Diario Vasco
img
Fecha: octubre 5, 2017
Nos viene de lujo este parón
Alfredo Del Castillo 05-10-2017 | 7:06 | 0

 

 

real

En este mundo del fútbol siempre hay algo por mejorar en todos los aspectos y en todas las líneas de un equipo. Cuando los resultados van rodados muchas veces los entrenadores no vemos más allá de todo lo bueno que hace el equipo sobre el verde, pero nos olvidamos de los puntos débiles a mejorar y ahora es el momento después de estar cinco encuentros sin ganar. En todo equipo saltan las alarmas, más en unos que en otros. Si estos cinco partidos sin ganar los hace el Barça o el Madrid, en todos los medios veríamos la palabra crisis, pero en nuestra Real Sociedad hay un don especial con tranquilidad. Hay que analizar el porqué nos hacen tantos goles con suma facilidad.

Este parón con quince días por delante es un lujo para trabajar mucho más el aspecto defensivo de todo el bloque. Nos va a venir de cine, porque todos los jugadores deben ser reflexivos. Ellos mismos deben poner mucho de su parte para que las explicaciones del cuadro técnico sean un fiel reflejo en el terreno de juego después de entrenar para la mejora de acciones, movimientos y evoluciones en fase defensiva. El míster va a poner toda su sabiduría táctica en beneficio del equipo, que con sus tareas diarias en Zubieta, bien sean de puertas para afuera o de puertas para adentro, con más silencio y más concentración sin que nadie los distraiga, serán de una importancia vital para cortar de raíz ese equipo muy vulnerable que encaja goles con solo llegar muy pocas veces al área el conjunto rival.

En estos entrenamientos tenemos el contratiempo de los jugadores que tienen compromisos con sus selecciones y no están en Zubieta, pero hay que ir viendo cuál es la tripleta que coloca Eusebio en su sala de máquinas por la lesión de Zurutuza y qué movimientos tácticos va a realizar para potenciar aún más esa parcela del campo donde se genera por pasillos interiores todo el trabajo ofensivo del equipo. Defensivamente buscamos el equilibrio en las parcelas de defensa cuando no la tenemos, y ataques cuando nosotros somos los dueños del balón.

Eusebio cuenta con Pardo, Zubeldia, Prieto, Canales, Oyarzabal, Illarra y el potrillo que le gusta como medio centro más atrasado en el triángulo, Guevara. Estos jugadores son las piezas para intentar acertar en su puzzle perfecto que le dé al equipo seguridad defensiva y gran potencial ofensivo con muchas dosis de canalización y organización a nivel ofensivo. Soy de los que opina que cuanto menos peones cambiemos, mucho mejor. Y un trivote formado por Pardo, Illarra y Prieto es de máxima garantía para competir en esta Liga Santander. Porque más adelante, en esa línea de tres con un jugador de banda más metido y el otro más abierto para entrar en diagonal y dejar espacio para el lateral de turno hay dos muy fijos: Oyarzabal y Willian José. El otro se lo disputarían Juamni, Carlitos Vela y si seguimos con el tema de la continuidad y la posesión pensaríamos en uno muy fijo, Canales. También es verdad que en cualquier caso, son múltiples las variantes que el míster de La Seca tiene en su cabeza. De momento, dispone de menos jugadores pero el potencial de la plantilla es muy bueno y ante estos traspiés solo falta acertar con en mejor once posible. Eusebio tiene la última palabra y también los mimbres para hacer el mejor cesto posible.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor