Diario Vasco
img
Autor: eurofan93
‘Cincuenta sombras de Grey’ y 124 minutos de pérdida de tiempo
img
Asier Manrique | 27-02-2015 | 10:29| 0

CINCUENTA SOMBRAS DE GREY

Título original: Fifty Shades of Grey

Año: 2015

Duración: 124 minutos

País: Estados Unidos

Director: Sam Taylor-Johnson

Guion: Kelly Marcel (basado en la novela de E.L. James)

Música: Danny Elfman

Fotografía: Seamus McGarvey

Reparto: Dakota Johnson, Jamie Dornan, Max Martini, Eloise Mumford, Luke Grimes, Marcia Gay Harden, Jennifer Ehle, Rita Ora, Andrew Airlie, Victor Rasuk, Callum Keith Rennie, Anthony Konechny, Dylan Neal, Emily Fonda y Jason Cermak

Productora: Universal Pictures / Focus Features / Michael De Luca Productions / Trigger Street Productions

Género: Romántico / Drama

Cuando Anastasia Steele, una estudiante de Literatura de la Universidad de Washington (Seattle), recibe el encargo de entrevistar al popular y joven empresario Christian Grey, un millonario de 27 años, queda impresionada ante su extraordinario atractivo. La inexperta e inocente Ana intenta olvidarlo, pero no lo consigue. Cuando la pareja, por fin, inicia una apasionada relación, a Ana le sorprenden las peculiares prácticas eróticas de Grey, al tiempo que descubre los límites de sus más oscuros deseos. (FilmAffinity)

Protagonizan la cinta Dakota Johnson y Jamie Dornan, luego tenemos otros actores que sirven para completar el elenco, pero que no cuentan con ningún momento de lucimiento (tampoco los protagonistas se lucen en exceso), ni peso suficiente en la trama, por lo que pasaré a analizar únicamente a la pareja protagonista.

Dakota Johnson (‘La red social’) es Anastasia Steele, la chica vergonzosa y reservada que consigue seducir al multimillonario Christian Grey. Johnson nos presenta una actuación plana, poco creíble y aburrida. Su encarnación de la señorita Steele, con un guion que hace aguas por todas partes, resulta hasta divertida, porque si tras las primeras secuencias queremos seguir tomándonos en serio su actuación haremos de la película un ejercicio de esfuerzo sobrehumano, mejor reír que llorar. La hija de Melanie Griffith y Don Johnson, de 25 años, quedará marcada por este papel, para bien, si consigue que lo olvidemos, o, lo más probable, para mal, porque no podrá quitarse esta losa de encima.

El papel del multimillonario y seductor Christian Grey recae en Jamie Dornan. El actor británico, de 32 años, cuenta con más experiencia que su compañera de reparto. Hemos podido ver a Dornan en series como ‘Érase una vez’ o ‘The Fall’, y en películas como ‘Maria Antonieta’. Dornan consiguió dos premios IFTA por su papel en ‘The Fall’, además de una nominación a los BAFTA. Centrándonos en su papel como Christian Grey podemos ver en él un papel más agradecido que el de Johnson, pero no brilla ni con esas. La poca química existente entre los actores, unido al lamentable guion, nos deja a un actor intentando convencer como el hombre inalcanzable e irresistible, pero fallando estrepitosamente en el intento.

Dirige la cinta Sam Taylor-Johnson, directora británica de 47 años. Con más experiencia como fotógrafa que como directora de cine, Taylor-Johnson trata de convencernos con un filme insustancial, poco trabajado y con la única pretensión de recaudar en taquilla por las millones de fans de la saga, sin molestarse en dejarnos una cinta convincente, algo que podamos recordar sin sonrojarnos de haber pagado por verlo.

Debo reconocer no ser lector de la saga, pero tampoco leeré los libros después de haber visto este sinsentido de película. Esperé una semana desde su estreno para ir a verla al cine, para evitar tener que aguantar una sala abarrotada de fans (ejemplo) de los libros de E.L. James. Sin tener que aguantar a cientos de personas en el cine, con un público más sosegado y dispuesto a ver una película y no a destripársela a la persona que se sienta al lado, uno puede ver este tipo de filmes.

El filme no cuenta absolutamente nada, una secuencia lineal y plana de escenas sin ton ni son. Además es lenta, muy lenta, lentísima, aburrida, empalagosa y desesperante. El guion se empeña en convencernos de estar ante el filme erótico del momento, una sucesión de clichés y escenas que presuntamente deberían terminar en un cuidado clímax erótico. En cambio, las escenas íntimas (nos han vendido la moto de que vamos a ver 11 minutos de contenido explícito) están hechas para pasar por la censura estadounidense , ni provocan, ni convencen, ni son eróticos. No se preocupe si va al cine con ropa de abrigo, si le sube la temperatura será por la calefacción de la sala, no por lo que ve en la pantalla.

Lo mejor: Seattle de noche.

Lo peor: todo lo demás.

Ver Post >
‘American Psycho’, los asesinos también pueden ser limpios
img
Asier Manrique | 20-02-2015 | 10:34| 0

AMERICAN PSYCHO

Título original: American Psycho

Año: 2000

Duración: 101 minutos

País: Estados Unidos

Director: Mary Harron

Guion: Mary Harron y Guinevere Turner (basado en la novela de Bret Easton Ellis)

Música: John Cale

Fotografía: Andrzej Sekula

Reparto: Christian Bale, Willem Dafoe, Jared Leto, Josh Lucas, Samantha Mathis, Matt Ross, Bill Sage, Chloë Sevigny, Cara Seymour, Guinevere Turner,Reese Witherspoon, Justin Theroux y Monika Meier

Productora: Lions Gate

Género: Drama / Terror

En un mundo moralmente plano en el que la ropa tiene más sentido que la piel, Patrick Bateman es un espécimen soberbiamente elaborado que cumple todos los requisitos de Máster del Universo, desde el diseño de su vestuario hasta el de sus productos químicos. Es prácticamente perfecto, como casi todos en su mundo e intenta desesperadamente encajar en él. Cuando más intenta ser como cualquier otro hombre adinerado de Wall Street, más anónimo se vuelve y menos control tiene sobre sus terribles instintos y su insaciable sed de sangre, que lo arrastra a una vorágine en la que los objetos valen más que el cuerpo y el alma de una persona. (FilmAffinity)

Christian Bale (‘Exodus: Dioses y reyes’ y ‘El Caballero Oscuro’) interpreta al broker Patrick Bateman. Bale nos presenta a un hombre sumido en el completo culto a su imagen, refinado en sus modales y atractivo. El actor galés vuelve a demostrar su versatilidad al interpretar a un personaje con diversas facetas, desde el apático narcisista, hasta el despiadado asesino. 

Se suman a este reparto nombres como Willem Dafoe (El Gran Hotel Budapest) interpretando al detective que investiga el primer crimen de Bateman. Jared Leto (‘Dallas Buyers Club’) como el compañero de oficina que despierta el instinto asesino de Bale. Además encontramos con pequeños papeles a Josh Lucas (‘Una mente maravillosa’) o Reese Witherspoon (‘En la cuerda floja’). Aún así, todos quedan en un segundo plano por el arrollador trabajo de un Christian Bale pletórico.

Dirige la cinta la canadiense Mary Harron. Su trabajo en el cine ha sido breve, destacando, casi únicamente, su papel como directora y guionista en ‘American Psycho’. Ha trabajado en televisión dirigiendo episodios de ‘The L World’, ‘A dos metros bajo tierra’ y ‘Big Love’

Nos encontramos ante una película abierta a interpretaciones, Harron deja en manos del espectador la forma de entender las situaciones narradas y un final completamente abierto. La confesión final de Bale y la reacción de su abogado trastocan la forma en la que la película transcurre y quiebra todo, para que nosotros podamos darle la explicación que creamos oportuna.

El contenido violento y sangriento de la película fue la mayor razón para las críticas. El actor Leonardo DiCaprio rechazó protagonizar la cinta por su alto contenido violento, dejando el papel en manos de Christian Bale. En algunos países fueron suprimidas escenas clave de la película, provocando mayor confusión todavía con el final de la cinta.

Aún y todo, es un placer ver a Christian Bale como un asesino que huye del estereotipo de psicópata de Hollywood, esos asesinos que viven en lugares oscuros, matan en espacios sucios, roñosos y tan poco higiénicos. A medida que la cinta avanza sus actos serán menos ordenados y limpios, siendo especialmente perturbadora la escena en la que Bale persigue a la prostituta con una sierra eléctrica (aparece en el trailer, no se trata de un spoiler).

Lo mejor: Christian Bale y el final.

Lo peor: un inicio lento, que nos puede hacer dejar la película.

Ver Post >
‘The Interview’, ácida e irreverente sátira
img
Asier Manrique | 13-02-2015 | 10:22| 0

THE INTERVIEW

Título original: The Interview

Año: 2014

Duración: 109 minutos

País: Estados Unidos

Directores: Evan Goldberg y Seth Rogen

Guion: Dan Sterling (Historia de Evan Goldberg, Seth Rogen y Dan Sterling)

Música: Henry Jackman

Fotografía: Brandon Trost

Reparto: James Franco, Seth Rogen, Lizzy Caplan, Randall Park, Diana Bang, Timothy Simons, Reese Alexander, James Yi, Paul Bae, Geoff Gustafson, Anders Holm,Charles Rahi Chun, Eminem, Rob Lowe y Joseph Gordon-Levitt

Productora: Columbia Pictures / Point Grey Pictures / Sony Pictures

Género: Comedia

Dave Skylark, presentador de un conocido programa de entrevistas, y su productor, Aaron Rapoport, consiguen una entrevista exclusiva con Kim Jong-Un, dictador de Corea del Norte. Ante tal oportunidad, la CIA les pide un “favorcillo”: asesinar a Kim. Pero lo cierto es que Dave y Aaron no son las personas más cualificadas para realizar un magnicidio. (FilmAffinity)

‘The Interview’, probablemente, hubiese sido una película más en las salas de cine de todo el mundo. Una película que hubiese pasado sin pena ni gloria. Una americanada más que nos haría reír para después ser olvidada para siempre. Pero en el mes de diciembre, y tras el hackeo sufrido por Sony Pictures, lo que obligó a cancelar momentáneamente el estreno de la película, el film se convirtió en el centro de atención de millones de personas. El reclamo perfecto para ir al cine, una película que presuntamente, pues ellos no han reconocido la autoría del hackeo, una dictadura ha tratado de impedir que veamos.

James Franco (‘Mi nombre es Harvey Milk’) se mete en el papel de Dave Skylark, un histriónico presentador de televisión. Franco nos presenta su actuación más exagerada hasta la fecha, pero desenvolviéndose más que correctamente en un filme que se sostiene, entre otros aspectos, por su carisma y atractivo en pantalla.

Junto a él está Seth Rogen (‘Lío embarazoso’). Su papel es mucho más comedido que el de Franco. El contrapunto racional, el personaje que pondrá los pies en la tierra al protagonista, aunque él también contará con momentos disparatados, como el del rescate de un paquete enviado por la CIA en las proximidades de la residencia de Kim.

El papel del líder Kim lo interpreta Randall Park. Su caracterización como el dictador de Corea del Norte está más que lograda y consigue dibujar más de una sonrisa en el espectador, haciendo que lleguemos a sentir simpatía por él.

Encontramos también a Lizzy Caplan, como la agente de la CIA, o a Diana Bang, como la ayudante de Kim. Además el filme cuenta con los cameos de Eminem, Rob Lowe y Joseph Gordon-Levitt, en pequeños sketches desternillantes.

En la dirección de la cinta tenemos a Seth Rogen, coprotagonista de la película, y a Evan Goldberg (‘Ali G’). Los dos acumulan una larga lista de películas cómicas a sus espaldas, pero, muy probablemente, esta película sea la que los sitúe, del todo, entre las estrellas del cine cómico en Hollywood.

‘The Interview’ no es, ni mucho menos, una película brillante. Cuenta con momentos realmente divertidos, hilarantes y desternillantes, pero no destaca por su calidad cinematográfica. Como comentaba anteriormente, la cinta hubiese pasado sin pena ni gloria por nuestras salas, como esa curiosa película en la que van a matar a un dictador de un lejano país, la locura americana del año. Pero desde que la sombra de la prohibición de poder verla planeó sobre la película se la dotó de entidad, tanto, que se convirtió en una película de culto, antes incluso de estrenarse. Al final, lo mejor para que la gente no le preste atención a algo es mostrar indiferencia por ello.

Si usted desea pasar un rato ameno, divertido y desenfadado, acuda al cine, olvídese de los problemas y ríase con Rogen y Franco con la comedia del año. Y si tiene oportunidad de informarse sobre la situación de Corea del Norte, ver documentales (recientemente se ha emitido uno muy bueno en Antena 3), etc. podrá comprobar que el retrato que hacen del país asiático no es tan lejano a la realidad, aunque todo esté contado desde un prisma cómico y exagerado. Y no se libran de la crítica los Estados Unidos, país que no sale especialmente bien parado de la cinta.

Lo mejor: un guion mordaz y ácido.

Lo peor: altamente previsible, como toda comedia americana.

Ver Post >
‘Whiplash’, soberbio, excepcional y atronador solo de batería
img
Asier Manrique | 06-02-2015 | 12:54| 0

WHIPLASH

Título original: Whiplash

Año: 2014

Duración: 103 minutos

País: Estados Unidos

Director: Damien Chazelle

Guion: Damien Chazelle

Música: Justin Hurwitz

Fotografía: Sharone Meir

Reparto: Miles Teller, J.K. Simmons, Melissa Benoist, Paul Reiser, Austin Stowell, Jayson Blair, Kavita Patil, Kofi Siriboe, Jesse Mitchell, Michael D. Cohen, Tian Wang,Jocelyn Ayanna, Tarik Lowe, Marcus Henderson y Keenan Henson

Productora: Sony Pictures Classics / Blumhouse Productions / Bold Films / Exile Entertainment / Right of Way Films

Género: Drama

En el competitivo mundo de Hollywood encontramos cada año alguna pequeña cinta que llega a lo más alto, que convence a crítica y público, y que se cuela en la alfombra roja de los Óscars, sin nada que perder y con mucho que ganar. Este año, este papel le toca a ‘Whiplash’. La cinta dirigida por Damien Chazelle acumula 5 nominaciones a la codiciada estatuilla: mejor película, mejor actor secundario (J.K. Simmons), mejor guion adaptado, mejor montaje y mejor mezcla de sonido.

El objetivo de Andrew Neiman, un joven y ambicioso baterista de jazz, es triunfar en el elitista Conservatorio de Música de la Costa Este en el que estudia. Marcado por el fracaso de la carrera literaria de su padre, Andrew alberga sueños de grandeza. Terence Fletcher, un profesor conocido tanto por su talento como por sus rigurosos métodos de enseñanza, dirige el mejor conjunto de jazz del Conservatorio. Cuando Fletcher elige a Andrew para formar parte del conjunto musical que dirige, cambia para siempre la vida del joven. (FilmAffinity)

Miles Teller, se mete en el papel de Andrew Neiman. Teller construye un personaje obsesionado por mejorar, por encontrar la excelencia a la que le fuerza su severo profesor. El actor realiza un trabajo brillante y sobrecogedor, demostrando que merece estar en esas listas que le sitúan como uno de los intérpretes a tener en cuenta los próximos años. Teller deja el resto como Neiman, su mejor rol hasta la fecha. Hemos visto al actor en producciones pequeñas como el remake de ‘Footloose’, donde demostró sus dotes de baile, o, como secundario, en  la saga ‘Divergente’. En los próximos meses llegará a los cines el reboot de ‘Los 4 fantásticos’, con Teller de protagonista, otra oportunidad más para ver madurar a un actor que seguro volará alto.

Frente a Teller encontramos a J.K. Simmons. El actor, reputado por sus numerosos roles en películas independientes y en televisión, nos trae a un durísimo, cruel y altamente exigente director de orquesta. La interpretación de Simmons, del músico Terence Fletcher, le ha valido el aplauso unánime de crítica y público, además de una larga serie de nominaciones a mejor actor de reparto, premios que está consiguiendo en casi todos aquellos lugares donde le nominan. Para el que no conozca a Simmons, le pudimos ver dando vida a J. Jonah Jameson en la trilogía de ‘Spiderman’ que dirigió Sam Raimi a principios de los 2000, además también estuvo en la película ‘Juno’ o en la serie ‘The Closer’, por los que obtuvo otro puñado de premios y nominaciones.

Dirige la película, el casi debutante, Damien Chazelle. Su vida guarda muchas similitudes con las del personaje que encarna Miles Teller, comenzó tocando música con un profesor severo, aunque se dio cuenta de que aquello no era lo suyo y se dedicó al cine, su primer amor. Escribió los guiones de ‘El último exorcismo. Parte II’ y de ‘Grand Priano’. Su primera película fue ‘Guy and Madeline on a Park Bench’.

En 2012 su guion de ‘Whiplash’ entró en la Black List, una lista que enumera aquellos buenos guiones que nunca llegaron a rodarse. Ante la falta de apoyos para realizar la película, se optó por realizar un corto de 18 minutos y presentarla en el Festival de Sundance, logrando un éxito aplastante. Su paso por el reputado festival sirvió para obtener los 3,3 millones de dólares (una miseria, teniendo en cuenta las cifras en las que se mueve el cine actual), que han bastado para rodar este largometraje. Por lo tanto, ‘Whiplash’ comparte similitudes con otras dos películas comentadas aquí mismo, ‘A primera vista’ y ‘Saw’, que partieron siendo cortos, y que llegaron a ser largometrajes por petición popular. Aunque esto le haya jugado una mala pasada en los Óscars, porque su guion tendrá que competir como mejor guion adaptado y no como mejor guion original, debido a que la Academia ha considerado que adapta el guion del corto, aunque en realidad el guion original sea el del largo.

‘Whiplash’, a pesar de su dureza, es una genial obra. Un atronador solo de batería que retumba en el espectador, lo carga de vitalidad, de fuerza y de emoción. La soberbia interpretación de los protagonistas, en un duelo interpretativo con un único ganador, el espectador, por poder disfrutar de tanto talento, hace que ‘Whiplash’ vuele muy alto y sea una de esas cintas para ver una y otra vez, y recomendar a todo buen amante del cine y de la música. Aunque con una premisa parecida a la australiana ‘Shine. El resplandor de un genio’, protagonizada por un fantástico Geoffrey Rush (‘Piratas del Caribe’), ‘Whiplash’ llega más allá, transmite mejor la emoción, la dedicación y el sacrificio que supone llegar a ser una estrella en el mundo de la música.

Es más que probable que ‘Whiplash’ se vaya con las manos vacías o con una sola estatuilla, la de mejor actor secundario para J.K. Simmons, de la próxima gala de los Óscars. Espero que los pronósticos no se cumplan y pueda triunfar en la meca de Hollywood, única manera para que la cinta reciba cierta atención de los medios y no caiga en el olvido. A mi parecer, la mejor película del 2014, junto a ‘El gran hotel Budapest’.

Lo mejor: el guion, el soberbio dúo protagonista y la pasión y dedicación que se respiran en cada fotograma.

Lo peor: la poca atención que se le ha prestado en los medios nacionales.

Ver Post >
’12 años de esclavitud’, la gran película del 2013
img
Asier Manrique | 30-01-2015 | 8:43| 0

12 AÑOS DE ESCLAVITUD

Título original: 12 Years a Slave

Año: 2013

Duración: 133 minutos

País: Estados Unidos

Director: Steve McQueen

Guion: John Ridley (basada en la biografía de Solomon Northup)

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Sean Bobitt

Reparto: Chiwetel Ejiofor, Michael Fassbender, Lupita Nyong’o, Paul Dano, Benedict Cumberbatch, Paul Giamatti, Sarah Paulson, Brad Pitt, Alfre Woodard, Adepero Oduye, Chris Chalk, Garret Dillahunt, Dwight Henry, Scoot McNairy, Taran Killam,Michael K. Williams, Ashley Dyke, Quvenzhané Wallis, Rob Steinberg y Bryan Batt

Productora: Summit Entertainment / Plan B / River Road Entertainment / New Regency Pictures / Film4

Género: Drama

Basada en un hecho real ocurrido en 1850, narra la historia de Solomon Northup, un culto músico negro que vivía con su familia en Nueva York. Tras tomar una copa con dos hombres, Solomon descubre que ha sido drogado y secuestrado para ser vendido como esclavo en una plantación de Louisiana. Solomon contempla cómo todos a su alrededor sucumben a la violencia y a la desesperación. Pero él decide no rendirse y esperar a que llegue el momento oportuno para recuperar la libertad y volver con su familia. (FilmAffinity)

Al igual que sucediera con ‘El mayordomo’, el reparto de ’12 años de esclavitud’, está lleno de cameos de grandes estrellas del séptimo arte. Durante las más de dos horas de metraje veremos desfilar a Benedict Cumberbatch (‘El Hobbit. La desolación de Smaug’), Paul Giamatti, Paul Dano (‘Pequeña Miss Sunshine’) o Brad Pitt, que incluso produce la cinta. Pero en esta película destacan sobremanera tres actores, aquellos que el espectador recordará cuando se acuerde de esta cinta.

Al frente del elenco está Chiwetel Ejiofor. El actor londinense debutó a las órdenes de Steven Spielberg en ‘Amistad’. A posteriori actuó en películas independientes, labrándose una buena reputación. En 2008 ganó el BAFTA a la estrella emergente, los equivalentes a los Goya en el Reino Unido. Su gran papel le llegó con ’12 años de esclavitud’, interpretando a Solomon Northup. La película narra su desdichada vida y Ejiofor consigue que el espectador se identifique con el dolor que Northup sufre. Especialmente duras las escenas donde interactúa con Michael Fassbender. Finalmente no se llevó el Óscar al mejor actor.

Al lado de Ejiofor tenemos a Lupita Nyong’o, flamante ganadora del Óscar a la mejor actriz de reparto por esta película. Nació en Ciudad de México y tiene doble nacionalidad, mexicana y keniata. Comenzó su carrera detrás de las cámaras, como asistente de producción en cintas como ‘El jardinero fiel’. Su debut como actriz fue con el corto ‘East River’. Su primer gran rol fue con ’12 años de esclavitud’ y la crítica fue unánime en el aplauso hacia su trabajo. La desgarradora interpretación como la esclava Patsey hizo que estuviera nominada a premios como los Óscar, Globos de Oro o los BAFTA. Finalmente consiguió el Óscar y el premio a la mejor actriz de reparto en los Premios del Sindicato de Actores.

Pero quién destaca más en el filme es Michael Fassbender. El actor germano-irlandés lleva años en boca de críticos y espectadores como uno de los grandes referentes de la actuación en la actualidad, algo que demuestra trabajo tras trabajo. Fassbender ha participado en producciones de renombre como las últimas entregas de ‘X-Men’, ‘Malditos bastardos’, ‘Shame’ o ‘Prometheus’. Su experiencia en teatro y televisión lo convierte en uno de los actores más destacables en la actualidad. En ’12 años de esclavitud’ se mete en la piel de Edwin Epps, un esclavista cruel y desequilibrado. Fassbender consigue que el espectador llegue a odiar a su personaje y amar su actuación.

Dirige el filme el británico Steve McQueen. Antes de embarcarse en este trabajo dirigió y escribió el guion de ‘Hunger’ y ‘Shame’, contando en ambos trabajos con Michael Fassbender. Ha dirigido tres largometrajes y 13 cortometrajes. Debutó detrás de las cámaras con el corto ‘Bear‘. No consiguió ganar el Óscar al mejor director por ’12 años de esclavitud’, aunque el éxito de llevarse el de mejor película probablemente hizo que el trago no fuese amargo para McQueen.

La cinta cuenta con una cuidadísima ambientación y fotografía. Los actores están sublimes en general, destacando al trío protagonista por encima de todos. Y merece mención especial la banda sonora, a cargo de Hans Zimmer, una pieza delicada que acompaña perfectamente a esta desgarradora historia.

Lo mejor:  El trío de actores protagonistas, en especial Michael Fassbender.

Lo peor: Una historia algo pretenciosa.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor