Diario Vasco
img
‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’, la sátira más mordaz sobre la Guerra Fría
img
Asier Manrique | 23-04-2017 | 18:39

¿TELÉFONO ROJO? VOLAMOS HACIA MOSCÚ

Título original: Dr. Strangelove, or How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb

Año: 1964

Duración: 93 minutos

País: Reino Unido

Director: Stanley Kubrick

Guion: Stanley Kubrick, Terry Southern y Peter George

Música: Laurie Johnson

Fotografía: Gilbert Taylor

Reparto: Peter Sellers, George C. Scott, Sterling Hayden, James Earl Jones, Keenan Wynn,Slim Pickens, Peter Bull, Tracy Reed, Jack Creley, Frank Berry, Glenn Beck, Shane Rimmer, Paul Tamarin, Gordon Tanner, Robert O’Neil y Roy Stephens

Productora: Columbia

Género: Comedia / Drama

Convencido de que los comunistas están contaminando los Estados Unidos, un general ordena, en un acceso de locura, un ataque aéreo nuclear sorpresa contra la Unión Soviética. Su ayudante, el capitán Mandrake, trata de encontrar la fórmula para impedir el bombardeo. Por su parte, el Presidente de los EE.UU. se pone en contacto con Moscú para convencer al gobierno soviético de que el ataque no es más que un estúpido error. Mientras tanto, el asesor del Presidente, un antiguo científico nazi, el doctor Strangelove, confirma la existencia de la “Máquina del Juicio Final”, un dispositivo de represalia soviético capaz de acabar con la humanidad para siempre. (FilmAffinity)

Stanley Kubrick fue uno de los grandes cineastas de la historia, que supo dirigir todo tipo de películas, trabajando todos, o casi todos, los géneros con maestría. En su filmografía encontramos películas bélicas (‘Senderos de Gloria’ y ‘La chaqueta metálica’), románticas (‘Lolita’), eróticas (‘Eyes Wide Shut’), de terror (El resplandor), dramáticas (‘La naranja mecánica’), de romanos (‘Espartaco’), de ciencia ficción (2001: una odisea en el espacio), históricas (‘Barry Lyndon’) o humorísticas (‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’).

En ‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’ vemos la faceta más irónica del cineasta. Kubrick construye la más mordaz sátira sobre la Guerra Fría.

‘Dr. Strangelove’ es una película para deleite de los amantes de las comedias clásicas y no facilonas del Hollywood actual. Una película edificada sobre un guion inteligente, potente, lleno de guiños y señales, con unos personajes tridimensionales y con, probablemente, el mejor manejo del ritmo de la carrera de Kubrick. Memorables las escenas en la sala de guerra, todas ellas.

‘¿Teléfono rojo?’ consigue mantener al espectador pegado a la pantalla durante su hora y media dejando para la posteridad el duro relato sobre la locura de los dirigentes de las grandes potencias nucleares durante la Guerra Fría. El filme sirve como llamada de atención a la población sobre el hecho de tener al mando de armas que podrían acabar con la humanidad a seres de escaso nivel moral e intelectual, de gatillo fácil y pocas luces. Reflexión que se podría seguir aplicando a los dirigentes del planeta 52 años después.

 

Kubrick era un controlador de todo lo que ocurría en el proceso de filmación de sus películas, todo tenía que ir de acuerdo al guion y a lo que él planteaba. En ‘¿Teléfono rojo?’ tenemos uno de los escasos ejemplos de improvisaciones dentro del cine de Kubrick, las que realizó Peter Sellers, intérprete de 3 papeles en el filme.

Lo mejor: guion y dirección

Lo peor: la excesiva oscuridad de algunas escenas

Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor