Diario Vasco
img
‘Lobezno inmortal’, simplifica la historia y saldrás ganando
img
Asier Manrique | 08-03-2017 | 12:36

LOBEZNO INMORTAL

Título original: The Wolverine

Año: 2013

Duración: 126 minutos

País: Estados Unidos

Director: James Mangold

Guion: Scott Frank y Mark Bomback

Música: Marco Beltrami

Fotografía: Ross Emery

Reparto: Hugh Jackman, Tao Okamoto, Rila Fukushima, Hiroyuki Sanada, Svetlana Khodchenkova, Will Yun Lee, Famke Janssen, Hal Yamanouchi, Brian Tee, Ken Yamamura, Shinji Ikefuji, Conrad Coleby, Taris Tyler, Kimi, Louis Toshio Okada,Hiroshi Kasuga, Ian McKellen y Patrick Stewart

Productora: 20th Century Fox

Género: Fantástico / Ciencia Ficción / Acción

Un Logan amnésico investiga su pasado en el mundo del crimen organizado japonés. Vulnerable por primera vez y desafiando sus límites físicos y emocionales, no sólo se enfrentará al letal acero samurái, sino que además mantendrá una lucha interna contra su inmortalidad, que lo hará más fuerte. (FilmAffinity)

‘Lobezno inmortal’ tenía ante sí un reto mayúsculo, el de hacer que una saga planeada a 3 películas pudiera seguir tal y como estaba previsto cuando la primera entrega fracasó. El trabajo de James Mangold y Hugh Jackman consigue sacar a flote lo que parecía una historia destinada a caer como un castillo de naipes.

En esta segunda parte, Lobezno centra su historia en Japón. Es una más de las películas de Marvel que se van a países orientales, aprovechando el tirón de esos mercados en la taquilla. La historia es cierto que gana en entereza respecto a ‘X-Men Orígenes: Lobezno’. Tenemos un relato mucho más centrado, más coherente y más sencillo. Menos personajes, menos escenas de relleno y menos tonterías puestas ahí para rellenar metraje. Menos efectos especiales y más trabajo actoral. A pesar de ello, la cinta deja el amargo regusto de saberse ante una obra mediocre.

‘Lobezno inmortal’ es una película necesaria para entender el seguimiento de una serie de películas únicamente destinadas a arrasar en la taquilla. Su final es imprescindible para dar paso a la brillante X-Men: Días del futuro pasado. Y, de nuevo, aquí fracasa el planteamiento de  20th Century Fox, ya que plantea ‘Lobezno inmortal’ como una película de transición, como un paso para dar otro, como un escalón a subir para llegar a otra planta.

Muy interesante por escenas concretas (las que comparte con Famke Janssen, la del bar al inicio, la del tren bala o la escena final en el aeropuerto), la película en su conjunto no deja de ser divertida y poco más. Diré lo mismo que dije con su predecesora, el personaje de Lobezno gana con compañía bien elegida. En la primera parte tuvimos una compañía fatalmente elegida, mientras que aquí optan por dejarle absolutamente solo, algo que tampoco mejora el resultado.

Ni la parte más emotiva y tierna de un tipo duro consigue sensibilizar a un personaje que debe ser rudo, porque esa es la faceta que más gusta al espectador de él. Desnaturalizar a un personaje para conseguir sacar un aspecto que ni el espectador ha pedido ni quiere ver. Veremos qué tal con ‘Logan’.

Lo mejor: soluciona algunos pequeños errores de ‘X-Men Orígenes: Lobezno’.

Lo peor: sigue cayendo en los mismos errores de su predecesora.

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor