Diario Vasco
img
Fecha: noviembre, 2010
José + Mourinho = Pepinho
Alberto Moyano 30-11-2010 | 9:45 | 0

Lo malo de ir por la vida mascando chicle en actitud chulesca es que tan sólo te permite parecer un escualo si tu existencia es un mero tránsito entre dos victorias. En cuanto pierdes, olvídate de pasar por un ‘tiburón’: apenas serás otro tipo al que le baila la dentadura postiza.

Es lo que le sucede a Mourinho, un hombre que cada mañana invierte tanto tiempo ante el espejo en decidir la forma más adecuada de no afeitarse como Guardiola en atinar con el mejor conjunto, quitándole importancia a su calva multicolor. Ambos acabarán protagonizando los anuncios de Nespresso, pero para desgracia de José, a él le tocará interpretar el papel de Malkovich.

En un club que, como el clan Kennedy, se pasa las décadas presumiendo de sus carencias, el reparto de papeles funciona de tal forma que CR -ya no sé qué número- representa al equipo caballero y Mourinho, el gusto por la excelencia en el juego. He aquí la farsa.

Entre los méritos del entrenador luso, hay que consignar en primer lugar una proeza al alcance de muy pocos: ha conseguido que sus jugadores abandonen las fiestas nocturnas sin que el equipo haya perdido un ápice su habitual papel de pelele en manos del Barça.

Detrás de todo esto se encuentra Florentino Pérez y su extraordinaria impermeabilidad al aprendizaje. En la Liga de los clubes megamillonarios, la línea de flotación la marca el Barça. En lo que respecta al Madrid, por debajo de ese punto sólo hay fosas abisales. Por eso, cada temporada, empieza con el presidente merengue presumiendo de flamante yate y acaba con el mismo personaje embarcado en un submarino.

Se podrá decir que el Madrid aún es segundo en la Liga y la apreciación es exacta. De hecho, todos los años lo es. La cuestión es hay alguien ahí capaz de invertir 200 millonoes de euros en algo más que en batir records de distancia respecto al tercer clasificado.

Ver Post >
CiU gana el concurso de vídeo-clips
Alberto Moyano 29-11-2010 | 9:29 | 0

Mientras aquí la Izquierda Abertzale ilegalizada sigue dando muestras inequívocas de que está dispuesta a revender a precios increíbles  entradas para un concierto que todo el mundo piensa que será gratuito -y ya se sabe que los mercados responden a un estado de ánimo-, en Cataluña se ha consumado la acumulación de fuerzas soberanistas, si bien, en una sola formación: CiU.

Si alguien de ERC tuviera hoy una cita en Perpignan lo cierto es que bien poco iba a estar en disposición de poner sobre la mesa, sobre todo, en lo que se refiere a la sustitución de la fuerza nacionalista hegemónica en sus respectivos territorios por su correspondiente polo acumulador.

Además, los comicios electorales de ayer reflejaron el excelente tino que tuvo el tripartito catalán cuando sus componentes profetizaron antes que nadie su propio hundimiento, todo hay que decirlo, tras trabajar denodadamente para conseguirlo durante cuatro años.

Por contra, el PP consigue con su campaña más zafia sus mejores resultados en la comunidad catalana -sin dejar de ser discretísimos si de gobernar el conjunto de España se trata-, algo de lo que también podría presumir Joan Laporta, si nos olvidamos, claro, de la colección de copas y trofeos ganados por el Barça durante su presidencia o incluso a pesar de ella.

El exitazo de CiU y, en menor medida, el caso de Laporta, aún inmerso en una batalla legal con los nuevos regidores del club blaugrana en relación a diferentes chanchullos, demuestran la importancia de la corrupción -tanto da si es presunta como certificada- en nuestro sistema político.

De hecho, cabe preguntarse hasta dónde hubiera podido llegar CiU sin el caso Palau. El electorado, especialmente el de centro-derecha, no es que castigue los supuestos casos de corrupción: es que penaliza la ausencia de ellos, por cuanto semejante anomalía dispara su imaginación y alumbra las peores sospechas, tales como “algo malo estarán haciendo”. El votante necesita pruebas o, al menos indicios, de que, efectivamente, hay irregularidades que prueban que los políticos son unos indeseables.

El resto de los vídeo-’frikies’ han obtenido resultados dispares: nada la plataforma xenófoba -cuyo derecho a seguir viviendo en Cataluña habrá que seguir reivindicando-, nada para la extravagante estadista de la toalla, y nada para Carmen de Mairena, cabeza visible de la estrategia de acumulación de furcias.

Ver Post >
Treinta de los ‘grandes’
Alberto Moyano 26-11-2010 | 9:59 | 0

Zapatero se reunirá mañana con los treinta grandes empresarios españoles, si es que que aún quedan tantos en el país. En caso contrario, se bajará el listón hasta donde sea necesario, no descartándose por tanto la presencia de Díaz-Ferrán. La motivación que animará esta reunión será idéntica en el caso del presidente del Gobierno y en de los empresarios: constatar con sus propios ojos su mutua existencia.

Si algo nos ha enseñado esta crisis es que en un sistema de libre mercado el liderazgo natural debe recaer sobre los emprendedores. Probablemente, esta idea tan sencilla explica el aparatoso desmoronamiento del telón de acero. De hecho, en un mundo perfecto gobernaría la patronal que, de vez en cuando, llamaría a consultas a los partidos políticos.

Los treinta grandes -en cuya lista no figura inexplicablemente Nacho Vidal-, acudirán a la reunión con ánimo constructivo, siempre dispuestos a arrimar el hombro y su correspondiente extremidad, cuya terminal es precisamente una mano.

Para que no quepa duda de sus intenciones, son los mismos que en las entregas de premios manifiestan su deseo de devolver a la sociedad una parte de todo lo que ésta les ha dado, excelentes intenciones que luego no terminan de concretarse.

Y aún habría que decir más: si las formaciones políticas aparecen roídas por las redes de clientelismo y comisiones a cargo de las adjudicaciones a dedo, ninguno de los convocados tiene nada que ver, como lo demuestra su condición de ‘grandes empresarios’, incompatible con la de financiadores ilegales.

Los empresarios le pedirán al presidente que impulse la competitividad, lo que traducido al castellano quiere decir que flexibilice el mercado laboral e incentive -a poder ser en billetes pequeños- las inversiones. Ya saben: I+D+I+ota.

Zapatero, por su parte, reclamará lo que alguien llamó “el último refugio de los canallas”, el patriotismo, como si la mera asistencia a la reunión no fuera una prueba incontestable. Por cierto, hay quien reclama que la reunión de los treinta grandes -o cuantos finalmente salgan- no debería ser con ZP, sino con Rajoy, pero para semejante abnegación no basta con el amor a la patria: hace falta un punto de fanatismo.

Ver Post >
La selección vasca volverá a jugar con todos nosotros
Alberto Moyano 25-11-2010 | 3:22 | 0

La Navidad está a la vuelta de la esquina. La prueba es que, para solaz de los más pequeños de la casa, ya se asoman por el horizonte los personajes imaginarios propios de estas fechas: el Olentzero, los Reyes Magos y la selección vasca de fútbol.

La selección española de fútbol tiene la ventaja de ser real, por más que represente a un país inexistente. La prueba palpable de todo esto es Sara Carbonero, un elemento sin el que ‘La Roja’ no se entendería el triunfo español en un Mundial que comenzó perdiendo frente a Suiza, un paraíso fiscal al margen de los vaivenes de los mercados.

El error de reivindicar una selección vasca estriba precisamente en su singularidad. Lo urgente es reclamar todo un entramado de combinados vascos que nos representen a todos, entendiéndase por todos como una comunidad variada, plurilingüe y con diferentes sentimientos de pertenencia, pero unida en lo fundamental: el desacuerdo permanente.

Por eso, no habrá representación vasca en las competiciones oficiales internacionales hasta que se articulen varios equipos, mínimo dos: el combinado soberanista y la selección transversal. La escuadra jeltzale, por su parte, podría funcionar a la manera de los filiales, surtiendo de jugadores a uno u otro en función de la mayorías parlamentarias.

Euskadi es una y trina. Las posibilidades de que termine jugando su tradicional partido navideño son inversamente proporcionales al grado de desacuerdo abierto entre los jugadores y su Federación.

Desde el punto de vista espiritual, hay que felicitarse por la reaparición de la selección vasca-Euskadi-Euskalherria-Los Verdes porque su retorno suponela vuelta al deporte en estado químicamente puro.

Es más, aquí lo importante no es que sea participar, por encima de todo incluido el resultado; es que hasta el rival resulta irrelevante. Y para qué no digan que a los jugadores les faltará estímulo, recordar que no habrá mejor escaparate para lucirse de cara a una ulterior convocatoria para jugar a las órdenes de Vicente Del Bosque.

Ver Post >
La degeneración mejor preparada de la Historia
Alberto Moyano 24-11-2010 | 7:45 | 0

Con el paso del tiempo se va demostrando que aquella estúpida máxima de “procura vivir de tus padres hasta que puedas vivir de tus hijos” no era más que otra formulación de la burbuja inmobiliaria. Su actualización obliga a algunos reajustes: “Procura vivir como tus padres antes de que tuvieran hijos”, quizás sería más exacta.


Cuando los telediarios advierten de que ”los jóvenes comienzan a asumir que vivirán peor que sus padres” en el mismo reportaje en el que mencionan, así como de pasada, que estamos ante la juventud mejor preparada de nuestra historia parece que quieren establecer alguna suerte de ligazón entre una cosa y la otra, pero nunca terminan de concretar cuál puede ser.


Está científicamente demostrado que la historia avanza en forma de escobilla de váter, pero la oración original contiene varias trampas, algunas, preñadas de optimismo. De hecho, aunque sólo fuera por cortesía, convendría aguardar a que las vidas de los citados padres se hayan extinguido por completo para hacer balance, dicho sea en recuerdo de las residencias de ancianos, en donde algunos desafortunados llegan a pasar hasta un 20% de su existencia.


Por otro lado, toda esta prosodia apenas esconde una enorme falta de atinar en la descripción de un estado de ánimo, un sentimiento de época, se podría decir, reflejado, por ejemplo, en la idea de que ”ésta será la primera generación que morirá mejor que la de sus padres y, por supuesto, mucho más lentamente”.


En realidad, hay que confiar en que haya suerte y que finalmente sean nuestros hijos los que vivan peor que nuestros padres, dejándonos a nosotros la dicha de apurar a ese dinosaurio denominado en su día ‘estado del bienestar’.


Dicho lo cual, jóvenes españoles, podéis estar tranquilos, al menos hasta el fatídico día en el que las agencias de calificación de deuda -convertidas en nuestros nuevos legítimos representantes políticos por incomparecencia de los partidos-, os garanticen que no sólo viviréis peor que vuestros padres, si no también que vuestras madres. No lo olvidéis nunca: sois la degeneración mejor preparada de la Historia de España y eso, sabemos que lo sabéis, es mucho decir.

Ver Post >

Otros Blogs de Autor