Diario Vasco
img
Autor: eurofan93
‘Rogue One: Una historia de Star Wars’, la sensación de que algo falta flota en el ambiente
img
Asier Manrique | 22-12-2016 | 9:00| 0

ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS

Título original: Rogue One: A Star Wars Story

Año: 2016

Duración: 133 minutos

País: Estados Unidos

Director: Gareth Edwards

Guion: Chris Weitz y Tony Gilroy

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Greig Fraser

Reparto: Felicity Jones, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Jiang Wen, Mads Mikkelsen, Forest Whitaker, Alan Tudyk, Riz Ahmed, Jonathan Aris, Jimmy Smits,Alistair Petrie, Genevieve O’Reilly, Valene Kane y Warwick Davis

Productora: The Walt Disney Company / Lucasfilm

Género: Ciencia ficción / Acción / Bélico

El Imperio Galáctico ha terminado de construir el arma más poderosa de todas, la Estrella de la muerte, pero un grupo de rebeldes decide realizar una misión de muy alto riesgo: robar los planos de dicha estación antes de que entre en operaciones, mientras se enfrentan también al poderoso Lord Sith conocido como Darth Vader, discípulo del despiadado Emperador Palpatine. Film ambientado entre los episodios III y IV de Star Wars. (FilmAffinity)

La narrativa de ‘Star Wars’ tiene la peculiaridad de que pasa de contar los episodios 4, 5 y 6  a contar los 1, 2 y 3, para luego traernos la 7 y ahora sacarse de la manga un episodio intermedio entre el 3 y el 4. Todo muy raro, pero bueno, se puede seguir bien. En este episodio 3,5 nos cuentan cómo se robaron los planos que permitieron poder atacar la Estrella de la Muerte en el Episodio IV.

Ante la perspectiva de que se trata de una historia menor en la saga, ‘Rogue One’ no consigue disipar esa sensación en toda la cinta. Parece que algo falta o falla y eso flota en el ambiente durante las más de dos horas de película. Sigue lastrando la narrativa y convirtiendo a la cinta en lo que se esperaba desde un principio, algo que interesa a los fans y poco más.

La factura técnica es impecable, tal vez hasta más cuidada que la de El despertar de la fuerza. Además de ello, se nutre de un mejor grupo de actores que la cinta dirigida por J.J. Abrams, ya que cuenta entre sus actores con verdaderos pesos pesados como Felicity Jones (Un monstruo viene a verme), Mads Mikkelsen (Casino Royale) o Forest Whitaker. Todos ellos conforman, junto a Diego Luna y compañía el reparto de una cinta que tenía la obligación de destacar aun con todo en contra.

¿Pero es que no destaca por nada? Para nada. ‘Rogue One’ tiene la gran virtud de contener dos momentos muy potentes en su cinta. El primero de los momentos, también el segundo, tiene que ver con el personaje de Darth Vader, que apareciendo menos de 10 minutos en toda la película consigue hacerse con el protagonismo absoluto. Ese primer momento al que hacía referencia tiene que ver con un Vader que se muestra por primera vez, en un entorno donde nos queda claro que es el malo malísimo e impone.

Pero si te pensabas que esa primera aparición de Vader imponía, no es menos el segundo. El final, cuando entra en acción, es lo mejor de toda la película. Unos pocos minutos de un Vader en acción, cruel, sanguinario y masacrando todo lo que encuentra por delante. Es el malo que impactó y cautivó en las entregas originales de la saga.

Es en el personaje antagónico principal donde se encuentra la virtud mayor de la película. Respecto a todo lo demás, hablamos de una película que adolece de falta de ritmo, con un inicio totalmente pausado y aburrido y un final más apoteósico pero donde no consigue despertar nunca el interés de entregas previas.

Creo que todos coincidimos en que la existencia de ‘Rogue One’ podría haberse evitado, pero existiendo tampoco molesta. Es una cinta más, mejor que otras de la saga, pero que sigue siendo un capítulo menor en una saga de dimensiones demasiado grandes para esto. La criatura queda reducida por lo grandioso de este universo que creó George Lucas a finales de los años 70. Aun así, tiene la virtud de servir bien de bisagra, es una pieza que encaja bien en el puzzle.

Lo mejor: Darth Vader, un robaescenas en toda regla.

Lo peor: No consigue deshacerse de la sensación constante de que es un episodio menor.

Ver Post >
‘Asesinato en el Orient Express’, buena, pero podría haber sido mejor
img
Asier Manrique | 15-12-2016 | 9:00| 0

ASESINATO EN EL ORIENT EXPRESS

Título original: Murder on the Orient Express

Año: 1974

Duración: 127 minutos

País: Estados Unidos

Director: Sidney Lumet

Guion: Paul Dehn (basado en la novela de Agatha Christie)

Música: Richard Rodney Bennett

Fotografía: Geoffrey Unsworth

Reparto: Albert Finney, Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Sean Connery, Anthony Perkins,Vanessa Redgrave, Jacqueline Bisset, Richard Widmark, Martin Balsam, Jean-Pierre Cassel, John Gielgud, Michael York, Wendy Hiller y Rachel Roberts

Productora: EMI Films Production

Género: Drama / Thriller

Adaptación de una de las novelas más conocidas de Agatha Christie. Narra la historia de un asesinato perpetrado durante un viaje en el legendario Orient Express. La investigación del famoso detective belga Hercules Poirot tropieza con grandes dificultades, pues los ilustres pasajeros disponen de una coartada que los excluye como sospechosos. Inmejorable reparto para un film que consiguió un Óscar (mejor actriz secundaria:Ingrid Bergman) y seis nominaciones. (FilmAffinity)

Considerada como una de las mejores, por no decir la mejor, adaptación al cine de una novela de Agatha Christie, ‘Asesinato en el Orient Express’ es ejemplo de gran cine clásico en Hollywood, con muy buenos mimbres, pero un resultado a mejorar. Y, desgraciadamente, es esta la sensación que deja en el espectador, la de una película que podría haber sido mucho mejor y que tenía los elementos necesarios para ello.

‘Asesinato en el Orient Express’ reúne en su reparto, ahí es nada, a Lauren Bacall, Ingrid Bergman, Anthony Perkins o Sean Connery entre otros muchos rostros del celuloide. Su sola presencia ya debería ser razón suficiente para hacer de esta una gran cinta. Y, a decir verdad, es su presencia la mayor justificación de toda esta historia de dos horas.

La cinta peca de lenta para los estándares del cine actual, pero debemos ponernos en el lugar del Hollywood ya clásico. En vez de lenta diré que se entretiene demasiado en apartados que no aportan demasiado a la trama. La presentación de cada personaje se vuelve tediosa y demasiado prolongada. En cambio, ese ritmo pausado que la cinta transmite desde sus primeros compases pasa a ser un baile muy movido al que nos invita el director, Sidney Lumet, en la media hora final. Tal vez, y lo dice alguien que no ha hecho cine en la vida, hubiese estado mejor dedicar más tiempo al asesinato en sí y menos a situar al espectador en el mapa.

Considero que reduciendo todo lo que ocurre antes del tren al mínimo, y dando más tiempo a la parte del interrogatorio y la escena final entre todos los personajes, estaría la cinta mejor compensada. Así se conseguiría centrar la atención en lo que de verdad le importa al espectador, el asesinato y la resolución del caso.

Sin haber leído el libro de Christie, se percibe que el material literario es suficientemente potente como para hacer una mejor película. Esto sumado al ritmo y a un reparto que transmite en todo momento la triste sensación de estar desaprovechado, nos dejan una experiencia agridulce. Agria por lo que acabo de comentar, y dulce por estar ante todo un clásico del cine que siempre merece la pena.

Albert Finney (Skyfall) en el papel del detective Hercules Poirot no me convence. Su actuación no resulta atractiva, y no transmite en ningún momento ni pizca de solemnidad y serenidad que el personaje requiere. Un personaje tan bien escrito en papel necesita una actuación mejor. Eso sí, son puras manías personales, ya que Finney fue nominado al Óscar.

Lo mejor: es una película ideal para los amantes del thriller.

Lo peor: descompensada, a veces pesada y deja un regusto de ser una película que desaprovecha profundamente un reparto para quitar el hipo.

Ver Post >
’1898. Los últimos de Filipinas’, mensaje antibélico entre lo esperpéntico y absurdo
img
Asier Manrique | 08-12-2016 | 9:00| 0

1898. LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS

Título original: 1898. Los últimos de Filipinas

Año: 2016

Duración: 129 minutos

País: España

Director: Salvador Calvo

Guion: Alejandro Hernández

Fotografía: Álex Catalán

Reparto: Luis Tosar, Emilio Palacios, Álvaro Cervantes, Javier Gutiérrez, Karra Elejalde,Carlos Hipólito, Eduard Fernández, Ciro Miró, Patrick Criado, Miguel Herrán, Ricardo Gómez, Alexandra Masangkay y Maykol Hernandez

Productora: Enrique Cerezo PC / TVE / TeleMadrid / 13TV

Género: Bélico / Aventuras

A finales del siglo XIX, en la colonia española de Filipinas, un destacamento español fue sitiado en el pueblo de Baler, en la isla filipina de Luzón, por insurrectos filipinos revolucionarios, durante 337 días. En diciembre de 1898, con la firma del Tratado de París entre España y Estados Unidos, se ponía fin formalmente a la guerra entre ambos países y España cedía la soberanía sobre Filipinas a Estados Unidos. Debido a esto, los sitiados en Baler son conocidos como «los últimos de Filipinas». (FilmAffinity)

Lo han dicho sus protagonistas más jóvenes durante la promoción de la película, “ya era hora de que el cine español narrara más que la Guerra Civil”. Tenemos un gran potencial como industria cinematográfica, pero vivimos anclados en relatar la Guerra Civil. Como decían Miguel Herrán, Patrick Criado y Ricardo Gómez durante la promoción de la película, “teniendo una historia así, los americanos habrían hecho un montón de películas y series”, y no es para menos.

Desde luego, la historia del Sitio de Baler da para comedias, dramas, películas bélicas y de aventuras, todo junto. Es la historia del esperpento y absurdo de un grupo de 50 sitiados en una iglesia durante casi un año luchando en una guerra que había terminado sin que ellos lo supieran.

Todo esto lo aprovecha Salvador Calvo para crear una historia antibélica y antipatriota de dimensiones colosales. Una película que hace grande al cine español. Salvador Calvo, da el salto de la televisión, donde ha dirigido episodios de series como ‘Motivos personales’‘Alakrana’ o ‘Hermanos’ y TV-movies como ‘Paquirri’ y ‘La Duquesa’. Su trabajo es acertado y consigue crear una película que mantiene la tensión y el interés de principio a fin. Se nota su trabajo anterior en TV-movies, puesto que el tipo de narración en algunas partes recuerda demasiado a este tipo de películas hechas para televisión.

La historia está contada con gusto y elegancia. Con una fotografía bellísima y unos escenarios espectaculares que transportan al espectador a la mismísima isla de Filipinas. Una historia contada con habilidad, gusto y dignidad, cine de altura. Su gran virtud es encontrar ese punto intermedio entre lo esperpéntico, grotesco y absurdo y heróico, porque también tiene su punto épico la historia.

Algunos criticarán con dureza su marcado sabor antipatriota. La frase “No vais a morir por España, no; vais a morir por imbéciles”, ya ha causado polémica en sus trailers. El patriotismo barato, de chichinabo y exacerbado no tiene lugar en esta película, que trata con desdén esta defensa a ultranza de la patria por aquellos que no tienen ojo crítico hacia lo ridículo de España.

En cuanto al plano actoral, su acierto es combinar lo mejor de los veteranos con lo mejor de los jóvenes. Luis Tosar, Javier Gutiérrez (La isla mínima), Karra Elejalde (Ocho apellidos vascos), Eduard Fernández (El hombre de las mil caras) y Carlos Hipólito dan cuenta de su valía como actores, dando lo mejor de sí mismos creando personajes que bailan entre lo grandilocuente y lo hilarante.

En el otro lado, tenemos a lo mejor de las nuevas generaciones de actores: Álvaro Cervantes, Emilio Palacios, Patrick Criado, Miguel Herrán (A cambio de nada) y Ricardo Gómez. De todos sobresalen Álvaro Cervantes, en una de sus mejores interpretaciones, y Patrick Criado. En el lado contrario, Ricardo Gómez no da la talla, aunque tampoco cae en el desastre, pesa mucho haber interpretado durante tanto tiempo al hijo de los Alcántara en ‘Cuéntame Cómo Pasó’, y ser su primera experiencia en cine. Por cierto, curioso el encuentro entre Carlitos, Ricardo Gómez, y la voz de Carlitos como narrador, Carlos Hipólito.

También destaca, para bien, la única actriz femenina de la cinta, la hispano-filipina, Alexandra Masangkay. Algunos recordarán a Alexandra de la última edición celebrada de Operación Triunfo, en 2011. Su papel, aunque muy breve, dota de mística y de dinamismo a una cinta que podría caer en ser demasiado plana a ratos.

Lo mejor: Álvaro Cervantes y Patrick Criado, así como el cuidado equilibrio que encuentra entre la épica y el esperpento de la historia, y en dar protagonismo por igual a todos sus actores principales.

Lo peor: Hay pasajes que recuerdan demasiado a una TV-movie.

Ver Post >
‘Marea negra’, una pequeña joya para enmarcar
img
Asier Manrique | 01-12-2016 | 9:00| 0

MAREA NEGRA

Título original: Deepwater Horizon

Año: 2016

Duración: 107 minutos

País: Estados Unidos

Director: Peter Berg

Guion: Matthew Sand y Matthew Carnahan

Música: Steve Jablonsky

Fotografía: Enrique Chediak

Reparto: Mark Wahlberg, Kurt Russell, Kate Hudson, John Malkovich, Dylan O’Brien, Gina Rodriguez, Ethan Suplee, Brad Leland, J.D. Evermore, Joe Chrest, Chris Ashworth,Jeremy Sande, Stella Allen, Michael D. Anglin, Ilan Srulovicz, Graham McGinnis,James DuMont, Douglas M. Griffin, David Maldonado

Productora: Summit Entertainment

Género: Acción / Drama

Basado en los eventos sucedidos en el Golfo de México en abril del 2010, cuando un accidente en un oleoducto causó una catástrofe que mató a 11 personas e hirió a otras 16, provocando además una de las catástrofes medioambientales más graves causadas por el hombre. (FilmAffinity)

Las expectativas con las que uno va a ver las películas al cine cuentan mucho para la valoración posterior. En el caso de algunas películas unas expectativas demasiado altas pueden terminar trastocando el resultado final porque la película no consigue alcanzar esas cotas que se esperaban. En cambio, en otras no te esperas gran cosa y te terminas por encontrar una joya oculta. Y, también las hay que no llaman la atención a la primera, pero que no crees que te vayan a desagradar, finalmente se convierten en películas que recomendarás a todos. Como este último caso es ‘Marea Negra’, la última película de Peter Berg.

La cinta narra los eventos ocurridos en el Golfo de México cuando un pozo petrolífero de la empresa BP sufrió un accidente mientras se realizaban labores de mantenimiento y puesta a punto para poder seguir trabajando. Una serie de catastróficas desdichas llevaron a que aquella plataforma saltara por los aires, provocando uno de los mayores desastres naturales jamás vistos. El vertido de crudo al Golfo de México causó un daño imposible de cuantificar, mientras que dejó atrás la vida de 11 personas y miles de animales.

Tratar un tema tan delicado como comprometido tiene el riesgo de que si no lo haces con todo el acierto terminarás por decepcionar a los espectadores, indignar a los protagonistas reales de la catástrofe y provocar risa entre críticos y demás personas relacionadas con la industria. No es el caso, ya que ‘Marea negra’ es, ante todo, un relato lo más próximo posible a la realidad de lo que aquel fatídico día de abril sucedió en las costas del sur de Louisiana.

En gran parte, ese éxito no se debe a un guion demasiado complejo u original, no lo es. Se trata de una película más de desastres si miramos este apartado. Un guion que desprende la grandilocuencia estadounidense en frases elegidas con sumo cuidado y con planos donde se muestra la bandera de los Estados Unidos rodeada de llamas pero aguantando estoicamente la embestida. Lo de siempre.

 

El éxito, ahora sí, se debe al trabajo duro de un reparto realmente en forma. Los principales actores de la cinta, Mark Wahlberg (Ted), Kurt Russell, Kate Hudson, John Malkovich, Dylan O’Brien (El corredor del laberinto) y Gina Rodríguez, se dejan el resto tratando con sumo cuidado y respeto lo que allí pasó e intentando llevar toda la fuerza dramática de una catástrofe así más allá de la pantalla. Lo consiguen. Especialmente brillantes están Wahlberg y O’Brien, actor por el que nuevamente confieso mi debilidad, que bordan sus papeles, eso sí, sin desmerecer a ninguno de los otros.

Con un absoluto convencimiento de que lo que se trata en la cinta merece ser contado, ‘Marea negra’, tiene el acierto, o error, según se mire, de no tratar al espectador por idiota. Da por sentado que el espectador sabe de lo que se habla, maneja el lenguaje técnico y que no se perderá en la marea oscura de conceptos, ideas, situaciones, lugares, personajes y temas en los que se sumerge al espectador. Y, aunque pudiera parecer un cóctel demasiado difícil de digerir, consigue que, si bien no se comprenden todos los términos, sí se pueda hacer una idea de lo que se trata.

Se trata de una película de acción donde la parte más interesante está en la parte con menos acción de todas, la primera mitad de la propia película, y un epílogo donde reside la mayor carga emotiva. El tercio central, con explosiones, fuegos y toneladas de adrenalina, es mucho más maniquea, pero no por ello menos interesante. Es necesario resumir de aquella manera ese momento del desastre, el cine tiene este lenguaje, al espectador le gusta, y al César lo que es del César, si el espectador lo demanda, hay que dárselo.

Y, siguiendo esta pequeña referencia al último tercio, consigue poner los pelos de punta e indignar a partes iguales. Poner rostro real a los personajes que has estado siguiendo durante casi dos horas, saber que aquello que pasó dejó a sus “responsables” en libertad y que nadie asumió la culpa de todo deja al espectador con una impotencia que no se puede describir, hay que vivirlo desde una sala de cine.

En definitiva, una película que bien merece pagar la entrada para ser vista. Un filme de acción atípico, con un elenco en estado de gracia y una dirección poderosa. Todos estos mimbres para convertirla en una de esas joyas que el cine nos regala y que llegan a nuestras carteleras sin hacer demasiado ruido pero dejando poso.

Lo mejor: No toma al espectador por idiota y el trabajo actoral en conjunto.

Lo peor: La parte de acción es la más floja de toda la película, aunque es imprescindible para tratar la historia.

Ver Post >
‘Animales fantásticos y dónde encontrarlos’, Rowling nos devuelve al mundo mágico que nos enamoró
img
Asier Manrique | 24-11-2016 | 9:00| 0

ANIMALES FANTÁSTICOS Y DÓNDE ENCONTRARLOS

Título original: Fantastic Beasts and Where to Find Them

Año: 2016

Duración: 133 minutos

País: Reino Unido

Director: David Yates

Guion: JK Rowling

Música: James Newton Howard

Fotografía: Philippe Rousselot

Reparto: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Colin Farrell,Carmen Ejogo, Samantha Morton, Ezra Miller, Ron Perlman, Johnny Depp, Zoë Kravitz, Gemma Chan, Kevin Guthrie, Jon Voight, Christine Marzano y Lucie Pohl

Productora: Heyday Films / Warner Bros.

Género: Fantástico / Aventuras

Año 1926. Newt Scamander acaba de completar un viaje por todo el mundo para encontrar y documentar una extraordinaria selección de criaturas mágicas. Llegando a Nueva York para hacer una breve parada en su camino, donde podría haber llegado y salido sin incidentes…pero no para un Muggle llamado Jacob, un caso perdido de magia, y la fuga de algunas criaturas fantásticas de Newt, que podrían causar problemas el mundo mágico y en el mundo Muggle. (FilmAffinity)

Lo admito, tenía ganas y no de ver este ‘Animales fantásticos y dónde econtrarlos’. Me atraía volver a encontrarme con un universo que, como a tantos de mi generación, nos atrajo a la lectura, ‘Harry Potter’ cambió los hábitos de mucha gente y como tal nos hizo devorar libros. Pero, en cambio, la experiencia cinematográfica de ‘Harry Potter’ no fue tan agradable, especialmente en la segunda mitad de la saga, las 4 películas que dirigió David Yates, un despropósito que desnaturalizó una saga que se cimentaba muy bien en la pantalla.

Pero claro, David Yates ha aprendido. Ya se notaba en las últimas dos entregas del niño mago que dirigió, había empezado a coger el ritmo y, si bien no llegaba al nivel de las películas dirigidas por Alfonso Cuarón o Mike Newell, era algo muy diferente a sus anteriores películas, auténticos truños que me prometo a traer a este blog.

Y ya centrándome en la película que toca, la nueva creación de JK Rowling, porque esta sí lleva la firma de la escritora, es un placer que sorprende. Si bien es forzada en ciertos pasajes, resulta una cinta sorprendente en su mayoría. También es verdad que al no haber leído el libro en el que se basa hay más lugar a sorpresas.

‘Animales fantásticos y dónde encontrarlos’ es una de las películas más esperadas de este año, y no decepciona. El trabajo actoral, sobre todo el de Ezra Miller (Batman v Superman), es competente. Dan todo de sí y consiguen transportarnos a esa Nueva York de la postguerra. Los protagonistas están bien, aunque Eddie Redmayne (La chica danesa) no lo consigo ver protagonizando estas películas. Pero es en dos secundarios donde se centra el verdadero interés actoral, Colin Farrell y un atormentado y misterioso Ezra Miller, un auténtico robaescenas.

Pero si algo destaca sobre todo es el apartado visual. Con una elección de colores más acertada que en ‘Harry Potter’, aquí disfrutamos de un espectáculo digno de admiración. Hasta el más pequeño de los detalles es aquí apoteósico. Este mundo mágico enamora, atrae y captura al espectador. Si bien la historia es muy trágica y oscura, hay mucho lugar a la luz también.

Y hablando de lo trágico, JK Rowling nos traslada directamente a uno de los pasajes de la historia de ‘Harry Potter’ que se mencionan de pasada en las novelas del niño mago, pero que hasta ahora no conocíamos como merecía. Se avecina una saga que promete muchas dosis de drama, con un trasfondo triste y oscuro y que nos hará comprender mejor a personajes clave como Albus Dumbledore, que aparecerá en la secuela. Una saga que parece que no va a tener miedo a explorar ese lado LGTB que con Dumbledore tendrá que tratar sí o sí.

Todo y así, una película que promete mucho y que cumple también. Primera vez que salgo del cine con ganas de volver a ver una película dirigida por David Yates, porque sí, tendremos que aguantarle en toda la saga. Y, sobre todo, gracias a JK Rowling por volver a enganchar a aquel niño que un buen día decidió coger un libro y empezar a leerlo de manera casi obsesiva. Como parte de esa generación que le debe mucho a ‘Harry Potter’, gracias.

Lo mejor: Ezra Miller.

Lo peor: Hay muchas situaciones forzadas.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor