Blogs

Asier Manrique

El fotograma

‘El imperio del sol’, la inocencia perdida del mundo y del cine

El imperio del solEL IMPERIO DEL SOL

Título original: Empire of the Sun

Año: 1987

Duración: 145 minutos

País: Estados Unidos

DirecciónSteven Spielberg

GuionTom Stoppard (Novela: J.G. Ballard)

MúsicaJohn Williams

FotografíaAllen Daviau

RepartoChristian Bale, John Malkovich, Joe Pantoliano, Miranda Richardson, Nigel Havers,Leslie Phillips, Masatô Ibu, Emily Richard, Rupert Frazer y Ben Stiller

ProductoraWarner Bros

Género: Drama / Aventuras / Bélico

Cuando, en diciembre de 1941, el ejército japonés ocupa Shanghai, la privilegiada vida de James Graham, un niño inglés de clase alta, toca a su fin. Es separado de sus padres y confinado en un campo de concentración próximo a un aeropuerto militar chino. En un ambiente dominado por la tristeza y la miseria se verá obligado a madurar prematuramente, y eso condicionará su visión del mundo. (FilmAffinity)

Por razones que no vienen a cuento, me he visto obligado a desempolvar la lista de películas que tenía en espera desde hace mucho tiempo. Entre esa eterna lista se encontraba una película de Steven Spielberg de finales de los 80 llamado ‘El imperio del sol’. Siempre tuve interés en  verla, me llamaba la atención el argumento, el reparto, el director… pero es de estas películas que he ido dejando para una próxima ocasión, hasta que no ha quedado otra que verla. Y, la verdad, ¿por qué he tardado tanto en verla?

El imperio del sol

El imperio del sol’ es uno de los fracasos comerciales de la impresionante carrera de Steven Spielberg. Duplicó en recaudación lo que vino a costar realizarla. Dicho de otra manera, cubrió los gastos. Para los que no lo sepan, en Hollywood hay una regla no escrita que dice que el coste de las producciones viene a ser el doble de lo que los estudios hacen público. Ese coste extra suele pertenecer a la promoción, propiamente dicha, de la película. Así, si la cinta costó 35 millones de dólares, es posible imaginarse que los más de 66 millones que llegó a recaudar en taquilla únicamente sirvieron para cubrir gastos.

Con esta película ocurre algo curioso, ya que tengo la teoría de que hubiese funcionado mucho mejor unos años después. Encaja mejor en el tono y la forma en el cine que se hizo en los años 90 que en el cine de los 80, incluso el cine tardío de los 80. Todo en ‘El imperio del sol’ se narra desde una perspectiva infantil e inocente. Como buen coming-of-age se nos cuenta la historia desde la perspectiva de un niño obligado a hacerse adulto por cuestiones varias. En este caso, los ojos de un sobresaliente Christian Bale.

El imperio del sol

James es obligado a separarse de sus padres después de que el ejército japonés ocupara Shanghái. En este momento el pequeño se aleja de sus padres y va vagando por la ciudad hasta dar con un americano experto en sobrevivir: John Malkovich. Juntos serán capturados y dirigidos a un campo de concentración del ejército nipón. Allí el pequeño se hará fuerte aprendiendo a sobrevivir y sin perder ni pizca de la ilusión que sus ojos transmiten en todo momento.

Spielberg ha trabajado muchas veces con niños, y los resultados suelen ser magníficos: ‘ET’ o ‘Parque Jurásico’, por poner dos ejemplos. Sigo sin comprender cómo este relato sobre los horrores de la guerra desde la perspectiva de un niño no funcionara en su momento, aunque se ha convertido en un clásico con el paso de los años.

El imperio del sol

Su impecable factura, las actuaciones soberbias y el estupendo gusto que su director tiene siempre en sus trabajos me conmovieron. Tiene  un buen puñado de escenas para la memoria y un mensaje que no se debería perder y que tan necesario es en el cine oscuro e hiperrealista de estos días. Esa escena en la que los pilotos japoneses entonan un himno antes de despegar, el pequeño Jim comienza a cantar ‘Suo Gan’, una canción de cuna galesa. A él le da igual que sean japoneses, chinos, americanos o británicos, le da igual, ve más allá de las nacionalidades, de los colores de piel, de las razas o de las motivaciones políticas. Esa mirada inocente se siente como una verdadera punzada gracias al estupendo Christian Bale.

En el fondo ‘El imperio del sol’ es una película autoconsciente del viaje emocional que realizará su protagonista. Sabemos que esa inocencia de la que hace gala en todo momento, esa ilusión por los aviones, esa visión casi mágica de la guerra y la creencia ciega en la bondad de los que le rodean no va a durar para siempre. Nos resistimos, como él, a que esa inocencia se pierda y la luz pase a ser la inevitable oscuridad. A pesar de que sabemos que ocurrirá, porque en el fondo eso es hacerse adulto, deseamos seguir intercambiando canicas por verduras, repasar lecciones de literatura a cambio de unos zapatos de golf o pasear en bicicleta entre barracones de un campo de concentración donde los reclusos se encuentran divididos por nacionalidades, no vaya a ser que el horror les impida colaborar entre sí olvidándose del pasaporte.

El imperio del sol

James es lo que los adultos deberíamos ser, más niños y menos adultos. Pero James también es lo que le falta al cine actual. Hemos pasado de una década absolutamente cándida como los 90 a unas décadas decadentes, sucias, oscuras y terribles. El cine actual no tiene lugar para la inocencia, no tiene lugar para ver el mundo desde los ojos de un niño. En los 90 tuvimos un buen puñado de títulos que como ‘El imperio del sol’ reivindicaron un mundo más tolerante, abierto e inclusivo, un mundo desde la óptica de un niño. Ahora los niños son totalmente secundarios, porque este mundo es para los adultos, y no hay ninguna opción de que un niño pueda seguir siendo un niño.

Por todo esto, no puedo si no poner la máxima nota para la que ya se ha convertido en mi película favorita de Steven Spielberg. Una auténtica joya que debería ser puesta en los colegios, de visionado obligado para militares, para políticos y diplomáticos. Pero también obligado para los cineastas del siglo XXI que no abren ningún resquicio para un poco de luz, aunque sepamos que esa luz será pasajera. Porque el cine y el mundo merecen un poco de inocencia y de la visión de un niño.

El imperio del sol

Lo mejor: La actuación de Christian Bale.

Lo peor: Que no fuera bien valorada en su momento y que haya quedado como una obra algo menor de Spielberg.

El imperio del sol

Temas

Ben Stiller, Christian Bale, El imperio del sol, Emily Richard, Empire of the Sun, Joe Pantoliano, John Malkovich, Leslie Phillips, Masatô Ibu, Miranda Richardson, Nigel Havers, Rupert Frazer, Steven Spielberg

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Sobre el autor

Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

abril 2018
MTWTFSS
      1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30