Diario Vasco
img
Autor: Gazteluko
El Eibar ya tiene licencia para soñar con Europa
img
Alfredo Del Castillo | 06-02-2017 | 10:17| 0

Anteriormente ya comenté que el gallito tapado de esta Liga Santander era el S.D. Eibar y voy camino de no equivocarme. El sábado, en un estadio para sacar nota -Mestalla-, el conjunto armero dio un golpe sobre la mesa y mostró cuáles son sus intenciones. Y es que tras la disputa de la 21ª jornada de liga, el Eibar es séptimo con 32 puntos, los mismos que Athletic y Espanyol.

Cuando en cualquier corrillo o tertulia futbolera oímos el nombre de Eibar nos viene a la cabeza un equipo de jugadores unidos que aportan todas sus cualidades en beneficio del grupo. El conjunto armero juega siempre con el rigor táctico impuesto por su entrenador, nunca baja los brazos, pelea a muerte cada balón dividido, muestra una gran concentración durante los noventa minutos y dispone de un soberbio equilibrio, tanto ofensivo como defensivo. No tiene ‘divos’ ni figuras, no cuenta con galácticos ni talentos, pero sí un orgullo y un amor propio fuera de lo común. A partir de ahí, cada domingo sale al campo con la mente puesta en la victoria. Es el Eibar. Es el equipo revelación.

Este equipo de Mendilibar e Iñaki Bea juega con un sistema muy definido, con un 1-4-2-3-1 de inicio. Bajo palos, cuenta con dos porteros muy solventes y conocedores de la categoría, Riesgo y Yoel. En línea de defensa, sus dos laterales atesoran velocidad y un buen último pase, mientras que los centrales se caracterizan por su gran colocación y dominio del juego aéreo.

Las tareas de contención y organización son para Escalante y Dani García, dos perros de presa con buen manejo de balón. Destaca especialmente Dani García, cada jornada mejor futbolista y que sorprende por su juego dinámico; no hay más que ver su gol ante el Valencia, digno de grabarlo en un DVD y disfrutar de él una y otra vez.

Por delante, una línea de tres con gran técnica individual y, cómo no, grandes dosis de excelencia a balón parado con Sergio León. Adrián y Inui (o Peña) son futbolistas que se han adaptado a las mil maravillas al conjunto armero. Y en punta, Sergi Enrich, dinamita pura. El delantero armero ha mostrado una eficacia descomunal de cara a puerta, ha sido capaz de marcar cuatro goles en los últimos tres encuentros y con ocho dianas es el máximo artillero del conjunto de Mendilibar.

El pasado sábado el equipo armero silenció Mestalla. Con un fútbol práctico, con entradas por banda y centros al área logró marcar cuatro goles a un Valencia menor. Ni las bajas ni la expulsión de Carlos Soler justifican la pésima imagen que dio el equipo ché ante un rival muy superior. Tal fue el baño del Eibar que los aficionados locales despidieron a sus jugadores con pitos y una gran pañolada.

Soñar con Europa va a dejar de ser una ilusión si el Eibar sigue compitiendo como hasta ahora, y se convertirá en una realidad más que merecida. Que siga la racha de un equipo con letras de oro.

Ver Post >
Contra viento, lluvia, granizo y Osasuna… Y se ganó
img
Alfredo Del Castillo | 06-02-2017 | 9:52| 0

 

Nos sorprendió Eusebio con el equipo inicial. Dejó fuera a Zaldua y a Zurutuza después de que ambos realizaran un correcto encuentro ante en el Bernabéu. Míster, en el estado que estaba el campo, yo hubiera puesto de inicio a Illarra, Granero y Zurutuza: más músculo y más equilibrio. Luego se demostró…

Por el costado derecho, Álvaro Odriozola jugó un buen encuentro con mucha llegada y aportación ofensiva. Un futbolista con potencial que pide paso.

También nos sorprendió Osasuna, que no fue ese equipo que muchos daban por muerto y con pinta de Liga 1-2-3. Su planteamiento táctico con un 1-5-3-2 nos presionó, nos obstaculizó la salida de pelota desde muy arriba y nos maniató para que no desarrolláramos ese juego de toque en un campo afectado por las inclemencias del tiempo. El equipo navarro nos metió el miedo en el cuerpo.

Primero un motivadisimo Kenan Kodro, con un tiro a quemarropa en fuera de juego que rechazó Rulli. Después, en un error garrafal de Aritz y Navas, el ex-jugador del Sanse se plantó solo ante el argentino y marcó el gol que adelantaba a los visitantes. El tanto descolocó mucho a los de Eusebio, que fueron incapaces de escaparse de la presión de Osasuna. Las llegadas por el costado izquierdo de Kenan Kodro y del carrilero Clerc fueron constantes.

El segundo acto comenzó con un Osasuna enchufado y con un Illarra sacando bajo palos el segundo gol rojillo. Pero, poco a poco, el temporal fue a menos y la Real fue creciendo. Con una efectividad brutal, llegaron los minutos 62, 72 y 77. Primero Navas, después Vela, en jugada magistral con Oyarzabal, y finalmente un Juanmi que lo primero que toca lo mete. Al equipo Navarro solo le quedó luchar y no desfallecer en el esfuerzo. Dicho y hecho. Aunque en posición de fuera de juego, los de Pamplona acortaron distancias gracias a un gran Sergio León que regateó a tres defensores y, con un tiro seco y ajustado al poste, puso el 3-2 en el marcador. Más tarde, Jaime, en un uno contra uno con Yuri, mandó un zambombazo que Rulli logró desviar al travesaño con una estirada felina.

La cosa no estaba para más sustos… Y se apagó la luz. El incidente dio tregua y ayudó a que los tres puntos se quedarán en Anoeta. Amigos, sin pretender ser ventajista, estos tres puntos que antes volaban ahora se quedan en el bolsillo. Esta es la gran diferencia. Tenemos técnica, calidad individual y una eficacia de cara a gol brutal. Que siga el baile. Que siga la fiesta.

El míster sorprendió con el equipo inicial y también acertó de lleno en los cambios. Rectificar a tiempo es de sabios y este domingo Eusebio lo fue.

Ver Post >
Balance de la primera vuelta
img
Alfredo Del Castillo | 01-02-2017 | 5:25| 0

 

La Real Sociedad cerró ante el Celta de Vigo en Anoeta venciendo por un gol a cero una primera vuelta liguera para enmarcar. Una trayectoria que el míster de La Seca debe de considerar como fantástica. Y es que el balance de la temporada txuri-urdin a estas alturas de campaña es muy positivo.

Después de un inicio de campeonato dubitativo e irregular en las primeras cuatro jornadas, Eusebio Sacristán acertó con el once inicial. A partir de la quinta jornada y ante una U.D. Las Palmas que venía haciendo un inicio de liga espectacular, se logró goleada. Se siguió apostando por los mismos once futbolistas. Un once que al final se ha convertido en catorce, ya que los cambios habituales son Juanmi, Canales o Granero. Tres fichajes, casualmente.

El cuadro técnico, tanto en liga como en la Copa del Rey, apostó por ese once, muy reconocible y muy titular. Un equipo titular que reporta un rendimiento extraordinario tanto en el juego que desarrollan como en los resultados que se están consiguiendo. El reparto de minutos se hace entre 14 jugadores, mas la colaboración de los potrillos Bautista, Álvaro Odriozola y Kevin Rodrigues. Este último futbolista estuvo a prueba y ojeado por Erik Olhat para el torneo de Brunet. Con la Real no se quedó y ahora se le firma para el Sanse.

Las aspiraciones de este equipo desde el inicio fueron estar muy cerquita de los puesto de Europa. La tabla clasificatoria lo reafirma, ya que lleva doce jornadas consecutivas entre el séptimo y el quinto puesto. La Real no sale de puestos europeos desde la jornada novena, en la que se colocó en la séptima posición. Tras el partido del Bernabéu, el equipo se mantiene en quinto lugar.

Lo mejor y lo peor de esta primera vuelta de Liga es que se ha confeccionado un once tipo y un estilo de juego muy determinado. Y para eso se firmó al míster, que venía de la escuela de moda al más puro estilo Barça: buen trato de balón, jugadores de un nivel técnico alto, mucho juego en corto, mucho trabajo en terreno reducido, mucho juego a lo ancho, desarrollo del fútbol de toque, posesión, continuidad… Un juego muy vistoso para los aficionados. A esa manera de jugar hay que añadir el correcto rendimiento de los jugadores del filial cuando, con atrevimiento, se apuesta por ellos. Ante todo esto, la afición responde con entrega a unos colores y a unos futbolistas, que compiten de tú a tú ante unos clubes muy superiores en presupuesto.

Hoy por hoy, esta Real Sociedad es uno de los equipos más queridos de la competición. Sus futbolistas se encuentran en un estado de forma brutal. Así ocurre con hombre como Yuri, Zurutuza, Oyarzabal, Illarra o Prieto. Carlitos Vela vuelve a deslumbrar. Willian José goza de acierto goleador. Iñigo Martínez aporta ardor y batallar. Raúl Navas nos regala su buena colocación y salida de pelota. Carlos Martínez y aldua destacan porsus llegadas de segunda línea. Todo ello unido al aplomo de un Rulli que debe mejorar.

Amigos, como el algodón no engaña, vamos con los datos en minutos jugados de este once tipo y muy titular en las dos competiciones que hasta el momento hemos jugado.

Rulli es nuestro titularísimo. Lo jugó todo: 1800 minutos en Liga y 540 minutos en Copa. Carlos Martínez lleva 1693 minutos en Liga y 540 en Copa. Zaldua, 759 minutos en Liga y 270 en Copa. Navas, 1284 minutos en Liga y 270 en Copa. Iñigo Martinez, 1693 minutos en Liga y 540 en Copa. Yuri, 1438 minutos en Liga y 543 en Copa. Illarramendi, 1655 minutos en Liga y 450 en Copa. Prieto, 1283 minutos en Liga y 401 en Copa. Zurutuza, 1409 minutos en Liga y 509 en Copa. Vela, 1274 minutos en Liga y 259 en Copa. Willian José, 1386 minutos en Liga y 460 en Copa. Mikel Oyarzabal, 1544 minutos en Liga y 447 en Copa.

En el apartado de goleados y goleadores, Rulli encajó 28 goles en Liga y 10 en Copa. Vamos con los anotadores. Iñigo, con 4 goles. Yuri, con 1 gol. Prieto, con 3 goles. Zurutuza, con 3 goles. Vela, con 5 goles. Oyarzabal, con 2 goles. Juanmi, con 7 goles. Willian José, con 11 goles. Bautista, con 1 gol.

Lo peor, sin ningún género de dudas, es la maldita lesión de Imanol Agirretxe. Mi Agirretxito que sé positivamente que siempre estuvo en las mejores manos y con los mejores especialistas del momento.  Pero la competición es tan exigente que estas cosas suceden te llames como te llames.

Los dos porteros detrás de Rulli, Toño y Bardaji, cuentan con cero minutos jugados en partidos oficiales. Son porteros que saben cuáles son sus roles dentro de la plantilla. Solo han disputado partidos beneficos y amistosos. También han dispuesto de pocos minutos de juego los canteranos Aritz (109 en Liga y 255 en Copa), Mikel González (497 en Liga y 180 en Copa), Gaztañaga (10 en Liga y 18 en Copa), Markel (192 en Liga), Pardo (159 en Liga y 79 en Copa) y los no canteranos Héctor (252 en Liga), David Concha (90 en Liga y 30 en Copa), más los potrillos del filial Bautista (con 50 en Liga y 10 en Copa), Álvaro Odriozola (con 79 en Liga y 15 en Copa), Kevin (con 90 en Liga).

En mi opinión, los pocos minutos que llevan jugados dos jugadores del nivel potencial de Canales y Granero, firmados a bombo y platillo para marcar la diferencia, son un lujo para este equipo. Estos son los datos: Canales, 444 minutos en Liga, 261 en Copa y cero goles; Granero, 364 minutos en Liga, 47 en Copa y cero goles. Valoren ustedes mismos. Dos futbolistas con fichas altitas. Comparen su calidad y rendimiento y con su precio.

No quiero olvidarme de aquellosfutbolistas que han salido a otros equipos. Les deseo lo mejor a los Babic, De la Bella, Capilla, Hervías, Alain Oyarzun y, ahora, Rubén Pardo (qué locurita) y Héctor. Todos ellos futbolistas marca Real Sociedad.

A partir de estos momentos de campeonato y compitiendo solo en la Liga Santander debemos centrarnos en nuestra verdadera Liga, teniendo claro cuáles son los objetivos. En mi opinión, nuestra liga es Villarreal en casa, Athletic en casa, Celta fuera, Español fuera, Eibar en casa y Las Palmas fuera. Pero, compitiendo como lo estamos haciendo, el objetivo está muy cerquita. Así que no nos despistemos, que aún hay 54 puntos en juego y esta competición, si te relajas, te juega muy malas pasadas. Por eso es bueno que nos pongamos el objetivo de hacer una segunda vuelta como la primera, en cuanto al juego y a la competición de cada partido. Solo con eso estará Europa a la vuelta de la esquina. Y ese es el deseo de todo realista.

Ver Post >
Si ante el Madrid no compites con la máxima convicción…
img
Alfredo Del Castillo | 31-01-2017 | 9:44| 0

No sé cómo explicar la alegría que sienten los aficionados realistas tras ver competir a su equipo en Copa ante un Barcelona que tuvo que alinear a su mejor equipo posible. Los culés eliminaron al conjunto revelación de la temporada -el txuri-urdin- aunque, eso sí, con muchas acciones polémicas. Cabe recordar que esta primera vuelta de la Real Sociedad sólo la ha superado Denoueix en la temporada 2002/03, cuando a estas alturas de campeonato los realistas encabezaban la tabla clasificatoria con 43 puntos.

Tras el exigente encuentro en Barcelona, donde todos los futbolistas realizaron un esfuerzo sobrehumano, la Real Sociedad acudió al Bernabéu con mucha carga en las piernas. De inicio, la intención de Eusebio era refrescar el costado derecho, con Canales, el boquerón Juanmi y Zaldua apareciendo desde atrás por sorpresa. En estos primeros minutos, se vio a un Real Madrid que intentaba sin éxito presionar la salida de pelota txuri-urdin. Muy desorganizados, los futbolistas merengues hacían la guerra por su cuenta, algo que aprovechó la Real, mejor colocada, para adueñarse del balón y el control del juego.

El primer aviso lo dio Willian José con un tiro en una falta frontal que desvió Keylor Navas a córner. Poco después, el brasileño remataba nuevamente a puerta pero esta vez sin puntería. Seguidamente, el conjunto txuri-urdin protagonizaba un nuevo acercamiento tras una jugada muy bien elaborada: taconazo de Canales y Juanmi, solo, dispara fuera por poco. La Real tenía la posesión del balón y el control del partido, pero fue poco vertical a la hora de encarar la portería rival. Y cuando esto ocurre uno está expuesto a que cualquier desajuste defensivo o perdida de balón, el equipo rival te mate a la contra. Y así fue. Porque tras una jugada de errores encadenados el Real Madrid entó por el pasillo central y Kovacic hizo el primer gol de la noche. El choque se ponía donde querían los jugadores merengues, porque la Real Sociedad tenía el balón pero con escasa presencia en los 15 metros finales.

El Real Madrid se había mostrado muy desordenado en la primera mitad. Además, la música de viento en los graderíos había hecho acto de presencia: el aficionado estaba muy cabreado con el juego y el pobre rendimiento de Benzema, Danilo, Cristiano y Krooss. Por ello, Zidane optó por el cambio de planteamiento en el segundo acto. El técnico
francés decidió replegar al equipo y atrincherarse en su propio campo, a la espera de una pérdida de balón o un robo que permitieran montar el contraataque. Y le salió bien. La Real cayó en la trampa y los merengues, en dos contras, marcaron sendos goles, uno cogiéndole la espalda a un descolocado Illarra y otro en una contra de libro que inició
el propio Keylor Navas y que aprovechó Morata tras un centro de Lucas Vázquez.

En la Real un cabreado Iñigo Martínez se autoexpulsó, los cambios de Prieto, Vela y Granero no surtieron efecto y los aficionados se quedaron con la sensación de que se había desaprovechado una gran oportunidad para meterle mano al conjunto blanco. Y es que si no rascamos en el Bernabéu a un Madrid sin Pepe, Carvajal, Marcelo, Modric y Bale, no lo conseguiremos nunca, ya que esta oportunidades se dan pocas veces… Me dio la sensación de que el equipo de Eusebio no compitió con la misma convicción y deseo que en Barcelona. Y cuando esto ocurre ante un grande, éste te golea sin mucho esfuerzo. Y así sucedió. Próxima cita Osasuna. Kontuz.

Ver Post >
Con Messi impartiendo clase es muy difícil
img
Alfredo Del Castillo | 27-01-2017 | 9:02| 0

 

Luis Enrique salió a rueda de prensa antes del partido de vuelta en su estadio. «El arbitraje necesita de ayuda y no de críticas. Veo el mismo hambre en mis futbolistas por conseguir títulos. La Real Sociedad nos va a meter en complicaciones. Andrés Iniesta y Sergio Busquets son los mejores del mundo en su puesto, pero tenemos seis grandes futbolistas para ocupar sus puestos», afirmó el técnico. No dio puntada sin hilo viendo el encuentro que estaba por llegar.

Ya en el calentamiento previo al partido se vio a una afición culé que pitaba e increpaba a los jugadores de Eusebi. Gritaban con más fuerza a Illarramendi. Pero el conjunto Donostiarra saltó al verde muy concentrado, muy metido, muy motivado y con una alineación muy titular. Salimos con todos y con todo en un minucioso trabajo de presión sobre el poseedor del balón, basado en el acoso al más próximo y la vigilancia cercana al más alejado.

Willian José se fue a por Piqué y dejó más libre a Untiti  y a Mascherano, a sabiendas de que este último cuenta con menos salida de balón que el lesionado Busquets. En los primeros minutos el sistema táctico dio sus frutos. Hasta el minuto 17. Pasado el cuarto de hoa de partido, Umtiti robó un balón a Prieto, cedió el balón a Messi y este, con un pase filtrado de los suyos, se la dio a Luis Suárez para asistir a un Denis Suarez que, de tiro cruzado, batió a Rulli. En mi opinión, hay falta del central francés sobre Prieto, aunque después de esuchar a Zuru me entran las dudas.

Se pusieron por delante los de Luis Enrique y llegó entonces lo más difícil todavía. A partir de ese momento y hasta el descanso, la seriedad táctica de unos y otros no dio opciones a los futbolistas atacantes de llegar con claridad a la portería rival.

En el segundo acto de partido se vio una Real Sociedad atrevida, ambiciosa, rabiosa, que decidió dar un plus con un paso firme hacia adelante. El equipo donostiarra quería sacar algo positivo de una eliminatoria que estaba muy cuesta arriba. Dio el paso, pero se desordenó y empezó a dejar muchos espacios. Cuando ocurre esto en el fútbol, en pocos minutos llegan a pasar más cosas que en los anteriores cincuenta y tres minutos. La Real estuvo a punto de empatar por medio de Willian José. El brasileño falló e, inmediatamente después, llegó la losa. Luis Suárez, con la ayuda de su brazo, controló el balón, se lo paso a Neymar para que este, como un obus, puso rumbo a la portería de Rulli. Lo tuvo que derribar Iñigo Martínez dentro del área de penalty y esa falta máxima puso el 2-0 en el electrónico.

El atrevimiento tiene un riesgo que había que correr. Con buen juego y orgullo, el equipo logró mantener la esperanza aún con el marcador reflejando el 3-2. Pero en esos momentos cogió los galones el mejor futbolista del mundo. El argentino marcó uno y participó activamente en los cuatro goles locales, filtrando pases imposibles y dejando la pelota solo para empujar. Dio un recital de fútbol maravilloso. Verle sobre el verde actuando es algo fantástico y ante esto te quitas el sombrero. Solo queda decirle: «Eres muy bueno. Qué pena que no seas de los míos».

El mister de La Seca fue con el mejor once posible y compitió con maestría el partido. Ante esto solo se puede felicitar a los futbolistas y estar súper orgulloso de ellos.

Este campo es maldito para la Real Sociedad. Para encontrar una victoria nos tenemos que remontar a la temporada 90-91 que se ganó por 1-3 con goles de Aldridge y de Atkison. También se empató a uno la temporada 94-95 y, de ahí para adelante, 19 derrotas. 18 de llas en Liga y una en Copa. Pero estamos más cerca de volver a ganar y estamos muy orgullosos y contentos de ver al equipo competir como jabatos, sin bajar nunca la cabeza. Ahora, a por otro duelo en las alturas, turbulencuias del Real Madrid incluidas. En el templo del Bernabéu, habrá que seguir con las mismas pastillas para llegar al triunfo.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor