Diario Vasco

img
Julie Depardieu, el patito feo
img
Luis Gasca | 15-04-2014 | 11:26

En plena tormenta mediática desencadenada por su padre el gran Gérard Depardieu al nacionalizarse súbdito de Putin el terrible, su hija Julie sigue siendo entre nosotros una desconocida. 68 películas como protagonista, dos premios César , no son alimento suficiente para quienes pescan en los escándalos . Su hermano Guillaume mereció muchas páginas en nuestras revistas por su trágica vida, pero ella es una incógnita.

Tuve la suerte de tratarla durante dos semanas en Montreal, donde participamos como jurados de su festival de cine hace ahora diez años. Congeniamos desde el primer dia y  fue desgranando recuerdos infantiles con su madre Elisabeth, cuando su progenitor aun no era  víctima de una fama capaz de aturdir al Obélix galo.

Ella era como la última imagen de los hippies, flores en el pelo, flores en los trajes, margaritas en la mano, todos los dias con un bolsito casi emblemático comprado en algun mercadillo de pueblo colgando del hombro. Como un patito feo estaba destinada a resplandecer un año mas tarde tras el estreno de “Largo domingo de noviazgo”, al lado de Audrey Tautou  (“Amelie”) , otra chica fascinante del último cine francés.Las dos actrices, con sus parejas , comparten apartamentos en un ático parisino, junto con otra buena, buenísima amiga mia, Caroline Charlety , la protagonista en el teatro de “Molière”.

Cuando conozco a Julie Depardieu ya contaba en su haber con dos éxitos, “El coronel Chabert” y “La petite Lili” . Posteriormente siguió acertando al elegir sus papeles, hasta su descubrimiento como directora teatral con la opereta “Los cuentos de Hoffmann” en el castillo de Vaux Le Vicomte que inspiró la arquitectura de Versailles. No me extrañó este nuevo éxito ni su personal visión de Offenbach, ya que según me confesó, había conocido a quien sería su pareja , el músico Laurent Korzia, en un concierto del Conservatorio. Laurent, violinista excepcional , sufrió a lo largo del Festival , todos los desaires imaginables. Cierto miembro del jurado, impertinente, inaguantable, no permitió que se sentasen juntos durante las proyecciones , creando una tensión tan delicada que el novio regresó a Paris y yo me convertí en el confidente con quien Julie lloraba sus penas. El dia de la clausura y tras firmar el acta del jurado, me di el gustazo de reprocharle en público su actitud , mientras Julie asistía en silencio a la venganza de Don Mendo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con Julie el dia que nos conocimos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Jurado al completo el dia de la inauguración del Festival de cine de Montreal.Con el director sueco Jan Troell ( “Los emigrantes “,” La nueva tierra “), el crítico y director de la revista “Screen International” Mike Goodridge, el actor de “El jardín de los Finzi Contini” Alessandro d´Alatri, el polaco Andrzj Zulawski (“Lo importante es amar”, “La posesión” ) y el productor canadiense Rock Demers.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El jurado en la clausura con  Samira Makhmalbaf premiada por “La pizarra”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celebrando en la casa de Rock Demers  la discutida firma del acta final .Valcourt,  2003.

  • http://twitter.com/HarryKozkor Harry Kozkor

    vaya tetamen

Sobre el autor Luis Gasca