Diario Vasco

img
Playas de Jandía
img
Antxon Blanco | 27-10-2010 | 00:40

En los últimos años habré escrito decenas de comentarios sobre el equipo de atletismo de Playas de Jandia y estos días disfruto de su nombre comercial gracias a su arena blanca, su sol, sus aguas. Por lo tanto, no es mal momento para conocer cómo narices de una población de escasos 10.000 habitantes, el núcleo urbano de Morro Jable, en el sur de la isla de Fuerteventura, puede salir pedazo de equipo.

Siempre había tenido curiosidad por este club: Playas de Jandia. Cuando escuché el nombre pensé que se trataba de algún equipo de la costa levantina. Suspenso en geografía. Era Canarias. Enseguida pensé en Tenerife o en La Palma. Otro suspenso. Era Fuerteventura.

Y seguí preguntándome qué tendrían esas playas que hasta patrocinaban un club de atletismo. Enseguida me imaginé que era el cabildo canario o una fuerte ciudad. Ahora sé que todo partió de la Escuela de atletismo de Morro Jable, población pequeña, que por esa varita de voluntarios y locos de este deporte generó el sueño de tener un equipo para disputar la Liga entre los grandes.

El patrocinio era evidente: dar a conocer al mundo estas espectaculares playas de la zona de Jandía. Perfecto. La financiación era institucional con el apoyo de Coalición Canaria. Ahora con el cambio político al PSOE canario el tema se ha puesto más difícil, me dicen.

La época de los fichajes importantes incluso de atleas peninsulares, está en declive. El año pasado las chicas perdieron la máxima categoría en la Liga por culpa, sobre todo, del affaire Valencia y la polémica recalificación levantina.

También me cuentan que el dinero, parte procedente de lo que generaban las playas, ahora va más al equipo de fútbol y se ha originado una división entre dirigentes de ambos deportes.

Pero el milagro llega cuando pregunto por la ubicación de las pistas de atletismo. “¿Pistas? No, entrenamos en la tierra”. Ni me lo creo. No hay una zona de atletismo en una población con equipos incluso de División de Honor y en un área donde la tierra sobra por miles de hectáreas.

No es la única cosa que me sorprende de esta Furteventura. De norte a sur hay unos 100 kilómetros, pues a pesar de que casi todo el terreno es semidesértico, con escasas construcciones… la carretera es de dos carriles. Increíble. Apenas unos kilómetros en la zona de Jandía son autovía. No sé a qué esperan.

Coincidí en una perfumería en Puerto Rosario con una chica salmantina muy simpática que hablando y hablando, me comentó que ella era atleta de Playas de Jandía. Alicia Losada, mediofondista, y novia del pertiguista Alberto Martínez (no diré lo de ‘qué pequeño es el mundo…’), que entrena en Madrid en el grupo del sabio de la pértiga Paco Martínez de Lucía. Pues bien, entre datos que me iba aportando, me anunció que a Paco le habían rescindido el contrato del cargo que mantenía con la Federación Española. Recorte de presupuesto, me dijo. Y posiblemente Alberto, su novio, deje la pértiga porque si Paco se va… él se va también. Lástima. Mala noticia para el atletismo español.

Ya véis, a 3.000 kilómetros uno se informa también de atletismo.