Diario Vasco
img
Porteros que ganan partidos
img
Alfredo Del Castillo | 28-08-2017 | 06:36

Ipurua es un campo de fútbol que tiene confundidos a muchos aficionados. Comentan que es muy estrecho, que es muy pequeño, pero nada más lejos de la realidad es un campo de buenas dimensiones y con un césped muy bien cuidado. Lo llaman la bombonera y su equipo, la S.D. Eibar, va camino de la cuarta temporada en la primera división antigua que ahora denominan la Liga Santander. Los aficionados armeros se conocen de memoria los escalones que han de subir peldaño a peldaño hasta llegar al campo de fútbol para ver al equipo de sus amores y cada quince días disfrutan de lo lindo ya que su equipo juega otra jornada más un partido en la mejor liga del mundo. Ayer casi seis mil personas abarrotaron las gradas en un derbi ante el Athletic jugado de poder a poder y que se llevó el equipo que tuvo más oficio y marcó el único gol del partido.

Comenzó el encuentro con un Eibar muy enchufado que con una presión alta y una defensa adelantada acorraló a los del Cuco Ziganda en su propia área, pero poco a poco los leones, con un equipo sobre el verde de muy buen perfil físico y muy bien confeccionado para este tipo de encuentros, se sacudieron esa presión y se fue equilibrando el partido. Se vio a las claras que su desarrollo sería de muchos duelos individuales, muchas entradas al límite de la ley, muchas faltas, muchas paradas en el juego, un ritmo alto en donde se piensa poco. No hay pausa y sí muchas pérdidas de balón lo que hace que el desgaste físico sea mayor. Las galopadas de Capa por el costado derecho eran una amenaza continua para la defensa bilbaína, también es verdad que mientras ocurría todo lo contado en el minuto 38 de juego en una anticipación de Núñez ante un medio adversario saca un pelotazo al costado derecho de donde salía Willian pero también salía muy lento Ramis que habilita al extremo y este de un perfecto centro de rosca lo coloca en la cabeza de Aduriz que entra como un obús y a bocajarro con la testa aloja con potencia el balón en la portería del buen arquero Dimitrovic. Se ponía el encuentro en donde querían los visitantes, pero los entrenados por Mendilibar no se vinieron abajo sino todo lo contrario ya que con su juego habitual de jugar por fuera para meter los centros al corazón del área para dos delanteros puros como lo son Kike García y Charles se encontraron con un gran portero que, con sus intervenciones abortó todo el peligro generado por los atacantes armeros.

En el segundo acto Mendilibar deja en el vestuario a Peña y en su lugar sale el potente Bebe que es pura dinamita en velocidad y con sus fantásticos centros al corazón del área y desde el costado izquierdo el solito con cañetes y grandes golpeos crea mucho peligro en la aguerrida defensa de los leones y aquí vuelve a destacar la figura del encuentro: Kepa Arrizabalaga. Con dos intervenciones magistrales a remates de Kike García una a bocajarro que desvía y otra a un remate de cabeza que para en la misma raya de gol junto a su palo izquierdo. Eran los mejores momentos de los armeros en el segundo periodo, pero el gol del empate no llegaba y es entonces cuando el míster armero vuelve a mover ficha y mete a Sergi Enrich en el verde que hace de extremo derecho alternando puesto con Kike. Pero aquí surge un problema, ese juego de meter muchos balones con centro de los dos costados a partir del minuto 62 se pierde y ya solo se centra del costado zurdo ocupado por Bebe, y ante esta decisión táctica reacciona el Cuco y mete de refresco a un activo Muniain en la media punta y a un cansado Raúl García lo bascula a la izquierda con la misión de tapar las galopadas de Capa. Y por el otro costado mete de refresco a un Lekue muy activo y muy buen defensor para tapar y neutralizar las llegadas con centros desde las bandas a los lugares de remate. Ante este despliegue táctico y con un Athletic con mucho oficio se va diluyendo el partido en los últimos veinte minutos con continuas perdidas de tiempo, con continuas interrupciones, con continuos duelos en faltas, con algunas contras de unos y otros que no encontraron portería.

Fue un encuentro competido y muy disputado en donde la actuación del portero de Ondarroa Kepa Arrizabalaga fue determinante para que los tres puntos se fueran para el Bocho. Hay también porteros que ganan puntos y esta vez fue Kepa Arrizabalaga con una actuación estelar y de enmarcar.

GRA206. EIBAR (GUIPÚZCOA), 27/08/2017.- Los jugadores del Eibar se lamentan por una ocasión perdida ante el Athletic durante el partido correspondiente a la segunda jornada de LaLiga Santander disputado hoy en el estadio de Ipurúa. EFE/Juan Herrero

Los jugadores del Eibar se lamentan por una ocasión perdida ante el Athletic durante el partido correspondiente a la segunda jornada de LaLiga Santander disputado hoy en el estadio de Ipurúa. EFE/Juan Herrero

Otros Blogs de Autor