Diario Vasco
img
Categoría: Fútbol
Lo difícil no es enseñar, lo difícil es que ellos aprendan

En la Federación Guipuzcoana de Fútbol el Comité de Entrenadores, cuyo presidente es Javier Vallejo, está organizando una serie de charlas para todos los entrenadores de la formación y también para otros técnicos que somos como las farmacias; es decir, siempre de guardia y abiertos por si nos llama algún equipo y comenzar a trabajar en lo que nos gusta. Ha estado Paco Jémez, Roberto Olabe, Caparrós, Mauricio Pellegrino, Eusebio Sacristán, Juan Carlos Oliva, Mendilibar, Vicente del Bosque, Javi Gracia, Garitano… Ayer el destacado entrenador del Deportivo Alavés dio una muy interesante charla y me quedé con estas manifestaciones: “Lo difícil no es enseñar, lo difícil es que ellos aprendan”.

En este parón liguero por los partidos de las selecciones todos los entrenadores de la Liga Santander, por unas causas o por otras, tienen un tiempo de reflexión para lo bueno y para lo malo. Quieren corregir los errores cometidos e intentar mejorarlos para que, como consecuencia de ello, sus equipos mejoren en el rendimiento. También lo aprovecharán para hacer algún partido amistoso con la idea de que los menos habituales cojan minutos de competición. Sin más, esos partidos llamados amistosos que a veces son muy competitivos y vienen muy bien a los menos habituales.
Hace unas semanas hablaba con un amigo canario y muy futbolero y me decía que jugar bien a fútbol no es lo mismo que ganar. Puedes ganar siendo efectivo y no haber jugado bien. Sí, es verdad. También me dijo que habitualmente se gana cuando se es mas efectivo que el equipo rival. Sí, también es verdad. El fútbol es un deporte, un juego con una reglamentación fija. Sí, le comenté, pero no se pita lo mismo a la Real que al Madrid de Ronaldo o al Barsa de Messi y me dijo, tienes razón. Yo le comenté que es muy importante jugar con la idea, con la guía, con el plan que marcó el míster durante la semana antes de enfrentarse a su rival de turno o puede también que ese plan no sea de una semana sino un plan más fijo durante todo el campeonato. Y me comentó en plan chascarrillo de fútbol que hablamos todos en los guachinches canarios pero del verdadero fútbol saben muy pocos..

Al hilo de la charla que mantuvimos los dos, encuentro la primera frase jugar bien al fútbol no es lo mismo que ganar y me viene a la cabeza la U.D. Las Palmas de Quique Setién y Eder Sarabia. Un equipo que juega un fútbol de posesión y toque maravilloso. Vamos ese fútbol canario de al pie mi niño que los futbolistas lo disfrutan y se divierten como cuando jugaban en la calle con una pelota de papel o de goma. Pero, amigos, ese equipo que juega como los ángeles cuando la tienen, cuando no lo la tienen sufren mucho y trabajan poco en la recuperación y a balón detenido son muy frágiles y compiten muy mal muchos partidos. Por eso, en una Liga Santander tan exigente solo han ganado nueve partidos, han empatado ocho y han perdido 11 con cuarenta y cuatro goles a favor y la friolera de cuarenta y cinco  en contra, dejando muy claro que jugamos como nunca y perdimos o empatamos como siempre o casi siempre. A este equipo le falta equilibrio y sobre todo con un hombre gol con eficacia estaría peleando por Europa, seguro. Puedes ganar siendo efectivo y no jugando bien, y ahora pienso en el Real Madrid de Zidane. Un equipo de perlas, figuras, divos, con unos egos particulares fuera de lo común que no funcionan como equipo y que sus individualidades son tan potenciales que les hacen ganar partidos con sus aciertos de cara a la portería rival. Además, con el añadido de un lanzador en jugadas a balón parado extraordinario como Kross y un dominador del juego aéreo brutal y potente como lo es Sergio Ramos. Es decir, este Madrid no gana por juego colectivo y sí por sus individualidades, que también es futbol. Habitualmente se gana cuando se es mas efectivo que el equipo rival. Esa efectividad la tiene el Barça de Neymar, Messi y Luis Suárez. La tripleta más potente del mundo, en donde también los tres en mi opinión son los mejores del mundo en sus puestos. Pero que también juegan muy bien a fútbol y tienen en zona de canalización a Busquets, Iniesta y Rakitic o Denis Suárez o Andre Gomes o Rafinha, unos futbolistas por el gusto al juego de toque fantástico. Además, ese Barça ha hecho 81 goles en 28 jornadas y aún quedan 10 partidos por disputar y solo le han marcado 28, demostrando un equilibrio defensa-ataque brutal. En cuanto a goles marcados de todas las clases ellos, Messi, Suárez y Neymar, con 55 goles marcados han conseguido más goles que 18 equipos de la Liga Santander con todas sus plantillas. Solo se les acercan Sevilla y Atlético de Madrid con 52 goles a favor y, por arriba, el Real Madrid con 71 goles a favor con su BBC de lujo.

En cuanto a la Real Sociedad de Eusebio Sacristán en estos 28 partidos de liga más 6 de Copa del Rey ha quedado muy claro que desde que llegó a Donostia y con el tiempo necesario para desarrollar sus ideas futbolísticas que este equipo tiene un plan, tiene una guía, tiene una idea y tiene un estilo de juego muy definido impuesto por el míster de la Seca. No es otro que el más puro estilo que el desarrollo y que se perfeccionó en La Masía. Un buen trato al balón, la salida limpia desde zona de riesgo o máxima seguridad defensiva más organización y canalización en zona ancha del campo con tres jugadores muy importantes en el entramado táctico: Illarra, Prieto y Zurutuza. En zona de finalización, los llamados a marcar diferencias: Vela, Oyarzabal y Willian Jose. Este equipo juega muy bien a fútbol, pero a estas altura de la Liga y quedando 10 jornadas es el momento de no fallar y es el momento en donde cada partido es una final ya que todos pero todos se juegan algo, unos para no bajar y los otros por jugar una competición de premio: Europa. Hemos tenido la mala fortuna de perder a dos futbolistas en zona de finalización y máxima eficacia. Muchísimo tiempo a Agirretxe y Willian Jose. Pronto recuperamos a uno y es el momento de dar ese golpe sobre de la mesa y decir que lo ganado hasta ahora no es fruto de la casualidad sino de un equipo con una guía y un estilo muy definido que recupera a un futbolista en zona de máxima eficacia y va a por un puesto en Europa con todas las de la ley.

Ver Post >
El niño de las pastillas de goma

Recuerdo con mucho cariño los entrenamientos de la S.D. Beasain en segunda B con Perico Alonso y con Carla Larburu de preparador fisico. Eran las temporadas 93-94 y la temporada 94-95 con un play off de ascenso ante Valencia B, Almería y Racing de Ferrol. Los sábados que teníamos tareas de entreno por las mañanas siempre venían con su padre tres niños que les encantaba el balompié. Mikel, Xabi y Jon se montaban en el verde de Loinaz  sus juegos con un balón Trusco Unico. Por ejemplo, un rondo de tres.  Siempre al medio el más pequeño, Jon.  Le vacilaban de lo lindo con el cabreo monumental del más pequeño. Después ponían los muñecos y a tirar faltas sobre la barrera. Xabi de 12 golpeos colocaba sobre  los muñecos 10 mínimo con una habilidad brutal.Los domingos de partido eran los días de repartir las gominolas.  Qué locurita con las pastillitas de goma. Estaban los tres y mi hija Yurena.

En su evolución como futbolistas, los dos mayores jugaron en el Antiguoko. De ahí Mikel se fue al Athletic, que también intentó llevarse a Xabi, pero también aparecieron el Barça y el Real Madrid (con Del Bosque como Director de formación). Se lo rifaban. Pero amigos, el padre de esos niños es un ex jugador de la Real y quiere que sus hijos jueguen en el equipo de sus amores. Consiguió la vuelta de Mikel desde el Botxo y que Xabi jugase en la Real Sociedad. Perico Alonso firmó por el Eibar en la temporada 95-96 y los sábados y días de no colegio los mismos niños siguen a su padre hasta Ipurua. En los entrenamientos son los que calentaban a los porteros con sus disparos desde varias distancias, es decir futboleros desde la cuna hasta la primera División.

Xabi Alonso hace una revalida muy importante en fútbol. Se va a la S.D. Eibar con un grande en el fútbol: mi amigo y gran profesional Blas Ziarreta, entrenador que le encanta el rigor táctico y el apretar a los futbolistas para sacarles el máximo rendimiento. En este periodo corto pero intenso el crecimiento como jugador más maduro es fantástico. En la Real después de momentos convulsos con entrenadores llega J.B, y recupera a todos los canteranos que están en régimen de cesión y aquí comienza la magia del mejor mediocentro defensivo del fútbol en mi opinión: el gran Xabi Alonso.

En la temporada 02-03 con Denoueix, Jesús Zamora más Julen Masach, la Real Sociedad quedando segunda y estando a punto de ser otra vez campeones forma un tándem en el medio campo con Mikel Aranburu. Fantástico. Pero amigos los de alrededor eran Karpin, De Pedro, Nihat, Kovacevic… . Desde ahí se convierte en el jefe de maquinas de Rafael Benitez que se lo lleva al Liverpool en el 2004. En el 2005 gana la Champions al Milan de Ancelotti al que derrotan en la tanda de penaltis. Florentino, que lo pudo firmar siendo jugador de la Real, lo ficha por más sevillanitas en el 2009 en su regreso a la presidencia del equipo merengue y con el portugués Jose Mourinho en la ciudad deportiva de Valdebebas se convierte en el director de orquesta del equipo siendo una extensión en el verde del entrenador.

En su fantástica carrera deportiva ganó la Copa del Rey en el 2011 al Barça en la mejor campaña de su historia futbolística. En el 2012 celebró su segunda Eurocopa, ganó la Liga de los récords con el equipo merengue (100 puntos y 121 goles) al mejor equipo del mundo ,el Barça de Pep Guardiola. Ttambién fue elegido el mejor mediocentro de la Liga U.E.F.A. y seleccionado en el mejor once de la Eurocopa de ese año.

Después Guardiola le llamó para jugar en el Bayern y en esta Bundesliga lleva ganados dos campeonatos y va camino de la tercera más una Copa.

Le he leído en varias manifestaciones que comentaba que nunca pensó que como futbolista tendría una carrera deportiva tan grande. Es decir tiene muy presente los 114 partidos jugados con el combinado nacional con 16 goles marcados. Con conquisto un mundial en 2010 ademas de las Eurocopas de 2008 y 2010, que le quiten lo bailado al niño que le encantaban las pastillitas de goma. Zorionak a un Crack muy grande.

Ver Post >
Hubo que esperar 20 años

La Real Sociedad no comenzaba una eliminatoria de Copa Del Rey a dos encuentros ganando un partido de ida como conjunto visitante desde la temporada 1997, en la que ganó por cero goles a dos al Burgos en el campo de El Plantío de la ciudad castellana.

Eusebio Sacristán apostó desde el inicio por su equipo más titular con solo dos cambios. El primero en la zona de canalización y preparación, dejando la técnica y la pausa más el talento de Xabi Prieto por la llegada y conducción del cántabro Canales.  El cántabro está un poco verde después de la lesón, pero que debe coger minutos y más ritmo de competición. El segundo fue en la línea de tres. Dejó fuera y dio descanso a la calidad al talento de Oyarzabal y apostó por la velocidad y polivalencia del boquerón Juanmi, que marcó dos goles y pide minutos. Fue valiente el equipo de Paco Herrera, ya que no se escondió y jugó con ambición y con descaro al ataque desde el pitido inicial del canario Hernández Hernández. Pero amigos, si ante un equipo de mucho nivel y un gran momento de juego cometes defensivamente  errores de bulto … se paga con tres goles en tu contra, como al final fue.

La Real salió con casi todo su arsenal y a por todas. En la primera ocasión que tuvo inauguró el marcador tras un saque de esquina que sacó Canales y remató con poderío y acierto el defensa que más goles lleva, Iñigo Martínez. Los del Pisuerga, lejos de atrincherarse y acusar ese gol muy tempranero, realizaron una presión en toda la zona ancha del campo que les hacía recuperar el balón y con pases largos a las espaldas de la defensa rival pusieron en jaque al equipo donostiarra. Además, por el acoso que sufrían a los futbolistas de Eusebio les fue muy difícil circular el balón con criterio y la continuidad en el juego fue muy discontinua. Con esta presión y acoso en el minuto 14 una internada de Mata la freno Rulli tirándose a los pies del delantero. Penalti. Al ir el portero realista a por el balón y no a por el jugador sólo fue pena máxima y no expulsión. El  mismo jugador lanzó desde el punto fatídico y empató el encuentro a un gol. Desde aquí se llegó al descanso con tablas en el electrónico.

Los jugadores de la Real celebran uno de los goles que marcaron en el Nuevo Zorrilla. / EFE

El segundo acto comenzó con un Valladolid que intentó con muchas ganas y muchos bríos llegar a la portería de Rulli mientras los jugadores de Eusebio estaban más relajados, más conservadores y muchas veces displicentes esperando un error del equipo adversario. Ese fallo llegó de las botas del joven Anuar. La aprovecharon con una eficacia letal Illarramendi y Juanmi, que de gran remate puso a los visitantes arriba en el marcador. Este gol fue una losa muy pesada de levantar para los de Paco Herrera, que en otro fallo de marca a un gran centro de Carlos Martínez volvió a aprovechar el delantero malagueño para marcar de cabeza en boca de gol ante la pasividad y mirada de los defensores locales.

Para que no faltará de nada fue un partido donde los jueces de banda no estuvieron nada finos con los banderines al aire y el pinganillo avisando al arbitro, ya que fallaron en varios fueras de juego con gol que no subieron al marcador. Sin más, fútbol.

Las intenciones del míster Eusebio son claras al jugar con un equipo muy titular y diciendo que ya está bien de milongas y que esta temporada van con todas las de la ley a por la Copa del Rey. El conjunto de Pucela dejó clarito que su liga es la 123 dejando la Copa del Rey para otra ocasión. Aunque hay que jugar el partido de Anoeta, la Real ya tiene muchos pies en la siguiente ronda. Sobre todo, por su eficacia total cara a portería rival.

Ver Post >
Infinitamente superiores

Desde que comenzó a rodar el balón en el césped de Anoeta, en todo momento y en todas las facetas del juego la Real Sociedad supo a las mil maravillas cuál era la fórmula para poder contrarrestar el juego de un equipo muy top. El conjunto de Eusebio Sacristán realizó un partido extraordinario en el aspecto táctico, es decir, marcó mucho mejor los tiempos que tuvo el partido, siempre replegó a tiempo, salió a la contra con un Carlitos Vela estelar que destrozó la línea de cuatro azulgrana y el trivote de medio campo Illarra, Prieto y Zurutuza se merendó a los futbolistas internacionales Busquets, Rakitic y André Gomes en ganas, deseos, pelea, trabajo y el añadido de una motivación extra. Además, la línea de cuatro de atrás dejó al mejor tridente del mundo sin poder de reacción y los tres delanteros realistas siempre fueron superiores a los cuatro defensas catalanes.

No hay excusas, no hay tu tías. El Barça saltó al campo con su equipo más titular, no faltó nadie, fue el mejor Barsa posible y quedó demostrado en el rectángulo de juego que el nivel y el estado de forma de los futbolistas entrenados por Eusebio es muchísimo mejor que el de los entrenados por el asturiano Luis Enrique, ya que la Real Sociedad en el cómputo general del encuentro fue infinitamente superior a los culés. A su mister en rueda de prensa no le quedó más remedio que hacer las siguientes manifestaciones: “Es la primera vez que veo a mi equipo siendo inferior en un partido de fútbol”. Fue tan grande el baile de los txuri urdin que el mismísimo capitán Pique declaró al final del partido: “Es muy difícil ganar la liga con esta actitud “.

En el primer acto del encuentro quedó demostrado que por muy bueno que seas como futbolista en esta Liga Santander no se puede jugar andando y viendo pasar a los contrarios sin un acoso o sin una entrada a tiempo.Hubo  un equipo que jugó con un ritmo alto de competición y un saber estar sobre del terreno de juego magnífico, no dando respiro al conjunto rival y realizando un primer acto de partido para enmarcar. Los jugadores del conjunto blaugrana casi ni pisaron él área rival.

En el segundo tiempo del encuentro aún empeoró más la imagen del equipo catalán,  ya que si no es por la calidad individual de Neymar y la eficacia de Messi en el minuto 54  se les hubiera escapado el partido. El gol del empate llegó tras una conducción con regates del brasileño entrando en él área de penalti, dando un pase milimétrico al argentino para que éste de un trallazo raso y seco alojase el balón en las redes de la portería defendida por Rulli y a pesar de que tres jugadores realistas  -Iñigo, Illarra y Yuri- se dejaron todo por impedir dicho remate y se fueron al suelo para tratar de evitarlo. Esta fantástica jugada y un tiro de falta frontal de Neymar fue el bagaje ofensivo del cuadro visitante. Fueron diez minutos en los que se vio algo del mejor Barça.

Busquets comete falta sobre Vela. El mexicano fue una pesadilla para la defensa azulgrana. / EFE

Pero lo mejor estaba por llegar. Ese gol de la igualada enrabietó a una Real mucho más ambiciosa y con un Carlos Vela que asumió su responsabilidad. Cada ataque del conjunto local era un verdadero martirio para la defensa rival que veía como una y otra vez los jugadores donostiarras desbordaban por los cinco pasillos del terreno de juego, es decir, tres interiores y dos exteriores. Si no es por la falta de efectividad de cara al marco adversario -además de los postes- y el poco acierto del juez de banda al anular un gol legal del boquerón Juanmi, este Barça hubiera salido derrotado con toda justicia del campo de Anoeta.

El míster de La Seca realizó los tres cambios en los minuto 71,74 y 84 y en mi opinión todo no fue perfecto. Si no hay lesión o cansancio de por medio, no me gustaron los cambios de Xabi Prieto y Willian José. En esos momentos del encuentro eran dos futbolistas que estaban realizando un gran partido, con gran aportación en el aspecto defensivo ofensivo y sí vi más cansado a Oyarzabal. El empate fue un mal menor para una Real Sociedad infinitamente superior, es decir, no ganó el mejor. Sin más, fútbol.

 

Ver Post >
Un partido para no perderse

La Real Sociedad llega al encuentro ante los azulgranas del Barça después de la exhibición del pasado domingo en El Molinón. La firmeza del equipo más el despliegue de juego realizado por los de Eusebio Sacristán no provoca ningún problema al míster de La Seca. Si desde este momento al día del encuentro no surge ningún contratiempo, que Dios no lo quiera, lo que está funcionando con la precisión de un gran reloj suizo no se toca.

Por el otro lado, un equipo tocado en el orgullo está sin tiempo para pensar en el último varapalo en su estadio ante el Málaga de Juande Ramos y prepara con mucho esmero y prudencia dos partidos a cara de perro: el primero ante el mítico Celtic en Champions y después ante la Real Sociedad en la Liga Santander, con el añadido que este Barça no gana en Anoeta desde la temporada 06- 07 por cero goles a dos, más concretamente el día 5-5-07.

El equipo entrenado actualmente por Luis Enrique ha cambiado el modelo que perfeccionó Pep Guardiola. El asturiano le ha dado su sello con más variantes ofensivas y defensivas, ya que antes el éxito estaba en el triángulo de medio campo con tres geniales futbolistas que eran Xabi, Iniesta y el pivote Busquet con el famoso juego de continuidad y posesión, es decir, el llamado Tiki- Taka, ese juego que maravilló a todo el planeta fútbol y que dio pie para que muchos entrenadores se acercaran a La Masía a ver trabajar la metodología de todas sus categorías. Pero ahora a ese juego hay que añadir uno a veces más vertical y más rápido, donde el contraataque también está muy presente aparte de un tridente ofensivo que, en mi opinión, es el mejor del mundo: Messi, Luis Suárez y Neymar.

Amigos, en este fútbol actual en donde la pasión por ganar es palabra de ley, el valor de los entrenadores se resume en una frase muy sencillita: “Vales en función de los partidos que ganes” y el míster local va como un tiro y el míster visitante un poco más rezagado. Sin más, fútbol.

Sera un partido fantástico para ver en el aspecto táctico, ya que Eusebio y Luis Enrique se conocen a las mil maravillas con metodologías de trabajo muy similares. Dejamos estas preguntas en el aire: ¿La Real realizará una presión y acoso a la salida del balón desde atrás del cuatro azulgrana más taponar al medio centro Busquets? ¿Qué equipo ganará la batalla del medio campo en zona de organización y canalización? ¿ Illarra, Prieto, Zuru o Busquet, Rakitic, Denis Suárez? ¿Taparemos bien las subidas de Jordi Alba y Sergi Roberto con Vela y con Oyarzabal? ¿Sorprenderemos con nuestros dos laterales en un estado de forma brutal como lo están Yuri y Carlos Martínez? ¿Nuestra línea de cuatro será capaz de parar al mejor trivote  ofensivo del mundo: Messi, Luis Suárez y Neymar? ¿Serán determinante con sus internenciones Ter Stegen y Rulli?  Para ver todo esto el domingo sin falta a Anoeta y los que no entren a la tele, ya que será un duelo de Champions. Sigan disfrutando de un equipo en un estado de forma y juego extraordinario.

 

Ver Post >
Una Real imperial

No le quedaba otra al Sporting que ganar sí o si después de no haberlo conseguido en los anteriores ocho partidos de liga. Llegaba a su campo talismán un equipo en estado de gracia y con el mejor arranque de los últimos catorce años. Se trataba del conjunto más en forma en este momento y  que había conseguido la friolera de doce puntos de los últimos quince posibles. Esto ponía en guardia a los entrenados por Abelardo.

Pero amigos, esta Real no está para bromas ni para regalar nada y comenzó a jugar con un fútbol combinativo y de alta escuela dirigida por los profesores de turno. Illarra ofreció salida de balón en corto y a veces en largo delante de los centrales, Xabi Prieto, en un estado de forma brutal, realizó un doctorado universitario:  qué pausa, qué pases, qué gozada verle jugar a fútbol con esa magia que el posee y Zurutuza poniendo pausa y poniendo esa chispa y ese contagio a los de alrededor con sus deseos de robar lo antes posible para después disfrutar con en balón en poder de su equipo. Ante esta avalancha de juego en zonas de canalización, salen como escopetas dos laterales como Yuri y Carlos Martínez, que fueron muy criticados por su rendimiento allá por el mes de septiembre y hoy son fundamentales en el entramado ofensivo-defensivo de este equipo. En el primer acto participó poco Willian José, Oyarzabal no encontró sitio y Carlitos Vela fue una piedra en un zapato para las defensas rivales. Ante este despliegue de juego, al Sporting sólo le quedaba esperar que no le marcasen muchos goles. El primero llegó tras un despegue, vuelo y contacto de un Iñigo Martínez imperial.El balón se le escurrió de las manos al portero Cuéllar y de sutil vaselina lo alojó en las redes el listo en el rechace, Xabi Prieto. También hay que decir que hubo momentos en los que el equipo se recreó con muchos pasecitos hasta el borde del área rival, muestra de una superioridad insultante. Lo hizo hasta que llegaron esos cinco minutos tontitos en donde el conjunto local empató tras un desajuste defensivo provocado por Carlos, Illarra y un pasivo Navas en la entrada al lanzador asturiano. Así nos fuimos a vestuarios, con una Real imperial y un Sporting muy muy blandito en todas sus líneas.

Once titular de la Real Sociedad que se enfrentó al Sporting de Gijón. T Calvo

En el segundo acto salió una Real con un poderío descomunal que siguió apostando por un estilo de juego combinativo, de continuidad. Destacaron las llegadas  por banda de dos puñales como Carlos por el costado derecho y un emperador Yuri -en un estado de forma espectacular -por el costado izquierdo, es decir, que si en el juego por dentro lo bordamos, por afuera fuimos letales. En ese costado izquierdo se generó la jugada del segundo gol, con un último pase de Yuri que David Zurutuza en plan delantero centro con una anticipación ante el defensa rival marcó un gol de alta escuela. Suponía una ventaja sólida en el marcador para un equipo que estaba cuajando un gran encuentro y una gran tarde de fútbol, aunque lo mejor del partido estaba por llegar. Para que no faltará de nada, en una pelota parada a treinta metros del arco del portero local Iñigo Martínez la colocó con una precisión milimetrica. Fue un golpeo fantástico que lo firman hoy los Messi, Cristiano, López Ufarte, De Pedro o el mismísimo Maradona. Mandó el balón a la misma cruceta y dando en el poste izquierdo se coló en la portería como un verdadero obús. ¡Qué golazo, mamá mía! A partir de ahí, el pescado estaba ya todo vendido y llegaron los hombres de refresco: Juanmi, Concha y Canales. El desarrollo del juego fue el mismo y si algunos de estos jugadores hubiera estado acertado en los últimos díez metros el resultado hubiera sido escandaloso a favor de un equipo que está bordando y trenzando un gran fútbol.

Los jugadores de la Real celebran el gol de Iñigo Martínez al Sporting. / T. CALVO

El próximo rival, el Barça de Luis Enrique,  está un poco temeroso en pensar cuál es su próximo contrincante. Otra tarde de llenazo histórico en Anoeta para ver al mejor equipo del mundo y el equipo más en forma en estos momentos en la Liga Santander, la Real Sociedad de San Sebastián. Disfruten amigos, sigan disfrutando de estos momentos.

 

Ver Post >

Otros Blogs de Autor