Diario Vasco
img
Autor: eurofan93
‘Lion’, la importancia de cerrar heridas
img
Asier Manrique | 02-02-2017 | 9:00| 0

LION

Título original: Lion

Año: 2016

Duración: 120 minutos

País: Australia

Director: Garth Davis

Guion: Luke Davies (basado en la novela de Saroo Brierley)

Música: Volker Bertelmann y Dustin O’Halloran

Fotografía: Greig Fraser

Reparto: Dev Patel, Sunny Pawar, Nicole Kidman, Rooney Mara, David Wenham,Nawazuddin Siddiqui, Tannishtha Chatterjee, Deepti Naval, Priyanka Bose y Divian Ladwa

Productora: Weinstein Company

Género: Drama

Saroo Brierley es un niño que con tan sólo cinco años se perdió en las calles de Calcuta, a miles de kilómetros de casa. Tras un largo viaje acabó siendo adoptado por una pareja australiana. Veinticinco años después, con la única ayuda de Google Earth, Saroo intentará encontrar a su familia biológica. (FilmAffinity)

Nominada a seis Premios de la Academia, ‘Lion’ es la única película de las 9 que optan a mejor cinta que no se ha rodado en Estados Unidos. Cuenta la historia de un niño perdido, alejado de su familia, que se ve obligado a superar cada uno de los duros peldaños que se le presentan.

Dividida en dos partes, ‘Lion’ destaca más en su primera parte, la que se centra en la infancia del niño Saroo en la India. Sin necesidad de recurrir a paisajes espectaculares, ni a una fotografía al servicio de ganar por los ojos aquello que no se puede ganar por el fondo, ‘Lion‘ llama la atención desde el primer minuto. Aún incluso cuando la historia puede resultar lejana para la mayoría, consigue la implicación absoluta del espectador con ella.

En su segunda mitad cae en un relato más lineal, menos espectacular, más típico. Toda la parte australiana navega entre el melodrama más convencional, restándole intensidad a una cinta que comienza de la forma más potente posible. Es una verdadera pena, porque la película podría haber sido mucho más grande de haber conseguido que todo el pack fuese igual de potente.

Bien interpretada, ‘Lion’ destaca especialmente por el gran trabajo de Dev Patel, que ha crecido y muy bien desde ‘Slumdog Milionaire’. Así y todo, sin que Patel cuente con los mejores minutos de la película, es el que mejor exprime su papel. No desmerece tampoco el trabajo de Sunny Pawar, como el niño Saroo, y Nicole Kidman, en el papel de la madre adoptiva.

Como drama, ‘Lion’ funciona de cine. Su final, muy potente y sencillo, consigue tocar la fibra sensible de lleno, cautivando al espectador, implicándolo en la historia como sí lo hace en su primer tercio.

La cinta habla de la importancia de cerrar las heridas del pasado, acabar con aquello que nos atormenta y poner la vida en orden. Un mensaje de encontrarse a sí mismo con el que ‘Lion’ ya ha cautivado a los encargados de decidir los nominados a los Óscars, premios en los que probablemente se tenga que conformar con poquitas estatuillas.

Lo mejor: toda la parte inicial en la India.

Lo peor: la parte australiana es mucho más típica, lineal y previsible.

Ver Post >
‘Tarde para la ira’, a vueltas con las expectativas
img
Asier Manrique | 01-02-2017 | 9:00| 0

TARDE PARA LA IRA

Título original: Tarde para la ira

Año: 2016

Duración: 92 minutos

País: España

Director: Raúl Arévalo

Guion: Raúl Arévalo y David Pulido

Música: Lucio Godoy

Fotografía: Arnau Valls Colomer

Reparto: Antonio de la Torre, Luis Callejo, Ruth Díaz, Manolo Solo, Alicia Rubio, Raúl Jiménez y Font García

Productora: La Canica Films

Género: Thriller

Madrid, agosto de 2007. Curro entra en prisión tras participar en el atraco a una joyería. Ocho años después sale de la cárcel con ganas de emprender una nueva vida junto a su novia Ana y su hijo, pero se encontrará con una situación inesperada y a un desconocido, José. (FilmAffinity)

No es la primera vez que hablo en este espacio de lo importantes que son las expectativas con las que te pones a ver una película. Cuando se presentó ‘Tarde para la ira’ en cine no pude verla. Las críticas fueron muy buenas, y ahora con tanto premio que ha recibido, las expectativas estaban por las nubes. Pues bien, de nuevo las expectativas me juegan una mala pasada.

El debut cinematográfico, como director, de Raúl Arévalo (La isla mínima) es más que sólido. El actor presenta una historia con buenos mimbres, con una narración que va increscendo y con unos actores principales en forma. ¿El problema donde está? En que no es para tanto. Su mayor virtud está en el trabajo de los personajes, pero la historia en su conjunto adolece de elementos que vuelvan el conjunto más completo.

Antonio de la Torre demuestra una vez más que es uno de los mejores actores del momento. Su personaje es inquietante, sucio y oscuro. En este aura desasosegante y sórdido que monta el director, su personaje sobresale por ser todavía más sórdido y desasosegante. Un personaje desesperado y enloquecido que vamos conociendo poco a poco.

Ahora bien, esta historia de venganza que Arévalo plantea pierde todo su potencial desde el momento en que este sentimiento en el personaje de de la Torre pierde todo el interés para el espectador. El rimo tan sumamente lento con el que la película está construido tampoco ayuda. El sentimiento descarnado que debería ser la venganza, se torna en desesperanza y hastío. Llega un momento donde es tal la pesadez generada que como espectador buscamos que termine ya todo.

¿Qué ha llevado entonces al mundo a premiar tanto a ‘Tarde para la ira’? Puede ser el efecto ópera prima que un internauta describía en un foro estos días. Nos cegamos ante las primeras películas de un director, las valoramos mucho mejor que a otras películas porque les presuponemos menos talento o manejo del lenguaje cinematográfico, no lo sé, pero ocurre. Tesis o Whiplash son igualmente óperas primas y el resultado es mucho más compacto que en el filme de Arévalo.

Así y todo, crítica y academia se han puesto de acuerdo para premiar a ‘Tarde para la ira’ como la mejor película del año, y en unos días sabremos si los Goya ratifican esta tendencia. Personalmente, prefiero que Que Dios nos perdone o Un monstruo viene a verme se lleven el gran premio del cine español.

Lo mejor: la actuación de Antonio de la Torre.

Lo peor: el ritmo tan lento, tan monótono y el poco interés generado por la venganza planteada lastran la película.

Ver Post >
‘Nightcrawler’, un Gyllenhaal soberbio y espeluznante
img
Asier Manrique | 26-01-2017 | 9:00| 0

NIGHTCRAWLER

Título original: Nightcrawler

Año: 2014

Duración: 113 minutos

País: Estados Unidos

Director: Dan Gilroy

Guion: Dan Gilroy

Música: James Newton Howard

Fotografía: Robert Elswit

Reparto: Jake Gyllenhaal, Rene Russo, Riz Ahmed, Bill Paxton, Kevin Rahm, Ann Cusack,Eric Lange, Anne McDaniels, Kathleen York y Michael Hyatt

Productora: Open Road Films

Género: Thriller

Tras ser testigo de un accidente, Lou Bloom, un apasionado joven que no consigue encontrar trabajo, descubre el mundo del periodismo criminalista en la peligrosa ciudad de Los Ángeles. (FilmAffinity)

Dan Gilroy dirige un espeluznante thriller que pone en imágenes un tipo de periodismo sensacionalista, alejado de toda ética y sentido común. La película incide en la morbosidad, el sensacionalismo y el amarillismo de cierta clase de periodismo, representado en un noticiario de quinta fila de Los Ángeles que basa su éxito en emitir imágenes de accidentes y crímenes sin ninguna censura ni filtro.

Jake Gyllenhaal interpreta al fracasado Lou Bloom, que pasa de no conseguir trabajo a fabricarse su propia empresa de producción de vídeos. Gyllenhaal ve la opción de conseguir dinero fácil, persiguiendo los crímenes y accidentes que tienen lugar en su ciudad. El actor representa a un personaje que personifica lo peor de la profesión, el autoritarismo como jefe y la falta de códigos éticos y morales a la hora de trabajar.

La cinta navega en la fina línea de caer en aquello que critica, la morbosidad, y la crítica más cruda a un tipo de periodismo de dudosa ética. Una fotografía cuidada y una banda sonora acertada convierten a ‘Nightcrawler’ en un viaje de incomodidad en el espectador.

La película se desarrolla bajo un ritmo pausado pero constante, introduciendo de forma escalonada personajes que van cambiando la forma de actuar del protagonista. El ejemplo más claro es el del personaje interpretado por Rene Russo, una directora de informativos obsesionada con el dato de audiencia, empeñada en sacar todo a la luz sin importar quién se esconde tras esas imágenes y las consecuencias que podría tener mostrarlas.

Riz Ahmed es el joven empleado que se ve obligado a trabajar bajo unas condiciones penosas, que sabe que lo que hace no está bien, pero que su situación económica le obliga a tragar y continuar.

Lo mejor: la actuación de Gyllenhaal y la crítica.

Lo peor: la fina línea de la morbosidad sobre la que hace equilibrios la película.

Ver Post >
‘Figuras ocultas’, la película cazaóscars de este año
img
Asier Manrique | 24-01-2017 | 9:00| 0

FIGURAS OCULTAS

Título original: Hidden Figures

Año: 2016

Duración: 127 minutos

País: Estados Unidos

Director: Theodore Melfi

Guion: Allison Schroeder (basado en el libro de Margot Lee Shetterly)

Música: Benjamin Wallfisch, Pharrell Williams y Hans Zimmer

Fotografía: Mandy Walker

Reparto: Taraji P. Henson, Octavia Spencer, Janelle Monáe, Kevin Costner, Jim Parsons,Mahershala Ali, Kirsten Dunst, Glen Powell, Rhoda Griffis, Ariana Neal, Maria Howell, Alkoya Brunson, Jaiden Kaine, Wilbur Fitzgerald, Saniyya Sidney, Bob Jennings, Lidya Jewett y Ron Clinton Smith

Productora: Fox 2000 Pictures

Género: Drama

Narra la historia nunca contada de tres brillantes mujeres científicas afroamericanas que trabajaron en la NASA a comienzos de los años sesenta(en plena carrera espacial, y asimismo en mitad de la lucha por los derechos civiles de los negros estadounidenses) en el ambicioso proyecto de poner en órbita al astronauta John Glenn. (FilmAffinity)

Hay cada año alguna película que reúne todos los clichés habidos y por haber para llevarse el Óscar a mejor película, y esa película, este año, es ‘Figuras ocultas’. No es por menospreciar el trabajo de sus actores, de su director y del resto de  la gente que ha hecho posible que esta cinta se ponga en pie, ya que es bueno, pero no deja de ser una película estrictamente construida para llevarse premios.

Habla de racismo, de machismo, de sexismo, cuenta una historia real, reúne a un buen puñado de rostros conocidos, engrandece la historia de los Estados Unidos… ¿nos suena de algo? Ya doy la respuesta, 12 años de esclavitud o ‘Criadas y señoras’, y por citar sólo a dos. Además de ello, se repiten todos los personajes estereotípicos: el blanco salvador, el blanco opresor, la negra madre de familia y mujer coraje, la que no hace ruido pero llega lejos y la que trata de superarse en una sociedad que le pone barreras. He descrito todos y cada uno de los personajes principales de ‘Figuras ocultas’.

Así y todo, la historia consigue ser entretenida. Especialmente en esto ayudan dos de sus actrices principales: Taraji P. Henson y Octavia Spencer, maravillosas como siempre. Son dos de las mejores actrices del momento, saben moverse como pez en el agua desde el drama hasta la comedia más disparatadas, pero sin perder nunca la dignidad ni la seriedad.

En el lado opuesto está un Kevin Costner (El Hombre de Acero) que solo se dedica a interpretar cliché tras cliché a un personaje manido, estereotipado y maniqueo. Un trabajo mediocre de un actor mediocre. Hace mucho tiempo que dejó de ser el actor de moda que un día fue, y su sola presencia en una película lastra el interés por ella.

‘Figuras ocultas’ sobresale especialmente por su mezcla de humor y drama, por no caer en ser un panfleto antirracista de consigna y de slogan. Su mayor virtud está en esa lucha diaria y contra marea que propugna. Sus tres personajes principales son inspiradores, están bien construidos y reivindican ese empoderamiento de la mujer tan necesario.

El cine tiene el gran poder de movernos por dentro y empujarnos a conseguir nuestras metas. Esta película ayuda en todo eso, es inspiradora, a pesar de lo tópica que es. Anima a la lucha, a la superación y a la persecución de los sueños y deseos.

Lo mejor: Su dúo protagonista, Tarji P. Henson y Octavia Spencer

Lo peor: Es demasiado tópica, está construida para llevarse premios y nada más.

Ver Post >
‘Julieta’, ¿dónde quedó el verdadero Almodóvar?
img
Asier Manrique | 19-01-2017 | 9:00| 0

JULIETA

Título original: Julieta

Año: 2016

Duración: 96 minutos

País: España

Director: Pedro Almodóvar

Guion: Pedro Almodóvar (basado en los relatos de Alice Munro)

Música: Alberto Iglesias

Fotografía: Jean-Claude Larrieu

Reparto: Emma Suárez, Adriana Ugarte, Daniel Grao, Inma Cuesta, Darío Grandinetti,Rossy de Palma, Michelle Jenner, Pilar Castro, Susi Sánchez, Joaquín Notario,Ramón Agirre, Nathalie Poza, Mariam Bachir, Blanca Parés, Priscilla Delgado, Sara Jiménez, Tomás del Estal, Agustín Almodóvar y Bimba Bosé

Productora: El Deseo

Género: Drama

Cuando Julieta está a punto de abandonar Madrid para irse a vivir a Portugal, se encuentra por casualidad con Bea, una antigua amiga de su hija Antía, de la que no sabe nada desde hace años. Bea le cuenta que vio a Antía en el lago Como, en Italia, y que tiene 3 hijos. Aturdida por la noticia, Julieta cancela su viaje a Portugal y decide escribir sobre su hija, desde el día en que conoció a su padre durante un viaje en tren. (FilmAffinity)

Al ser la primera película de Almodóvar que comento, quiero sentar unas bases. No soy fan de su cine. Creo que es un director sobrevalorado, con talento para lo que hace, pero que nunca ha hecho el cine de gigantes que se le atribuye. Tiene la enorme virtud de contar historias desde un prisma muy particular, lo que le ayuda a desmarcarse de los demás. Fuera de su peculiar estilo, el manchego nunca me ha aportado demasiado.

Además de todo esto, Pedro, lleva desde ‘Volver’ navegando en un mar de incertidumbre cinematográfica. No ha conseguido, desde aquella película, hacer ninguna que destaque demasiado para bien. Sí, ha hecho películas como ‘Los amantes pasajeros’ o ‘Los abrazos rotos’ que destacaban por la parte negativa, pero en el lado positivo, nada. Puede que dentro de toda esta ola de falta de imaginación, ‘Julieta’, sea la cinta más salvable.

Entrando en el meollo del asunto. ‘Julieta’ no era, ni por asomo, la mejor opción española para los Óscars. Lo he dicho unas cuantas veces en mis redes sociales, pero lo digo aquí para que quede constancia, La novia era la mejor opción para competir internacionalmente. Una obra basada en un texto de un grande como Federico García Lorca y una película realizada con sumo gusto. Pero, una vez más, nos guiamos por los nombres y elegimos a Almodóvar porque es el que conocen fuera. ¿Resultado? La candidatura española a los Óscars eliminada en el primer corte, adiós, muy buenas.

A esta ‘Julieta’ que desprende pasividad y es plana hasta la extenuación, hay que reconocerle la actuación de Emma Suárez, de lo poco destacable de una cinta extremadamente complaciente con su director. ‘Julieta’ es Almodóvar acomodado en su sofá, sin mucha imaginación y con nulas ganas de arriesgar como hacía antes. El manchego no da con un pelotazo desde hace mucho tiempo porque precisamente ha perdido una de sus mayores virtudes, el riesgo. Sigue teniendo su estilo personal, pero no hay más detrás de él.

Esta desgana generalizada que esconde ‘Julieta’ se transmite a un elenco en baja forma, excepto la mentada Suárez, y a una historia que ni emociona, ni produce rechazo, ni nada, es tan insulsa y vacía que genera la mayor de las indiferencias. Y si hay algo peor que el rechazo unánime del público y la crítica, es que ambos pasen olímpicamente de tu trabajo, siguen igual antes y después de haber visto la cinta.

Cinta mediocre de un director en franca decadencia que nos hace preguntarnos: ¿Dónde quedó el verdadero Almodóvar?

Lo mejor: la actuación de Emma Suárez.

Lo peor: es plana, transmite desgana y una falta total de interés.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.