Archivado en febrero, 2015

El patito feo

Unas Navidades hicimos un viaje rápido a París. La Ciudad de las Luces que tanto nos hace suspirar. Debo decirles que al cochecito que llevábamos para mi hija Laïyna (los mejicanos llamamos a este artilugio carilla) le hacía falta un poco de aceite, por lo que hacía un ruidito cadencioso como si hubiéramos atropellado a

La gatita Marilyn

Érase una vez, en un tejado de Madrid, una gata cariñosa que se llamaba Marilyn. Un día un gato se enamoró y muchos ronroneos le dedicó. Al cabo de dos meses nacieron cuatro gatitos, todos con los ojos muy pegadizos. Un día los abrieron y la gata Marilyn decidió pasearles para enseñarles Madrid; pero el

Diario Vasco

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.