Diario Vasco
img
Autor: Gazteluko
Una Real sin alma
img
Alfredo Del Castillo | 10-11-2015 | 8:55| 0

El pasado viernes el equipo amarillo, que se encuentra en una situación límite, crítica, es decir, bajo la amenaza del descenso saltó al terreno de juego del Gran Canaria y se encontró a una Real que jugó veinte minutos con un planteamiento táctico acorde al rival de turno: acoso y presión a la salida limpia de pelota del equipo de Quique Setién, con Agirretxe y Vela taponando a los dos centrales Aythami y Bigas; acoso y presión de Illarra y Markel sobre los canalizadores Vicente Gómez y Roque; acoso y presión de Chory y Prieto sobre los laterales Simón y Garrido, con el lunar del costado zurdo nuestro ya que un Chory muy despistado y blando en el aspecto defensivo no tapó las subidas de David Simón y le amargó la noche. Por delante estaba un futbolista rápido, revoltoso, regateador y escurridizo como lo fue El Zhar. Era todo el peligro del equipo canarión en esos primeros veinte minutos. Por contra, la escuadra de Moyes, con robo y contraataque que no llegaron a finalizar bien como en los casos de Vela, metieron el miedo en el cuerpo a un equipo temeroso y que recibió pitos desde las gradas por parte del respetable por el juego para atrás. Esto se producía porque casi siempre los dos medios centros recibían el balón de espaldas y  el acoso y la presión donostiarra provocaban que el balón llegara al portero Javi Varas para que golpeara el balón en un pelotazo en largo. Ese era el juego desde atrás de los pío pío. Así que el objetivo realista estaba conseguido. Pena de las contras no finalizadas.

Pero amigos lectores, en el minuto 28 todo cambió. Con Carlitos Vela, medio mareado y desorientado, llegó el gol de Jonathan Viera. La jugada se inicia con pase a banda derecha que no defendimos bien y David Simón centra sin oposición para que Vicente de cabeza hagapared con Viera, que entra solo y libre de marca y bate a Rulli en el mano a mano. Los aficionados y jugadores no daban crédito a lo visto. Desde este momento al descanso el conjunto canario coge confianza y comienza a triangular con más alegría y seguridad, mientras el equipo de Moyes se queda muerto y asustado y con poca presencia en el área rival. Un remate de cabeza de Agirretxe y un tiro de bolea de Illarra -los dos a las manos del portero- son nuestras llegadas ofensivas. Mientras tanto, Vela seguía mareado y desorientado.

En el segundo acto el delantero mexicano se queda en vestuarios y entra Bruma para jugar en banda izquierda y pasando el Chory a jugar en punta con Agirretxe.  El guineano portugués con su juego de regate, de habilidad, de cambio de ritmo da otro aire de peligro por ese costado izquierdo, pero solo fue mucho ruido y pocas nueces. En el minuto 50 Tana mete un balón a la espalda de un blando Reyes y Araujo de tiro cruzado bate a un sorprendido Rulli (esos balones antes los paraba pero esta vez no) y subió al electrónico el 2-0, que se convirtió en  una losa muy difícil de levantar. Los cambios de Canales y Pardo no mejoraron mucho porque a este equipo le falto empuje, orgullo, deseos, actitud, amor propio, liderazgo para superar las adversidades. Vamos, que fue una Real irreconocible. Al salir del estadio un amigo me espetó en toda la cara: “Alfredo, esta Real es una banda”. Aquí queda todo dicho. Amigos lectores, con perdón, nos mean y decimos que está lloviendo. No, no,no y no. Por favor, no miremos siempre al mismo. Si hay que volver a reunirse, se hace como antes del partido contra el Levante y se buscan soluciones al bajo rendimiento. Esto también es fútbol.

No nos podemos olvidar que ahora el míster luce una amapola en la solapa en señal de solidaridad; ahora no nos comemos un bocadillo y carretera y manta; ahora cogemos un chárter y hacemos seis mil kilómetros; ahora los futbolistas duermen en habitaciones individuales; ahora hay informadores de partido y de Amisco; ahora no hay un presupuesto austero; ahora hay muchos viajes de empleados del club viendo jugadores y muchos partidos; ahora hay mucho dinero invertido en una plantilla con la friolera de 30 jugadores si contamos las cesiones; hasta ahora había un míster top con un cuadro técnico muy amplio; hasta ahora había un preparador físico específico en fuerza a tiempo parcial,  un lujo; ahora tenemos ojeadores por Europa. Ahora más que nunca hay que pedir responsabilidades a todos, es decir, al Consejo, a la Dirección Deportiva, al cuadro técnico y a los protagonistas, los futbolistas. Todos son los responsables. No busquemos excusas pobres y miremos al de siempre, el entrenador, que también tiene mucha culpa como máximo responsable del equipo.

Lo que más me dolió de aquella noche fueron las palabras del amigo: “Esta Real es una banda”. ¡Ya, coño! Hoy más tranquilo y reflexivo creo que mi amigo tenía razón viendo lo que vio: un equipo sin alma, sin orgullo,sin amor propio a unos colores y sin un líder fuera y dentro del campo.

Nota.- Yuri se dejo el alma y salió con la cabeza muy alta.

 

 

Ver Post >
Duelo entre las mejores canteras
img
Alfredo Del Castillo | 05-11-2015 | 7:17| 0

El mediocampista del Celta Tucu Hernández nos metió el susto en el cuerpo con su gol al límite de finalizar el partido entre la Real y el Celta. Ahora los blanquiazules llegarán hambrientos de triunfo a su próxima visita el viernes a la isla redonda de Gran Canaria. Con el mejor criterio Moyes repitió equipo. Ya se sabe que lo que funciona no  se cambia. Pero también es verdad que todos los partidos no son iguales ni todos los rivales tienen el mismo potencial.

Agirretxe se encontró con un muy blandito Fontas- que venía de lesión larga- y aprovechó sus dos ocasiones. Por parte celtiña, lo mismo hizo Iago Aspas con las dos suyas, eso sí con  algo de fortuna y despistes en la marca. Es decir, tablas entre los ‘nueve’. Pero en esos minutos que los entrenadores pedimos la máxima concentración, el Tucu aprovechó un balón suelto en el balcón del área grande para mandar un voleón a la escuadra de Rulli. Amigos, otra decepción grande para el aficionado que aún no ha visto en su casa ganar a un equipo confeccionado para jugar en Europa.

Me han leído muchas veces eso de que la competición da otra oportunidad. En esta ocasión viene pronto. Viaje a las afortunadas el jueves y el viernes en el recinto de Siete palmas duelo de necesitados: Las Palmas,con seis puntos y en puestos de descenso y los donostiarras, con nueve puntos y a dos de la zona roja. Los dos equipos llegan con muchísima hambre de triunfo. El rival de turno vuelve a la liga de las estrellas después de estar trece años en el infierno de la segunda división, pero el equipo canarion siempre fue un conjunto muy fiel a un estilo de juego con buen trato al balón, asociativo y de mucha continuidad . Siempre ha sido un equipo que ha apostado por el buen gusto del fútbol de toque, donde los futbolistas con buenas características técnicas son muy admirados por los aficionados pío pío. Al Estadio de Gran Canaria suelen acudir alrededor de 20.000 seguidores. Será el estreno en este recinto en Primera División de la Real Sociedad. La anterior vez que jugó en él  fue en la 2009 -10. El partido finalizó 1-1 tras los goles de Álvaro Cejudo e Imanol Agirretxe.

Las Palmas ascendió la temporada pasada dejando fuera al Real Zaragoza. Lo hizo con Paco Herrera como entrenador y con un presupuesto muy austero donde, por ejemplo, Cristiano Ronaldo cobra más que toda la plantilla del equipo amarillo. Pero este fútbol no tiene memoria y en la jornada ocho después de perder en Getafe, la UD ya tenía en la recámara Quique Setién, otro míster. Nada nuevo en este circo mediático de muchas urgencias, de muchísimo dinero en juego y en gastos y donde solo vale ganar, ganar y ganar. A que les suena.

Según el dicho, “a nuevo mister, no perdemos” y así fue. Empate ante un Villarreal que venía de Europa y que dio descanso o rotó a varios titulares. Luego llegó una derrota decorosa en el templo del Bernabéu. Son los números del nuevo mister, que por su forma de interpretar el juego ha apostado más por futbolistas de una calidad técnica elevada y de buen trato y manejo del balón aunque poco habituales con el anterior entrenador: Vicente Gómez, Tana y El Zhar.

El partido del viernes es de esos denominados a cara de perro, por las urgencias que tienen los dos equipos de obtener un buen resultado. Los pío pío se van a encontrar a un equipo realista que saca mejores resultados fuera que en casa y que, además, por el fútbol que despliega de repliegue y contraataque son un peligro constante para las defensas rivales. Se verán dos formas diferentes de interpretar el juego: una de pocos toques y velocidad y otra de muchos toques hasta que aparezca la ocasión creada para finalizarla. También será el día de los equipos de cantera: la Real, con 12 canteranos en sus filas y los canariones, con 16 jugadores formados en los equipos de categorías inferiores hasta llegar al primer equipo. Si bien es verdad que muchos de ellos han pasado por varios equipos y han vuelto a la isla. Así que estaremos el viernes en un campo especial por el gusto al fútbol de toque y control y por ese olor junto al estadio a castañas y calamares saharianos. Será un encuentro entre las mejores canteras futbolísticas: la vasca y la canaria. Veremos un gran partido, seguro.

Ver Post >
La pareja de baile de Illarramendi
img
Alfredo Del Castillo | 27-10-2015 | 6:20| 0

Con el reto de escapar de los puestos peligrosos de la tabla clasificatoria, de las llamas de la zona de descenso, la Real se presentó en el Ciutat de Valencia con nueve canteranos en su once inicial y con el cuchillo entre los dientes. Dio un recital de fútbol, mostró una efectividad brutal y marcó goles. Hubo tres futbolistas que ofrecieron un rendimiento extraordinario: Zurutuza, imperial;  Vela , que deslumbró a todos gracias a su efectividad y un cuarto gol para enmarcar; Xabi Prieto, que demostró talento, pausa y gusto por el fútbol de alta escuela.  La Real Sociedad fue muy superior a un Levante que solo se limitó a ver cómo un huracán de fútbol y goles les dejaba sin opciones de quedarse con los tres puntos en juego. No se me olvida Rulli, que con intervenciones claves alejó siempre el peligro del equipo valencianista.

Seguimos dándole otra vuelta de tuerca más al debate de qué pareja de futbolistas deben ser los dos médios centros, es decir, MarkelIllarra, PardoIllarra, ZurutuzaIllarra o GraneroIllarra, pero siempre como primera opción el rubio de Mutriku con el que siempre ha contado el míster desde su llegada procedente del Real Madrid. En el encuentro ante el Levante el mister jugó con dos sistemas de juego. Comenzó con un 1-4-4-2 y con la entrada de Chory Castro terminó con un 1-4-2-3-1, en el que Zuru jugó de enganche, las bandas fueron para el Chory y Prieto y la punta para Carlitos Vela. Todo funcionó a las mil maravillas, ya que a la implicación y compromiso del conjunto que saltó al verde se sumó un Agirretxe mágico, que lo que toca lo convierte en gol. Pudimos disfrutar de un Vela impresionante como  hacía mucho tiempo que no disfrutábamos y con un Zurutuza que contagia al equipo con su trabajo incansable desde el costado izquierdo y  también después en el enganche detrás de Vela. Queda patente que tenemos muy buenos futbolistas y variantes según en qué campos juguemos y contra qué rivales nos enfrentemos. Míster, en fútbol lo que funciona hay que darle continuidad. Es una máxima en este planeta llamado fútbol.

Fue tan grande el repaso que dio el equipo de Moyes al Levante que después del encuentro se reunió el consejo del club valenciano y, con el equipo en puestos de descenso, acordó destituir al entrenador Lucas Alcaraz   Pero cada vez que se cambia de míster se produce un fracaso o dos, o tres fracasos porque los otros entrenadores no son capaces de alcanzar los objetivos que se pusieron los presidentes y consejeros o la dirección deportiva. En este fútbol de hoy en día, hay momentos que se deja la responsabilidad o se la cogen ellos a la hora de elegir entrenador. En mi opinión es un criterio erróneo.  Zapatero a tus zapatos. ¿O  no es lo más normal del mundo que el que tome estas desiciones luego también asuma su responsabilidad? Pero en las mal dadas nadie reconoce su error y si preguntas, ¿Yo? no que va. Entonces, ¿quién fue? Pues no sé. ¡Ah! yo, tampoco. ¿Quién  fue entonces? Pues no sé. Sin más fútbol.

Tengo la sensación que los futbolistas que saltaron al césped levantino le han echado una manita al mister escocés. Sin más. Pero a lo mejor voy de listo. Iintuicion de ex entrenador.

Ver Post >
Se disparan las urgencias
img
Alfredo Del Castillo | 23-10-2015 | 10:15| 0

Amigos y queridos lectores,  este fútbol ya no es lo que era, ni mucho menos. Ahora los futbolistas se calzan botas de distintos colores en ambos pies, vamos multicolor, más que botas de fútbol de competición son zapatos de charol de baile de salón, con poco peso y muchísimo marketing de las casas comerciales. Los jugadores, como máximos responsables y protagonistas, son más vedettes, divos y figuras que héroes sobre un terreno de juego. El juego de conjunto brilla por su ausencia y este deporte ha derivado en negocio. El dinero, sí, ese que dan las televisiones desde los viernes a los lunes poniendo ellas los horarios, es el que genera la mercadotecnia. En los palcos de los estadios cada fin de semana se negocia fútbol y lo que depende del fútbol, pero no es fútbol. Amigos, en este fútbol no hay lugar para el romanticismo, es solo competición pura y dura. O ganas o si no te vas al pozo. Es lo que hay y toca asumirlo.

 

Esta misma semana hemos leído en prensa, oído en las cadenas de radio y visto en televisión la destitución de Paco Herrera como técnico del equipo Pío Pío. Portadas con dardos envenenados que decía: «A la calle», «Cae el primero», «El club se carga al entrenador del ascenso a la liga BBVA», «Falta de autoridad». Al entrenador, que después que su equipo encajara cuatro goles en Getafe y ya estaba pensando en el Villarreal, al llegar al aeropuerto canarión el presi le pide que suba a su coche y de camino a las instalaciones deportivas le espeta en toda la cara: «Estás destituido». Y lo hace en la jornada ocho tras sumar cinco puntos. Esto es de locurita. Pero aquí no queda todo. Según leo, se le pregunta a los futbolistas entre una terna de tres míster -Abel Resinos, Quique Setien y Caparros- para sustituir  a Herrera. «Presi, Caparros no que es muy duro». Es decir, los protagonistas y máximos responsables ninguneán y son mimados, consentidos, caprichosos y se van de rositas. Algo tiene que cambiar y es más pronto que tarde señores presidentes y consejeros.

Por parte realista, los últimos resultados ante el Athletic, Málaga y Atlético de Madrid solo aportan un punto de nueve posibles y se ha disparado la urgencia de liquidar y ganar al Levante para eludir la zona de descenso. Esta Real Sociedad no ha sido capaz de ganar ante rivales predestinados a luchar por la salvación como lo son Deportivo, Málaga, Betis y Español.

Ha surgido el debate por el  poco gol que de momento tiene el equipo -solo han marcado el canterano Agirretxe y el brasileño Jonathas-. Hay que entender que en un deporte colectivo como lo es el fútbol, el ataque es una responsabilidad  del conjunto y hay que tener mucha confianza en los jugadores de zona de finalización para que puedan tener la efectividad de cara a la portería rival. Muchas veces es una cuestión de rachas y cada futbolista atacante tiene su momento, pero también es verdad que el del fichaje estrella goleador como se firmó Jonathas aún no ha llegado, es decir, missing. Como decía el galés, un delantero sin gol es como un pub sin cerveza. Sean felices.

Ver Post >
Más disgustos que alegrías
img
Alfredo Del Castillo | 21-10-2015 | 4:46| 0

Estamos en una liga tan competitiva que cuando suena la palabra ‘final’ todos espabilamos y nos ponemos en alerta. Cada partido que jugamos es una final para todos los equipo de esta Liga BBVA, también para los que de momento ocupan los puestos cabeceros. Cuando se enfrentan entre sí suena con un eco atronador: «Esto es una final». Aquí nadie, pero nadie con distintos objetivos por presupuesto y por plantilla, se puede dormir en los laureles, ya que perfectamente te pinta la cara el de menor potencial. Nuestro fútbol es inmensamente competitivo y  cada encuentro es una final  aunque sea por objetivos muy diferentes según los equipos que la disputen. Los entrenadores, según los puntos sumados y puesto en la clasificación que ocupe nuestro equipo, solemos decir eso de que «este encuentro es una final». Lo hacemos con la idea de subir la motivación y elevar la autoestima del futbolista y la tensión del equipo para ese duelo. Buscamos salir muy mentalizados y enchufados en las tareas técnico, tácticas y físicas que requiere un partido de ese calado.

Moyes eligió ante los del Cholo Simeone una alineación con la idea de ser fuertes en la zona ancha del campo. Para ello alineó a Markel e Illarra delante de los centrales, con una línea de tres con VelaZurutuza – que jugó a pierna cambiada- y Canales por el eje central.  Arriba del todo, Agirretxe. Lo de atrás era de cajón, con la novedad de Zaldua por el canterano Elustondo. En portería se mantuvo el titularisimo para el míster: Rulli. Hasta aquí todo como él tenía planificado.  Pero después de unos minutos de tanteo y sin tiempo a situarse bien en el verde, un jugador estelar, fantástico, extraordinario y añorado por nosotros como es  Antoine Griezmann -que alguno con poco tacto comentó que era mucha prensa-  en una galopada dejó clavados al medio centro y a los dos centrales para plantarse delante del arquero argentino.  Coronó la jugada con una sutil vaselina que acabó en un gol de enseñar en cualquier escuelita de fútbol. Amigos, finalización de divo, de maestro con un talento y una técnica brutal. Sin más, un jugador fantástico y buque insignia del equipo colchonero. Se lo ha ganado. Es fantástico. Se le ponía el partido al Cholo donde él quería: minuto nueve  y 0-1. A partir de entonces, más repliegue y después de pérdida o robo contraataque con hombres veloces por el costado derecho y arriba del tod. En la retaguardia una defensa rocosa, sólida, expeditiva e infranqueable jugando al límite de la ley o fuera de ella,  con muchas faltas y continuos parones en el juego, es decir, no dejar jugar al equipo adversario.

En el segundo acto, el equipo madrileño reculó ocho metros sin rubor y sin complejos de equipo reservon y defensivo a ultranza, es decir, se atrincheró casi al borde de su propia área con disciplina táctica defensiva y levantando dos líneas de cuatro defendiendo en su propio campo como equipo menor.

Moyes movió ficha y sacó a  Bruma por Canales, pasando Zuru al medio y el guineano-portugués a pie cambiado por banda izquierda. Más de lo mism. Todos en embudo se topan con el muro de hormigón armado del cuadro mágico que forman Godín, Jiménez, Thiago y Gabi, que defendían a placer los pasillos interiores. Los otros dos cambios -muy tardíos- fueron Jonathas y Pardo, que se vieron metidos en los líos de las dos expulsiones. ¡Qué desastre! Cuando pasa esto, a río revuelto… una contra que inicia Torres y termina el belga Carrasco deja el encuentro finiquitado y resuelto para el cuadro visitante.

Míster, con todo mi respeto, tengo la ventaja de escribir después de, pero en mi opinión ante equipos como el del Cholo hay que hacer el campo grande a lo ancho y estirar las dos líneas de cuatro con dos extremos pegados a banda y que jueguen a pie natural. Si los dos puntas Jonathas y Agirretxe se la juegan a capela con Godín y Jiménez,  el rival recula y se atrinchera y te deja dominar para matarte a la contra como al final sucedió. también con dos médios centros – uno defensivo y otro más organizador- y canalizadores el que sacó el balón delante de los centrales era Markel y no Illarra, que lo tuvimos todo el partido muy lejos del área rival y Simeone contento.

Ahora, la Real más cara de la historia en plantilla y en dirección técnica, es decir, en entrenador entra en zona delicada y en una crisis de resultados como local muy pero que muy preocupante . En cuanto a goles, los aficionados realistas en los cuatro partidos jugados en Anoeta solo han cantado con júbilo dos tantos y fue para ver perder a su equipo. Así que de momento la temporada ilusionante con la firma de Rulli, Reyes, Bruma, Jonathas y el fichaje estrella Illarra nos está dando más disgustos que alegrías. Hay que darle la vuelta pronto a todo esto por el bien de la Real.

No quiero despedirme sin enviar mi más sentido pésame a la familia del gran entrenador Howard Kendall, que desde donde esté seguirá viendo fútbol.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor