Diario Vasco
img
Categoría: isinbayeva
Naroa Agirre y su butacón entre las grandes del mundo

A tres días de cumplir los 35 años -entra en la primera de las categorías denominadas ‘veterana’ o master, pero eso es lo de menos-, la pertiguista Naroa Agirre ha abierto una puerta que ha tenido cerrada durante muchos años, demasiados. Las lesiones le han hurtado los mejores años como competidora y sin embargo la donostiarra no ha cedido al desánimo  aunque los lagrimones tampoco han faltado.

Ese registro de 4.51 metros conseguido por Naroa el sábado en Valladolid tiene un valor inmenso. Y no es récord de España, ni plusmarca personal, y está lejos de ser una marca para asegurar una plaza de finalista en una competición internacional. Sin embargo, la sonrisa que se dibujó en el rostro de la pertiguista tuvo más recorrido que la que en ocasiones se ve después de un récord mundial o un título olímpico. Son diferentes niveles de éxito. Hasta podría afirmar que con este 4.51 Naroa levantó el brazo con más fuerza que cuando hace siete años batió el récord de España con 4.56, plusmarca que aún mantiene en las tablas, y que ahora sí tambalea después de una prolongada sequía tan siquiera de intenciones.

La pareja Naroa-Jonkar ha peleado lo suyo para volver al punto de partida. A esa linea imaginaria que se desvaneció tras una apuesta loable pero que salió fatal al compartir experiencias con la plusmarquista mundial Isanbayeva y su entrenador en una concentración en Italia. Aquellos cambios técnicos pudieron provocar los problemas físicos que luego llegarían a la espalda de Naroa. El cuerpo de la saltadora dijo en varias ocasiones ‘Stop’ y ahí quedó varada la progresión de una atleta que llegó a ser finalista olímpica y en un mundial.

Ese 4.56 metros tuvo un gran valor en 2007 ¡hace siete años! y pensemos que en una progresión normal y sin ser demasiados ambiciosos en la mejora virtual, Naroa debería haber estado saltando en la actualidad por encima del 4.70. Siempre ha tenido condiciones físicas y solo la mejora técnica le hubiese lanzado a registros competitivos en cualquier cita mundialista. Ese escenario ha estado cerrado hasta el sábado. Ya el pasado invierno cuajó una temporada notable pero me parece que nadie quería soñar después de tantos momentos ácidos.

Ahora abrimos los ojos para recuperar el tiempo perdido. Es necesario ser prudente y esperar a que Naroa gane esa confianza que quedó diluida por tanto crack. Los test decían que que podía saltar muy alto aunque su cabeza se negaba a volar. Ojalá que podamos la bienvenida a una Naroa que aún tiene un butacón entre las mejores pertiguistas del mundo.

Ver Post >
El último salto de Isinbayeva

Hace dos años anunció que su adiós al deporte sería en el Mundial de Moscú. Pues el día ha llegado. La mejor pertiguista del mundo, la rusa Elena Isinbayeva, afronta esta tarde la final, su final. Una prueba plena de nostalgia porque despide a una grande de la historia del atletismo. A sus 31 años lo ha sido todo a pesar del irregular rendimiento en las últimas temporadas, en parte por alguna lesión, en parte por la edad, en parte por el cambio de técnico, que no fue tan positivo como parecía pensar.

Isinbayeva es otro producto de la escuela rusa. Ella estaba destinada a superar el superrécord de Sergei Bubka en cuanto a número de plusmarcas mundiales superadas (35). La zarina se va a a quedar con 28: al aire libre 15, en pista cubierta 13. Eso sí, aplastante su dominio. Las 11 mejores marcas al aire libre son suyas (y 17 de 19). Su récord de 5,06 m se ha quedado muy por debajo de los vaticinios de sus entrenadores que auguraban 5.15-5.20. Incluso ya ha volado de su palmarés el récord en pista cubierta (5,01 de la rusa, 5.02 de la estadounidense Suhr).

Las últimas temporadas han tenido muchos altibajos en el rendimiento de la pertiguista que ojalá hoy reciba el homenaje de los aficionados rusos en forma de un estadio lleno, o casi. Lamentablemente el público no está respondiendo en este Mundial. Mucho estadio. Mucha grada con asientos libres. Parece un Mundial disputado a puerta vacía. Análisis a realizar por parte de todos.

Hoy, a partir de las 17.35 horas, viviremos la final de Isinbayeva y sus compañeras aéreas. Todos empujaremos para que su до свидания (adiós) tenga ribetes dorados. Pero el deporte, el atletismo, no entiende de sentimentalismos. Isinbayeva por ranking de la temporada no es la favorita. Por palmarés, sí. Aunque ya saben que las medallas no se reparten por el pasado. Solo vale el acierto durante esos minutos de competición.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor