Diario Vasco
img
La preparación física en un club de élite
img
Alfredo Del Castillo | 24-12-2014 | 07:43| 1

Recuerdo que en 1985 en Albacete en el curso nacional de entrenadores de futbol después de pasar una previa en Gipuzkoa, acudimos a las clases impartidas por los profesores Manuel Delgado Meco ,Santiago Vázquez Folgueira y Fernando Mata, tres adelantados de la época en el aspecto físico, grandes profesores y magnificas personas. Yo siempre he defendido eso de que antes de lo que seas, primero persona y luego lo que seas.

Recuerdo como si fuera ahora mismo que con la llegada de Toshack al equipo del Real Madrid la primera decisión que tomó fue la de prescindir del preparador físico como tal en su equipo de trabajo. El profe Mata en ese verano manchego con 48 grados de temperatura nos metía unas palizas físicas de muerte. No les engaño si les digo que muchos de mis compañeros de curso vomitaban con una facilidad pasmosa por los ejercicios que realizábamos: resistencia, velocidad, fuerza explosiva, destreza, fuerza, ritmo de resistencia… Bueno, que nos acordamos todos de ese veranito junto al profe Mata , que nos ‘mató’. Y  J.B. es muy culpable de ese curso a un ritmo muy, muy alto.

Dejamos esos años atrás. Ahora es mucho más actual el profe del Atlético de Madrid, Óscar Ortega. Es un hombre que mantiene una relación muy estrecha con el futbolista, pero al mismo tiempo los exprime como limones al máximo, dejando huella en lo jugadores entrenados, aunque a decir verdad siempre hay lugar para las bromas y la motivación. Él es el primero que crea un gran ambiente entre los futbolistas para luego lograr el máximo rendimiento de ellos. Además, antes de que el míster -en este caso el Cholo Simeone dé la charla del partido- el profe da la suya y motiva a los futbolistas como si ese encuentro fuera el ultimo, manteniendo la concentración y la tensión de tal manera para que los futbolistas colchoneros salgan enchufados en el comienzo del encuentro que disputan.

Hay otros profesores en la materia de la preparación física como Seirulo, hombre fuerte en el Barça de Pep Guardiola. En una entrevista de Angel Capa le dijo que para él «la preparación física no existe como tal. Existe la preparación de un futbolista, un tenista, un baloncestista, pero no en general» a lo que el profe Seirulo contesta: «Coincido». Antes por error se pensaba que primero había que fabricar un atleta y luego que jugase a lo que sea. Si se quería entrenar la resistencia, se entrenaba por igual en el monte, en el mar o donde fuese. Y luego adaptaban esa resistencia a su deporte. Y no es así. De esta manera pierdes tiempo y energía, pues cada deporte requiere su tratamiento especifico. He entrenado en otros deportes y el fútbol es el que más prima las habilidades del jugador, su inteligencia, la toma de decisiones, la sensibilidad o la comprensión del espacio y del tiempo. En el fútbol actual lo mismo que tú utilizas para movilizarte lo usas para jugar y tienes que estar concentrado en ti mismo y en el equipo. Por eso los talentos de este deporte son personalmente tipos muy muy especiales.

Atentos a este párrafo del profe Seirulo: «Hacer entrenamientos dobles o triples durante dos semanas no es bueno para los jugadores, solo consigues fatigarlos y que lo estén pagando durante los cinco primeros partidos. Para mí lo correcto es prepararse para el primer partido exclusivamente y luego para el segundo y así sucesivamente. No se puede hacer una pretemporada entrenando dos semanas seguidas en tres turnos sin tocar el balón. Esto perjudica y no es útil».

Como veis diversidad de opiniones y todas muy válidas, ya que a unos les va bien y a los otros también. Hay que ser muy respetuosos con el trabajo de estos profesionales muy específicos en la materia de la preparación física, aunque ahora en los momentos actuales en nuestra Real Sociedad se está diciendo muy habitualmente que el equipo no está bien físicamanente. Yo me pregunto en qué se basan esas afirmaciones y qué datos manejan para realizar esas dañinas y solapadas opiniones.

Me consta -porque yo lo he conocido desde dentro- que en el aspecto físico de la Real hay un trabajo ejemplar y de unos controles periódicos, más unos test en todas las categorías desde el infantil hasta el equipo profesional. En el apartado de la alimentación y la prevención de lesiones se trabaja diariamente con un minucioso y riguroso comportamiento de los futbolista que previo al entreno fortalecen los grupos musculares más débiles mediante un trabajo muy especifico, teniendo además un recuperador de lesionados que trabaja diariamente con los futbolistas para recuperarlos cuanto antes para la actividad deportiva, ya que son activos del club que valen mucho dinero y parados no se le saca el rendimiento adecuado. Estas pruebas periódicas son:  test de resistencia, fuerza, destreza, velocidad, fuerza explosiva con controles que pueden se trimestrales o cuatrimestrales dependiendo de las categorías, más el Amisco que nos da y confirma el grado de recorridos y comportamiento de los futbolistas en el terreno de juego y con la intensidad que los desarrollan, si es baja media o alta. Trabajo de primerísimo nivel.

Me pueden decir que hay lesionados y yo les respondo que como en todos los equipos, ya que ahora se entrena más y se juega más por lo que que hay más riesgo de sufrir lesiones. Es de sentido común. Y las lesiones son musculares o por otras causas como las torsiones de tobillos en casos como los Elustondo, Zaldua y Granero. Trabajamos la prevención pero esto es fútbol ,competimos y nos lesionamos. Así dei de sencillo. También están lesionados por problemas usculares Agirretxe, Markel -muy poco- y Zurutuza. Vela está fuera por una contusión y Mikel González por una afección en la garganta o, lo que es lo mismo, por una enfermedad. Mala suerte .

El nuevo entrenador tendrá que preguntar a los profesionales específicos que trabajan en el club en la materia de la preparación física qué cargas de trabajo  y qué controles de los entrenos tienen planificados. Además  deberán juntarse y planificar los entrenamientos y las cargas de trabajo para los ciclos y microciclos, ya que eso se realiza en todos los equipos del mundo. Cada uno en su parcela aporta el trabajo a realizar con el consentimiento del máximo responsable, en este caso el Sr Moyes. Se trata de contar con grupos de trabajos definidos para sacar un rendimiento optimo del equipo.

Pero la clave de este historia está en el balón. Si un equipo tiene el balón el que corre es el contrario que quiere recuperarlo para cuando lo tiene poder jugarlo. Nuestro equipo ha realizado medios tiempos fantásticos en el juego cuando ha tenido el balón y otros no tan buenos cuando ha corrido muchísimo para recuperarlo. Esos desequilibrios tácticos y técnicos  son los que percibe el aficionado y ve que el equipo se apaga cuando no tiene el balón y corren como pollos sin cabeza haciendo un desgaste brutal. Zubieta siempre trabajó el aspecto físico con un profesionalidad y un rigor extraordinario y un tal Julen Masach fue el artífice de muchos éxitos de este equipo en el que había unos jugadores extraordinarios: Westerweld, Shürrer, Xabi Alonso, Nihat, Kovacevic, Karpin y la mejor banda izquierda de la historia realista:  la sociedad Aranzabal – De Pedro. Amigos, sigo pensando que el fútbol es de los futbolistas y la preparación física un complemento más para ser aú n mejor.

Ver Post >
¿Zubikarai o Rulli?
img
Alfredo Del Castillo | 23-12-2014 | 10:23| 8

Por todos los entrenadores y practicantes del fútbol  es reconocida esta posición específica y diferenciada del jugador de campo.Su función- responsabilidad se extiende desde el inicio del juego al final del mismo. Además es un puesto que hasta hace un tiempo no muy lejano no se le prestaba gran atención. Los entrenadores les decían a los guardametas algo así como «véte al rincón y calienta para que luego entres en el partidillo o en el ejercicio de tiros a portería».  El cancerbero  era un gran abandonado. A la larga un buen portero garantiza resultados y a lo largo de una temporada asegura con frecuencia el éxito del equipo. Comentaba el gran Pello Artola que el trabajo del portero es en muchas ocasiones muy ingrato, pero también te proporciona grandes satisfacciones, sobre todo, cuando con tus actuaciones individuales has evitado la derrota de tus colores.

Cuando hablo de puesto especifico, es el de defensor- ofensor que lo hace diferente a cualquier portero de otros deportes, por sus gestos diferenciados con mayor campo de acción defensivo y con mayor número de componentes que reducen sus respuestas en el mínimo espacio. Y en cualquier error técnico o táctico determina el resultado final del juego colectivo de su equipo.

Los porteros tienen la tarea de defender una portería con unas medidas de 7,32 m de ancho x 2,44 m de alto. Sin duda, está más adaptada a un portero de estatura normal o, mejor, que sea ligeramente superior a la media. La experiencia me enseña que la altura ideal para un portero está comprendida entre el 1,80 y el 1,85, aunque mucho mejor si mide más. También es verdad que los porteros de perfil alto o muy alto tienen éxito si están bien dotados de una potencia notable en el tren inferior. Se trata de guardametas que intimidan por su envergadura, que van bien por alto y que intimidan a los contrarios en el juego aéreo. Pero hay también porteros con menos altura que dominan el juego aéreo a las mil maravillas y son muy intuitivos en esos centros y en salidas espectaculares las blocan todas. Ahí está el  ejemplo Irureta, portero del Eibar.

La evolución de la reglamentación de este deporte también ha ido en contra del guardameta, ya que cada vez lo tiene mas difícil con las normativas actuales: penalti y expulsión;  si te la da un defensa, cesion y falta indirecta y así sucesivamente. Antes la podías blocar y echarla al suelo para avanzar y recogerla,  ahora no;  antes dabas a un costado del area y te la devolvía el lateral y sacabas, ahora no la puedes coger con las mano. Son normativas para agilizar el juego y que van en contra del puesto especifico de portero.

Por suerte en el País Vasco siempre ha habido grandes porteros que son mitos de este deporte y cuyos nombre me vienen a la cabeza: Izaguirre, Carmelo, Zubiarrain, Esnaola, Urruti, Artola, Iribar, Arkonada y muchos más, pero me voy a centrar en ds para que me entiendan bien. Cuando en el Athletic se retiró Carmelo surgió uno mucho más grande, Jose Ángel Iribar. Cuando éste colgó los guantes todo el mundo quería equiparar al mismísimo Iribar al portero que en ese momento ocupó su plaza, olvidándose de lo que se cantaba en San Mamés: «Iribar, Iribar es cojonudo como Iribar no hay ninguno». Es muy difícil encontrar otro Iribar  y  así ha sido. En nuestra Real Sociedad ha pasado más de lo mismo. Tuvimos un ciclo en el que salían  porteros como setas y en un momento puntual salió el gran Luis Arkonada.  Era tan bueno que también le coreaban en el campo:  «No pasa nada tenemos a Arkonada». Todos los que le sucedieron llevaron el calvario de ser tan bueno como San Luis y es muy difícil encontrar otro portero de la calidad y carácter de Arkonada.

Hay que reconocer que en la Real el portero era tan bueno que los porteros que se fichaban eran para cuando se lesionara el titular y nada más. También se optaba por esperar y dar tiempo a que pudiera dar el salto el guardameta del segundo equipo. Recuerdo a los Vergara, Biurrun, Olabe, Aizpurua o Queco Pina, que no se llegó a fichar.

Después de estos ciclos de porteros también hay que reconocer a un portero muy regular en toda su trayectoria: Alberto. Cuando éste no gustaba al entrenador de turno y la grada comenzó con ruidos de viento, había que acertar en traer uno y se tardó en acertar, ya que primero fue Asper -que no mejoró lo que había- y  después fue Westerweld que era segundo en el Liverpool y éste sí cuadró por su juego con el pie y su gran envergadura. Más tarde vino fichado por Bakero el chileno Claudio Bravo que con Riesgo compitión por un puesto que finalmente fue para el chileno. Aquella fue una etapa en la que no salía nada de la cantera en el puesto especifico de portero con garantías para competir en la mejor liga del mundo y con objetivos europeos, aunque Bravo jugó en Segunda logrando el ascenso del equipo a la Liga BBVA.

El fichaje de Bravo por el F.C. Barcelona nos cogió a todos con el pie cambiado, ya que no estuvimos listos ni preocupados en guardar la portería con un guardameta de la garantía del chileno. Es muy complicado firmar a un portero tan bueno como él y que quiera jugar en el equipo donostiarra. Para reemplazarlo sonó Riesgo al que querían la direccion deportiva y el entrenador , pero se anuló su contratación y no sé el porqué. Que me lo cuenten, ya que con la llegada del portero de Deba le dábamos tiempo para crecer a Bardaji, el guardameta del filial y el verdadero potencial según la dirección deportiva. Fianlmente llegó el portero argentino Gerónimo Rulli para hacerse cargo de la portería de la Real junto a Zubikarai.

En estos instantes del campeonato y tras la recuperación de Rulli de su lesión del quinto metatarsiano contra el Krasnodar surge la polémica de quién debe ocupar la portería en la Liga BBVA, ¿el joven portero argentino o Zubikarai? En todo este tiempo en el que Bravo ha sido el titular  Zubikarai ha jugado en la máxima categoría desde la temporada 11-12 a la 14-15 sólo 24 partidos en Liga. Siempre que acudió a sustituir al indiscutible Bravo cumplió con creces, es un portero valiente, rápido y felino bajo de los tres palos con un dominio de los duelos individuales fantástico, pero debe de mejorar en el juego con los pies y en el juego aéreo y en el aplomo y mando de dar seguridad a sus defensas. Estas características con casi treinta y un año son dificilmente mejorables así que con sus virtudes y defectos, como todos, es un portero con garantía para la Real.

En estos momentos no puedo opinar de Rulli y no es que quiera no mojarme,pero sería canalla hablar de las características de un jugador al que no he tenido la ocasión de ver jugar nada más que dos o tres partidos. Por lo visto es un guardameta de 22 años que viene de la liga argentina y que en la temporada 12-13 jugó 15 partidos y en la 14-15 treinta y ocho encuentros. El Atlético de Madrid suspiró por él y en los partidos que le he visto tengo la sensación que es dominador del juego aéreo y con los pies es muy coordinado y buen golpeador, algo que coincide en las características que es menos potencial el canterano Eñaut. Ahora el portero titular lo deben elegir el máximo responsable,  el Sr.  Moyes y su equipo de trabajo, que no está nada contaminado y es nuevo en la plaza. Cuanto antes hay que evitar la polémica y estar a muerte con el portero que juegue de titular. Y mi portero titular en estos momentos sigue siendo Zubikarai. Es mi opinión.

Ver Post >
Las claves del éxito del Eibar
img
Alfredo Del Castillo | 19-12-2014 | 10:18| 0

Un equipo bien situado tanto estáticamente como dinámicamente, es decir, sitio y situación, cierra y abre huecos a su antojo, que es como defender y atacar con éxito. Un equipo torpe en el dominio del espacio, por mucho que acumule jugadores en su área, no acertará a defender y tampoco atacará con acierto por el hecho de amontonar jugadores en zona de ataque. Cuando se habla del escalonamientos de jugadores en el campo se está hablando de una intencionalidad que crea situaciones muy concretas. Se busca el apoyo más conveniente entre los futbolistas del mismo equipo, una mayor seguridad en las acciones tácticas y un relevo más fácil entre las funciones defensivas y ofensivas. Es decir, la  palabra mágica es equilibrio. También es verdad que la consecuencia del triunfo llega a partir de esas situaciones que se trabajan en beneficio del equipo y no como fruto de la casualidad o de la tan manida suerte.

Los entrenadores dividimos el terreno de juego en tres zonas que denominamos zona de preparación ofensiva y maxima seguridad defensiva, zona de creacion ofensiva y zona de presión y acoso defensiva y zona de finalización y máxima eficacia ofensiva y de acoso y presión defensiva. O lo que es lo mismo,  preparación, creación y finalización. En ellas realizamos los trabajos que queremos que nuestros futbolistas desarrollen y para eso entrenamos con el fin de mejorar nuestras carencias y potenciar nuestras virtudes en diferentes zonas del terreno de juego.

Es tan sencillo como que el terreno de juego está abierto a las posibilidades de todos, al menos en teoría, pero luego se cierra o se abre a los mejores física o técnicamente o a los que dejaron de acosar y presionar en defensa o en ataque. El fútbol es un juego maravilloso en ele que saber mirar es tan importante o más que saber estar en el terreno de juego.

El Eibar de Gaizka Garitano y su equipo de trabajo, que son tan responsables como él del éxito que están consiguendo, al César lo que es del César, cumple con todos estos parámetros de trabajo técnico tácticos y estratégicos. Es un grupo de profesionales con las ideas muy claras y con una plantilla formada para un sistema de juego muy concreto, con jugadores diciplinados, comprometidos, implicados y con unas ganas enormes de agradar y demostrar que no van de farol.

Aquí no hay formulas mágicas ni para unos ni para otros y nadie puede garantizar el resultado favorable al cien por cien. Cada maestrillo tiene su librillo y en ese librito tiene muy bien apuntado Gaizka cuál es el camino a seguir y no se salta ni una sola línea y todos los días repite lo mismo: «trabajo, trabajo y a competir como jabatos en todos los  partidos oficiales, bien sean de Liga o  de Copa».

También veo un entrenador que en el trato y manejo del grupo es muy bueno y muy exigente primero con él mismo y con sus colaboradores y luego con el futbolista. Es el clásico mister que dice que al jugador hay que quererlo, mimarlo y arrullarlo pero también exigirle. En esa exigencia grupal e individual está el éxito momentáneo en la Liga BBVA de este Eibar que esta asustando a propios y a extraños en toda la geografia del estado futbolístico español y europeo, aunque también es verdad que el éxito de dos ascensos consecutivos no se los puede quitar nadie. La marca Eibar es ahora mismo una copia en muchos equipos de todas las categorías del futbol con unas dosis de envidia sana en todos estos clubes señalados.

Ver Post >
El futbolista, solo Vela no es suficiente
img
Alfredo Del Castillo | 17-12-2014 | 08:31| 2

Este mundo llamado fútbol se constituye a partir de los esfuerzos máximos, multiplicadores y creadores de unos futbolistas que aceptan un reglamento que a veces desconocen, como denominador común, pero en cuya interpretación se manifiestan ellos y solamente ellos los protagonistas libres, distintos, comprometidos, implicados, enchufados, intensos, rocosos, entregados, eficaces, combinativos, técnicos, tácticos, resolutivos y solidarios.


El jugador antes que todo es un hombre de eso no hay duda, pero cómo se preparan las responsabilidades compartidas y diferenciadas de los futbolistas y de los técnicos , la mentalización, la conducta agresiva, la integración dinámica en el grupo humano, la atención y concentración mental, los umbrales de tolerancia al fracaso y al triunfo, los automatismos de movimientos en el terreno de juego.

El fútbol es algo mas que una pelota que va de un lado para el otro y que cuando la tiene el contrario hay que robarla y que cuando la tienes tú hay que combinarla con el objetivo de hacer gol en la portería rival, además es algo más que un resultado o más que unos autógrafos o que unas quinielas, aunque a decir verdad es un poco de todo lo que he contado. Para mi es ante todo un esfuerzo y un vaciamiento del hombre futbolista que pone lo que vale en un momento determinado y además lo expone a la opinión publica, que no es nada fácil.

Hay un misterio nunca bien explicado y es el porqué unos ganan jugando muy mal y los otros pierden haciendo más merito que los ganadores. Amigo mio este deporte es colectivo pero hay muchas veces que las individualidades que la mayoría de veces están en los equipos llamados grandes y que son muchas, con el mínimo esfuerzo sacan resultados óptimos y ese lujo solo se lo pueden permitir ellos aunque en nuestra casa tenemos un ejemplo muy diferenciador y tiene nombre y apellido Carlos Vela.

El futbolista es cambiante, nunca un partido es igual al otro, además lo vimos muy claro en cuanto al cambio de entrenador en nuestro equipo, todos contentos con el anterior entrenador, era el mas indicado, los conocía a todos y les podía sacar el máximo rendimiento, pero con el cambio, ellos y solo ellos comentaron que los entrenos eran mucho más intensos y muy diferentes.

El futbolista en momentos puntuales es un hombre desgastado, nervioso, preocupado, miedoso, ya que con un futuro a veces incierto que le da mil vueltas a la cabeza y le distrae con fallos que no le perdonan los aficionados, más los ataque por bajo rendimiento de los medios de información. Es un ejemplo muy esclarecedor lo que está viviendo en estos momentos después de su lesión Dani Estrada, un futbolista ejemplar en su comportamiento e implicación y que en toda esta liga solo ha ido convocado en dos ocasiones en liga, mas un minuto en copa en Oviedo y los 360 minutos de la pre temporada. Luego el día que juegue le pediremos que su rendimiento sea fantástico,si fútbol.

Y para finalizar al futbolista lo definiríamos como un hombre que trabajase, que corriera, que se potenciara muscularmente, que se preocupara de la prevención de las lesiones, que dominara el balón de forma adecuada como instrumento de trabajo y que se moviera por el terreno de juego con orden, disciplina y que se cuidara sin regatear esfuerzos.

Esos futbolistas que menciono saltaron al campo para disputar el derbi en Anoeta y realizaron una primera parte fantástica con ocasiones de gol que no se materializaron por parte de Iñigo Martínez, Carlos Vela y Finnbogason, y cuando perdonas ya sabes o pierdes o empatas como así fue, pero en lo referente al juego esos jugadores fueron intensos, comprometidos, implicados y salieron a por la victoria desde el silbido inicial del colegiado de turno. Aunque en este primer acto nos faltó lo más importante en este juego llamado fútbol, ocasión de gol que tienes hay que ser eficaz y no lo fuimos, asi que al descanso se fue con el corto resultado de 1-0 en el marcador.

En el segundo acto vimos al futbolista cambiante, temeroso, dubitativo, desgastado, nervioso, preocupado, y en los primeros 23 minutos de este segundo periodo el equipo fue otro y dio alas al rival que se fue a la portería rival con la idea clara de que podía y debía empatar el partido. Además se veía venir que el Athletic estaba jugando mejor y por lo comentado se adivinaba el gol que ponía en tablas el marcador, aunque también es verdad que con la expulsión por doble amarilla del jugador Laporte, que bajo mi criterio y con el reglamento en la mano debió ser roja directa, esos jugadores le dan la vuelta a la situación y vuelven a ser los de la primera mitad. Pero ya el adversario tomó sus precauciones y se replegó más. El míster rival atento y metido en tareas de entrenador refrescó el equipo con tres cambios y su equipo entendió lo que quería. Pero el Sr Moyes, bajo mi opinión no realizó las variantes tácticas que requería en esos momentos el equipo y cambio a Granero por Zurutuza y al Chory por Canales.

El efecto de mejora no se vio por ningún momento, ya que el partido requería hacer grande el campo y jugar por afuera con jugadores de refresco, con velocidad y buen cambio de ritmo, no entendi porqué no salió Hervías, aunque si las cosas no te salen hay variantes tácticas más recursos en momentos puntuales que se pueden hacer, y uno de ellos es porque faltando diez minutos no jugó de delantero centro el Panzer Ansotegi, ya que ellos estaban con uno menos, es casualidad que faltando un minuto en una falta frontal se fueran al ataque los dos centrales y en una jugada de uno para el otro, Anso, Iñigo Martinez el compañero Canales tuviera la mejor ocasión para ganar el encuentro, el Sr Moyes estuvo muy espeso en el aspecto táctico y los cambios no le salieron como él quería y los recursos tampoco. Se nos escaparon dos puntos muy merecidos, por falta de efectividad y agilidad táctica desde el banquillo, es mi opinión.

Ver Post >
Un lunes muy lluvioso en la Bombonera
img
Alfredo Del Castillo | 17-12-2014 | 08:30| 0

Después de un fin de semana muy largo con tres días consecutivos de fiesta, nos ponemos en camino y nos vamos hasta la Ciudad del Dólar, como se le conocía antiguamente, a presenciar el partido que enfrentan en la Bombonera Armera a la S.D. Eibar contra el Almeria, un equipo que llegaba con la urgencia de ganar ya que de los últimos 21 puntos posibles solo había conseguido dos y  fueron los empates ante el Elche en Almeria y ante el Granada en la ciudad de la Alhambra, y perdiendo como perdieron en el campo eibarrés por cinco goles a dos se quedan en el fondo de la tabla empatados a diez puntos con el Córdoba, Deportivo y Elche.


Nos pusimos en camino, autopista hasta Ermua, desde allí al parking de Eroski, recogemos las carpetas de apuntes y con una fina lluvia hasta el Bar más emblemático del viejo Ipurua: el Bola Toki, cafecito de rigor, los saludos a futboleros en este punto de encuentro, Garitano padre, Vicente antiguo jugador del Eibar, Garmendia el portero del cuadro eibarrés durante muchos años, Albistegi, Zapiko encargado de material, y de reojo vimos pasar al entrenador realista Moyes con Eric Bretos y su ayudante escoces Billy McKinlay, que presenciaron el partido en directo en el palco y con el gol de Capa en el minuto 74 se levantaron y se fueron pensando que ya estaba todo el pescado vendido.

Una vez recogidas las acreditaciones nos dirigimos a nuestra cabina en donde una vez que te dan las alineaciones te haces una idea del juego que quiere realizar el equipo entrenado por Gaizka Garitano. Hasta aquí todo muy normal, todo con mucho sentido común, después de la copa se opta por una línea de cuatro muy titular, con el portero de siempre en liga Irureta y la línea de cuatro que la componen Bóveda, Albentosa, Navas y Lillo, por delante se le da descanso a Errasti y juega Boateng, con un partido fantástico, junto a él Dani Garcia; por delante línea de tres: derecha Manu del Moral, centro Arruabarrena, en la izquierda Saul Berjon y el punta de ataque, ya que jugamos en casa, el veloz y potentísimo Piovaccari.

Comienza a rodar el balón y nos encontramos a un Eibar que le dice al contrario: hoy aquí tienes fiesta, ya que vamos a jugar al límite de nuestras posibilidades, y asi es muy difícil que hoy puntúen en esta cancha que la conocemos al dedillo. Y fue dicho y hecho ya que en el minuto dos de partido el punta Piovaccari se fue por la derecha con potencia y velocidad, le metió el cuerpo con su hombro al central rocoso Trujillo, y lo dejo tirado para que después de recortar al otro central Fran Vélez con su pierna zurda, enviara a las redes del cancenbero Rubén el primer gol del partido, abriendo la lata muy pero que muy pronto. El equipo coge la confianza de ponerse por delante, sigue jugando con sencillez y con una rápida circulación de balón, y en el minuto 21 de partido después de una triangulación de tiralíneas Saúl Berjón se va por el costado izquierdo y después de un recorte hacia su derecha empalma un gran disparo, que tras dar en el defensor almeriense se aloja en las redes del portero Rubén, que se quedó muy despistado por el desvío del defensor, cambiándole la trayectoria, pues se ponía el partido muy de cara, con mucho ritmo, con un campo ideal y un dia de lluvia, donde el jugador de esta tierra disfruta y compite como ningún otro. Pero señores este Eibar tiene de todo, tiene un sacador de faltas y córner, y  todas las jugadas a pelota parada pasan por su botas, no es otro que el andaluz Manu del Moral que con una precisión milimétrica pone el balón donde quiere, y en un córner botado desde el lado derecho de la portería del portero visitante, colocó el balón en la cabeza del central de 1,93 cm, Albentosa, que con un sutil desvío de cabeza alojó el balón en las redes contrarias con la ayuda del portero Rubén. Se vino abajo Ipurua con gritos de ánimo: Gaizka Gaizka, Gaizka, Garitano; que bote Ipurua; la Ola. Vamos disfrutando del repaso y de la efectividad de su equipo ante la portería rival. Se ponía el conjunto armero con tres goles de ventaja ante el asombro del entrenador visitante que enseguida movió ficha y quitó al despistado Thievy por el aragonés Soriano, que en otra jugada a pelota parada y después de una melé en el área pequeña, mandó a les redes el balón, acortando distancias en el marcador. Esto ocurría en el minuto 43, cabreo de Garitano al no defender bien la jugada a balón parado y no hay más tiempo, a vestuarios.

En el segundo acto, el míster del Almeria deja en el vestuario a un desdibujado Hemed y lo cambia por Teerasil, que pasó a jugar en la punta de ataque con Soriano más de enganche. Ya en este tiempo el conjunto local quitó el pie del acelerador y dejó pasar los minutos con un resultado muy ventajoso para sacar los tres puntos en juego. Pero este Eibar tiene un duende y ese duende es la sociedad andaluza de Manu del Moral y Raúl Navas, jugador firmado por la Real y en cesión al conjunto de Garitano. Y como no, en otra jugada a balón detenido colocó en un córner el balón en el segundo palo y con la colaboración otra vez del portero Rubén, el central Raúl Navas de cabeza marca el cuarto gol. Ipurua se vuelve loca de alegría mirando el marcador en el minuto 57: Eibar 4 Almeria 1. Aunque lo mejor de la noche estaba por llegar, los futbolistas locales les tenían preparado al publico un gran gol. Jugada por la izquierda del medio de banda Abraham, con pase a pasillo interior para Manu del Moral que deja pasar entre las piernas y detrás de él, Capa, que se acomoda el balón y de un zapatazo al borde del área aloja el balón en la misma escuadra de la portería rival. Golazo y rebumbio de los futbolistas felicitando el gol de tan bella factura. Nadie se creía que el conjunto local campeara en el marcador, el 5-1 fue tan extraordinario que el Sr Moyes se fue diciendo: ya mejor que esto no puedo ver. Y se fue con todo el pescado vendido.

Pero faltaba algo y ese era el gran gol del canario Edgar, en un pase desde la derecha y a bote pronto de un tiro seco y violento entró como un obús en la portería defendida por el agil Irureta. Ya no se podía pedir más, fantástico triunfo del Eibar que en estos momentos y con 14 jornadas disputadas es el mejor equipo euskaldun en lo referente a clasificación en la liga BBVA, en la novena posición con 19 puntos……Zorionak mutilak, nadie les regaló nada. Es todo merito de los principales y únicos protagonistas: los futbolistas.

Ver Post >
Una mirada atrás a los derbis
img
Alfredo Del Castillo | 12-12-2014 | 15:29| 0

El 28 de abril del año 1929, en el viejo San Mames, la catedral del fútbol, se jugó el famoso derbi de la época entre el Athletic y la Real Sociedad. Los locales ganaron por cuatro goles a dos. Tirando de hemeroteca de aquellos gloriosos años, vemos la siguientes alineaciones por parte de ambos bandos:

Athletic.- Blasco, Larrakoetxea, Juanin, Garizurieta, Muguerza, Castaños, Lafuente, Carmelo, Unamuno I, Mandaluniz y Chirri I.

Real Sociedad.- Izagurre, Ilundain, Galdos, Amadeo, Marculeta, Trino, Mariscal, Cholin, Kiriki, Poco Biensobas y Yurrita.

Los goleadores fueron Cholin, Kiriki, Unamuno I, Juanin de penalti, Unamuno I y Mandaluniz.

Este primer derbi se quedó en tierras vizcaínas a favor de los leones de San Mames a pesar de que ambos equipos terminaron el campeonato regular con veinte puntos, pero fue el conjunto bilbaíno el que acabó por delante en la tabla clasificatoria, quedando en tercer puesto por detrás del Real Madrid y Barcelona. La Real Sociedad, por su parte. quedaba en la cuarta posición.

Entre otras curiosidades, el Athletic y la Real estuvieron casi treinta años, entre el año 1929 y el 1957, sin empatar en Sam Mamés, y en ese periodo de tiempo se enfrentaron en 16 ocasiones, con trece victorias para el Athletic y tres para la Real Sociedad. La victoria más amplia conseguida por el Athletic en San Mames se registró en la temporada 34-35, ganando los leones por 7-0 goles y la goleada más amplia de la Real en la Catedral fue en la temporada 87-88, cuando venció por 1-4 y el equipo de Ormaetxea fue sub-campeón de liga y copa.

También los derbis han sido decisivos en muchas ocasiones. En la temporada 74-75, con resultado de dos a uno logrado por el Athletic, fue muy importante para que los de San Mamés no descendieran a Segunda División por primera vez en su larga historia. También es verdad que el triunfo de la Real Sociedad en la temporada 2001 en la catedral aseguró el mismo objetivo, la permanencia, para los donostiarras. Además aún queda en la retinas de los aficionados aquel derbi en la última jornada de la temporada 84-85, cuando los leones se jugaban la Liga y la Real Sociedad una plaza europea y el final del encuentro se quedó en San Mamés, ya que vencieron por 2-1 y ganó el título liguero.

Ahora, quiero comentar mis derbis vividos en el viejo Atotxa, ya que cuando vine a San Sebastián para trabajar en Telefónica, en el año 1973, después de hacer la mili en mi tierra natal, Tenerife, con un soldado de Donostia, que además era el panadero de la Agrupación Mixta de Ingeniero. En los ratos libres, como éramos muy futboleros, comentábamos muchísimas veces cosas de la Real Sociedad. En esos momentos, quién me iba a decir a mí que acabaría viviendo en la Calle Eguia Numero 5 del barrio donostiarra de Eguia. Ahora, vamos a los derbis. El primero que viví, en este año temporada 73-74, los dos los ganó la Real, el primero en Atotxa por dos goles a uno en la jornada tres, el 15-9-73, con Marro y con Urruti (dep) en las dos porterías; y el partido de vuelta en San Mamés también lo gano la Real por el mismo resultado 1-2, en la jornada 20, el 27-1-74. Esta vez, en las porterías estaban Iribar y Urruti (dep). Como se darán cuenta, nombro a los porteros, ya que yo jugaba de portero en Tenerife y me encantaba ponerme en el campo detrás de las porterías para ver de cerca su actuación, y siempre en la portería de la torre de Atotxa. Si mal no recuerdo entrabamos por la puerta número uno, cerca de las duchas, a donde alguna vez me fui a bañar por falta de agua en el piso de la patrona. Recuerdo como si fuera hoy la emoción que sentí al ver el vetusto Atoxa hasta la bandera y con una educación extraordinaria. Los equipos saltaron juntos al campo, se fotografiaron juntos y después a competir con ganas, con garra, con intensidad y unas ganas de ganar inmensas, pero a la vez con una nobleza fantástica. Además, con los entrenadores en el banquillo a pie de campo como lo eran en esos momentos Rafa Iriondo en la Real y Koldo Aguirre por el Athletic.

Dos temporadas más tarde, en el mismo escenario, viví otro duelo que ganó la Real por cinco goles a cero, con Jose Angel Iribar Kortajarena, mi ídolo. Luego lo fue Luis Arconada. Éste es el derbi que me ha dejado mejor recuerdo, y eso que perdimos por cinco goles a cero. Aquel fue el encuentro en el que la Ikurriña no estaba legalizada y la sacaron Kortabarria e Iribar ante los 16.000 espectadores puestos en pie aplaudiendo por el gran gesto que habían tenido los jugadores de ambos conjuntos. Fue la fiesta del futbol vasco. Esto hace ya cuarenta años. Además, tengo en la memoria el gol de Satrustegi de cabeza a centro de Diego casi desde fuera del área por toda la escuadra en la portería. ¡Qué golazo más extraordinario! Y si no me falla la memoria, fue un homenaje con la insignia de oro y brillantes del club al futbolista Gaztelu, padre de Agustín Aranzabal, que rompió a llorar en el vestuario por tantas emociones juntas. Todavía cierro los ojos y recuerdo esas fantásticas imágenes en las portadas de los periódicos de la época, ese día los entrenadores eran Irulegi y Koldo Agirre.

El otro derbi, ya en Anoeta, fue el 28-5-95, con otra manita, como lo denominan ahora los cinco goles que le marcó la Real al Athletic, con un Luis Pérez. que aportaba velocidad por el costado derecho; y por el otro costado, la mejor pareja de futbolista que he conocido en esta Real Sociedad jugando en la doble banda izquierda Aranzabal y De Pedro. ¡Qué sociedad amigos lectores! Ese día, los goles los marcaron Meho Kodro -tres uno a puerta vacía tras pase de Luis Pérez; otro de cabeza a centro de Aranzabal y el ultimo en una contra en un mano a mano con Juanjo Valencia- mas el zurdazo de De Pedro desde el balcón del área, y la volea de Idiakez a pase de De Pedro. También fue el debut de un gran futbolista, que no es ni más ni menos que el Gallo Etxeberria, que más tarde se fue al Athletic con aquel eslogan: un directivo le dijo Joseba ‘esto son lentejas si quieres las tomas y si no las dejas’, pues nos dejó y se fue al Athletic por más dinero. Esto es viejo futbol. Recuerdo en unas imágenes de televisión, la cara de Javier Clemente junto a Vicente Gil, directivo de la época en el palco de autoridades. Todo un poema al ver la goleada a los leones, ese día más gatos. Tamborrada en las gradas y los entrenadores eran Salva Iriarte y Amorrortu.

Ahora llega en mal momento de resultados el derbi este domingo, a las nueve de la noche, en horario de las televisiones. Aunque un derbi es un partido especial y no cuenta ese mal momento que he mencionado. La Real Sociedad del Sr Moyes, que pienso que ya le han dicho lo que es este encuentro y lo que representa para el club, jugará un partido importante en el que hay en juego más de tres puntos. Así que jugadores este es vuestro momento. Tienen como referencia el partido que jugaron en este mismo escenario contra el campeón de la liga anterior. No hay escusas. Nos jugamos mucho. El publico estará caliente, pero para que aún  esté más caliente lo tenemos que calentar nosotros con nuestra entrega, garra, tesón, intensidad, compromiso e implicación, y con acciones técnicas, como buenas combinaciones y mucha eficacia ante la portería rival. Es la hora de demostrar a la parroquia que hay plantilla para mejorar y escalar puestos en la tabla clasificatoria y cerrar las voces que piden altas y bajas en el mercado de invierno. LA PELOTA ESTA EN VUESTRO TEJADO.

Ver Post >
¿Qué diferencia a un director deportivo de un secretario técnico o un mánager?
img
Alfredo Del Castillo | 10-12-2014 | 08:29| 0

¿Es lo mismo ser director deportivo de un club que secretario técnico? La contestación es rápida, contundente y clara: no, no es lo mismo. Son dos cargos relacionados, pero muy diferentes. De hecho, uno puede llegar a depender del otro. El director deportivo es un término muy usado en el fútbol. Se trata del profesional que se responsabiliza de gestionar los jugadores que forman parte de un club. Además, es el hombre más cercano y relacionado al consejo de administración, como también es el ayudante y hombre de confianza del presidente.

En muchas ocasiones son los propios clubes los que equivocan a los aficionados, socios y accionistas en la denominación y al director deportivo le ponen la etiqueta de secretario técnico o justamente todo lo contrario. Hay muchos clubes en los que existen las dos figuras y siempre será el secretario técnico el que dependa del director deportivo, ya que a éste le corresponde la máxima responsabilidad en las decisiones que aporte por el bien del club y de sus objetivos.

El director deportivo es el cargo ejecutivo del club dentro del organigrama deportivo y dentro de sus funciones destacan las de confeccionar el proyecto a corto medio y largo plazo del equipo, ser el nexo directo con la dirección administrativa del club y el enlace entre el fútbol formación o fútbol, el equipo filial y el fútbol de competición o profesional. También es el encargado de todas las negociaciones en lo referente las altas y bajas y quien negocia las renovaciones y las rescisiones de contratos con los agentes futbolísticos o, para que me entiendan mucho mejor, con los representantes de los futbolistas y con los técnicos de la casa. También se encarga de supervisar todas las áreas deportivas de la entidad y en la toma de decisiones, de él dependen las instalaciones, las infraestructuras y los recursos del club.

Junto a él -nunca por separado del director deportivo en el caso que existan las dos figuras- está el secretario técnico, y éste será el que se ocupe de muchas de las tareas que el director deportivo no le dé tiempo a realizar, bien por viajes, reuniones y desplazamientos en su hacer cotidiano. Por lo que se trata de un cargo administrativo del área deportiva de la entidad a la que pertenece.

Entre las tares del quehacer diario del secretario técnico aparecen aquellas en las cuales destacan la recopilación de información. Él es el responsable y el jefe del scouting del club. Se encarga de ver, analizar y corregir las informaciones que le envían sus informadores o -en plan moderno- los scouts. V visiona y analiza los vídeos junto al técnico de la primera plantilla, ya que se trata de una persona con conocimientos tácticos y con buen criterio de selección y con ese tercer ojo en la captación de jugadores importantes para el equipo. Resumiendo, se trata de un profesional que debe conocer las nuevas tecnologías que están entrando en el fútbol profesional para actualizarse y estar siempre preparado para lo que quieran el entrenador del primer equipo y los de los filiales. Es muy importante la elaboración de una base de datos de los futbolistas más potenciales teniendo en cuenta los criterios escogidos y presentárselos al director deportivo. Irá aumentando paulatinamente esa base de datos y la cobertura de mercado del equipo que son, ni más ni menos, que una lista de jugadores potenciales por líneas: porteros, laterales, centrales, medios centros, medios puntas, medios de banda y atacantes.

Es fundamental que se adapte al proyecto deportivo del club y trabaje con intensidad y profesionalidad por los objetivos establecidos. En fin, es un profesional del fútbol que debe de ajustarse a las necesidades deportivas y económicas que la entidad quiera y pueda realizar.

A decir verdad, en el actual futbol español, en comparación con otros países europeos, americanos o sudamericanos en donde el nivel de organización es muchísimo mayor, estos dos cargos se confunden y no funcionan correctamente ya que en ocasiones se confunden las funciones de uno y del otro y algunas veces hacen tareas unos que les corresponden a los otros. Es un aspecto a mejorar.

Por todo lo contado es muy importante que estos dos profesionales estén en sintonía, ya que de las decisiones de ellos son los triunfos o fracasos del club que les contrató. Es por ello que se dice que «un mal secretario técnico  hace malo a un buen entrenador y un buen secretario técnico hace muy bueno a un mal entrenador». Ya ven,  chascarrillos futboleros, pero con mucha guasa y astucia.

Ahora ante estas dos figuras aparece la del entrenador, ese profesional que asume las tareas relativas al día a día del equipo en lo que se refiere a responsabilidades del área deportiva tales como son la confección del equipo, las decisiones tácticas, los entrenamientos, la alimentación, los controles de peso y grasa, los lesionados y los recuperadores, los servicios médicos, los servicios de mantenimiento, los campos, los medios de comunicación, los viajes y un sin fin de cosas.

En muchas ocasiones el director deportivo está muy implicado en la elección del nuevo entrenador ya que el míster debe saber que tiene todo el apoyo de sus subordinados. Hay muchas ocasiones que el director deportivo no se entromete en las decisiones del entrenador y otras sí, pero eso va en el carácter y en el mando del entrenador contratado y en el cache que tenga.

También es verdad que la mayoría de los directores de fútbol son exentrenadores, aunque en las últimas temporadas se están imponiendo los directores técnicos que han sido jugadores profesionales y que por una causa u otra los recolocan los presidentes en puestos dentro del organigrama del club, aunque nunca hayan sido entrenadores. Se trata de  modas u oportunidades a las que no se pueden decir que no.

Hoy por hoy en nuestra Real Sociedad están esas dos figuras. Pero ha llegado un entrenador con cache, es decir, un entrenador TOP. Teniendo el cuenta el futbol del que procede y su  nacionalidad, se emplea el dos en uno, es decir, como un mánager general en una organización profesional y deportiva. ¿Qué ocurrirá a partir de ahora? El tiempo lo dirá y toca esperar, ya que está haciendo las cosas a su manera y al gusto del presidente, que como máximo responsable del consejo de administración lo contrató con una insistencia absoluta: «Yo quiero al sr. Moyes».

Nota .- Amigos lectores, toca esperar resultados y decisiones, ya que el mercado de invierno está a la vuelta de la esquina. Los partidos que hay entre el que jugó la Real en Villarreal hasta el del Barça en Anoeta serán un indicador clave de lo que pueda ocurrir, con altas y bajas. Además, sabremos si tenemos una plantilla equilibrada o el nuevo míster impone su criterio y potencia la plantilla con nuevas incorporaciones o se queda con lo que tiene, más los refuerzos del Sanse.  Es solo mi opinión como entrenador.

Ver Post >
¿A quién le interesa una liga de tres?
img
Alfredo Del Castillo | 09-12-2014 | 08:18| 2

La Liga española se creó en el año 1929 con el objetivo principal de enfrentar en la competición de carácter nacional a todos los equipos que habían demostrado gran superioridad en las competiciones regionales. Dichas competiciones habían dejado de ser atractivas y de ahí que se crease la Liga con el objetivo muy claro de fomentar la competitividad de los equipos de todas las regiones de nuestro país.

Hasta ese momento en España se disputaban competiciones de carácter regional: el Campeonato regional centro, que el Real Madrid lo ganó en 23 ocasiones y el Atlético de Madrid en 4; la Copa de Cataluña, que el F. C. Barcelona conquistó en 23 ocasiones y el Español en 8;  en Bizkaia se celebraba el Campeonato regional norte que el Athletic ganó en 17 ocasiones; en Gipuzkoa se celebraba el Campeonato regional en el que la Real Sociedad se impuso en tres ocasiones;  en Andalucía se celebraba la Copa de esa región y la ganó el Sevilla en 17 ocasiones, el Real Jaén en 2 y una fue para las vitrinas del Real Betis Balompié y otra a las del Recreativo de Huelva; en la Copa del País valenciano regional el Valencia venció en 11 ocasiones y el Levante en otras dos más, y  el Hércules de Alicante en una ocasión; en tierras gallegas el Celta de Vigo venció en su campeonato regional en siete ocasiones y el Deportivo de la Coruña en otras 6; en tierras asturianas salió ganador el Sporting de Gijón en 13 ocasiones y el Real Oviedo en otras 7. Finalmente, en Cantabria el Rácing de Santander logró vencer en 13 oportunidades.

Pues bien la comentada Copa por regiones pasa a ser historia y nace la Liga en la temporada 28-29 . Tras 85 temporadas lo que se inició como un campeonato competitivo donde varios clubes tenían opciones de ganar se ha quedado en un torneo en que sólo y exclusivamente el todopoderoso Real Madrid, el FC Barcelona y el Atlético de Madrid del argentino Cholo Simeone pueden ganarlo. Así de clarito y así como suena es la pura realidad, aunque muchos equipos se sientan jocosos por mis afirmaciones.

Hay otra historia en este aspecto. La Liga de Fútbol Profesional (LFP) está a punto de aprobar un nuevo modelo de reparto de los ingresos televisivos de cara a la temporada 2014-2015, que de momento está parado. Los ingresos que se embolsarán tanto los merengues del Real Madrid como los culés del FC Barcelona son unos 150 millones de euros por temporada y el resto muchísimo menos. Ahora es cuando viene la gran pregunta: ¿Pueden los demás equipos competir en igualdad de condiciones con estos  clubes que, con aires de grandeza por lo que son y por lo que tienen, o seguirán solos en la cabeza de la clasificación los tres y los demás mirando a otra Liga hasta el final del campeonato? Me temo, con mucho respeto a todos los demás equipos,  que será lo segundo.

Se está peleando con muchas ganas para que un porcentaje de ese dinero se invierta en el fútbol amateur y de formación. Es una gran idea, ya que esos clubes son la base de los grandes futbolistas que están hoy en esos equipos llamados grandes y que con su potencial económico se fortalecen y se potencian, pero que al mismo tiempo debilitan y dejan muy tocados a los equipos de menor rango. Así que a ver si algún iluminado le da esa gran alegría a los equipos llamados modestos.

Ver Post >
Denominación de origen Zubieta
img
Alfredo Del Castillo | 06-12-2014 | 07:30| 1

Podemos hablar del concepto de equipo de mil maneras diferentes y todas son muy validas. Ocurre que como siempre en la vida ( que es lo más importante de lo que que es importante), para mí un equipo no deja de ser un conjunto de individualidades con capacidades comunes y diferentes a la vez que conjuntadas y engranadas que consiguen un todo que debe proteger y potenciar las individualidades. Un equipo de verdad la mayoría de las veces borra de forma inmediata y contundente el error individual. Un equipo es ante todo solidaridad, coacción, compromiso, pero muchas veces todo esto es muy difícil de conseguir en donde hay un ambiente individualista como el que circula por el mundo del fútbol.

Mis felicitaciones para aquellos entrenadores que dispongan de ese equipo y para aquellos futbolistas que formen parte de él, al que le entregan todo y lo dan todo, pero que a la vez se sienten muy seguros ante la protección de su equipo de fútbol.

En rueda de prensa con traductor antes de viajar a Oviedo en autobús el mister Sr. Moyes comentaba lo siguiente: «Llevo a los jugadores del filial porque quiero verles a todos en el campo». Segundo: «Me encantaría ganar la Copa», aunque señala que su máxima prioridad es estar en puestos que den a la Real Sociedad una oportunidad europea. Vamos a estar entre los seis primeros, ya que cuando se le contrató el objetivo que le puso el Consejo de Administración debió ser ese, pienso yo. Si la idea era solo jugarnos la permanencia no hacia falta fichar a un entrenador TOP, pienso yo. Con todos mis respetos a los demás entrenadores de fútbol la Real buscó algo distinto de lo que había y no resultaba en cuanto a resultados.

Después del partido el míster comentó que el equipo tuvo el control, pero falto profundidad y acierto en la definición. Vamos que no fuimos nada pero nada eficaces. Y yo digo que el trabajo en equipo brilló por su ausencia, aunque es normal cuando se enfrentan en Copa en una eliminatoria a dos partidos dos equipos que piensan más en sus respectivas ligas y en el que los dos entrenadore disponen alineaciones con los menos habituales. Pero también hubo cosas positivas. Por un lado Pablo Hervías,  muy activo con sus galopadas por los costados y que por el medio trajo en jaque a la defensa y media del equipo carballón. Por otro parte, fue una alegría ver a un Gaztañaga muy práctico,  muy bien en la circulación rápida del balón y con unas ganas enormes de decirle al míster «aquí estoy para cuando quiera». Gran trabajo el suyo en lo defensivo como en lo ofensivo. El Sr. Moyes aun necesita un tiempo para poner en juego sus ideas,  así que le esperamos hasta que termine el partido en casa contra el Barça (4 de enero) y después podremos opinar qué es lo que tenemos y qué es lo que no tenemos; si tenemos que ir o no al mercado de invierno. Esa es mi opinión y por eso la pongo en este fantástico blog.

Los futbolistas convocados del Sanse fueron cinco. Aritz Elustondo, un lateral derecho de mucho recorrido y muy buen ultimo pase en zona de finalización y que defensivamente en muy rudo, potente y difícil de superar. En ocasiones ha jugado de central, aunque creo que su puesto es el de lateral y es muy bueno. Otro futbolista del filial que viajó a Oviedo fue el internacional peruano Alexander Callens. Se trata un central zurdo que lleva mucho tiempo con nosotros y que aún no ha dado ese paso al frente diciendo que es un jugador potencial para el primer equipo. Desde que llegó a Donostia han estado varios entrenadores en la Real y ninguno ha movido ficha hasta el momento para subirlo al primer equipo. Es un jugador que este temporada se ha perdido tres partidos por sanción, dos de ellos por protestar. El tercero será el del próximo domingo tras ver dos tarjetas amarillas en Leioa. El tercer jugador fue Alain Oiarzun, un futbolista de una técnica extraordinaria, con un pie zurdo que es un guante como lo demuestra en todas las jugadas a pelota parada que lanza y que suponen un peligro para las defensas rivales. Debe mejorar el aspecto defensivo e imponer un ritmo más alto en competición para ser mucho mejor. También entró en la convocatoria el delantero Iker Hernández, jugador internacional en las categorías inferiores que puede jugar en banda como de único punta. Es potente y posee una técnica muy correcta aunque su asignatura pendiente es ser mucho mas eficaz en la finalización de las ocasiones que se le presentan. Aún tiene tiempo de conseguirlo ya que en esta temporada ha colaborado con dos goles marcados al Fuenlabrada y al Leioa. A Hervías ya le conocen más, ya que ha intervenido con el primer equipo y se ha estrenado como goleador en el partido contra el Getafe. Además también jugó contra Málaga, Atlético de Madrid, Deportivo, y fue convocado para el encuentro ante el Cordoba.

En otro orden de cosas miremos a la plantilla realista y en ella hay muchos jugadores de la generación de los años 85 ,86, 87. 90 ,91 y 92. Todos estos jugadores llegaron a la Real bien sea en infantiles o cadetes de la mano de los ojeadores de captación del grupo de trabajo de Juan Mari Lasa, más los entrenadores de aquellas temporadas como lo fueron Morales, Rauleaga, Kortabarria, Artajo o Roberto Olabe en los equipos Infantil, Cadete Txiki, Cadete de Honor, Easo Juvenil y el División de Honor Juvenil. Más tarde en su andadura por las diferentes categorías fueron creciendo y formándose y les inculcaron los valores ‘Real Sociedad’ los siguentae entrenadores Rueda, Jose Luis Agirre, Luki Iriarte, Eizmendi, Cortez, Xabier Zubillaga, Jose Luis Rivera, Iñigo Dominguez, Alfredo del Castillo, Meho Kodro, Imanol Idiakez, Santana, Gonzalo Arkonada, Joxe Alkorta, Dadie, Larrañaga -ya en la Dirección de Zubieta- Iturralde, Iñaki Ezquizabel y Tayfun. Con todos estos nombres quiero hacer mención al fantástico trabajo realizado por todos estos hombres de fútbol para sacar adelante una generación de jugadores extraordinaria que sigue siendo el santo y seña de esta Real Sociedad y a los nombre me remito: Zubikarai, Carlos Martínez, Dani Estrada, Joseba Zaldua, Mikel González, Ansotegi, Iñigo Martínez, Yuri, Markel, Elustondo, Zurutuza, Pardo, Prieto, Hervías, Agirretxe y Gaztañaga, más los Beobide, Errasti, Dani Garcia, Balenciaga, Castillo, Viguera, Manu García, Antoine Griezmann, Illarramendi, Borda, Kijera, Sangalli, Cadamuro o Castañeda y un montón más. Que me perdonen si me olvido de alguno de ellos – tanto como jugadores o como entrenadores- de estas generaciones fantásticas. Y al César lo que es del César: estos entrenadores del fútbol formación han realizado un gran trabajo con grandes resultados. En estas cuestiones el  algodón no engaña. Felicidades a todos por su ejemplar trabajo y por el dinero que se embolso el club con los fichajes,  que supone una inyección económica para seguir invirtiendo en la clave de esta denominación de origen: la Ciudad Deportiva de Zubieta.

Ver Post >
¿Qué puede aportar a la Real un analista del Amisco?
img
Alfredo Del Castillo | 05-12-2014 | 12:24| 0

Hoy en este blog el tema a tratar es el analista y la estrategia. Entendemos por estrategia el conjunto de disposiciones previstas y preparadas en relación con la colocación y acción de los jugadores siempre que ha ponerse en juego el balón. Existe estrategia en los saques libres directos o indirectos, en el saque de centro o inicial, en el de meta, en el de banda, en el de esquina, en los botes neutrales o balón a tierra ,y en el penalti. Las jugadas de estrategia pueden ser ofensivas y también defensivas.

Simplificando, podemos decir sin error a equivocarnos que la perfecta orientación en los marcajes balón – jugador se encuentra ocupando una posición dentro de una línea trazada entre el contrario a quién se marca y la portería propia o la que defendemos, independientemente de dónde se encuentre el balón.

Lo único que se debe tener muy en cuenta es la distancia a mantener con respecto al jugador contrario, dependiendo ésta de la proximidad o lejanía del balón. Si la evolución táctica del fútbol parece dejar al margen la improvisación y la inspiración, lo cierto es que exige más que nunca el peso intelectual de sus actores, que no son otros que los futbolistas. Por eso, los jugadores distraídos y con mucha falta de concentración perjudican enormemente a sus equipos. En el aspecto del balón detenido o pelota parada, la sorpresa no puede aparecer si falta repentización y agilidad ante los improvistos.

Fundamental es buscar futbolistas despiertos, aquellos que sepan aprovechar el menor resquicio para sacar una ventaja decisiva para su equipo. Y por supuesto, un gran capitán que surja dentro del campo para suplir al entrenador en los momentos del juego cuando se va a ejecutar una acción a balón parado. Debe poner orden y mando en lo que se debe hacer, que no es ni más ni menos que lo ensayado, preparado y entrenado. Es el líder, el jefe, el macho, el mando en plaza.

El futbolista puede fracasar una y otra vez en las jugadas de estrategia  y permanecerá indiferente, pero si el entrenador le exige una jugada puntual y no da el resultado requerido, éste mostrará su disconformidad y volverá a lo suyo, aunque no saque ningún partido de ello en absoluto. Quizás esté motivado por su reacción anterior, ya que les hace relevarse contra el que enseña el entrenador. De ahí la indiferencia general cuando ensayamos en el campo y, sobre todo, los días anteriores al partido de competición las jugadas a balón parado de todo tipo.

Hay entrenadores que no creen mucho en estas jugadas y las consideran inútiles ya que son una perdida de tiempo. Otros alegan y comentan que el ensayo que requiere su monótona repetición  no agrada al futbolista y por ello no las ensayan, ¡cómo si el ensayo en teatro, cine, televisión o en cualquier otro deporte profesional o amateur colectivo no fuera monótono pesado y aburrido! El futbolista es un profesional que está al servicio del entrenador y de la entidad y jamás puede ser al revés.

Como anécdota recuerdo que el mítico John Toshack contaba que en un partido oficial el entrenador le dijo a su lateral derecho de turno: «Richard, ten cuidado que el extremo izquierdo es muy habilidoso y en jugadas de uno contra uno le gusta hacer cañetes y te mete el balón por debajo de las piernas». «No hay problema míster -respondió el jugador- lo sé y estoy muy centrado». Comienza a rodar el cuero y a los veinte minutos de partido el extremo gambetea y le mete el balón entre los pies y tras desbordarle marca el primer gol. Al llegar al descanso perdiendo por un gol a cero el entrenador muy cabreado le comenta a su lateral:  «Richard. ¿qué te dije?». «Míster -replica el jugador- que me perfilara y cerrase las piernas», a lo que el entrenador contesta en tono irónico, con dosis de mucho humor y flema inglesa: «Tú, no. Tu madre». Así son las cosas que pasan en este mundo llamado fútbol. Con el paso del nos reímos de ellas, pero en su momento nos causaban mucho cabreo, ya que le anticipabas al futbolista lo que tu habías preparado para contrarrestar al equipo rival.

Respecto a la Real Sociedad hay que decir que en las jugadas de falta directa el último gol lo consiguió, y de qué forma, Claudio Bravo. Los lanzamientos de faltas directas es una asignatura que se nos atraganta y no aprobamos.

Ahora les voy a hablar de un nuevo puesto que viene a completar el organigrama técnico de la Real Sociedad. Hasta ahora el equipo técnico de la Real estab formada por Lorenzo Juarros (dirección deportiva), Javi Pérez (secretaría técnica), Eric Olats (mercado francés) Alberto Iturralde (informe de partidos y jugadores potenciales), Mikel Etxarri (informes de jugadores potenciales de todas las categorías e Informes de partidos),  Erik Bretos (traductor y  antes informes en captación de jugadores potenciales en la base), David Moyes (entrenador), Billy McKinlay (ayudante de  de Moyes) y Santana (ayudante de Moyes), Larburu (preparador físico), Tximist (recuperador de lesionados), Roberto Navajas (entrenador especialista en porteros) y Arruza (psicólogo). La nueva figura que incorpora la Real a su equipo técnico es la del analista. Se trata de  la persona que que le dará al entrenador los datos extraídos de una nueva aplicación. Para ello hace una media de 180 cortes de un periodo del partido y en función de los facetas más interesantes, ya sea de jugadas a balón detenido, metros recorridos por los futbolistas o distintas intensidades durante un encuentro de fútbol, por ejemplo. Toda esta información estará segmentada por posiciones y líneas de juego y el míster y sus colaboradores podrán analizarlas y comentarlas en el descanso o al finalizar el partido para corregir los defectos.

Xabi Ruiz de Ocenda, la nueva incorporación es un delegado de la zona norte de España del Amisco + Proson,  una empresa francesa. Antes de incorporarse a la Real Sociedad ocupaba el puesto de entrenador del equipo juvenil. Antes fue preparador físico del filial alavesista, pero como le gustaba entrenar pidió hacerse cargo de un equipo. Así llegó al juvenil. Como el nuevo entrenador Moyes trabajaba en la Premier con el Amisco + Proson quería a un empleado de esta materia que le hiciera los cortes de los errores tácticos, los aciertos y todas las jugadas a balón detenido -tanto defensivas como ofensivas-  para tenerlas en el descanso de cada partido o al final del mismo, ni más ni menos. Es decir, un control muy minucioso del equipo y de su comportamiento en el terreno de juego en cada momento. Si es por lo que vio en el encuentro contra el conjunto Ilicitano, el Sr. Moyes y su nuevo colaborador tienen mucho pero que mucho trabajo por realizar para mejorar la actuación de este partido, resultado aparte.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor