Diario Vasco
img
Autor: Gazteluko
Sampaoli y Lillo ganaron la batalla táctica
img
Alfredo Del Castillo | 09-01-2017 | 2:14| 0

 

La Real Sociedad arrancaba el 2017 liguero con la intención de mantener su fuerza y su juego en campeonato nacional. Este fin de semana tenía enfrente a un equipo de ‘su liga’ : de los 57 partidos ligueros que el Sevilla ha disputado en Donosti, la Real ha ganado en 34 ocasiones, ha empatado en 17 y sólo ha perdido en 6.

La cita contaba con todos los ingredientes para tratarse de un encuentro de fútbol de máximo nivel. El banquillo visitante iba a guarecer a dos entrenadores como Sampaoli y Juanma Lillo que estudian a sus rivales con una visión milimetrica. Dos locos de la táctica que son capaces de pasar horas delante de un plasma para ver los últimos nueve partidos del rival y preparar, así, el choque durante los días previos. Todo ello con un rigor extraordinario, al que hay que sumar la ayuda de Juanma Lillo: un hombre que conoce tanto a los jugadores txuri-urdines como los puntos fuertes y débiles del conjunto de Eusebio. Sampaoli y Lillo prepararon el partido perfecto. Lo demás lo pusiseron sus jugadores.

Era tan fundamental el partido de Anoeta para los de Nervion que Sampaoli comentó en la rueda de prensa previas: «Nosotros reservamos jugadores para el partido de Anoeta y allí jugaremos con los mejores que tengamos».

Tras el varapalo en Copa, el equipo hispalense recuperó su mejor versión con un sistema de juego 1-3-3-3-1. En portería se colocó Rico. La primera línea de tres fue para Mercado, Pareja, Rami. Ya en el medio, N’ZOnzi flanqueado a los costados por Mariano y Escudero.  Por delante de estos, Nasri, ‘Mudo’ Vazquez, Vitolo. Y arriba del todo, Ben Yedder, que fue la pulga que picó tres veces.

Comenzó muy fuerte y muy metido en el partido el Sevilla. En el minuto siete Willian José tuvo en sus botas la primera ocasión, una oportunidad que se cantó como gol en los graderíos. Sin embargo, el equipo andaluz se fue colocando poco a poco  y, con una presión asfixiante arriba, logró maniatar y neutralizar una Real Sociedad que se muestra vulnerable e ineficaz si le quitas el balón. Con Xabi Prieto neutralizado, Vela vigilado, Yuri tapado tapado e Illarra con dos inquietos a sus costados, la Real no sabía a qué jugar. Sin balón no sabíamos por dónde nos daba el aire. Esta Real no tiene plan B ni entrenado ni estudiado para afrontar estas situaciones. Para más inri, ya para el minuto 29 perdíamos por dos goles a cero tras en dos fallos garrafales en defensa. Fueron esos minutos tontos en los que,  si no es por el acierto de Rulli en un mano a mano con Nasri al filo del descanso, nos vamos al descanso con tres en el saco y con un Sevilla mejor organizado y muy superior.

En el segundo acto, Mikel Gonzalez se quedó en el vestuario y salió Aritz Elustondo. No obstante, el equipo de Sampaoli no venia de farol y exhibió un fútbol de alta escuela y muchos quilates. En este tiempo, sometió por completo a la Real Sociedad.  El portero sevillista fue un mero espectador, porque la Real ni estaba ni se le esperaba en el día de hoy. Ante lo que estaba sucediendo, Eusebio decidió mover ficha y cambió a Granero y a Vela por Canales y Juanmi en el minuto 56 . Aquí me quede mosqueado, helado. No entendí el cambio de Vela si no es por lesión. Con las dos sustituciones el equipo no mejoró nada. Al revés: se volvió a descoser y fue aún más blando en el aspecto defensivo. Así, en otro error individual (un mal despeje de Aritz) el recién salido Sarabia puso el tercer gol en el electrónico y el partido finiquitado. El cuarto llegó en una cadena de errores y con el equipo roto en todas sus líneas. Si no es por los tres paradones de Rulli salimos con un resultado insultante en la mochila. Un partido para aprender de los errores cometidos, para entrenar esos erroees y para corregirlos. Tampoco estaría mal un plan B para cuando vuelva a suceder lo que ocurrió ayer.

El Sevilla arrolló y fue muy superior a una Real Sociedad desconocida y a la que no le salió nada de lo preparado. El equipo donostiarra pecó de fallos defensivos garrafales, pero también el fantástico planteamiento táctico de Sampaoli y Lillo surtió efecto para anular al equipo de Eusebio en su mejor partido de la temporada fuera del Pizjuán. No me gustó el último cambio del Sevilla. En el tiempo añadido y con el 0-4 en el marcador,  míster, no le hagas a nadie lo que no te gusta que te hagan a ti.

Ahora solo queda corregir y entrenar los errores para que no los volvamos a cometer. Y ya conocen cómo jugamos y nos vuelve a pasar, que tengamos entrenado y activo el plan B.

Ver Post >
Oyarzabal va camino de hacer historia
img
Alfredo Del Castillo | 05-01-2017 | 11:15| 0

Es mucho mejor ir tranquilo en la dirección correcta que ir rápido en la dirección equivocada. Y esto lo está llevando a cabo con mucho rigor una Real Sociedad que dejó tocado -no hundido- a un Villarreal temeroso en muchas faces del primer envite de Copa. En el primer tiempo, el conjunto de Eusebio dominó con comodidad al ‘submarino amarillo’. Los de Escribá parecían tener una marcha menos y jugaban con una lentitud desesperante. Rulli fue un mero espectador en una Real que mostró una gran eficacia de cara a puerta: dos ocasiones, dos goles. El primero, en una combinación fantástica entre Oyarzabal y Willian José, quien con una sutil vaselina dejó sentado a Asenjo. El segundo tanto, en cambio, vino tras una cadena de errores que comenzó José Ángel con un pelotazo y siguieron Mario y Asenjo con una evidente falta de coordinación a la hora de hacerse con el esférico. Vela no perdonó y aprovechó el balón suelto para establecer el segundo. Gol muy inusual en la alta competición pero, al fin y al cabo, gol.

En el segundo periodo, el partido se volvió loco y fue un continuo ida y vuelta. El Villarreal siguió amagando pero con una muy pobre pegada, mientras que la Real apostaba por el repliegue y jugando a la contra. Y le fue muy bien. Y es que a falta de veinte minutos Oyarzabal se internó por el costado izquierdo, le rompió la cintura a Musacchio y de un descomunal zapatazo alojó el balón por la escuadra de Asenjo. Golazo. Con el 3-0 en el marcador, el equipo de Escribá tenía pie y medio fuera de la Copa… pero dio muestra de un amor propio fuera de toda duda. Así, Trigueros vio adelantado a Rulli y de un zapatazo desde unos 40 metros marcó el 3-1 que da vida al equipo castellonense. En mi opinión el portero argentino pudo hacer algo más para evitar el gol, ya que estaba muy adelantado. Fallo de colocación.

La Real comienza el año enrachada y en buena dinámica. Para nada se notaron las bajas por lesión de Carlos Martínez y Raúl Navas, ya que sus sustitutos realizaron un encuentro para enmarcar. También destacó el partidazo de Oyarzabal, un futbolista que va camino de hacer historia en este equipo. Y qué decir de Yuri, que de tapado trabaja como un minero. Nunca sale con la nota que le corresponde pero el lateral izquierdo está en un estado de forma brutal.

Próximo envite: el Sevilla. Eso sí, hay que reseñar que esta Real Sociedad está haciendo méritos más que suficientes como para que mejore la asistencia a Anoeta. El próximo partido deberíamos llenar el campo, ya que el equipo necesita el aliento de la afición. No falles al equipo ante un Sevilla que juega en la misma liga que la Real, de alta escuela y que está entrenado por Sampaoli y el tolosarra Juanma Lillo.

 

Ver Post >
Esperanzas e ilusiones para el nuevo año
img
Alfredo Del Castillo | 03-01-2017 | 12:54| 0

Amigos lectores, primero mucha salud y después feliz año a todos. Ahora que despedimos el año viejo con un equipo muy consolidado que realiza un fútbol de alta escuela nos disponemos a fabricarnos esperanzas e ilusiones sobre que en este 2017 la Real Sociedad siga en el camino correcto tanto en Liga como en la Copa del Rey. Y en estos momentos que está demostrando que es un conjunto con un potencial futbolístico de primer nivel, ojalá todo siga por los mismos derroteros y comencemos el año con el mismo estilo y nivel de juego con que terminamos.

La maldita noticia de la lesión de Carlos Martínez es una consecuencia de una competición que no se apiada de nadie y es implacable con todos, pero también es verdad que la recuperación de Pardo y Gaztañaga es una alegría inmensa para el cuadro técnico realista. Son dos futbolistas que aportarán sus cualidades cuando les den una oportunidad y tendremos una plantilla de elección más equilibrada. El puesto de lateral derecho con Zaldua, un medio de banda reconvertido a lateral con mucha llegada y último pase, más Aritz, un lateral de casta y garra que en su polivalencia también puede jugar de central, este puesto está muy bien cubierto y el equipo en su conjunto no lo notará. Aunque también es verdad que según quién de los dos juegue se notaré el potencial del juego aéreo defensivo.

Con humildad y con los machos bien atados llegan a nuestro estadio dos rivales de un gran nivel ya que se encuentran en un estado de forma brutal. Villarreal y Sevilla, casi nada. Pero también ellos saben al pie de la letra como se las gasta esta Real de Eusebio Sacristán, un equipo en un estado de forma fantástico.

En este primer envite de Copa se verán las caras dos equipos que apuestan por lo mismo dentro del rectángulo de juego, es decir, los dos tienen la misma idea del fútbol que quieren desplegar: la posesión del balón y la continuidad en el juego sin perder el cuero con la variante de que individualmente siempre un futbolista de cualidades innatas arranque algún contraataque o un gran eslalon en conducción, caso de Vela. Estos dos equipos tienen más de violinistas que de tamborreros y si el míster de La Seca siempre apuesta por su bendito planeta táctico con su esquema 1-4-1-4-1, el Villarreal también apuesta por un 1-4-4-2 con dos jugadores muy importantes en sala de máquinas. Trigueros y Bruno Soriano son dos grandes pasadores en donde el fútbol es carísimo: los últimos 15 metros en zona de finalización.

Este encuentro de Copa ante el Villarreal es complicado ya que los de Escribá le tienen bien tomada la medida a los donostiarras. En los últimos catorce partidos en los que se han enfrentado solo les hemos ganado uno con gol de Ros en el Madrigal y de rebote, pero las estadísticas están para romperlas y esperemos que esta gran Real pase a la siguiente ronda desplegando ese fútbol de alta escuela.

Ver Post >
La misma Real, dos equipos diferentes
img
Alfredo Del Castillo | 21-12-2016 | 12:01| 0

Amigos lectores, hay una gran diferencia entre la Real Sociedad de las primeras ocho jornadas de liga y la de las ultimas ocho que se han jugado.

El equipo que adiestra Eusebio sólo consiguió 10 de los 24 puntos en juego de los primeros ocho partidos. Sin embargo de los últimos 24 puntos posibles, el equipo txuri urdin sufrió un cambio radical. Tras dar con la alineación adecuada, ha conseguido la friolera de 19 puntos. Sólo perdió en Riazor y empató con el gran Barça de Messi, en un partido que mereció a todas luces ganar ya que fue mejor que su rival. Además, la Real Sociedad es el cuarto equipo que más puntos sumó en el año 2016 (es decir del 1 de enero al 31 de diciembre)con 61 puntos y solo lo superan Real Madrid, con 91 puntos, Barça con 84 puntos y el Atlético de Madrid con 78 puntos .

La Real comenzó la liga jugando en Anoeta contra un rival de postín: el Real Madrid. Y el míster nos sorprendió con un equipo que, por varias causas, no contó desde el inicio con Vela, Prieto, Willian José aunque luego entraron de recambio. El sorpresón fue David Concha como titular, se perdió por 0-3. El siguiente encuentro fue en Pamplona y se ganó con más pena que gloria, en un partido trabado y sin la sintonía y estilo que quería el entrenador. Después vino el empate en casa ante el Espanyol, para después perder en Villarreal con cambios en la zona ancha del rectángulo de juego. Eso sí, con Illarramendi como único medio centro escoltado por Pardo y Zurutuza y la prueba de Oyarzabal por dentro con Zurutuza también.

Ante esos vaivenes, Eusebio, que estaba dándole vueltas a la cabeza para conseguir un medio campo que le diera ese fútbol de posesión y continuidad, optó por poner al trío Illarra-Prieto- Zurutuza. Y acertó de pleno ya que desde ese momento todo ha cambiado. Se empezó a ver a una Real que maneja el balón de un lado para el otro con una calidad fantástica, impuesta por estos tres futbolistas en zona de canalización y organización, dando un equilibrio brutal.

Cambió la partitura en Eibar con una idea de partido diferente y se fracasó dejando un mal sabor de boca a todos los aficionados realistas y un cabreo monumental en toda Gipuzkoa. Ante el Betis se volvió a jugar con los mismos que derrotaron a los canarios y se les ganó. Después se perdió el derby en Bilbao, pero se siguió apostando por los mismos, reforzando con buen criterio una idea de equipo y de juego. Gracias a ellos se ganó holgadamente al Alavés, Leganés, Atletico y Sporting. Es decir, doce puntos de doce y haciendo un fútbol de muchos quilates.

Partidazo ante el Barça, con un repasito incluído y un resultado muy injusto para méritos de uno y de otros. Después, como todo no es de color de rosa, se perdió en Riazor con manita incluida, pero el equipo creyó en sus posibilidades, reaccionó y ganó al Valencia en casa y al Granada en tierras andaluzas, en ambos casos desarrollando un juego fantástico y ganando con una autoridad fuera de toda duda.

Morir con una idea de fútbol exige pruebas, aciertos, errores, cambios, sacrificio, constancia y muchas dosis de creer en lo que se está haciendo. Y esta es la mejor forma de jugar, y como consecuencia de ello sacar buenos resultados. Todo esto lo han asimilado muy bien los protagonistas, es decir los jugadores, que creen al cien por cien que es la mejor fórmula para llegar al éxito con un fútbol de salida de pelota limpia desde atrás, combinaciones hasta que aparezca la ocasión. Y, como variantes,unas contras con un futbolista que está en un momento espectacular como es Carlos Vela, y la garra y la fuerza y las llegadas a línea de fondo de un Yuri que se convierte en el lateral más en forma de esta Liga Santander.

El entrenador de La Seca acertó y creyó, desde el partido ante Las Palmas, en unos jugadores que le están dando un rendimiento extraordinario. Con un Xabi Prieto que jugando por dentro hace funcionar la máquina de canalización a las mil maravillas,. Y los niños guipuzcoanos en las ikastolas, en los frontones, en las calles de todas las ciudades y pueblos recitan de memoria: Rulli, Carlos, Navas, Iñigo, Yuri, Illarra, Prieto, Zurutuza, Vela, Willian José, Oyarzabal y como cambios Juanmi, Canales, Granero.

En mi opinión, el gran acierto del cuadro técnico comandado por Eusebio ha sido colocar a Prieto por dentro y el estado de forma de unos jugadores que están haciendo un temporadón como lo son Illarra, Prieto, Zuru, Vela, Willian José, Oyarzabal en zona de finalización y en zona de máxima seguridad un Yuri imperial con la regularidad de Carlos, Navas e Iñigo. Y cuando es necesario siempre las paradas de Rulli.

Ahora el club sabe que la competición no se para y su afán con la Dirección Deportiva es ponerse manos a la obra y qué hacer con futbolistas que no cuentan mucho para el entrenador casos como el de Bardaji, Héctor, Concha, Gazta, Markel, Pardo, Canales o Granero. Hay trabajo desde este momento hasta que se cierre el mercado de invierno.

Zorionak eta urte berri on guztiei.

Ver Post >
De aquí no nos baja nadie
img
Alfredo Del Castillo | 17-12-2016 | 11:03| 0

Victoria de la Real Sociedad en Granada (Efe)

Victoria de la Real Sociedad en Granada (Efe)

Amigos, en Granada llegaba la hora de la verdad para la Real Sociedad, después del último desplazamiento con un palo muy duro, la prueba era muy parecida, pero en esta ocasión el equipo estaba advertido. Estaba claro que si sales a verlas venir ante un equipo que solo ha ganado un partido nos estamos equivocando. Todo apuntaba a que si la Real salía con descaro, sin miedo y con su juego habitual de posesión y continuidad -además de la variante de salir a la contra en ataques muy rápidos y de pocos toques-, el partido no se nos podía escapar.

Y fue dicho y hecho. El equipo de Eusebio dominó el encuentro por completo y dos goles en el segundo acto de partido premiaron su trabajo. Los jugadores txuri urdiñak anularon y maniataron a los entrenados por Lucas Alcaraz y le quitaron el balón durante 80 minutos a un equipo sin juego, sin garra, sin saber por dónde le daba el aire. El Granada era incapaz de taponar las líneas de pase interiores y exteriores y de realizar una presión y acoso a un equipo pelotero como es el conjunto de Eusebio,.. Solo ver la jugada del segundo gol fue una gozada: saque de banda, balón a Navas, éste a Rulli que pasa con el pie a Iñigo, de ahí a Prieto que lo da a banda, a Carlos Vela, que con su conducción llega a línea de fondo. Pase atrás que desvía Lomban y en el segundo palo y a media vuelta marca Juanmi (que lo confundí  con Griezman por su nuevo look de un rubio platino).

Fue un partido plácido en donde el mister acertó con la alineación inicial al colocar a Granero y a Juanmi por Zuru y Willian José. También acertó con el cambio de Bautista por un apagado y fuera de forma, por cansancio, Oyarzabal. Y el potrillo marcó el primero a pase de Granero, mientras que Juanmi en banda es más futbolista que por el centro como punta referencial. Desde esa posición el malagueño marcó el segundo gol.

El otro cambio fue lateral por lateral y el de Canales por Juanmi, a falta de 14 minutos. Fue entonces cuando peor jugó la Real y con esta pájara que duró los últimos minutos el equipo local creó tres o cuatro ocasiones de gol que no se materializaron bien por la mala puntería de sus jugadores y por la suerte en un rebote en el muslo de Rulli que se fue a córner… Futbolistas, esto no puede volver a ocurrir.

Granero tenía ante sí -y ante Eusebio- el reto de cubrir la baja de Zurutuza, que es uno de esos jugadores que hacen mejor a los de alrededor en esa zona ancha del campo. Y el madrileño cumplió con una nota muy alta, por su colocación, por su equilibrio, por sus pases, por su constante trabajo defensivo-ofensivo y también por su saber estar en el terreno de juego, con una ayuda brutal a un jugador que está en un estado de forma extraordinario: Asier Illarramendi. En esta zona del campo se comenzaron a ganar los tres puntos en juego. Fantástico Granero.

Salimos de la ciudad de la Alhambra con tres puntos más y dando un golpe sobre la mesa diciendo “de dónde me ha costado colocarme no me baja nadie”. Y es que este equipo ha salido victorioso en esos campos en los que sacar los puntos te hacen estar muy arriba (Pamplona, Leganés, Gijón, Granada..) Ahora a pasar en Copa ante el conjunto de Paco Herrera, sin confianzas. Y después a disfrutar de la  fiestas navideñas cada uno con sus seres queridos, con la sensación del deber cumplido en las 16 jornadas de liga disputadas y en los dos partidos de Copa del Rey.

Felicidades, Zorionak a todos y a toda la familia Realista y que el próximo año sea aún mejor en juego y resultados. Estamos en el camino correcto.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor