Pero os gusta la aventura de dormir aquí y allá.

Desde que era pequeña y veía a las autocaravanas en la carretera, y posteriormente en el camping al que iba con mis padres, siempre he querido tener una. Creo que la primera que tuve fue una de juguete y me fascinó, todo lo que cabe y lo bien guardadito que queda todo. Después me junté con el que hoy es mi marido, y nos íbamos de camping, con canadiense y todos los cachivaches que ello conlleva, y admirábamos las caravanas y autocaravanas que veíamos a nuestro alrededor. Tuvimos una caravana chulísima y grandísima, y empezamos a viajar con ella hasta que tuvimos un percance muy grave . Tal vez fue gracias a ello que nos cambiamos a las cuatro ruedas y empezamos a viajar. Nos tuvimos que adaptar un poquito a la forma de viajar pero ya estamos cogiéndole la marcha.

Sobre todo os contaré viajes propios o recomendaciones para viajar de esta manera. Me consta por los grupos a los que pertenezco que en nuestro territorio hay mucho autocaravanista y “camperista”. Con lo cual, espero disfrutar mucho con vosotros y vuestros comentarios, ya que como dice una amiga, en la carretera nos saludamos y en los blogs dejamos comentarios.

Y para empezar con buen pie, os traigo una pequeña pero agradable excursión a las cuevas de Zugarramurdi.

Atención al GPS porque a nosotros nos llevó por un atajo en el que te encontrabas con un paso acotado por una valla que si te pasa como en nuestro caso, que había un coche mal aparcado no pasas, y tuvimos que dar la vuelta y coger el camino largo, que no resultó tan largo al fin y al cabo.

La zona no tiene campings ni áreas, pero sí tiene un parking junto al frontón, nada más entrar al pueblo a mano izquierda, que aunque es el parking del restaurante, se utiliza para nosotros, para pernoctar. Cuando estuvimos, dormimos acompañados de unos 8 vehículos entre campers y AC.  El restaurante, éste y el resto de los del pueblo, ofrecen menús a buen precio para ser un sitio tan turístico. Hay uno en concreto (Hostal Graxiana) que además tiene jardín con mesas y a veces suele hacer en su exterior una especie de feria con productos locales, artesanía y algún que otro animalito para exponer (zorro, búho, alguna rapaz más y un tigre que no sé de dónde lo sacó) y resulta agradable tanto para un aperitivo como para comprar alguna cosa. Pan, miel, queso de la zona…

En Zugarramurdi aún se da el caso de las ventas. Bentak. En un mismo establecimiento como es el bar, tienes también el mostrador de imagen del pueblo de zugarramurdicarnicería, ultramarinos, y artículos de recuerdo. Son cosas que nuestros niños ya no están acostumbrados a ver y les choca.

Por supuesto, lo más típico de visitar aquí, son las cuevas y su museo de las brujas. Recomendable por ejemplo  para conocer la mitología vasca. Pero también para admirar sus casas señoriales y sus paseos por los caminos que rodean las cuevas.

Es una bonita excursión para hacer en fin de semana. Además son carreteras entre pueblos para admirar el paisaje desde nuestra casa con ruedas. Por supuesto, allá donde vamos y compramos, decimos que vamos en autocaravana, porque queremos contribuir a mejorar la imagen y dar a conocer nuestra manera de viajar.  Que sepan los habitantes del lugar al que vamos, que somos gente respetuosa, que cuidamos el entorno y compramos y consumimos en su localidad.

Os espero por aquí para seguir contando historias sobre ruedas. Y sed bienvenidos a este vuestro txoko de propuestas de viaje con la casa a cuestas.

 

Ver Post >
Sobre el autor Maider Pérez
Antes viajaba por los aires, en avión y ahora sobre ruedas en autocaravana. Viajo cerca y lejos con mi familia y en mi casa con ruedas. Me gusta recomendarte sitios aquí y allá y por eso he creado la marca #OnRoadBloggers. Aunque es un blog de viajes en autocaravana no descarto que se me vaya la pinza y te hable de la vida en general. Puedes seguir mis andanzas en Twitter @Bidai_On y en mi otro blog.