Blogs

Alfredo Del Castillo

Desde mi banquillo

Colorín colorado a la temporada de la Real

ESPANYOL VS REAL SOCIEDADLa Real Sociedad de Eusebio Sacristán visitaba Cornellá-El Prat con los ánimos renovados por la victoria conseguida ante el Alavés en Anoeta y con el subidón que te da recuperar a tu máximo realizador Willian José. Y, de reojo, se podía mirar a la pelea por una plaza europea, ya que al quedarse fuera de la Copa y de Europa solo existía el reto de acercarte a los puestos de premio…

Era muy peligroso y decepcionante, cuando aún quedan treinta y tres puntos por competir, que el equipo se quedara en sitio de nadie, pudiendo llegar a convertirse en un enorme problema de cara al míster y a muchos jugadores que no tienen muy segura la continuidad para la próxima temporada.

El entrenador de la Seca apostó por un equipo muy ofensivo desde el inicio del encuentro con Moyá en portería; línea de cuatro zonal con Odriozola, Llorente, Héctor Moreno, De la Bella; Zubeldia de pivote con Canales a la derecha, a la izquierda Illarra, en banda a pie cambiado Juanmi, en el otro costado Oyarzabal y en punta de ataque Willian José.

Por parte del equipo perico, un Quique Flores que nos tiene muy cogida la medida, nos jugó con un sistema 1-4-4-2, con tres jugadores muy importantes en puestos específicos para desconectar el potencial realista, que era el Veloz Piatti, a la espalda de Odriozola, Granero para crear superioridades por el costado derecho con el lateral Navarro y con un Sánchez muy anulador de Illarramendi.

Ante este planteamiento, el equipo donostiarra comenzó muy metido en tareas ofensivas y tanto Juanmi como Willian José tuvieron dos ocasiones de marcar, pero un tirito suave y un tiro sobre del larguero que se fue al limbo fueron desaprovechados. Fue un primer tiempo de momentos de dominio por parte de ambos equipos, pero fue mucho más intenso un Espanyol que se encontraba muy a gusto con la presión alta y sabiendo que la Real estaba muy incómoda y no realizaba su juego habitual porque el medio campo no generaba juego y se veían obligados a un juego más de golpeos en largo.

Lograron el objetivo. Fue tanto este descontrol que un Willian José sin participar se vio obligado a  bajar a recibir en muchas ocasiones fuera de su perímetro de participación, en un partido igualado, aunque creó más ocasiones el cuadro perico hasta que llegó el minuto cuarenta. En un fallo garrafal de Duarte que aprovechó y peleó Willian José en una conducción larga en la que el central Víctor Ruiz le dejó llegar muy cerda de Pau. Fue una decisión mal calculada y mal defendida. El brasileño no perdonó y nos puso por delante en el marcador, sin merecerlo pero en fútbol el que falla lo paga caro. Aún hubo una contra muy bien combinada pero con poca efectividad y se perdió la oportunidad. Esta Real es un conjunto que falla en las dos áreas y por ese motivo está donde está.

El segundo acto comenzó con un Espanyol como una moto en busca del gol del . Este llegó en el minuto cincuenta de partido en una jugada con tres ocasiones de gol muy claras: primero tapó Moyá, luego sacó bajo palos Héctor Moreno y después, en un descontrol de salir sin marcar, Granero se inventó un pase magistral y dejó solo a Baptistao, que fusiló a un Moyá sorprendido y a un Llorente habilitador, levantando la mano pidiendo el fuera de juego que no había.

Empate ante un equipo enchufado y otro que salió empanado. Ante esta igualada el equipo perico realizó una presión muy alta y superó a la Real Sociedad, que no se encontraba nada cómoda en ningún momento porque su medio campo no organizaba, no elaboraba y no generaba su juego habitual.

Reaccionó Eusebio y quitó a Juanmi, colocando a Zurutuza de medio derecho y pasando a jugar en banda con Canales. Este cambio no mejoró al equipo y el siguiente de Januzaj por Willian José dejó al equipo sin un punta referencial.

Llegó una contra muy mal defendida, primero por Januzaj, y después por un blandito De la Bella y se vio obligado a cometer penalti el arquero Moyá ante Gererd Moreno, el mejor futbolista sobre el terreno de juego. El propio Gerar marcó, tras parar el balón en primera instancia el balear.

Movió ficha Eusebio y metió tarde a Bautista, pero también estuvo al quite Quique y cambió el sistema con Jurado de enganche y Melendo en banda por Piatti para jugar más un fútbol control. La Real tiró de orgullo y dio un último arreón con un Espanyol muy cansado y muerto por el esfuerzo realizado. Fue Odriozola el más activo pero se encontró con un Pau muy centrado y muy parador desbaratando el posible gol del empate, que no llegó porque un imperial Granero durmió los últimos tres minutos del tiempo añadido en su parcela de la banda derecha con la colaboración de Gerard Moreno.

Ahora solo nos queda comentar que colorín colorado… Con este varapalo la ilusión por esta temporada ha terminado ya que estamos a la friolera de diez puntos del séptimo puesto que da el premio uropeo y el equipo ha perdido el juego combinativo, la continuidad en el juego y la presión alta a la salida de balón del contrario. Todo esto se ha quemado como un papel de fumar. Un estilo y una filosofía que está a años luz de lo que realmente enamoró a la afición txuri-urdin y a los aficionados a los que les gusta el fútbol de toque y combinativo.

 

 

Temas

Sobre el autor

Entrenador de fútbol y tinerfeño. Ha pasado por multitud de banquillos guipuzcoanos, entrenando a equipos como el Lagun Onak, Beasain o Real Unión, entre otros, antes de recalar en la Real Sociedad en 2001. En el club txuri urdin estuvo nueve temporadas en varias fuciones, como la de ayudante de Periko Alonso o de Gonzalo Arconada.

marzo 2018
MTWTFSS
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031