Diario Vasco

img
Naroa Agirre y su butacón entre las grandes del mundo
img
Antxon Blanco | 12-05-2014 | 09:18| 0

A tres días de cumplir los 35 años -entra en la primera de las categorías denominadas ‘veterana’ o master, pero eso es lo de menos-, la pertiguista Naroa Agirre ha abierto una puerta que ha tenido cerrada durante muchos años, demasiados. Las lesiones le han hurtado los mejores años como competidora y sin embargo la donostiarra no ha cedido al desánimo  aunque los lagrimones tampoco han faltado.

Ese registro de 4.51 metros conseguido por Naroa el sábado en Valladolid tiene un valor inmenso. Y no es récord de España, ni plusmarca personal, y está lejos de ser una marca para asegurar una plaza de finalista en una competición internacional. Sin embargo, la sonrisa que se dibujó en el rostro de la pertiguista tuvo más recorrido que la que en ocasiones se ve después de un récord mundial o un título olímpico. Son diferentes niveles de éxito. Hasta podría afirmar que con este 4.51 Naroa levantó el brazo con más fuerza que cuando hace siete años batió el récord de España con 4.56, plusmarca que aún mantiene en las tablas, y que ahora sí tambalea después de una prolongada sequía tan siquiera de intenciones.

La pareja Naroa-Jonkar ha peleado lo suyo para volver al punto de partida. A esa linea imaginaria que se desvaneció tras una apuesta loable pero que salió fatal al compartir experiencias con la plusmarquista mundial Isanbayeva y su entrenador en una concentración en Italia. Aquellos cambios técnicos pudieron provocar los problemas físicos que luego llegarían a la espalda de Naroa. El cuerpo de la saltadora dijo en varias ocasiones ‘Stop’ y ahí quedó varada la progresión de una atleta que llegó a ser finalista olímpica y en un mundial.

Ese 4.56 metros tuvo un gran valor en 2007 ¡hace siete años! y pensemos que en una progresión normal y sin ser demasiados ambiciosos en la mejora virtual, Naroa debería haber estado saltando en la actualidad por encima del 4.70. Siempre ha tenido condiciones físicas y solo la mejora técnica le hubiese lanzado a registros competitivos en cualquier cita mundialista. Ese escenario ha estado cerrado hasta el sábado. Ya el pasado invierno cuajó una temporada notable pero me parece que nadie quería soñar después de tantos momentos ácidos.

Ahora abrimos los ojos para recuperar el tiempo perdido. Es necesario ser prudente y esperar a que Naroa gane esa confianza que quedó diluida por tanto crack. Los test decían que que podía saltar muy alto aunque su cabeza se negaba a volar. Ojalá que podamos la bienvenida a una Naroa que aún tiene un butacón entre las mejores pertiguistas del mundo.

Ver Post >
Yago Lamela, un top10 de todos los tiempos
img
Antxon Blanco | 09-05-2014 | 10:34| 0

Cuando nos quedamos sin una de las grandes figuras del atletismo, es impensable no realizar un análisis sobre su potencial en su especialidad o en el conjunto del atletismo. Con Yago Lamela he introducido los datos y recuerdos de su trayectoria como saltador de longitud y la de otras estrellas. Me han llegado las escenas en blanco y negro del donostiarra Luis Felipe Areta y su puesto de finalista en los Juegos Olímpicos de Tokio64; el muro de los 8 metros con el incombustible Rafa Blanquer; el elegante Toni Corgos y su instantánea en las pistas de Vallehermoso, y por supuesto el torbellino Yago Lamela, supercompetidor y con unos tobillos que no parecían tener límites.

Nadie puede poner en duda que Lamela es el número 1 de la longitud española. Es, incluso, tercero en una clasificación europea. Pero podemos ir más allá. Por sus logros internacionales y marca (8.56 m), es un top entre los atletas españoles en el conjunto de especialidades. ¿Dónde colocamos ese top? ¿En el 10? ¿En el 15? ¿En el 20?. Cada uno colocará al excepcional saltador en una de esos rankings. A mí me salen unos 10-15 nombres que pueden codearse con el asturiano. Unos por encima -no muchos-, otros que estarían en discusión y según cada analista los colocaría por encima o por debajo del avilesino. Ahí comenzarían las discusiones

Tres medallas de plata en campeonatos del mundo, otra en un Europeo, un bronce en un Mundial… son palabras mayores. Y el registro de 8.56 me obliga a pensar que estoy escribiendo de un top10. Ese registro de 8.56 en el inolvidable campeonato Mundial de Maebashi, pista cubierta, es ahora mismo la marca número 13 del mundo de todos los tiempos. En aquel trepidante duelo hasta el último intento con uno de los mejores de todos los tiempos, el cubano Ivan Pedroso, el español obligó al caribeño a saltar 8.62 en el sexto intento para llevarse el oro. Como dato: Pedroso solo saltó en seis ocasiones más que esa marca y terminó su carrera con 8.71. El chaval de las melenas indudablemente le puso contra las cuerdas.

¿Quién puede decir lo mismo en el atletismo español en cualquiera de las pruebas?

Ver Post >
El cross Muguerza de Elgoibar enamora
img
Antxon Blanco | 15-04-2014 | 11:03| 0

No hay duda. El cross Muguerza es uno de los referentes de la especialidad no solo en el calendario estatal sino también en Europa. Y además enamora. Escuchar y leer los comentarios de los participantes es como para que los organizadores, los elgoibarreses y las autoridades locales, estén muy orgullosos. Los atletas aprecian un calor que no se ve en otras citas aunque sean de un presupuesto superior. No importa. El trato es muy familiar y lo agradecen.

Las negociaciones de contratación son serias y con un proyecto deportivo definido. Menos mal que la reducción del presupuesto no ha sido un freno para contar con dos carreras internacionales de auténtico lujo. El OK de los corredores es  sencillo porque saben que después son agasajados como auténticos protagonistas de este deporte, y no siempre es así. El recibimiento en Elgoibar, la cena de la noche previa, la comida posterior a la carrera, la cercanía de organizadores y del propio alcalde… generan un ambiente único. Los atletas foráneos ven a cross como de casa, pelean por él, hablan maravillas a otros corredores y con su esfuerzo quieren contribuir a que convertirlo en uno de los mejores crosses del mundo.

Es un logro de enorme mérito que el domingo disfrutáramos de un espectáculo de tal calibre. Siempre se peude hacer mejor… pero para eso hay que aumentar los ceros en el presupuesto. Así de sencillo. Pero el cartel de participantes en hombres y mujeres era extraordinario, a lo que hay que añadir después que las carreras fueron preciosas. Y el buen día ayudó, a pesar del viento.

Desde luego, el cross Muguerza es el mejor de Euskadi en la actualidad, y confirmará el segundo puesto en el calendario español. Sin embargo es un número uno en ese ambiente, cercanía, calor, familiaridad…

Es digno de mención tener esos detalles como el homenaje a Antonio Serrano, vencedor hace 25 años y último atleta español en hacerlo, o el seguir apostando por las carreras juniors, o mimar a clubes de zonas cercanas para que puedan participar en las carreras de menores. La jornada atlética es de cinco estrellas.

En el plano deportivo, la carrera femenina es de lo mejor que se ha visto en los últimos meses. Quizás faltó alguna atleta europea ¿británica? pero en ocasiones las circunstancias impiden el máximo. Y en la carrera masculina, la calidad era tremenda. Ganó el ugandés Toroitich, relativa sorpresa porque no se puede olvidar que en su palmarés figura un quinto puesto en el pasado Mundial de cross y eso son palabras mayores.  Los dos kenianos son de altísimo nivel, y en carrera había cuatro españoles que son de lo mejorcito actualmente, selección, por cierto, campeona del Europa. La guinda la colocó ese chaval que crece y crece y no sé donde tiene su techo. El alavés Iván Fernández también enamoró por su desparpajo. No quiso arrugarse y evitó la tradicional cabalgada de los africanos que deja sin salsa a la carrera. Él confió en su capacidad para pelear por un puesto de honor y provocó que Lamdassem y Guerra apretaran los dientes y tampoco perdieran de vista a los favoritos.

Todo salió perfecto. Y lo que es más importante, ya estamos deseando volver a Elgoibar dentro de doce meses… el 11 de enero.

 

Ver Post >
¿Corrió en San Sebastián medio equipo de maratón del Europeo?
img
Antxon Blanco | 15-04-2014 | 11:03| 7

El maratón de San Sebastián tuvo, esta vez, mucha chispa. La disputa del campeonato de España, con la presencia de hasta cinco atletas de mucha calidad, ofreció un espectáculo que hacía años no se había visto en el asfalto donostiarra. El tesoro de la mínima europea para Zurich se fue a Barcelona con Castillejo, y a Tudela/Soria con la vencedora femenina, Estela Navascués. Fue un botín de oro aunque escaso por los méritos de Pablo Villalobos, muy activo en carrera, con mayor desgaste, incluso, que el catalán, desde que abandonó la última liebre, y también a valorar la prueba de Eliseo Martín.

Fueron dos mínimas que se quedaron en la cuneta. A Villalobos le vi triste después de la carrera. No sé si estaba muy satisfecho con los relevos de su compañero de fugas. Igual es una suposición mía. Castillejo declaró que no pudo dar más relevos porque se encontraba justito, había pasado tres baches y tenía dudas sobre su final de carrera. Sin embargo sus últimos kilómetros fueron sobresalientes. De ahí, quizás, llegó la extrañeza de Villalobos. Desde luego, en las declaraciones hubo fair play absoluto. Ni una palabra más alta que la otra.

San Sebastián volvió a ser protagonista por un día en el mundillo atlético. Lástima que la cobertura televisiva fuera nula y la repercusión, escasísima. La lucha mereció la pena. Castillejo se llevó el pasaporte, pero quizás Villalobos y Eliseo, tienen medio pie en el Europeo, si en los próximos meses no hay catarata de mínimas. Son seis plazas, se compite por equipos en el maratón. Javier Guerra es fijo por su actuación en el Mundial. Quedan cinco plazas. Lamdassem tiene muchas opciones de repetir en el equipo. Rafa Iglesias si vuelve a primer plano es otro serio candidato. Y Jaume Leiva bordea esa mínima. Por ahí irá el sexteto si realizan las mínimas o se abre la mano porque la mínima la pone la Federación Española. La Europea deja libertad a las federaciones nacionales.

Los registros obtenidos en San Sebastián por los hombres del podio, hubiesen ocupado en el ranking de la pasada temporada la tercera, cuarta y sexta posición. Datos a no perder de vista.

PD: En mi columna ‘Calle 9′ que escribo en El Diario Vasco papel, reflexiono sobre la idoneidad de dar la salida conjunta al maratón y medio maratón. Pienso que fue un error. Hubo confusión, corredores que marcharon con el grupo de cabeza durante 14 kilómetros y no disputaban el maratón, el espectáculo del grupo de cabeza se diluyó, el público estaba confuso -sobremanera en la primera vuelta grande-, los atletas que disputaban el título y la mínima europea no podían correr por el trazado oficial al estar ocupado por cientos de corredores del medio y en consecuencia en las curvas trazaban un recorrido superior. En mi opinión fue un despropósito que debe ser analizado críticamente.

Ver Post >
Camiseta de regalo ¿sí o no?
img
Antxon Blanco | 15-04-2014 | 11:03| 5

No construyamos una polémica incendiaria con el tema de la camiseta. No es para tanto. Pero es un tema que algún día saltaría. Además, constato que hay opiniones para las dos direcciones, esto es, quienes abogan por suplimirla del kit de regalo de las carreras populares o de los maratones y quienes solicitan que se mantenga casi como una tradición y como una aportación más a los corredores que pagan su inscripción.

La escena es la siguiente. El maratón donostiarra opta este año por no regalar la camiseta. Eso sí, da la opción de comprarla por 9,95 euros. Considero que es una decisión que, como empresa privada que es, puede hacerla con libertad. Las reacciones serán negativas en muchos casos y también hay quien no le da importancia “Tengo cientos en el armario”, comentan.

Los atletas populares efectivamente tienen cariño a la camiseta oficial de la prueba. Es como un diploma de su participación. Es cierto, que hay voces que apelan a un cambio de regalo. Podrían ser unos guantes, un paraguas, calcetines + medias… no sé, algo diferente para no aburrir con la camiseta, que por cierto en muchos casos es de baja calidad. Aquello de la camiseta técnica no siempre se cumple.

Bien. Estamos en un escenario en el que podríamos dar el OK al quitar la camiseta y ofrecer la opción de su compra. Ahora bien, me parecería cerrar el círculo de la perfección si la organización de la prueba rebaja el precio de la inscripción por el valor de esa camiseta que ya no regala. Es decir, si la inscripción en 2012 costaba, por ejemplo 50 euros, en 2013 con la subida de la vida aplicada menos la camiseta que ya no se da, podría quedar en ¿44-46 euros?. ¿Se da esta circunstancia en aquellas pruebas que toman esta decisión? ¿Qué os parece a vosotros? ¿O por qué opción os inclináis?

Ver Post >