Diario Vasco
img
Categoría: Fútbol
Efectividad, ambición y potencial de banquillo

Tras el parón por partidos internacionales de las selecciones vuelve La Liga y lo hace con un mes de septiembre muy calentito y cargadito entre Liga y Europa Legue ya que la Real Sociedad tendrá que jugar la friolera de seis partidos en este mes mas uno el 1 de octubre contra el Betis de Quique Setién

La Real Sociedad saltó al terreno de Riazor muy enchufada y sobre todo muy efectiva ya que los dos tiros a portería los convirtió en dos goles para el minuto cuatro del encuentro, el primero en la pillería de Odriozola sacando una falta rápido sobre Prieto para que este le devolviera el balón en pared, pero este lo olvida y en un pase milimétrico viendo la diagonal de Juanmi en el límite de la ley de un acrobático derechazo lo coló en la portería de un sorprendido Tyton. Más tarde en un córner desde el costado derecho del portero local un balón mal despejado al medio, Illarra al borde del área de un zambombazo espectacular lo aloja en las redes deportivistas.

Con la renta de dos goles de ventaja el equipo se vuelve conservador y poco a poco el conjunto de Pepe Mel nos va comiendo terreno adelantando sus dos líneas de a cuatro y en el minuto 27 en un balón no presionado, el central derecho Schar lanza un balón en diagonal a la espalda de Odriozola y un Adrián que se estira en el desmarque hace un gran gol con un sutil golpeo junto al poste izquierdo de Rulli. Nos entra el miedo en el cuerpo y sufrimos más de la cuenta hasta el pitido final de la primera mitad de partido. Ya no se veía esa Real Sociedad que con la continuidad en el juego y la posesión del balón te hace correr y desgastar al contrario.

La segunda parte arrancó con un Deportivo que jugó con la misma intensidad que en los últimos veinte minutos de partido del primer periodo y en el minuto 50 explotó el graderío con un balón que se defiende mal entre Illarra y Kevin (los dos muy blandos) al dejar centrar a Juanfran y éste con la zurda cuelga un balón al corazón del área y le ganan en el salto a Odriozola. Andone a la espalda de Aritz fusila a Rulli. Rugía Riazor y los jugadores de Eusebio no se creían lo que estaba pasando. Fue desde este momento cuando el míster ve que hay que tener mas el balón y sacrifica a un Juanmi goleador y profundo por un jugador más de tocar y conservar el balón como lo es Canales. A partir de ahí el equipo realista vuelve a tomar las riendas del encuentro con un Vela que con cada balón hace un daño brutal en las defensas rivales y un Llorente (sustituyendo al lesionado Iñigo) que a balón parado es un peligro inminente.

Y así llegó en el minuto 83 un saque de esquina muy mal defendido por parte local. Error de Adrián y Llorente consigue el tercero. Este gol fue hielo puro y duro para los de Pepe Mel que minutos más tarde vieron cómo Illarramendi entraba como Pedro por su casa y de un zurdazo colocó en el marcador el cuarto gol.

De los 68 partidos que ha jugado la Real con Eusebio de entrenador ha conseguido 102 goles siendo Agirretxe el primer goleador e Illarramendi el último. Es decir, dos canteranos. Pero es que además ésta Real esta copiando a la de la temporada 81-82 con tres victorias consecutivas al inicio del campeonato que son palabras mayores.

Amigos hay aún trabajo y éste comienza por defender mejor por los dos costados ya que tenemos muy buenos laterales ofensivos pero hay trabajo defensivo que mejorar, aunque también es verdad que la corrección de errores con nueve puntos de nueve es mucho mas fácil ya que estamos coliderando junto al Barsa y esperamos deseosos al Rosenborg en la Europa Legue y al Real Madrid en la Liga Santander.

Qué gozadera ya que pocos equipos hoy por hoy pueden cambiar el marcador después de igualarle a dos goles y dejar claro que los cambios del míster rival fueron en balde ya que se vio una Real dominante y ambiciosa que encontró puerta con suma facilidad por el talento que atesoran sus jugadores.

Ver Post >
Locurita de mercado

Se bajó la persiana, se cerró el mercado y la Real Sociedad fue un mero espectador de la locurita desatada desde tierras francesas porque el P.S.G., que fue un activo comprador en su objetivo de competir con los grandes de Europa, saltó por los aires la banca al gastar la friolera de 222 millones de euros por Neymar, tal y como hizo cuando se llevó a nuestro mejor lateral zurdo, Yuri Berchiche.

En nuestra Real Sociedad de momento con el míster Eusebio Sacristán, cada vez más fuerte y con más mando en plaza, han caído como agua de mayo estos dos triunfos consecutivos en la Liga Santander que te dan un subidón y una confianza fantástica para seguir compitiendo. Ya saben lo de partido a partido, pero es que hemos derrotado a dos rivales europeos como lo son el Celta de Unzué, derrotado en Balaídos y el Villarreal de Escriba, que fue bailado en una primera parte espectacular en Anoeta en la que cayeron 3 goles.

Ahora el reto es continuar sumando puntos en la competición doméstica y después clasificarse entre los dos primeros de grupo de la Liga Europa League para pasar ronda ante rivales difíciles como lo son el Zenit y el Rosenborg y, de menor rango aunque sin confianzas, el Vadar, para después centrarnos en la Copa del Rey.

Si analizamos como ha variado la plantilla de futbolistas desde la temporada 16-17 a la 17-18, con altas y bajas y por líneas en la portería, apreciamos que seguimos con tres porteros es decir; Rulli, portero que nos mete el miedo en el cuerpo cada verano con la clásica cantinela «me voy me quedo»; Toño Ramírez que por lo visto no es un portero competidor sino un portero que está ‘por si ocurre algo’ (esto lo digo por su nula participación en la temporada anterior) y, por detrás estarían Sisniega o Zubiaurre como eternas promesas.

Además de la baja de Bardaji, que se fue al Huesca, en la línea de cuatro defensas, con las bajas de Zaldua, Mikel, Babic, Yuri, Hector, la vuelta de sesión de De la Bella y el fichaje de Llorente, nos quedamos con seis futbolistas, dos para cada puesto. Es decir, Carlos Martínez, Odriozola, Navas, Aritz, Llorente, Iñigo, De la Bella y Kevin, y con un ojo puesto en Gorosabel Ujia, Ugarte y Arrieta. En el medio centro el único titular es Illarramendi, a la espera Zubeldia, Pardo y un emergente Guevara, que pide minutos a todo trapo, por delante los dos medios Prieto y Zurutuza y a la espera Canales y Guridi. En esa zona también pueden participar Januzaj, flamante fichaje anunciado a bombo y platillo, u Oyarzabal.

Por buscar minutos y más protagonismo se han tenido que marchar Gazta, Markel y Granero. En la línea de tres arriba del todo tenemos a la derecha a Vela o Januzaj, en el medio Bautista, Agirretxe y Willian Jose y en el otro costado a Juanmi y Oyarzabal. Ante semejante potencial se han tenido que ir Hervias, Alain y Concha. Además, por el mes de enero perderemos también a un extraordinario jugador, Carlitos Vela.

Resumiendo, hemos firmado a dos futbolistas de cesión, hemos traído a otro jugador y en lo referente a bajas, se han marchado porque no eran del gusto del míster, 12 jugadores, alguno de ellos capitanes. En el último momento se ha firmado por Agustín Davila, un punta uruguayo para el Sanse que ya probó en el Liverpool pero que no cuajó. Abu Diarra se ha marchado al Sestao que entrena Turrillas.

Este año el mercado de fichajes en España sufrió un importante cambio ya que no se cerró el 31 de agosto a las 00:00, sino el 1 de septiembre. Cuentan desde la web especializada en derecho deportivo Lusport que la FIFA recomienda cerrar el mercado de fichajes el 31 de agosto, pero que deja a cada federación nacional el poder de ampliarlo hasta un periodo de máximo de doce semanas, 84 días más. En Portugal el mercado se cierra el 22 de septiembre y otros países como Bulgaria, Andorra, Israel, República Checa y Ucrania, también se cierran el mercado en septiembre. Además, el plazo de la Premier y Bundesliga finalizó el 31 de agosto, aunque no sucede lo mismo con otras competiciones europeas en donde la UEFA decidió que fuera el día 1 de septiembre la fecha límite.

Ver Post >
Una Liga con veinte de veinte

Amigos lectores, queda muy claro, aunque no es lo normal, que el camino para ser entrenador de fútbol profesional si antes no has sido futbolista es mucho más complicado. De momento, yo solo conozco que con sangre sudor y lágrimas entrenadores como Mourinho, Sampaoli, Benítez, Lillo, Ayestaran, Sachi, Manzano y Villa Boas  han llegado a entrenar en la máxima competición. Que me perdonen muchos más que yo desconozco, porque en ese camino tortuoso si antes no te has ganado las sevillanitas dándole patadas a un balón es muy complicado meterte en esa rueda de entrenador, en donde todo indica que se tiene que cumplir la máxima de que hay que ser primero jugador profesional para luego ser entrenador de un equipo de fútbol profesional.

En la Liga Santander 17-18 que comienza muy pronto, los 20 entrenadores han sido antes futbolistas profesionales o semi profesionales, como el caso de  Machin, Bordalas, Manolo Márquez, Garitano, Fran Escribá o Mendilibar aunque lo que está muy clarito es que todos fueron monaguillos antes que frailes, es decir todos fueron jugadores de fútbol.

Uno de los temas que más preocupa a los entrenadores actuales es la relación con sus jugadores ya que sin ningún genero de dudas es un apartado bastante más complicado de lo que pueda parecer desde puertas para afuera. Es decir, todos estos entrenadores que antes han convivido dentro de un vestuario tienen esta asignatura muy bien trillada, ya que ellos con la experiencia vivida en los diferentes equipos saben la dificultad de mantener al grupo unido y cerca del entrenador. Con el paso de los años te vas dando cuenta que conseguir esa sociedad jugador-entrenador es tan importante o aún más importante que los entrenos, la táctica, la preparación física o la nutrición del futbolista.

El equipo que más entrenadores aporta al mundo profesional con una metodología y estilo de juego muy definida es el F.C. Barcelona. Jugadores como Guardiola, Luis Enrique, Koeman, Lopetegi, Blanc, Cocu, Eusebio, Laudrup, Hughes, Pizzi, Pelegrino, Prosinescki, De Boer, Kulivert o Ernesto Valverde están entrenando con sus respectivos equipos de momento.

En resumen, creo que es súper importante buscar desde un primer momento conectar con el vestuario, transmitir tus ideas y que los jugadores las entiendan y las plasmen. Un modo de hacerlo es preocuparse por el entorno del jugador además de ir un poco más lejos del aspecto futbolístico, conocer su entrono sus problemas personales que los hay ya que ellos son personas como nosotros mismos y convivimos muchas horas juntos en todas las semanas del curso y el míster para ellos es un referente muy importante tanto para lo bueno como para lo no tan bueno; en donde ellos se puedan apoyar con toda la confianza del mundo, pero no los engañes porque a partir de ahí estás muy perdido en todo ese vestuario que te mira con mucho recelo y si los resultados no salen estás muerto. En el futbol actual el entrenador es más psicólogo y conductor de grupos que otra cosa. Y una cosa súper importante: si quieres tener éxitos, pues firma buenos futbolistas. Como muestra, el botón de Zidane que es el mismo que cuando entrenaba al Castilla sin éxito y en este Real Madrid con un éxito descomunal, pero con la mejor plantilla de futbolistas de toda su historia.

Ver Post >
35º día del entrenador guipuzcoano

 

Amigos lectores, el sábado dia 10 de junio se celebró el día del entrenador del fútbol guipuzcoano. Nos desplazamos hasta el maraavilloso paraje de Aranzazu, un grupo de personas llegadas desde todos los pueblos y desde la propia capital. Allí celebramos con una comida nuestro día. Un evento organizado enteramente por Javier Vallejo. Nuestro fantástico presidente del Comité de Entrenadores se movía por la zona ancha del comedor, repartiendo juego de un lado para otro y recibiendo, con una categoría extraordinaria, a los invitados llegados hasta el hotel Arantzazu desde toda la Península Ibérica.

El lunch de bienvenida fue un encuentro donde solo se habló de fútbol. Cada uno compartió sus experiencias de la temporada y esxpuso los primeros preparativos de la próxima campaña. Llegó desde Madrid el presidente del Comité de Entrenadores de la RFEF, Eduardo Caturla. También contamos con la presencia del alcalde de Oñati, Mikel Biain; el vicepresidente de la Federacion Guipuzcoana, Pedro Galparsoro (dado que Juan Luis Larrea estaba con la Selección Española); el expresidente del Comité Guipuzcoano, Paco Arberas; el consejero realista Diaz de Mendivil; el consejero de la S.D. Eibar Arrizabalaga; y el exseleccionador nacional y vicepresidente del Comité de la RFEF, Vicente Miera. Se acercaron a Donostia también los presidentes de los comités de Álava, Aragón, Asturias, Bizkaia, Cantabria, Castilla la Mancha, Catalunya, La Rioja, Madrid, Murcia y Navarra, que hablaron maravillas del acto. Junto a esa mesa, se sentó el director deportivo de la Real Sociedad, Lorenzo Juarros. Se notó la falta de Fran Garagarza, director deportivo del Eibar, que se disculpó por su ausencia debido a un viaje de trabajo.

Finalizados los tres platos del menú, ya con cafecitos, llegó el momento de las distinciones de la temporada 2016-2017. Los técnicos galardonados fueron Igor Quindos, por conseguir el ascenso con el Anaitasuna a Tercera División nacional; Unai Munduate, del Añorga; Imanol Rucio, del Ordizia; Satrustegi, de la Real Sociedad (cuyo premio lo recogió el Director Deportivo realista); Kepa Mendizabal, del Tolosa; Jose Maria Martin, del Tolosa; Hugo Sanchez, del Antiguoko; Eneko Arnedo del Antiguoko; Estibaliz Loito, del Arizmendi; Jose Loiti, del Eibar; Unai Martinez, del Añorga; y Antonio Rodriguez, del Laburu. Mis más sincero reconocimiento a su gran trabajo. A seguir trabajando para conseguir muchos mas éxitos con sus respectivos conjuntos.

Por último, el Comité realizo unas distinciones muy especiales. Jose Maria Gallastegi Aluztiza recibió la insignia de oro por su gran labor durante muchísimos años al pie del cañon en el futbol Gipuzkoano. Después, la insignia de Plata fue para Juan Lopez, de Eibar; Marcial Elorza, de Azpeitia; Gerardo Vazquez, de Donostia; Vicente Alija, de Donosti; y Alfredo del Castillo, también de Donosti. Este último acto fue muy emocionante y más de uno sacó su pañuelo para secar esos balones de lágrimas que corrían por sus mejillas.

Amigos todos, con su gran labor en el fútbol de formación e invirtiendo millones de horas de trabajo, ustedes también han participado para que nuestra Real Sociedad sea hoy un equipo europeo, con unos jugadores formados y entrenados por grandes profesionales. Gipuzkoa está de moda en el fútbol mundial, ya que tanto la Real Sociedad como la S.D Eibar están demostrando con su rendimiento la gran labor que se hace desde el fútbol. Una provincia muy pequeña en tamaño pero muy grande en calidad de trabajo en el fútbol formativo. Zorionak y un gran abrazo a todos.

Ver Post >
Muchos dudaron de la valía de Zizou…

Este Madrid tiene sin duda la mejor plantilla de su gloriosa historia. Además, cuenta con una genética competitiva que le transforma cuando juega la Champions y le hace ser un equipo muy superior. Quedó demostrado ante la Juventus en el segundo acto de la final, donde borraron por completo a un rival que se encontraba en un extraordinario momento de juego. El Real Madrid se llevó el doblete tras conquistar la Liga Santander y la Champions, siendo el primer equipo que logra dos entorchados consecutivos desde que se cambió el formato de la antigua Copa de Europa.

Muchos se alegrarán por Zidane, pero también hay que recordarles que ellos y solo ellos fueron los que en momentos puntuales dudaron de su valía. Manifestaron que era un parche, que sólo era un alineador, un hombre del presidente, que sólo era un buen conductor de grupos… y un novato. También le llamaron florero y que sólo era un jarrón carísimo. Además se aducía que era un entrenador sin titulación, incapaz de colocar entre los cuatro primeros a un Castilla plagado de futbolistas de medio mundo. Amigos, este mundo del fútbol es tan sorprendente que Zizou, en 17 meses, ha conseguido junto a sus jugadores dos Champions y una Liga Santander siendo el único entrenador en conseguir estos trofeos en tan poco tiempo.

Este Madrid es un equipo diferente, un conjunto hecho por y para triunfar, una máquina de ganar. Aquí no vale otra cosa y por ello su presidente ha confeccionado el mejor plantel de su historia. De hecho, la plantilla tiene dos equipos de una gran valía, con un cóctel de juventud y veteranía fantásticas. Y cuando esto ocurre en el fútbol el éxito está mucho más cerca.

El encuentro de esta final de Champions comenzó con dos equipos con sistemas de juego muy diferentes. Allegri apostó por un 1-3-4-2-1, mientras que Zidane (que jugó con los futbolistas en un estado de forma más potencial) se decidió por un 1-4-4-2 con rombo en el centro del campo. El técnico francés quería ser fuerte por dentro con la posesión del balón y de ahí que jugara con tres jugones (Modric, Kross e Isco) en un estado de forma y juego fantásticos. Y todo ello unido al concurso de Cristiano y Benzema en punta de ataque.

En este primer periodo los de Turín fueron mejores y de hecho entraron muy enchufados en el encuentro. Sin embargo, los merengues marcaron primero en una contra que finalizó con gol de Cristiano a pase de Carvajal. El partido se ponía donde quería Zizou… hasta el gol de Mandzukic ocho minutos después. Los de Allegri se hicieron con el balón, provocaron continuas pérdidas del rival e hicieron sufrir a la defensa blanca. Al descanso se llegó con empate en el marcador.

Tras el paso por vestuarios, el Real Madrid salió con rabia y se vio a un equipo combinativo, implicado, comprometido y con un juego muy equilibrado de dentro hacia afuera. Y ello se vio reflejado en el marcador, ya que para el minuto 64 los goles de Casemiro y Cristiano dejaban la eliminatoria muy a favor del conjunto blanco (3-1). Los merengues se merendaban a los italianos con una superioridad insultante. Ante esto, Allegri realizó un carrusel de cambios y modificó el sistema de juego con el fin de contrarrestar semejante superioridad. No obstante, la remontabda resultó imposible ya que Modric, Kross e Isco jugaban como los ángeles y disfrutaban con un juego combinativo y asociativo extraordinario.

Cuando esto ocurre, solo te queda el balón parado. Y los turineses tuvieron su ocasión… pero enviaron el esférico fuera por poco. Poco después, Asensio finalizaba con eficacia una gran asistencia de Marcelo. Explosión de alegría en el minuto 87. El Real Madrid se convertía en campeón de la Champions con todo merecimiento.

Felices vacaciones, amigos. Si este periódico quiere seguiré dando mis opiniones al comienzo del curso 2017/18. Un abrazo a todos los lectores de este blog.

Ver Post >
No hay más preguntas, señoría

La final de la Copa del Rey fue un encuentro muy táctico por parte del Alavés. Pellegrino preparó la final con esmero y con mucha sabiduría. Preparó el encuentro tapando puntos fuertes del rival y explotando los débiles, incluido el balón parado (tomemos el golazo del empate de Theo como ejemplo). Hasta aquí todo correcto y muy bien ejecutado. Pero, amigos, hay cosas en el fútbol que no se pueden controlar. En esta final de Copa quedó muy claro, una vez más, que las cualidades, la calidad, las condiciones técnicas, el talento y la categoría de un jugador están muy por encima de la táctica que puedas emplear como entrenador. Lionel Messi es de otro planeta. Muy superior. Con un talento descomunal, jugando a su aire y de enganche, detrás del único punta o en un costado. Haciéndose el loco, como si no estuviera engañando continuamente a los rivales. Ocupando, también, el lugar que más le gust: a la espalda de los dos medios centros. Donde muchos se arrugan, ya que ahí el futbol es caro y se reparte juego duro y con brio

Juega como los ángeles y su influencia es brutal. Marca el primer gol y participa activamente en los otros dos. Disfruta con el balón en los pies y se lo pasa como los enanos tirando regates, fintas, paredes y disparos a gol. Yo no he visto nada igual. Con esta inspiración del mejor futbolista del mundo, la victoria está más cerca y el éxito, muy asegurado. Sin más. No hay mas pregunta, señoría. Estamos ante un jugador inigualable. Es muy fácil. Nos quitamos el sombrero y seguimos disfrutando de este sensacional jugador.

Por otro lado, el glorioso tuvo una actuación muy digna. Que nadie le quite que llegó a la final con todo merecimiento. No ha tenido suerte en las dos finales de su historia. Al descanso, los de Pellegrino comprendieron a las mil maravillas que el título estaba decidido y que el segundo acto de partido era de puro trámite. Uno no quería que le marcaran más goles y el otro, al sentirse ganador, bajño el ritmo y contemporizo.

Nos quedamos con dos fotografías. Una, la del Barça, un equipo peleando por tres competiciones y que solo ha ganado uno. Pero, eso sí, con unos grandes Messi e Iniesta y la despedida de Luis Enrique, con todos los honores y con tres Copas del Rey ganadas en los últimos años. La otra imagen, la del Alavés, con una temporada fantástica en la Liga Santander y llegando a la final de la Copa del Rey con absoluto mérito.

Mauricio Pellegrino manifestaba al final del encuentro estar «muy orgulloso» del equipo. «Nunca voy a olvidar este día», dijo. Temporadón de los babazorros, que tuvieron la mala fortuna de jugar ante el Barça y el mejor jugador del mundo. Solo nos queda la final de la Champions y este partido también lo comentaremos. Saludos coordiales, amigos lectores.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor