Diario Vasco
img
Fecha: octubre, 2017
La asignatura pendiente de la Real
Alfredo Del Castillo hace 34 minutos | 0

Partido de la Real. Donostia. 23-10-2017. Foto Arizmendi

Oyarzabal se lamenta por una ocasión perdida. ARIZMENDI

La Real Sociedad de Xabi Prieto, quien batió el récord de partidos de liga con 462 (por los 461 del mítico Bixo Gorriz), tiene una asignatura pendiente en su feudo. De los cinco partidos que ha disputado sólo ha ganado uno, ha empatado dos y perdido otros dos. O lo que es lo mismo, de los 15 puntos posibles solo se han sumado cinco. Además, en los últimos seis encuentros de liga sólo se han sumado cinco puntos, lo que le ha hecho caer en la tabla al noveno puesto con 14 puntos, hasta el momento el puesto más bajo desde el inicio del campeonato.

Quique Sánchez Flores estudió muy bien cómo se le podía hacer daño al equipo txuri-urdin. Planteó un encuentro con un sistema 1-4-4-2, con la velocidad Piatti y el talento de Jurado por los costados, la fortaleza de Dader y Javi Fuego en el centro y dos jugadores en punta que pelearon como gladiadores en la presión alta a la salida de balón: Batistao y Gerard Moreno. Si la Real superaba esta presión de inicio, el Espanyol reculaba y la defensa adelantada esperaba en su propio campo. Así, en el minuto 8, los visitantes se encontraron con un jugoso premio: Jurado condujo el balon, reculó Kevin y a la espalda de Iñigo dio un milimétrico pase que Baptistao aprovechó para marcar ante la cara de sorpresa de Llorente y la salida en falso de Rulli. Al míster ‘perico’ el partido se le ponía donde quería.

Y es que a partir de ese momento se vio a una Real apática, sin chispa e incapaz de generar el juego de posesión al que nos tiene acostumbrados. Solo Mikel Oyarzabal, con su calidad habitual, puso un balón de oro a un Vela que, de un testarazo potente, se encontró la cara del defensa Aron en boca de gol.

Más adelante, ya en el minuto 42, el propio Mikel se sacó un tiro seco desde el borde del área que el arquero Pau envió a córner en felina estirada. Y en esta primera parte, no pasó nada más, porque al equipo de Eusebio, que fue creciendo con el paso de los minutos, le faltó frescura ante un rival muy bien situado y que se encontró cómodo sin el balón. Y todo ello con el añadido del gran derroche físico de un Espanyol que se encontró con una Real roma en ataque y con muy poca participación de laterales e interiores.

En el segundo acto, el decorado del partido cambió por completo. El equipo del míster de la Seca atacó como sabe, por dentro, a pasillos interiores. Con las llegadas al área de Prieto e Illarra por fuera, Kevin y Odriozola eran como cuchillos, con el añadido de un Willian José que lo peleaba todo como un jabato. Ante esta avalancha de juego la Real tuvo buenas ocasiones de gol por medio de Oyarzabal, Kevin, Zubeldia y Willian José, pero se encontraron con un Pau que tuvo su gran noche.

En el minuto 58 se fue un apagado Vela y entró al campo Januzaj. Y el belga, con solo dos jugadas de una calidad brutal, puso patas arriba todo el entramado defensivo perico. Uno de sus dos magistrales pases lo convirtió en gol Illarra; el otro, no encontró rematador. Con todo, al menos hasta el hasta el minuto 73 la Real fue muy superior a un rival que reculó porque los jugadores blanquiazules no le daban opción de tener el balón. Además, el dominio realista del juego era tan grande que solo les quedaba defender y defender… Pero, amigos, primero se fue Prieto, después Wilian José… y se apagó la luz. Hubo descontrol y el equipo dejó de ser el que era. En mi opinión, el recambio adecuado de Prieto era Juanmi, pasando a Oyarzabal adentro y con Willian en punta como referencia.

El Espanyol se mantuvo agazapado, solo quería defender. Eusebio colocó a Juanmi de punta, pero con dos líneas de cuatro juntas y en el borde de su propia área es un martirio para un jugador como el de Coín que, sin espacios, es como una peluquería sin tijeras. Volaron dos puntos y siguen las dudas con los cambios del míster y en la gestión de los partidos. Esta vez fue un empate muy injusto que salpicó también al director deportivo y al medio Illarramendi, al salir retratados en el acta arbitral.

Ver Post >
Noche mágica para Willian José
Alfredo Del Castillo 20-10-2017 | 11:58 | 0

La Real Sociedad goleó al débil Vardar porque es infinitamente superior. Los de Eusebio controlaron de principio a fin un encuentro que tuvo como máximo protagonista e indiscutible a Willian José- El atacante brasileño, que llevaba unos cuantos partidos no rindiendo lo que se espera de él, rompió moldes con un soberbio partido sobre todo de máxima eficacia cara a gol y endosó un póquer al equipo Macedonio que se vio impotente e inofensivo durante los noventa y tantos minutos que duró el partido.

El entrenador de la Real Sociedad colocó sobre el verde un equipo de jugones de la mitad hacia adelante. Realizó tres cambios en el once (dos obligados – Odriozola y Juanmi – y el otro para dar minutos a De la Bella y descanso a Kevin). Los premiados fueron Gorosabel, Canales y Alberto, pero el míster sabedor de lo que se iba a encontrar colocó en los costados a dos jugadores de corte de más control del juego y acertó de lleno. El Vardar fue un equipo temeroso, escondido, replegado en su propio campo. Ante estas características tácticas son necesarios jugadores que sepan contrarrestar una defensa zonal y estática en el fondo de su propia área, para después, si el contrario les deja, salir en contraataque. Pero ante este planteamiento los entrenados por Eusebio pusieron muy pronto de manifiesto una superioridad absoluta y ya para el minuto once en una jugada ensayada a balón parado marcaba el primer gol un jugador en estado de gracia. Oyarzabal a peinada de Prieto, marcaban el ritmo del partido. Illarra y Zubeldia, con sus movimientos compensadores y su alternancia de posiciones, se hacían dueños del balón y del control del juego pero también por el costado derecho entraban como cuchillo en margarina Gorosabel y un imperial Xabi Prieto.

Desde ese costado fueron llegando las ocasiones de gol. Primero pared Willian José – Canales que finiquita el brasileño con una sutil finta. También es verdad que a veces el dominio y el toque del balón, más la continuidad en el juego no esconden un gran problema defensivo. Con la línea de cuatro adelantada, pudo marcar el Vardar en un duelo entre Tigran Barseghyan y Rulli. que éste paró con su pie.

Esta Real Sociedad se tomó muy en serio este partido. Aprovechó sus minutos de enorme superioridad y materializó dos goles más de las botas del hombre de la noche Willian José. Así los txuri urdines fueron muy superiores por los méritos de unos y otros, dejando muy claro que sólo había existido un equipo sobre el verde y ese era una gran Real Sociedad.

Partido de la Real contra el Vardar en Skopje. Macedonia. 19-10-2017. Foto Arizmendi

Partido de la Real contra el Vardar en Skopje. Macedonia. 19-10-2017. Foto Arizmendi

Con el encuentro casi finiquitado los jugadores de Eusebio se gustaron y se recrearon en muchas fases del juego y el ariete brasileño volvió a marcar dos goles más de bella factura.

Desde ese mismo momento el míster con buen criterio y sentido común mueve ficha y hace los tres cambios dando descanso a Oyarzabal, Illarra y Willian José por Januzaj, Bautista y Rubén Pardo. Con el cero a cinco en el marcador fue un equipo que no quiso hacer daño del árbol caído y fue dejando pasar los minutos a un trote tranquilo y de control del balón hasta que en el minuto noventa después de un tiro de Canales y otro de Bautista, el arquero rechazó al medio haciendo un favor al más listo del rechace, De La Bella, que con su pie malo alojó el balón en las redes visitantes dejando un set de 0-6 en el electrónico.
Con este resultado la Real Sociedad se coloca segunda de grupo con seis puntos detrás del Zenit, un equipo que no demostró ser superior y que los errores defensivos nos privó de puntuar. Pero estos errores son pasado. Ya son dos encuentro con la portería a cero. Qué bien vinieron esos quince días encerrados en Zubieta, corrigiendo y trabajando mejor el equilibrio defensa-ataque.

Ver Post >
Portería a cero, además de Oyarzabal de mi vida
Alfredo Del Castillo 14-10-2017 | 11:41 | 0

Leo con mucha atención a mi amigo y entrenador gipuzkoano Paco Ayestaran, que ayuda si eres capaz de analizarla y de darte cuenta lo que aporta a tu formación, al fútbol y al rendimiento. Tanto las experiencias positivas como las negativas, de todo se aprende. Siempre se dice que de lo negativo se aprende más, pero es más bien que la tendencia del ser humano es a no ser crítico consigo mismo, más bien todo lo contrario. Nos encantan las adulaciones, el jabonero, las buenas palabras las palmaditas en el hombro y, sin embargo, nos incomodan las críticas y las correcciones, pero la corrección y el fallo es la base del aprendizaje, y es a partir de ahí donde tú puedes evolucionar a mejor.

 

Alaves vs Real Sociedad-Vitoria-14.10.17-Foto José María López

Alaves vs Real Sociedad-Vitoria-14.10.17-Foto José María López

 

Amigos y queridos lectores, los cambios sin ningún género de dudas son retos que abren las puertas a nuevas oportunidades y en Mendizorrotza la tuvo un pibe que en los pasillos de Zubieta le dio el testigo y su dorsal un ejemplar jugador, nuestro Markel Bergara. Se lo dío porque viéndole entrenar se dio cuenta que ese canterano en su opinión era su sustituto natural. Eusebio, entrenador que no es amigo de hacer muchos cambios, apostó de inicio por un equipo de pocos movimientos tácticos: Rulli portería siempre esté como esté es insustituible, línea de cuatro, los dos laterales que son más de su agrado Odriozola y Kevin con los dos centrales en mejores condiciones Aritz y Llorente, por delante Zubeldia más arriba derecha Prieto, izquierda Illarra y en línea atacante la calidad de Oyarzabal en la derecha con más trabajo por dentro Wiillian en punta y en el costado zurdo Juanmi.  Con este equipo en su cabeza se encerró en las fantásticas instalaciones que tiene y analizó con ellos los errores que este conjunto tenía en el aspecto defensivo y a partir de ahí se vio en Vitoria un equipo más junto, más solidario, más seguro, más implicado en lo que el mister entrenó con todos ellos estas dos semanas. Porque del Deportivo Alavés como otros equipos de regalo el balón y el propio terreno de juego a la Real pero esta no cometió los errores que les hacía encajar goles con una inusual facilidad.

La posesión plana y a lo ancho del equipo Txuri Urdiñak se traducía en un dominio estéril sin presencia y sin llegadas a la meta de portero extremeño Pacheco, porque el cuadro Babazorro esperaba agazapado para salir en contraataque, y su falta de gol quedó patente ya que solo Munir pudo perforar el marco de Rulli en una clara ocasión de gol.

Tras la vuelta de vestuarios los dos equipos pusieron sobre el verde una marcha más y el encuentro se volvió de un ida y vuelta que al mister de la Seca no le gustó nada. El peligro en ambas áreas duró casi veinte y cinco minutos pero sin efectividad. No obstante, cuando el encuentro moría y parecía que el cero a cero era el menú del día, apareció un jugador en un estado de forma brutal que con la sociedad de Odriozola lo hace mucho mejor y de un sutil tiro junto al palo largo raso puso el cero a uno en el marcador. Oyarzabal de mi vida. Pero es que solo cinco minutos más tarde en una jugada a balón parado, y van cuantas ya, Aritz Elustondo, con la colaboración de un defensa rival, de un golpeo, que se envenena en su parábola, hace el cero a dos y deja enmudecido a un Medizorrotza que no da crédito a lo ocurrido. Cinco minutos fatídicos para un Alavés que se hunde en la clasificación con una gran frustración en el primer derby vasco de la temporada, mientras que la Real se adueñó del partido con solo cinco minutos de máxima eficacia y en un encuentro que no fue vistoso pero sí muy bien competido. Queda claro que sin encajar con facilidad estar más cerca de ganar porque la calidad individual de los futbolistas que hay en plantilla, hoy fueron dos canteranos uno de Eibar y el otro de Beasain ya sabes la Real de la provincia.

Ver Post >
Nos viene de lujo este parón
Alfredo Del Castillo 05-10-2017 | 7:06 | 0

 

 

real

En este mundo del fútbol siempre hay algo por mejorar en todos los aspectos y en todas las líneas de un equipo. Cuando los resultados van rodados muchas veces los entrenadores no vemos más allá de todo lo bueno que hace el equipo sobre el verde, pero nos olvidamos de los puntos débiles a mejorar y ahora es el momento después de estar cinco encuentros sin ganar. En todo equipo saltan las alarmas, más en unos que en otros. Si estos cinco partidos sin ganar los hace el Barça o el Madrid, en todos los medios veríamos la palabra crisis, pero en nuestra Real Sociedad hay un don especial con tranquilidad. Hay que analizar el porqué nos hacen tantos goles con suma facilidad.

Este parón con quince días por delante es un lujo para trabajar mucho más el aspecto defensivo de todo el bloque. Nos va a venir de cine, porque todos los jugadores deben ser reflexivos. Ellos mismos deben poner mucho de su parte para que las explicaciones del cuadro técnico sean un fiel reflejo en el terreno de juego después de entrenar para la mejora de acciones, movimientos y evoluciones en fase defensiva. El míster va a poner toda su sabiduría táctica en beneficio del equipo, que con sus tareas diarias en Zubieta, bien sean de puertas para afuera o de puertas para adentro, con más silencio y más concentración sin que nadie los distraiga, serán de una importancia vital para cortar de raíz ese equipo muy vulnerable que encaja goles con solo llegar muy pocas veces al área el conjunto rival.

En estos entrenamientos tenemos el contratiempo de los jugadores que tienen compromisos con sus selecciones y no están en Zubieta, pero hay que ir viendo cuál es la tripleta que coloca Eusebio en su sala de máquinas por la lesión de Zurutuza y qué movimientos tácticos va a realizar para potenciar aún más esa parcela del campo donde se genera por pasillos interiores todo el trabajo ofensivo del equipo. Defensivamente buscamos el equilibrio en las parcelas de defensa cuando no la tenemos, y ataques cuando nosotros somos los dueños del balón.

Eusebio cuenta con Pardo, Zubeldia, Prieto, Canales, Oyarzabal, Illarra y el potrillo que le gusta como medio centro más atrasado en el triángulo, Guevara. Estos jugadores son las piezas para intentar acertar en su puzzle perfecto que le dé al equipo seguridad defensiva y gran potencial ofensivo con muchas dosis de canalización y organización a nivel ofensivo. Soy de los que opina que cuanto menos peones cambiemos, mucho mejor. Y un trivote formado por Pardo, Illarra y Prieto es de máxima garantía para competir en esta Liga Santander. Porque más adelante, en esa línea de tres con un jugador de banda más metido y el otro más abierto para entrar en diagonal y dejar espacio para el lateral de turno hay dos muy fijos: Oyarzabal y Willian José. El otro se lo disputarían Juamni, Carlitos Vela y si seguimos con el tema de la continuidad y la posesión pensaríamos en uno muy fijo, Canales. También es verdad que en cualquier caso, son múltiples las variantes que el míster de La Seca tiene en su cabeza. De momento, dispone de menos jugadores pero el potencial de la plantilla es muy bueno y ante estos traspiés solo falta acertar con en mejor once posible. Eusebio tiene la última palabra y también los mimbres para hacer el mejor cesto posible.

Ver Post >
Muy vulnerables defensivamente
Alfredo Del Castillo 02-10-2017 | 10:30 | 0

Partido de Liga entre la Real Sociedad y el Betis. Foto: Usoz

Partido de Liga entre la Real Sociedad y el Betis. Foto: Usoz

Los equipos de Eusebio Sacristán y Quique Setién son dos patrones de juegos cortados por la misma tijera. Ataques muy elaborados, continuidad en el juego de posesión y esperar la oportunidad para entrar bien por pasillos interiores o pasillos exteriores. La Real Sociedad añade su gran trabajo con el balón parado materializado por unos muy buenos especialistas tanto por la parte abastecedora como por la finalizadora y el desmarque como es el caso de Llorente y el poderoso Willian José con la colaboración de Raúl Navas.

Los dos equipos saltaron al verde de Anoeta entre una fina lluvia y un estado del césped extraordinario donde se podía observar que el balón corría de un pie para el otro de forma fantástica. Nos quedaba la incertidumbre de ver qué equipo se adueñaba del balón y qué equipo sería más equilibrado entre estos dos conjuntos que miran muy poco para atrás y mucho para adelante. Equipos que les cuesta defender cuando no son poseedores del balón.

Se vio un fútbol de festival con una gran borrachera de juego ofensivo. Un encuentro donde los continuos golpes de unos y otros se convirtieron casi siempre en goles. Estos partidos son una gozadera para los espectadores neutrales, pero una locurita para los aficionados tanto béticos como donostiarras ya que todo el potencial ofensivo, se ve luego relegado a las carencias defensivas de los dos conjuntos . Y fue el encuentro un corre calles que terminé en el primer acto con cuatro goles en el electrónico que señalaban el empate a dos goles.

Abrió la lata Sanabria en el minuto 5 al límite de la ley del fuera de juego para más tarde marcar de un certero cabezazo Willian José que creo desvía el defensor andaluz Guardado para después, en gran triangulación de Willian y Jose Kevin con un pase de la muerte a Oyarzabal que hace el dos a uno poniendo a los de Eusebio por delante. Pero en el minuto 28 en un balón detenido, Feddal ponía las tablas en el marcador. En este periodo la Real se apoderó del balón más tiempo que el conjunto de Quique Setién, que desde el minuto 28 hasta llegar al descanso sobro el sobeo del balón ya que falto sustancia y presencia en el área rival para volver a colocarse por delante.

Pero nada mas comenzar el segundo acto un gran pase de Guardado a Joaquín, que se cuela entre un Navas muy blando en esta acción y un Kevin muy lento, se planta solo ante Rulli y en el duelo individual lo bate por el costado izquierdo. Otra vez por detrás en el marcador. Pero como si fuera el verdadero festival de cine la historia se repite y Xabi Prieto escorado a la derecha engancha un gran pase de Juanmi y solo ante Adan vuelve a poner la igualada.

En esos momentos del juego la Real Sociedad vuelve a cometer los mismos errores de otros encuentros al defender casi en el limite de los dos campos y con muy pocas vigilancias y en un balón largo Sergio León termina un contraataque eléctrico con una velocidad brutal y de fuerte zambombazo marca por alto el cuarto gol del equipo verdiblanco en el minuto 84. La misma película de siempre, jarro de agua fría y a por el empate con la seguridad de que la pelota parada nos da para mucho. Córner que se lanza en el minuto 85 y Llorente viniendo desde atrás, como a el le gusta, de un brutal salto y potente testarazo pone el cuatro a cuatro en el casillero de Anoeta. Una vez mas la pelota parada nos da los puntos. Pero para no salir de la película del miedo, Sergio León nos pudo hacer el quinto en otra contra y cuando el balón se colaba lo sacamos en la misma raya de gol.

Nuestra Real Sociedad lleva cinco partidos seguidos sin ganar. Es un coladero en el aspecto defensivo. Un coladero en el cual no solo tienen la culpa los defensas, porque en este juego atacan y defienden todos y en estos momentos el equipo es extraordinario atacando y es un despropósito y un cúmulo de errores defendiendo. Por eso mismo somos uno de los equipos mas goleados del torneo. En este parón, Eusebio debe de ponerse manos a la obra y intentar cortar la misma hemorragia de goles de las semanas anteriores ya que somos un equipo muy vulnerable en el aspecto defensivo por los continuos desequilibrios que sufrimos en muchas fases del juego. Hay tiempo para parar esta hemorragia que sigue muy latente de goles.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor