Diario Vasco
img
Autor: eurofan93
'El cuervo', Brandon Lee se convirtió en mito
img
Asier Manrique | 09-01-2015 | 12:26| 0

EL CUERVO

Título original: The Crow

Año: 1994

Duración: 97 minutos

País: Estados Unidos

Director: Alex Proyas

Guion: David Schow y John Shirley (basado en el cómic de James O’Barr)

Música: Grame Revell

Fotografía: Dariusz Wolski

Reparto: Brandon Lee, Ernie Hudson, Michael Wincott, Bai Ling, David Patrick Kelly, Angel David, Anna Levine y Rochelle David

Productora: Miramax / Gaumont

Género: Fantástico / Acción

Es imposible no hablar de esta película sin mencionar la tragedia ocurrida con su protagonista, Brandon Lee. El hijo de Bruce Lee falleció a causa de un disparo mientras rodaba ‘El cuervo’. La pistola debía ir cargada con una bala de fogueo, pero llevaba una vieja bala que no fue retirada por los encargados. Doce horas más tarde del fatal momento Lee fallecía. La película se completó, quedaban unas pocas escenas por rodar, gracias a los efectos especiales y a los dobles. El resultado es tan logrado que resulta imposible saber qué escenas rodó Lee y cuáles su doble.

Eric Draven y Shelly Webster están a punto de casarse, pero la noche antes del enlace son asesinados brutalmente. Un año después, el alma de Eric vuelve a la Tierra en forma de cuervo para vengarse. (FilmAffinity)

Brandon Lee es ‘El cuervo’. Es imposible imaginarse a otro actor, aunque posteriormente hubo otros, encarnando a este vengador. Los paralelismos entre Eric Draven y Brandon Lee son tantos que parece que el actor nació para interpretar este personaje. Al igual que el personaje, Brandon Lee iba a casarse a los pocos días del fatal desenlace, razón por la que la película está dedicada al actor y su prometida, Eliza Hutton. La actuación de Lee recuerda al de Heath Ledger en ‘El caballero oscuro’, mimetizado en su personaje, curiosamente, ninguno de los dos pudo ver terminado su trabajo.

Las leyendas que envuelven el filme son tantas que todavía hoy en día tiene fuerza aquella que dice que se empleó la grabación de la escena donde falleció Brandon Lee en el montaje final, aunque el director siempre lo ha negado. Es una de las escenas iniciales, cuando Eric Draven revive su muerte y el disparo que recibe por parte de Funboy, quizás la más famosa de las escenas de la película.

Gracias a la magnética actuación de Brandon Lee, todos los demás quedan relegados a un segundo plano por la fuerza  y carisma de su actuación, además de la dificultad de desligar su fallecimiento de la cinta. Entre todo el reparto consigue brillar Michael Wincott, como el villano Top Dollar. El misticismo y la fragilidad que transmite el personaje consiguen destacar en sus apariciones, haciendo olvidar, por un breve instante, al protagonista de la cinta.

Dirige la cinta Alex Proyas. El director australiano, nacido en Egipto de padres griegos, dirigía su primera gran película con ‘El cuervo’. Experimentado rodando videoclips, transmitió a la película el aura tenebrosa, desasosegante y trágica adecuadas, detalles que convierten a este filme en el más recordado de su filmografía. Posteriormente dirigió películas como ‘Dark City’ y ‘Yo, Robot’.

‘El cuervo’ es una de esas películas de culto, que difícilmente decepcionan. Sus efectos especiales han quedado desfasados por el avance de la tecnología, pero al contrario que en cintas recientes, aquí el espectador no siente  que esté ante un proyecto hecho para lucir la capacidad técnica, sino ante una verdadera obra de arte.  No es la mejor película de la historia, pero deja en el espectador el poso de satisfacción que dejan los grandes filmes. El guion está lleno de frases memorables como: “no llueve eternamente”.

La repentina muerte de Brandon Lee, una historia potente y haberse convertido en la película de cabecera del movimiento gótico nos dejan una película de culto y de visionado obligado. Una película impactante, difícilmente olvidable y altamente recomendable.

La cinta contó con secuelas y multitud de obras (literarias y audiovisuales) tras el éxito de la misma, pero ninguna es tan recordada como esta película. Preparan un remake de la cinta, aunque el baile de directores y actores, se habla de Luke Evans (‘El Hobbit’ y ‘Drácula, la leyenda jamás contada’), James McAvoy (‘X-men: Días del futuro pasado‘), Bradley Cooper (‘Resacón en Las Vegas’) y Tom Hiddleston (‘Los vengadores‘) para encarnar a Eric Draven, parece que dejan en un standby al proyecto, que se resiste a ver una revisión de la original.

Lo mejor: el carisma y magnetismo de Brandon Lee como Eric Draven.

Lo peor: la calidad de los efectos poco tiene que ver con los del cine de hoy.

Ver Post >
'El Gran Hotel Budapest', la mejor película del 2014 para la revista Time
img
Asier Manrique | 02-01-2015 | 12:03| 0

EL GRAN HOTEL BUDAPEST

Título original: The Grand Budapest Hotel

Año: 2014

Duración: 99 minutos

País: Estados Unidos

Director: Wes Anderson

Guion: Wes Anderson

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Robert D. Yeoman

Reparto: Ralph Fiennes, Tony Revolori, Saoirse Ronan, Edward Norton, Jeff Goldblum, Jude Law, Willem Dafoe, F. Murray Abraham, Adrien Brody, Tilda Swinton, Harvey Keitel,Mathieu Amalric, Jason Schwartzman, Tom Wilkinson, Larry Pine, Bill Murray, Léa Seydoux, Owen Wilson, Giselda Volodi, Florian Lukas, Karl Markovics, Wallace Wolodarsky, Bob Balaban, Volker Michalowski, Fisher Stevens y Waris Ahluwalia

Productora: FoxSearchlight / Scott Rudin Productions / American Paintbrush

Género: Comedia

Gustave H., un legendario conserje de un famoso hotel europeo de entreguerras, entabla amistad con Zero Moustafa, un joven empleado al que convierte en su protegido. La historia trata sobre el robo y la recuperación de una pintura renacentista de valor incalculable y sobre la batalla que enfrenta a los miembros de una familia por una inmensa fortuna. Como telón de fondo, los levantamientos que transformaron Europa durante la primera mitad del siglo XX. (FilmAffinity)

‘El Gran Hotel Budapest’ cuenta con un reparto numeroso y de lujo. Al frente de todo se sitúa Ralph Fiennes (‘La lista de Schindler’) como el conserje Gustave H., un hombre peculiar, entrañable y refinado. Su mano derecha será Zero, Tony Revolori, un muchacho recién llegado, inmigrante, de pocas palabras pero leal.

Ellos dos, Fiennes y Revolori, llevan el peso de toda la película, reservando pequeños papeles al resto del reparto. Tenemos la oportunidad de disfrutar de un elenco amplio pero que cuenta con la oportunidad de brillar en sus pequeñas intervenciones, todos ellos en papeles carismáticos. Encontramos a Adrien Brody (‘El Pianista’), Willem Dafoe (‘Platoon’), Jeff Godlblum (‘Parque Jurásico’), Harvey Keitel (‘Bugsy’), Jude Law (‘Sherlock Holmes’), Bill Murray (‘Lost in translation’), Edward Norton (‘American History X’), Léa Seydoux (‘Robin Hood’), F. Murray Abraham (‘Amadeus’), Tilda Swinton (‘Michael Clayton’), Tom Wilkinson (‘Shakespeare in love’) y Owen Wilson (‘Los Tenenbaums: Una familia de genios’).

Dirige toda esta locura Wes Anderson. El director estadounidense ha marcado  escuela con su personalísimo estilo de crear historias y plasmarlas. En ‘El Gran Hotel Budapest’ vuelve a emplear esos planos alocados, escenarios coloridos, sacados como de un cuadro, y un guion ágil e inteligente.

Se trata de una cinta brillante. Planos que mezclan la realidad con maquetas. Constantes zooms y movimientos de cámara. Toda la cinta es un gran cúmulo de símbolos y particularidades que hacen de ella una película que marca. El humor británico, por el que tengo debilidad, es un valor añadido para un guion que transmite inteligencia y sofisticación.

Particularmente interesante resulta la escena de la fuga de la cárcel, ejemplo máximo de ese surrealismo y absurdo del que hace gala la película. Aunque cada una de las escenas es un deleite para los sentidos.

La película ha sido elegida por la revista TIME como la mejor cinta del 2014.

Lo mejor: todas las secuencias en la cárcel, pero especialmente la fuga.

Lo peor: constantes cambios de planos, cuesta acostumbrarse, y un guion en momentos demasiado rápido.

Ver Post >
'El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos', este cuento llega a su fin
img
Asier Manrique | 26-12-2014 | 11:31| 0

EL HOBBIT: LA BATALLA DE LOS CINCO EJÉRCITOS

Título original: The Hobbit: The Battle of the Five Armies

Año: 2014

Duración: 144 minutos

País: Estados Unidos

Director: Peter Jackson

Guion: Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh y Guillermo del Toro (basado en la novela de J.R.R. Tolkien)

Música: Howard Shore

Fotografía: Andrew Lesnie

Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Luke Evans, Lee Pace, Orlando Bloom, Aidan Turner, Evangeline Lilly, Ken Stott, Graham McTavish, James Nesbitt,Jed Brophy, Stephen Hunter, John Callen, Adam Brown, Dean O’Gorman, William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Cate Blanchett, Hugo Weaving, Billy Connolly, Christopher Lee, Stephen Fry, Ryan Gage, Ian Holm, Sylvester McCoy y Manu Bennett.

Productora: Metro-Goldwyn-Mayer / New Line Cinema / WingNut Films

Género: Fantástico / Aventuras / Acción

Puedes leer también las reseñas de ‘El Hobbit: un viaje inesperado’ y ‘El Hobbit: la desolación de Smaug’.

Después de haber recuperado el reino del Dragón Smaug, la Compañía ha desencadenado, sin querer, una potencia maligna. Un Smaug enfurecido vuela hacia la Ciudad del Lago para acabar con cualquier resto de vida. Obsesionado sobre todo con el reino recuperado, Thorin sacrifica la amistad y el honor para mantenerlo mientras que Bilbo intenta frenéticamente hacerle ver la razón por la que el hobbit toma una decisión desesperada y peligrosa. Pero hay aún mayores peligros por delante. Sin la ayuda aparente del mago Gandalf, su gran enemigo Sauron ha enviado legiones de orcos hacia la Montaña Solitaria en un ataque furtivo. Cuando la oscuridad se cierna sobre ellos, las razas de los Enanos, Elfos y Hombres deben decidir si unirse o ser destruidos. Bilbo se encontrará así en la batalla épica de los Cinco Ejércitos, donde el futuro de la Tierra Media está en juego. (FilmAffinity)

La última entrega de la trilogía de ‘El Hobbit’ ha llegado y nos presenta a todos los personajes que han aparecido en pantalla durante los episodios previos, nadie quiere faltar a la cita definitiva. Ian McKellen, Martin Freeman, Richard Armitage, Luke Evans y Lee Pace se ponen al frente del último episodio de la alargada precuela de ‘El Señor de los Anillos’.

El director vuelve a ser Peter Jackson, como no podía ser de otra manera. Nos regala un último acercamiento a la Tierra Media en formato de videoclip o de videojuego, bastante alejado de su trabajo diez años atrás. Jackson se ha encontrado con las ganas de repetir el rotundo éxito de ‘El Señor de los Anillos’ teniendo entre manos un material mucho menos jugoso y sin tener él la chispa y la brillantez que puso en construir la trilogía del anillo.

‘La batalla de los cinco ejércitos’ es la más corta de las películas dirigidas por Peter Jackson sobre el universo Tolkien. De las tres cintas de ‘El Hobbit’ es la que tiene más acción y un ritmo menos pesado, aunque el director vuelve a recrearse en escenas que estira demasiado, como la soledad de Thorin en Erebor, batallando con sus tormentos. El espectador se despide de los personajes intentando recrear la épica batalla de ‘El retorno del Rey’ pero quedándose bastante lejos de la batalla en el Abismo de Helm de ‘Las dos torres’. Eso sí, como película de acción funciona muy bien, y no deja de ser la mejor entrega de una trilogía mediocre.

Peter Jackson y los estudios que han producido la cinta debieron tener más tino y haber dejado la saga de ‘El Hobbit’ en apenas dos episodios, condensando mejor la historia. En cambio, nos hemos encontrado con un producto que transmite el único deseo de recaudar dinero y no de hacernos disfrutar con un trabajo excelente como en su trilogía previa.

Ningún actor ha tenido un momento donde brillar. Entiendo que en una cinta con tal cantidad de personajes sea complicado repartir el tiempo para todos, pero hace diez años lo consiguió. Como espectador siento la desagradable sensación de constante relleno, personajes que sin aportar nada (Alfrid) gozan de demasiados minutos en pantalla y tramas superfluas (romance entre Tauriel y Kili) que bien podría haberlas dejado en un cajón.

Espero que Peter Jackson no vuelva a dirigir una cinta sobre los personajes creados por Tolkien. Una retirada a tiempo es una victoria y Jackson prefirió volver, pero olvidando el buen hacer con ‘El Señor de los Anillos’ y creando el videojuego más caro de la historia, un videojuego que ha tenido por único objetivo acercarnos a los cines en navidad durante tres años. Siempre nos quedará ‘El Señor de los Anillos’ a quienes una vez nos enamoramos de este universo y nos hemos quedado con un regustillo amargo con ‘El Hobbit’.

Ver Post >
'El Hobbit: La desolación de Smaug', película de transición
img
Asier Manrique | 24-12-2014 | 12:01| 0

EL HOBBIT: LA DESOLACIÓN DE SMAUG

Título original: The Hobbit: The Desolation of Smaug

Año: 2013

Duración: 160 minutos

País: Estados Unidos

Director: Peter Jackson

Guion: Philippa Boyens, Peter Jackson, Fran Walsh y Guillermo del Toro (basado en la novela de J.R.R. Tolkien)

Música: Howard Shore

Fotografía: Andrew Lesnie

Reparto: Martin Freeman, Richard Armitage, Ian McKellen, Aidan Turner, Luke Evans,Evangeline Lilly, Ken Stott, Orlando Bloom, Graham McTavish, James Nesbitt, Jed Brophy, Stephen Hunter, John Callen, Adam Brown, Dean O’Gorman,William Kircher, Peter Hambleton, Mark Hadlow, Lee Pace, Ryan Gage, Stephen Fry,Mikael Persbrandt, Sylvester McCoy y Manu Bennett

Productora: Metro-Goldwyn-Mayer / New Line Cinema / WingNut Films

Género: Fantástico / Aventuras / Acción

Puedes leer también las reseñas de ‘El Hobbit: un viaje inesperado’ y ‘El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos’.

Cuando el material sobre el que se trabaja no es demasiado extenso, como sí lo era en ‘El Señor de los Anillos’, ocurre que nos encontramos ante una película que tiene por único propósito servir de nexo de unión entre la primera entrega y la tercera. Creo que se pudo haber resuelto eliminando una de las tres películas y condensando mejor la historia, pero ya sabemos que es mejor llenar las salas durante tres navidades seguidas, a hacerlo solamente dos veces.

“El Hobbit: La Desolación de Smaug” continua la aventura de Bilbo Bolsón en su viaje con el mago Gandalf y trece enanos liderados por Thorin Escudo de Roble en una búsqueda épica para reclamar el reino enano de Erebor. En su camino toparán con multitud de peligros y harán frente al temible dragón Smaug. (FilmAffinity)

El grueso del reparto vuelve a ser el mismo de la pasada edición, es decir, Ian McKellen (Gandalf), Martin Freeman (Bilbo), Richard Armitage (Thorin) y una ristra de enanos, de cuyos nombres no consigo acordarme.

Se suma en esta parte Lee Pace (‘Guardianes de la Galaxia’) como el rey elfo Thranduil, nos permite conocerle mejor que en los escasos minutos en los que aparece en la primera parte, se trata de un elfo cruel y despiadado. También está Luke Evans (‘Drácula. La leyenda jamás contada’), en la piel de Bardo, que viene a ocupar el puesto que tenía en la trilogía original el personaje de Aragorn (Viggo Mortensen), el hombre que quiere reinar.

Evangeline Lilly (‘Perdidos’), interpreta a la elfa Tauriel, personaje inexistente en la novela de Tolkien, pero que resulta necesario para incluir mujeres en la narración, escaseaban en la literatura del británico. Regresa Orlando Bloom (‘Piratas del Caribe’) como Legolas, que tampoco estaba en la novela, pero Jackson consigue encajarlo bien en la historia. Stephen Fry (‘V de vendetta’) como el gobernador de Esgaroth, papel irrelevante donde los haya y que desaprovecha el talento del actor británico.

Merece mención aparte Benedict Cumberbatch que presta su voz y crea mediante la técnica de captura de movimientos al dragón Smaug. Hasta que este dragón hace acto de presencia la película no adquiere el ritmo y la fuerza suficientes. Su encuentro con Martin Freeman es lo mejor de la película, plasmando la química entre los dos actores, protagonistas de la serie ‘Sherlock’.

La película incluye numerosos pasajes de relleno, además de la inclusión de personajes que no existían en los libros de Tolkien. El ritmo es más rápido que en la primera parte, pero de principio a fin el espectador tiene la sensación de estar ante un trámite para llegar al final. De toda la película, lo más provechoso son los últimos 40 minutos, todo lo previo es impresionante visualmente, pero no aporta a la historia.

El filme es más oscuro y serio que su predecesor, pero sigue estando lejos del tono épico que caracterizaba a cada secuencia de ‘El Señor de los Anillos’.

Ver Post >
'El Hobbit: un viaje inesperado', la hermana light de 'El Señor de los Anillos'
img
Asier Manrique | 22-12-2014 | 10:37| 0

EL HOBBIT: UN VIAJE INESPERADO

Título original: The Hobbit: An Unexpected Journey

Año: 2012

Duración: 169 minutos

País: Estados Unidos

Director: Peter Jackson

Guion: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson y Guillermo del Toro (basado en la novela de J.R.R. Tolkien)

Música: Howard Shore

Fotografía: Andrew Lesnie

Reparto: Martin Freeman, Ian McKellen, Richard Armitage, Ken Stott, Aidan Turner, James Nesbitt, Graham McTavish, Dean O’Gorman, Peter Hambleton, Jed Brophy, Stephen Hunter, John Callen, Adam Brown, William Kircher, Mark Hadlow, Sylvester McCoy,Andy Serkis, Hugo Weaving, Cate Blanchett, Christopher Lee, Ian Holm, Barry Humphries, Manu Bennett, Elijah Wood y Bret McKenzie

Productora: Warner Bros. Pictures / Metro-Goldwyn-Mayer / New Line Cinema / WingNut Films

Género: Fantástico / Aventuras / Acción

Puedes leer también las reseñas de ‘El Hobbit: la desolación de Smaug y ‘El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos’.

En diciembre de 2003 todos los fans de la Tierra Media nos quedamos vacíos cuando ‘El Señor de los Anillos’ llegó al cine por última vez. 9 años después la ilusión por volver al mundo creado por J.R.R. Tolkien se hizo realidad con el estreno de una nueva trilogía, ‘El Hobbit’.

Precuela de la trilogía “El Señor de los Anillos”, obra de J.R.R. Tolkien. En compañía del mago Gandalf y de trece enanos, el hobbit Bilbo Bolsón emprende un viaje a través del país de los elfos y los bosques de los trolls, desde las mazmorras de los orcos hasta la Montaña Solitaria, donde el dragón Smaug esconde el tesoro de los Enanos. Finalmente, en las profundidades de la Tierra, encuentra el Anillo Único, hipnótico objeto que será posteriormente causa de tantas sangrientas batallas en la Tierra Media. (FilmAffinity)

Vuelve a la acción Ian McKellen (‘Verano de corrupción’), retomando el papel del mago Gandalf. Junto a él encontramos a Martin Freeman (Bilbo Bolsón), Richard Armitage (Thorin ‘Escudo de Roble’) y un numeroso grupo de enanos, con papeles muy pequeños. Para los que no hemos leído los libros de Tolkien bastante será si salimos de la sala sabiendo el nombre de un par de ellos.

Retoman también sus papeles de la trilogía original Hugo Weaving (Elrond), Cate Blanchett (Galadriel), Christopher Lee (Saruman), Ian Holm (Bilbo), Elijah Wood (Frodo) y Andy Serkis (Gollum). Sus apariciones son en forma de cameo, y nadie, excepto Weaving y Serkis, está demasiado tiempo en pantalla.

Vuelve a dirigir este mastodóntico proyecto Peter Jackson. El cineasta neozelandés vuelve a confiar en los increíbles paisajes de su país natal para transportarnos a esa Tierra Media mágica, aunque esta vez hace más concesiones a las imágenes generadas por ordenador, ante los paisajes naturales de su predecesora.

Dicen que las comparaciones son odiosas, pero es imposible separar esta trilogía de ‘El Hobbit’ de su hermana mayor, ‘El Señor de los Anillos’, igual que no se puede evitar comparar las dos trilogías de ‘Star Wars’. ‘El Señor de los Anillos’ se caracterizó por su convincente puesta en escena, un entorno que resultaba natural a la vista, el espectador podía imaginarse cabalgando por las llanuras, en los bosques, en la oscuridad de Mordor o en las montañas nevadas, todo tenía sentido y estaba realizado con el mínimo de elementos digitales. ‘El Hobbit’, en cambio, abusa de imágenes generadas por ordenador. Puede ser que el empleo de la “novedosa” tecnología de los 48ftps haga que el ojo humano lo perciba todo como en un videojuego y no como el mundo real, pero el resultado final es bastante decepcionante comparado con ‘El Señor de los Anillos’. Le falta el alma que tuvo la trilogía del anillo para terminar de convencer.

Tampoco ayuda a esta entrega su lento ritmo y las excesivas aclaraciones que nos da. En ‘El Señor de los Anillos’ todo tenía un sentido, pero aquí parece que asistimos a una sucesión de secuencias inconexas. Probablemente nadie paró a Peter Jackson cuando tuvo la idea de partir un libro bastante corto como ‘El Hobbit’ en 3 películas de casi 3 horas, aunque ya conocemos las ansias de hacer taquilla de Hollywood.

El tono en el que se mantiene esta primera entrega parece el de un continuo chiste, sin llegar a tomarse en serio ningún momento, con unos personajes caricaturizados.

Sobresalen positivamente dos momentos. El prólogo, al igual que en ‘La Comunidad del Anillo’ tenemos una buena introducción a la historia, muy épico y con una voz que ejerce de narrador, en este caso la de Ian Holm. El otro momento brillante es la secuencia en la que Bilbo encuentra el Anillo y mantiene una guerra dialéctica con Gollum, con un guion trabajado y altamente entretenido.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Cine de ayer, hoy y de siempre en El Fotograma

Otros Blogs de Autor