Diario Vasco
img
Autor: Gazteluko
Un partido especial
img
Alfredo Del Castillo | 07-03-2017 | 9:39| 0

La Real Sociedad está en un estado de forma como equipo brutal y en un estado anímico fantástico. Tiene ese plus que ahora todo te sale genial; es decir, la enchufas con cualquier superficie de contacto de tu cuerpo. La Real recibe al Athletic en Anoeta, pero con la mosca tras la oreja ya que de los últimos 15 puntos disputados en casa, es decir, Sevilla, Celta, Osasuna, Villarreal y Eibar solo se sumaron siete. O sea, se marcharon de nuestro campo ocho puntos, pero también es verdad que desde la temporada 02-03 con Denouiex en el banco junto a Jesus Zamora en la jornada 26 el equipo sumaba 53 puntos, siendo segundo detrás del Real Madrid. Ahora con Eusebio en la misma jornada 26 el equipo suma 48 puntos, pero también con Arrasate en el banco junto a Lumbreras y Alkiza en la misma jornada el equipo tenia 41 puntos que son muy buenos, y nos acordamos de todos cada uno con sus correspondientes plantillas, es decir mejores o peores según como se mire. Con un añadido, la Real ha sumado en casa los mismos puntos que fuera de ella, es decir 24 puntazos, siendo además el equipo que menos empata en la Liga Santander con solo tres partidos que acabaron en tablas.

Por parte rival, el Athletic llega a Donostia con piel de cordero ya que es un equipo que fuera de casa no está realizando buenos partidos y como consecuencia de ello se le van los puntos con suma facilidad. Es decir, el equipo de Ernesto Valverde ha disputado fuera de casa doce partidos, de los cuales solo ha ganado dos (Granada y Deportivo) y empató también dos (Leganés y Espanyol). El resto son ocho derrotas con solo siete goles a favor y en contra diecisiete goles. Pero todas estas estadísticas en un derbi no valen para nada porque este partido es un partido especial y desde Leintz Gatzaga a Behobia todos los aficionados realistas quieren que su equipo le gane al Athletic, su máximo rival. Comentaba no hace mucho Javier Clemente que los partidos que la Real le ganaba al conjunto de Valverde eran porque los del Botxo no salían con la intensidad de competición necesaria y por eso la Real, mucho más intensa, sacaba los partidos adelante. Para él, cuando entrenaba a los leones el encuentro más importante era ante la Real Sociedad y como tal había que disputarlo y calentarlo de buen rollo. También he leído a Jabo Irureta decir que la Real llega mucho mejor que el Athletic a este encuentro pero, como yo también manifiesto, es un partido diferentes en donde no hay un claro favorito. Muchos entrenadores también solian decir que los derbis casi nunca los ganan los favoritos, así que veremos.

Aunque aún queda para el partido y después de leer en las redes sociales que tanto Vela como Illarramendi dejaron antes el entreno con sendos golpes y que Willian Jose no está, y que si a Carlos Martínez lo operan mañana… Carlitos que todo vaya genial, que así será. Eusebio tiene muy claro que lo que ha funcionado a las mil maravillas no lo cambia y con un sistema de juego 1-4-1-4-1 saltarán al verde Rulli, Odriozola, Navas, Iñigo, Yuri. Illarra, Prieto, Zurutuza, Vela, Juanmi, Oyarzabal. Me dan un comodín, Bautista si todo va normal y nadie se cae por lesión u otra causa mayor.

Como he comentado, el Athletic viene a Donostia un día antes con piel de cordero. Se deja decir que el favorito es la Real metiendo la presión a los txuri urdin y ellos se quitan la presión para luego competir como verdaderos gladiadores en un partido que si ganan se acercan y si pierden se alejan mucho de su objetivo, Europa,  La Real Sociedad le sacaría la friolera de diez puntos y a falta de once jornadas con 33 puntos por disputar, 10 de ventaja son muchos puntitos. Estoy completamente seguro de que veremos un partido intenso, vibrante, competido, con un público entregado y con los clásicos gritos de guerra ‘Real Real Real’, ‘Athletic Athletic Athletic’. En un derbi de esta magnitud no hay favoritos, así que a competirlo como se merecen los aficionados realistas. Que así sea.

Ver Post >
Los fallos garrafales condenaron al Eibar
img
Alfredo Del Castillo | 06-03-2017 | 6:23| 0

 

El Real Madrid en la Bombonera de Ipurua fue un conjunto disciplinado, serio, riguroso, ordenado, competitivo, pero ante todo fue un EQUIPO, que ha tenido la suerte de tener en sus filas a jugadores como Benzema, James, Asencio y un Pepe que le dio una seriedad fantástica en defensa junto a un Nacho que puso el candado a su banda izquierda, en un encuentro que se presentaba difícil por el buen estado anímico y de forma de los entrenados por Mendilibar y Bea además por el mal estado del terreno de juego por el costado de la tribuna principal y la inestabilidad por el mal juego del equipo merengue, los de Zidane lo han resuelto con una facilidad y con una autoridad que no se veía desde hace mucho tiempo, al conjunto blanco no le hizo falta ponerse el mono de trabajo ya que en un inicio de partido extraordinario de Karin Benzema en colaboración con James y con David Asencio pusieron la calidad y el buen juego combinativo ante una defensa armera muy adelantada para iniciar la presión alta al equipo blanco a la salida de balon y estos jugadores con espacios son muy buenos y si además en los dos primeros goles cometes los fallos garrafales en el primero de Luna y en el segundo la blandura del portero Yoel que se queda como gato en gatera sin salir y te rematan a dos metros de la línea de porteria es mucha ventaja a un equipo lleno de futbolistas de una calidad técnica impresionante y con una eficacia de cara a gol letal y para el minuto 29 de partido el resultado era Eibar 0 Real Madrid 3.
En estos primeros cuarenta y cinco minutos se vio un Real Madrid muy superior y muy dominador con el trio de Casemiro de sosten y por delante los peloteros Modric y James por el costado izquierdo la calidad y cambio de ritmo de Asencio y por el costado derecho la velocidad y la entrega en el trabajo constante de Lucas Vazquez, y arriba del todo un Benzema que corrió mas en 45 minutos que en los últimos diez partidos de su equip y donde aun pudo marcar algún gol mas en el minuto 43 de partido en una doble ocasión de el y Asencio.
En el segundo acto salió un Madrid mas enchufado y con una entrada de Asencio por el costado de Capa este  esta a punto de hacerle un penalti pero el futbolista blanco se mantuvo de pie y realizo un centro sin encontrar rematador, mas tarde la tiene Benzema y su tiro de izquierda se pasea por delante de la portería de Yoel, y a partir del minuto 55 de este periodo el equipo de Zidane acuerda recular y atrincherarse en su propio campo, dejándole la iniciativa al conjunto armero con la idea que después de robo o perdida lanzar contraataques con pocos toques a la portería defendida por Yoel y llego el minuto 59 y en una jugada combinativa con tiro de James al poste el rechace lo recoge Asensio y desde el suelo lo aloja en las en la portería armera, trago el equipo de Mendi a lo que querían los merengues y lo pagaron con un cuarto gol, pero el partido ya estaba muy pero que muy perdido.
Sin sus perlas,divos,estrellas mas relucientes el Real Madrid fue un equipo con mayúsculas en Ipurua y su superioridad fue insultante en este partido, se dice en mi opinión y no pasa nada a los armeros le condenaron los errores garrafales y el acierto de un gran Benzema.
El Eibar fue un equipo que en todo momento intento plantarle cara al Real Madrid y se fue del terreno de juego con la sensación de que fue un equipo menor y que no estuvo a la altura de su rendimiento habitual y cuando esto ocurre lo normal es que el equipo Top te gane sin contemplaciones.

 

 

 

 

Ver Post >
La noche del duende
img
Alfredo Del Castillo | 04-03-2017 | 8:58| 0

 

La Real Sociedad es, sin ningún genero de dudas, uno de los equipos revelación de esta Liga Santander. Y por meritos propios. Eusebio Sacristan y sus futbolistas han sabido compenetrarse para que este bloque sea un firme candidato a jugar el próximo curso en Europa. Una candidatura basada en un estilo de juego muy definido, con buen trato al balón, vistoso, de toque, de posesión, de combinaciones largas, de sorpresas por los dos costados, de diagonales de los de afuera para que los dos laterales desdoblen y lleguen a línea de fondo para dar un ultimo pase, de pases interiores filtrados a los tres hombres mas en punta, de mucha continuidad.

En esta Real Sociedad hay tres jugadores que ofrecen trabajo, intensidad, movilidad, robo, talento, precision, último pase, juego aéreo, constancia en el trabajo, ayudas permanentes, coberturas… Esos tres mosqueteros son  Illarramendi, Prieto y Zurutuza. Con los tres en el campo hay juego, pero son tan diferentes e impresindibles que cuando una pieza de este entramado falta el equipo en general lo nota mucho. Desconozco el porqué, pero el equipo se resiente mucho si uno de ellos no está.

La Real Sociedad entró tan fuerte en el partido que ya a los veinte segundos Bautista había rematado a gol dentro del área. Poco a poco el encuentro se puso como cada entrenador quería. Es decir, Víctor apostó por una presión muy alta a la salida de pelota. Por su parte, el míster de La Seca optó por el control del balón y del juego. Por momentos fue difcíl para los de Eusebio, por la presión de los jugadores verdiblancos en donde muchas veces se intercambiaron los puestos Canales y Zurutuza. Sin embargo, en el segundo acercamiento de los realistas, un pase filtrado y llovidito de Zurutuza llegó a Bautista para que este, en un desmarque fantástico y con un control con el hombro, batiera en el mano a mano a un sorprendido Adán.

El conjuto sevillano no se entregó y reaccionó muy bien. Dani Ceballos cogió el timón y se puso a organizar el juego ofensivo de su equipo, y en una jugada a pelota parada puso un centro desde la derecha que, de bolea, remató Aissa Mandi, colocándola pegada al poste, un balón imposible para Rulli. Empate a uno. Por suerte, en el intercambio de golpes la Real siempre dio primero, aunque en esos momentos el balón y el control del partido eran de los verdiblancos, con Ceballos como máximo protagonista.

Entonces, en una entrada por banda izquierda, llegó como una flecha para recoger un centro pasado un tremendo Alvaro Odriozola que, con una temporización ofensiva, dejó el balón al borde de área para Xabi Prieto, el duende d ela noche. El capitán, con un tiro sutil y colocado, puso el balón en la misma escuadra de Adán. Más efectividad, imposible: dos ocasiones, dos goles. Este gol hizo daño al Betis. Yuri, con un fuerte disparo raso pudo poner el tercero pero se topó con un acertado Adán.

En el segundo periodo, mas de lo mismo. Un Betis mas dominador y una Real que reculó unos metros, ya que el balón lo tenían los locales que se empeñaron en hacer muchas faltas en el robo de balón jugando mas con el corazón que con la cabeza, aunque un activo Sanabria se estrelló con Navas en un segundo remate que fue a córner y su tiro se estrelló en el larguero. En una jugada individual de Rubén Castro, muy mal defendida primero por Iñigo que se va al suelo y, después, por Yuri que no cierra el centro, un gran pase del canarion lo remató Sanabria en la cara de Odriozola. Quedó claroque el juego aéreo no es el fuerte del canterano.

Las ganas de ganar que tenían los béticos les jugó una mala pasada ya que, después de lograr las tablas el marcador, se fueron como pollos sin cabeza a por el tercero. Ese fue el tiempo que tardó la Real en volver a aparecer por el área rival. En una entrada por banda izquierda, el central Tosca falló en cortar un pase milimétrico y el balón llegó a la sbotas del duenre de la noche. Xabi Prieto, de un cabezazo como mandan los cánones, hizo un espectacular gol.

El golpe fue tan duro que los sevillanos desaparecieron del campo. En los últimos veinte minutos de partido solo aparecieron por el área visitante en un remate de Rubén Castro rechazó un Rulli muy inseguro toda la noche. La Real pudo marcar algún gol mas en un remate de Granero desde el borde del área que Adán desvió a corner. El Betis corrió detrás de la pelota sin resultado y muy impotente ante un Carlos Vela que mantuvo el balón los cuatro minutos de tiempo añadido con una maestría brutal, desesperando y sacando de quicio a los jugadores béticos.

Ver Post >
Han volado tres puntos de Anoeta en el descuento
img
Alfredo Del Castillo | 01-03-2017 | 10:15| 0

Derbi guipuzcoano de los de antes; es decir, lluvia, brisa, intensidad, competitividad, nobleza, ritmo, duelos, choques, rifi rafes, en general el futbol que estamos acostumbrados a ver en el territorio guipuzcoano no hace tanto tiempo. Antes de comenzar a rodar el balón vimos las alineaciones por parte de la Real Sociedad. Lo que funciona no se toca; es decir, los mismos que ganaron en las afortunadas islas. Y por parte armera ya ante el Málaga en Ipurua Mendilibar jugó los últimos minutos con alguna pista, es decir portero Yoel, linea de cuatro atrás, Arbilla. Ramis, Lejeune, Luna, ya que Capa por sanción no jugaba, medio campo para Dani Garcia único pivote por delante Escalante y Cristian Rivera, y en banda derecha el mejor jugador sobre el terreno de juego, un imperial Pedro Leon, en el medio el escurridizo Peña y en el costado izquierdo Inui. Descansaban Adrián y Sergi Enrich. El gol en el banco con bala en la recámara.

Fue un inicio de partido vibrante con ocasiones en las dos áreas ya que la Real salió muy enchufada y los armeros con entradas por los dos costados y centros al área creaban mucho peligro ante el portal de Rulli. Primero en un remate de cabeza de Peña que salió fuera por poco, pero la que dio primero fue la Real en el minuto 14. Entrada por el costado derecho con un dos para dos que Vela mete a Odriozola y este con un gran centro al punto de penalti .Primero se resbala Ramis y después Juanmi, que no se había anticipado, le llega el balón que con los dos pies en el suelo remata para que un Yoel muy en la raya y mal colocado no pudiera hacer nada para impedir el gol. Se ponía el partido donde quería Eusebio ya que el Eibar con gol en contra tenia que arriesgar mucho más, aunque también es verdad que los pupilos de Mendi no se descolocaron y siguieron desarrollando el fútbol que mejor saben hacer: entradas por afuera para llegar adentro con las dos bandas muy activas en abastecer de balones a los medios puntas y atacantes.En un córner que bota desde el costado izquierdo de Rulli, Pedro León, Escalante a la espalda de Yuri y en la cara de Zurutuza al cual supera con la testa pone el empate en el electrónico. En esos momentos los txuri urdin quedaron grogui y los de la ciudad armera con muy buen dominio del pase medio y largo pusieron en aprietos a los de Eusebio, que veía cómo el Eibar les sometía con la posesión del balón. En este primer acto el Eibar fue mejor en el cómputo general que la Real Sociedad y lo mejor fueron las tablas en el marcador.

En el segundo acto pasaron muchas cosas. Primero se fue al vestuario el central izquierdo Lejeune por poner la mano en el hombro de Xabi Prieto y el colegiado puso en el acta ‘colocar la mano de forma temeraria’.Cuando la vea repetida se dará cuenta de que metió la pata. Minuto 46 y el Eibar con uno menos. Lo remedia Mendilibar colocando al punta Peña de lateral derecho y Arbilla de central junto a Ramis antes de realizar el cambio de un central de un perfil superior como lo es el argentino Dos Santos. Pero en este encuentro la Real nunca encontró el juego que le esta haciendo un equipo temeroso por lo insultante que es con la posesión del balón. Se encontró un Eibar sabedor de esta cualidad y cerró mucho las líneas de pase y los errores de los jugadores realistas eran muy patentes con continuas pérdidas de balón. Juanmi que tenía desde vestuarios una tarjeta, en un agarrón infantil en el minuto 59 se va a la calle con segunda amarilla. Ahora a empezar de nuevo diez contra diez y se mascaba en el ambiente que podía pasar de todo porque Undiano no entendía a los jugadores ni los jugadores a Undiano. Vamos, locurita locurita que afectó mas al equipo visitante, muy revolucionado perdiendo el rigor y el orden. Aquí estuvo la clave un mano a mano de Oyarzabal que paró mansamente Yoel por el centro y un pase atrás de Vela que mordida tiró por fuera. Pero llegó el penalti del arquero Yoel a un ambicioso y combativo Iñigo Martinez y Vela con maestría no perdonó en el minuto 66. Rifi rafe y el míster armero a la calle, aunque desde fuera le comenta a Bea, su segundo, ‘quemamos las naves’. Enrich y Bebé adentro y salen Peña e Inui. Los nervios se apoderaron de los dos equipos y el balón sin control viajaba de un lado para el otro. Lo ve claro Eusebio y mete a Granero y Canales por Zurutuza, muy cansado, y por Vela. Sorpresa en el graderío con esa exclamación por Vela, Ese cambio dará mucho que hablar por la siguiente consecuencia: el golpeo en un pase largo a un balón a la desesperada sobre el balcón del área grande es cabeceado por un defensor en corto y el despeje lo recoge mas solo que la una Pedro León que con dos fintas y un recorte realiza un tiro raso por debajo de las piernas de los defensores realistas y un Rulli tapado solo puede desviar a dentro de la red. Dónde estaban los dos medios centros defensivos de la Real, Illarra y Granero, en esta caída llovidita de balón. Miren la foto, el algodón no engaña, otro partido que se nos van los puntos en el tiempo añadido y no es por casualidad. Cabreo monumental de los futbolistas y aficionados donostiarras, que decían al salir de Anoeta ‘han volado ya tres puntos con el Villarreal y el Eibar’.Alegría desbordante de los entrenados por Mendilibar al conseguir un punto en el ultimo suspiro del encuentro.

Nota.-El colegiado de turno, Undiano Mallenco, no tuvo su día en mi opinión y después de ver repetidas veces estas acciones no señaló un penalti por mano de Yuri en el primer acto. La expulsión de Lejeune por golpear de forma temeraria no se ajusta a la realidad del acta. Se tenía que haber quedado en el campo y el penalti señalado al portero Yoel no es penalti, ya que lo busca Iñigo golpeando el cuerpo en el suelo del arquero armero. Unas veces te dan y otras te quitan. Sin más, fútbol.

Ver Post >
Efectividad total
img
Alfredo Del Castillo | 26-02-2017 | 11:52| 0

Amigos lectores ayer era un día especial para ver al Eibar así que nos pusimos en camino y con una hora de antelación ya estábamos aparcados en el nuevo parking de la nueva tribuna. A mi mente llegó la siguiente reflexión: esto está cambiado para bien.  Este no es el Eibar de Segunda B donde los futbolistas llegaban hora y media antes del partido y aparcaban los coches en la carretera de Elgeta frente al polideportivo. No, en este parking te encuentras con Michel -futbolista y entrenador de la quinta del Buitre-, con Gerardo futbolista de la Real y Malaga, y con unos BMW, Audi o Porsche de alta gama. Vamos, automóviles de élite como los futbolistas de la Liga Santander.

Ya nos metemos en faena y vamos al partido.  Los dos equipos salen al terreno de juego con las siguientes formaciones: el Eibar con su habitual sistema de 1-4-2-3-1 colocando muchos futbolistas en los pasillos interiores y el equipo andaluz lo intenta contrarrestar con un sistema 1-4-2-3-1. El Gato Romero, ante los clásicos partidos muy seguidos, dio descanso de inicio a Chales, Chory, Demichelis, mas las bajas de los dos medios centros Camacho y Jose Rodriguez, colocando en el doble medio centro un futbolista más defensivo como es Llorente y otro más ofensivo y canalizador como lo es el zurdo Duda.

El encuentro fue muy táctico y con muy pocos espacios por lo adelantadas que jugaron las dos defensas.  Hubo mucha batalla por los duelos individuales y mucha exigencia en el aspecto físico, es decir, no paso nada de nada. Las ocasiones de gol brillaron por su ausencia. Solo un balón metido a la espalda de la defensa armera por Llorente que dejo solo a Santos contra Yoel y este estrelló su tiro al lateral de la red y una jugada muy bien combinada por los jugadores de Mendilibar que acaba filtrando un último pase Escalante para, en una posición un poco dudosa de Sergi Enrich, éste dio un sutil pase al medio y dejo solo a su compañero Adrián que a puerta vacía puso el primer gol en el electrónico. Era el minuto 43 y se notó el trabajo de equipo en esta acción fantástica.

En elsegundo acto, los armeros salieron como un Miura y en los minutos 49 y 51 marcaron dos goles más. Ya ganaban por tres goles de diferencia. Ipurua hacía la ola. Bufandas al viento.  El jolgorio y la alegría era total en las gradas de la nueva Bombonera.  El segundo gol llegó de un penalti tonto, pero penalti al fin y al cabo, que comete Juan Carlos sobre Pedro León. Adrián se encargó de transformarlo de forma magistral con su pie izquierdo. El tercer gol llegó en una jugada que comienza por el costado derecho para llegar en combinaciones al costado zurdo en donde Arbilla, con un pase fantástico al corazón del área, deja solo al killer Sergi Enrich que con un remate a media vuelta aloja el balón en las redes de Kameni. Estaba todo el pescado vendido ya.

Ya con el 3-0 en el marcador, el míster malacitano intentó cambiar el sistema jugando con dos puntas, es decir un 1-4-4-2 , pero se encontró un Eibar muy bien situado sobre el verde. Con la expulsión de Rosales en el minuto 70 por doble amarilla fue muy difícil acercarsee en el marcador y meter por lo menos el gol de la honra.  Desde ese momento, el partido tuvo muy poca historia ya que el cambio de los dos puntas tampoco dio resultado porque el Eibar tampoco quiso hacer leña del árbol caído y dejo las fuerzas para el derbi del martes en Anoeta dando descanso a futbolistas como Sergi Enrich y Ramis. El cuarto pudo llegar en un tiro al poste de Inui y el gol visitante en un mano a mano que paró Yoel en una salida muy dubitativa con Santos. Amigos, viendo jugar a Adrián de delantero centro referencial desde el cambio por Enrich ya sabíamos que solo era dejar correr los minutos hasta el pitido final.

Muy bien el Eibar que llega a Donosti con la moral por las nubes y con 38 puntos en el zurrón. Me extrañó no ver a Eusebio en Ipurua, a lo mejor voy de listo y si estuvo, creo que era lo normal. El martes, partidazo en Anoeta los dos con Europa en la mente.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor