Diario Vasco
img
Categoría: Acción
‘Logan’, una despedida solemne a un gran personaje

LOGAN

Título original: Logan

Año: 2017

Duración: 135 minutos

País: Estados Unidos

Director: James Mangold

Guion: Scott Frank, James Mangold y Michael Green (basado en la historia de James Mangold)

Música: Marco Beltrami

Fotografía: John Mathieson

Reparto: Hugh Jackman, Patrick Stewart, Dafne Keen, Boyd Holbrook, Stephen Merchant,Elizabeth Rodriguez, Richard E. Grant, Doris Morgado, Han Soto, Julia Holt, Elise Neal y Al Coronel.

Productora: 20th Century Fox

Género: Fantástico / Acción / Ciencia ficción

Sin sus poderes, por primera vez, Lobezno es verdaderamente vulnerable. Después de una vida de dolor y angustia, sin rumbo y perdido en el mundo donde los X-Men son leyenda, su mentor Charles Xavier lo convence de asumir una última misión: proteger a una joven que será la única esperanza para la raza mutante… (FilmAffinity)

Cuando se comentó que ‘Logan’ iba a ser la última película de Hugh Jackman como Lobezno, por una parte me sentí aliviado y por otra sorprendido. Aliviado porque ya era hora de darle descanso al actor y al personaje. Pero sorprendido porque me parece muy poco creíble que un estudio vaya a abandonar un personaje con tantas opciones de esta forma.

‘Logan’ está planteado como un epitafio del personaje. Una manera de despedir a Lobezno por lo grande. Continuas referencias a los cómics y a las otras películas. Una cinta cómplice con los fans de la saga. Y, lo más importante, hecho para engrandecer el legado de un personaje que durante 17 años ha interpretado con maestría Hugh Jackman.

La cinta va moviéndose lenta pero con buena letra. Tal vez sea su ritmo, excesivamente pausado, su gran lastre. A pesar de ello, el buen hacer de Jackman y de Patrick Stewart, con una complicidad enorme, hace que no decaiga. El viejo profesor X encuentra aquí también su manera de despedirse del gran público de un personaje que le ha dado tantas alegrías. Podría arriesgarme mucho diciendo esto, pero considero que Stewart firma aquí su mejor trabajo en toda la saga. Y de Jackman podría decir tres cuartas partes de lo mismo.

Es en los momentos que Jackman y Stewart comparten donde realmente se humaniza un personaje que ha pecado de ser demasiado rudo y violento en pasadas películas. Aunque si empezamos a hablar de grados de violencia, es posible que este ‘Logan’ sea la cinta más extrema, gráfica y violenta de toda la saga de ‘X-Men’, incluyendo también a Deadpool. Al principio está bien, pero el abuso de la violencia extrema finalmente termina por cansar y lastrar el ritmo de la película.

Por parte de los villanos brilla Boyd Holbrook en un papel realmente interesante que consigue sobresalir más al principio que al final. Se trata de un personaje que pone realmente en aprietos al protagonista, tal y como debe ser un villano. En cuanto a Dafne Keen, protagonista femenina de la película, hace un trabajo realmente bueno, sin apenas palabras, las miradas hablan, y las suyas traspasan la pantalla.

Finalmente, a destacar el arco final de la cinta, especialmente la última escena. Gracias James Mangold por regalar a los espectadores fieles a la saga una escena tan emotiva y bien rodada. Como uno de esos incondicionales de los ‘X-Men’, una lagrimilla me ha saltado.

Lo mejor: el trabajo de Hugh Jackman y Patrick Stewart y la escena final.

Lo peor: está bien introducir la violencia extrema en las películas, pero en su justa medida.

Ver Post >
‘Lobezno inmortal’, simplifica la historia y saldrás ganando

LOBEZNO INMORTAL

Título original: The Wolverine

Año: 2013

Duración: 126 minutos

País: Estados Unidos

Director: James Mangold

Guion: Scott Frank y Mark Bomback

Música: Marco Beltrami

Fotografía: Ross Emery

Reparto: Hugh Jackman, Tao Okamoto, Rila Fukushima, Hiroyuki Sanada, Svetlana Khodchenkova, Will Yun Lee, Famke Janssen, Hal Yamanouchi, Brian Tee, Ken Yamamura, Shinji Ikefuji, Conrad Coleby, Taris Tyler, Kimi, Louis Toshio Okada,Hiroshi Kasuga, Ian McKellen y Patrick Stewart

Productora: 20th Century Fox

Género: Fantástico / Ciencia Ficción / Acción

Un Logan amnésico investiga su pasado en el mundo del crimen organizado japonés. Vulnerable por primera vez y desafiando sus límites físicos y emocionales, no sólo se enfrentará al letal acero samurái, sino que además mantendrá una lucha interna contra su inmortalidad, que lo hará más fuerte. (FilmAffinity)

‘Lobezno inmortal’ tenía ante sí un reto mayúsculo, el de hacer que una saga planeada a 3 películas pudiera seguir tal y como estaba previsto cuando la primera entrega fracasó. El trabajo de James Mangold y Hugh Jackman consigue sacar a flote lo que parecía una historia destinada a caer como un castillo de naipes.

En esta segunda parte, Lobezno centra su historia en Japón. Es una más de las películas de Marvel que se van a países orientales, aprovechando el tirón de esos mercados en la taquilla. La historia es cierto que gana en entereza respecto a ‘X-Men Orígenes: Lobezno’. Tenemos un relato mucho más centrado, más coherente y más sencillo. Menos personajes, menos escenas de relleno y menos tonterías puestas ahí para rellenar metraje. Menos efectos especiales y más trabajo actoral. A pesar de ello, la cinta deja el amargo regusto de saberse ante una obra mediocre.

‘Lobezno inmortal’ es una película necesaria para entender el seguimiento de una serie de películas únicamente destinadas a arrasar en la taquilla. Su final es imprescindible para dar paso a la brillante X-Men: Días del futuro pasado. Y, de nuevo, aquí fracasa el planteamiento de  20th Century Fox, ya que plantea ‘Lobezno inmortal’ como una película de transición, como un paso para dar otro, como un escalón a subir para llegar a otra planta.

Muy interesante por escenas concretas (las que comparte con Famke Janssen, la del bar al inicio, la del tren bala o la escena final en el aeropuerto), la película en su conjunto no deja de ser divertida y poco más. Diré lo mismo que dije con su predecesora, el personaje de Lobezno gana con compañía bien elegida. En la primera parte tuvimos una compañía fatalmente elegida, mientras que aquí optan por dejarle absolutamente solo, algo que tampoco mejora el resultado.

Ni la parte más emotiva y tierna de un tipo duro consigue sensibilizar a un personaje que debe ser rudo, porque esa es la faceta que más gusta al espectador de él. Desnaturalizar a un personaje para conseguir sacar un aspecto que ni el espectador ha pedido ni quiere ver. Veremos qué tal con ‘Logan’.

Lo mejor: soluciona algunos pequeños errores de ‘X-Men Orígenes: Lobezno’.

Lo peor: sigue cayendo en los mismos errores de su predecesora.

Ver Post >
‘X-Men Orígenes: Lobezno’, precipitado spin-off

X-MEN ORÍGENES: LOBEZNO

Título original: X-Men Origins: Wolverine

Año: 2009

Duración: 107 minutos

País: Estados Unidos

Director: Gavin Hood

Guion: David Benioff y Skip Woods

Música: Harry Gregson-Williams

Fotografía: Donald McAlpine

Reparto: Hugh Jackman, Liev Schreiber, Danny Huston, Christian Clark, Lynn Collins, Daniel Henney, Kevin Durand, Will I Am, Ryan Reynolds, Dominic Monaghan, Max Cullen,Taylor Kitsch, Michael-James Olsen, Tim Pocock, Julia Blake, Troye Sivan, Peter O’Brien, Aaron Jeffery, Alice Parkinson, Chris Sadrinna, Matthew Dale, James D. Dever, David Ritchie, Asher Keddie, Stephen Leeder, Tahyna Tozzi, Scott Adkins y Patrick Stewart

Productora: 20th Century Fox

Género: Fantástico / Acción / Ciencia ficción / Thriller

Precuela de la película X-Men. Situada 17 años antes, narra los inicios del arma X y la forma en la que Lobezno se convirtió en mutante. Logan, convertido en un mutante que se hace llamar Lobezno, y que es capaz de sacar unas afiladas garras y de una fuerza y agilidad sobrehumana, ultima su venganza contra Victor Creed, culpable de la muerte de su novia. Mientras tanto, otros mutantes se acogen al programa X para unir sus fuerzas. (FilmAffinity)

El universo de los mutantes de ‘X-Men’ es el más prolífico entre los universos cinematográficos de superhéroes. Entre las películas iniciales, las de Primera generación, las futuras de ‘Patrulla X’, la saga de Deadpool, la posible de de ‘Gambito’ y las de ‘Lobezno’. En total 10 películas que en próximos años pueden ampliarse en muchos más.

El problema de plantear ‘X-Men Orígenes: Lobezno’ en 2009 es el de partir de un personaje que destaca en las películas corales para darle una cinta donde es el único protagonista. Lobezno es un personaje muy potente, sí, sobre todo por la interpretación de Hugh Jackman (El truco final), pero brilla más cuando se rodea de un buen equipo. Con ‘X-Men’ partía con la ventaja de rodearse de grandes personajes reconocibles por el gran público, sin necesidad de ser expertos en los cómics. En ‘X-Men Orígenes: Lobezno’, en cambio, han querido arroparlo con personajes potentes e icónicos de la saga, pero llevados de la peor manera.

La gran virtud de la cinta es la de destacar, de nuevo, el gran labor de Hugh Jackman, mimetizado absolutamente con el hombre de las garras de adamantium. Además del australiano, hay que destacar a un Ryan Reynolds (Deadpool), que cuenta con pocos minutos brillantes, pero suficientes para haberle garantizado 7 años después la realización de una película en solitario, mucho más brillante que esta de de ‘Lobezno’.

La película tiene el gran error de abarcar demasiado espacio de tiempo. Pasamos de Logan de niño, a finales del siglo XIX, hasta el Logan previo a perder la memoria, hecho que ocupa gran parte de la trama de las cintas originales de ‘X-Men’. El problema no es querer contar muchas cosas, sino hacerlo sin gracia y sin sentido. La película no fluye entre sus diferentes episodios, todos parecen capítulos inconexos, incluidos con el único propósito de mostrar al mayor número de personajes posibles antes que contar la historia de Lobezno.

La franquicia de ‘X-Men’ ya sufrió un duro golpe con ‘X-Men: La decisión final’, pero esta de ‘Lobezno’ le terminó de dar la puntilla. El varapalo fue tan gordo que se canceló el spin-off planeado sobre el personaje de Magneto, para pasarlo a ser la columna vertebral de X-Men: Primera generación, película que revitalizó la saga y dotó de cierta cordura a una historia que empezaba a irse de madre.

En ‘X-Men Orígenes: Lobezno’ perdemos todo el componente de la épica de las originales de ‘X-Men’. La historia de los marginados aquí se da, pero pasa en segundo plano. No encontramos una narración donde podamos situarnos en el tiempo que se nos cuenta, ni encontramos a un reparto con grandes nombres donde se pueda destacar el gran trabajo de sus actores. Una cinta desaprovechada que podría haber sido muy buena, pero que terminó por ser una pequeña decepción más.

Lo mejor: Nos descubre al personaje de Deadpool, aunque sea de forma cochambrosa.

Lo peor: No había necesidad alguna de hacer esta película.

Ver Post >
‘Rogue One: Una historia de Star Wars’, la sensación de que algo falta flota en el ambiente

ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS

Título original: Rogue One: A Star Wars Story

Año: 2016

Duración: 133 minutos

País: Estados Unidos

Director: Gareth Edwards

Guion: Chris Weitz y Tony Gilroy

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Greig Fraser

Reparto: Felicity Jones, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Jiang Wen, Mads Mikkelsen, Forest Whitaker, Alan Tudyk, Riz Ahmed, Jonathan Aris, Jimmy Smits,Alistair Petrie, Genevieve O’Reilly, Valene Kane y Warwick Davis

Productora: The Walt Disney Company / Lucasfilm

Género: Ciencia ficción / Acción / Bélico

El Imperio Galáctico ha terminado de construir el arma más poderosa de todas, la Estrella de la muerte, pero un grupo de rebeldes decide realizar una misión de muy alto riesgo: robar los planos de dicha estación antes de que entre en operaciones, mientras se enfrentan también al poderoso Lord Sith conocido como Darth Vader, discípulo del despiadado Emperador Palpatine. Film ambientado entre los episodios III y IV de Star Wars. (FilmAffinity)

La narrativa de ‘Star Wars’ tiene la peculiaridad de que pasa de contar los episodios 4, 5 y 6  a contar los 1, 2 y 3, para luego traernos la 7 y ahora sacarse de la manga un episodio intermedio entre el 3 y el 4. Todo muy raro, pero bueno, se puede seguir bien. En este episodio 3,5 nos cuentan cómo se robaron los planos que permitieron poder atacar la Estrella de la Muerte en el Episodio IV.

Ante la perspectiva de que se trata de una historia menor en la saga, ‘Rogue One’ no consigue disipar esa sensación en toda la cinta. Parece que algo falta o falla y eso flota en el ambiente durante las más de dos horas de película. Sigue lastrando la narrativa y convirtiendo a la cinta en lo que se esperaba desde un principio, algo que interesa a los fans y poco más.

La factura técnica es impecable, tal vez hasta más cuidada que la de El despertar de la fuerza. Además de ello, se nutre de un mejor grupo de actores que la cinta dirigida por J.J. Abrams, ya que cuenta entre sus actores con verdaderos pesos pesados como Felicity Jones (Un monstruo viene a verme), Mads Mikkelsen (Casino Royale) o Forest Whitaker. Todos ellos conforman, junto a Diego Luna y compañía el reparto de una cinta que tenía la obligación de destacar aun con todo en contra.

¿Pero es que no destaca por nada? Para nada. ‘Rogue One’ tiene la gran virtud de contener dos momentos muy potentes en su cinta. El primero de los momentos, también el segundo, tiene que ver con el personaje de Darth Vader, que apareciendo menos de 10 minutos en toda la película consigue hacerse con el protagonismo absoluto. Ese primer momento al que hacía referencia tiene que ver con un Vader que se muestra por primera vez, en un entorno donde nos queda claro que es el malo malísimo e impone.

Pero si te pensabas que esa primera aparición de Vader imponía, no es menos el segundo. El final, cuando entra en acción, es lo mejor de toda la película. Unos pocos minutos de un Vader en acción, cruel, sanguinario y masacrando todo lo que encuentra por delante. Es el malo que impactó y cautivó en las entregas originales de la saga.

Es en el personaje antagónico principal donde se encuentra la virtud mayor de la película. Respecto a todo lo demás, hablamos de una película que adolece de falta de ritmo, con un inicio totalmente pausado y aburrido y un final más apoteósico pero donde no consigue despertar nunca el interés de entregas previas.

Creo que todos coincidimos en que la existencia de ‘Rogue One’ podría haberse evitado, pero existiendo tampoco molesta. Es una cinta más, mejor que otras de la saga, pero que sigue siendo un capítulo menor en una saga de dimensiones demasiado grandes para esto. La criatura queda reducida por lo grandioso de este universo que creó George Lucas a finales de los años 70. Aun así, tiene la virtud de servir bien de bisagra, es una pieza que encaja bien en el puzzle.

Lo mejor: Darth Vader, un robaescenas en toda regla.

Lo peor: No consigue deshacerse de la sensación constante de que es un episodio menor.

Ver Post >
‘Marea negra’, una pequeña joya para enmarcar

MAREA NEGRA

Título original: Deepwater Horizon

Año: 2016

Duración: 107 minutos

País: Estados Unidos

Director: Peter Berg

Guion: Matthew Sand y Matthew Carnahan

Música: Steve Jablonsky

Fotografía: Enrique Chediak

Reparto: Mark Wahlberg, Kurt Russell, Kate Hudson, John Malkovich, Dylan O’Brien, Gina Rodriguez, Ethan Suplee, Brad Leland, J.D. Evermore, Joe Chrest, Chris Ashworth,Jeremy Sande, Stella Allen, Michael D. Anglin, Ilan Srulovicz, Graham McGinnis,James DuMont, Douglas M. Griffin, David Maldonado

Productora: Summit Entertainment

Género: Acción / Drama

Basado en los eventos sucedidos en el Golfo de México en abril del 2010, cuando un accidente en un oleoducto causó una catástrofe que mató a 11 personas e hirió a otras 16, provocando además una de las catástrofes medioambientales más graves causadas por el hombre. (FilmAffinity)

Las expectativas con las que uno va a ver las películas al cine cuentan mucho para la valoración posterior. En el caso de algunas películas unas expectativas demasiado altas pueden terminar trastocando el resultado final porque la película no consigue alcanzar esas cotas que se esperaban. En cambio, en otras no te esperas gran cosa y te terminas por encontrar una joya oculta. Y, también las hay que no llaman la atención a la primera, pero que no crees que te vayan a desagradar, finalmente se convierten en películas que recomendarás a todos. Como este último caso es ‘Marea Negra’, la última película de Peter Berg.

La cinta narra los eventos ocurridos en el Golfo de México cuando un pozo petrolífero de la empresa BP sufrió un accidente mientras se realizaban labores de mantenimiento y puesta a punto para poder seguir trabajando. Una serie de catastróficas desdichas llevaron a que aquella plataforma saltara por los aires, provocando uno de los mayores desastres naturales jamás vistos. El vertido de crudo al Golfo de México causó un daño imposible de cuantificar, mientras que dejó atrás la vida de 11 personas y miles de animales.

Tratar un tema tan delicado como comprometido tiene el riesgo de que si no lo haces con todo el acierto terminarás por decepcionar a los espectadores, indignar a los protagonistas reales de la catástrofe y provocar risa entre críticos y demás personas relacionadas con la industria. No es el caso, ya que ‘Marea negra’ es, ante todo, un relato lo más próximo posible a la realidad de lo que aquel fatídico día de abril sucedió en las costas del sur de Louisiana.

En gran parte, ese éxito no se debe a un guion demasiado complejo u original, no lo es. Se trata de una película más de desastres si miramos este apartado. Un guion que desprende la grandilocuencia estadounidense en frases elegidas con sumo cuidado y con planos donde se muestra la bandera de los Estados Unidos rodeada de llamas pero aguantando estoicamente la embestida. Lo de siempre.

 

El éxito, ahora sí, se debe al trabajo duro de un reparto realmente en forma. Los principales actores de la cinta, Mark Wahlberg (Ted), Kurt Russell, Kate Hudson, John Malkovich, Dylan O’Brien (El corredor del laberinto) y Gina Rodríguez, se dejan el resto tratando con sumo cuidado y respeto lo que allí pasó e intentando llevar toda la fuerza dramática de una catástrofe así más allá de la pantalla. Lo consiguen. Especialmente brillantes están Wahlberg y O’Brien, actor por el que nuevamente confieso mi debilidad, que bordan sus papeles, eso sí, sin desmerecer a ninguno de los otros.

Con un absoluto convencimiento de que lo que se trata en la cinta merece ser contado, ‘Marea negra’, tiene el acierto, o error, según se mire, de no tratar al espectador por idiota. Da por sentado que el espectador sabe de lo que se habla, maneja el lenguaje técnico y que no se perderá en la marea oscura de conceptos, ideas, situaciones, lugares, personajes y temas en los que se sumerge al espectador. Y, aunque pudiera parecer un cóctel demasiado difícil de digerir, consigue que, si bien no se comprenden todos los términos, sí se pueda hacer una idea de lo que se trata.

Se trata de una película de acción donde la parte más interesante está en la parte con menos acción de todas, la primera mitad de la propia película, y un epílogo donde reside la mayor carga emotiva. El tercio central, con explosiones, fuegos y toneladas de adrenalina, es mucho más maniquea, pero no por ello menos interesante. Es necesario resumir de aquella manera ese momento del desastre, el cine tiene este lenguaje, al espectador le gusta, y al César lo que es del César, si el espectador lo demanda, hay que dárselo.

Y, siguiendo esta pequeña referencia al último tercio, consigue poner los pelos de punta e indignar a partes iguales. Poner rostro real a los personajes que has estado siguiendo durante casi dos horas, saber que aquello que pasó dejó a sus “responsables” en libertad y que nadie asumió la culpa de todo deja al espectador con una impotencia que no se puede describir, hay que vivirlo desde una sala de cine.

En definitiva, una película que bien merece pagar la entrada para ser vista. Un filme de acción atípico, con un elenco en estado de gracia y una dirección poderosa. Todos estos mimbres para convertirla en una de esas joyas que el cine nos regala y que llegan a nuestras carteleras sin hacer demasiado ruido pero dejando poso.

Lo mejor: No toma al espectador por idiota y el trabajo actoral en conjunto.

Lo peor: La parte de acción es la más floja de toda la película, aunque es imprescindible para tratar la historia.

Ver Post >
‘Dr. Strange’, Marvel arriesga y gana

DR. STRANGE (DOCTOR EXTRAÑO)

Título original: Doctor Strange

Año: 2016

Duración: 115 minutos

País: Estados Unidos

Director: Scott Derrickson

Guion: C. Robert Cargill, Scott Derrickson y Jon Spaihts

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Ben Davis

Reparto: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton, Benjamin Bratt, Michael Stuhlbarg, Scott Adkins, Zara Phythian, Alaa Safi,Katrina Durden, Neve Gachev, Amy Landecker, Dante Briggins, Tony Paul West,Daniel Eghan, Annarie Boor, Jill Buchanan, Pezhmaan Alinia y Stan Lee

Productora: Marvel Studios

Género: Fantástico / Acción / Comedia

Dr. Stephen Strange, cuya vida cambia para siempre luego de un accidente automovilístico que lo deja sin poder mover sus manos. Cuando la medicina tradicional falla, se ve obligado a buscar una cura y esperanzas en un lugar impensado: una comunidad aislada llamada Kamar-Taj. Rápidamente descubre que éste no es sólo un centro de recuperación, sino también la primera línea de una batalla en contra de fuerzas oscuras y ocultas empeñadas en destruir nuestra realidad. En poco tiempo, Strange, armado con sus poderes mágicos recientemente adquiridos, se ve obligado a elegir entre volver a su antigua vida de riqueza y estatus o dejarlo todo, para defender el mundo como el mago más poderoso del planeta. (FilmAffinity)

Al igual que le pasó a Marvel con Guardianes de la Galaxia, arriesgan en la producción de una historia diferente, poco conocida, y ganan. ‘Dr. Strange’ es la enésima película de superhéroes que nos llega estos días, por ese lado nada de originalidad, pero con una presentación muy original y diferente, la cinta de Scott Derrickson se alza como una historia que se sale del tono habitual de Marvel.

Visualmente, ‘Dr Strange’, es una historia apabullante. Un planteamiento de efectos digitales, escenarios y fotografía cuidados al milímetro hacen de esta una cinta inolvidable. Tal vez pueda caer en la repetición de escenas barrocas y sobrecargadas, pero eso no quita para que sea la más elaborada de las películas de Marvel hasta la fecha.

Todo esto, sin embargo, no se acompaña de un guion de 10. Está bien, estamos ante Marvel, y sabemos que hacen películas facilonas, palomiteras y de echar el rato, sí, pero también han demostrado saber hacer guiones elaborados como los de Capitán América: Civil War. Aquí se echa en falta que además de confiarlo todo a una historia potente, haya algo más que pueda convertirla en una película memorable.

En el plano actoral, bien, cubierto y con creces. Tener en el reparto a fieras como Benedict Cumberbatch (El Hobbit), Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud) o Mads Mikkelsen (Casino Royale), es garantía de éxito. Marvel tiene la enorme capacidad de atraer a sus películas a grandes intérpretes que dan cuenta de su calidad actoral aun interpretando a personajes “menores”. Aquí también aparecen Rachel McAdams (Spotlight), Tilda Swinton (El Gran Hotel Budapest) o Stan Lee, con su habitual cameo.

Sin ser lector de los cómics, y sin estar familiarizado con la historia, ‘Dr. Strange’ guarda parecido con otras películas como ‘Iron Man’, ‘Thor’ o ‘Spiderman’. Se nota la mano de sus creadores en una historia que, a pesar de ser típica y previsible, no aburre en ningún momento.

Lo mejor: todo el apartado visual, es una delicia difícil de olvidar.

Lo peor: es muy maniqueo, no aporta nada nuevo y cae en los lugares comunes de siempre.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor