Diario Vasco
img
Autor: Gazteluko
Lentos, muy largos y sin control del juego
img
Alfredo Del Castillo | 03-04-2017 | 11:19| 0

 

La Real Sociedad de Eusebio Sacristan llegó al partido contra el Leganés con una muy grave  plaga de bajas por varias razones. Carlos Martinez, Agirretxe, Zurutuza, Illarramendi y Guridi, lesionados. Granero y Vela, cumpliendo sanción. Y, para colmo, Aritz Elustondo se cae a última hora por una gastroenteritis. La ausencia de Illarramendi era la gran tarea por presolver para el míster. En ausencia del de Mutriku,  Granero ha solido ser el elegido para ocupar ese puesto. Sin embargo, con Illarra lesionado y Granero sancionado, llegó la oportunidad para el recuperado de Markel de voler a probarse como titular.

Los pepineros llegaban a Donosti en gran momento de juego y resultados. En el mercado de invierno se reforzaron muy bien y eso el equipo lo ha notado: solo han perdido un partido (contra el Valencia) de los últimos cinco que han disputado y han puntuado en tres jornadas consecutivas. Además, este equipo de Asier Garitano tiene un añadido en motivación y no es otro que el de los futbolistas cedidos por el Athletic de Bilbao. Como todo jugador del Athletic, los Yago Herrerin, Serantes, Eric Moran, Buztinza, Unai Lopez quisieron sacar a relucir sus garras ante la Real.

Garitano, pese a tener varios encuentros en una semana, dio mucha importancia al partido contra la Real y no reservó a nadie. Puso todo su arsenal con el fin de sacar algo positivo en Anoeta, quizás pensando en aquello de por aquello de ‘a río revuelto (de lesiones), ganancia de pescadores’ .

La Real Sociedad jugó en la línea de los últimos encuentros, quizás con un problema añadido: Zubeldia estaba fuera de sitio. Él no es medio izquierdo, él no es un Iniesta. Él es un Busquets. Con Prieto muy marcado y desconectado, la distribución de la Real dependió de los cambios de orientación y de los pases a espalda de los rivales de Iñigo Martinez. Las galopadas de Odriozola por el costado derecho se conviertieron en el mejor de los recursos, aunque en el primer tiempo el juego se desarrolló por el lado de Yuri.

En el minuto dos de partido Canales, primero, y Juanmi, después, tuvieron ocasión de adelantar a la Real en sendos ‘mano a mano’. Amigos, hay que irse hasta el minuto 38 para ver la siguiente ocasión de la Real: el tiro alto de Zubeldia desde fuera del área. Este es el bagaje ofensivo de un equipo lento, muy largo y sin control del juego en campo rival. Garitano mantuvo a sus hombres replegados, muy juntos y muy pendiente de los tres hombres de la zona de canalización de la Real. La zaga pepinera supo tapar las subidas de los dos laterales. Con estas tareas bien hechas, los madrileños se fueron a vestuarios dominando en el marcador y siendo mejores que los de Eusebio.

Ya en la segunda mitad, la Real salió mejor y comenzó a creer en la remontada, con la ayuda de un público que se contagió y que también se lo creyó. Un ánimo que broto de las botas de ese joven de 21 que se convirtió en el mejor futbolista sobre el verde: Álvaro Odriozola. Fue el abastecedor de balones en la parcela ofensiva y, en el minuto 53, se deshizo de dos defensas en una de sus múltiples internadas al área y puso un balón de oro a Juanmi para poner las tablas en el marcador.

«¡Sí se puede!», decíamos todos. Se sucedieron las oportunidades por parte de los dos equipos pero, poco a poco, el Leganés se fue debilitando por el esfuerzo realizado. Las ocasiones de Iñigo, Willian, Prieto y Gaztañaga no fueron efectivas y sí lo fue el orden táctico de los de Garitano. El esquema el entrenador guipuzcoano impidió que la Real Sociedad lograra la remontada. El encuentro finalizó con un resultado que contenta a los madrileños pero que no vale a los donostiarras. Sí, la Real asciende a la quinta posición por la derrota del Villarreal, pero apretan de lo lindo el Athletic, el impresionante Eibar y el Espanyol.

Amigos, quedan muchas emociones por vivir en estos nueve últimos encuentros de la Liga Santander. Ante el Leganés Eusebio no acertó con la alineacion. El equipo acusó las ausencias de jugadores clave, pero digo yo que con Zubeldia de pivote, con Prieto y Oyarzabal de medios canalizadores, con Zaldua de lateral y con Odriozola de medio derecho en velocidad el equipo hubiera sido más equilibrado y menos largo. De esa manera hubiéramos dispuesto de más jugadores técnicos y acordes a nuestra filosofía de juego. Además, los cambios no solucionaron nada. No sumaron. Restaron.

Sin más. Fútbol. Ahor a por el Atletico, luego a por el Sporting y, ya en Semana Santa, a Barcelona a rezar.

Ver Post >
Mismo estilo
img
Alfredo Del Castillo | 26-03-2017 | 7:04| 0

Dos semanas sin futbol en San Sebastian dan para mucho y son muy extrañas y mas con los últimos partidos en donde el equipo de doce puntos posibles solo sumo un solo punto ante estos rivales Villarreal, Eibar un derby, Athletic otro derby y ante el Alaves un derby mas, ante estos resultados negativos también sale a la palestra la sorprendente dimision del Director de Futbol el máximo responsable en todo y de todo, se acuerdan de estas manifestaciones, cuando algo no vaya bien el máximo responsable de todo soy yo Roberto Olabe, por motivos personales según nos cuenta en su rueda de prensa en su pueblo natal Deba el Presidente del Consejo de Administacion de la Real Sociedad comentando todo va viento en popa y a toda vela y todo es fantastico, se reacciona rápido ante esta baja sorpresiva y se pone en marcha la gran noticia para tapar la otra la renovacion por una temporada mas de Xabi Prieto, gran noticia en el verde y en el vestuario.
Jornada de selecciones paron en la Liga Santander y un derbi muy atractivo en Zubieta entre la Real Sociedad B y el Bilbao Athletic, muchas personas conocidas en las repletas gradas Llopis, Moises, Menchaca, Biurrun, Zarraga, Agirreoa, Siso grupo IDUD, representantes del Real Valladolid, confieso que los pocos partidos que le he visto a los potrillos siempre jugaron con el mismo sistema de juegos es decir la misma foto sobre el verde al inicio del encuentro en el de ayer 1-4-1-4-1; Giralt, Ibarbia, Le Normand, Ugarte, Arrieta, de medio centro por delante de los dos centrales Zubeldia, medio derecho a pasillo interior Sangalli, medio Izquierdo en el otro pasillo Guridi en banda derecha a pie natural Muguruza, en el otro costado y a pie natural Marquelanz y como único atacante Jauregi, quería ver varios partidos para hacerme una idea y no meter la pata, pero ahora estoy mas seguro de lo que he visto y como consecuencia dar mi opinión, mi sorpresa es la siguente si el equipo de Eusebio Sacristan tiene una filosofía de juego, tiene una guía, tiene un estilo el cual es su verdadera obsesion por cuidar y mantener el balón con muchas combinaciones mas el buen trato a la pelota, tocar, tocar con continuidad hasta que se presente la ocasión manifiesta de gol, es asi todos de acuerdo no, pero mi sorpresa es que todo lo comentado del primer equipo los potrillos de Imanol y Zulaika no se parecen en nada al primer equipo, es decir el estilo y la forma de juego de esta Real Sociedad B es muy diferente a la que realiza el equipo de Eusebio Sacristan, la foto si pero el desarrollo del juego no tiene nada que ver, los dos de afuera a pie natural Muguruza y Marquelanz, el balón casi siempre sale jugado en largo golpeado por el portero Giralt, la salida de pelota de los dos centrales son golpeos muy en profundidad no hay cambios de orientación los dos laterales llegan muy poco tapados por los de delante, en zona de canalización Sangalli abusa de conducciones largas, Zubeldia participo poco tapado por Bengoa y solo Guridi con su calidad individual y Marquelanz sacaron alguna jugada hilvanada, vamos que las ocasiones de gol brillaron por su ausencia, y el juego del equipo en nada se parece al que emplea el primer equipo un error muy grande en un equipo de cantera y sin una filosofía de juego igual en los equipos de Juveniles, Tercera y Segunda B en mi opinión.
Pienso que ahora es un buen momento para que como dijo el Presidente hacerle el contrato indefinido a Eusebio Sacristan y con la baja del Director de Futbol el mister de la Seca se ponga manos a la obra con todos los técnicos del club para regenerar la política de captación y de cantera en la entidad, hablo del estilo de futbolistas acordes a una idea y filosofía de juego que no es ni mas ni menos que las combinaciones desde el portero al extremo izquierdo, ese futbol control que tanto le gusta al mister y que hay que imponer si o si desde los Juveniles, equipo de Tercera y equipo de Segunda b, para que los futbolistas lleguen al primer equipo con una idea y un estilo ya marcado, Eusebio ya ha demostrado con su idea de futbol control que se puede y para muestra el despliegue de buen futbol que esta haciendo esta temporada la Real Sociedad. A quien corresponda. En mi opinión.

Ver Post >
El duende de la Real
img
Alfredo Del Castillo | 24-03-2017 | 10:33| 0

Recuerdo como si fuera ayer cómo Xabi Prieto me hablaba de su afición al fútbol, de cómo de niño le gustaba jugar al fútbol como a cualquier pibe y de cuánto disfrutaba en los recreos jugando en el patio del colegio. Nunca imaginó que pudiera llegar a ser futbolista profesional, habida cuenta de que siempre había jugado en el Liceo Santo Tomás. En la etapa de juveniles se cruzó en su camino la Real Sociedad y no pudo decir que no. Dio un paso al frente y entró a formar parte del club. Allí se le presentaba la oportunidad de llegar a ser lo que siempre había soñado: un jugador en el equipo de su ciudad y de sus amores.

Xabi Prieto llegó a Zubieta en juveniles de primer año. Aquella temporada quien jugaba de medio derecho ofensivo era Zubiaurre, de ahí que los responsables de la cantera (comandados por Juan Mari Lasa) le comentaron la posibilidad de ir cedido al Hernani. Xabi, con su humildad por bandera, aceptó. La siguiente temporada llegó al equipo de División de Honor juvenil, desplazando al mencionado Zubiaurre al lateral. Xabi Prieto, como medio derecho, demostró una calidad técnica y un uno contra uno fantásticos. Se notaba que era un jugador diferente, con mucho talento. Aquel equipo lo entrenaba Roberto Olabe y los técnicos de captación de jóvenes valores acertaron de lleno, formando una generación de jugadores muy prometedores. Tanto que muchos de ellos jugaron en Primera y Segunda: Riesgo, Zubiaurre, Garrido, Larrea, Markel, Prieto, Izagirre, Ollora, Juan Domínguez, Xabi Prieto, Rivas…

En la temporada 2001-02, Xabi Prieto pasó al Sanse de Gonzalo Arkonada y Joxe Alkorta. En ocasiones, Arkonada aprovechaba para colocarlo en la media punta y el jugador no defraudaba. Es más, dio un rendimiento fantástico gracias a su calidad técnica. Su ciclo de crecimiento fue muy bueno y ya en los partidos del segundo equipo se veía que Prieto era un futbolista distinto, muy bueno. No iba tardar mucho en llegar  al primer equipo. Y así fue.

Su debut con el primer equipo tuvo lugar un 8 de septiembre de 2003 ante el Oviedo en partido de Copa. Aquella temporada jugó 11 encuentros, dos de ellos como titular. Y entre ellos, aquel fantástico partido en el Bernabéu, donde la Real Sociedad se impuso 4-1, con Prieto participando activamente en el triunfo con dos goles para enmarcar.

Xabi Prieto es ese futbolista que tuvo ofertas para salir, pero que siempre se sintió feliz en la Real Sociedad. Nunca tuvo esa ambición de ir a un grande: él únicamente quería ser feliz en casa, con aquel equipo al que animaba en Atotxa. Xabi consiguió reunir bajo una misma capitanía a un grupo de canteranos que se miraban en el espejo del líder que es, tanto en el vestuario como en el campo. Y eso que si algo distingue su carácter es la templanza, el sosiego, la tranquilidad y un saber estar extraordinario. Todo un ejemplo a seguir.

Como en cualquier deporte de grupo, cada futbolista tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Y además de su aportación personal, depende de su propio míster y sus compañeros que saque a relucir sus virtudes y que sus debilidades no afecten al buen rendimiento del equipo. Los aficionados de la Real Sociedad tienen la suerte de seguir disfrutando una temporada más de un futbolista diferente, con talento, pausa, calidad técnica, liderazgo y una pasión a unos colores sobradamente demostradas. En él, en Xabi Prieto, la Real sigue teniendo una temporada más a su Duende. Zorionak crack! Un abrazo de Canaiua.

Ver Post >
Lo difícil no es enseñar, lo difícil es que ellos aprendan
img
Alfredo Del Castillo | 21-03-2017 | 3:45| 0

En la Federación Guipuzcoana de Fútbol el Comité de Entrenadores, cuyo presidente es Javier Vallejo, está organizando una serie de charlas para todos los entrenadores de la formación y también para otros técnicos que somos como las farmacias; es decir, siempre de guardia y abiertos por si nos llama algún equipo y comenzar a trabajar en lo que nos gusta. Ha estado Paco Jémez, Roberto Olabe, Caparrós, Mauricio Pellegrino, Eusebio Sacristán, Juan Carlos Oliva, Mendilibar, Vicente del Bosque, Javi Gracia, Garitano… Ayer el destacado entrenador del Deportivo Alavés dio una muy interesante charla y me quedé con estas manifestaciones: “Lo difícil no es enseñar, lo difícil es que ellos aprendan”.

En este parón liguero por los partidos de las selecciones todos los entrenadores de la Liga Santander, por unas causas o por otras, tienen un tiempo de reflexión para lo bueno y para lo malo. Quieren corregir los errores cometidos e intentar mejorarlos para que, como consecuencia de ello, sus equipos mejoren en el rendimiento. También lo aprovecharán para hacer algún partido amistoso con la idea de que los menos habituales cojan minutos de competición. Sin más, esos partidos llamados amistosos que a veces son muy competitivos y vienen muy bien a los menos habituales.
Hace unas semanas hablaba con un amigo canario y muy futbolero y me decía que jugar bien a fútbol no es lo mismo que ganar. Puedes ganar siendo efectivo y no haber jugado bien. Sí, es verdad. También me dijo que habitualmente se gana cuando se es mas efectivo que el equipo rival. Sí, también es verdad. El fútbol es un deporte, un juego con una reglamentación fija. Sí, le comenté, pero no se pita lo mismo a la Real que al Madrid de Ronaldo o al Barsa de Messi y me dijo, tienes razón. Yo le comenté que es muy importante jugar con la idea, con la guía, con el plan que marcó el míster durante la semana antes de enfrentarse a su rival de turno o puede también que ese plan no sea de una semana sino un plan más fijo durante todo el campeonato. Y me comentó en plan chascarrillo de fútbol que hablamos todos en los guachinches canarios pero del verdadero fútbol saben muy pocos..

Al hilo de la charla que mantuvimos los dos, encuentro la primera frase jugar bien al fútbol no es lo mismo que ganar y me viene a la cabeza la U.D. Las Palmas de Quique Setién y Eder Sarabia. Un equipo que juega un fútbol de posesión y toque maravilloso. Vamos ese fútbol canario de al pie mi niño que los futbolistas lo disfrutan y se divierten como cuando jugaban en la calle con una pelota de papel o de goma. Pero, amigos, ese equipo que juega como los ángeles cuando la tienen, cuando no lo la tienen sufren mucho y trabajan poco en la recuperación y a balón detenido son muy frágiles y compiten muy mal muchos partidos. Por eso, en una Liga Santander tan exigente solo han ganado nueve partidos, han empatado ocho y han perdido 11 con cuarenta y cuatro goles a favor y la friolera de cuarenta y cinco  en contra, dejando muy claro que jugamos como nunca y perdimos o empatamos como siempre o casi siempre. A este equipo le falta equilibrio y sobre todo con un hombre gol con eficacia estaría peleando por Europa, seguro. Puedes ganar siendo efectivo y no jugando bien, y ahora pienso en el Real Madrid de Zidane. Un equipo de perlas, figuras, divos, con unos egos particulares fuera de lo común que no funcionan como equipo y que sus individualidades son tan potenciales que les hacen ganar partidos con sus aciertos de cara a la portería rival. Además, con el añadido de un lanzador en jugadas a balón parado extraordinario como Kross y un dominador del juego aéreo brutal y potente como lo es Sergio Ramos. Es decir, este Madrid no gana por juego colectivo y sí por sus individualidades, que también es futbol. Habitualmente se gana cuando se es mas efectivo que el equipo rival. Esa efectividad la tiene el Barça de Neymar, Messi y Luis Suárez. La tripleta más potente del mundo, en donde también los tres en mi opinión son los mejores del mundo en sus puestos. Pero que también juegan muy bien a fútbol y tienen en zona de canalización a Busquets, Iniesta y Rakitic o Denis Suárez o Andre Gomes o Rafinha, unos futbolistas por el gusto al juego de toque fantástico. Además, ese Barça ha hecho 81 goles en 28 jornadas y aún quedan 10 partidos por disputar y solo le han marcado 28, demostrando un equilibrio defensa-ataque brutal. En cuanto a goles marcados de todas las clases ellos, Messi, Suárez y Neymar, con 55 goles marcados han conseguido más goles que 18 equipos de la Liga Santander con todas sus plantillas. Solo se les acercan Sevilla y Atlético de Madrid con 52 goles a favor y, por arriba, el Real Madrid con 71 goles a favor con su BBC de lujo.

En cuanto a la Real Sociedad de Eusebio Sacristán en estos 28 partidos de liga más 6 de Copa del Rey ha quedado muy claro que desde que llegó a Donostia y con el tiempo necesario para desarrollar sus ideas futbolísticas que este equipo tiene un plan, tiene una guía, tiene una idea y tiene un estilo de juego muy definido impuesto por el míster de la Seca. No es otro que el más puro estilo que el desarrollo y que se perfeccionó en La Masía. Un buen trato al balón, la salida limpia desde zona de riesgo o máxima seguridad defensiva más organización y canalización en zona ancha del campo con tres jugadores muy importantes en el entramado táctico: Illarra, Prieto y Zurutuza. En zona de finalización, los llamados a marcar diferencias: Vela, Oyarzabal y Willian Jose. Este equipo juega muy bien a fútbol, pero a estas altura de la Liga y quedando 10 jornadas es el momento de no fallar y es el momento en donde cada partido es una final ya que todos pero todos se juegan algo, unos para no bajar y los otros por jugar una competición de premio: Europa. Hemos tenido la mala fortuna de perder a dos futbolistas en zona de finalización y máxima eficacia. Muchísimo tiempo a Agirretxe y Willian Jose. Pronto recuperamos a uno y es el momento de dar ese golpe sobre de la mesa y decir que lo ganado hasta ahora no es fruto de la casualidad sino de un equipo con una guía y un estilo muy definido que recupera a un futbolista en zona de máxima eficacia y va a por un puesto en Europa con todas las de la ley.

Ver Post >
Primera final
img
Alfredo Del Castillo | 19-03-2017 | 3:21| 0

La Real Sociedad llegaba a Mendizorroza con la vitola de equipo revelación de la presente temporada. Además de ser un conjunto muy contundente fuera de casa, con 8 victorias y 5 derrotas de los 13 partidos disputados, aterrizaba con un 3-0 favorable ante el Alavés en la primera vuelta. Aquel partido supuso el despegue de la Real en la presente campaña, consiguiendo cuatro victorias consecutivas ante el Alavés, Leganés, Atlético de Madrid y Sporting de Gijón. Gracias a aquella racha, la Real escaló hasta la quinta-sexta posición, puestos europeos que no ha abandonado desde la jornada 12.

Por su parte, a lo largo del presente campeonato, el conjunto de Mauricio Pellegrino ha destacado por su fortaleza y rocosidad defensiva, demostrando ser un equipo muy bien trabajado; una máquina casi perfecta, anulando a los equipos rivales y con un portero imbatible en muchos de los casos. Pero para este encuentro, el entrenador del glorioso tenía que inventarse una nueva defensa por las ausencias de Alexis y Feddal, con oportunidades para Vigary o Ely Rodrigo. Cabe destacar que en lo que va de campeonato liguero, este equipo en su feudo solo había perdido ante el Barcelona, el Real Madrid y el Espanyol.

El capitán Manu Garcia, canterano realista (qué merito tiene este futbolista y qué alegría siento viendo lo que ha conseguido con su perseverancia), señaló que la Real es uno de los conjuntos más en forma de la Liga Santander, “que siempre intenta tener la posesión del balón con jugadores muy top arriba y que está compitiendo y jugando fenomenal al fútbol”. Con estas afirmaciones queda claro que todos nuestros rivales nos conocen a la perfección.

Para este encuentro, el míster realista se encontró con las tres bajas sensibles de Illarra, Iñigo y Zurutuza; ausencias indiscutibles en estos momentos de campeonato. Y ante esta adversidad, la apuesta del entrenador fue sorprendente, con la entrada de Granero como pivote, Mikel González de central, Guridi en la media punta, con la aportación de Bautista como referente en el ataque. “Cantera al poder”, dirán unos; “alineación arriesgada”, dirán otros. Sin más; esto es fútbol.

Ambos equipos comenzaron el encuentro con mucha intensidad, con los babazorros intentando crear peligro por fuera, aprovechando la velocidad de Kiko y Theo; y una Real controlando el juego de posesión en su propio campo y defendiendo con mucho rigor y orden. Ante estos momentos de tanteo inicial, en el minuto seis del partido, en una gran jugada de Yuri, este se plantó solo ante Pacheco y su tiro se estrelló en el cuerpo del arquero extremeño. Tras esta llegada, la reacción del Alavés no se hizo esperar y en el minuto quince, tras un balón mal enviado por Mikel Gonzalez a Rulli, el brasileiro Deyverson se plantó solo ante el portero que tuvo que desviar la pelota con su mano derecha. En el minuto veintisiete, en una pérdida de balón de Granero, el medio derecho Oscar Romero se plantó solo ante Rulli y su tiro sin ángulo se estrelló en el cuerpo del portero realista. Sin duda, el Alavés llegó más entero a los minutos finales de la primera parte, ante una Real con poca presencia en el área de Pacheco.
Los blanquiazules solo se limitaron a tener el balón sin crear claras ocasiones y en estos casos, una pérdida del esférico hace que Deyverson, que llevaba tres meses y medio sin ver portería, solo tenga que empujar la pelota al fondo de la red. Un gol que llegó en el minuto 43, sin tiempo de reacción antes del descanso.

Nada más comenzar la segunda parte, el punta Deyverson y el portero Rulli iniciaron su particular duelo, ya que, dos remates de cabeza del ariete fueron desviados magistralmente a córner y al poste respectivamente. Pero los de Eusebio sufrieron un contratiempo brutal: en el minuto 66 Granero vio la segunda amarilla por un “pistinazo” y tuvo que abandonar el terreno de juego. A pesar de jugar con un efectivo menos, los donostiarras tuvieron el cincuenta y ocho por ciento de la posesión del balón, pero estuvieron muy negados de cara portería.

Amigos, lectores, ninguno de los equipos que pelea por la Europa League ganó en esta jornada y todos continúan en un pañuelo. El Villarreal, la Real Sociedad, el Athletic, el Eibar y el Espanyol no lograron ganar en sus respectivos encuentros.

Esta semana de parón se hablará mucho de la toma de decisiones del míster al confeccionar el equipo que saltó en Mendizorrotza. En las tertulias de radio y televisión lo que vale es la polémica, el debate, el barullo, el lio… sí, eso es lo que vende.
Eusebio es un entrenador de gustos. Le gusta o no le gusta un futbolista; cuenta o no cuenta con él. Ahí tenemos los contrastes y sus reacciones ante casos como el de Aritz (al que llamamos todos “el nuevo Puyol”), David Concha, Zaldua, Odriozola, Navas, Mikel Gonzalez, Hector, Yuri, Pardo, Markel, Gaztañaga, etc. si no son de su estilo o filosofía, no se cuenta con ellos. Toño y Bardaji (sin minutos) son los porteros de los entrenamientos; Granero y Canales son el doce y el trece jugador del equipo; Bautista ahora sí, ahora no; Juanmi juega en un sitio que no es el suyo y se nota en su rendimiento, aunque aporta gol (que no es poco).

Con todo esto, en estos momentos tenemos un equipo que lleva tanto tiempo compitiendo con los mismos futbolistas y con un rendimiento tan exigente, que se está debilitando físicamente. Si los menos habituales están sin ritmo de competición por su poca participación, sucede lo que sucede: la Real se convierte en un equipo frágil, con los jugadores encargados de canalizar y organizar con bajón físico y con las bajas de los delanteros Willian José e Imanol Agirretxe.

En mi opinión, a esto hay que añadir la mala gestión de las convocatorias de los menos habituales, ya que, algunos no van nunca y otros muy poco. Eso se ha convertido en un problema añadido, en un vestuario que se puede sentir muy engañado por lo que se dice y no se hace.

Desde ayer el equipo está descansando y hay que reactivar a una plantilla que ha bajado su rendimiento de forma alarmante. Hay tiempo y mimbres para mejorar y conseguir objetivos. “Algo nos está faltando últimamente y no sabemos lo que es”, manifestaba el entrenador de la Seca. “Por ahí pueden ir los tiros”, afirmo yo. Si el míster lee este post, tal vez le haya aportado una pista como entrenador.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor