Diario Vasco

img
Bofetadas de dopaje… y ahora Marta Domínguez
img
Antxon Blanco | 13-09-2013 | 09:16

El bofetón que han pegado tanto Miguel Cardenal, Secretario de Estado para el Deporte, como Ana Muñoz, directora de la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte, ha sonado hasta en Gibraltar. Durante la presentación de la candidatura Madrid 2020, a la pregunta tema dopaje, la respuesta del presidente del COE, Alejandro Blanco, fue como de parvulitos. En castellano, sacando pecho y sin responder lo que se pedía. Y lo peor es que lo tenía ‘a huevo’. Precisamente la sentencia de la Operación Puerto está recurrida para que no se destruyan las bolsas de sangre y se entreguen. Gesto de transparencia despreciado por Blanco.

El propio Cardenal critica que la candidatura madrileña evitó que el CSD respondiera a las preguntas… y lo hubiese hecho con más coherencia. Por ejemplo, Ana Muñoz que está realizando un labor muy interesante desde que asumió el cargo. Ella misma ha significado que “no responder al tema de las bolsas de sangre es sembrar dudas”. Evidentemente.

La nueva Ley antidopaje fue solo un paso; asumir los controles la AEPSD en lugar de las federaciones, es otro; pero no reconocer lo mal que se ha hecho en este país y eludir el tema de las bolsas, son un lastre que parece que los políticos/dirigentes no entienden.

Esta semana se han conocido dos casos de dopaje en el atletismo y otro en el baloncesto. Motivo de decepción y de satisfacción a la vez. Pero no existe otro camino para alcanzar un deporte más limpio.

Y entre despachos se sigue cociendo el tema de Marta Domínguez, cuatro meses después de la notificación de la IAAF. La Federación Internacional envió un expediente sobre su caso a la Federación Española y será el Comité de Competición el que debe decidir (no sé a qué esperan) si impone una sanción por dopaje. La IAAF tiene datos de valores anómalos de hemoglobina (agosto 2009, Mundial de Berlín cuando fue campeona de 3.000 obstáculos), es decir, niveles muy elevados respecto a su perfil natural en controles posteriores. Los expertos de la Agencia Mundial Antidopaje decretaron que hubo una anomalía. ¿Y ahora? Pues el Comité de Competición tiene la palabra. Me temo que se enrederán en tecnicismos legales y volverán a jugar al ‘piedra, papel, tijeras’. Y de nuevo ridículo internacional. ¿O no será así con la nueva Ley? Ojalá.

La IAAF dejeba entrever que Marta Domínguez, actual senadora del PP, en algún momento recurrió al dopaje sanguíneo, con utilización de EPO o autotransfusiones. ¿Seremos más papistas que el papa y dirán que falta un punto y coma para no aplicar sanción?

En Turquía en casos similares y paralelos en el tiempo ya hubo decisiones. ¿Y aquí por qué se dilata este caso?

 

 

Otros Blogs de Autor