Diario Vasco
img
‘Liga de la Justicia’, Ezra Miller brilla y Ben Affleck pide la jubilación a gritos
img
Asier Manrique | 21-11-2017 | 09:40

LIGA DE LA JUSTICIA

Título original: Justice League

Año: 2017

Duración: 121 minutos

País: Estados Unidos

DirecciónZack Snyder

GuionChris Terrio y Joss Whedon

MúsicaDanny Elfman

FotografíaFabian Wagner

RepartoBen Affleck, Gal Gadot, Ezra Miller, Jason Momoa, Ray Fisher, Henry Cavill,Amber Heard, Amy Adams, Ciarán Hinds, J.K. Simmons, Jeremy Irons,Connie Nielsen, Robin Wright, Diane Lane, Kiersey Clemons, Billy Crudup,Daniel Stisen, Jesse Eisenberg y Samantha Jo

ProductoraDC Comics / DC Entertainment / Dune Entertainment / Lensbern Productions / Warner Bros.

Género: Ciencia ficción / Acción

Motivado por la fe que había recuperado en la humanidad e inspirado por la acción altruista de Superman, Bruce Wayne recluta la ayuda de su nueva aliada, Diana Prince, para enfrentarse a un enemigo aún mayor. Juntos, Batman y Wonder Woman se mueven rápidamente para intentar encontrar y reclutar un equipo de metahumanos que combata esta nueva amenaza. El problema es que a pesar de la formación de esta liga de héroes sin precedentes –Batman, Wonder Woman, Aquaman, Cyborg y Flash– puede que sea demasiado tarde para salvar el planeta de una amenaza de proporciones catastróficas. (FilmAffinity)

Quien siga un poco la actualidad del cine de superhéroes sabrá que ir a ver una película de DC Comics es un poco como lanzar una moneda al aire. Puedes encontrarte con una Wonder Woman, película por la que merece la pena pagar la entrada, o puedes dar con un Escuadrón suicida, y desearías reclamar el dinero en taquilla. Rara vez se quedan de canto como con ‘Liga de la Justicia’.

La película tiene sus virtudes y sus defectos, pero en definitiva podemos estar tranquilos que no se trata de una catástrofe como algunos aventuran. Como virtudes podemos señalar que DC Comics ha puesto el primer ladrillo para empezar a construir de manera más o menos coherente un universo a lo Marvel, aunque ya sabemos que coherencia es precisamente lo que ha faltado hasta ahora.

Encontramos también la entrada de tres personajes interesantes, a distintos niveles. El Cyborg de Ray Fisher es interesante, y ya. Es cierto que es el personaje menos popular de todo el grupo y el que requiere de mayor presentación. A pesar de ello, y de la enorme cantidad de CGI que requiere su personaje, es un personaje que no me ha molestado.

Por fin vemos al Aquaman de Jason Momoa en acción, próximamente con su propia película que pinta realmente bien. El actor al que vimos en ‘Juego de Tronos’ está realmente convincente en su papel y sus escenas subacuáticas son de lo más interesante de la película. Realmente si el aperitivo que nos han dado de este Aquaman se ve extendido de la misma manera a su película en solitario, dirigida por James Wan, me apunto a lo próximo del Universo Extendido DC.

Y, finalmente, viene Ezra Miller. Elección controvertida para encarnar a Flash, pero que a mi, que no soy lector de los cómics, me ha encantado. El actor se lo pasa bomba con este papel, está como un niño con zapatos nuevos. Aporta el punto justo de alivio cómico a tanta testosterona. Tengo también ganas de verle en su película en solitario, creo que podría sorprendernos para bien.

De Gal GadotHenry Cavill poco que decir, retoman sus personajes y lo hacen igual de bien que antes. Cavill se ha destapado como el mejor Superman posible, y ya es difícil, porque este personaje ha sido realmente maltratado durante años. En cuanto a la actriz israelí que da vida a Wonder Woman, un aplauso, porque vuelve a ser de lo mejor de la función. Y me queda un protagonista más, pero va en la parte negativa, lo siento Ben Affleck.

Vamos con la parte negativa, que hay tela que cortar. Zack Snyder debe dejar ya este universo. Bien, fue él el que inició todo, el que lo ha ido armando, pero su labor como director deja mucho que desear. La película es inconexa, faltan elementos de unión. El problema principal viene de que el director no sabe cómo contar la historia, deja en manos de elementos “trascendentales” el peso de una película que hace aguas porque se plantea como un cómic, donde saltamos de viñeta en viñeta. El cine tiene otro lenguaje, y no se puede hacer una película para todos los públicos pensando únicamente en los fans del cómic.

Los efectos especiales (CGI) son penosos en su mayoría. Obviando las escenas subacuáticas de Aquaman, las de Cyborg y las de Flash, el resto de efectos son como de hace 20 años. El villano, Steppenwolf, no se ve real en ningún momento. Este es un problema serio que tiene DC porque les ha pasado lo mismo en todas sus películas. Sus efectos digitales son tercermundistas, se ven falsos, y no estamos en los años 80, hemos visto recientemente grandísimos ejemplos de CGI bien empleado y creíble: El amanecer del planeta de los simiosCapitán América: Civil WarX-Men: Días del futuro pasado. Aquí queda todo excesivamente amateur, y no me refiero únicamente a las escenas donde tuvieron que eliminar por ordenador el bigote de Henry Cavill, menudo disparate.

Y por último, algo que ni unos efectos especiales de primer nivel podrían solucionar: Ben Affleck. Está mayor, gordo y fuera de lugar. Si bien en Batman v Superman lo hizo de cine y nos convenció a muchos, aquí está mal, poco creíble y lastra toda la película. Como Bruce Wayne se mueve bien, está creíble y te lo compraría. Ahora, cuando se pone el traje de Batman parece eso una excursión del Imserso. Vale que su Batman no sea joven como el de Christian Bale, pero joder, ni tanto ni tan calvo. Si él mismo ha dejado caer, incluso en la película se insinúa, que podría dejar el personaje, que aprovechen y traigan a Jake Gyllenhaal como se está diciendo y reanudemos al mejor personaje de DC como realmente merece.

Lo mejor: Está al servicio del fan y Ezra Miller, auténtico descubrimiento de la película.

Lo peorBen Affleck, vete ya.

5,5

Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor