Diario Vasco
img
Fecha: abril, 2015
Satrus, un delantero a la vieja usanza
Alfredo Del Castillo 28-04-2015 | 10:18 | 1

Recuerdo cuando de niños montábamos en la calle partidos con las porterías formadas por dos piedras. Los capitanes  solían ser los porteros y echábamos a suerte para escoger a los jugadores de tu equipo. Si ganabas en la suerte de escoger primero, en tu equipo siempre entraba el que metía más goles, es decir, el delantero centro.

En mi época de portero cuando jugábamos los partidos oficiales de juveniles en mi pueblo natal, Icod de los Vinos, y llegabaa el descanso el entrenador que teníamos siempre les comentaba a los delanteros: «Si estás dentro del area de penalti y no sabes qué hacer con la pelota, primero métela en la red y luego tú y yo discutimos lo que quieras, mi niño». A hora como entrenador todas estas frases de personas muy sabias que se emplean en el mundo del fútbol   as entiendes mucho mejor, ya que esa es la misión del delantero centr,  hacer gol como objetivo fundamental. Para un futbolista no hay nada más especial que marcar el mayor número de goles posibles. Parece simple pero detrás de cada balón que se envía al fondo de las redes del equipo rival hay una fuerte dosis de técnica individual, táctica, carácter, juego aéreo, juego de espaldas, saber perfilarse bien para el remate, anticipación, poderío, habilidad, definición, tranquilidad, eficacia y talento. Estas características son las que definen a un delantero centro como un autentico killer del area. Todo esto hace que desde que se inventara el fútbol la figura del delantero finalizador que le garantice a su equipo un mínimo de 20 goles por temporada sea uno de las figuar más cotizadas en el mercado. Les recuerdo a Griezmann, que sin ser un delantero puro, más bien un enganche, en el Atlético de Madrid lleva ya la friolera de 22 goles. Ya decíamos que el francés era muy bueno. Qué razón tenía Martin Lasarte cuando le preguntaron si estaba seguro de lo que iba a  hacer y contestó «Seguro, no; segurísimo». Griezmann no pasó ni por el Sanse.

Satrustegui, fue el clásico delantero a la antigua usanza, es decir, un luchador infatigable, un pesado para los defensas rivales, con un dominio del juego aéreo brutal y con el gol entre ceja y ceja. Además, atesoraba buena técnica en conducción y anticipación en los desmarques. Ttambién es verdad que a veces era un poco chupon, pero solo a veces. Se trataba del clásico delantero que celebraba los goles de una forma muy especial con el puño cerrado y el brazo en alto. Vamos, un verdadero símbolo realista.

‘Satrus’ es el máximo goleador de la Real Sociedad (133 goles ) desde que debutó con el equipo realista en un partido contra el Murcia. Por aquel entonces el entrenador era Rafa Iriondo. Los números del 9 son los siguientes;

73-74, 3 goles
74-75, 8 goles
75-76, 8 goles
76-77, 19 goles
77-78, 18 goles
78-79, 20 goles
79-80, 17 goles
80-81, 16 goles
81-82, 13 goles
82-83, 5 goles
83-84, 0 goles
84-85, 2 goles
85-86, 4 goles

Causó baja después de la grave lesión de ligamento cruzado y menisco, es decir, la clásica triada en la temporada 86-87 . Tenía 32 años. Recuerdo que en una entrevista que le hacen los periodistas de la época decía que la ilusión que sintió al marcarle a Jose Ángel Iribar, el ídolo de toda su vida, los dos goles de cabeza en el viejo campo de Atotxa . Fue el  cinco de diciembre del año 1976,  en el derbi que acabó 5-0 a favor de la Real Sociedad.  Ese día saltaron con la ikurriña al campo el propio Iribar e Ignacio Kortaberria. Fue tan maravilloso el gol que marcó y de una ejecución tan fantástica que el propio Iribar comentó que aunque llegó a rozarla con la punta de los guantes fue un balón a toda la escuadra que fue imposible de detener.

En la entrevista que le hace Tito Irazusta en el Peine del Viento comenta que en el fútbol actual echa en falta la implicación, el compromiso y el combatir que ellos tenían en cada encuentro que disputaban. Que competían como verdaderos profesionales. Añadió que guarda grandes recuerdos de Iriendo, el entrenador que le dio la oportunidad y que el defensor que mejor le marcó y le fue muy difícil de superar fue el culé Tarzán Migueli.  Qué pena que muchos jóvenes de ahora no hayan vivido los partidos del viejo e inigualable Atotxa. Fútbol del bueno. Gracias Satrus por darnos tantas y tantas tardes de gloria. Un abrazo, crack.

Ver Post >
Un partido a las diez en Anoeta
Alfredo Del Castillo 27-04-2015 | 1:57 | 1

Esperamos el bus una hora antes en la parada del barrio de Altza. Llegamos con mucha comodidad hasta la Venta de curro, parada y al campo. En el mismo bus y con el móvil en mano nos metemos en el partido mirando alineaciones y vemos que el equipo de Marcelino como si lo mirara un tuerto. Tiene ocho bajas – Adrián Marín, Musacchio, Eric Bailly, Bruno, Chevyshev, Vietto, Giovani y Uche-, y en la convocatoria han enrado tres jugadores del filial: Javi Jimenez (63), Fran Sol (43) y Pedraza (61,). Muy mala suerte para un equipo que lleva siete partidos de liga sin ganar.

Por parte de la Real Sociedad  la alineación de la Real Sociedad es muy normal una vez que ha recuperada efectivos, aunque tiene la baja por tarjetas de Zaldua y Moyes decide no incluir a Ansotegi por  haber estado una semana enfermo y no encontrarse al cien por cien. La duda surge con la posición que ocupará Zurutuza, que queda resuelta después del pitido inicial cuando se coloca de medio de banda por el costado zurdo, un puesto desconocido para él donde su rendimiento es menor. Como entrenador pienso que la idea del míster es que se vaya hacia adentro. De esta manera, cuando de De la Bella se incorpore por su banda natural poder hacer superioridades por adentro. Todo lo comentado en este primer acto no existió, fue un partido muy plano en donde no se tiró entre los tres palos una sola vez, es decir, muy poca presencia en el area rival. Por el contrario, Marcelino plantea un partido con los jugadores que tiene disponibles ydispone un claro 1-4-4-2, con repliegue en su propio campo y dos puntas con mucha movilidad y muy rápidos (Campbell y Gerard). Al final resultó mucho ruido y pocas nueces, ya que la efectividad de cara a la portería rival brilló por su ausencia, aunque también es verdad que Rulli ayudó con varias intervenciones a que el gol no subiera al marcador.

Ante lo visto sobre la hierba de Anoeta y con el pitido del arbitro para ir a vestuario se oye música de viento el poco público que acudió a ver el partido. 17.073 aficionados mostraron su malestar con la primera parte de juego que ofreció su equipo y con toda la razón del mundo silbaron a los protagonistas por la mala imagen que estaban dando. Además, tenían aún en su retina el paupérrimo partido ante el Elche en el Martínez Valero.

En el segundo acto, como si la música en vez de amansar a los fieras las activara, los futbolistas realistas salieron con otro aire, con más juego, con más ganas de arreglar lo que no era muy difícil por lo dado hasta ese momento. En este periodo Xabi Prieto ocupó su lado natural, Vela jugó en el enganche -donde bajo mi opinión más rinde- y a partir del minuto 65 Chory  pasó al costado izquierdo. Agirretxe era la referencia arribaa del todo y por detrás los dos organizadores- canalizadores: Pardo y Granero.

En este segundo periodo se abusó de jugar mucho por el lado derecho y casi todas las jugadas de ataque se iniciaron por ese costado. Prieto se echó a sus hombros al equipo para espolearlo pero se encuentra  con una dificulta añadia: la falta de partidos en competición de Carlos Martinez -la friolera de 15 jornadas sin jugar- que le pasan muy mala factura en el despropósito de los malos centros que sacó.

Para mi sorpresa llegó en el minuto 81. Hasta entonces el mister había ordenado con mucho criterio que el juego fuera por los dos costados, con centros al área adversaria. En ese momento decidió hacer un cambio de delantero centro por delantero centro, es decir, Finnbogason entró en lugar de Agirretxe.  Ceo que hubiera sido mejor retrasar a Canales y jugar en la derecha con Prieto; en la izquierda, Chory y arriba del todo Finbogason y Agirretxe. Hubiera sido  un cambio con mensaje ganador y los jugadores lo hubieran entendido. En mi opinión, el cambio era  Granero y no Agirretxe, retrasando a Canales para que se encargase de la canalización. Pero en mi criterio aún hay más:  el míster nada mas aterrizar en Donosti estaba muy por la labor de tomar una cerveza y hablar de fútbol con los entrenadores. Tengo la sensación que en su despacho de Zubieta se le cuenta poco lo que es la Real. En un partido ante un rival con ocho bajas, que tiene buen gusto por el balón y juego combinativo, es decir, juego pelotero, era una buena oportunidad para colocar a Hervías en la banda izquierda a pie cambiado porque es un futbolista rápido, con buena conducción, que se asocia bien con los de alrededor y tiene un potente tiro a gol. No entiendo no darle los 90 minutos para ver cómo responde. Por  mi cabeza pasa que ese futbolista no le gusta para el siguente proyecto. Sin más, los entrenadores a veces somos muy raros y tomamos decisiones erróneas si no hay alguien cerca que nos haga pensar distinto. Hervías se quedo fuera de convocatoria, asi que ni con el primer equipo ni con el Sanse. Fútbol. Real.

Ver Post >
El secreto de Ancelotti y Sergio Ramos
Alfredo Del Castillo 25-04-2015 | 8:54 | 0

El Bayern, el Barça y Real Madrid se vuelven a colar en las semifinales de la Champions League después de derrotar al Oporto, Paris Saint Germain y Atlético de Madrid. Sin ningún género de dudas los dos equipos españoles tienen unas plantillas fantásticas, descomunales, extraordinarias, muy buenas.

Pienso que para estas semifinales el favorito es el Bayern es por su fútbol de posesión y continuidad, en el cual el director de esa coral es Pep Guardiola. El conjunto alemán se ha visto muy reforzado tras golear al Oporto de Julen Lopetegi. En mi modesta opinión son el rival a batir. Pero señores, esto es fútbol de alto nivel y la pelota está también en el tejado del Real Madrid y el Barça, más el escondido y calladito Juventus de Turin.

En el partido del Santiago Bernabeú, Chicharito,  un futbolista que apenas contaba para el mister Ancelotti, se convirtió en el héroe de todo el madridismo después de conseguir el gol del pase a semifinales. Se trata de un jugador de área de penalti que vive y se siente como pez en el agua en esa zona del terreno de juego. Es el clásico futbolista activo, atento a todos esos balones que se quedan sueltos en segundas jugadas y que rebaña con suma facilidad para hacer gol. Hay que reconocer que el movimiento de desmarque que hizo hacia adelante para luego dar dos pasos atrás y quedarse solo en el punto de penalti y hacer el gol es extraordinario.


Pero la sorpresa de la noche saltó en la sala de prensa en el momento que pasaron desfilando varios jugadores del Real Madrid y respondieron a las preguntas de los periodistas. P primero Isco y después Sergio Ramos dijeron que se enteraron de que el sevillano jugaba de medio centro defensivo en el momento que el míster dio el equipo. Así lo  comentó Isco y después Ramos aseguró que Ancelotti se lo había dicho a él a nivel personal.

Yo me pregunto si es normal alinear a un jugador en una posición que no es la suya sin estar previamente entrenado para que los jugadores de su alrededor se asocien y sepan las características, sus movimientos y evoluciones.  ¿Tenía miedo el míster de que se filtrase la posición del central y se fuera al garete el factor sorpresa? ¿Se puede salir a competir en una eliminatoria de Champions con un jugador fuera de sitio y con el riesgo de que si te sale mal quede eliminado el todopoderoso Real Madrid? Como entrenador pienso que dicha decisión estaba muy bien tomada. Si analizamos a los jugadores disponibles que tenía el míster italiano en esos momentos vemos que lo que intento fue un medio campo con un jugador líder, con galones y con una jerarquía fantástica, que con su batallar, competir y raza contagiase a los de alrededor de forna brutal. Además, de esta manera tenía a tres hombres como Varane, Pepe, Ramos para  poder neutralizar el potente juego aéreo de su rival.

Carleto, felicidades por el acierto táctico aunque yo lo hubiera entrenado. Te salió todo muy pero que muy bien, aunque yo como entrenador jamás se me pasaría por la cabeza confeccionar un equipo con un sistema de juego sin entrenarlo primero. También es verdad que yo solo he entrenado en Segunda B y tu techo estña en la elite del fútbol europeo, es decir la cream de la cream, la Champions League. Ah, se me olvidaba: Cristiano Ronaldo, tu jugador franquicia,  se tiró todo el primer acto escondido en un costado del campo e Isco participó muy poco en el primer acto, pero apareció cuando se le acabó la gasolina a James.

Ver Post >
Un futbolista, ¿nace o se hace?
Alfredo Del Castillo 24-04-2015 | 7:11 | 3

Ser futbolista profesional es el sueño de todo niño guipuzcoano que empieza a jugar a fútbol en el patio del colegio o en la playa de La Concha, ya que en los patios o las calles de los barrios y pueblos no se ve a muchos. Todos ellos quieren convertirse en una estrella del fútbol, que cada vez  es más negocio o circo mediático, tanto por fama como por dinero que se puede llegar a ganar. No nos podemos engañar, ganarse la vida jugando a fútbol es algo con lo que muchos de esos niños sueñan y aspiran. Y qué decir de aquellos padres que comentan que su hijo parece Messi.

Para convertirse en un jugador de fútbol no basta sólo con la calidad técnica individual,  aunque es muy importante tenerla. Soy de los que piensa que es algo innato. Se tiene o no se tiene. Pero en este mundo del fútbol hay unos requisitos indispensables para ser ese añorado futbolista en la elite o para poder jugar en el mundo profesional.

Calidad técnica. Sin ella es muy difícil competir en un equipo de la Liga BBVA, aunque también es verdad que dependiendo de la demarcación que ocupes en un terreno de juego es probable que no teniendo mucha calidad técnica puedas jugar y llegar a ser un futbolista profesional. No es lo mismo jugar de defensor que ser un centrocampista organizador o canalizador del juego ofensivo, ni tampoco ser ese futbolista efectivo de cara al marco rival, es decir, jugar en la zona de finalización en donde de verdad el fútbol es caro y se paga muy bien. Desde siempre hay un slogan que hoy también es válido: el gol se compra, hay que pagarlo.

Actitud. Cuando se juega a fútbol hay que ponerle ganas y actitud. De nada sirve tener mucha calidad técnica individual si luego eres un pichafría y no colaboras en tareas de equipo, es decir, el clásico jugador comodo que sólo juega cuando se la dan y es muy poco sacrificado en la recuperación del balón y en el trabajo en equipo. Se trata de ése que muchas veces juega más pensando en el lucimiento personal que en el equipo.

Mentalidad ganadora.De muy poco sirve ser un futbolista muy bueno en los entrenamientos donde juega liberado de la presión ambiental, y después en un partido de competición no ser capaz de superar la presión, ser un desastre y que no salga nada. Muchos futbolistas de gran nivel sufren ese problema. Por ejemplo, Cristiano Ronaldo en partidos de maxima exigencia y de un nivel Champions League y según al rival que se enfrente, es un jugador que se esconde en encuentros importantísimos para su equipo. En este sentido, es vital que no te creas el mejor, pero no te equivoques y pienses que hay alguien mejor que tú.

Profesionalidad. Un futbolista profesional se tiene que cuidar tanto dentro como fuera de los terrenos de juego. También es cierto que un jugador es una persona que tiene que disfrutar de la vida en el tiempo libre, pero siempre ha de tener presente en su mente el concepto de libertad bajo responsabilidad, ya que no es lo mismo ser futbolista de la Real Sociedad que del Lagun Onak de Azpeitia. Jugadores como Ansotegi, Aranburu, Arkonada o Zamora son verdaderos ejemplos a seguir.

Después del último partido que enfrentó a la Real Sociedad al Elche en el Martinez Valero, en sala de prensa el entrenador realista declaró que a su equipo «no le faltó actitud, pero sí adoleció de calidad». Esta expresión para mí tiene una gran carga y un mensaje a navegantes que intuyo y olfateo como entrenador de fútbol. Después de terminar el partido en Elche imagino un coloquio entre el entrenador y el máximo mandatario:  «Presidente, estos son los jugadores que jugaron ante un gran potencial como lo es el Atlético  de Madrid y ante un equipo no tan potencial como lo es el Elche, sin menospreciar a ninguno. Esta es la plantilla que confeccionaron su anterior entrenador y los seis hombres dependientes de la Dirección Deportiva, y con esto estamos donde estamos  -en el puesto 12 de la tabla clasificatoria-. Jokin, hay que mover el árbol y firmar jugadores acordes con lo que yo quiero para el próximo curso si de verdad quieres un equipo que esté en Europa y además ilusione a una gran afición como lo es la de  la Real Sociedad. De nada me vale poner al servicio del futbolista en los hoteles habitaciones individuales y confort si después en el terreno de juego no me dan el rendimiento que yo quiero de ellos. Sabes que en este mundo del fútbol si tienes buenos jugadores tendrás mejores resultados». Ahora la pelota está en el tejado del presidente y del consejo de administración. Sin más, fútbol.

Ver Post >
Quien tiene un jugador polivalente tiene un tesoro
Alfredo Del Castillo 22-04-2015 | 7:16 | 5

Polivalente es un adjetivo que se aplica a aquel o aquello que resulta valioso en diferentes situaciones o que ofrece varias prestaciones.

En un equipo de fútbol un jugador polivalente es aquel que se desenvuelve y cumple en cualquier posición que ocupe sobre un terreno de juego, es decir, que se adapta y compite bien en cualquier puesto. Es tan importante la figura del futbolista polivalente que Marcelo Bielsa tiene en su agenda de posibles fichajes a un jugador rojiblanco con estas características,  el alavés Óscar De Marcos. Se trata de un futbolista que tiene un rendimiento fantástico cuando juega tanto de lateral como de medio en banda o en la media punta detrás del delantero centro. Otro jugador que es un comodín y que está cuajando una gran temporada en la S.D. Eibar es el alicantino de Aspe Lillo, que se desenvuelve con mucha soltura tanto en ambos laterales como en el puesto específico de central derecho o en una defensa en zona de tres hombres con un libero en el medio. Fantástica temporada de este futbolista con un saber competir y un rendimiento extraordinario. Pep Guardiola, que es un amante del fútbol de posesión, combinativo y de continuidad, ha fomentado en el Bayer de Munich el sentido de la variedad y la movilidad, la cual se decanta en la adaptación. Esta faceta ha recaído en el polivalente Lahm con una diferente posición y función sobre el terreno de juego a la que estaba acostumbrado hasta que Guardiola llegó al banquillo teutón. En definitiva,  jugadores comodines que compiten en cualquier lugar.

Recuerdo con mucho entusiasmo la temporada 91-92 en la que entrené a la S.D Beasain después de ascender con el Lagun Onak de Preferente a Tercera. Para ello hubo que superar un  play off con el Alavés y el Erandio. Me contrató Pello Gibelalde, un adelantado en las labores de saber que un equipo con buenos futbolistas tiene el éxito más cerca. Así fuey  firmó una columna vertebral fantástica. En la portería, Briones;  en la defensa, Madinabeitia, Mendigain y Esquisabel; como medio centro, Eizmendi y arriba del todo, Iñaki Ibañez y Juanjo Larrarte. Casi nada. Esquisabel era un futbolista alto, zurdo cerrado y algo lento que jugaba en Preferente de medio zurdo y, a veces de medio punta. Yo lo coloqué como central zurdo en una defensa de cinco. Fue un acierto total, con un rendimiento fantástico de un jugador importante en una temporada que se cerró con un ascenso de Tercera a Segunda B. Después siguió jugando en esa posición muchas temporadas más y llego a ser entrenador de la Real Sociedad B.

Años atrás en la Real Sociedad había un jugador muy, pero que muy polivalente y con un rendimiento fantástico: Gaztelu. Fue el jugador puente entre dos generaciones. Cuando él ya estaba casi para dejarlo llegaban con fuerza futbolistas como Zamora, Diego, Alonso, López Ufarte, Idigoras o Celaieta. Jugó en la Real en varias posiciones. Que yo recuerde de extremo izquierdo y de centrocampista. En un partido con la selección española en la Linea de la Concepción llegó a hacerlo de lateral derecho. Su relación calidad-precio era fantástica.


En la Real de hoy en día hay un futbolista al que conozco muy bien desde categorías inferiores y no es otro que Iñigo Martínez (17-05-91). Cuando militaba en el cadete de segundo año como a todos sus compañeros se le hizo un seguimiento. Era un jugador que por su temperamento, por su intensidad y por su ardor podía jugar con un rendimiento total en varias posiciones: central zurdo, medio centro y, a veces, lateral del costado izquierdo. Soy de los entrenadores que intuyo que no sería nada descabellado que en lo que resta de temporada jugara alguna vez en el lateral zurdo. Puede ser un futbolista muy, pero que muy válido en esa posición. Sin más, intuición de entrenador. Acierto o error, pero por probar que no quede.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor