Diario Vasco
img
Fecha: septiembre, 2016
A vueltas con el sistema
Alfredo Del Castillo 27-09-2016 | 12:57 | 1

El sistema 1-4-1-4-1 o el 1-41-41, como lo llaman en mis queridas Islas Canarias, nos permite a los entrenadores acumular tantos futbolistas en la faceta ofensiva como en la faceta defensiva. Eso está muy clarito, pero amigos, también estarán conmigo en que si un equipo está partido y pierde el sitio mi mediocentro defensivo… no existe el famoso equilibrio. Y así, mal vamos.

Este sistema táctico nos da la posibilidad de disponer de un delantero centro referencial y dos extremos u hombres que juegan por fuera más dos medios de características ofensivas y bien dotados técnicamente. Los dos extremos pueden ser puros teniendo la capacidad y la consigna de buscar las espaldas de la defensa rival o también el mano a mano en las dos bandas. En estos dos puestos pueden jugar dos jugadores mas técnicos con la idea de buscar superioridades por dentro y dejar los espacios de fuera para las llegadas por sorpresa de los dos laterales de su propio equipo, aunque también nos damos cuenta de que con estos dos medios puntas en pasillos interiores se crean muchos triángulos con el punta referencial para ocasionarles muchos problemas a la defensos adversarios. Es muy importante el trabajo de los dos medios puntas a la hora de filtrar pases a pasillos interiores o duelos individuales en esos pasillos de máxima seguridad defensiva.

También puedes construir un trío de centrocampistas donde su mayor virtud sea que sean jugadores muy seguros y hábiles en el pase (vamos: esos llamados jugones). En la faceta defensiva es importante regresar con el mayor número de jugadores para defender la portería donde el futbolista que juegue de medio centro defensivo debe jugar desde la posición y se convierta en fundamental en este entramado defensivo. Sí, amigos, sí, jugando desde la posición y no siendo un futbolista andador y un futbolista que pierda con frecuencia la parcela central para preocupación de los dos centrales, el trabajo en equipo en la recuperación del balón es muy importante, lo de la unión hace la fuerza o recuperamos en manadas.

El míster de la Seca juega con este entramado táctico: en portería Rulli, en baja forma pero en lo que hay detrás no se confía y están más por si se lesiona que por disputar el puesto (Toño, lesionado y Bardají); en la línea de cuatro defensores están Zaldua, muy fijo en el lateral derecho, y por distintos motivos Carlos Martínez y Aritz Elustondo jugando en ese lugar; el central derecho es Mikel González, que le penalizó el partido de Villarreal. Después lo ocupó Navas en Anoeta contra Las Palmas y en Ipurua contra el Eibar; en el central zurdo, indiscutible es Iñigo Martínez; y el lateral zurdo es de Yuri, que por lesión ha dejado el sitio a un muy verde de momento Héctor; en el pivote defensivo, el míster apuesta por un futbolista andador, dinámico, recuperador, pasador, de mucho recorrido y trabajo: Asier Illarramendi, que ha jugado en esa posición en los últimos cinco partidos, ya que ante el Real Madrid en Anoeta jugó con Markel Bergara. Esta es la asignatura pendiente de Eusebio, en mi opinión, ya que juega con un jugador fuera de lugar que pierde el sitio dejando muchos desequilibrios y cuyo rendimiento por delante es muy superior. Con esta decisión, de un plumazo se devalúan en plantilla Pardo, Markel y Gaztañaga, los cuales son jugadores mas específicos de ese fundamental puesto; por delante, en el lado derecho, han jugado Markel, Oyarzabal, Pardo, Illarra, Prieto…; por la izquierda el fijo es Zurutuza; en el extremo derecho ha jugado con Vela, Oyarzabal, Prieto, Juanmi…; en punta o como atacante referencial o más dinámico han jugado Willian José, Juanmi y Oyarzabal de falso nueve al mas puro estilo Guardiola con Messi. Y en el costado izquierdo o extremo de ese lado: Oyarzabal, David Concha y Juanmi.

Como podemos ver, mucho ruido y pocas nueces, ya que estamos sin un equipo tipo y sin un estilo de juego definido, porque hoy hablamos de continuidad en el juego y posesión, y mañana de repliegue y contra. Y estos vaivenes al futbolista le generan muchísimas dudas y no saben a lo que jugamos ni el menú que toca hoy…

A Eusebio se le trajo para un estilo muy definido de juego y para dar continuidad al decálogo Montanier y Arrasate, que no sacó resultados un curso y se trajo a un míster top como Moyes, que tampoco cuajó.Míster, si su estilo de juego es salida de pelota limpia, continuidad en el juego, muchos pases hasta llegar a portería, juego elaborado hasta que aparezca la ocasión, subidas por sorpresa de los laterales, filtrar pases a pasillos interiores, paredes con los de adelante, juego del famoso tiki-taka… muera con su idea y con su ADN de estilo de juego. Pero en mi opinión, solo le falta colocar a cada jugador en el sitio o lugar que más rendimiento den. Esta es su asignatura pendiente, y por si le vale le doy una idea: juegue con Pardo de pivote, por delante Illarra y Oyarzabal a la izquierda; Zurutuza metido para dejar sitio a Yuri, en la derecha con Vela y arriba del todo con Willian José. Y si quiere le da descanso un día a Illarra y en ese lugar coloca a un gran futbolista y pelotero curtido en mil batallas que respira fútbol por sus poros: Xabi Prieto. Y dele continuidad a la idea y verá cómo la afición se lo agradece, ya que en Anoeta con poca cosa el público esta vibrando con su equipo. Mimbres tiene. 25 más el Sanse y los que están cedidos: Babic, Capilla, Oyarzun, De la Bella… que lo puede traer en mercado de invierno.

Perdone mi atrevimiento, pero esta vida es también para los atrevidos que opinamos de este apasionante mundo del fútbol. ¡Ah!Se me olvidaba. El Eibar, en el costado derecho es muy profundo con Capa y Pedro León, que fue una autopista para Juanmi y Héctor. Dichosos informes. Tendré que hacerle más caso a mis colaboradores.

Ver Post >
Maldito Ipurua, tres derrotas de tres
Alfredo Del Castillo 25-09-2016 | 7:19 | 1

Ipurua es un campo maldito. De dos partidos que la Real Sociedad ha jugado en el estadio eibarrés, ninguno se saldado con victoria para el conjunto txuri urdin. la Pero el equipo que adiestra el técnico Eusebio Sacristan quería que a la tercera fuera la vencida, romper con el maleficio y vencer a la S.D. Eibar en su feudo. Motivos no les faltaban a los donostiarras, después del buen juego desplegado en el Madrigal ante el Villarreal y el triunfo del miércoles ante un equipo revelación como lo son los canariones de Las Palmas. El sábado se presentó una nueva oportunidad para sumar la segunda victoria seguida en esta temporada 16-17. Antes del encuentro ambos equipos sumaban los mismos puntos, es decir 7, con dos partidos ganados, uno empatado y dos derrotas. La Real con ocho goles a favor y siete en contra y el Eibar con seis a favor y seis en contra. Uno en el puesto octavo y el otro en el puesto noveno. Igualdad absoluta y espadas en todo lo alto para un fantástico partido de fútbol en un horario raro raro raro.

Una vez colocados los peones en el cespedpudimos ver que el medio centro defensivo de la Real sigue siendo Illarra, y los dos medios puntas organizadores y llegadores que van como tiros sobre los dos medios del equipo armero cuando no tienen el balón son Markel y Zurutuza. Más adelante, Vela ocupa la derecha, Juanmi la izquierda y como punta referencial está Willian Jose.

Veo un equipo de velocidad por afuera para jugar a repliegue y en contra, pero también me doy cuenta que el tipo y características de los jugadores no responde al juego que, con tanta pasión y certeza, quiere desarrollar el mister. Y cuando esto ocurre traicionas a tu filosofía y a tu estilo, y así fue este encuentro. Con el añadido de que con la expulsión de Aritz en el minuto 23, el partido resultó ser un coser y cantar para los pupilos de Mendilibar. Los jugadores del Eibar fueron muy superiores y justos vencedores de este envite. 

La jugada y acción que marca el devenir del partido tiene lugar en el minuto 23, cuando un remate de cabeza da en la mano de Aritz, el cual evita que el balón se aloje en las redes visitantes. Reglas de juego: penalti y expulsión. Pero el lanzamiento del medio derecho eibarrés Pedro Leon se fue al limbo y lo sacó de la nueva grada a la calle. Pero nos quedamos con 10 jugando Markel, el chico para todo, de lateral derecho hasta el descanso que acabó con el mismo resultado de inicio: empate a cero.

En el segundo acto y con el cambio de Zaldua por Zurutuza el sistema fue el mismo, es decir, dos líneas de cuatro y un punta arriba del todo: Rulli, Zaldua, Navas, Iñigo, Héctor, Vela, Markel, Illarra, Juanmi y Wilian José. Con una Real atrincherada en su propio campo y un Eibar con ritmo y deseos de hacer un gol, el conjunto armero accedió a la portería de Rulli con un pase atrás de Escalante, que encontró pasillo por fuera. Lo desvía Illarra y lo cuela en su propia portería. Por cierto, señor colegiado Sánchez Martínez, antes de hacer el acta mire quién marcó en propia puerta, fue Illarra y no Iñigo Martinez.

Los de Ipurua encarrilaban el encuentro y la Real Sociedad no parecía que pudiera darle la vuelta. Y llegó la estocada en el minuto 66 con siete realistas dentro de su propia área más el portero. Bebé, ante la pasividad de Vela, sacó un zambombazo que se coló junto al poste izquierdo de Rulli. Era el dos cero. Pudieron ser más goles si llega a entrar el tiro al poste de Sergi Enrich y los dos mano a mano del Lagunero y canario Nano. Aunque también eligió mal en la ultima contra Pedro León, que no tuvo su día ya que a su izquierda estaba mejor colocado Sergi Enrich pero no le pasó el balón a él sino al fallón Nano, situado en el costado derecho en un tres contra uno.

En esos momentos el partido era un verdadero sufrimiento para los pupilos de Eusebio ya que nunca se encontraron a gusto en el césped, ni con el sistema empleado, ni con la colocación de los jugadores, ni con los cambios realizados, ni con nada de nada. Por el lado contrario, en esos momentos en un encuentro muy abierto y de ida y vuelta, fue una fantástica fiesta para los aficionados que subieron a Ipurua, viendo cómo su equipo a la contra pudo golear a su rival Guipuzcoano.

Semana dura en las oficinas de Zubieta antes de que llegue el Betis. Así es el fútbol profesional, ese que quieren sus dirigentes Televisiones y horarios de locurita. Más pronto que tarde conseguirán alejar a los aficionados de los estadios de fútbol. Si no corrigen y ponen remedio este fútbol no tiene futuro.

Ver Post >
El farol de Setién
Alfredo Del Castillo 22-09-2016 | 6:59 | 0

Quique Setién vino al festival de cine de Anoeta con una película de un rango menor y, así, era muy difícil puntuar ante la Real Sociedad. Primero las clásicas rotaciones con tres partidos en una semana y dejas fuera del equipo a Michel, Vicente Gómez, Momo, Jonathan Viera, Livaja. Antes del encuentro manifiestas -creo que en plan farol- que el equipo sufriría en Anoeta, ya que la Real tendría el balón y los amarillos esperarían para salir a la contra. Ese no es tu juego. Tu juego es posesión y continuidad. El farol te salió muy mal ya que no engañaste a tu rival y saliste goleado. Pero con mucha suerte ya que pudieron ser muchos más, mi niño. Contento con solo cuatro como cuatro soles.

El partido duró en competitividad de los dos equipos 21 minutos, justo hasta que los pio pio encajaron el segundo gol en una jugada en la que se la come Javi Varas. Boateng, debajo de los tres palos, sacó con la mano un balón que iba a besar las redes canarias, enviado por Willian José. Penalti y expulsión en donde Vela, de forma magistral y con mucha parsimonia, marcaba el segundo gol. Se quedaba el equipo amarillo con 10 jugadores y setenta minutos muy pero que muy larguitos. «Ya, coño. ¿Cuántos nos van a caer?», pensarían los futbolistas isleños.

La Real Sociedad fue dueño y señor del partido tras encontrarse con el primer gol en el minuto uno de juego. Dos para uno en banda con Vela y Carlos Martínez. El centro de este se pasea por toda la raya del área chica sin que nadie cortara o despejara el balón y en el segundo palo, solo, Willian José ponía en ventaja a los de Eusebio. Sigue el partido y los canariones no están a gusto puesto que los jugadores locales, con acoso y presión, robaban una gran cantidad de balones a los amarillos. Se veían desbordados y muy sorprendidos por lo que se les venía encima, con una actitud de pasotismo y poca intensidad en el juego. Willian José fue una auténtica pesadilla para la endeble defensa canaria, ya que remató todo lo que le llegó de ambos costados y también participó en la expulsión de Boateng con su cabezazo. Con la que estaba cayendo, solo un milagro salvaría aquello y no fue así. Zurutuza, libre de marca, hizo el tercer gol a centro, una vez más, por el costado de unos desbordados Dani Castellanos y El Zhar. ¡Qué coladero, madre mía!

Después de la vuelta de vestuarios, ya en el segundo acto, más de lo mismo. Una Real muy superior que por momentos levantó el pie del acelerador y una U.D. Las Palmas con dos líneas de cuatro, esperando agazapada en su propio campo con la intención de ligar algún contraataque. Pero en un error infantil de David Simón al sujetar a un jugador donostiarra lo cazó el juez de banda y el penalti lo transformó un motivadísimo Willian José. Amigos, se acabó lo que se daba. Los de Quique Setien, con una retaguardia muy endeble, fueron un auténtico coladero en este encuentro. Una defensa impropia de un equipo que compita en la Liga Santander. Con los cambios de Helder y Jonathan Viera se marcó el gol del honor y se realizaron dos manos a manos ante Rulli de David Simón y El Zhar, pero ya estaba todo el pescado vendido.

Eusebio Sacristán en estos cinco encuentros ya disputados está apostando en zona de creación por un tridente que aun no lo encuentra. Probó una vez con Markel de pivote y en los otros cuatro partidos fue siempre Illarra el medio centro más defensivo. Los medios puntas por delante del pivote han sido, Illarra-Zuru, Pardo-Zuru (dos partidos), Oyarzabal-Zuru y Prieto- Zuru. Sin embargo, parece que su medio centro es Illarramendi y que uno de los medios puntas es Zurutuza; muy fijos los dos. De ahí para adelante con Vela, Juanmi, Willian José, Oyarzabal, Prieto, Bautista e Imanol Agirretxe, cuando llegue, serán los que tengan que ganarse un sitio en el equipo titular. El resto a verlas venir, ya que se quedan fuera de convocatoria ocho si viene Bautista del filial. Ayer se quedaron fuera: Agirretxe y Toño por lesión, Pardo, Gazta, Concha, Granero, Zaldua (sanción) y Mikel Gonzalez (capitán). Es decir, seis canteranos y dos fichajes. Está muy caro jugar y Eusebio debe acertar en estos puestos de suma importancia.

Ver Post >
El buen gusto por el fútbol de toque
Alfredo Del Castillo 20-09-2016 | 4:35 | 0

La U.D. Las Palmas siempre fue un equipo de buen gusto por el fútbol de posesión y del juego al pie. Un conjunto que conoce a la perfección cuando hay que darle una pausa al juego y que dispone de un control del balón fantástico. Esto no es casualidad. Los jugadores canarios atesoran una calidad individual muy elevada y se sienten muy a gusto con el balón en los pies, es decir, lo quieren y nunca se esconden. Vamos, que tener el balón no les quema.

Recuerdo como si fuera hoy la llegada de varios argentinos -allá por los años 73-74- al conjunto insular. Uno de ellos fue el portero Daniel Carnevali. Una contratación que marcó una serie de fichajes de esa nacionalidad que fueron la columna vertebral del equipo canarión. Hablamos de Quique Wolf, Carlos Morete y Brindisi. Una serie de jugadores extranjeros que unidos a los canteranos fueron configurando un bloque que bajo las órdenes del malogrado Miguel Muñoz -descanse en paz- alcanzó la tercera y última clasificación para una competición Europea para el equipo canario.

Amigos, recordarán como en nuestro querido Atotxa saltaba al verde el portero Carnevali con una gorra escocesa con pompón en lo alto de unos llamativos colores, que era la comidilla de las gradas y desde donde de vez en cuando se oía lo de «indios fuera, los canarios para la jaula, o alpiste para los ‘pío pío’». Unos cánticos que llegaban a donosti con aquel aficionado animador con su trompeta y sombrero mexicano, era la época de los oriundos en los años setenta, ya ha llovido, que envidia sana.

Ahora, en el año 2016, después de la victoria inaugural en Valencia, los de Quique Setién conseguían colocarse en los puestos cabeceros y llevan durmiendo en los cuatro primeros puestos en estas cuatro jornadas disputadas, con 9 puntos de los doce posibles que se podían sumar.

Aunque desde el comienzo de la actual temporada no se ha parado de repetir que el objetivo principal para este curso liguero no es otra que mantener la categoría de forma desahogada y tranquilita, el buen arranque de los amarillos le ha situado en los lugares de honor en este curso 16-17. Y de forma muy merecida.

El acierto en la contratación de Quique Setién con su ayudante Eder Sarabia, han sido la clave de cómo un entrenador con un estilo de juego muy definido le va como anillo al dedo a una afición y a unos futbolistas que apuestan por el buen gusto del fútbol de pausa, toque, posesión, continuidad y con una defensa bien armada y muy rocosa. Se puede afirmar con rotundidad que decir una cosa no está enfadada con la otra, y este Las Palmas es un equipo más equilibrado y mucho mas completo. Setién es un entrenador que premia a razón de lo que se trabaja durante la semana y así de forma muy rigurosa prepara a sus futbolistas para enfrentarse al siguiente rival.

Aunque el próximo rival en el Gran Canaria será el campeón de Europa, es decir, el todo poderoso Real Madrid, para el míster lo primordial es el miércoles a las 22.00 horas en Anoeta, y es allí en donde pone los cinco sentidos Quique Setién. El cántabro solo presta atención a lo más inmediato y es consciente de la oportunidad que se le presenta para aumentar el casillero de puntos antes de recibir al actual líder de la Liga Santander, ya que las prestaciones que están ofreciendo los jugadores amarillos fuera de su casa son hasta la fecha muy sobresalientes. Basta con mirar al partidazo que realizaron en Mestalla venciendo por 2-4 y realizando otro gran encuentro en el aspecto defensivo en el Sánchez-Pizjuán ante el Sevilla de Sampaoli y Lillo, que si no es por unos errores arbitrales en los últimos minutos más el tiempo añadido la victoria se hubiera marchado para la isla redonda.

Esa fortaleza como equipo visitante se pretende hacer notar en el campo donostiarra después de viajar el martes a tierras vascas y entrenar dos días a puerta cerrada en el campo del Zamudio antes de viajar a San Sebastián. Mucha atención a este equipo que juega a fútbol como los ángeles y sus posibilidades de éxito si juegan como lo vienen haciendo serán muy grandes. Dos canteras fantásticas se verán las caras, que viva el buen fútbol. Que así sea. Todos a Anoeta el miércoles. ¡No se arrepentirán!

Ver Post >
¿Cuándo llegarán los goles?
Alfredo Del Castillo 19-09-2016 | 8:16 | 1

El Villarreal de Fran Escribá recibía a la Real Sociedad en su feudo del Madrigal con tres victorias y tres empates en los últimos seis encuentros de Liga jugados en dicho campo. El ultimo empate en Liga BBVA con el conjunto donostiarra fue durante la pasada temporada en la jornada 35 que terminó con empate a cero goles en el marcador.

Un partido amistoso disputado el pasado mes de julio entre estos dos equipos en el campo de Asti de Zarautz también finalizó en tablas, pero esta vez a un gol, con tantos del lesionado Bakambu y el boquerón Juanmi, uno de los fichajes realistas del verano. Sin embargo, para encontrar un triunfo del conjunto txuri-urdin en el Madrigal hay que remontarse a más de una década atrás. Concretamente a la jornada 34 de la campaña 05-06 en la que venció por 0-2 con tantos marcados por Mikel Alonso -hermano del bueno de Xabi– y Mark González, el chileno que llegó desde Liverpool. No ha llovido poco desde entonces.

La Real saltó al Madrigal con un equipo muy ofensivo de inicio, ya que una vez mas se cambió la zona de máquinas, es decir, donde se crea y se canaliza el juego ofensivo del equipo, Illarra volvió a jugar de pivote y por delante lo escoltaron por la derecha Oyarzabal y por la izquierda Zurutuza. Enorme el partido de trabajo y derroche físico por parte del jugador de Rochefort. Sumando por banda derecha a Vela, por la otra banda a Juanmi y con Willian José como punta de ataque, se vio en el inicio de partido a una Real muy enchufada y ambiciosa que dominó el encuentro a su antojo, pero que no contaba con los cuatro desequilibrios que se produjeron y que dos fueron goles en perdidas tontas de balón y los otros dos fueron una pena máxima en donde en mi opinión le perdonaron la tarjeta roja a Rulli; y la otra un mano a mano de Nicola Sansone contra Rulli que se fue fuera junto al palo derecho del cancerbero argentino.

Un equipo como la Real no puede tener estas pájaras defensivas, ya que en tres minutos se puso el encuentro muy cuesta arriba con un 2-0 en el marcador ante un equipo que venía de jugar en Europa con las piernas muy cargadas y con algunos jugadores de refresco en esas clásicas rotaciones que se realizan ante la acumulación de partidos. Acercó en el marcador al equipo de Eusebio Yuri con un gran gol en una jugada combinativa y la Real se vino arriba con un juego de mucha posesión, pero también es verdad que con una falta alarmante de remate y finalización pese a estar sobre el campo Oyarzabal, Vela, Juanmi y Willian José. Amigos esto es lo realmente preocupante para el equipo que entrena Eusebio Sacristán: la falta de gol en estos últimos cuatro partidos -en los que solo hemos marcado tres goles- ya que el otro lo marcó en propia puerta el jugador navarro Unai García.

En una apuesta muy habitual de los dos equipos por el juego combinativo se vio un encuentro muy vistoso y bonito para los espectadores que acudieron al Madrigal. Ambos conjuntos saben qué hacer con el balón, pero en este caso unos tuvieron la efectividad de Nicola Sansone y los otros muy espesos y negados de cara a la portería defendida por Asenjo que abortó con mucha valentía un mano a mano de un inoperante Juanmi que pudo llevar las tablas al marcador. El resultado que hubiera sido mas justo tras lo visto en los 93 minutos que duró el encuentro.

La Real dominó el encuentro en muchos momentos, pero nunca dio la sensación de llegar con excesivo peligro en los últimos 20 metros. Además, como en tantas otras ocasiones, los cambios en vez de sumar restaron en lo deportivo y en lo emocional. Primero, en lo deportivo, por el batiburrillo Concha lateral, Markel medio organizador, Oyarzabal fuera de sitio, Zaldua expulsado…, y en lo emocional, por el rifi rafe con el cambio de Yuri por Markel a falta de cuatro minutos más el tiempo añadido que no sentó nada bien al bravo lateral . Siempre muy temperamental, Yuri fue uno de los mejores jugadores del equipo realista. Su calentura no fue nada correcta y es una falta de respeto al compañero que salió por él y a su entrenador, al cual le debe de pedir las disculpas correspondientes. Y pelitos a la mar, y sin tiempo, próximo miércoles los sorprendentes terceros clasificados: Las Palmas. El conjunto ‘pío pío’, el equipo revelación de la Liga y que juega a fútbol como los ángeles, se presenta en Anoeta como una nueva oportunidad de lavar la imagen de los de Eusebio. Hay que mirar hacia arriba. No podemos fallar ante nuestra afición el miércoles en Anoeta, avisados estamos futbolistas.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor