Diario Vasco
img
Fecha: diciembre, 2016
La misma Real, dos equipos diferentes
Alfredo Del Castillo 21-12-2016 | 12:01 | 0

Amigos lectores, hay una gran diferencia entre la Real Sociedad de las primeras ocho jornadas de liga y la de las ultimas ocho que se han jugado.

El equipo que adiestra Eusebio sólo consiguió 10 de los 24 puntos en juego de los primeros ocho partidos. Sin embargo de los últimos 24 puntos posibles, el equipo txuri urdin sufrió un cambio radical. Tras dar con la alineación adecuada, ha conseguido la friolera de 19 puntos. Sólo perdió en Riazor y empató con el gran Barça de Messi, en un partido que mereció a todas luces ganar ya que fue mejor que su rival. Además, la Real Sociedad es el cuarto equipo que más puntos sumó en el año 2016 (es decir del 1 de enero al 31 de diciembre)con 61 puntos y solo lo superan Real Madrid, con 91 puntos, Barça con 84 puntos y el Atlético de Madrid con 78 puntos .

La Real comenzó la liga jugando en Anoeta contra un rival de postín: el Real Madrid. Y el míster nos sorprendió con un equipo que, por varias causas, no contó desde el inicio con Vela, Prieto, Willian José aunque luego entraron de recambio. El sorpresón fue David Concha como titular, se perdió por 0-3. El siguiente encuentro fue en Pamplona y se ganó con más pena que gloria, en un partido trabado y sin la sintonía y estilo que quería el entrenador. Después vino el empate en casa ante el Espanyol, para después perder en Villarreal con cambios en la zona ancha del rectángulo de juego. Eso sí, con Illarramendi como único medio centro escoltado por Pardo y Zurutuza y la prueba de Oyarzabal por dentro con Zurutuza también.

Ante esos vaivenes, Eusebio, que estaba dándole vueltas a la cabeza para conseguir un medio campo que le diera ese fútbol de posesión y continuidad, optó por poner al trío Illarra-Prieto- Zurutuza. Y acertó de pleno ya que desde ese momento todo ha cambiado. Se empezó a ver a una Real que maneja el balón de un lado para el otro con una calidad fantástica, impuesta por estos tres futbolistas en zona de canalización y organización, dando un equilibrio brutal.

Cambió la partitura en Eibar con una idea de partido diferente y se fracasó dejando un mal sabor de boca a todos los aficionados realistas y un cabreo monumental en toda Gipuzkoa. Ante el Betis se volvió a jugar con los mismos que derrotaron a los canarios y se les ganó. Después se perdió el derby en Bilbao, pero se siguió apostando por los mismos, reforzando con buen criterio una idea de equipo y de juego. Gracias a ellos se ganó holgadamente al Alavés, Leganés, Atletico y Sporting. Es decir, doce puntos de doce y haciendo un fútbol de muchos quilates.

Partidazo ante el Barça, con un repasito incluído y un resultado muy injusto para méritos de uno y de otros. Después, como todo no es de color de rosa, se perdió en Riazor con manita incluida, pero el equipo creyó en sus posibilidades, reaccionó y ganó al Valencia en casa y al Granada en tierras andaluzas, en ambos casos desarrollando un juego fantástico y ganando con una autoridad fuera de toda duda.

Morir con una idea de fútbol exige pruebas, aciertos, errores, cambios, sacrificio, constancia y muchas dosis de creer en lo que se está haciendo. Y esta es la mejor forma de jugar, y como consecuencia de ello sacar buenos resultados. Todo esto lo han asimilado muy bien los protagonistas, es decir los jugadores, que creen al cien por cien que es la mejor fórmula para llegar al éxito con un fútbol de salida de pelota limpia desde atrás, combinaciones hasta que aparezca la ocasión. Y, como variantes,unas contras con un futbolista que está en un momento espectacular como es Carlos Vela, y la garra y la fuerza y las llegadas a línea de fondo de un Yuri que se convierte en el lateral más en forma de esta Liga Santander.

El entrenador de La Seca acertó y creyó, desde el partido ante Las Palmas, en unos jugadores que le están dando un rendimiento extraordinario. Con un Xabi Prieto que jugando por dentro hace funcionar la máquina de canalización a las mil maravillas,. Y los niños guipuzcoanos en las ikastolas, en los frontones, en las calles de todas las ciudades y pueblos recitan de memoria: Rulli, Carlos, Navas, Iñigo, Yuri, Illarra, Prieto, Zurutuza, Vela, Willian José, Oyarzabal y como cambios Juanmi, Canales, Granero.

En mi opinión, el gran acierto del cuadro técnico comandado por Eusebio ha sido colocar a Prieto por dentro y el estado de forma de unos jugadores que están haciendo un temporadón como lo son Illarra, Prieto, Zuru, Vela, Willian José, Oyarzabal en zona de finalización y en zona de máxima seguridad un Yuri imperial con la regularidad de Carlos, Navas e Iñigo. Y cuando es necesario siempre las paradas de Rulli.

Ahora el club sabe que la competición no se para y su afán con la Dirección Deportiva es ponerse manos a la obra y qué hacer con futbolistas que no cuentan mucho para el entrenador casos como el de Bardaji, Héctor, Concha, Gazta, Markel, Pardo, Canales o Granero. Hay trabajo desde este momento hasta que se cierre el mercado de invierno.

Zorionak eta urte berri on guztiei.

Ver Post >
De aquí no nos baja nadie
Alfredo Del Castillo 17-12-2016 | 11:03 | 0

Victoria de la Real Sociedad en Granada (Efe)

Victoria de la Real Sociedad en Granada (Efe)

Amigos, en Granada llegaba la hora de la verdad para la Real Sociedad, después del último desplazamiento con un palo muy duro, la prueba era muy parecida, pero en esta ocasión el equipo estaba advertido. Estaba claro que si sales a verlas venir ante un equipo que solo ha ganado un partido nos estamos equivocando. Todo apuntaba a que si la Real salía con descaro, sin miedo y con su juego habitual de posesión y continuidad -además de la variante de salir a la contra en ataques muy rápidos y de pocos toques-, el partido no se nos podía escapar.

Y fue dicho y hecho. El equipo de Eusebio dominó el encuentro por completo y dos goles en el segundo acto de partido premiaron su trabajo. Los jugadores txuri urdiñak anularon y maniataron a los entrenados por Lucas Alcaraz y le quitaron el balón durante 80 minutos a un equipo sin juego, sin garra, sin saber por dónde le daba el aire. El Granada era incapaz de taponar las líneas de pase interiores y exteriores y de realizar una presión y acoso a un equipo pelotero como es el conjunto de Eusebio,.. Solo ver la jugada del segundo gol fue una gozada: saque de banda, balón a Navas, éste a Rulli que pasa con el pie a Iñigo, de ahí a Prieto que lo da a banda, a Carlos Vela, que con su conducción llega a línea de fondo. Pase atrás que desvía Lomban y en el segundo palo y a media vuelta marca Juanmi (que lo confundí  con Griezman por su nuevo look de un rubio platino).

Fue un partido plácido en donde el mister acertó con la alineación inicial al colocar a Granero y a Juanmi por Zuru y Willian José. También acertó con el cambio de Bautista por un apagado y fuera de forma, por cansancio, Oyarzabal. Y el potrillo marcó el primero a pase de Granero, mientras que Juanmi en banda es más futbolista que por el centro como punta referencial. Desde esa posición el malagueño marcó el segundo gol.

El otro cambio fue lateral por lateral y el de Canales por Juanmi, a falta de 14 minutos. Fue entonces cuando peor jugó la Real y con esta pájara que duró los últimos minutos el equipo local creó tres o cuatro ocasiones de gol que no se materializaron bien por la mala puntería de sus jugadores y por la suerte en un rebote en el muslo de Rulli que se fue a córner… Futbolistas, esto no puede volver a ocurrir.

Granero tenía ante sí -y ante Eusebio- el reto de cubrir la baja de Zurutuza, que es uno de esos jugadores que hacen mejor a los de alrededor en esa zona ancha del campo. Y el madrileño cumplió con una nota muy alta, por su colocación, por su equilibrio, por sus pases, por su constante trabajo defensivo-ofensivo y también por su saber estar en el terreno de juego, con una ayuda brutal a un jugador que está en un estado de forma extraordinario: Asier Illarramendi. En esta zona del campo se comenzaron a ganar los tres puntos en juego. Fantástico Granero.

Salimos de la ciudad de la Alhambra con tres puntos más y dando un golpe sobre la mesa diciendo “de dónde me ha costado colocarme no me baja nadie”. Y es que este equipo ha salido victorioso en esos campos en los que sacar los puntos te hacen estar muy arriba (Pamplona, Leganés, Gijón, Granada..) Ahora a pasar en Copa ante el conjunto de Paco Herrera, sin confianzas. Y después a disfrutar de la  fiestas navideñas cada uno con sus seres queridos, con la sensación del deber cumplido en las 16 jornadas de liga disputadas y en los dos partidos de Copa del Rey.

Felicidades, Zorionak a todos y a toda la familia Realista y que el próximo año sea aún mejor en juego y resultados. Estamos en el camino correcto.

Ver Post >
Pasó de todo y se ganó
Alfredo Del Castillo 15-12-2016 | 4:21 | 0

La Real Sociedad afrontaba ante un Valencia en conflicto un nuevo test para superar la caraja, con un buen varapalo incluido, ante el Deportivo de Gaizka Garitano en el viejo Riazor. Tras aquel encuentro, y también entre semana en Zubieta, los jugadores realistas restaron importancia a la goleada recibida y se centraron mucho más en el próximo rival. Un rival que acudía a su cita de Anoeta como un volcán en ebullición, con lava muy candente por los conflictos internos y porque la paciencia de su míster tiene un limite. Prandelli salió en rueda de prensa con el siguiente mensaje: “El que no sienta este escudo y esta camiseta que se vaya. Solo quiero jugadores implicados y comprometidos ya que este Valencia solo ha sumado 12 puntos de 42 puntos posibles y está en puestos de descenso junto al Sporting de Gijón, siendo estos números en estos momentos los peores de su historia”.

El Valencia viajó a Biarritz en medio de un clima tenso, serio, de pocas bromas tras las duras palabras de su entrenador. Solo quedaba esperar a ver la reacción de los protagonistas y si el órdago traería consigo la reacción adecuada. Pero, amigos, nada más lejos de la realidad. Minuto dos, córner botado por Vela y, con una defensa zonal de mantequilla, Willian José se va de Parejo y marca el primer gol del encuentro. El delantero brasileño lograba su tanto ante  unos jugadores miedosos y encogidos. Es decir, ni el duro mensaje de Prandeli hizo reaccionar a un conjunto moribundo. Desde ese momento se vio un Valencia que, una vez mas, no dio la talla en una primera mitad en la que la Real Sociedad fue muy superior en el control y mando del partido. El tanteador de dos goles a uno era muy escaso a lo visto en el verde.

En el segundo tiempo el equipo che reaccionó, pero los dos goles a balón parado en sendos saques de esquina de Vela y remate de Willian José, con fallos garrafales en la marca por el exmadridista Parejo, fueron un golpe demasiado duro de superar para un equipo en un estado anímico lamentable. Ante todo lo sucedido, Prandelli mueve ficha: quita a Fede, mete a Santi Mina y este jugador, en una galopada, es derribado dentro del área por Iñigo Martínez. El penalti lo transforma en gol Parejo, acercando en el marcador a los Valencianos. Poco más tarde, el partido pudo quedar finiquitado si Vela no falla el penalti que cometió Santos tontamente. Pero paró Diego Alves, que de 43 penaltis que le han tirado ha parado o desviado 21. Casi nada.

Poco a poco el Valencia se ordenó y se colocó mejor. La Real reculó unos metros y sufrió más de la cuenta al perder el control del juego, del partido y del balón. Sin embargo, los planes del equipo de Prandeli se derrumbaron de nuevo cuando Canceló golpeó en la cara a Yuri y, al ver la segunda amarilla, dejó al equipo con diez jugadores. El partido se volvió loco con idas y venidas de los dos equipos, con ocasiones en una y otra portería, hasta que en una galopada Vela puso un magistral pase de exterior al segundo palo y  un espabilado y listo Juanmi lo coló al fondo de la red. Esto era el minuto 91 y se finiquitó el partido, con un Yuri en un estado de forma brutal. Su condición física es extraordinaria, y sus galopadas y sus centros continuos pusieron en pie al respetable. Pero para que todo fuera más emocionante, el partido se cerró con la expulsión del entrenador de porteros Ochotorena y Bakkali maquilló el resultado con un gol que dejó en evidencia la lentitud de Raúl Navas. Además, tras recibir un fortuito golpe en la ceja, Rulli tuvo que terminar el partido con un vendaje en la cabeza .

Victoria muy merecida y muy justa, pero demasiado sufrida, en la que pasaron muchas cosas raras hasta el pitido final. Vela mostró estar con un potencial fantástico. Illarra, Prieto, Zuru se reivindicaron como un trío en un estado de forma brutal. Willian José los marca a pares. Yuri pide que lo vea Lopetegi (qué manera de trabajar y pelear). Esto fue lo mejor que vimos, en mi opinión. Con tres puntos más al saco y que nadie te quita ya.

Ver Post >
El gallito tapado es el Eibar
Alfredo Del Castillo 13-12-2016 | 12:16 | 0

El fútbol es un juego en el que dos contrincantes compiten con el objetivo de sumar los tres puntos, pero su belleza reside en las combinaciones, regates, remates, faltas. En el juego aéreo, los saques de banda y de área, los córners, en los goles inolvidables. También es rigor, pelea, trabajo en equipo, casta, genio, fuerza y mucha disciplina. Pero no podemos olvidarnos de dónde venimos. Es decir, nuestros orígenes. Y aquí hay que recordar que este equipo armero con ‘label Eibar’ es el de los viajes eternos en guagua, el de los partidos en campos de ciudades y pueblos de la península ibérica, compitiendo con nieve, frío, lluvia, sol o viento durante tantos años en Segunda y Segunda B.

Todos lo sabemos: se sube, se baja. Así de cruel es la competición, y cada encuentro debe de ser una ilusión para seguir un año más en este feliz sueño que es consolidarte en la Liga Santander.

A este equipo no se le gana fácilmente, ya que sabe dónde está y sabe cuáles son sus virtudes y sus defectos en el verde. Hay que añadir que este Eibar ha logrado consolidar sus sueños para seguir en Primera, una categoría en la cual se compite en una desigualdad brutal entre el potencial económico de los llamados grandes y el del resto de equipos. Los treinta puntos de diferencia que hay entre el primero y el último lo dicen todo, dejándolo muy pero que muy clarito.

Este Eibar se ha construido desde dentro hacia afuera con unos gestores extraordinarios y muy eficientes. Se ha reformado un campo muy coqueto y muy especial, con unas dimensiones muy acordes a lo que el reglamento dice, convirtiéndolo en un fortín difícil para todos. Se confeccionó un plantel de futbolistas con mucho sentido común y con el ‘label Eibar’ que están dando un rendimiento óptimo.  También hay fichajes que, por un motivo u otro, no han cuajado, como el canarío Nano, el flamante jugador del Rayo Bebé, o el caso de Ramis con sus lesione. El entrenador conoce a los jugadores al dedillo y sabe convivir con ellos sin dejar de lado la disciplina y el rigor táctico. Sumemos a ello el nivel técnico de Pedro León, Adrián, Inui, Sergi Enrich, y Bebé; el trabajo y la casta de Capa, Dani, Gálvez, Luna, Escalante, Ramis; y la veteranía y seguridad bajo palos de un portero en gran momento deportivo como Asier Riesgo.

Este gallito tapado actualmente ha sumado quince de los últimos treinta puntos posibles. En sus últimos diez partidos ha ganado a Real, Villarreal, Celta, Betis y ha empatado con el Real Madrid, Español y Alavés, casi todos ellos equipos del puesto decimocuarto hacia arriba. Ahora el Eibar está colocado en el puesto octavo, con 22 puntos los mismos que el Espanyol.  Hasta la fecha está realizando una temporada 16-17 muy meritoria. Este club sabe a las mil maravillas de dónde viene y lo que quiere conseguir para seguir soñando, sin perder de vista su primer objetivo: mantener la categoría. Todo lo que venga después será un premio y se cantará un gran bingo. Es una verdadera gozada ver un Eibar-Alavés y ver corretear por el verde de Ipurua a Capa, Arbilla, Dani García, Manu García, Toquero… Todos jugando y no defraudando en la mejor liga del mundo. Zorionak, armeros.

Ver Post >
Una pájara, cinco goles y vuelta a casa de vacío
Alfredo Del Castillo 07-12-2016 | 11:25 | 0

Antes de un partido de fútbol se dice que nunca hay que pensar en los que no pueden jugar, ya que no pueden aportar nada con su ausencia. Así, ante el Dépor, lo que realmente era necesario era acertar con el sustituto de un peón fundamental que organiza y canaliza el juego cuando tenemos el balón y roba cuando toca defender. Y ese futbolista no era otro que Zurutuza. Con su ausencia, la Real se quedaba huérfana de un jugador que siempre escolta a Xabi Prieto y a un Illarramendi que sin Davidsufre más en tareas defensivas.

La pérdida de Zurutuza era un desafío para el míster de La Seca y los aficionados, ilusionados con el juego del equipo, hacían quinielas para ver quién era el elegido.  ¿Canales? ¿Granero? ¿Zubeldia? ¿Concha? ¿Juanmi? Markel y Gaztañaga y Pardo estaban lesionados.

Después de visto todo el mundo es listo, pero el jugador más indicado para jugar de inicio era Granero, teniendo en cuenta que se trata de un puesto de responsabilidad que da mucho equilibrio ofensivo y defensivo. Sin embargo, se apostó por Canales, un jugador de características más ofensivas y cuyo estado de forma y ritmo de competición aún están verdes.

Con todo, el centro del campo provocó que la defensa realista fuera un verdadero coladero, sobre todo por ambos costados y a espaldas de la línea de cuatro. Y éste fue el motivo de la sonora goleada que se llevó un conjunto realista que estaba en un estado de forma brutal y maravillaba con su fútbol a todo el planeta. De hecho, sumaba cinco partidos consecutivos sin perder, con 13 puntos de 15 posibles. ¿Hay quién diera más? Todo lo contrario al conjunto gallego, que llevaba seis jornadas sin ganar. De hecho, Garitano estaba con la soga al cuello: una derrota le hubiera llevado a estar más fuera que dentro… antes del choque ante el Real Madrid.

Los deportivistas se tomaron el partido como una verdadera final. Saltaron al verde con unas ganas tremendas y con una motivación extra, algo que se vio especialmente en los primeros 45 minutos. De hecho, si antes de rodar el balón ya se oyeron los clásicos silbidos de un sector, al término de la primera parte todo eran aplausos, risas, jolgorio y una alegría descomunal al ver el 3-0 en el electrónico. ¿La clave? Sufrieron y corrieron sin balón como gladiadores: sabían que ahí estaba el partido.

Su míster lo plasmó a las mil maravillas con letales contras y gran efectividad. La Real, desconocida, fue una miniatura de equipo en comparación a los últimos cinco encuentros de liga (en Copa pecamos de subiditos y aún así la efectividad nos permitió ganar). El gol de Yuri nos dio opciones de acercarnos en el marcador, pero un penalti dudoso en contra tiró por tierra toda posibilidad de rascar algo positivo. La ilusión de finalizar la jornada en el cuarto puesto de la tabla quedó en agua de borrajas, y con muy malas sensaciones..

Tras el encuentro, Eusebio no daba crédito a lo que había visto. Y creo que él será el primero en reconocer que se equivocó con la alineación inicial al no acertar con el sustituto de Zurutuza, ya que el equipo gallego nos había pasado por encima como una apisonadora.

El fútbol siempre te da la oportunidad de demostrar tu valía en el siguiente partido. El partido ante el Deportivo ya es pasado, solo fue una pájara, con cinco goles encajados y saldo cero. ¡Qué les voy a contar que no sepan ya! ¿Próximos retos antes del parón? Valencia y Granada. Esto no para. Sigan jugando a ese fútbol que llevan dentro. Al fin y al cabo, lo del Dépor solo fue un mal día en la oficina.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor