Diario Vasco
img
Categoría: Real Sociedad
El Madrid dejó a la Real sin su juguete: el balón

canales-casemiroNos tenemos que acostumbrar al estilo de juego, a su método, al sello personal de Eusebio ya que es innegociable. Este domingo, en un encuentro de los grandes, el técnico txuri-urdin tomó la decisión de salir al terreno de juego con cinco hombres en la zona ancha del terreno de juego -tres por dentro: los de siempre Illarra, Prieto y Zurutuza más dos por fuera: Canales y Januzaj .
Lo hizo con la intención de jugar con estos dos futbolistas más por dentro, la derecha para Canales y en el costado zurdo el talento técnico Januzaj. Este entramado táctico era para quitarle la pelota al Real Madrid y llevar la iniciativa en el control del juego y del partido. Pero, amigos, enfrente estaba un Madrid al que le faltaban cuatro jugadores titulares como Kross, Macelo, Benzema y su figura más determinante cara al gol Cristiano Ronaldo. Zidane estudió a su rival y colocó sobre el verde a un equipo con un mensaje muy claro: tapar los dos costados con Asensio y Bale y hacerse fuerte por dentro con Casemiro, Isco y un espectacular Modric cuando la Real iniciaba la salida de balón desde la portería defendida por Rulli con un acoso y vigilancia más presión posterior, neutralizar la posesión más robar cerca del marco rival y fue dicho y hecho con una parsimonia letal y un control del balón bárbaro. Los tres mosqueteros, Isco, Modric y Asensio con el sostén de Casemiro por detrás que lo paraba casi todo, dieron un recital de cómo se debe mover el balón y cómo se juega al juego de continuidad. Ellos solitos se comieron a los cinco jugadores que colocoó Eusebio con la intención de ser superiores, pero, como digo siempre y en mi opinión el fútbol es de los futbolistas, y ayer los nombrados fueron muy superiores sobre todo en el primer acto de partido, porque la Real Sociedad sin balón no es la Real Sociedad ni por asomo y tanto fue asi que Willian Jose ni las vio en todo este primer tiempo de juego. ¿El motivo? El balón lo tuvo mucho tiempo el Madrid y poco tiempo la Real Sociedad. Pero es que además si la Real tiene un potencial brutal en la pelota parada, ayer el Madrid defendió donde quiso y como quiso. Es decir: lejos de su propia área y con una marca individual a los jugadores más potenciales ofensivos en este tipo de jugadas. Vamos que Zidane estudió muy bien a un rival que sabía que le podía sacar los colores.

Los goles llegaron en el minuto 19 cuando Ramos, de espaldas, intentó una chilena y el balón se le quedó a huevo al delantero canterano Mayoral, que, a boca jarro, fusiló a Rulli. Pero la Real en vez de recular se fue con todo para arriba y en una jugada de los dos laterales, Álvaro Odriozola, con una gran cabalgada por su costado yante el acoso débil de Bale, puso el balón con un centro medido al segundo palo, donde se encontraba mal perfilado Carvajal y de una bolea bien enganchada y con la ayuda de las manos blandas y escurridizas de Keylor el balón se coló en las redes madridistas. Con ese tanto se puso el partido donde quería la Real y los pupilos de Eusebio pudieron ponerse por delante en una jugada en la que el balón golpeó el travesaño por arriba para después, en la contra, con un Mayoral que pudo hacer falta a un poco rudo Llorente se fue como un tiro en una contra fulminante y con un poco de suerte ya que su centro a boca de gol lo metió en propia puerta Kevin Rodrigues por debajo de las piernas de un sorprendido Rulli. Jarro de agua fría y a volver a comenzar ante un gran Madrid con el balón en sus dominios. A partir del minuto 36, el equipo de Zidane se adueñó otra vez del balón hasta llegar al descanso.

Tras la vuelta de los vestuarios (el Real Madrid saltó más tarde sobre el céped), los futbolistas locales empujaron con más corazón que con cabeza porque dejaron mucho espacio entre la línea de cuatro defensa y el portero Rulli. Y llevar a cabo esta decisión con Modric, Asencio, Casemiro e Isco en el verde es un peligro inminente por su talento y calidad individual. Poco después llegó el fatídico minuto 60 cuando Isco vio el espacio a la espalda de Kevin y colocó a media vuelta un pase de lujo donde salió como un tren de alta velocidad Bale sacando dos metros de ventaja al portugues y con un golpeo de cuchara que consiguió alojarlo mansamente en las redes de un Rulli sorpendido. A partir de ese momento el partido fue muriendo entre el pundonor y amor propio de los jugadores realistas. Eusebio tomó la decisión de hacer varios cambios pero tampoco solucionaron nada porque el pescado estaba vendido y con las continuas perdidas de tiempo de futbolistas madridistas, que tienen un doctorado en esas acciones, más alguna contra de unos y de otros, se llegó al pitido final.

El Real Madrid fue superior en este encuentro por el talento y calidad individual de grandes futbolistas como lo son Isco, Modric, Asensio, Casemiro y dos centrales de un nivel superior Ramos y Varane, pero la clave fue que el Madrid dejó a la Real sin su juguete: el balón.

Ver Post >
Qué forma de arrollar al Rosenborg

La Real Sociedad debutaba en la antigua Copa de la UEFA (ahora llamada Europa Legue) en una fase de grupos de la competición con el reto de intentar mejorar su paso por la Liga de Campeones en la campaña 2013-2014, cuando el equipo entrenado por Arrasate, Lumbreras y Alkiza solo consiguió un punto en una fase de grupos ante rivales de la talla de Manchester United, Sharkhtar Donetsk y Bayer Leverkusen, todos ellos rivales con más experiencia en competiciones internacionales que los de Eusebio Sacristán.

Pero cuidado. Esta Real Sociedad llega a este inicio de competición crecida por méritos propios y con muy buenas sensaciones después de ganar los tres partidos de Liga Santander y sumar nueve puntos de nueve posibles y codearse con el todo poderoso Barça de Messi en lo más alto de la tabla y con los mismos puntos. Todo esto, amigos, ante de también recibir con las espadas en todo lo alto al campeón de Europa, el Real Madrid de Zizu. Estos tres encuentros podrían en una semana hacer pensar a Eusebio en los descansos y en las rotaciones de algunos jugadores que están más cargados de piernas, pero comenzar Europa ganando es fundamental.

El mister de La Seca dejó claro y con mucho sentido común mirando las cargas de trabajo que lo que funciona, mejor tocarlo poquito. Rulli, titularisimo. En defensa, la novedad fue De la Bella ya que Llorente entra por lesión de compañeros. Sala de máquinas sagrada: no se mueve nadie. Y arriba del todo la tripleta de la derecha, con Carlitos Vela, es fútbol de muchos quilates, con más control en el costado zurdo, con Canales trabajando por dentro y arriba del todo Willian Jose.

Ahora comienza a rodar el cuero y se nota que es un equipo con el estado anímico por las nubes y con una racha de buen juego. Y que como consecuencia de ello, y de los buenos resultados, se acelera y continúa ofreciendo una clase magistral de fútbol ofensivo que se mezcla con muy buen trato al balón. Por dentro, más la fuerza y velocidad. Por afuera, con máxima participación de los dos laterales, superando en todas las facetas del juego a un sorprendido Rosenborg que no salía de su asombro viendo la superioridad de los jugadores realistas, que ya para el minuto 11 de juego hacia perforado la portería del conjunto Noruego en dos ocasiones.

Primero fue en el minuto 9 un balón detenido, ya que en el córner en corto para mover la zona defensiva del equipo rival el balón llega al borde del área a Illarra, que de un fuerte tiro se le escurre de las manos al cancerbero Hansen, y Llorente, que es un portento en el juego aéreo y había subido al remate con una intuición brutal, caza el rechace en boca de gol y marca el primero. Un minuto más tarde, juego por dentro. El balón llega a los pies de Prieto y Zurutuza se cuela llegando desde atrás entre el central. Y Xabi ve al lateral y con un pase milimétrico se lo pone en la cabeza del medio punta y este con un desvío sutil lo aloja en las redes del meta Hansen.

Para el tercero tuvimos que esperar hasta el minuto 41. Otra vez triangulación por el costado derecho Vela-Prieto y este, en el clásico pase de la muerte a Willian Jose, lo cuela en propia puerta el defensor Skjelvik,.. Jolgorio y qué gran recital de fútbol del bueno, de los entrenados por Eusebio Sacristán sin más tiempo para disfrutar, nos vamos a vestuarios, ya coño… qué pena que se acabó este fantástico espectáculo.

De vuelta de vestuarios, el equipo, con tres goles de ventaja, se frena en el ritmo de juego e intenta la ley de más control y menos carreras y con el pensamiento ya más puesto en el partido del año ante el Real Madrid que en el que en ese momento estaban disfrutando. Colabora también el mister dando descanso a Prieto, Zurutuza, Willian Jose por Juanmi, Bautista, Zubeldia, pero un equipo que es cañón a balón parado, por la calidad del abastecedor como la del rematador la sociedad Canales, Llorente funciona y hacen el cuarto en el minuto 76 de juego,.. Con esta amplísima victoria y con este fantástico juego a ver quién es el guapo que le dice a los jugadores que están desplegando todo este fantástico juego ofensivo, que el domingo por la noche les toca descansar en un encuentro que quieren jugar todos, pero todossssss,.. Por favor, no paren, sigan,  sigan, sigan haciendo disfrutar a una afición que desde Benito Diaz no veía ganar cuatro partidos consecutivos en el inicio de competiciones nacionales y europeas… eran los años cuarenta.

Ver Post >
Efectividad, ambición y potencial de banquillo

Tras el parón por partidos internacionales de las selecciones vuelve La Liga y lo hace con un mes de septiembre muy calentito y cargadito entre Liga y Europa Legue ya que la Real Sociedad tendrá que jugar la friolera de seis partidos en este mes mas uno el 1 de octubre contra el Betis de Quique Setién

La Real Sociedad saltó al terreno de Riazor muy enchufada y sobre todo muy efectiva ya que los dos tiros a portería los convirtió en dos goles para el minuto cuatro del encuentro, el primero en la pillería de Odriozola sacando una falta rápido sobre Prieto para que este le devolviera el balón en pared, pero este lo olvida y en un pase milimétrico viendo la diagonal de Juanmi en el límite de la ley de un acrobático derechazo lo coló en la portería de un sorprendido Tyton. Más tarde en un córner desde el costado derecho del portero local un balón mal despejado al medio, Illarra al borde del área de un zambombazo espectacular lo aloja en las redes deportivistas.

Con la renta de dos goles de ventaja el equipo se vuelve conservador y poco a poco el conjunto de Pepe Mel nos va comiendo terreno adelantando sus dos líneas de a cuatro y en el minuto 27 en un balón no presionado, el central derecho Schar lanza un balón en diagonal a la espalda de Odriozola y un Adrián que se estira en el desmarque hace un gran gol con un sutil golpeo junto al poste izquierdo de Rulli. Nos entra el miedo en el cuerpo y sufrimos más de la cuenta hasta el pitido final de la primera mitad de partido. Ya no se veía esa Real Sociedad que con la continuidad en el juego y la posesión del balón te hace correr y desgastar al contrario.

La segunda parte arrancó con un Deportivo que jugó con la misma intensidad que en los últimos veinte minutos de partido del primer periodo y en el minuto 50 explotó el graderío con un balón que se defiende mal entre Illarra y Kevin (los dos muy blandos) al dejar centrar a Juanfran y éste con la zurda cuelga un balón al corazón del área y le ganan en el salto a Odriozola. Andone a la espalda de Aritz fusila a Rulli. Rugía Riazor y los jugadores de Eusebio no se creían lo que estaba pasando. Fue desde este momento cuando el míster ve que hay que tener mas el balón y sacrifica a un Juanmi goleador y profundo por un jugador más de tocar y conservar el balón como lo es Canales. A partir de ahí el equipo realista vuelve a tomar las riendas del encuentro con un Vela que con cada balón hace un daño brutal en las defensas rivales y un Llorente (sustituyendo al lesionado Iñigo) que a balón parado es un peligro inminente.

Y así llegó en el minuto 83 un saque de esquina muy mal defendido por parte local. Error de Adrián y Llorente consigue el tercero. Este gol fue hielo puro y duro para los de Pepe Mel que minutos más tarde vieron cómo Illarramendi entraba como Pedro por su casa y de un zurdazo colocó en el marcador el cuarto gol.

De los 68 partidos que ha jugado la Real con Eusebio de entrenador ha conseguido 102 goles siendo Agirretxe el primer goleador e Illarramendi el último. Es decir, dos canteranos. Pero es que además ésta Real esta copiando a la de la temporada 81-82 con tres victorias consecutivas al inicio del campeonato que son palabras mayores.

Amigos hay aún trabajo y éste comienza por defender mejor por los dos costados ya que tenemos muy buenos laterales ofensivos pero hay trabajo defensivo que mejorar, aunque también es verdad que la corrección de errores con nueve puntos de nueve es mucho mas fácil ya que estamos coliderando junto al Barsa y esperamos deseosos al Rosenborg en la Europa Legue y al Real Madrid en la Liga Santander.

Qué gozadera ya que pocos equipos hoy por hoy pueden cambiar el marcador después de igualarle a dos goles y dejar claro que los cambios del míster rival fueron en balde ya que se vio una Real dominante y ambiciosa que encontró puerta con suma facilidad por el talento que atesoran sus jugadores.

Ver Post >
Locurita de mercado

Se bajó la persiana, se cerró el mercado y la Real Sociedad fue un mero espectador de la locurita desatada desde tierras francesas porque el P.S.G., que fue un activo comprador en su objetivo de competir con los grandes de Europa, saltó por los aires la banca al gastar la friolera de 222 millones de euros por Neymar, tal y como hizo cuando se llevó a nuestro mejor lateral zurdo, Yuri Berchiche.

En nuestra Real Sociedad de momento con el míster Eusebio Sacristán, cada vez más fuerte y con más mando en plaza, han caído como agua de mayo estos dos triunfos consecutivos en la Liga Santander que te dan un subidón y una confianza fantástica para seguir compitiendo. Ya saben lo de partido a partido, pero es que hemos derrotado a dos rivales europeos como lo son el Celta de Unzué, derrotado en Balaídos y el Villarreal de Escriba, que fue bailado en una primera parte espectacular en Anoeta en la que cayeron 3 goles.

Ahora el reto es continuar sumando puntos en la competición doméstica y después clasificarse entre los dos primeros de grupo de la Liga Europa League para pasar ronda ante rivales difíciles como lo son el Zenit y el Rosenborg y, de menor rango aunque sin confianzas, el Vadar, para después centrarnos en la Copa del Rey.

Si analizamos como ha variado la plantilla de futbolistas desde la temporada 16-17 a la 17-18, con altas y bajas y por líneas en la portería, apreciamos que seguimos con tres porteros es decir; Rulli, portero que nos mete el miedo en el cuerpo cada verano con la clásica cantinela «me voy me quedo»; Toño Ramírez que por lo visto no es un portero competidor sino un portero que está ‘por si ocurre algo’ (esto lo digo por su nula participación en la temporada anterior) y, por detrás estarían Sisniega o Zubiaurre como eternas promesas.

Además de la baja de Bardaji, que se fue al Huesca, en la línea de cuatro defensas, con las bajas de Zaldua, Mikel, Babic, Yuri, Hector, la vuelta de sesión de De la Bella y el fichaje de Llorente, nos quedamos con seis futbolistas, dos para cada puesto. Es decir, Carlos Martínez, Odriozola, Navas, Aritz, Llorente, Iñigo, De la Bella y Kevin, y con un ojo puesto en Gorosabel Ujia, Ugarte y Arrieta. En el medio centro el único titular es Illarramendi, a la espera Zubeldia, Pardo y un emergente Guevara, que pide minutos a todo trapo, por delante los dos medios Prieto y Zurutuza y a la espera Canales y Guridi. En esa zona también pueden participar Januzaj, flamante fichaje anunciado a bombo y platillo, u Oyarzabal.

Por buscar minutos y más protagonismo se han tenido que marchar Gazta, Markel y Granero. En la línea de tres arriba del todo tenemos a la derecha a Vela o Januzaj, en el medio Bautista, Agirretxe y Willian Jose y en el otro costado a Juanmi y Oyarzabal. Ante semejante potencial se han tenido que ir Hervias, Alain y Concha. Además, por el mes de enero perderemos también a un extraordinario jugador, Carlitos Vela.

Resumiendo, hemos firmado a dos futbolistas de cesión, hemos traído a otro jugador y en lo referente a bajas, se han marchado porque no eran del gusto del míster, 12 jugadores, alguno de ellos capitanes. En el último momento se ha firmado por Agustín Davila, un punta uruguayo para el Sanse que ya probó en el Liverpool pero que no cuajó. Abu Diarra se ha marchado al Sestao que entrena Turrillas.

Este año el mercado de fichajes en España sufrió un importante cambio ya que no se cerró el 31 de agosto a las 00:00, sino el 1 de septiembre. Cuentan desde la web especializada en derecho deportivo Lusport que la FIFA recomienda cerrar el mercado de fichajes el 31 de agosto, pero que deja a cada federación nacional el poder de ampliarlo hasta un periodo de máximo de doce semanas, 84 días más. En Portugal el mercado se cierra el 22 de septiembre y otros países como Bulgaria, Andorra, Israel, República Checa y Ucrania, también se cierran el mercado en septiembre. Además, el plazo de la Premier y Bundesliga finalizó el 31 de agosto, aunque no sucede lo mismo con otras competiciones europeas en donde la UEFA decidió que fuera el día 1 de septiembre la fecha límite.

Ver Post >
Que no nos engañen

real

Amigos lectores. Que no nos engañen. Esta liga que comienza, sí, esa llamada Liga Santander, por muchos dimes y diretes que se comenten, por muchos debates que haya, por muchas guerrillas entre unos y otros, volverá a ser sin ningún género de dudas una liga de tres. Es decir, estarán arriba optando por ganarla Barça, Real Madrid y Atletico de Madrid, porque los tres son firmes candidatos al título. Primero, por presupuesto, por las plantillas que atesoran y por el potencial brutal de jugadores en referencia a los 17 equipos restantes. Estos deberán colarse en la clase media alta, la clase media normal y en la clase obrera habrá  una pelea feroz para dejar a tres por debajo y así conseguir la permanencia. Vamos, lo que siempre ha pasado desde que se constituyó esta liga. Nada nuevo en la oficina en donde cada temporada que pasa la distancia es cada vez más grande por la gran diferencia que reciben unos y otros de las televisiones,

En el encuentro de ayer el equipo de Eusebio, que venía de sacar tres puntazos en Vigo, tenía el reto de neutralizar a un Villarreal que se le atraganta en Donostia, ya que de los 14 partidos jugados ha perdido siete, ha empatado cinco y solo ha ganado dos. Uno fue en la temporada 01/02, donde se ganó por dos goles a uno, marcados por Aranburu y De Paula. Y en la temporada 10/11 también se derrotó al equipo amarillo por un gol a cero, aquel sutil taconazo de Llorente a Xabi Prieto que con maestría lo colocó dentro de la portería castellonense.

Antes de comenzar el encuentro, ya en el calentamiento, llegaron los contratiempos para el equipo de Escribá porque se lesionó Rukavina y el míster tuvo que improvisar una línea de cuatro defensas, en donde colocó al central Álvaro de lateral derecho, Semedo de central derecho, N’Diaye de central zurdo y Jaume en su puesto natural. Por delante, otra línea de cuatro hombres y arriba del todo dos puntas. Vamos, su clásico 1-4-4-2 con una misión muy clara desde el pitido inicial: repliegue intensivo y después de robo o perdida, contraataque. Pero amigos, todo esto fue un espejismo ya que una Real Sociedad que buscó más velocidad en la punta de ataque con un Juanmi estelar a pie cambiado por el costado zurdo fue una pesadilla para la línea de cuatro a espalda de sus defensas y sobre todo para los tres centrales. Estos fueron un verdadero coladero tanto en jugadas elaboradas como en acciones a balón detenido. El equipo de Eusebio marcó los tres goles y aún pudieron ser varios más si no es por la actuación de Andrés Fernandez y Barbosa. En este primer acto, la Real fue un auténtico rodillo ante un rival de no daba crédito del baño que le estaban dando, con un Zurutuza imperial. un Juanmi desequilibrante y atrás, seguro y abastecedor, Aritz. Qué pase, madre mía, en el tercer gol. El primer acto tuvo buen juego, efectividad y pegada con tres goles a balón detenido. Felicidades al segundo entrenador, Juan Carlos Andrés. Se nota que el balón parado está súper bien entrenado. Por el contrario, el equipo visitante apenas inquietó a Rulli, ya que solo tuvo que detener un tirito de Trigueros por el mismo centro del arco.

En el segundo acto puso un poco más de amor propio y orgullo el Villarreal. Se estiró y puso las líneas más adelantadas, pero ya estaba todo el pescado vendido. Eusebio Sacristán intentó con los cambios controlar la posesión y la continuidad en el juego con cinco jugadores de características de jugones y sin un punta referencial, ya que en ese momento el punta era Oyarzabal, En mi opinión, sobró el sobeo del balón y faltó ambición para hacer más goles porque jugamos más a lo ancho que a llegar a portería rival con la intención de hacer el cuarto gol. Lo tuvieron Vela y Oyarzabal en dos ocasiones muy claras que abortó Barbosa, y tanto fue así que en mi opinión pudo jugar veinte minutos Agirretxe con un 3-0 muy franco y terminamos con un batiburrillo de intercambio de puestos como Vela, en tres posiciones, Oyarzabal, en tres posiciones, Canales, en dos posiciones, Illarramendi, de central zurdo, y Zurutuza, de medio centro. Si la anterior jornada comenté que el míster le ganó la partida a Unzué con los cambios, en este encuentro no me gustaron los cambios y sobre todo el de quitar a Juanmi y no dar más minutos a Imanol con un tres a cero en el electrónico. Pero esto es futbol y de seis puntos posibles, seis, y líderes a falta de lo que hagan los demás. Así que para unos felicidad total con tres goles como tres soles en el 25′,35′,45′ y para los otros adversidad completa. Zorionak a Xabi Prieto por los 500 partidos y a los demás, a seguir el trabajo de aún una pretemporada muy ilusionante y muy buena en resultados en partidos de competición oficial.

Ver Post >
Eusebio movió el banquillo mejor que Unzue

Los jugadores de la Real celebran el gol de Willian José ante el Celta.

Amigos lectores, comenzó la Liga Santander 17/18. Sí, esa liga donde todos los entrenadores han sido exfutbolistas, donde creo que solo Fran Escribá jugó en las categorías inferiores del Valencia para luego en una edad muy temprana ser entrenador de fútbol titulado. Así que en esta temporada que comienza veremos a veinte entrenadores todos exjugadores entrenando a los veinte equipos de la liga.

En Vigo estábamos todos pendientes de ver a dos exfutbolistas y amigos que se formaron en La Masia con la siguente metodologia : uno al más puro estilo Cruyff, Rijkaard y el otro a mas puro estilo Guardiola y Luis Enrique los cuales como todos sabemos son el mediocampista de corte ofensivo y canalizador Eusebio Sacristán y el portero navarro Juan Carlos Unzue, esto sobre del papel, pero ahora cada uno de ellos tienen a unos futbolistas los cuales desarrollaran sobre el verde las ideas de juego de sus preparadores con dos filosofías de juego muy similares campo grande cuando la tengo y circular el balón con criterio y continuidad y presión alta y campo pequeño cuando no la tengo y siempre que se pueda salir por el lado opuesto a la presión que es el lugar libre, ya saben muy mecanizados y entrenados todos los movimientos.

Al pitido inicial del colegiado internacional Matheu Laoz se vio claramente las intenciones de los dos entrenadores. Mientras Unzue apostaba por su clásico 1-4-1-4-1, en el bando contrario, Eusebio nos sorprendió, porque su equipo en el momento de no ser poseedores del balón vimos cómo Prieto se colocaba de segundo punta para ejercer la presión alta a la salida de pelota del conjunto gallego convirtiéndose su sistema defensivo en un 1-4-4-2. Y cuando Priero estaba en posesión del balón, se colocaba delante de Illarra en el costado derecho y se convertía el sistema en un 1-4-1-4-1 con dos medios de banda más peloteros como lo son Canales a pie cambiado y el canterano Oyarzabal. Con esto Eusebio quería un equipo de más posesión para quitarle el balón al equipo de Unzue, pero como entrenador tu preparas el partido y son los jugadores los que lo tienen que interpretar, y en este primer acto los pupilos de Unzue fueron mejores que los realistas tanto en continuidad en el juego como en el juego de posesión.

Marcó primero el conjunto Vigues y parecía que se le ponía todo de cara, pero cometes un error de cadete y luego el portero, en la salida de pelota, en zona de máxima seguridad regalando un balón a Oyarzabal y éste ante un gran regalo no desaprovecha la ocasión y nos vamos a vestuarios con tablas en el marcador, fue mejor el Celta pero los regalos se cobran muy caros.

En el segundo acto un Celta enrabietado volvió a la carga y Iago Aspas la tuvo pero en un saque de esquina muy mal defendido por parte realista donde se descuelga al segundo palo Maxi y de tiro cruzado pone a los de Unzue otra vez por delante en el marcado. A partir de ese momento reacciona el banquillo txuri-urdin: sale Canales y entra Carlitos Vela (qué bonito que volviste pibe). Creo que con él en el campo la Real Sociedad es otro equipo: todo lo que agarra se ve que crea un peligro espantoso. Vamos que siempre él con el balón en los pies es un torbellino para las defensas rivales. Eusebio apostó más por velocidad y profundidad con Vela y Juamni en los dos costados y así llegó el gol del empate por obra del recién salido jugador Boqueron. Pero el mister visitante, en un gesto de salir a por todas, con mucha ambición, quitó a un renqueante Prieto y colocó a su máximo potencial ofensivo, es decir, los cuatro que terminaron el encuentro: Vela, Agirretxe, Willian y Juanmi. Y con este potencial ofensivo es mas fácil llegar a la portería rival.

Otra vez Carlitos Vela, muy listo, en un muy mal control del lateral Jony se va como una bala y este lo derriba fuera del area de penalti, pero, cosas del fútbol, unas veces se dan y otras te quitan. El internacional Matheu señala en punto de penlti inexistente a todas luces y el brasileiro Willian José con un sutíl tiro de interior de su pie derecho lo coloca junto al poste izquierdo del meta celeste poniendo el 2-3 en el electrónico. Un gran resultado en un partido que no fue tan bueno, pero amigos en el fútbol lo que suman son los goles y la Real marcó tres y el Celta dos así que tres puntazos al Zurron, donde Eusebio movió mejor el banquillo que Unzue.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor