Diario Vasco
img
Se busca entrenador
img
Alfredo Del Castillo | 10-11-2014 | 14:57| 2

En estos momentos que el periódico me dio la oportunidad de comentar mis vivencias sobre mi pasión futbolera, nuestra Real Sociedad anda rastreando el mercado en busca de un entrenador. Es ahora cuando me viene a la cabeza el año 1985 y el nombre de John Toshack.

Recuerdo perfectamente como en las bodas de oro del  Lagun Onak de Azpeitia queríamos llevarlo a dar una charla coloquio junto a Javier Clemente. El contacto con el entrenador vizcaíno lo había comprometido mi amigo y actual Presidente de la F.G.F, Juan Luis Larrea, que nunca falla. John era una persona muy hermética y difícil de acceder, pero me dije a mí mismo «Alfredito, naturalidad y atrevimiento» y ni corto ni perezoso me fui a Zubieta. Hablé con Salva Iriarte que me respondió: «mejor coméntaselo, tú». Cuando salió John hablé con él:  «El campo de Garmendipe fue donde tú debutasté con la Real Sociedad y queremos invitarte a una charla coloquio junto a Clemente,  ya que el equipo del Lagun está en celebraciones».  La respuesta de Toshack fue:  «Alfred, no problem». Así que contamos con su presencia y disfrutamos de Clemente y él en una charla que se celebró en el palacete azpeitiarra.

El galés fue un referente en los entrenadores gipuzcoanos de los años ochenta, ya que su metodología de trabajo era muy novedosa. Een el aspecto táctico comenzó con un sistema de juego muy de la liga inglesa, es decir, un 1-4-4-2, con defensa en línea de cuatro, cuatro centrocampistas con dos medios por adentro, dos por afuera y dos puntas arriba. Los entrenamientos fueron muy entretenidos con partidos en campo reducido o «minipartidos», como los llamaba él. Eran artidos con cuatro porterías, mucha intensidad y de siete contra siete o con superioridad numérica, picas, skiping, ritmo y velocidad de resistencia, con la famosa «plaza de toros», que decían los jugadores como Lopez Ufarte. La Real incorporaba toda esta metodología de trabajo del fútbol ingles y de una escuela de fama mundial como la del Liverpool y con un hombre de la casa haciendo un gran trabajo en la sombra, Marco Boronat.

Recuerdo como si fuera hoy aquella alineación del sistema 1-4-4-2: Arconada, Zelaieta, Gorriz, Gajate, Sagarzazu (DEP), Iturrino, Larrañaga, Zamora, López Ufarte, Satrustegi y Uralde., También cambió este sistema y jugó en 1-4-3-3, que actualmente tan novedoso parece, pero su su gran acierto llega cuando pasa a jugar con una línea de tres centrales más dos carrileros, un medio centro dos medios puntas a pasillos interiores y dos puntas en el ataque. En este aspecto era un entrenador que desde su banquillo veía muy bien los puntos débiles del contrario y hacia los cambios muy rápidos o ponía a calentar a jugadores en los minutos iniciales del encuentro y se tiraban calentando muchísimo tiempo. Así tenía a los jugadores en constante actividad y metidos en su trabajo.

En el sistema de tres centrales introdujo muchas variantes tácticas, pero siempre con tres centrales en el fondo. En el Camp Nou jugó con dos líberos por detrás y un central por delante intentando tapar pasillos interiores. Era un adelantado en la estructura táctica. Fue tan grande el éxito conseguido en lo deportivo y en lo económico, que se fijó en él el todopoderoso Real Madrid y se lo llevó. Normal, ¿a quién le amarga un dulce?
El ex presidente de la Real Luis Uranga o el directivo Txatxan Irusta comentaban de él: «Puedo decir sin temor a equivocarme que es un entrenador perfeccionista en todo lo referente a su profesión. Toshack tiene un carácter fuerte, disciplinado y es muy exigente incluso consigo mismo. Ttodo ese carácter los transmite a las personas que están junto a él, es un ganador nato».

Los sistemas de juego son moda para los entrenadores y los que emplean los equipos líderes crean tendencia. Es el caso del Barça de Guardiola o el Atlético de Madrid de Simeone. Por aquél entonces yo estaba entrenando al Lagun de Azpeitia e implantamos el sistema del galés. Nos fue tan bien que ascendimos de Preferente a Tercera. Al año siguiente me firmó el Beasain de Pello Guibelalde. Jugábamos en en Tercera división y teníamos un plantilla espectacular. Con el sistema de Toshack ascendimos a Segunda B tras un play off de ascenso con equipos como el Escobedo, el Utego y la Peña Sport de Tafalla. Con esto quiero comentar que Toshack fue un espejo donde muchos entrenadores gipuzcoanos  nos miramos en él y yo, aunque canario de nacimiento,  me siento entrenador gipuzcoano.

Como simple anécdota puedeo contar que por aquél entonces me dedicó un libro cuyo texto era el siguiente:  «Alfredo, para que aprendas más o menos. Suerte» . He aprendido más. Gracias,  John.
En estos momentos que el consejo de administración y la dirección deportiva más la secretaria técnica andan buscando un entrenador que entre en los parámetros económicos y deportivos de la Real Sociedad con un perfil y metodología de un equipo de cantera y por la cantera desde las categorías inferiores, hay que buscar un entrenador de éxito y de perfil como el mencionado. Que acierten. Con este artículo sólo quería darles una pistita.

Ver Post >
El fútbol de la calle
img
Alfredo Del Castillo | 06-11-2014 | 13:32| 0

Se suele comentar como decadencia del deporte rey, el fútbol, el menor número de espacios callejeros donde aquellos niños de casas más pobres o no tan pobres realizaban sus tareas de ingenio, cuquería, listeza, destreza, habilidad y coordinación ante una pelota de papel, trapo o de plástico . En aquellos tiempos un balón de reglamento eran palabritas mayores. Se jugaba al fútbol colocando cuatro piedras como si fueron los postes de las dos porterías, los porteros se escogían dos equipos elegidos por los dos porteros y, señores, a jugar.

Las calles o los solares donde antiguamente con palos de escoba o de hojas de palma o, simplemente, dos palos y con las mismas manos realizábamos los niños las tareas de peones de trabajo para acondicionar un campo de fútbol siguen estando en el mismo sitio o en ese lugar en el que ahora hay un polideportivo o un campo de hierba artificial o unas fantásticas instalaciones para practicar el tan famoso por estos lares multideporte.
He aquí por tanto que rechazo que la decadencia del fútbol y la disminución de los grandes futbolistas sea un efecto de la ocupación de los solares o los parques o las calles. Estos lugares están disponibles igual que los de antes. Lo que el progreso de la sociedad ha ocupado es la mentalidad de los chavales que antes jugaban estos sitios, llevándolos ahora a juegos más cómodos como son los ordenadores, los videojuegos o los móviles, en definitiva, a una vida mucho más tranquila y sedentaria. Aquí los padres y abuelos que metemos muchas más horas trabajando tenemos una parte muy importante de culpa. El fútbol apasiona mucho menos, tanto a los mayores como a los más pequeños.

Aunque la angustia socioeconómica de muchos hogares aumenta, aunque padres y madres se desmarcan de sus hijos durante casi ocho horas diarias, han mejorado considerablemente en relación a hace muchos años los medios y la conciencia que hacen al cuidado y educación de los pibes que aprendían a mamar el fútbol.

Mantenemos la costumbre de seguir siendo pobres, pero nos hemos acostumbrado a consumir muchísimo mas y en ese mayor consumo nos acercamos más a la buena vida y al confort que divierte a los mayores y a los más pequeños. Y es que el fútbol no puede competir en una lucha contra esos hábitos. Aquí encontramos pues otra causa que puede explicar esa decadencia.

Otro problema añadido es la tasa de natalidad, pero en contraposición hay un vivero extraordinario que antes ya existía: los colegios tanto públicos como privados. En sus patios de recreo y otras actividades hay un filón de niños con las características clásicas del futbolista de nuestra ciudad como el talento, la pausa, la visión de juego, el regate, el pase, la cuquería, la listeza, el atrevimiento, la garra, el desparpajo, el juego aéreo, el compromiso, la implicación, el rigor y, sobre todo, el copiar de lo que hacen Messi o Cristiano Ronaldo.

Estas características enumeradas son algo innato de los futbolista de nuestra tierra. Ahora hace falta que tanto las instituciones como los equipos federados pongan en la organización de la captación y formación a los verdaderos profesionales con titulación en estos lugares y los rastreen con enorme vocación y compromiso. Así los niños que tengan esas cualidades futbolísticas necesarias para practicar dicho deporte podrán llegar a las escuelas de futbol municipales o a los clubes de esos pueblos y barrios, potenciando lo comentado. De esta manera volveremos a ver a los mitos de muchos y añorados por otros Arkonada, Zelaieta(dep), Kortabarria, Gorriz, Gajate, Olaizola, Diego, Alonso, Zamora, Idigoras, Satrustegi, Uralde, Bakero,Txiki, Rekarte, De Pedro, Aranzabal, Xabi Alonso, Arabburu y el ‘Petit Diable’ Lopez Ufarte. Y todo esto es pura Real Sociedad.

Ver Post >
¿Cueces o enriqueces?
img
Alfredo Del Castillo | 05-11-2014 | 08:02| 1

Hay en el fútbol actual una aguda embriaguez cultural comercial, que además de haber intentado organizar la espontaneidad, la técnica individual y la creatividad, ha instalado la masiva psicosis de la disciplina y el rigor o del no dejar jugar al oponente. Algunos ejemplos los tenemos en equipos como el Levante o el Atlético de Madrid o el Granada según en los campo que juegue. Por otra parte, algo muy lícito, ya que cada cual con sus virtudes y defectos.

Se pretende hacer de ello la imagen del fútbol practico, si bien hasta el presente no se ha conocido ningún tipo de fútbol más practico para ganar que el de jugar bien a la pelota y visualmente con la belleza de este juego por montera. Esto asociado a la preparación física más intensa del futbolista pretende lograr una mayor eficacia en los marcajes a través de la obediencia rígida. Eso es lo también llamado disciplina táctica. La historia de este fantástico deporte llamado fútbol se escribió siempre con goleadas de los equipos ahora llamados ‘grandes’ que se dieron a la disciplina de jugar con continuidad y no a la disciplina de marcar en fútbol directo con pocos toques, aunque los dos son muy validos. Cada cual con sus peones impone el sistema a jugar y sus características según qué jugadores estén en ese plantel.

El fútbol para mi es una continuidad que continuidad tiene su punto de inicio atrás, no adelante. Así pues el mejor ataque es el que viene desde su propia defensa. Un ejemplo muy clarode esto que digo es el Real Madrid de Mou, que a la contra, con continuidad, velocidad y pocos toques te machaca. El actual toca más si juegan Isco y James.

Pero esto no admite defensas solo limitados a marcar . Exige defensas que después de cortar o destruir el juego del equipo rival cooperen en la elaboración y la construcción de los delanteros y medios puntas,  que se ofrecen a recibir y hacen también de defensas. Es el concepto de la posesión del balón como defensa. Este trabajo lo realizó a las mil maravillas el que en mi opinión es el mejor equipo del mundo: el famoso Barça de Pep Guardiola.

En este fútbol actual además de las medidas de los campos, más grandes o más pequeños, y la cantidad de futbolistas que lo ocupan hay una tercera cosa que nunca cambia: será siempre muchísimo mejor el equipo que tenga la pelota y no aquel que espere a que le llegue. Y permítanme una cosa: este fútbol de defensores esperando y de delanteros o medios puntas yendo o buscando el balón donde más le conviene a estos atacantes centrocampistas es muy lento y previsible a pesar de parecer muy veloz y muy profundo. Y en todo esto la causa es clara porque hay menos futbolistas creativos y hay menos jugadores que desborden por velocidad o bien por habilidad. Por el contrario se pueden encontrar un montón de futbolistas rigurosos, ordenados, potentes, agresivos que defienden a las mil maravillas.

Puede que una forma de hacer o crear mejores jugadores de fútbol sea entrenar menos lo atlético y entrenarlos para defender más el balón, es decir, buscar el esférico y además buscar que el balón los busque a ellos. Yo siempre recuerdo en mis primeros pasos de futbolista que en cualquier campo de los  me llevaba mi padre oír comentarios en los graderíos de piedra: «Vamos para atrás que ellos son mejores que nosotros. Les tenemos que esperar en el área grande. Si les damos la pelota, a la contra puede que les ganemos».

Hoy la mayoría de equipos comienzan fortaleciendo la defensa y en ese lugar se quedan contra el fuerte y contra el débil. Esa es la ley permanente hasta para entrenar y también en los partidos de una competición cualquiera (Liga, Copa, Europa…) Se juega a no perder y nos guste o no nos guste esa es la pura realidad de esta competición negocio .

Ver Post >
Tan viejo como el fútbol
img
Alfredo Del Castillo | 04-11-2014 | 12:19| 0

Se comenta, se dice, se susurra al oído, se tuitea que formas parte del entramado de nuestro deporte rey,  el fútbol. No comprendo que al entrenador desde el primer día de su trabajo -o ya desde el día que firma por un equipo- se le ponga en el punto de mira de un rifle de alta precisión en disparo corto, medio o largo y se le dispare contra desde todas las distancias que enumero por los consejos de administración, por las juntas directivas, por los medios de comunicación -que son más medios de opinión-, por los usuarios de las redes sociales -los imbatibles, que no pierden nunca-, por los peñistas, por los aficionados y por los propios jugadores de su equipo. Los consejos exigen resultados inminentes, los jugadores su titularidad con mensajitos escondidos y filtrados a la prensa, los peñistas y aficionados que su equipo juegue bien y como consecuencia de esto ganen. En medio de toda esto está el entrenador, el hombre más solo del mundo en momentos malos como objeto de todas estas criticas.

Es muy grande el impacto social, económico y político del fútbol profesional. Todos los equipos a principio de temporada realizan grandes inversiones y hacen contratos millonarios con televisiones y casas comerciales. ¿Ante todo esto dónde ha quedado la labor del entrenador? Si el entrenador siempre ha estado en ese punto de mira, ahora lo esta muchísimo más.

La competición -ya comenté en otro articulo que al final  es sabia y cruel a la vez, pero realista-, pone a cada uno en su sitio después de treinta y ocho jornadas. También hay que tener en cuenta que está enmarcada en unas circunstancias muy especiales. Se sigue fichando cuando la liga esta ya avanzada,durante algunos partidos no se puede contar con tus jugadores más potenciales por culpa de las selecciones de sus respectivos países o los compromisos del club con distintas empresas que impiden acudir a algunas sesiones de trabajo. Existe un trasiego constante de jugadores entre los equipos y esto implica que no se esté suficiente tiempo con el entrenador como para que las tareas de éste puedan dar los frutos planificados. En definitiva hay muchos factores que el entrenador no puede controlar y sin embargo si las cosas no funcionan como quiere la empresa, siempre, pero siempre,  es el mismo el que paga los platos rotos y es objeto de destitución o recolocación.

No quiero decir con todo lo señalado que al entrenador no se le pueda destituir nunca porque somos trabajadores de una empresa cuyo consejo traza las estrategias que cree convenientes. Pero si en cualquiera empresa del mundo a un empleado de alto rango o nivel y con una responsabilidad en su puesto se le da un tiempo para adaptarse, a los entrenadores también hay que darles un plazo para que su trabajo pueda dar el rendimiento y cumplir los objetivos deseados. Si no es así,  ya sabes, coge las maletas y a otra parte.

Pero ahora llega un momento en el que algunos medios de comunicación deportivos, tanto televisivos como escritos y digitales, reclaman cada semana los votos de sus lectores y televidentes para hacer el once ideal del equipo de su provincia o ciudad. Y ahora es cuando se le critica al entrenador con el argumento que no tiene personalidad y se le hacen las alineaciones…. Y señores y amigos lectores, siempre hay muchos iluminados que comentan en el fragor de la batalla con poco respeto la frase fácil: «es la ley del fútbol y la cuerda se rompe siempre por el mismo sitio. es mejor echar a uno que a veinte y tres…». Estos continuos bombardeos terminan matándote, aunque también es cierto que un entrenador sin resultados es carne de despido. Fútbol profesional.

Ver Post >
El estrés del entrenador
img
Alfredo Del Castillo | 31-10-2014 | 19:11| 2

Los entrenadores de fútbol escogemos una profesión muy difícil. Debemos contar con exigentes competencias técnicas, tácticas, estratégicas, intuir y leer bien los partidos, hacer cambios acertados y mucho pero mucho liderazgo, además de someternos -semana tras semana- a un nivel de alto estrés. Y si los resultados son negativos, ni les cuento. Esto es algo propio de la profesión que elegimos y a lo que pronto nos acostumbramos. Primero dormimos muy mal o no dormimos, sufrimos continuos cambios de humor diariamente y los pagamos con los más cercanos, aparte de convertir nuestro trabajo en prioridad absoluta en nuestra vida. También es verdad que se gana muy, muy bien y que esto va en el contrato.

Por referencia de muchos años entrenando en equipos amateur este estrés pasa factura a nivel personal y a nivel profesional. Hoy en día el estrés y la presión del resultado se ha generalizado a casi todos los entrenadores y llega ya a los formadores de equipos de la base y en formación, chiquillos y chiquillas jóvenes que empiezan a entrenar a los niños en el deporte que les apasiona y se encuentran con un nivel de exigencia tan grande que muy a menudo los desanima hasta dejar de entrenar. Una pena,  pero por desgracia es así como lo cuento.

En este caso se encuentra hoy nuestro entrenador Jagoba Arrasate. Por un lado debe seguir entrenando a sabiendas que en las charlas y continuas llamadas de teléfono de sus superiores y responsables de la entidad lo animan a seguir trabajando con fuerza para salir de esa mala posición y ganar el partido más cercano el sábado en Anoeta. Por otro lado,  también sabe por parte del club y por los medios de comunicación que están sondeando y buscando entrenador como Moyes, Juande Ramos, Quique Flores, Truchel  o Pepe Mel.

En estos momentos y sabiendo que fútbol es fútbol pienso que la decisión está tomada. No quiero ir de listo pero por lo que leo  tengo mi intuición de lo que puede o va a ocurrir, aunque no se nos puede olvidar una cosa muy importante: y es que antes que entrenador, médico o aparejador somos personas y merecemos un respeto. Y ese respeto se le ha faltado a nuestro entrenador desde la institución queriendo él o no, pero se le ha faltado.
También quisiera comentar que la Real vuelve a las andadas si cesa a Jagoba Arrasate por perder.  Se repetiría la historia porque con distintos consejos de administración se ha perdido entrenadores muy, muy validos y muy potenciales como lo fueron Olabe, Arkonada, Eizmendi, Dadie, Domínguez, Rueda, Kortabarria, Artajo, Morales, Rauleaga.,

Y perdonen si hay más y no los he puesto, pero hay una muy realidad en Zubieta que pasó con todos los que dieron el paso desde la formación al equipo profesional. Una vez que te vas al fútbol profesional y si tienes que ir cesado, ya no hay vuelta atrás. Te tienes que buscar el trabajo que elegimos en otro lado. Así que ojo al dato, como decía, hace mucho tiempo ya, José María García.

Ver Post >
Un jugador, ¿nace o se hace?
img
Alfredo Del Castillo | 29-10-2014 | 17:30| 2

Evidentemente en un encuentro de fútbol un equipo que compita sin actitud casi siempre da como resultado un conjunto muy vulnerable en cualquier categoría que juegue.

En este deporte amado y querido por muchísimos aficionados las dimensiones de la cancha están ya estipuladas con más o menos metros, el balón está inventado desde siempre y además continuamente se le cambia la cara con materiales distintos, que buscan la permeabilidad y diferentes texturas. Lo mismo ocurre con las botas de los futbolistas, las camisetas, los pantalones y las medias. Por todo lo señalado con mucho más motivo han de ir evolucionando la metodología de trabajo del entrenamiento y el desarrollo de los conceptos de juego, adaptándolos más racionalmente a las ciencias del entrenamiento deportivo y a las características de cada competición futbolística. Aunque hay que tener en cuenta que en el tema de material deportivo hay muchísimo marketing detrás. Todos los equipos cambian de equipación cada temporada para fomentar la venta de sus productos. Con ellos, si cualquier chiquillo los compra parece que son mejores futbolistas. Gran error queridos padres, madres o abuelos.

También quisiera comentar que al margen de los condicionantes físicos, técnicos, tácticos, en los deportes de equipo con rival directo como lo es el fútbol la actitud -con C- es un pilar fundamental para poder conseguir los objetivos deseados.

En el deporte de alto rendimiento, como lo es el fútbol, el entrenamiento tiene como único objetivo la mejora de la forma específica para tratar de obtener los resultados fijados. No podemos realizar entrenamientos como mero pasatiempos para que los jugadores se diviertan con la peregrina excusa de que el grupo está motivado y que se siente muy a gusto. En mi opinión la mejora del rendimiento ha de ser la base de la motivación.

Hoy en día la mayoría de los conjuntos que militan en diferentes categorías nacionales e internacionales hacen entrenamientos basados en los esfuerzos, las acciones y los movimientos que el jugador realiza en cada partido de competición, tanto con balón como sin balón. Además, como añadido sometido a la presencia del rival, todo este contenido ha de marcar las pautas para la metodología del entrenamiento de fútbol.

Hay un dicho muy viejo que dice: «No hay nadie que haga jugadores, ya que normalmente ningún mal jugador se convierte en buen jugador». Soy de los que opina que hay que elegir a los nacidos para ser futbolistas para poder ayudarlos y enseñarlos. Corregirlos; sí. Hacerlos; no. Hay que invertir un montón de horas con ellos con la intención de que mejoren y sean más completos. Hoy en día debuta un futbolista joven y el entrenador le da la oportunidad de ganarse un sitio en el equipo. Inmediatamente ya hay un dispositivo de los medios de información que al día siguiente o incluso el anterior al partido -si alguien filtra que va a jugar dicho jugador-, le dan dos páginas de deportes en entrevistas sin pensar en el daño que se le puede hacer a dicho jugador. Cuidado con las entrevistas. Ya sé que hay que llenar columnas y que es su trabajo pero en la Liga de las estrellas, en Athletic sin ir más lejos y creo que otros equipos también, tienen prohibido a los futbolistas jóvenes salir a las ruedas de prensa y entrevistas. Todas ellas pasan el filtro del Jefe de Prensa. Con esto quiero comentar que atención a Pablo Hervías, que no ha hecho más que llegar y en la temporada 13-14 solo jugó 14 minutos. Dejémoslo tranquilito. Tiene todo para ser futbolista. Pero tengan en cuenta que con la cabeza muy bien amueblada, con mucha constancia en el trabajo diario y con ese plus de tiempo invertido en ellos, los potenciales futbolistas sin delirios de grandeza y grandes dosis de humildad llegaron los Illarra, Griezmann, Iñigo Martínez y Zaldua.

Hay un tema que no quiero dejar pasar: los equipos de cantera como lo es nuestra Real Sociedad tiene la suerte de tener unas instalaciones de lujo para la formación de sus jugadores desde la base a la liga profesional. Creo que futbolistas como Pardo, Gaztañaga, Hervías, Bardaji o Elustondo -lateral del Sanse-, Alain Oiarzun, Capilla, Iker Hernández o Bautista deberían tener un tiempo extra en su formación con trabajos individualizados y grupales por líneas para completar una formación más enriquecedora. De esta manera se trabajará sobre sus defectos y sus virtudes. Es decir, un aprendizaje continuado para hacerlos mejores futbolistas y más completos. Que así sea y sigamos presumiendo de cantera y muy buena que nos deja muchas sevillanitas como Illarramendi o Griezmann.

Leo que en el Atlético de Madrid el jugador Antoine Griezmann los profesionales colchoneros le ha impuesto un trabajo específico con la intención de que mejore sus carencias físico técnicas y tácticas. Me imagino que estos trabajos son por unos déficits que le vieron y lo quieren hacer un futbolista más completo. Al lorito, que es un gorrión.

Ver Post >
La competición
img
Alfredo Del Castillo | 23-10-2014 | 09:09| 3

El resultado inmediato preside y condiciona la competición de tal forma que apenas tenemos tiempo ni tampoco memoria para el trabajo cotidiano: planificación, revisión médica, entrenamientos, grupos de prevención, control de grasa, alimentación, charlas técnicas y tácticas. También si se es buen o mal futbolista en este apartado. No  sirven las valoraciones precisadas desde la serenidad, en función de unas consecuencias positivas o negativas que nacen y mueren después de los noventa minutos más el tiempo añadido. Pocos recordarán si la suerte o la desgracia acompañó a su equipo o si los entrenadores acertaron en el proceso de preparación integral de sus futbolistas o si estos echaron a perder las numerosas ocasiones de gol que se les presentaron.

Después de esto, muy pocos recordarán si la suerte o la desgracia acompañó a su equipo, si el entrenador acertó en el proceso de la preparación integral de sus futbolistas o si estos echaron a perder las numerosas ocasiones de gol que se le presentaron durante el partido. La competición futbolística habla por sí sola y cuando existe de por medio el compromiso del resultado, de todo lo demás nadie se acuerda. Y es muy importante, o lo único importante, conseguir el objetivo que nos marcamos al principio de temporada: Europa.

Hay entrenadores que a principio de temporada según las competiciones y los objetivos marcados ponen a su equipo en un tono muy alto en lo físico. La intención es aglutinar un colchón de puntos que les dé la tranquilidad en el inicio de la competición. Otros triunfan al principio de la temporada y luego mantienen el rigor que les encamine al objetivo final. Hay también quienes obtienen al principio grandes resultados en categorías amateur y luego no están capacitados para repetirlos en categorías superiores. Hay quienes entrenan con éxito un equipo juvenil y luego se estrella cuando le dan la oportunidad de entrenar a un equipo profesional. Hay quien confecciona una plantilla extraordinaria con la intención de recuperar la categoría perdida y se encuentra con el chasco más grande a la décima jornada de comenzar el campeonato. ¡Cuántas trampas habrá tendido a unos y a otros la competición!

Un entrenador resuelto a ganar tiene que darse cuenta del clima de exigencia que esté dispuesto a imponer a sus jugadores y si la respuesta de estos se adecúa o no a sus sistemas de entrenamiento y de juego. De la misma forma que el entrenador no excesivamente convencido del trabajo continuado que no pudiera llevarle al éxito tendría que proceder honestamente a sus jugadores e indicarles el nivel de exigencia que iba a imponerles.

Siempre en la competición los protagonistas, los que pierden y los que ganan o los que empatan, son los futbolistas (el fútbol es de los futbolistas). En este apartado también hay jugadores que se dan por contentos con ganar en casa y no arriesgan cuando el equipo sale al campo rival, ya que salir ganador en terreno ajeno les supone otro tipo de riesgo y de sacrificio que no están dispuestos a soportar. Por ese motivo verse aupados en la cabeza de la tabla les supone el mal de altura que les saca de quicio, y aquí el tan manido comentario del aficionado de bares y corrillos callejeros de esquina: el equipo está despistado y no se cree dónde está, tenemos peor plantilla que la temporada pasada, no nos reforzamos bien, falta un central, no hay garra, nos falta un líder, al portero hay que darle tiempo.

 

Así que, resumiendo, el éxito da la razón a los sistemas empleados y el fracaso nos obliga a revisar los planteamientos anteriores. Por eso, el entrenador de fútbol se la juega antes que nadie y él sabe que debe de estar con la maleta siempre preparada. Además, no es lo mismo proponer que conseguir, aunque también es cierto que el camino al éxito está lleno de probaturas, decepciones, fortalecimiento y vaivenes. También es fundamental tener a un presidente o un consejo de administración que crea en ti y te dé el tiempo necesario para poder demostrar tu verdadera valía. FUNDAMENTAL.

Ver Post >
Arrasate no es el único responsable
img
Alfredo Del Castillo | 22-10-2014 | 15:13| 1

Es un magnífico reto para los entrenadores y una satisfacción increíble la de llegar a un conjunto de fútbol en unas circunstancias de resultados negativos y acertar con la tecla y encauzarlos. Se comenta tanto entre los aficionados como en los medios de comunicación que con el relevo del entrenador se produce un resultado positivo en el equipo, que de nuevo compite a los pocos días de ser presentado por el director deportivo o por el secretario técnico junto al jefe de prensa.

Al margen de otras consideraciones técnicas, coincidirá a veces y no en todas, que la fuerte personalidad del entrenador entrante beneficia a todos esos futbolistas que con el anterior técnico cosecharon unos resultados negativos y los lleva ahora al triunfo. Es también muy posible que ese flujo sea pasajero, ya que el míster no resuelve a la larga los problemas del equipo y volvemos al pasado turbulento y de vaivenes del que momentáneamente se vieron libres. El problema psicológico de esos futbolistas necesitan de unas manos expertas que los guie a reconducir la situación, aunque a decir verdad casi todos los equipos hoy tienen en nomina a ese experto en psicología y la Real lo tiene.

A los futbolistas de hoy apenas se les concede el tiempo para reponerse y para ser esos que todos quieren que sean. Además, no caemos en la cuenta de que les estamos pidiendo a lo que nadie en esta sociedad. Imaginemos por un momento lo que supondría tener miles de ojos que observan críticamente lo que hacemos en nuestro que hacer cotidiano en la carnicería, en la oficina, en la consulta o en la carpintería. Posiblemente no soportaríamos la presencia implacable solicitada por tantos reclamos de cuantos anotaran nuestros errores continuados y que nos recuerdan cuál es nuestro deber, que para eso me pagan. Es muy difícil rendir bajo esa presión aunque, a decir verdad, sin presión tampoco se puede competir. Por eso  es el momento de arrimar todos el hombro y atarse los machos: consejeros directores, secretarios, jugadores, técnicos, especialistas del club y aficionados para salir de una mala situación que puede ser momentánea.

En estas circunstancias es muy importante el factor que desempeñan los aficionados. El espectador paga una entrada y por eso reclama compensaciones en el terreno de juego que no siempre son atendidas. Si no existe correspondencia o armonía entre los de afuera y los de adentro del campo de juego las consecuencias las pagan los de siempre: los protagonistas,  los futbolistas. Aunque en otras ocasiones las críticas también se vuelcan hacia el palco para pedir la cabeza del presidente o del consejo. En este caso no se trata de un problema de justicia. Al público que llena un estadio de fútbol no se le puede decir que no está en sintonía con el equipo, ya que lo que quieren son resultados. Esto lo saben los jugadores y no hay que darle mas vueltas  puesto que ellos conocen mejor que nadie el sentir maravilloso o nefasto de una masa social que los aplaude o los rechaza. Así de clarito.

En la Real Sociedad después de decidir no renovar a Montanier, la dirección deportiva se va por el plan A ,que no es otro que el Tata Martino. En esos momentos el técnico argentino estaba disputando la Copa Libertadores con Newell’s. Fueron a por él, pero no pudo ser y se activó el plan B: Jagoba Arrasate, un entrenador fichado en su momento para el juvenil. Ocupó inicialmente el banquillo del División de Honor y  después el del  Nacional juvenil. Desde ahí dio el salto a la estructura profesional de Zubieta y pasó a ser segundo entrenador del primer equipo. De todos modos, a mí me dio más la sensación de que era el tercero, ya que junto a Montanier estaba Troin. Todos, pero todos, dijeron que era una decisión valiente del Consejo. Se quería la continuidad en el juego de toque, de posesión, que tanto gustó el segundo año de Montanier. Hasta aquí todos de acuerdo.

Con una plantilla muy competitiva y muy buena se eliminó al Olympic de Lyon en la fase previa de la Liga de Campeones. En la fase de grupos solo se logró un punto. Tras un último tramo de Liga irregular la Real acabó séptima. Pero en el plazo de dos años se nos van Illarra, Griezmann y Bravo. El equipo para la temporada siguiente, la actual, la  14-15, se debilita,  ya que en mi opinión tenemos peor plantilla que la del año anterior.
Se reforzó el equipo con vistas a competir en tres competiciones, pero hay que tener en cuenta que los fichajes no mejoran ni igualan la baja de Bravo o  los veinte goles de Antoine. Además me faltan un central y un jugador de banda para conseguir más equilibrio en la plantilla y en el juego.

Al poco de comenzar a rodar el balón nos elimina de Europa un mas bien desconocido Krasnodar. Fue un palo gordo. En Liga de los últimos 18 puntos posibles solo se sacan dos. Comienza el run-run y el señalado es el míster, que es el mismo que el Consejo y el director deportivo le dieron la oportunidad de su vida. Ya sabían qué perfil y qué carácter tiene, así que ahora toca esperar y ver si le da la vuelta el equipo. Si no, la cuerda se romperá por donde siempre: el entrenador. Y hay más responsables, no solo uno.

Ver Post >
Me faltan un central y un jugador de banda
img
Alfredo Del Castillo | 20-10-2014 | 08:41| 1

Después de un verano movidito y que alguna baja cogiera al Consejo y a la Dirección Deportiva con el pie cambiado -me refiero al caso del portero Bravo- todos los demás movimientos fueron los esperados. El Consejo de Administración de la Real Sociedad ha hecho un esfuerzo sobrehumano para mantener a su jugador estrella, Carlos Vela, que con lo ofrecido se quiere quedar en la Real. Es una gran noticia y de mucho mérito para los dirigentes. Que Griezmann se fuera no fue sorprendente porque se contaba de puertas para adentro. A Seferovic no dar la talla lo ha llevado a su salida. Que Ifrán se fuera cedido al Tenerife tampoco sorprende, ya que se contaba poco con él y que Cadamuro recalase en Osasuna para jugar en  Segunda parece muy normal viendo los minutos que había disputado la temporada anterior. A partir de ahí, a construir un equipo competitivo con objetivo Europa.

Para estos menesteres europeos se ha fichado con criterio a un lateral zurdo muy conocido y que realizó una temporada extraordinaria en el Eibar, Yuri Berchiche.  Tras la baja de José Angel, otro que misteriosamente no ha cuajado, Berchiche peleará con De la Bella por ocupar el carril zurdo. La vuelta de Granero, más por ganas de él que otra cosa, nos da talento y toque en la zona ancha del campo. Canales dará más calidad y esperemos que mayor presencia en el área rival que el curso anterior. Chory Castro creo que tendrá más minutos con la baja de Griezmann y por lo que hemos visto hasta ahora Markel será muy titular con el apoyo y descaro de un estancado (es posible que por falta de minutos) Rubén Pardo y Gaztañaga. A nadie se le escapa que aquí nos encontramos con muchos jugadores de medio campo con unas características muy similares. Pero la Liga es larga y habrá minutos para todos, aunque el míster en una pretemporada de probaturas del sistema está buscando la mejor manera de encontrar el fútbol combinativo y de continuidad que el Consejo le pidió después de que se fuera Montanier, es decir, no cambiar y seguir con el estilo de continuidad en el juego y la posesión de la temporada 12-13.

Por la banda derecha parece que Prieto y Vela parten como jugadores de ese costado, sin perder de vista al potrillo Pablo Hervías. Con Imanol Agirretxe más consolidado y con la necesidad de marcar más goles, se firmó a un islandés que lleva mucho tiempo en la agenda y base de datos realista: Finnbogason. No opino hasta no verlo, pero si lo han firmado es que es buen futbolista. Ojalá acertemos en esta ocasión ya que hemos firmados muchos puntas y pocos han dado la talla. Sin embargo hemos tenido la mala fortuna que una lesión en el hombro lo ha apartado de la competición y hay que esperar con impaciencia su retorno y ver su rendimiento, ya que según el míster es el hombre elegido para hacer los veinte goles de Griezmann.

Tras la baja de Bravo se firmó un portero joven y cedido: Gero  Rulli, un guardameta con muy buenas maneras. Comenzó de titular el comprometido y siempre cumplidor Zubikarai, más tras la lesión de Rulli en Krasnodar. Es justa esa apuesta ya que se lo ha ganado cuando lo han puesto, pero hay un tema que no entiendo: si Riesgo quería venir y lo querían todos los técnicos de la casa, ¿por qué no se firmó? Con esa alta se le daba tiempo al potencial Bardaji y Riesgo era un portero de más garantías que el novel Rulli, al menos en mi opinión. Aquí quiero hacer un alto porque no entiendo que en una semana que no hay Liga por los compromisos de las selecciones Bardaji no juegue con el segundo equipo. Si es el potencial portero de la Real y se espera por él, ¿no es mejor que juegue y coja competición a estar solo entrenando con el primer equipo?

En la línea defensiva encontramos a nueve futbolistas:  los laterales Carlos Martínez, Zaldua, Dani Estrada, Yuri, De la Bella; y los centrales Mikel González, Ansotegi, Iñigo Martínez y Elustondo. Este último ha sido atrasado para favorecer la salida de la  pelota. Recuerdo que ya jugó en infantiles de líbero,  pero en las demás categorías lo hizo de medio centro defensivo.  Lo tiene crudo este futbolista, no por su categoría y condiciones, sino porque se ha creado un ambiente externo que no le favorece nada y se le está midiendo al límite. Una pena ya que por lesiones y otras causas no le han permitido dar su verdadero nivel.  Espero equivocarme pero de central tendrá los fallos más cerca de portería y ahí no le perdonan a nadie. Y seguirá por todo el estadio de Anoeta ese run run que acompaña al jugador.

Resumiendo, nos encontramos una plantilla con tres porteros, Zubikarai, Rulli y Bardaji, nueve jugadores para una línea defensiva de cuatro jugadores:  Dani Estrada, Carlos Martínez, Zaldua, Ansotegi, Elustondo, Mikel, Iñigo, Yuri y De la Bella. Ocho centrocampistas con Markel, Pardo, Granero, Zurutuza, Canales, Vela y Gaztañaga. Por banda derecha Prieto o Vela, por la izquierda Chory y como revulsivo por ambas bandas el potrillo Hervías. Para la punta de ataque tenemos a Agirretxe y Finngobanson. Pienso que nos falta un central y un hombre de banda más curtido de lo que tenemos en plantilla, y otro año más tenemos un sobrecargado medio del campo con ocho jugadores para cuatro o tres puestos, según el sistema de juego que se use.

Ahora me queda la gran duda el sistema. Hemos comenzado con el tan manido rombo y no nos ha dado el resultado querido al quedar el equipo fuera de Europa y comenzar la Liga con solo cinco puntos en siete jornadas. Esto al míster le ha supuesto volver a cambiar el sistema alternando con varios diferentes 1-4-4-2;  1-4-2-3-1; 1-4-1-3-2. Pero si hemos confeccionado una plantilla para jugar con el rombo sin jugadores de banda abiertos, con la idea de que ese trabajo lo realicen los laterales, y no le damos continuidad a la apuesta, nos encontramos que cuando cambiamos el sistema nos faltan jugadores por fuera. Y éste es el desequilibrio que hay en un plantel que es de los más caros de la historia de la Real Sociedad. Si esto es así habrá que esperar al mercado de invierno, como muchas veces en esta casa, para resolver lo que en junio se realizó y no salió como queríamos.

Y mi gran duda es si nuestro jugador estrella Carlitos Vela será el mismo futbolista que nos ha maravillado a todos en el verde sin la colaboración del jugador firmado por el Atlético de Madrid Antoine Griezmann. De momento, por causa de lesiones y pocos minutos, no es el mismo.

Ver Post >
Fútbol formación, la tan nombrada cantera
img
Alfredo Del Castillo | 22-10-2014 | 15:14| 1

El fútbol base o fútbol formación está enmarcado en tres parámetros muy importantes. Los equipos profesionales de fútbol con equipos en todas las categorías, las escuelas de futbol y los clubes aficionados o amateur que tienen equipos federados en categorías de juveniles hacia abajo, con equipos senior a veces también.  En la práctica ocurre que los entrenadores de cada uno de esos equipos buscan su propio producto,y quieren ganar para él, buscando el resultado cada sábado o domingo sin darse cuenta que están educando, enseñando, formando a chiquillos.

He sido testigo presencial en muchas ocasiones de comentarios de gran cantidad de educadores o monitores respondiendo cuando les preguntan por sus equipos de futbolistas en formación y siempre argumentan aspectos relacionados con los resultados, los cambios y la clasificación que ocupan sus equipos.  Jamás les oyes hablar de metodología de trabajo o evolución de los jugadores. Tienen muy mal establecida la meta o los objetivos, muchas veces de forma inconsiente y otras veces de forma premeditada. Decía en una charla Joaquín Caparrós – entrenador del Athletic en aquella ocasión- que en esta sociedad se tiende a la especialización. Hay que buscar técnicos que desarrollen bien el trabajo formativo. Ya que ahora el ochetenta por ciento de los entrenadores de base quieren llegar a entrenar en la Liga BBVA, y eso no puede ser, tienen que hacer bien su trabajo, pero por el que también se les debe pagar bien. Más tarde Caparrós también comentó que los mejores técnicos de captación deben estar en equipos profesionales descubriendo talentos. Los definió como técnicos con un olfato muy fino y con un tercer ojo. A su juicio el equipo que tenga buenos entrenadores en la base y captadores con ese olfato cuenta con un gran capital.

Queda claro que la cantera es una inversión y no un gasto. Hay que invertir muchas horas de trabajo con jugadores potenciales para hacerlos mejores de lo que son. Ahí esta el espíritu del trabajo del fútbol base. A los consejeros y presidentes de club hay que decirles que tienen la responsabilidad de colocar al mando de un equipo de élite a un técnico que no sea una barricada o tapón para los jóvenes, porque si no la inversión, la formación, la captación, se va al garete.

El comportamiento y actitudes del entrenador o formador son fundamentales en este proceso que abarca muchos parámetros en los que podemos destacar algunos como enseñar, comprobar las respuestas de los jugadores de cara a este enseñanza, plantear unos entrenamientos entretenidos y variados, conocer lo que piensan los niños sobre su actuación en los entrenamientos y partidos de competición o adaptar los grupos de trabajo en función de la edad biológica y no de la edad cronológica.

A veces nos encontramos ante un gran error bajo mi opinión:  la aplastante superioridad competitiva en los equipos más poderosos de cada provincia o ciudad sobre el resto de equipos de su grupo. Sson clubes que normalmente cuentan con equipos en Primera o Segunda división y con la posibilidad de seleccionar y captar a los mejores jugadores resultando que sus equipos de benjamines, alevines o infantiles ganan sus partidos por mucha diferencia de goles y se clasifican en la cabeza de la tabla desde la jornada primera. Pero ahora viene la pregunta: ¿estos niños están compitiendo o es mejor dejar a cada niño en su habitat natural con sus amigos, con sus padres y en una edad más adulta llevarlos y formarlos para lo que les gusta, que es el fútbol profesional? También se puede firmarlos y llevarlos de vez en cuando a un entreno o dos o tres en ese club que es convenido. El otro dia en infantil txiki la Real ganó por 19-0, ¿compitió?

Del resultado de todo lo comentado estos jugadores pasan a ser jugadores semiprofesionales en los filiales de sus respectivos equipos. Aquí comienza una enseñanza casi profesional donde hay que invertir muchas horas de trabajo con jugadores potenciales y no tan potenciales para que cada día sean mejores. En el Sanse ahora mismo hay una hornada de jugadores muy jóvenes que se ha recolocado en el Berio, un equipo de Tercera división que el anterior Consejo lo quito por motivos económicos. Se se llamaba U.P.V. y de ahí salieron para el primer equipo Carlos Martínez, Mikel González o Zurutuza.

Ahora en el Sanse juegan Elustondo, Guridi, Capilla, Hervías, Alain Oiarzun, Iker Hernández o Ugarte. Todos son jugadores con grandes condiciones y algunos ya entrenan con el primer equipo. Precisamente esa es la función que debe desempeñar un filial: suministrar jugadores al equipo de arriba.  Aunque yo le pongo un matiz: compitiendo todos los domingos como titanes para ser mejores en dicha competición y quedar  lo mas arriba posible. El Sanse no puede optar a tener un equipo en la Liga adelante, aunque una vez no muy lejana estuvo a punto de conseguirlo en un partido contra Las Palmas en Anoeta que sentenció un fatídico gol de Nauset Aleman.

Metiéndonos de lleno con el el Sanse me preocupa que un portero como Bardají, cue está llamado a ser en un tiempo no muy lejano el arquero del primer equipo,  no tenga los minutos de portería que necesita. No entendí que la jornada de descanso en Primera División por los compromisos de las selecciones no jugase con el Sanse. En la línea de cuatro hay un lateral derecho espectacular: Elustondo. Es un diamente en bruto. En  el puesto del central derecho está Ugarte, con Callens – que juega por la izquierda- tengo mis dudas. Y no solo yo, en el primer equipo también las tienen  ya que no ha debutado aún en partido de Liga. Eso sí es internacional por su país. En el  costado izquierdo está Héctor, un lateral firmado del Zaragoza al que la temporada pasada las lesiones no le dejaron explotar su velocidad. Tiene un buen trabajo ofensiv, aunque es muy revolucionado y le falta un poco de pausa y altura. En la Real Sociedad tenemoss muy mala suerte con el lateral zurdo, ya que por una cosa u otra se escaparon Castillo, Manu García, Kijera, Sarasola, Bingen o Balenciaga, que a día de  hoy está dando un buen nivel en el Athletic. Es curioso comprobar quea casi todos en las categorías inferiores jugaron como medios ofensivos de banda.

En el  medio campo llegó  un fichaje brasileiro: Darlan Bispo. Se trata de un jugador muy potente, buen pasador y un poco lento en el desarrollo del juego. A su lado juega  Alejandro Sanz, un fantástico conductor y organizador e intocable para el entrenador.  Más adelante, la Real Sociedad B tiene una  línea de tres fantástica, con  bandas muy equilibradas. Por la derecha hay velocidad, por la izquierda calidad y toque y en el medio juego pases y llegada al area rival.  Esos tres mosqueteros son Hervías, Capilla y Alain Oyarzun. Arriba del todo juegan los puntas que tienen que empezar a marcar goles pronto:  Iker Hernández y Bautista. Hay más jugadores que tienen calidad y un trabajo muy muy bueno, pero ya disponen de  menos minutos de juego.

El que lea este artículo puede decir con razón que el Sanse está en puestos de descenso. Y es verdad, pero en un filial y en un equipo de cantera hay tres palabras mágicas:

.- Paciencia, son muy jóvenes

.- Atrevimiento para ponerlos en el primer equipo

.- Confianza:  siempre que les dimos la oportunidad casi todos no nos fallaron

Ver Post >

Otros Blogs de Autor