Blogs

Alfredo Del Castillo

Desde mi banquillo

Eusebio sorprendió con la alineación… pero no sirvió

real-desinflaEl Barcelona de las últimas siete temporadas sólo había ganado en Anoeta en la campaña 06/07 por 0-2. Sí, fue ese equipo de Pep Guardiola que con sus rotaciones por compromisos europeos dejó hasta cinco titulares fuera; después ocuparon el banquillo Tito Vilanova (dep), el Tata Martino y Luis Enrique. Pero este Barça de Valverde llegaba a Donostia con la mosca detrás de la oreja; es un equipo que no regala nada y su entrenador era sabedor de una gran realidad: en Anoeta, o sales con todo o te vas a tierras catalanas sin tres puntos y con una primera derrota en la jornada 19.

En el otro lado, la Real Sociedad está fuera de la Copa y su trayectoria en la liga Santander era muy irregular. De hecho, de los últimos 45 puntos solo ha sumado 14. Y cuando sucede esto se le niega credibilidad a una filosofía, a un estilo, a un sistema de juego, a una idea de juego. Porque, nos guste o no, en esta competición mandan unos resultados que son implacables. Esto es más viejo que el drago milenario de mi pueblo, Icod de los Vinos: si tú equipo no gana, te llames como te llames, el runrún está presente en todas las esquinas futboleras, con frecuentes dimes y diretes que salpican a todos los componentes de la plantilla y el cuadro técnico.

Urgía ganar un partido y el reto era muy complicado, ya que el rival era el imbatido Barcelona de Valverde. Sin embargo, el míster de la Seca nos sorprendió con la alineación y el equipo protagonizó una impresionante primera parte con una alternancia de presión alta al inicio de jugada. Y, si el rival superaba esa presión, el repliegue era muy bien ejecutado y muy bien coordinado. Además, neutralizaron a Messi y a Suárez de forma magistral en un buen planteamiento táctico de Eusebio.

Vimos a un Canales impresionante, que con sus largas diagonales y asistencias se convirtió en un torbellino para la defensa azulgrana. A ello hay que unir la movilidad de un Juanmi que tirando diagonales y desmarques volvió loco a Sergi Roberto. Sin embargo, hay un futbolista que cuando está se nota, y ése no es otro que David Zurutuza. El txuri-urdin realizó una primera parte espectacular, dando  equilibrio y repartiendo juego a diestro y siniestro ante el 1-4-1-3-2 del Barcelona. De hecho, los culés fueron muy fuertes por dentro pero por fuera resultaron muy vulnerables. Sobre todo por el costado de André Gomes, que nunca pudo defensivamente con un imparable Odriozola. Desde ese mismo costado llegó el primer y segundo gol del partido, con sendos pases (magistrales) de Prieto y Canales, rematados con un poco de fortuna por Willian José y Juamni. Por parte del líder, solo destacar algunas acciones aisladas por la banda de Sergi Roberto, un rechace de Kevin contra su propia portería o dos acciones de Suárez que Rulli abortó con autoridad. Pero, ante tanto talento, nunca puedes estar tranquilo y en un desmarque por la derecha Luis Suárez la puso para que Paulinho marcara ante un blando Kevin y metiera a su equipo en el partido.

En este espectacular primer acto, la Real Sociedad se mostró muy superior a todo un líder como el Barcelona y mucha culpa de ello la tuvo el planteamiento táctico de Eusebio, ya que los culés no fueron los de las grandes ocasiones. Hubo un gol legal anulado a la Real y que debió subir al marcador, ya que no hay falta de Zurutuza sobre Rakitic y Willian José llegó a marcar tras pegar el balón en Vermaelen.

A la vuelta de vestuarios, el conjunto culé se dejó ver poco a poco y su superioridad física, unida al talento que atesoran sus futbolistas, dejaron a los realistas desconectados y obligados a cambiar de plan. Y es que el líder se adueñó del balón y el control del juego y ante esta circunstancia no quedaba otra que defender. Eso sí, hay veces que si defiendes dando al contrario unos centímetros de ventaja éste te mata. Y eso ocurrió en una galopada de Sergi Roberto, quien combinó con Messi y éste la puso corta para Luis Suárez, quien golpeó sutilmente el balón lejos del alcance de Rulli. Minuto 50 y tablas en el marcador… pero los de Eusebio no volvieron a ser los mismos del primer acto. Y tras un error grosero de Rulli en el saque de meta, Vermaelen despejó el esférico asistiendo a Luis Suárez, quien no perdonó. La afición donostiarra se quedó congelada con el 2-3. Y más tarde le tocó el turno a Leo Messi, quien en un magistral lanzamiento de falta, marcaba el cuarto. Fue un golpeo tan impresionante que superó el salto de Willian José y Oyarzabal y se coló ante la mirada de un Rulli que se quedó anclado y sin capacidad de reacción. De ahí, el debate de si era parable o no: en mi opinión, aún tirándose, Rulli no hubiera llegado.

En este segundo periodo el Barcelona fue muy superior. Quedó muy claro que para ganar estos partidos no te vale solo con un tiempo, habida cuenta del talento y la calidad individual de estos futbolistas, una máquina de ganar partidos. Y si no, que se lo digan a una Real Sociedad que se desplomó en un segundo acto para olvidar.

Temas

Sobre el autor

Entrenador de fútbol y tinerfeño. Ha pasado por multitud de banquillos guipuzcoanos, entrenando a equipos como el Lagun Onak, Beasain o Real Unión, entre otros, antes de recalar en la Real Sociedad en 2001. En el club txuri urdin estuvo nueve temporadas en varias fuciones, como la de ayudante de Periko Alonso o de Gonzalo Arconada.

enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031