Diario Vasco
img
Autor: Gazteluko
Radiografía del inicio de la temporada
img
Alfredo Del Castillo | 12-11-2014 | 3:36| 0

La temporada 13-14 terminó con una Real Sociedad que venía de competir en la Liga de Campeones, Copa del Rey y Liga regular, y con el run run en el oído de que el equipo de los últimos 39 puntos posibles, que son 13 partidos solo fue capaz de sacar 16. Se dijo que había equipo para estar en Champions, pero se quedo en una digna séptima plaza que daba acceso a una previa de para la Europa League, que resultó un tremendo palo tras no superarla.
Pero antes de esta eliminación, tenemos un final de Liga muy irregular, la sorpresa de la marcha de Claudio Bravo al Barcelona y la más que posible marcha de Antoine Griezmann. El francés tocaba continuamente la puerta buscando una salida, una puerta que tocó Illarramendi con anterioridad y que se le abrió de par en par al Real Madrid de Florentino, como el sustituto de Xabi Alonso (si es así, los que le firmaron no le conocían).
Con estas dos bajas muy importantes, la Dirección Deportiva y los tres entrenadores, Jagoba Arrasate, Alkiza y Lumbrera, activan su base de datos para estructurar un equipo competitivo y con el objetivo de volver a Europa. Con el objetivo de reforzar el equipo con la intención de que se noten lo menos posibles esas dos ausencias, la Real Sociedad incorpora al portero Rulli, al lateral zurdo Yuri, al medio canalizador y organizador Granero y al delantero goleador Finnbogason, que viene de hace los 20 goles de Griezmann. Además, el club puso, con gran acierto, todo sobre la mesa para que un jugador referente y fantástico como Carlos Vela se quedara. También se fichó al central zurdo Raúl Navas, que se quedó en el Eibar como cedido, más las cesiones de Cadamuro a Osasuna y Marcos Sangalli al Alavés. Todavía quedaba en el Sanse Pablo Hervías por lo que pudiera ocurrir.
Pero amigos, comienza a rodar el balón y el primer varapalo fue la derrota en Ipurua, Caemos en cuantas trampas va a poner el Eibar en ese campo. Y también nos echa de Europa el FC Krasnodar, un desconocido. El ‘run run’ ya no es dos veces es ‘run run run run run’; y el equipo, en vez de reaccionar, se deja ir y en la jornada 10 de treinta puntos posibles únicamente sacamos seis; y cuando esto ocurre en fútbol, el mister y sus ayudantes relevados.
Analicemos la situación: Rulli, el portero firmado para un puesto de mucha responsabilidad, ya que es un especialista y el que se fue dejó el listón muy alto, llegó tarde y tiene la mala fortuna de caer lesionado. En su lugar, debe jugar un portero sin minutos en partidos de competición, que es muy muy bueno bajo palos, muy valiente en los duelos y rapidísimo en acciones de reflejos y colocación. No obstante, en el juego aéreo y con los pies, le falta eso que a todo portero con minutos va cogiendo, que no es otra cosa que jugar todos los domingos y coger confianza en tus posibilidades y acoplarte a los que juegan por delante de ti, en la línea de cuatro en zona. Los tres entrenadores buscan una salida de pelota limpia y con calidad y recolocan a Elustondo en el puesto de central derecho, por lo que el run run sigue latiendo, ya que es un jugador que casi siempre jugó de pivote defensivo y no tiene el hábito de jugar en una zona de riesgo, donde hay que tener una corpulencia, ímpetu y mucha garra. Esta decisión deja con muchas dudas a los centrales derechos del equipo Mikel Gonzalez y Ansotegi, ya que ven como un jugador que siempre ha jugado de medio centro defensivo les quita su puesto. Mal rollo, no. El otro central indiscutible es Iñigo Martinez, aunque en estos diez partidos no ha sido el Iñigo que todos conocemos. El lateral más titular es De la Bella, que también está lesionado, y su lugar lo ha ocupado Yuri, que ha cumplido en el puesto sin ser tampoco el Yuri que yo vi en el Eibar el año anterior. En el lateral derecho, casi todos los minutos son para Zaldua; 805 minutos. Carlos Martínez y Dani Estrada cuentan muy poco; bueno, Dani nada no ha jugado ni un minuto en Liga y lo peor es que ni ha sido convocado.
En el medio campo, los tres entrenadores, más la Dirección Deportiva al unísono, según le he oído al presidente, se firman jugadores de un mismo perfil técnico: jugones, con mucha continuidad en el juego, con la idea de realizar un juego de mucha posesión, y con un ataque más elaborados que de juego de repliegue y contraataque o de juego más directo, intentando llegar lo más rápido a portería rival. Éstos son Granero y Canales. A ellos se unen los que tenemos, dos medios defensivos como Markel y Gaztañaga; por un costado Zurutuza y Pardo; y con Prieto más metido por adentro que por fuera. Todos ellos de unas mismas características y polivalentes en banda, como en juego interior, pero muchos cromos repetidos. Se comienza a jugar en rombo y como lo empleado no funcionaba se opta por dos medios centros, un medio punta, un único pivote y dos medios puntas a pasillos interiores. Una idea que casi nunca ha funcionado.
Por los costados andamos muy justos. En banda derecha, Carlos Vela, a años luz del que nos maravilló a todos, ha notado muchísimo la ausencia de su mosquetero Griezmann, y se le ha unido el tema de la fascitis plantar. También en ese costado puede jugar Prieto; aunque como no funcionaba se ha buscado el revulsivo de Hervías en los últimos tres partido, y en Córdoba se quedó en el banquillo. Por el otro costado, un intermitente Chory, en el que se cree poco por su falta de ritmo de competición, por lo que se ha colocado en esta posición a Canales, más en labores de superioridades, pero está muy por debajo de sus verdaderas posibilidades.
Y ahora llegamos a los que en el futbol se compran y se pagan bien, porque en la zona que juegan son jugadores que hacen muchos goles y el gol se compra, expresión muy muy futbolera. Tenemos a Agirretxe, que es un gran futbolista, pero que nunca ha destacado por ser un goleador de muchos goles. Es un futbolista técnico y táctico, pero nunca fue un delantero de 20 goles en el fútbol profesional. Los tres entrenadores y la Dirección Deportiva firman a Finnbogason, que también se lesiona en un hombro y pierde enteros y competición. De momento, lo que hemos visto en su rol, en seis partidos y 212 minutos, no ha metido un gol. De momento, calidad-precio, muy insuficiente.
En las 10 jornadas iniciales, los futbolistas que más minutos han jugado son Zubikarai, Zaldua, Elustondo, Iñigo, De la Bella, Markel, Granero, Canales, Prieto, Aguirretxe y Vela.
Resumiendo, en esta planificación y estructuración de la plantilla, se ha equivocado la Dirección Deportiva, la Secretaría Técnica, los entrenadores Jagoba, Lumbreras y Alkiza. Estos últimos han sido relevados de sus cargos. Solo los tres entrenadores por los malos resultados deportivos, mientras que los demás componentes de esta situación han quedado libres de culpa. Otra trampa que nos tendido esta cruel y real competición de fútbol.

Ver Post >
Se busca entrenador
img
Alfredo Del Castillo | 10-11-2014 | 3:27| 0

En estos momentos que el periódico me dio la oportunidad de comentar mis vivencias sobre mi pasión futbolera, nuestra Real Sociedad anda rastreando el mercado en busca de un entrenador. Es ahora cuando me viene a la cabeza el año 1985 y el nombre de John Toshack.

Recuerdo perfectamente como en las bodas de oro del  Lagun Onak de Azpeitia queríamos llevarlo a dar una charla coloquio junto a Javier Clemente. El contacto con el entrenador vizcaíno lo había comprometido mi amigo y actual Presidente de la F.G.F, Juan Luis Larrea, que nunca falla. John era una persona muy hermética y difícil de acceder, pero me dije a mí mismo «Alfredito, naturalidad y atrevimiento» y ni corto ni perezoso me fui a Zubieta. Hablé con Salva Iriarte que me respondió: «mejor coméntaselo, tú». Cuando salió John hablé con él:  «El campo de Garmendipe fue donde tú debutasté con la Real Sociedad y queremos invitarte a una charla coloquio junto a Clemente,  ya que el equipo del Lagun está en celebraciones».  La respuesta de Toshack fue:  «Alfred, no problem». Así que contamos con su presencia y disfrutamos de Clemente y él en una charla que se celebró en el palacete azpeitiarra.

El galés fue un referente en los entrenadores gipuzcoanos de los años ochenta, ya que su metodología de trabajo era muy novedosa. Een el aspecto táctico comenzó con un sistema de juego muy de la liga inglesa, es decir, un 1-4-4-2, con defensa en línea de cuatro, cuatro centrocampistas con dos medios por adentro, dos por afuera y dos puntas arriba. Los entrenamientos fueron muy entretenidos con partidos en campo reducido o «minipartidos», como los llamaba él. Eran artidos con cuatro porterías, mucha intensidad y de siete contra siete o con superioridad numérica, picas, skiping, ritmo y velocidad de resistencia, con la famosa «plaza de toros», que decían los jugadores como Lopez Ufarte. La Real incorporaba toda esta metodología de trabajo del fútbol ingles y de una escuela de fama mundial como la del Liverpool y con un hombre de la casa haciendo un gran trabajo en la sombra, Marco Boronat.

Recuerdo como si fuera hoy aquella alineación del sistema 1-4-4-2: Arconada, Zelaieta, Gorriz, Gajate, Sagarzazu (DEP), Iturrino, Larrañaga, Zamora, López Ufarte, Satrustegi y Uralde., También cambió este sistema y jugó en 1-4-3-3, que actualmente tan novedoso parece, pero su su gran acierto llega cuando pasa a jugar con una línea de tres centrales más dos carrileros, un medio centro dos medios puntas a pasillos interiores y dos puntas en el ataque. En este aspecto era un entrenador que desde su banquillo veía muy bien los puntos débiles del contrario y hacia los cambios muy rápidos o ponía a calentar a jugadores en los minutos iniciales del encuentro y se tiraban calentando muchísimo tiempo. Así tenía a los jugadores en constante actividad y metidos en su trabajo.

En el sistema de tres centrales introdujo muchas variantes tácticas, pero siempre con tres centrales en el fondo. En el Camp Nou jugó con dos líberos por detrás y un central por delante intentando tapar pasillos interiores. Era un adelantado en la estructura táctica. Fue tan grande el éxito conseguido en lo deportivo y en lo económico, que se fijó en él el todopoderoso Real Madrid y se lo llevó. Normal, ¿a quién le amarga un dulce?
El ex presidente de la Real Luis Uranga o el directivo Txatxan Irusta comentaban de él: «Puedo decir sin temor a equivocarme que es un entrenador perfeccionista en todo lo referente a su profesión. Toshack tiene un carácter fuerte, disciplinado y es muy exigente incluso consigo mismo. Ttodo ese carácter los transmite a las personas que están junto a él, es un ganador nato».

Los sistemas de juego son moda para los entrenadores y los que emplean los equipos líderes crean tendencia. Es el caso del Barça de Guardiola o el Atlético de Madrid de Simeone. Por aquél entonces yo estaba entrenando al Lagun de Azpeitia e implantamos el sistema del galés. Nos fue tan bien que ascendimos de Preferente a Tercera. Al año siguiente me firmó el Beasain de Pello Guibelalde. Jugábamos en en Tercera división y teníamos un plantilla espectacular. Con el sistema de Toshack ascendimos a Segunda B tras un play off de ascenso con equipos como el Escobedo, el Utego y la Peña Sport de Tafalla. Con esto quiero comentar que Toshack fue un espejo donde muchos entrenadores gipuzcoanos  nos miramos en él y yo, aunque canario de nacimiento,  me siento entrenador gipuzcoano.

Como simple anécdota puedeo contar que por aquél entonces me dedicó un libro cuyo texto era el siguiente:  «Alfredo, para que aprendas más o menos. Suerte» . He aprendido más. Gracias,  John.
En estos momentos que el consejo de administración y la dirección deportiva más la secretaria técnica andan buscando un entrenador que entre en los parámetros económicos y deportivos de la Real Sociedad con un perfil y metodología de un equipo de cantera y por la cantera desde las categorías inferiores, hay que buscar un entrenador de éxito y de perfil como el mencionado. Que acierten. Con este artículo sólo quería darles una pistita.

Ver Post >
El fútbol de la calle
img
Alfredo Del Castillo | 06-11-2014 | 2:32| 0

Se suele comentar como decadencia del deporte rey, el fútbol, el menor número de espacios callejeros donde aquellos niños de casas más pobres o no tan pobres realizaban sus tareas de ingenio, cuquería, listeza, destreza, habilidad y coordinación ante una pelota de papel, trapo o de plástico . En aquellos tiempos un balón de reglamento eran palabritas mayores. Se jugaba al fútbol colocando cuatro piedras como si fueron los postes de las dos porterías, los porteros se escogían dos equipos elegidos por los dos porteros y, señores, a jugar.

Las calles o los solares donde antiguamente con palos de escoba o de hojas de palma o, simplemente, dos palos y con las mismas manos realizábamos los niños las tareas de peones de trabajo para acondicionar un campo de fútbol siguen estando en el mismo sitio o en ese lugar en el que ahora hay un polideportivo o un campo de hierba artificial o unas fantásticas instalaciones para practicar el tan famoso por estos lares multideporte.
He aquí por tanto que rechazo que la decadencia del fútbol y la disminución de los grandes futbolistas sea un efecto de la ocupación de los solares o los parques o las calles. Estos lugares están disponibles igual que los de antes. Lo que el progreso de la sociedad ha ocupado es la mentalidad de los chavales que antes jugaban estos sitios, llevándolos ahora a juegos más cómodos como son los ordenadores, los videojuegos o los móviles, en definitiva, a una vida mucho más tranquila y sedentaria. Aquí los padres y abuelos que metemos muchas más horas trabajando tenemos una parte muy importante de culpa. El fútbol apasiona mucho menos, tanto a los mayores como a los más pequeños.

Aunque la angustia socioeconómica de muchos hogares aumenta, aunque padres y madres se desmarcan de sus hijos durante casi ocho horas diarias, han mejorado considerablemente en relación a hace muchos años los medios y la conciencia que hacen al cuidado y educación de los pibes que aprendían a mamar el fútbol.

Mantenemos la costumbre de seguir siendo pobres, pero nos hemos acostumbrado a consumir muchísimo mas y en ese mayor consumo nos acercamos más a la buena vida y al confort que divierte a los mayores y a los más pequeños. Y es que el fútbol no puede competir en una lucha contra esos hábitos. Aquí encontramos pues otra causa que puede explicar esa decadencia.

Otro problema añadido es la tasa de natalidad, pero en contraposición hay un vivero extraordinario que antes ya existía: los colegios tanto públicos como privados. En sus patios de recreo y otras actividades hay un filón de niños con las características clásicas del futbolista de nuestra ciudad como el talento, la pausa, la visión de juego, el regate, el pase, la cuquería, la listeza, el atrevimiento, la garra, el desparpajo, el juego aéreo, el compromiso, la implicación, el rigor y, sobre todo, el copiar de lo que hacen Messi o Cristiano Ronaldo.

Estas características enumeradas son algo innato de los futbolista de nuestra tierra. Ahora hace falta que tanto las instituciones como los equipos federados pongan en la organización de la captación y formación a los verdaderos profesionales con titulación en estos lugares y los rastreen con enorme vocación y compromiso. Así los niños que tengan esas cualidades futbolísticas necesarias para practicar dicho deporte podrán llegar a las escuelas de futbol municipales o a los clubes de esos pueblos y barrios, potenciando lo comentado. De esta manera volveremos a ver a los mitos de muchos y añorados por otros Arkonada, Zelaieta(dep), Kortabarria, Gorriz, Gajate, Olaizola, Diego, Alonso, Zamora, Idigoras, Satrustegi, Uralde, Bakero,Txiki, Rekarte, De Pedro, Aranzabal, Xabi Alonso, Arabburu y el ‘Petit Diable’ Lopez Ufarte. Y todo esto es pura Real Sociedad.

Ver Post >
¿Cueces o enriqueces?
img
Alfredo Del Castillo | 05-11-2014 | 9:02| 0

Hay en el fútbol actual una aguda embriaguez cultural comercial, que además de haber intentado organizar la espontaneidad, la técnica individual y la creatividad, ha instalado la masiva psicosis de la disciplina y el rigor o del no dejar jugar al oponente. Algunos ejemplos los tenemos en equipos como el Levante o el Atlético de Madrid o el Granada según en los campo que juegue. Por otra parte, algo muy lícito, ya que cada cual con sus virtudes y defectos.

Se pretende hacer de ello la imagen del fútbol practico, si bien hasta el presente no se ha conocido ningún tipo de fútbol más practico para ganar que el de jugar bien a la pelota y visualmente con la belleza de este juego por montera. Esto asociado a la preparación física más intensa del futbolista pretende lograr una mayor eficacia en los marcajes a través de la obediencia rígida. Eso es lo también llamado disciplina táctica. La historia de este fantástico deporte llamado fútbol se escribió siempre con goleadas de los equipos ahora llamados ‘grandes’ que se dieron a la disciplina de jugar con continuidad y no a la disciplina de marcar en fútbol directo con pocos toques, aunque los dos son muy validos. Cada cual con sus peones impone el sistema a jugar y sus características según qué jugadores estén en ese plantel.

El fútbol para mi es una continuidad que continuidad tiene su punto de inicio atrás, no adelante. Así pues el mejor ataque es el que viene desde su propia defensa. Un ejemplo muy clarode esto que digo es el Real Madrid de Mou, que a la contra, con continuidad, velocidad y pocos toques te machaca. El actual toca más si juegan Isco y James.

Pero esto no admite defensas solo limitados a marcar . Exige defensas que después de cortar o destruir el juego del equipo rival cooperen en la elaboración y la construcción de los delanteros y medios puntas,  que se ofrecen a recibir y hacen también de defensas. Es el concepto de la posesión del balón como defensa. Este trabajo lo realizó a las mil maravillas el que en mi opinión es el mejor equipo del mundo: el famoso Barça de Pep Guardiola.

En este fútbol actual además de las medidas de los campos, más grandes o más pequeños, y la cantidad de futbolistas que lo ocupan hay una tercera cosa que nunca cambia: será siempre muchísimo mejor el equipo que tenga la pelota y no aquel que espere a que le llegue. Y permítanme una cosa: este fútbol de defensores esperando y de delanteros o medios puntas yendo o buscando el balón donde más le conviene a estos atacantes centrocampistas es muy lento y previsible a pesar de parecer muy veloz y muy profundo. Y en todo esto la causa es clara porque hay menos futbolistas creativos y hay menos jugadores que desborden por velocidad o bien por habilidad. Por el contrario se pueden encontrar un montón de futbolistas rigurosos, ordenados, potentes, agresivos que defienden a las mil maravillas.

Puede que una forma de hacer o crear mejores jugadores de fútbol sea entrenar menos lo atlético y entrenarlos para defender más el balón, es decir, buscar el esférico y además buscar que el balón los busque a ellos. Yo siempre recuerdo en mis primeros pasos de futbolista que en cualquier campo de los  me llevaba mi padre oír comentarios en los graderíos de piedra: «Vamos para atrás que ellos son mejores que nosotros. Les tenemos que esperar en el área grande. Si les damos la pelota, a la contra puede que les ganemos».

Hoy la mayoría de equipos comienzan fortaleciendo la defensa y en ese lugar se quedan contra el fuerte y contra el débil. Esa es la ley permanente hasta para entrenar y también en los partidos de una competición cualquiera (Liga, Copa, Europa…) Se juega a no perder y nos guste o no nos guste esa es la pura realidad de esta competición negocio .

Ver Post >
Tan viejo como el fútbol
img
Alfredo Del Castillo | 04-11-2014 | 1:18| 0

Se comenta, se dice, se susurra al oído, se tuitea que formas parte del entramado de nuestro deporte rey,  el fútbol. No comprendo que al entrenador desde el primer día de su trabajo -o ya desde el día que firma por un equipo- se le ponga en el punto de mira de un rifle de alta precisión en disparo corto, medio o largo y se le dispare contra desde todas las distancias que enumero por los consejos de administración, por las juntas directivas, por los medios de comunicación -que son más medios de opinión-, por los usuarios de las redes sociales -los imbatibles, que no pierden nunca-, por los peñistas, por los aficionados y por los propios jugadores de su equipo. Los consejos exigen resultados inminentes, los jugadores su titularidad con mensajitos escondidos y filtrados a la prensa, los peñistas y aficionados que su equipo juegue bien y como consecuencia de esto ganen. En medio de toda esto está el entrenador, el hombre más solo del mundo en momentos malos como objeto de todas estas criticas.

Es muy grande el impacto social, económico y político del fútbol profesional. Todos los equipos a principio de temporada realizan grandes inversiones y hacen contratos millonarios con televisiones y casas comerciales. ¿Ante todo esto dónde ha quedado la labor del entrenador? Si el entrenador siempre ha estado en ese punto de mira, ahora lo esta muchísimo más.

La competición -ya comenté en otro articulo que al final  es sabia y cruel a la vez, pero realista-, pone a cada uno en su sitio después de treinta y ocho jornadas. También hay que tener en cuenta que está enmarcada en unas circunstancias muy especiales. Se sigue fichando cuando la liga esta ya avanzada,durante algunos partidos no se puede contar con tus jugadores más potenciales por culpa de las selecciones de sus respectivos países o los compromisos del club con distintas empresas que impiden acudir a algunas sesiones de trabajo. Existe un trasiego constante de jugadores entre los equipos y esto implica que no se esté suficiente tiempo con el entrenador como para que las tareas de éste puedan dar los frutos planificados. En definitiva hay muchos factores que el entrenador no puede controlar y sin embargo si las cosas no funcionan como quiere la empresa, siempre, pero siempre,  es el mismo el que paga los platos rotos y es objeto de destitución o recolocación.

No quiero decir con todo lo señalado que al entrenador no se le pueda destituir nunca porque somos trabajadores de una empresa cuyo consejo traza las estrategias que cree convenientes. Pero si en cualquiera empresa del mundo a un empleado de alto rango o nivel y con una responsabilidad en su puesto se le da un tiempo para adaptarse, a los entrenadores también hay que darles un plazo para que su trabajo pueda dar el rendimiento y cumplir los objetivos deseados. Si no es así,  ya sabes, coge las maletas y a otra parte.

Pero ahora llega un momento en el que algunos medios de comunicación deportivos, tanto televisivos como escritos y digitales, reclaman cada semana los votos de sus lectores y televidentes para hacer el once ideal del equipo de su provincia o ciudad. Y ahora es cuando se le critica al entrenador con el argumento que no tiene personalidad y se le hacen las alineaciones…. Y señores y amigos lectores, siempre hay muchos iluminados que comentan en el fragor de la batalla con poco respeto la frase fácil: «es la ley del fútbol y la cuerda se rompe siempre por el mismo sitio. es mejor echar a uno que a veinte y tres…». Estos continuos bombardeos terminan matándote, aunque también es cierto que un entrenador sin resultados es carne de despido. Fútbol profesional.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor