Diario Vasco
img
Griezmann, el niño que enamora
img
Alfredo Del Castillo | 11-07-2016 | 10:34| 0

En este mundo del fútbol todos los comienzos son complicados. Es un camino de disgustos, de alegrías, de fracasos, de decepciones, de éxito, pero el que es bueno y tiene unas cualidades técnico tácticas grandes tiene muchas posibilidades de triunfar. Y Antoine Griezmann lo tiene todo.

Antoine pasó por un calvario en su niñez.  Intentó pasar el corte hasta en siete equipos de su país. La respuesta es en todos la misma: tiene una calidad técnica brutal, pero hay que esperar a su desarrollo físico ya lo que ven como muy pequeñito y muy poquita cosa. Sin embargo, lo mejor estaba por venir. En unos de esos torneos que se jugaban en la capital parisina, a un ojeador de la Real Sociedad, Eric Olhats, le llamó la atención. Contactó con él y con sus padres y les comentó si estaban dispuestos a realizar unas pruebas en San Sebastián en las instalaciones de Zubieta con la Real Sociedad. Griezmann, ni corto ni perezoso, se vino a la Bella Easo con 13 años, en edad de infantiles. Su descubridor, Eric, lo acogió en su casa como a otros compañeros de equipo en ese momento. En su nuevo equipo pasó el corte con muchas dudas por parte de todos y jugó en Infantiles, Cadetes y Juvenil. Después de un golpe de suerte, el primer equipo llamó a un zurdo para un entrenamiento. Tenía que pasar Bingen Erdozia pero estaba lesionado. Pasó Antoine y enamoró a Martín Lasarte, su valedor en el mundo profesional.  Jugó partidos de pretemporada en Azkoitia, Barakaldo y en el Trofeo Teide, asombrando a todos que preguntaban quién era ese chico rubito.

En su formación tuvo como entrenadores a Josean Rueda, Luki Iriarte e Iñigo Cortes. Y ese adolescente que llegó temeroso, miedoso y tímido fue cogiendo confianza y se vio su verdadera realidad: que era un joven descarado, atrevido, risueño y alegre. Igual lo veías solo en el portón de Zubieta con su maquinita de videojuegos esperando a los compañeros como en el vestuario gastándole una broma a su entrenador tirándole agua a la cara. Sin ese atrevimiento y ese creer en tus posibilidades el éxito esta muy lejano.

Antoine Griezmann  jugó en la Liga Adelante para llegar a la Liga BBVA y no paró en su empeño de ser cada día mejor. Con Nsue primero y con Vela después hace diabluras en el verde y es entonces cuando se fijan en él varios equipos, pero se lo llevó el Atlético de Madrid. Allí, jugando con grandes jugadores a su alrededor ha crecido muchísimo, pero no se equivoquen: ya era fantástico en el equipo de su cuna, la Real Sociedad.

Sus entrenadores lo llevan en el corazón por su entrega y calidad individual. El otro día comentaba Martín Lasarte que “el niño no se ha hecho mayor, se ha hecho muy grande”. El Cholo Simeone le da mucho más valor a su capacidad de trabajo para el equipo que a sus goles o asistencias.

Antoine Griezman es un futbolista que se mueve como pez en el agua entre líneas con una capacidad de trabajo brutal. Es listo, robador, modélico, tenaz y lleva el gol entre ceja y ceja.

Después de esta Eurocopa, la prensa mudial no le llama Griezmann, sino GR7, estando al nivel de Messi, CR7o Neymar.

Pocos son esos elegidos. Zorionak mi niño y sigue enamorando.

Ver Post >
Nueva pretemporada, nuevas ilusiones
img
Alfredo Del Castillo | 04-07-2016 | 10:01| 1

Todos los aficionados en este mundo del fútbol habrán escuchado muchísimas veces hablar de las pretemporadas y muchos se siguen preguntando para qué sirven después de un mes o mes y medio de inactividad de los futbolistas, con viajes, bodas, cumpleaños y diversión en alguna isla.

Esta planificación de los equipos estrellas o llamados ‘grandes’ ha cambiado muchísimo en los últimos años, ya que desde las concentraciones en lugares de campo al aire libre, en la montaña, con carreras, resistencia, fuerza y ritmo se ha pasado a darle prioridad al medio, es decir, al balón y a las giras mundiales como si los futbolistas fueran un conjunto musical de estrellas que dan conciertos en todo el planeta tierra. Casi todos los equipos,  por no decir todos, van a buscar unos ingresos económicos muy pero que muy cuantiosos.

Cada maestrillo con su equipo de trabajo tienen su librillo, pero, en mi opinión, los objetivos de la pretemporada son fundamentalmente tres muy definidos: Primero alcanzar el mejor nivel condicional optimo para comenzar LaLiga a finales de agosto; Segundo, mostrar a los futbolistas el modelo y estilo de juego que quiere el míster desarrollar en lo técnico táctico y, por último, fomentar y crear un ambiente propicio en el grupo de trabajo con los futbolistas y  acoger de forma especial a los jugadores foráneos que se incorporen al equipo y a los potrillos del Sanse que realicen la pretemporada con la primera plantilla.

Como ya he comentado, después de un mes de inactividad y mucha diversión, el entrenador de turno no quiere temperaturas extremas y por ese motivo se buscan lugares en altura donde el clima sea el apropiado para realizar a gusto de todos los ejercicios y tareas planificadas de antemano.

Para que el modelo y  sistema de juego sea mas efectivo no basta sólo con el entrenamiento diario. Es muy importante jugar muchos partidos amistosos ante equipos de menos potentes a más fuertes para ir cogiendo los conceptos y movimientos que quiere el míster, es decir ir aglutinándolos y automatizándolos en todo el desarrollo del juego, en zonas de máxima seguridad, de creación y de finalización. En este punto el trabajo por líneas en muy importante durante las seis o siete semanas previas a comenzar el campeonato liguero. El secreto de empezar una gran temporada en el modelo y sistema de juego son los futbolistas que tengas y qué condiciones y cualidades tienen para desarrollar lo que tú quieres así como la efectividad que tengas ante el marco rival, sin olvidar el aspecto defensivo. Ya se sabe que una buena defensa da muchos puntos.

La Real Sociedad comenzara el 7 de julio su pretemporada con toda la ilusión del mundo y bajo la batuta de Eusebio Sacristán, que tiene la fortuna de conocer más a sus futbolistas y al club que representa. El estilo y modelo de juego es innegociable y por eso se le firmó, para seguir con lo que comenzó Lillo y continuó con Montanier y Arrasate y se perdió con Lasarte y con Moyes, es decir, bandazos en cuanto al estilo y modelo que queremos para la Real.En plantilla estarán los porteros Bardají, Toño Ramírez y esperemos que Rulli, con o sin Maldonado. En el lateral derecho, Carlos Martínez, Aritz Elustondo, Zaldua y el potrillo  Álvaro Odriozola. En la parcela central, Mikel González y el potrillo Ugarte por la derecha e Iñigo, Navas y el fichaje del Sanse Babic por la izquierda. En el latearlo zurdo, De la Bella -si no se va-, Yuri y Hector. En el medio centro, Markel, Gaztañaga, que vuelve de Soria, y el potrillo Zubeldia. En las medias puntas a pasillos interiores, tanto derecha como izquierda, Granero -si no se va-, Canales, en recuperación de lesión, Pardo, Illarra, Prieto, Zuru, y los potrillos Kako y Guridi.  Arriba por el costado derecho Vela, Hervías y el canterano Capilla. Por el costado izquierdo Oyarzabal, Alain Oyarzun -la idea es cederlo- y  David Concha. En punta de ataque Agirretxe -en recuperación de lesión-, Jonathas -en busca de salida-, Juanmi y el canterano Bautista.

El míster comentó que para este curso quería aligerar la plantilla y que fuera de 21 ó 22 futbolistas. Desde la portería al atacante más adelantado hay mucho trabajo en un verano en el que se mueve poco el mercado, ya que todos esperan a finalizar la Eurocopa y a los descartes de los demás equipos para hacer alguna incorporación. Sobre el papel la única variante están en la portería y en el ataque con la llegada del boquerón Juanmi y el riojano Toño. Ceeo que saldrán varios y entrarán algunos pocos. SUERTE, que es saber utilizar efectivamente mis recursos para poder tener éxito. Que así sea la temporada 16-17 para nuestra querida Real Sociedad.

Ver Post >
Ya no salen porteros
img
Alfredo Del Castillo | 28-06-2016 | 14:14| 1

El puesto o posición de portero es la mas especializada de todas dentro del terreno de juego. A diferencia del resto de jugadores de campo, los porteros pueden tocar el balón con cualquier parte de su cuerpo excepto cuando no están dentro de su área de penalti donde no se les permite usar los brazos y las manos salvo que lo reciban de un compañero de equipo con el muslo, el hombro , la cabeza, el pecho y con el pie de forma no intencionada. Si un jugador de un equipo levanta el balón y lo da con la cabeza a su portero se castiga con indirecto.

Amigos lectores, si a todo lo mencionado le añadimos tener tres porteros o cuatro en plantilla se complica mucho más la situación desde el punto de mira y diana del aficionado de a pie en corrillos futboleros o tertulias de taberna. Estas decisiones se toman desde las direcciones deportivas o secretarias técnicas con el beneplácito del entrenador que en ese momento este en ese equipo. Son jugadores de un puesto especifico donde sólo juega uno. De sobra sabemos que siempre juega el mejor y por norma los otros sólo pisan el verde en los entrenamientos o en los calentamientos con el preparador de porteros los dias de partido de competición o amistosos. Desde hace poco tiempo se ha puesto como moda que un portero juegue la Liga y el otro la Copa o la Champions, pero esto ocurre en equipos grandes con grandes guardametas internacionales. Es un lujo y un gasto económico. Es el caso de Bravo y Ter Stegen o Keylor y Casillas, por ejemplo. Pero también es cierto que los tres saben en todo momento el rol que desempeñan y en conocer el orden de prioridades del entrenador de turno. Siempre recordaré unas declaraciones de Don Luis Arconada: “El que juegue tiene que ser mejor que yo y si no es así, yo jugaré siempre”.

El rol del segundo o tercer portero es muy complicado ya que sabe que debe de aguantar sin jugar las jornadas de competición para esperar un contratiempo del titular para poder demostrar su valía o si el que lo firmó acertó con su fichaje. El de portero es el puesto que miran con lupa los aficionados y, siempre o casi siempre, la culpa del gol encajado es suya. Muchas veces tienen que oír las clásicas frases: “Se la comió con patatas el portero o fallo garrafal del portero”. Sin más, fútbol.

¿Merece la pena tener tres porteros en plantilla? Es decir, dos sin competir durante todo el curso o participando sólo en la Copa. ¿Y si caemos a la primera? En nuestra Real Sociedad se realizó esta apuesta no con tres, sino con cuatro guardametas:  Bravo, Riesgo, Zubikarai y Toño Ramírez. Riesgo y Toño,  cansados de su situación, buscaron minutos en otros equipos en forma de cesión al Recreativo de Huelva y el otro al Tenerife B. Ramírez luego jugó en el Guadalajara, Leonesa y, finalmente, AEK Larnaka. Ahora, con 30 añitos,  vuelve al mismo punto de partida como complemento de Rulli, si firma según palabras del Director Deportivo.

Es una verdad como un templo de grande que la Real Sociedad siempre fue una fuente inagotable de grandes porteros. Recuerdo de los años setenta a este tiempo a Zubiarrain, Esnaola, Artola, Urruti (dep), Arconada, Otxotorena, Lopetegi, Cervantes, Elduayen, González, Biurrun, Alberto, Yubero (dep), Patxi, Arteaga, Iglesias, Iker Álvarez, LLorca, Vallejo, Ximun, Saizar, Zubikarai, Irazusta, Toño Ramirez y Mandaluniz -firmado del Athletic- , a otros guardametas por si pasaba algo como lo fueron Bergara, Olabe, Aizpurua -cedido- más los firmados de otros clubes cuando no se confiaba en lo que había en aquel momento en casa: Asper, Westerveld, Bravo y  Rulli. Desde Asier Riesgo no sale un portero con garantías para el primer equipo. Se secó la fuente y no se el porqué.

Después de Alberto López, portero muy regular en su trayectoria, sale un potencial de la casa y made in Zubieta: Asier Riesgo, que juega la temporada 3160 minutos en la temporada 04-05 con Amorrortu en el banquillo de la Real Sociedad. En la 05-06 disputa 2906 minutos con Amorrortu, Arconada y Bakero. En  la 06-07 llega Bravo firmado por Bakero y el debatarra sólo jugó 810 minutos (nueve partidos). Esa temporadas se perdió la categoría con Lotina y Ribera al frente del equipo. En la 07-08 -primer año en segunda- juega 3780 minutos. En la temporada 08-09 con Lillo y Caneda se va en cedido a Huelva. Vuelve en la 09-10 y sólo juega 630 minutos en la temporada del ascenso con Martín Lasarte. Al año siguente abandona la Real Sociedad.

En la temporada 14-15, antes de llegar Rulli, el míster al que le dieron la oportunidad de su vida -Jagoba Arrasate- apostó a muerte por el portero de Deba, pero la presión ambiental en medios y redes sociales pudieron más que el sentido común y no se firmó. Se trajo al mencionado Rulli y su fondo de inversión del  Maldonado. Hay una segunda tentativa antes de venir Oier Olazabal y tampoco se apuesta por el potencial canterano. Una pena, ya que con Rulli y Riesgo teníamos la portería cubierta para varios años. Es mi opinión.

Ahora viene la pregunta del millón de euros. ¿Qué diferencia hay entre traer a Asier Riesgo después de su salida de la Real Sociedad en busca de minutos o traer ahora a Roberto Olabe de la forma que salió con Denon Erreala y con el club sin sevillanitas? Que me lo expliquen los dirigentes que tomaron tal decisión. Éste es el fútbol que muchos no entendemos, pero en general cosas que ocurren en este fútbol llamado profesional.

Ver Post >
Un fichaje sorpresa
img
Alfredo Del Castillo | 22-06-2016 | 11:45| 1

El Consejo de Administración realista lleva un tiempo intentando dar un giro radical en todos los estamentos del club, es decir, quiere alguien que despierte y mueva el árbol ya que las dos ultimas temporadas han sido muy decepcionantes y no se han cumplido los objetivos marcados. Primero lo intentaron con David Moyes -apuesta fuerte del presidente- que no salió. Mucho ruido y pocas nueces. Ahora lo hacen con el sorpresón del nombramiento de Roberto Olabe como Director de fútbol, función que he requetebuscado y sólo encuentro en un Máster del Real Madrid que habla de esta materia y función a desarrollar. En lo deportivo será el máximo responsable de todo y de todos.

Como futbolista Roberto Olabe juega en Tercera en el Mirandés (Segunda B), en el Alavés y en el Salamanca de Lillo para después firmar por la Real Sociedad como segundo portero de Alberto López desde la temporada 95-96 hasta la 98-99. En la 99-00, con el respaldo de Luis Uranga, le dan la oportunidad de entrenar al División de Honor Juvenil, que hasta ese momento había entrenado con éxito extraordinario el mítico Carmelo Amas.  Con Amas queda campeón de la liga de campeones y con Olabe gana la Supercopa de campeones de juveniles tras un partido épico en Zubieta Z-1 contra el Real Betis. Roberto, muy inquieto y muy trabajador, se mete en tareas de metodología y trabajos de videos en las instalaciones de Zubieta. Es un entrenador que dice que el que enseña tiene que estar todo el tiempo aprendiendo, además de hacer mas horas que el fontanero del Titanic en su formación continuada.

En la temporada 01-02 y  con el apoyo de José Luis Aztiazarán como presidente, comienza entrenando al Juvenil con futbolistas como Riesgo, Zubiaurre, Garrido, Larrea, Markel, Prieto, Ollora, Juan Dominguez, Eizagirre o Rivas -hoy en China puesto por la Real-. Esa temporada Mikel Etxarri ya comienza a poner dos entrenadores por equipo y su correspondiente preparador físico. Zamora, Etxarri y Olabe  viajan a ver equipos por Francia y Reino Unido que destacan en la formación con métodos de trabajo y captación, es decir, buscan mejorar continuamente lo que en ese momento había a través de ver cómo se trabajaba en esos países. A Olabe le pone tareas Etxarri, que por aquel entonces es director deportivo y es el encargado enviar a técnicos de la casa a visionar encuentros de Segunda B y Tercera por todos los campos de Euskadi . Esta labor la realizó junto a otros compañeros del cuadro técnico como Joxe Alkorta y  otros del resto de categorías. En esa temporada 01-02, colaboro con Rauleaga en el Cadete Txiki y los fines de semana también acudo a ver partidos de Segunda B y Tercera. Le propongo que  firme a un portero del Gernika que militaba en Segunda B con Barasoain de entrenador. “Rober, es muy bueno y con un perfil extraordinario”. No se firmó y se lo llevó el Espanyol. Era Gorka Iraizoz.  Esa misma temporada Olabe termina entrenando al primer equipo formando un triunviriato con Zamora y Masach y salvando al equipo de perder la categoría. En las temporadas que estuvo al frente de la Direccion Deportiva, de la 03-04 a la 05-06, firmó a los siguientes futbolistas: Shurrer, Karpin, Boris, Potillon, Lee Chun So, Azpilikueta, Alkiza, Rossato, Brechet -con lesión y riesgo medido y meditado-, Luis Alberto -de regreso-, Mldenovic, Arteta, Cifuentes, Garitano, Rulo Romero, Rivas -el colombiano- y Aizpurua -cedido-.

Rober tiene la virtud del trabajo constante, la metodología y la organización. Pero sería injusto no mencionar el fantástico equipo de trabajo (médicos, fisios, preparadores físicos, administrativos, psicólogos, recuperadores, encargados de material) que sacó junto a un grupo de entrenadores muy bien preparados y con el culo pelado de estar en los banquillos de las categorías inferiores sacó un grupo extraordinario de futbolistas. Esos entrenadores fueron Arkonada, Ribera, Zubillaga, Iturrino, Agirre, Domínguez, Eizmendi, Alkorta, Amas, Kodro, Cervantes, Mancisidor, LLopis, Zamora, Iriarte, Lizaso, Rueda, Illarramendi, Manu Urbieta, Mikel San Juan, Del Castillo, Cortes, Tuto, Arrizabalaga y Eric Olaths. Unos son de él y los demás de la casa de toda la vida o de Miguel Etxarri . Ya saben lo de te recomiendo y tu te ganas el estar o el salir. Que me perdonen si me olvido de alguno, pero fue un grupo fantástico en la formación y ahí están los resultados. El algodón no engaña.

Ahora llega Aperribay y le nombra Director de fútbol ante la sorpresa general. Tendrá galones desde la base a la cúspide. Creo que en el tiempo que ha transcurrido en distintos lugares (Almería, Valladolid, Eibar, Irun, Liga de fútbol Profesional, Liga de Filiales y en la Academia Aspire de Qatar) ha aglutinando todos los conceptos de formación y metodologías de trabajo. Que los imponga y funcionen en esta Real del siglo XXI. Pero Rober, delega más, no seas tan esponja y pon a trabajar con libertad a todo el potencial que tienes en Zubieta. Que ellos se sientan importantes con el trabajo que realizan. Eso fue quizás lo que te faltó en la anterior etapa. No cometas los mismos errores, ya que conocimientos y deseos de triunfar tienes, pero no se te olvide que todo depende de los resultados y somos muy frágiles si no se consiguen. Ongi etorri, sin rencor y toda la suerte que algunos no nos dejaron tener.

Ver Post >
¿Qué puesto reserva Eusebio para Juanmi?
img
Alfredo Del Castillo | 14-06-2016 | 11:12| 1

El Consejo de Administración realista y la Dirección deportiva con el beneplácito del míster de La Seca pelearon con astucia y mucha fuerza con el Málaga para hacerse con los servicios de Juanmi Jiménez,  un jugador pretendido desde que se abrió el pasado mercado invernal. El valor de su ficha y  las cinco temporadas de contrato para un jugador de solo 23 años han servido al agente del futbolista y al delantero natural de Coín y boquerón de nacimiento para decantarse por los donostiarras, frente a las dos ofertas que tenía sobre de la mesa.

Juanmi sale a Anoeta para su presentación como jugador de la Real Sociedad. / Arizmendi

La Dirección deportiva, con su máximo responsable ante los medios de comunicación, presentó a Juanmi como un jugador de un perfil alto y muy polivalente en el terreno de juego, ya que se desenvuelve muy bien en los dos costado, en el enganche y en la punta de ataque. Se trata de un jugador emergente de la cantera andaluza que debuta en el primer equipo malagueño a temprana edad y que ahora tiene 23 añitos. Posee unas cualidades innatas de velocidad en el juego y es muy inteligente en la decisiones que tiene que tomar a la hora de circular el balón en los últimos veinte metros. También hay que comentar que su fuerte no es la finalización y el oportunismo de cara al gol, ya que en esa faceta se queda un poco escaso. Estos son sus números en el Málaga B, entre las temporadas 2008- 2011 en 22 partidos sólo marcó un gol. En el Málaga senior, de  la temporada 2009 a la 2013, disputó 37 partidos y marcó 8 goles. En el Rácing de Santander de Munitis en 19 partidos no marcó ningún gol. Volvió a Málaga y  desde 2013 a 2015 jugó 62 partidos en los que marcó 13 goles. El último año ha jugado en el Southampton donde su participación fue la siguiente: Premier League,161 minutos; Europa League Qualifications, 68 minutos; Legue Cup, 158 minutos; U21 Premier League, 155 minutos y FA Cup, 44 minutos. En total, 586 minutos. El algodón no engaña, mi niño.

Sí responder al perfil de jugador que persigue el entrenador realista, es decir, es un hombre de mucha movilidad en el frente de ataque y en el balcón del área rival, con muy buena capacidad para la combinación y con sintonía para asociarse con los compañeros en tirar paredes y en combinaciones en espacios reducidos. Pero amigos, me queda una duda: Si de medio para adelante jugamos con dos medios puntas a pasillos interiores y en banda abiertos otros dos cuando tenemos el balón y un solo punta en ataque, ¿teniendo a Oyarzabal, Vela e Imanol Agirretxe dónde colocamos a este flamante fichaje? Esperemos y veremos cuáles son las intenciones de Eusebio Sacristán y su influyente segundo entrenador porque nos dicen que el verdadero puesto y donde más ha rendido Juanmi es en el enganche, detrás del único punta.

Este jugador ya fue visionado y destacado como fichable por la Secretaria técnica del club cuando jugaba en el Malaga B y en el Rácing de Santander de Munitis. Sin colgarnos medallas, en esos momentos era un futbolista emergente de un potencial brutal y con una cualidades técnicas envidiables para la edad que tenía. Ya fue seleccionado para la Sub 18 donde jugó tres encuentros y marcó un gol. En la Sub 19 de De la Fuente, en 20 partidos marcó 8 goles. También ha debutado en la selección absoluta de Del Bosque.

Pero no me ha gustado nada su puesta en escena en rueda de prensa con la Dirección deportiva y el vicepresidente primero, Don Ángel Oyarzun, después del desplazamiento a comer a un fantástico restaurante guipuzcoano. En mi opinión, primero leerle los valores Real Sociedad dichos a cuatro vientos por el presidente y que son cultura del esfuerzo, formación, entrega, compromiso, respeto, superación, orgullo, humildad, participacion y liderazg. Después, lo llevan a un partido de pelota y a una buena sidrería para terminar en un duelo de aizkolaris en la plaza de toros de Azpeitia. Se daría cuenta muy rápidamente del verdadero valor de club y del sentimiento del aficionado guipuzcoano. Ongi etorri, Juanmi. Tu triunfo es el triunfo de quien apostó por ti.

Ver Post >
Hay trabajo
img
Alfredo Del Castillo | 08-06-2016 | 08:06| 0

El éxito o el fracaso en todos los clubes profesionales de fútbol recae en la capacidad de los directores deportivos a la hora de acertar o fracasar en la construcción de un equipo. Con los fichajes que se hacen se busca tener un equipo competitivo y realizar una temporada acorde con el potencial de plantilla que tenemos, bien sea con futbolistas que emergen de la fuente de Zubieta o bien sea con los futbolistas llamados a reforzar el equipo en puestos muy específicos y muy importantes para conseguir los resultados deseados. Camino del éxito o del fracaso.

El papel de un buen director deportivo en el planeta fútbol es supervisar el desarrollo de los jugadores y del cuerpo técnico para poder garantizar una temporada adecuada al potencial de plantilla y el buen rendimiento de ella sobre el verde cada fin de semana de competición. Su eficacia tiene un gran impacto para lograr los objetivos deseados. Los accionistas y aficionados pagan religiosamente para ver al equipo de sus amores competir y como tal puede, ganar, perder o empatar.

Pienso que a estas alturas ya, el presidente, los consejeros específicos en lo deportivo y la dirección deportiva con el cuerpo técnico, se han puesto manos a la obra para confeccionar el mejor equipo posible de cara a la temporada 2016/17. No se puede fallar, ya que las dos anteriores han sido muy pero que muy escasitas para el potencial de futbolistas con los que contaba el equipo. Si se atiende a lar relación calidad precio, los objetivos no se han cumplido.

Eusebio golpea un balón mientras los jugadores corren por uno de los campos de Zubieta. / P. MARTÍNEZ

Ahora le toca el turno al míster y debe tener claras unas serie de cuestiones:

¿Dónde estoy? Está usted en un club que siempre ha apostado por la cantera y por el potencial de futbolistas formados en Zubieta tras un proceso de selección en todo el País Vasco y en las provincias limítrofes y captación de jugadores también para el equipo filial en edades más adultas. Este consejo siempre ha apostado por los futbolistas canteranos y  por refuerzos de buen rendimiento para dar tiempo al crecimiento de los futbolistas noveles. Que los que juegan a su alrededor los hagan mejores jugadores y grandes competidores. Pero míster, no 14  o 16 jugadores en nómina, no. Creo que con 8 basta. Así fue casi siempre la Real, esa que emociona a un público entregado cuando salta al campo Bautista, Oyarzabal, Aritz, Prieto, Pardo, Zurutuza, Mikel, Yuri, Zaldua o Agirretxe.

Conocer el club. Eusebio llegó en la jornada 12 y en el primer encuentro como entrenador de la Real se enfrentó al Sevilla. En total ha disputado  29 partidos de competición -27 de liga y sólo 2 de Copa del Rey-, así que es tiempo más que suficiente para conocer la entidad y saber lo que quieren de él y cuál es el objetivo que propone el consejo con la plantilla de futbolistas que le pongan a su disposición para comenzar a trabajar allá por el mes de julio. El objetivo debe de ser trabajo y oportunidades para los canteranos que den el nivel que exige una competición tan exigente, ya que solo por ser canterano no se juega en la Real. El puesto debe de estar muy caro de conseguir.

Conocer la plantilla. Con los meses de trabajo que ha tenido en las fantásticas instalaciones de Zubieta, el míster debe de saber a la perfección las cualidades y características de los jugadores que tiene a sus ordenes. A partir de ese momento,llega  la hora de la verdad en las altas y las bajas para confeccionar un equipo acorde a su filosofía de juego, modelo de competición y metodología de trabajo.

Entrenar distintas opciones de juego. El míster de La Seca llegó a Donosti con la vitola de metodología de trabajo y estilo de juego al mas puro estilo Barça, que con el tiempo se fue diluyendo como un azucarillo en un vaso de agua. A las a las pruebas me remito. Ganamos los partidos de menos continuidad en el juego que tuvimos y de menos posesión del balón también. El fútbol que gusta al aficionado realista es de lucha, trabajo, garra, choque, intensidad, entrega y ritmo alto de juego. Eso emociona y el publico jalea en Anoeta. En este mundo fútbol tiene cabida todo:  el tiki-taka y otros modelos también. Y si no, miren el modelo con el que el Atlético de Madrid eliminó al Bayer y Barça y llegó a la final de la Champions a Milán. Así que cuantas más variantes y distintos modelos de juego, mejor. Es mucho más enriquecedor para los jugadores que en el día a día van a entrenar a unas fantásticas instalaciones que son la envidia de muchos otras equipos.

Trabajo en equipo. Es muy importante en este aspecto que tu equipo de trabajo se sienta a gusto y para conseguirlo hay que ser muy flexible y delegar las responsabilidades en cada área de trabajo. Que cada miembro de tu grupo se sienta importante y comprometido con la labor que debe realizar: el segundo entrenador es el que te comenta todo y sabe de todo y de todos;  el entrenador de porteros debe sacar el máximo rendimiento con su trabajo especifico con los porteros; el preparador físico y el medico ponen el equipo en unas condiciones optimas para competir en 38 jornadas en la LaLiga y que  la Copa que sea larga de una vez por todas; el recuperador recupera cuanto antes y los servicios médicos cuidan y mimarna unos jugadores con sus conocimientos y medidas a tomar para evitar las lesiones, que son normales en una competición tan exigente; el delegado a poner en orden todas esas pequeñas cosas que le ocurren a los futbolistas y ellos son los que les ayudan a controlarlas y que se sientan muy a gusto en estas labores cotidianas; los informadores y operarios de grabaciones de partidos que tenga el lunes sobre la mesa del míster el informe del rival con el cual el equipo va a competir, aunque creo que a nuestro míster le gustan más las grabaciones y las imágenes que los informes en el papel. Que hay  grabar, pues se coge a un técnico en grabación y se graba, sin más.

Equipo de trabajo. Es ese conjunto de personas o técnicos que interactúa directamente con una finalidad perseguida por todos. Para su consecución establecen unas normas de funcionamiento acordadas por todos los miembros del equipo del cual se sienten parte. Todo esto está controlado por uno más, el míster. El míster es uno y el máximo responsable, es decir, el primero que se va si los resultados no salen. Los demás se pueden quedar o se van con el también, eso es así de sencillito. En este apartado habrá novedades, es decir, altas y bajas. Lo veremos en un próximo comunicado del club. Sin más, gustos de unos y de otros.

Antes de entrar dejen salir. En la temporada que acaba de terminar tuvimos en nomina entre el primer equipo y cesiones la friolera de 32 futbolistas. Esto es mucho, pero Eusebio cuando llegó estaba contento con todo y todo era idílico. Con el tiempo se ha dado cuenta de que esto es una locurita y ha pedido quedarse con 21 o 22 futbolistas. Si luego hiciera falta, echaría mano del filial, es decir, del Sanse. En lo meramente referente al primer equipo, de momento tenemos como portero solo a Bardaji y creo que el fondo Maldonado nos va a limpiar los bolsillos con Rulli, pero por el que las para y el que las mete hay que pagar y es así, no hay otra. Si la opción del argentino no sale hay que firmar dos porteros, ya que no se cree en lo que hay en casa. Por el lateral derecho tenemos a tres futbolistas más uno que toca a la puerta con prisa: Aritz, Zaldua, Carlos Martínez y el emergente Álvaro Olaizola. Hay que aligerar el lateral derecho. En el puesto de central derecho sólo tenemos solo a Mikel González y al canterano Ugarte.  Si el tema de Reyes no sale, hay que firmar a un central derecho con calma. En el puesto de central izquierdo hay un titularísimo como Iñigo Martínez. más el recién operado Raúl Navas -un cajón de sorpresas en cuanto a la mala fortuna de las malditas lesiones – y Babic en el filial. Por el costado izquierdo tenemos a Yuri, De la Bella y Héctor, más la probatura en el puesto de Alain. No es mala esta idea, ya que, con todos mis respetos, podemos tener un Agustín Aranzabal. Pero con Kevin esperando en el Sanse hay que aligerar el puesto. En los dos medios centros, uno de corte defensivo y el otro más canalizador u organizador, tenemos a Gaztañaga, Markel y Zubeldia en un costado. En el otro a Illarramendi, Granero, Pardo y Guridi  Kako en la espera. Otro lugar que hay que aligerar. En banda derecha están de momento Prieto, Hervías y Vela. Si hay salidas, hay que firmar un banda. En el enganche están Zurutuza, Canales y Vela. Capilla también espera, así que hay que aligerar. En el costado zurdo el extraordinario Oyarzabal, Alain, David Concha y, si firma, Juanmi. En el ataque dependiendo de lo que pase con Jonathas, tenemos a Agirretxe y Bautista. Si hay salida, hay que firmar sin fallar. Así que hay muchos jugadores con contrato y hay que llegar a buenos acuerdos para aligerar un plantel muy numeroso desde el inicio. Hay muchísimo trabajo y muchísimas reuniones a varias bandas para configurar un plantel de futbolistas que no puede pasar el limite de 22 jugadores y deben de salir las cuentas.

Nos faltan centrales, porteros, medios de banda y atacantes. Parece que viene Juamni, pero antes de entrar deben salir varios y las salidas con contrato en vigor están muy ,pero que muy complicadas. En Donosti se vive muy bien, se cobra muy bien y dejar la Bella Easo para ir a otro lugar no es fácil. Que comiencen las reuniones y los acuerdos para volver a ilusionar y no mentir otra vez en cuanto a resultados clasificatorios a una afición muy desilusionada y muy enfadada con todo lo sucedido en estas dos ultimas temporadas. Acierten de una vez por todas. A quienes corresponda.

Ver Post >
Una final que marca a dos entrenadores
img
Alfredo Del Castillo | 30-05-2016 | 14:41| 0

Estimados y queridos lectores, dos verdaderos grandes en la historia de la Copa de Europa, ahora denominada Champions Legue, son la saeta rubia, Don Alfredo Di Stefano (DEP), y la galerna del cantábrico, Paco Gento. Esta competición siempre ha sido la mas importante de clubes a nivel Mundial y estas dos figuras consiguieron cinco Copas de Europa consecutivas en las primeras temporadas de la competición. Pero años después, Paco Gento logró la sexta en la temporada 66-67  y lo hizo con el equipo ye ye de Don Miguel Muñoz  (DEP) en el que todos eran futbolistas españoles, aunque también es cierto que él solo disputó 8 finales de Copas de Europa.  ¡Felicidades! Extremo de raza y de una velocidad endiablada, que cuando levantó la sexta Copa de Europa se convirtió en una leyenda del futbol mundial como único jugador que ha ganado este torneo en seis ocasiones.

El Estadio Giuseppe Meazza de Milan también muy conocido como San Siro acogió por cuarta vez en su historia una final de Champions Legue en sus 90 años de vida. Este mítico estadio se ha modernizado hasta conseguir la categoría de élite que otorga la UEFA

El equipo merengue había conquistado el titulo de Campeón de Europa en diez de las trece finales que había disputado, pero también es verdad que en este estadio nunca había ganado el todo poderoso equipo merengue y que sigue sin hacerlo, ya que el final de partido más la prórroga el marcador reflejada 1-1 y nos fuimos al punto de penalti.

El encuentro comenzó con los dos equipos de lujo sobre el verde, es decir, el Atlético de Madrid con su clásico 1-4-4-2 y flexible en defensa: Oblak en portería; línea de cuatro para Juanfran, Savic -el míster quería ganar altura y balón detenido-, Godin y Luis Felipe;  en el centro del campo Saul, Gabi, Augusto y Koke y dos puntas con alternancia en la fijación de Casemiro:  Griezmann y el niño Torres.  Por los merengue nada nuevo. El equipo de gala con un sistema 1-4-1-4-1 ó 1-4-3-3 como le gusta a la prensa, es decir: Keylor en portería;  línea de cuatro con Carvajal, Pepe, Ramos y Marcelo; Casemiro de pivote único por delante de Modric Kroos, y arriba del todo Bale, Benzema y Cristiano.

Comenzó mejor el Real Madrid mientras que los del Cholo alternaban la presión muy arriba a la salida de balón de los merengues con el repliegue a su propio campo algunas veces. El equilibrio era total y solo la pelota parada ponían en aprietos a los porteros y defensas rivales. La tuvo Casemiro en un remate que dio en Oblak y después, en fuera de juego en el momento que desvía Bale, Sergio Ramos marcó el primer gol. Fue rápida y difícil de cazar y se adelantó el equipo de Zidane, que comenzó bien colocado y mejor en las jugadas de elaboración. Pero fue marcar el gol y recular el equipo blanco y dejar todo el protagonismo a los de Simeone, que en un medio campo en inferioridad con Casemiro más suelto los dos mediocampistas merengues estuvieron casi todo el primer acto viéndolas venir sin hacer presión sobre Gabi y Augusto, dejándolos campar a sus anchas, es decir, dos se comieron a tres.Fue un primer acto de muy pocas ocasiones de gol y solo Antoine Griezmann puso el peligro en la portería defendida por Keylor Navas.

En el segundo acto reaccionó el Cholo y realizó el primer cambio en el minuto 46: Quita a Augusto, muy desacertado en el pase, y pone a Carrasco a jugar en punta junto a Torres, pasando Koke  a ser la pareja de Gabi por adentro y Griezman a desplazarse a banda derecha. Este cambio dio alas a los colchoneros. Carrasco volvió loco a un mal defensor como lo es Danilo y trajo en jaque a todo el entramado defensivo merengue. Corría el minuto 59 cuando Pepe, muy acelerado y poco temporizador, cometió un penalti sobre Torres que Griezmann lo estrelló contra el travesaño. “Se nos va otra final”, pensarían muchos colchoneros, pero el encuentro se vovió de ida y vuelta y hubo varias ocasiones de gol por parte de los dos equipos en tiros de Bale (fuera), Antoine (fuera), Saúl (fuera), Benzema con un mano a mano que para el portero Oblak con Cristiano solo esperando para empujarla y un recorte de Bale al portero colchonero que saca un defensa bajo de los tres palos. El gol llegaría tras un pase a la espalda de Marcelo, con un centro al área pequeña para que Carrasco entre con todo y ponga el 1-1 en el marcador aunque Lucas Vázquez lo sujetara de la camiseta en la impotencia de no defenderlo bien. Quedaban 10 minutos y todos los futbolistas blancos asustados y con el dodotis puesto. Qué martirio ahora el que viene por debajo en el marcador se nos sube a las barbas. Pero no pasó nada y nos fuimos a la prórroga.

En el tiempo extra se vio un Atlético más intenso que metía mucha presión en el robo, que jugaba al limite de la ley y que aún le quedaba gasolina. Los colchoneros eran capaces de incendiar el estadio con un Carrasco espectacular y un Real Madrid justo en sus fuerzas, con futbolistas jugando muy mermados en sus condiciones físicas casos de Cristiano, Bale, Modric, Kro0os, Benzema, que se fue a la ducha, y Carvajal, que se retiró lesionado. El miedo a perder de los dos equipos nos llevó a ver poco fútbol y muchas perdidas de balón por el desgaste brutal de los jugadores en todo este tiempo. Llegaron sin fuerzas y sin recursos físicos, aunque unos más que otros. Los merengues, sabedores de todo esto, llevaron el partido del tiempo extra hacia los penaltis, ya que sus fuerzas estaban muy pero que muy mermadas. Acertaron y para el punto fatídico como entrenador hay que escoger a los más seguros para el primer y el ultimo penalti. Aunque hay veces que los voluntarios dan un paso al frente, tú entrenador enumeras los lanzamientos. Comenzó Lucas Vázquez con un desparpajo fantástico y marcó. Terminó un jugador que en mi opinión no estaba al cien por cien para jugar este encuentro pero quién se atreve a quitarlo. Es muy divo y los divos juegan de cualquier forma. Su presencia asusta a los equipos rivales rivales y no es otro que Cristiano Ronaldo, que con su último lanzamiento marcó el gol del triunfo después del fallo de Juanfran, que estrelló el balón en el poste.

CR7 fue aupado y fotografiado por toda la prensa mundial como el salvador de un Real Madrid que ganando esta Champions salva unas decepcionantes Liga BBVA y Copa del Rey, pero que es campeón de Europa con un míster que en Segunda B no fue capaz de colocar al equipo el filial merengue entre los cuatro primeros. El presidente le dio otra oportunidad en el primer equipo y  hoy es recordado por ser campeón de la Champions Legue. Por el otro bando, un Cholo Simeone que después de presentarse en dos finales y no lograr ganarlas tiene muchas dudas en seguir un curso más capitaneando la nave colchonera. Fue un palo muy duro a un entrenador convencido de ganar al Real Madrid, ya que con anterioridad echó a Bayern y Barca. Sin más, fútbol profesional. Ese en el que hay mucho marketing, mucho cuento y demasiado dinero para unos y falta de pagos para otros. Ya saben el pez grande se come al chico siempre. Esto es más viejo que el drago de mi pueblo Icod de los Vinos.

Amigos, gracias por leerme y sean felices con unas vacaciones como se merecen. Pronto volverá lo que nos encanta, el fútbol.

PD: Felicitaciones por el título al hernaniarra Luis Llopis, entrenador de porteros del Real Madrid. Zorionak!

Ver Post >
Las finales se juegan y se ganan
img
Alfredo Del Castillo | 23-05-2016 | 15:46| 0

Amigos, esto es viejo. Se comenta que las finales se ganan, no se juegan. Pero yo opino que el triunfo está más cerca y el éxito muy asegurado si llegas a una final con futbolistas de la categoría de Pique, Messi, Neymar y ,sobre todo, la magistral clase y trabajo de Don András Iniesta.

El encuentro fue tenso, bonito, disputado y entretenido, con dos formas diferentes de interpretar un partido de fútbol, es decir, el juego combinativo contra el de rigor táctico, la entrega, la garra y el no dar un balón por perdido, además de jugar muchas fases del juego al limite de la ley como lo realizó un Sevilla muy motivado y supercompetitivo. Los andaluces fueron en muchos minutos del partido superiores a un Barça que tuvo que cambiar el guión por la expulsión de su central zurdo, Mascherano, en el minuto 36 de partido por derribar a un jugador rival en una ocasión manifiesta de gol. Ese Barça jugón, con muchos toques y con una posesión y continuidad en el juego brutal, optó por ser un equipo que se replegó y esperó muy cerca de su balcón del área a un Sevilla desmelenado y que se topó con el poste derecho de la portería fantásticamente defendida por su arquero, Ter Stegen, y por una línea de cuatro más Busquets por delante que achicaban agua como podían. Aquí destacó el liderazgo de un futbolista que realizó un partido completísimo en el aspecto defensivo y que no es otro que Piqué, un autentico valladar.

En lo meramente táctico, Luis Enrique apostó por su equipo de gala con Ter Stegen en la portería; Alves, Piqué, Macherano y Alba en línea de cuatro; pivote único, Busquets, por dentro a pasillos interiores Rakitic y Don Andrés Iniesta; costado derecho, Messi; costado zurdo, Neymar y arriba del todo su buque insignia y goleador, Luis Suárez, es deci,r el clásico 1-4-1-4-1 o 1-4-3-3 como les gusta a otros decir. Por su parte, Unai Emery apostó por un sistema de juego con Sergio Rico (qué tres paradones); línea de cuatro con Mariano, Rami, Carrizo y Escudero; centro del campo para Coke, Krychowiak, Banega y Vitolo  y arriba del todo Iborra y Gameiro, es decir, un 1-4-4-2 con repliegue hasta línea de medios del conjunto rival para fijar a los dos centrales con los dos puntas  y dejando un poco más suelto a Busquets y acosando a la zona de maquinas y organización azulgrana con los medios centros sobre de Rakitic e Iniesta. Este trabajo lo realizaron Banega y Krychowiak.

Fue un espectáculo ver los movimientos y evoluciones de los 22 futbolistas. En el segundo acto el míster sevillista quiso dar el golpe de efecto con Coke de lateral derecho y Konoplyanka en el costado derecho y fue cuando apareció la magia de Neymar. Se quemó como papel de fumar por ese costado una y otra vez, ya que anteriormente con Mariano estuvo muy bien marcado y poco activo. El equilibrio era muy importante en el juego de una y otra parte, pero en el fatídico minuto 91 viene la expulsión de Banega por derribar a un contrario en una ocasión manifiesta de gol. Esta vez la falta fue sobre Neymar. Desde ese momento el Sevilla se vino abajo y su jugador más importante en la canalización del juego ofensivo ya no estaba en el verde y eso lo notó el equipo muchísimo. Para más inri, en la prorroga y tras un gran movimiento a pasillo interior de Neymar con arrastre a su lateral derecho Coke, deja un pasillo para Jordi Alba que estaba muy mal defendido por el canarión Vitolo. La bolea del lateral coló el balón en la portería de Sergio Rico, aunque el maestro con un pase milimétrico fue el mejor futbolista del mundo, Leo Messi. ¡Qué gozada verle por sobre el verde! Cuando tienes a Messi en tu equipo esperas siempre algo más y, cómo no, en el minuto 120 en un pase inventado del argentino a Neymar, el brasileño finalizó con una plasticidad y belleza extraordinaria y finiquitando el partido. ¡Qué bueno es el 10!

Cuando terminó el encuentro se desató una explosión de alegría y jubilo entre los jugadores azulgranas y su cuerpo técnico, entrando al verde del Vicente Calderón para abrazar y besar a sus jugadores. Luis Enrique, que vivió el partido con una energía y unas protestas muy continuadas en entradas sobre sus futbolistas, dejó el protagonismo a sus jugadores, ya que nadie más que él sabe que tiene en sus filas a los mejores jugadores del planeta y con ese potencial ganar las finales es más fácil. Amigos, quedó muy clarito. El fútbol en esta final fue de Piqué, Iniesta, Messi, Neymar, Banegas, Vitolo, Mariano, Gameiro, Rico o Ter Stegen. Ellos fueron los verdaderos protagonistas en una final que se resolvió en los últimos latidos de un partido que tuvo de todo y 30 minutos más de regalo. Felicidades a los dos equipos por el espectáculo ofrecido. ¡Qué bonito es el fútbol de los futbolistas!

Iniesta levanta el trofeo que acredita al F.C. Barcelona como campeón de la Copa del Rey 2016./AFP

Ver Post >
Cinco muy raspado
img
Alfredo Del Castillo | 21-05-2016 | 09:14| 0

La nota final de la Real Sociedad esta temporada es un cinco muy raspado en otro curso más bien insuficiente, decepcionante, escaso y malo, sobre todo en nuestro fortín de Anoeta en donde se nos escaparon por arte de magia 31 puntos. ¡Casi nada!

No era nada difícil para Eusebio superar los números del anterior entrenador, sí el que firmó a bombo y platillo el presidente y lo presentó como un míster top. Sí,  ese que con su equipo sólo sumó 9 puntos de 33 posibles que le daba la competición en once jornadas de liga y por lo cual en la jornada doce llego el de La Seca a Donosti. Lo hizo recomendado por el director deportivo después de perder lamentablemente en las Islas afortunadas ante los Pío Pío por dos goles a cero. Se fue tras dos partidos ganados, tres empatados y seis perdidos. “Hay que traer a otro entrenador o nos vamos a segunda”,  comentaron muy preocupado los consejeros, el presidente y la dirección deportiva. Más de lo mismo decían los del otro costado. Sin más, fútbol.

Eusebio aterrizó en Zubieta con la metodología, el estilo y el modelo de juego del Barça, el cual, con el tiempo se ha ido diluyendo como un azucarillo en una jarra de agua, ya que a su equipo le faltó alma, garra, amor propio, intensidad, compromiso, goles y ambición. Sobre todo le afectó la baja forma de un futbolista fantástico que, por una causa u otra, ha realizado una temporada para olvidar en cuanto a rendimiento y que ha tenido más protagonismo fuera del verde que dentro del rectángulo de juego y no es otro que nuestro querido Carlitos Vela.

Por otro lado, Jonathas fue el fichaje estrella de este curso. Se firmó para competir con el canterano de Usurbil, Imanol Agirretxe, que le salió respondón y con sus trece goles se ha convertido en el máximo artillero del equipo. Y eso sólo jugando siete partidos completos y en otros ocho incompletos para un total de 15 encuentros. ¿El brasileiro no vino a marcar diferencias o nos equivocamos con él? Porque sólo jugó 1718 minutos -1599 en liga y 119 en Copa del Rey- con sólo 7 goles en Liga BBVA. Con estas cifras en una empresa competitiva de cualquier polígono industrial guipuzcoano te diría el gerente: “Mi niño, relación calidad-precio, carísimo”.

Así que según mi opinión sólo la casta, la garra, la ambición, la ilusión, el compromiso, la implicación de los potrillos Aritz Elustondo y Mikel Oyarzabal ha sido lo más destacable de otra temporada decepcionante, insuficiente, con un plantel de jugadores que es el mejor remunerado en la historia de la Real Sociedad. Si en el curso anterior con dos entrenadores como Arrasate y Moyes sumamos 46 puntos, esta campaña con el escocés y con Eusebio sumamos 48 puntos, es decir, sólo la pírrica cifra de dos puntitos más y el equipo nunca estuvo colocado más arriba del puesto 9 en la tabla clasificatoria en toda la temporada. El algodón no engaña.

Lastrados por las lesiones

El principal enemigo de los futbolistas realistas han sido las malditas lesiones, ya que si Moyes llegó a tener tres lesionados hasta la jornada once de liga -Zaldua, Raúl Navas y Dela Bella-, fue llegar el nuevo míster, Eusebio Sacristán, y la cifra de lesionados se disparó a nueve jugadores con lesiones de distinta índole. Además, resultó muy difícil recuperar a algunos jugadores y terminaron por caer otros como Raúl Navas, Canales, Agirretxe, Granero, Carlos Martínez, Zaldua, Zurutuza, Iñigo Martinez, Yuri, Markel, Vela -un partido- y Héctor Hernández. Muchos jugadores y muy importantes en el sistema de juego del míster de La Seca.

Los futbolistas firmados o en régimen de cesion para marcar las manidas diferencias de este curso que contrato la direccion deportiva han ofrecido un rendimiento escaso, insuficiente, decepcionante y a los hechos me remito. Reyes (2401 minutos, dos goles), Raúl Navas (inédito todo el curso por lesión), Oier Olazabal (228 minutos en liga y 179 en Copa del Rey, encajó 8 goles), Bruma (1461 minutos en liga y 90 minutos en Copa del Rey, tres goles) y el fichaje estrella, Jonathas (1599 minutos en liga 119 en Copa del Rey y solo vio puerta en liga marcando 7 goles). Por otro lado, quedan los 3192 minutos de Rulli, los 1339 minutos de De la Bella, los 836 minutos de Granero, los 904 de Canales con un gol en Copa, los 2801 minutos de Vela con 5 goles, los 159 minutos del Chory en liga y los 78 minutos en Copa con cero goles. Es un lujo que un equipo de cantera como el nuestro gaste tanto dinero en jugadores con tan pocos minutos y tapando a futbolistas emergentes que tenemos en el filial con una proyección extraordinaria como lo demuestran cada vez que le dan su oportunidad y su continuidad.

La Real Sociedad 15-16 fue un conjunto muy irregular durante las 38 jornadas de liga, capaz de lo mejor -ganar cuatro partidos seguidos incluido el derbi en San Mamés-, como de comenzar el campeonato liguero. En toda la primera vuelta de liga solo sumó 20 puntos con el añadido de perder en nuestro fortín de Anoeta 16 puntos. Todo lo comentado fue la consecuencia de que la S.D. Eibar nos sacase diez puntos de ventaja al terminar la primera vuelta de campeonato, que los terminamos recortando en una segunda vuelta en la que la Real Sociedad sumó 28 puntos y los armeros la insuficiente cifra de 13 puntos. Como pueden comprobar fuimos un equipo muy discontinuo y muy irregular. Dando nombres y apellidos, con Moyes de 33 posibles sumamos 9 y con Eusebio Sacristán, de 81 puntos posibles sumamos 39 que hacen los 48 finales que tenemos.

El once que disputó el último encuentro de Liga en Anoeta

El modelo de juego y el sistema de juego fueron los siguentes. Con Moyes en el banquillo se utilizó el clásico sistema de las islas británicas, es decir, un 1-4-4-2 y su equipo más titular en minutos fue el siguiente: Rulli; Aritz, Reyes, Iñigo, De la Bella; Prieto, Illarra, Pardo, Bruma; Vela y Agirretxe. Con la llegada de Eusebio se cambió el sistema y el modelo de juego, ya que lo que colocó sobre el tapete el nuevo míster fue el más puro estilo Barça de los Rijkaard, Guardiola, Tito (DEP) o Luis Enrique, en donde se comentaba que se ganaban los encuentros con el modelo innegociable de la continuidad en el juego y la posesión del balón en ataques elaborados y de muchas combinaciones hasta aparecer la ocasión de hacer gol. Pero su equipo fue muy desigual, ya que solo repitió muy pocas veces la misma alineación, bien por las lesiones, por decisión técnica o por variantes tácticas. Su equipo con más minutos fue el siguiente: Rulli; Aritz, Reyes, Iñigo, Yuri; Illarra, Prieto, Pardo; Vela, Oyarzabal y  Jonathas. Como verán, sólo tres futbolistas como variantes entre Moyes y Eusebio: Bruma,De la Bella y Jonathas.

Decepción en la Copa

Otro curso más la Copa del Rey fue un ridículo y fracaso monumental, ya que nos eliminaron en primera ronda los canariones de Las Palmas, un equipo recién ascendido y confeccionada con jugadores de operación retorno a la isla redonda como Valerón, Ángel, Momo, Castellanos, Nauzet, Viera o Aythamy, más los canteranos Simon, Lizoain, Vicente Gómez, Roque Mesa, Tana o David García, es decir, un equipo muy del estilo Real Sociedad con muchos canteranos en sus filas y foráneos mejores que lo que hay en casa. Gran temporada de los Pío Pío que con dos entrenadores como Quique Setién y Paco Herrera sumaron la cifra de 44 puntos, a solo cuatro de la Real Sociedad.

Resumiendo. Como podemos comprobar los jugadores que firmamos para marcar las diferencias y que tenemos en nomina cobrando religiosamen, caso de Rulli, Oier Olazabal, Reyes, Navas, De la Bella, Granero, Canales, Bruma, Chory -que se fue en el mercado de invierno por algo-, Héctor, Jonathas, Vela, David Concha y Finbogasson, con Moyes sólo jugaron con suma regularidad Rulli, Reyes, De la Bella, Bruma y Vela y con la llegada de Eusebio, uno menos – Rulli, Reyes, Jonathas y Vela- quedando muy, pero que muy clarito, que hemos fallado en las incorporaciones. No quiero ser ventajista y sé que ha habido lesiones y jugadores en régimen de cesión a otros equipos, pero cuando tú mandas a otro club un jugador es porque en tu casa tienes algo mejor. ¿A que es así? Se falló clamorósamente en los jugadores que vienen a marcar las diferencias, se falló en los fichajes otro año más y llevamos unos cuantos sin acertar, aunque también es verdad que los de casa no han estado a la altura y su rendimiento ha estado muy por debajo de sus verdaderas posibilidades. La vida sigue igual. No hay culpables y son cosas del fútbol. Pues señores mandatarios, tenemos lo que nos merecemos. Sin trampa ni cartón. Está demostrado que hemos vivido  dos campañas muy insuficientes para el potencial de plantilla, que teníamos que son la 14-15 y la 15-16 con 46 y 48 puntos solamente.

Ver Post >
El camino para el próximo curso
img
Alfredo Del Castillo | 17-05-2016 | 08:22| 1

En el mítico Mestalla, Valencia y Real Sociedad se enfrentaron en un encuentro en el que su máximo objetivo era ganar sí o sí para quedar lo más arriba posible, es decir, entre el puesto octavo o el noveno. Por la cabeza de los dos sólo pasaba la inyección económica que recibirán según el puesto final en la tabla clasificatoria, esa que después de 38 jornada te pone donde mereces. El algodón no engaña.

Estos dos equipos despedían el campeonato regular 15-16 con más pena que gloria, ya que los malos inicios obligaron a los dos equipos a cambiar de entrenador. Por el  equipo ché han pasado  tres místers y  dos por el banquillo realista,  uno de ellos top. Ante tanto despropósito los dos equipos deben dar por bueno que no sufrieron mucho, después de haber estado mirando a los puestos de descenso en todo el campeonato.

El encuentro de liga se adelanto al viernes a las 20.30 h porque ninguno de los dos conjuntos se jugaban nada ni perjudicaban a terceros equipos, es decir, estaban colocados en zona cómoda y sin ningún objetivo por el que pelear. ¡Qué pena! Otra temporada más a la papelera y muy  parecida a la anterior  en la que terminamos con 46 puntos. En ésta lo hemos hecho con sólo dos puntos más, es decir, 48.

El partido fue el clásico de dos equipos que sólo se jugaban lo ya comentado y que se dedicaron a tratar de contentar y entretener  a los pocos espectadores que se acercaron al estadio valenciano con un juego alegre, vistoso, de continuidad y muy fluido, sin la presión o tensión por los tres puntos en juego, es decir, el clásico partido de ‘tú juega que yo te dejo jugar’. Pero amigos lectores, en toda la primera parte el conjunto de Pako Ayestaran no apareció por el área visitante hasta el minuto 43, en el ultimo respiro de este acto, y fue a pelota parada para que el publico dijera su primer uuuyyyyy. No tiró un tiro entre los tres palos en los primera parte. Por el contrario, la Real salíó con un equipo muy canterano y dando oportunidades a sus potrillos, que demostraron los verdaderos valores que se le inculcan en Zubieta desde la base a la cúspide de la Liga BBVA.

Si la primera parte fue un poco entretenida pero sin muchas ocasiones, la segunda fue una castaña pilonga y muy grande, es decir, mala de solemnidad, con muchas perdidas muchas interrupciones y sin nada de continuidad y fluidez en el juego. Los dos equipos se contagiaron y no estuvieron acertados en el juego combinativo y como ya comente el equipo ché no tiró entre los tres palos ni un tirito. Esto es muy vergonzoso para un conjunto con un presupuesto para luchar por objetivos más ambicioso. Son encuentros que hay de todo y pudo haber un penalti sobre Alcacer por un derribo dentro del área realista en los últimos minutos del partido, ya con el tiempo añadido en juego. Pero es que a la siguiente jugada, en una gran contra por el costado de Bruma, el internacional sub 21 portugués se sacó un tiro seco, que entre el portero y la defensa local no acertaron a despejar. Se formó un barullo en el área pequeña, el balón se le quedó a huevo a Oyarzabal, que de un zambombazo con su pie bueno lo metió como un obús en las redes valencianas. A partir de ese momento se armó la marimorena. Los aficionados ché, cansados de la mala temporada sacaron pañuelos, almohadillas, periódicos , bufandas y gorros al viento para demostrar su enfado con un equipo que realizó una temporada muy pobre y muy por debajo se su posibilidades. Mientras tanto, los futbolistas donostiarras y su entrenador Eusebio más contentos que unas pascuas por los tres puntos, por los dos últimos partidos de liga ganados y porque a los chavales del Sanse cuando le dan la oportunidad de jugar en el primer equipo se transforman y rinden a un alto nivel. Así que resumiendo, les robamos tres puntos y con tres futbolistas en el verde que aportan los valores de la Real Sociedad: Aritz, Oyarzabal, Bautista y  Zubeldia. Ésta es mi Real con la aportación de unos foráneos de nivel. Así que ya saben el camino para el próximo curso, esa es Mi REAL.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor