Diario Vasco
img
Categoría: Gipuzkoa Basket
Una apuesta ganadora

Quizás habría sido más objetivo haber titulado ‘pobres, pero menos’ pero estamos en septiembre y el GBC ha dado un paso adelante hasta en el nombre. Ahora lo que suena primero es su patrocinador y tener por delante a Retabet.es justifica que nos animemos a apostar y que tengamos la ilusión de que esa apuesta va a ser ganadora. El GBC ha sobrevivido en circunstancias angustiosas. Sin patrocinador, con un apoyo institucional estrecho y sin posibilidades de sustituir a un jugador si se lesionaba o salía volando ante una oferta de Irán… Pero ha sobrevivido y este año llueve bastante menos, aunque no nos hayamos secado del todo.


No falta nada, en un rato se conocerá el nombre del americano que completará la plantilla. Seguro que es bueno. Ya saben, un pívot que pueda formar pareja con Doblas o ejercer de cinco cuando el capitán se quede sentado. Serán once jugadores como hace un año. Y, sin embargo, van a ser algunos más porque la segunda unidad tiene otra entidad y Ponsarnau va a poder buscar en el banco soluciones que entonces no tenía. La imagen de estabilidad se refuerza con la firma de contratos de más de una temporada y la mirada hacia el futuro queda de manifiesto con la creación de una escuela de baloncesto que permita devolver este juego a los patios de los colegios después del alarmante descenso sufrido en los cuatro últimos años.

Pero lo primero es lo primero y lo que ahora interesa saber es si el Retabet.es va a poder competir con dignidad en una Liga tan dura.  Es más que probable, aunque el planteamiento tiene algún punto diferencial. En esta ocasión, yo creo que no había sucedido antes, el GBC no va a depender de un jugón. No les voy a contar aquello de que lo importante es el equipo porque a esto sólo juegan cinco y si además de un equipo, tienes a Andy Panko o Jason Robinson,  mejor que mejor. Pero en el nuevo GBC hay profesionales contrastados que pueden dar consistencia al proyecto y tendrán que hacerlo.

Falta el jugón y no hay una ametralladora en el perímetro. Por el contrario el juego interior es algo más que nuestro heroico David Doblas al que le han estado partiendo la cara durante demasiado tiempo. Además del compañero que está al llegar, tendrá al lado a London Milbourne que viene de tener un papel importante en la Lega italiana y que encima aportará espectáculo porque lleva muelles en los pies y le encanta meterla para abajo. En el puesto de base también se avanza.  Llompart es una baza sólida y todo el mundo me asegura que el británico, al que no tengo el gusto de conocer, es bueno.

Ah sí, hablábamos del perímetro, de la artillería, del lanzamiento exterior. Ninguno tiene puesto en su carnet el oficio de tirador. Ni Llompart, ni Lawrence, ni Urtasun, ni Vrkic, ni Grimau… Ninguno. Pero, hombre, todos tiran y todos meten. A Ponsarnau, Encinas y Txakartegi les toca convencerles de que no se les encoja la mano, ni siquiera en esos días en los que vean el aro como una moneda de cinco céntimos. Porque si tiran, meterán y los chicos altos podrán encontrar en la pintura espacios que desaparecerán si flaquean las muñecas de sus compañeros.

Este año no va a ser lo mismo. Cada victoria no será una hazaña ni habrá tantos partidos inabordables. Ganarán más o ganarán menos, pero esta vez son un equipo de la Liga ACB. No harán falta milagros para ganar. Queremos verlo.

La primera ocasión llega hoy en Bergara a las 18.30. No estarán todos, pero estará la mayoría. Tampoco el Baskonia estará completo. Es igual. Hay baloncesto más allá del Eurobasket y este mes nos estamos preparando para lo que vendrá. Un año más, un curso entero, en la ACB. Que ustedes lo disfruten.

Ver Post >