Diario Vasco
img
Categoría: athletic
Espíritu Real Sociedad ¿guipuzcoano o bilbaíno?

¿Miramos hacia arriba o hacia abajo?. ¿Estamos más pendientes de los puestos de descenso o de los de Europa?. ¿Alguien nos calla la boca cuando hablamos de champions o tenemos un colega que ya piensa en coger vacaciones para los partidos continentales?.

Es ese inevitable dilema entre ponerte el disfraz de ‘somorro’ guipuzcoano o la máscara a golpe de bilbainada. No creo que nadie se moleste por traerlo aquí. Muchos guipuzcoanos presumen de calarse la txapela y no sacar pecho en ningún tema, y en la capital vizcaína hasta hay concursos de bilbainadas.

¿Qué tiene que ver con el deporte y el fútbol? Pues que cuando estamos más cerca del  Barcelona, llega el silenciador de sueños y nos castiga a aprender cómo marchan Celta, Granada y Deportivo. Nos coloca las anteojeras para ver solo los puestos del infierno y !venga¡ al campo a maldisfrutar.

Este sábado llega el Getafe. El equipo realista ha ilusionado en las últimas semanas. Juega en casa. Ante un rival que está haciendo las cosas muy bien, pero no es el Manchester. Vamos, que es una tarde para pensar en cosas dulces y no en pepinos amargos. Pues entonces vayamos con gesto optimista, que ya hay motivos para ser pesimista en el día a día ¿no les parece?. Es el clásico día para convertirnos en un misil en ascenso o para hundirnos en las fosas marinas. Pues ni lo uno ni lo otro. Sea cual sea el resultado, solo será un partido más. Quedarán 23 jornadas, 69 puntos en juego, 2.000 minutos.

El fútbol es un deporte, un juego. De acuerdo que hay presión y los aficionados sufren cada gol en contra como un latigazo y cada gol a favor como un orgasmete redondo. Sin embargo, pensemos que hay millones de cosas más importantes, que cuando la clasificación sonríe aprovechémoslo, que cuando el juego es vistoso lo grabemos en la memoria y que cuando haya pifias que se borren nada más levantarnos de nuestros asientos.

Con estas recetas en la mano, yo apuesto por pintarme de bilbaíno y no olvidar la camiseta de guipuzcoano.

 

 

Ver Post >
Euskaltel ficha extranjeros, ¿el Athletic necesitará imitarle?

El deporte profesional progresivamente juega, participa, en competiciones más globales, más internacionales, y consecuentemente, con más dificultad de acceso. Las ligas nacionales únicamente tienen valor si las audiencias responden. Sin embargo las federaciones internacionales desean ofrecer retos que van más alla. La criba es imprescindible y entonces llega la marginación de equipos que siempre han apostado por una linea más local de sus deportistas.

Ese momento en el ciclismo ha llegado. La creación del Word Tour ha exigido a las escuadras unas puntuaciones que otorgan los ciclistas por sus resultados, es el llamado valor deportivo de un equipo. Me faltan referencias para criticar esta decisión. En una reacción inicial me inclino por lamentar que un grupo como Euskaltel pierda esa esencia de ciclistas vascos o formados en Euskadi. Tenía su punto. La nueva ordenación del ciclismo con los quince equipos con mayor puntuación para estar en esa primera división del ciclismo mundial, ha echado por tierra aquella filosofía inicial.

La estrategia, ahora dinamitada, de Euskaltel se ha recompuesto con el fichaje de siete corredores extranjeros y algún otro no formado en el País Vasco. Solo así ha logrado ese pasaporte mundial.

El caso es trasladable a otros deportes. Las Ligas europeas aún no han dado pasos decisivos. Quizás por las presiones de las federaciones nacionales y por la dificultad de apoyos económicos y los enormes gastos que acarrearían a los clubes implicados. Ni tan siquiera el fútbol se ha atrevido. Eso sí, desarrolló la Champions para hacer esta competición más global, al menos en la primera fase.

Con el caso de Euskaltel encima de la mesa, se abren los ojos a otros clubes con filosofías entrañables pero de complicada permanencia en el deporte actual. El Athletic Club de Bilbao aguanta con algunos equilibrios que en su momento fueron cuestionados. De todas formas siempre ha sido plausible y elogiable. Además, con un indudable alto nivel deportivo, como el alcanzado la pasada temporada. Ahora bien, el interrogante de hasta cuándo puede sostener estos planteamientos el Athletic siempre pende en la directiva y afición rojiblanca. ¿Podrá el Athletic en una Liga tan exigente seguir con solo jugadores vascos o formados en Euskal Herria? Una vez más los resultados son los que darán la respuesta afirmativa o no. La crisis económica que asola el deporte, también al fútbol, juega a favor de los equipos que basan su poderío deportivo en la cantera. Puede ser un respiro para el Athletic y otros.

Los directivos vizcaínos (de puertas para afuera) y la afición son rotundos: NO al cambio de filosofía. En conversaciones en off, se hacen cuentas del desgaste social que puede suponer dar un giro tan brutal a esta casi religión. Solo unos resultados peligrosos, y digo peligrosos como sinónimo de descenso, podrían obligar a fichajes ‘no deseados’.

En Twitter:  @antxonblanco

Ver Post >

Otros Blogs de Autor