Diario Vasco

img
Las consecuencias económicas de que haya más hombres que mujeres
img
Asier Minondo | 11-02-2014 | 07:08

Los chinos son de las personas que más ahorran en el mundo. Como media, un chino ahorra el 30% de su ingreso disponible. Por ejemplo, los españoles ahorran el 9% de su ingreso disponible y los estadounidenses apenas alcanzan el 4%.

Esta alta tasa de ahorro tiene consecuencias importantes, tanto para la economía china, como para la economía mundial. China ha basado gran parte de su crecimiento en las últimas tres décadas en la inversión y en las exportaciones. Sin embargo, esta vía de crecimiento está encontrando sus límites. Por una parte, cada vez es más difícil encontrar inversiones rentables; por otra parte, una vez que han conquistado una gran cuota del mercado mundial, las exportaciones chinas tenderán a crecer al mismo ritmo que la media mundial. Por tanto, para seguir creciendo, los chinos tendrán que apoyarse más en el consumo privado; sin embargo, esta vía será poco efectiva si los chinos siguen ahorrando gran parte de sus ingresos. Desde el punto de vista internacional, algunos analistas han señalado que el enorme ahorro chino fue uno de los factores que provocó la crisis financiera internacional: la mayor disponibilidad de fondos incentivó la búsqueda de nuevos clientes, caracterizados por un mayor riesgo, bajo nuevas fórmulas financieras que, supuestamente, neutralizaban ese riesgo.  Por tanto, es importante saber por qué los chinos ahorran tanto.

Un dato importante a tener en cuenta es que los chinos no ahorraban tanto hace treinta años. En 1990 la tasa de ahorro se situaba en el 16%. Este dato sugiere que parte de la explicación de la alta tasa de ahorro debe estar en algo que haya sucedido durante las últimas décadas. Y ese algo puede ser el enorme aumento del desequilibrio entre sexos. Las leyes biológicas establecen que, por término medio, nacen 1,06 niños por cada niña. Pues bien, en China esta ratio es de 1,2, es decir nacen alrededor de 120 niños por cada 100 niñas. La razón de este gran desequilibrio se encuentra en la política del hijo único. Por razones culturales, si los chinos solamente pueden tener un hijo, prefieren que este sea niño. Por ello, muchas parejas deciden practicar un aborto si esperan una niña.

En términos absolutos, en China hay alrededor de 30 millones más de hombres que de mujeres en la población de 25 o menos años. Una de las consecuencias de este desequilibrio es que los hombres afrontan una gran competencia para casarse. Una de las formas para mejorar el atractivo de un hombre es tener una mayor riqueza antes del matrimonio. Esto obliga a los futuros novios, y a sus familias, a ahorrar más. Al sumar las decisiones de todos los novios y sus familias el ahorro neto sube. Uno podría pensar que las mujeres y sus familias pueden decidir ahorrar menos, ya que se aprovechan de todo lo que ha ahorrado su futuro marido. Sin embargo hay dos factores que compensan esta situación. En primer lugar, los futuros maridos pueden descontar que sus futuras mujeres van a ahorrar menos, y lo compensan ahorrando todavía más, con el fin de alcanzar un nivel de riqueza que permita a la futura pareja comprar una casa y todo lo necesario para equiparla. En segundo lugar, quizá las mujeres no reduzcan su ahorro, ya que si ahorran tendrán una mayor capacidad de decisión una vez que se hayan casado, o porque teniendo un mayor ahorro también pueden elegir un novio más rico.

El trabajo realizado por los profesores Wei y Zhang, publicado en la prestigiosa revista Journal of Political Economy, confirma que, efectivamente, hay una estrecha relación positiva entre el desequilibrio entre sexos y la tasa de ahorro. Estos autores estiman, además, que el 50% del aumento de la tasa de ahorro puede explicarse por dicho desequilibrio.

El pasado mes de diciembre, los dirigentes del Partido Comunista chino decidieron relajar la política del hijo único, permitiendo a las familias en que ambos padres son hijos únicos tener dos hijos. Esta medida ayudará a corregir el desequilibrio entre sexos, aunque la competencia en el mercado del matrimonio no aflojará hasta dentro de un par de décadas. Mientras tanto, ya lo sabe: si quiere que su futura mujer sea china, ya puede empezar a ahorrar.

Aurkezpena / Presentación

Donostiako Deustu Business Schoolen eta Orkestran dihardugun hiru unibertsitate irakasle eta ikertzaile gara.
Blog hau sortzera bultzatu gaituena zera da: modu ulerterraz, zorrotz, kritiko eta burujabean egindako hainbat gai ekonomikori buruz gogoetak plazaratzea, gai horiek gure bizitzan eta gu parte garen gizartearenean eragin handia dutelakoan.

----------------------------------------------------------

Este blog pretende reflexionar sobre diferentes cuestiones económicas que nos afectan como personas y como sociedad, de una manera divulgativa, rigurosa, crítica e independiente.
Somos tres profesores que desarrollamos nuestra actividad académica en la Deusto Business School en su campus de San Sebastián y en Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad.

Etiquetas

No hay tags a mostrar

Categorías