Diario Vasco
img
Autor: Gazteluko
Primera final
img
Alfredo Del Castillo | 19-03-2017 | 3:21| 0

La Real Sociedad llegaba a Mendizorroza con la vitola de equipo revelación de la presente temporada. Además de ser un conjunto muy contundente fuera de casa, con 8 victorias y 5 derrotas de los 13 partidos disputados, aterrizaba con un 3-0 favorable ante el Alavés en la primera vuelta. Aquel partido supuso el despegue de la Real en la presente campaña, consiguiendo cuatro victorias consecutivas ante el Alavés, Leganés, Atlético de Madrid y Sporting de Gijón. Gracias a aquella racha, la Real escaló hasta la quinta-sexta posición, puestos europeos que no ha abandonado desde la jornada 12.

Por su parte, a lo largo del presente campeonato, el conjunto de Mauricio Pellegrino ha destacado por su fortaleza y rocosidad defensiva, demostrando ser un equipo muy bien trabajado; una máquina casi perfecta, anulando a los equipos rivales y con un portero imbatible en muchos de los casos. Pero para este encuentro, el entrenador del glorioso tenía que inventarse una nueva defensa por las ausencias de Alexis y Feddal, con oportunidades para Vigary o Ely Rodrigo. Cabe destacar que en lo que va de campeonato liguero, este equipo en su feudo solo había perdido ante el Barcelona, el Real Madrid y el Espanyol.

El capitán Manu Garcia, canterano realista (qué merito tiene este futbolista y qué alegría siento viendo lo que ha conseguido con su perseverancia), señaló que la Real es uno de los conjuntos más en forma de la Liga Santander, “que siempre intenta tener la posesión del balón con jugadores muy top arriba y que está compitiendo y jugando fenomenal al fútbol”. Con estas afirmaciones queda claro que todos nuestros rivales nos conocen a la perfección.

Para este encuentro, el míster realista se encontró con las tres bajas sensibles de Illarra, Iñigo y Zurutuza; ausencias indiscutibles en estos momentos de campeonato. Y ante esta adversidad, la apuesta del entrenador fue sorprendente, con la entrada de Granero como pivote, Mikel González de central, Guridi en la media punta, con la aportación de Bautista como referente en el ataque. “Cantera al poder”, dirán unos; “alineación arriesgada”, dirán otros. Sin más; esto es fútbol.

Ambos equipos comenzaron el encuentro con mucha intensidad, con los babazorros intentando crear peligro por fuera, aprovechando la velocidad de Kiko y Theo; y una Real controlando el juego de posesión en su propio campo y defendiendo con mucho rigor y orden. Ante estos momentos de tanteo inicial, en el minuto seis del partido, en una gran jugada de Yuri, este se plantó solo ante Pacheco y su tiro se estrelló en el cuerpo del arquero extremeño. Tras esta llegada, la reacción del Alavés no se hizo esperar y en el minuto quince, tras un balón mal enviado por Mikel Gonzalez a Rulli, el brasileiro Deyverson se plantó solo ante el portero que tuvo que desviar la pelota con su mano derecha. En el minuto veintisiete, en una pérdida de balón de Granero, el medio derecho Oscar Romero se plantó solo ante Rulli y su tiro sin ángulo se estrelló en el cuerpo del portero realista. Sin duda, el Alavés llegó más entero a los minutos finales de la primera parte, ante una Real con poca presencia en el área de Pacheco.
Los blanquiazules solo se limitaron a tener el balón sin crear claras ocasiones y en estos casos, una pérdida del esférico hace que Deyverson, que llevaba tres meses y medio sin ver portería, solo tenga que empujar la pelota al fondo de la red. Un gol que llegó en el minuto 43, sin tiempo de reacción antes del descanso.

Nada más comenzar la segunda parte, el punta Deyverson y el portero Rulli iniciaron su particular duelo, ya que, dos remates de cabeza del ariete fueron desviados magistralmente a córner y al poste respectivamente. Pero los de Eusebio sufrieron un contratiempo brutal: en el minuto 66 Granero vio la segunda amarilla por un “pistinazo” y tuvo que abandonar el terreno de juego. A pesar de jugar con un efectivo menos, los donostiarras tuvieron el cincuenta y ocho por ciento de la posesión del balón, pero estuvieron muy negados de cara portería.

Amigos, lectores, ninguno de los equipos que pelea por la Europa League ganó en esta jornada y todos continúan en un pañuelo. El Villarreal, la Real Sociedad, el Athletic, el Eibar y el Espanyol no lograron ganar en sus respectivos encuentros.

Esta semana de parón se hablará mucho de la toma de decisiones del míster al confeccionar el equipo que saltó en Mendizorrotza. En las tertulias de radio y televisión lo que vale es la polémica, el debate, el barullo, el lio… sí, eso es lo que vende.
Eusebio es un entrenador de gustos. Le gusta o no le gusta un futbolista; cuenta o no cuenta con él. Ahí tenemos los contrastes y sus reacciones ante casos como el de Aritz (al que llamamos todos “el nuevo Puyol”), David Concha, Zaldua, Odriozola, Navas, Mikel Gonzalez, Hector, Yuri, Pardo, Markel, Gaztañaga, etc. si no son de su estilo o filosofía, no se cuenta con ellos. Toño y Bardaji (sin minutos) son los porteros de los entrenamientos; Granero y Canales son el doce y el trece jugador del equipo; Bautista ahora sí, ahora no; Juanmi juega en un sitio que no es el suyo y se nota en su rendimiento, aunque aporta gol (que no es poco).

Con todo esto, en estos momentos tenemos un equipo que lleva tanto tiempo compitiendo con los mismos futbolistas y con un rendimiento tan exigente, que se está debilitando físicamente. Si los menos habituales están sin ritmo de competición por su poca participación, sucede lo que sucede: la Real se convierte en un equipo frágil, con los jugadores encargados de canalizar y organizar con bajón físico y con las bajas de los delanteros Willian José e Imanol Agirretxe.

En mi opinión, a esto hay que añadir la mala gestión de las convocatorias de los menos habituales, ya que, algunos no van nunca y otros muy poco. Eso se ha convertido en un problema añadido, en un vestuario que se puede sentir muy engañado por lo que se dice y no se hace.

Desde ayer el equipo está descansando y hay que reactivar a una plantilla que ha bajado su rendimiento de forma alarmante. Hay tiempo y mimbres para mejorar y conseguir objetivos. “Algo nos está faltando últimamente y no sabemos lo que es”, manifestaba el entrenador de la Seca. “Por ahí pueden ir los tiros”, afirmo yo. Si el míster lee este post, tal vez le haya aportado una pista como entrenador.

Ver Post >
Muy justos de fuerza
img
Alfredo Del Castillo | 15-03-2017 | 7:21| 0

La Real Sociedad no ha conseguido ganar en los últimos tres encuentros de la Liga Santander en Anoeta ante rivales como Villarreal, Eibar y Athletic.  Es decir, de nueve puntos posibles solo se logró sumar uno, pero es que también en esta segunda vuelta solo se ha ganado en casa aOsasuna. Es decir de los veinticuatro puntos posibles se han sumado trece puntos, tres puntos más que en la primera vuelta en los mismos partidos disputados y ante los mismos rivales.

Esta Real Sociedad que esta realizando una temporada extraordinaria con un equipo tipo y un modelo de juego muy definido (juegan mucho tiempo los mismos futbolistas, eso sí con tres futbolistas de cambio y a veces solo dos jugadores que casi siempre han sido Canales, Granero y Juanmi antes de la lesión de Willian Jose), lleva disputadas veintisiete jornadas de Liga más seis encuentros de Copa lo que suman 33 partidos de competición.En Liga Santander esta Real Sociedad es muy reconocible por su once inicial y por el modelo y estilo de juego empleado. La portería es para Rulli, la línea de cuatro en defensa para Carlos, Zaldua, Aritz y Odriozola en el lateral derecho, en el central derecho es Navas el más utilizado pero también ha jugado en ese puesto Mikel Gonzalez, en el central zurdo es fijo Iñigo Martinez, en el lateral zurdo es fijo Yuri; tres hombres muy fundamentales y muy titulares en el medio campo son Illarra, Prieto y Zurutuza; más adelante son muy importantes en el costado derecho Vela, en el costado izquierdo Oyarzabal y en punta de ataque Willian José, que con su lesión ha dejado huérfano al equipo ya que se perdió a ese punta de referencia. Eusebio apostó en estos últimos cinco encuentros primero por Juanmi (en cuatro partidos) y tambien por el canterano Bautista en el encuentro ante el Betis en Sevilla, sin encontrar aún la respuesta que el equipo necesita y el míster quiere.

Eusebio Sacristán lleva mucho tiempo utilizando el mismo sistema de juego 1-4-1-4-1 y también a los mismos futbolistas y eso complica mucho que entren nuevos jugadores, también es verdad que esta Real Sociedad puede jugar como juega porque tiene a los mejores futbolistas en zona de canalización y organización con un nivel técnico muy alto como es el caso de Prieto, Illarramendi y Zurutuza. Mantiene una filosofía de juego basada en la posesión y continuidad en el juego con el a veces abusivo pase en corto, pero todo esto para el míster es innegociable ya que es su estilo y forma.

En estos momentos del campeonato liguero, todos los equipos se conocen mucho más y a la Real Sociedad la conocen al dedillo todos los rivales. Saben cuáles son sus puntos fuertes y sus puntos débiles y muchas veces con una presión asfixiante al tridente canalizador del medio campo lo dejan desactivado y los futbolistas que juegan por delante no reciben los balones en buenas condiciones para hacer los goles que te den el triunfo. Además,  los futbolistas que están jugando todos los partidos se encuentran muy cargados de piernas y también un poco agobiados mentalmente cuando no le salen las cosas o el contrario, con su presión, les desactiva.

Es el momento en que el míster debe gestionar el descanso de algunos y la activación y motivación de los menos habituales para encontrar ese equilibrio y que el conjunto en su totalidad no se resienta y compita las últimas jornadas ligueras, que son las que te dan la buena nota o el suspenso, con frescura y con una motivación especial con el fin de conseguir el objetivo marcado. Nos quedan once finales, cinco en Anoeta y seis fuera de casa.

Ver Post >
Si ahogas a los futbolistas más creativos de la Real…
img
Alfredo Del Castillo | 13-03-2017 | 10:08| 0

La jornada 27 nos regalaba el encuentro más atractivo y emocionante sobre del papel con Real Sociedad y Athletic frente a frente. Se trataba de un derbi vasco con la clasificación para la Champions y la Europa League en el punto de mira. La Real esperaba volver a la senda de la victoria en Anoeta tras la derrota ante el Villarreal y el empate en el último suspiro ante el Eibar. Por su parte, los de Valverde contaban sus choques a domicilio con derrotas en la segunda vuelta (Barcelona, Valencia y Sevilla). Y con el añadido de que los equipos del técnico vizcaíno nunca habían ganado en Anoeta…

Bajo una intensa lluvia y frío, el partido comenzó con un ritmo trepidante. Ambos conjuntos plantearon una intensidad muy alta de inicio, con sus habituales sistemas de juego: el 4-1-4-1 por parte txuriurdin y el 4-2-3-1 del Athletic. Eso sí, Valverde apuntaló el partido intentando ajustar el centro del campo con varias premisas: marcaje de Raúl sobre Illarra, Beñat sobre Zurutuza y San José sobre Prieto. Por banda, Lekue se encargó de Yuri y Muniain de Alvaro, mientras que Wiliams se quedaba con Navas e Iñigo. Por su parte, Bóveda se quedaba con Oyarzabal y Balenciaga con Vela, dejando a Yerai y Laporte para cubrir a un Juanmi que se mostró muy disperso a lo largo del choque.

Pronto salieron a relucir los puntos fuertes y débiles de ambos equipos. El Athletic, más enchufado, comenzó a ganar la partida gracias a su intensidad y presión sin balón a los futbolistas mas creativos de la Real. Así, Prieto, Zurutuza e Illarra se vieron muy agobiados e incómodos… y si esta parcela del campo realista no canaliza el juego ni tiene el balón, el equipo queda muy limitado en ataque. De hecho, la Real solo apareció por las inmediaciones de Arrizabalaga en tres ocasiones: un remate de Navas tras un saque de esquina, otro de Juanmi con paradón del arquero de Ondarroa y un mano a mano de Oyarzabal abortado muy bien por el cancerbero visitante. Mientras tanto, los pupilos de Valverde creaban mayor peligro en la portería txuriurdin. Williams ponía a prueba al meta argentino, Raúl García protagonizaba un mano a mano con Rulli y Lekue se sacaba un zapatazo que se marchaba rozando el palo. Con todo, el gol de Raúl García de penalti daba ventaja al Athletic tras los primeros 45 minutos.

El descanso sentó muy bien a ambos equipos. La Real salió mucho más metida en el partido, como bien reflejó  una galopada de Alvaro Odriozola que acabó con un mal pase atrás. Sin embargo, un balón mal cedido por el propio Odriozola y la consiguiente falta de entendimiento con Iñigo Martínez provocaron el gol de vaselina de un enchufadísimo Williams. El segundo gol bilbaíno dejó Anoeta helado. Mudo. Tanto que la confusión y el nerviosismo se apoderaron de la defensa de los de Eusebio. Sin embargo, ni Aduriz ni Williams lo aprovecharon. La Real seguía confusa pero le puso amor propio y comenzó a dominar más el encuentro ante un Athletic que comenzó a notar el esfuerzo y el alto ritmo y presión impuesto hasta el momento.

De hecho, Bautista -que entró por un poco activo Juanmi – pudo marcar en un remate de cabeza que se fue fuera por poco. Y a falta de veinte minutos para el final, el partido pudo dar un cambio radical si el colegiado Sánchez Martínez hubiera dado por válido el gol marcado por Navas tras un testarazo en el segundo palo. Gol como una catedral que el colegiado anuló por presunta falta sobre Bóveda. A partir de entonces, los jugadores realistas lo siguieron intentando con más corazón que cabeza. De hecho, Iñigo estuvo a punto de hacer gol con un remate al larguero. Fue la última oportunidad antes de que los jugadores rojiblancos comenzaran con un cúmulo de continuas pérdidas de tiempo y faltas…El Athletic fue mejor en el computo general a la Real Sociedad.

El derbi de Anoeta no permitía lucimientos visto cómo llegaban ambos equipos. Y el Athletic, sabedor de todo lo que se jugaban, se adaptó mejor al guión marcado por su entrenador. La Real nunca encontró el modelo Barça impuesto por Eusebio: posesión, continuidad, combinaciones, control del balón,… Los txuriurdin no encontraron ese estilo y juego que gusta a una afición incondicional que ayer fue menos numerosa por ese absurdo medio día del club. Y si a eso le unimos un horario horroroso… Ya se sabe, en este fútbol mandan las televisiones y bien poco los sufridos abonados…

Ver Post >
El niño de las pastillas de goma
img
Alfredo Del Castillo | 10-03-2017 | 2:19| 0

Recuerdo con mucho cariño los entrenamientos de la S.D. Beasain en segunda B con Perico Alonso y con Carla Larburu de preparador fisico. Eran las temporadas 93-94 y la temporada 94-95 con un play off de ascenso ante Valencia B, Almería y Racing de Ferrol. Los sábados que teníamos tareas de entreno por las mañanas siempre venían con su padre tres niños que les encantaba el balompié. Mikel, Xabi y Jon se montaban en el verde de Loinaz  sus juegos con un balón Trusco Unico. Por ejemplo, un rondo de tres.  Siempre al medio el más pequeño, Jon.  Le vacilaban de lo lindo con el cabreo monumental del más pequeño. Después ponían los muñecos y a tirar faltas sobre la barrera. Xabi de 12 golpeos colocaba sobre  los muñecos 10 mínimo con una habilidad brutal.Los domingos de partido eran los días de repartir las gominolas.  Qué locurita con las pastillitas de goma. Estaban los tres y mi hija Yurena.

En su evolución como futbolistas, los dos mayores jugaron en el Antiguoko. De ahí Mikel se fue al Athletic, que también intentó llevarse a Xabi, pero también aparecieron el Barça y el Real Madrid (con Del Bosque como Director de formación). Se lo rifaban. Pero amigos, el padre de esos niños es un ex jugador de la Real y quiere que sus hijos jueguen en el equipo de sus amores. Consiguió la vuelta de Mikel desde el Botxo y que Xabi jugase en la Real Sociedad. Perico Alonso firmó por el Eibar en la temporada 95-96 y los sábados y días de no colegio los mismos niños siguen a su padre hasta Ipurua. En los entrenamientos son los que calentaban a los porteros con sus disparos desde varias distancias, es decir futboleros desde la cuna hasta la primera División.

Xabi Alonso hace una revalida muy importante en fútbol. Se va a la S.D. Eibar con un grande en el fútbol: mi amigo y gran profesional Blas Ziarreta, entrenador que le encanta el rigor táctico y el apretar a los futbolistas para sacarles el máximo rendimiento. En este periodo corto pero intenso el crecimiento como jugador más maduro es fantástico. En la Real después de momentos convulsos con entrenadores llega J.B, y recupera a todos los canteranos que están en régimen de cesión y aquí comienza la magia del mejor mediocentro defensivo del fútbol en mi opinión: el gran Xabi Alonso.

En la temporada 02-03 con Denoueix, Jesús Zamora más Julen Masach, la Real Sociedad quedando segunda y estando a punto de ser otra vez campeones forma un tándem en el medio campo con Mikel Aranburu. Fantástico. Pero amigos los de alrededor eran Karpin, De Pedro, Nihat, Kovacevic… . Desde ahí se convierte en el jefe de maquinas de Rafael Benitez que se lo lleva al Liverpool en el 2004. En el 2005 gana la Champions al Milan de Ancelotti al que derrotan en la tanda de penaltis. Florentino, que lo pudo firmar siendo jugador de la Real, lo ficha por más sevillanitas en el 2009 en su regreso a la presidencia del equipo merengue y con el portugués Jose Mourinho en la ciudad deportiva de Valdebebas se convierte en el director de orquesta del equipo siendo una extensión en el verde del entrenador.

En su fantástica carrera deportiva ganó la Copa del Rey en el 2011 al Barça en la mejor campaña de su historia futbolística. En el 2012 celebró su segunda Eurocopa, ganó la Liga de los récords con el equipo merengue (100 puntos y 121 goles) al mejor equipo del mundo ,el Barça de Pep Guardiola. Ttambién fue elegido el mejor mediocentro de la Liga U.E.F.A. y seleccionado en el mejor once de la Eurocopa de ese año.

Después Guardiola le llamó para jugar en el Bayern y en esta Bundesliga lleva ganados dos campeonatos y va camino de la tercera más una Copa.

Le he leído en varias manifestaciones que comentaba que nunca pensó que como futbolista tendría una carrera deportiva tan grande. Es decir tiene muy presente los 114 partidos jugados con el combinado nacional con 16 goles marcados. Con conquisto un mundial en 2010 ademas de las Eurocopas de 2008 y 2010, que le quiten lo bailado al niño que le encantaban las pastillitas de goma. Zorionak a un Crack muy grande.

Ver Post >
Un partido especial
img
Alfredo Del Castillo | 07-03-2017 | 9:39| 0

La Real Sociedad está en un estado de forma como equipo brutal y en un estado anímico fantástico. Tiene ese plus que ahora todo te sale genial; es decir, la enchufas con cualquier superficie de contacto de tu cuerpo. La Real recibe al Athletic en Anoeta, pero con la mosca tras la oreja ya que de los últimos 15 puntos disputados en casa, es decir, Sevilla, Celta, Osasuna, Villarreal y Eibar solo se sumaron siete. O sea, se marcharon de nuestro campo ocho puntos, pero también es verdad que desde la temporada 02-03 con Denouiex en el banco junto a Jesus Zamora en la jornada 26 el equipo sumaba 53 puntos, siendo segundo detrás del Real Madrid. Ahora con Eusebio en la misma jornada 26 el equipo suma 48 puntos, pero también con Arrasate en el banco junto a Lumbreras y Alkiza en la misma jornada el equipo tenia 41 puntos que son muy buenos, y nos acordamos de todos cada uno con sus correspondientes plantillas, es decir mejores o peores según como se mire. Con un añadido, la Real ha sumado en casa los mismos puntos que fuera de ella, es decir 24 puntazos, siendo además el equipo que menos empata en la Liga Santander con solo tres partidos que acabaron en tablas.

Por parte rival, el Athletic llega a Donostia con piel de cordero ya que es un equipo que fuera de casa no está realizando buenos partidos y como consecuencia de ello se le van los puntos con suma facilidad. Es decir, el equipo de Ernesto Valverde ha disputado fuera de casa doce partidos, de los cuales solo ha ganado dos (Granada y Deportivo) y empató también dos (Leganés y Espanyol). El resto son ocho derrotas con solo siete goles a favor y en contra diecisiete goles. Pero todas estas estadísticas en un derbi no valen para nada porque este partido es un partido especial y desde Leintz Gatzaga a Behobia todos los aficionados realistas quieren que su equipo le gane al Athletic, su máximo rival. Comentaba no hace mucho Javier Clemente que los partidos que la Real le ganaba al conjunto de Valverde eran porque los del Botxo no salían con la intensidad de competición necesaria y por eso la Real, mucho más intensa, sacaba los partidos adelante. Para él, cuando entrenaba a los leones el encuentro más importante era ante la Real Sociedad y como tal había que disputarlo y calentarlo de buen rollo. También he leído a Jabo Irureta decir que la Real llega mucho mejor que el Athletic a este encuentro pero, como yo también manifiesto, es un partido diferentes en donde no hay un claro favorito. Muchos entrenadores también solian decir que los derbis casi nunca los ganan los favoritos, así que veremos.

Aunque aún queda para el partido y después de leer en las redes sociales que tanto Vela como Illarramendi dejaron antes el entreno con sendos golpes y que Willian Jose no está, y que si a Carlos Martínez lo operan mañana… Carlitos que todo vaya genial, que así será. Eusebio tiene muy claro que lo que ha funcionado a las mil maravillas no lo cambia y con un sistema de juego 1-4-1-4-1 saltarán al verde Rulli, Odriozola, Navas, Iñigo, Yuri. Illarra, Prieto, Zurutuza, Vela, Juanmi, Oyarzabal. Me dan un comodín, Bautista si todo va normal y nadie se cae por lesión u otra causa mayor.

Como he comentado, el Athletic viene a Donostia un día antes con piel de cordero. Se deja decir que el favorito es la Real metiendo la presión a los txuri urdin y ellos se quitan la presión para luego competir como verdaderos gladiadores en un partido que si ganan se acercan y si pierden se alejan mucho de su objetivo, Europa,  La Real Sociedad le sacaría la friolera de diez puntos y a falta de once jornadas con 33 puntos por disputar, 10 de ventaja son muchos puntitos. Estoy completamente seguro de que veremos un partido intenso, vibrante, competido, con un público entregado y con los clásicos gritos de guerra ‘Real Real Real’, ‘Athletic Athletic Athletic’. En un derbi de esta magnitud no hay favoritos, así que a competirlo como se merecen los aficionados realistas. Que así sea.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor