Diario Vasco
img
Categoría: Acción
‘Rogue One: Una historia de Star Wars’, la sensación de que algo falta flota en el ambiente

ROGUE ONE: UNA HISTORIA DE STAR WARS

Título original: Rogue One: A Star Wars Story

Año: 2016

Duración: 133 minutos

País: Estados Unidos

Director: Gareth Edwards

Guion: Chris Weitz y Tony Gilroy

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Greig Fraser

Reparto: Felicity Jones, Diego Luna, Ben Mendelsohn, Donnie Yen, Jiang Wen, Mads Mikkelsen, Forest Whitaker, Alan Tudyk, Riz Ahmed, Jonathan Aris, Jimmy Smits,Alistair Petrie, Genevieve O’Reilly, Valene Kane y Warwick Davis

Productora: The Walt Disney Company / Lucasfilm

Género: Ciencia ficción / Acción / Bélico

El Imperio Galáctico ha terminado de construir el arma más poderosa de todas, la Estrella de la muerte, pero un grupo de rebeldes decide realizar una misión de muy alto riesgo: robar los planos de dicha estación antes de que entre en operaciones, mientras se enfrentan también al poderoso Lord Sith conocido como Darth Vader, discípulo del despiadado Emperador Palpatine. Film ambientado entre los episodios III y IV de Star Wars. (FilmAffinity)

La narrativa de ‘Star Wars’ tiene la peculiaridad de que pasa de contar los episodios 4, 5 y 6  a contar los 1, 2 y 3, para luego traernos la 7 y ahora sacarse de la manga un episodio intermedio entre el 3 y el 4. Todo muy raro, pero bueno, se puede seguir bien. En este episodio 3,5 nos cuentan cómo se robaron los planos que permitieron poder atacar la Estrella de la Muerte en el Episodio IV.

Ante la perspectiva de que se trata de una historia menor en la saga, ‘Rogue One’ no consigue disipar esa sensación en toda la cinta. Parece que algo falta o falla y eso flota en el ambiente durante las más de dos horas de película. Sigue lastrando la narrativa y convirtiendo a la cinta en lo que se esperaba desde un principio, algo que interesa a los fans y poco más.

La factura técnica es impecable, tal vez hasta más cuidada que la de El despertar de la fuerza. Además de ello, se nutre de un mejor grupo de actores que la cinta dirigida por J.J. Abrams, ya que cuenta entre sus actores con verdaderos pesos pesados como Felicity Jones (Un monstruo viene a verme), Mads Mikkelsen (Casino Royale) o Forest Whitaker. Todos ellos conforman, junto a Diego Luna y compañía el reparto de una cinta que tenía la obligación de destacar aun con todo en contra.

¿Pero es que no destaca por nada? Para nada. ‘Rogue One’ tiene la gran virtud de contener dos momentos muy potentes en su cinta. El primero de los momentos, también el segundo, tiene que ver con el personaje de Darth Vader, que apareciendo menos de 10 minutos en toda la película consigue hacerse con el protagonismo absoluto. Ese primer momento al que hacía referencia tiene que ver con un Vader que se muestra por primera vez, en un entorno donde nos queda claro que es el malo malísimo e impone.

Pero si te pensabas que esa primera aparición de Vader imponía, no es menos el segundo. El final, cuando entra en acción, es lo mejor de toda la película. Unos pocos minutos de un Vader en acción, cruel, sanguinario y masacrando todo lo que encuentra por delante. Es el malo que impactó y cautivó en las entregas originales de la saga.

Es en el personaje antagónico principal donde se encuentra la virtud mayor de la película. Respecto a todo lo demás, hablamos de una película que adolece de falta de ritmo, con un inicio totalmente pausado y aburrido y un final más apoteósico pero donde no consigue despertar nunca el interés de entregas previas.

Creo que todos coincidimos en que la existencia de ‘Rogue One’ podría haberse evitado, pero existiendo tampoco molesta. Es una cinta más, mejor que otras de la saga, pero que sigue siendo un capítulo menor en una saga de dimensiones demasiado grandes para esto. La criatura queda reducida por lo grandioso de este universo que creó George Lucas a finales de los años 70. Aun así, tiene la virtud de servir bien de bisagra, es una pieza que encaja bien en el puzzle.

Lo mejor: Darth Vader, un robaescenas en toda regla.

Lo peor: No consigue deshacerse de la sensación constante de que es un episodio menor.

Ver Post >
‘Marea negra’, una pequeña joya para enmarcar

MAREA NEGRA

Título original: Deepwater Horizon

Año: 2016

Duración: 107 minutos

País: Estados Unidos

Director: Peter Berg

Guion: Matthew Sand y Matthew Carnahan

Música: Steve Jablonsky

Fotografía: Enrique Chediak

Reparto: Mark Wahlberg, Kurt Russell, Kate Hudson, John Malkovich, Dylan O’Brien, Gina Rodriguez, Ethan Suplee, Brad Leland, J.D. Evermore, Joe Chrest, Chris Ashworth,Jeremy Sande, Stella Allen, Michael D. Anglin, Ilan Srulovicz, Graham McGinnis,James DuMont, Douglas M. Griffin, David Maldonado

Productora: Summit Entertainment

Género: Acción / Drama

Basado en los eventos sucedidos en el Golfo de México en abril del 2010, cuando un accidente en un oleoducto causó una catástrofe que mató a 11 personas e hirió a otras 16, provocando además una de las catástrofes medioambientales más graves causadas por el hombre. (FilmAffinity)

Las expectativas con las que uno va a ver las películas al cine cuentan mucho para la valoración posterior. En el caso de algunas películas unas expectativas demasiado altas pueden terminar trastocando el resultado final porque la película no consigue alcanzar esas cotas que se esperaban. En cambio, en otras no te esperas gran cosa y te terminas por encontrar una joya oculta. Y, también las hay que no llaman la atención a la primera, pero que no crees que te vayan a desagradar, finalmente se convierten en películas que recomendarás a todos. Como este último caso es ‘Marea Negra’, la última película de Peter Berg.

La cinta narra los eventos ocurridos en el Golfo de México cuando un pozo petrolífero de la empresa BP sufrió un accidente mientras se realizaban labores de mantenimiento y puesta a punto para poder seguir trabajando. Una serie de catastróficas desdichas llevaron a que aquella plataforma saltara por los aires, provocando uno de los mayores desastres naturales jamás vistos. El vertido de crudo al Golfo de México causó un daño imposible de cuantificar, mientras que dejó atrás la vida de 11 personas y miles de animales.

Tratar un tema tan delicado como comprometido tiene el riesgo de que si no lo haces con todo el acierto terminarás por decepcionar a los espectadores, indignar a los protagonistas reales de la catástrofe y provocar risa entre críticos y demás personas relacionadas con la industria. No es el caso, ya que ‘Marea negra’ es, ante todo, un relato lo más próximo posible a la realidad de lo que aquel fatídico día de abril sucedió en las costas del sur de Louisiana.

En gran parte, ese éxito no se debe a un guion demasiado complejo u original, no lo es. Se trata de una película más de desastres si miramos este apartado. Un guion que desprende la grandilocuencia estadounidense en frases elegidas con sumo cuidado y con planos donde se muestra la bandera de los Estados Unidos rodeada de llamas pero aguantando estoicamente la embestida. Lo de siempre.

 

El éxito, ahora sí, se debe al trabajo duro de un reparto realmente en forma. Los principales actores de la cinta, Mark Wahlberg (Ted), Kurt Russell, Kate Hudson, John Malkovich, Dylan O’Brien (El corredor del laberinto) y Gina Rodríguez, se dejan el resto tratando con sumo cuidado y respeto lo que allí pasó e intentando llevar toda la fuerza dramática de una catástrofe así más allá de la pantalla. Lo consiguen. Especialmente brillantes están Wahlberg y O’Brien, actor por el que nuevamente confieso mi debilidad, que bordan sus papeles, eso sí, sin desmerecer a ninguno de los otros.

Con un absoluto convencimiento de que lo que se trata en la cinta merece ser contado, ‘Marea negra’, tiene el acierto, o error, según se mire, de no tratar al espectador por idiota. Da por sentado que el espectador sabe de lo que se habla, maneja el lenguaje técnico y que no se perderá en la marea oscura de conceptos, ideas, situaciones, lugares, personajes y temas en los que se sumerge al espectador. Y, aunque pudiera parecer un cóctel demasiado difícil de digerir, consigue que, si bien no se comprenden todos los términos, sí se pueda hacer una idea de lo que se trata.

Se trata de una película de acción donde la parte más interesante está en la parte con menos acción de todas, la primera mitad de la propia película, y un epílogo donde reside la mayor carga emotiva. El tercio central, con explosiones, fuegos y toneladas de adrenalina, es mucho más maniquea, pero no por ello menos interesante. Es necesario resumir de aquella manera ese momento del desastre, el cine tiene este lenguaje, al espectador le gusta, y al César lo que es del César, si el espectador lo demanda, hay que dárselo.

Y, siguiendo esta pequeña referencia al último tercio, consigue poner los pelos de punta e indignar a partes iguales. Poner rostro real a los personajes que has estado siguiendo durante casi dos horas, saber que aquello que pasó dejó a sus “responsables” en libertad y que nadie asumió la culpa de todo deja al espectador con una impotencia que no se puede describir, hay que vivirlo desde una sala de cine.

En definitiva, una película que bien merece pagar la entrada para ser vista. Un filme de acción atípico, con un elenco en estado de gracia y una dirección poderosa. Todos estos mimbres para convertirla en una de esas joyas que el cine nos regala y que llegan a nuestras carteleras sin hacer demasiado ruido pero dejando poso.

Lo mejor: No toma al espectador por idiota y el trabajo actoral en conjunto.

Lo peor: La parte de acción es la más floja de toda la película, aunque es imprescindible para tratar la historia.

Ver Post >
‘Dr. Strange’, Marvel arriesga y gana

DR. STRANGE (DOCTOR EXTRAÑO)

Título original: Doctor Strange

Año: 2016

Duración: 115 minutos

País: Estados Unidos

Director: Scott Derrickson

Guion: C. Robert Cargill, Scott Derrickson y Jon Spaihts

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Ben Davis

Reparto: Benedict Cumberbatch, Chiwetel Ejiofor, Rachel McAdams, Mads Mikkelsen, Tilda Swinton, Benjamin Bratt, Michael Stuhlbarg, Scott Adkins, Zara Phythian, Alaa Safi,Katrina Durden, Neve Gachev, Amy Landecker, Dante Briggins, Tony Paul West,Daniel Eghan, Annarie Boor, Jill Buchanan, Pezhmaan Alinia y Stan Lee

Productora: Marvel Studios

Género: Fantástico / Acción / Comedia

Dr. Stephen Strange, cuya vida cambia para siempre luego de un accidente automovilístico que lo deja sin poder mover sus manos. Cuando la medicina tradicional falla, se ve obligado a buscar una cura y esperanzas en un lugar impensado: una comunidad aislada llamada Kamar-Taj. Rápidamente descubre que éste no es sólo un centro de recuperación, sino también la primera línea de una batalla en contra de fuerzas oscuras y ocultas empeñadas en destruir nuestra realidad. En poco tiempo, Strange, armado con sus poderes mágicos recientemente adquiridos, se ve obligado a elegir entre volver a su antigua vida de riqueza y estatus o dejarlo todo, para defender el mundo como el mago más poderoso del planeta. (FilmAffinity)

Al igual que le pasó a Marvel con Guardianes de la Galaxia, arriesgan en la producción de una historia diferente, poco conocida, y ganan. ‘Dr. Strange’ es la enésima película de superhéroes que nos llega estos días, por ese lado nada de originalidad, pero con una presentación muy original y diferente, la cinta de Scott Derrickson se alza como una historia que se sale del tono habitual de Marvel.

Visualmente, ‘Dr Strange’, es una historia apabullante. Un planteamiento de efectos digitales, escenarios y fotografía cuidados al milímetro hacen de esta una cinta inolvidable. Tal vez pueda caer en la repetición de escenas barrocas y sobrecargadas, pero eso no quita para que sea la más elaborada de las películas de Marvel hasta la fecha.

Todo esto, sin embargo, no se acompaña de un guion de 10. Está bien, estamos ante Marvel, y sabemos que hacen películas facilonas, palomiteras y de echar el rato, sí, pero también han demostrado saber hacer guiones elaborados como los de Capitán América: Civil War. Aquí se echa en falta que además de confiarlo todo a una historia potente, haya algo más que pueda convertirla en una película memorable.

En el plano actoral, bien, cubierto y con creces. Tener en el reparto a fieras como Benedict Cumberbatch (El Hobbit), Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud) o Mads Mikkelsen (Casino Royale), es garantía de éxito. Marvel tiene la enorme capacidad de atraer a sus películas a grandes intérpretes que dan cuenta de su calidad actoral aun interpretando a personajes “menores”. Aquí también aparecen Rachel McAdams (Spotlight), Tilda Swinton (El Gran Hotel Budapest) o Stan Lee, con su habitual cameo.

Sin ser lector de los cómics, y sin estar familiarizado con la historia, ‘Dr. Strange’ guarda parecido con otras películas como ‘Iron Man’, ‘Thor’ o ‘Spiderman’. Se nota la mano de sus creadores en una historia que, a pesar de ser típica y previsible, no aburre en ningún momento.

Lo mejor: todo el apartado visual, es una delicia difícil de olvidar.

Lo peor: es muy maniqueo, no aporta nada nuevo y cae en los lugares comunes de siempre.

Ver Post >
‘El quinto elemento’, ciencia ficción de culto de los años 90

EL QUINTO ELEMENTO

Título original: The Fifth Element (Le cinquième élément)

Año: 1997

Duración: 127 minutos

País: Francia

Director: Luc Besson

Guion: Luc Besson y Robert Mark Kamen

Música: Eric Serra

Fotografía: Thierry Arbogast

Reparto: Bruce Willis, Gary Oldman, Milla Jovovich, Luke Perry, Ian Holm, Chris Tucker, Brion James, Maïwenn Le Besco, Tommy ‘Tiny’ Lister y Hon Ping Tang

Productora: Gaumont

Género: Ciencia ficción / Acción

En el siglo XXIII, Korben Dallas, un ex agente de las fuerzas especiales que ahora ejerce como taxista, se encuentra atrapado en una lucha en la que tendrá que desafiar a un malvado que quiere destruir la Tierra. Cuando una misteriosa mujer entra en el asiento trasero de su taxi, todo da un giro inesperado. Él es perseguido por el gobierno y por un poderoso magnate reclutado por las fuerzas del Mal. Esta mujer pelirroja que acaba de conocer resultará ser la clave para la salvación de la Tierra, conocida como el quinto elemento. (Sensacine)

El cine de culto tiene la particularidad de que cualquier tipo de película puede convertirse en algo de culto. Hablamos de una calificación, “cine de culto”, que puede valer para ‘El Padrino’, ‘Pulp Fiction’ o ‘Psicosis’, pero también para películas de más dudosa calidad pero que han influido en cierta forma en la sociedad. ‘El quinto elemento’ es algo intermedio entre ambos bandos, se trata de una película referente en el cyberpunk y en el cine de ciencia ficción de los años 90 en Europa, así como una sátira de las películas de ciencia ficción.

La película dirigida por el francés Luc Besson es un divertimento de 2 horas que mezcla con gran maestría el cine de ciencia ficción más ortodoxo con la sátira más mordaz. Humor y ciencia ficción se mezclan tan bien que el espectador a veces duda de si está ante una sátira o una película seria.

Con una estética rompedora, ‘El quinto elemento’, tenía todas consigo para convertirse en el tipo de película que sobrepasa la pantalla y se vuelve un fenómeno “viral”. El trabajo de Gaultier como diseñador del vestuario de la película, hizo de ésta uno de los ejemplos más claros de cine que marca tendencia.

La visión de futuro de Besson, con modelos imposibles, ciudades en el aire y con mucho poder de marketing es atractiva y amable. Dista del futuro sombrío de ‘Blade Runner’ o del, tan de moda, futuro post-apocalíptico de películas más recientes como Los juegos del hambre o El corredor del laberinto. En este futuro apetece vivir, aunque también se muestra un lado oscuro que aventura una involución de la humanidad.

Bruce Willis (Jungla de cristal) se echa la película a la espalda y soporta bien el papel de protagonista. Su papel como héroe de acción de moda en la época y su consistencia hacen que su participación sea convincente. Lo mismo ocurre con su compañera de reparto, Milla Jovovich (Chaplin), en el papel de Leeloo. En la cinta también vemos a Ian Holm (El Hobbit), en el papel de sacerdote, y al ídolo de adolescentes del momento, Luke Perry, en un brevísimo papel. En el papel de villano tenemos a Gary Oldman, siempre en forma. Se echa de menos que su papel sea más serio, pero incluso en un rol más cómico se desenvuelve bien Oldman. También está Chris Tucker en un insoportable papel.

Puede que ‘El quinto elemento’ no sea una película con unos efectos especiales de vértigo, ni los necesita. Es tan potente en su desarrollo y en su magnetismo estético que es de por sí grande. Exponente del cine de ciencia ficción de los años 90 en Europa, se convirtió en la película más cara jamás hecha en el cine europeo, 90 millones de dólares. Con 264 millones de dólares de recaudación fue, hasta 2011, la película francesa más taquillera de la historia, hasta que Intocable le arrebató ese honor.

Lo mejor: es capaz de tomarse igualmente en serio como en broma.

Lo peor: el personaje de Chris Tucker es insoportable.

Ver Post >
‘Star Trek: Más allá’, la mejor de la nueva trilogía

STAR TREK: MÁS ALLÁ

Título original: Star Trek Beyond

Año: 2016

Duración: 120 minutos

País: Estados Unidos

Director: Justin Lin

Guion: Simon Pegg, Doug Jung, Roberto Orci, John D. Payne y Patrick McKay

Música: Michael Giacchino

Fotografía: Stephen F. Windon

Reparto: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Karl Urban, Simon Pegg, Anton Yelchin,John Cho, Idris Elba, Sofia Boutella, Joseph Gatt, Deep Roy, Lydia Wilson, Joe Taslim, Adam DiMarco, Ashley Edner, Christian Sloan y Jodi Haynes

Productora: Paramount Pictures

Género: Ciencia ficción / Aventuras / Acción

Puedes leer también sobreStar Trek y Star Trek: En la oscuridad

El USS Enterprise, la nave insignia de la Flota Estelar liderada por el capitán James T. Kirk, vuelve a surcar el universo para asegurarse de la protección de la Tierra y del resto de planetas aliados. Pero la tranquilidad durará poco y el peligro acecha.

La primera etapa de su misión les llevará a un territorio desconocido, y su travesía de vigilancia pronto se convertirá en una carrera por la supervivencia espacial cuando se enfrenten a un nuevo y fiero enemigo, Krall, una especie alienígena avanzada. Para frenar sus siniestros planes, Kirk deberá reunir a su equipo y usar todo sus recursos para resolver los desafíos a los que se enfrentarán. A la vez que intentan encontrar el modo de volver a la Tierra, su misión será proteger el futuro de la raza humana y preservar la armonía entre especies. (FilmAffinity)

Sin gustarme las dos primeras entregas de esta nueva etapa de Star Trek he aprovechado el miércoles de cine para acercarme a ver la tercera entrega. El día lo he elegido por si no me gusta la cinta, para que me duela menos el bolsillo. Bueno, pues me he encontrado con la mejor de las 3 nuevas películas de la saga espacial.

La tercera parte de la historia pierde a J.J. Abrams (Star Wars. Episodio VII: El despertar de la fuerza) y construye una historia similar a las anteriores, pero mucho más simple. Fuera elementos que distraigan, aquí todo va al grano. Una historia con un desarrollo muy sencillo, un planteamiento básico y una conclusión esperable. Pero así, facilitando el desarrollo de la película, consigue mejorar algo lo que en las anteriores partes llegaba a ser muy pesado, desarrollar demasiadas tramas secundarias que aportaban poco o nada al conjunto.

En el plano actoral se suma Idris Elba (Vengadores: la era de Ultrón) como el villano. Ni impone, ni genera miedo. Una pena, porque, de nuevo, tienen entre sus manos a un actor de nivel, y lo desaprovechan en un personaje poco profundo. Le falta desarrollo e intensidad. Sofia Boutella (Kingsman. Servicio secreto) funciona muy bien como nueva heroína, siento no decir el nombre de su personaje, no me acuerdo.

Entre los veteranos de la saga, todos mejoran el trabajo anterior. Tal vez sea el personaje de Zoe Saldana (Guardianes de la galaxia) la que tenga menos oportunidad de desarrollarse, también es la que cuenta con menos minutos en pantalla. Se agradece que los personajes interpretados por John Cho y, el recientemente fallecido, Anton Yelchin cuenten con más minutos.

En general, una película entretenida. De nuevo peca de ser un filme muy para fans de la saga y poco accesible para los que no lo somos. Buen planteamiento y sustancial mejora respecto a las anteriores partes. Espectacular en el apartado visual, todo un espectáculo digno de ver.

Lo mejor: Se complican mucho menos que en anteriores entregas en todo y siguen dándolo todo con los efectos especiales.

Lo peor: Siguen sin dar con un villano a la altura y sin convencer a los no fans.

Ver Post >
‘Star Trek: En la oscuridad’, mucho ruido y pocas nueces

STAR TREK: EN LA OSCURIDAD

Título original: Star Trek Into Darkness

Año: 2013

Duración: 132 minutos

País: Estados Unidos

Director: J.J. Abrams

Guion: Alex Kurtzman, Damon Lindelof y Roberto Orci

Música: Michael Guacchino

Fotografía: Daniel Mindel

Reparto: Chris Pine, Zachary Quinto, Zoe Saldana, Benedict Cumberbatch, Karl Urban, Simon Pegg, John Cho, Anton Yelchin, Alice Eve, Bruce Greenwood, Peter Weller, Noel Clarke, Leonard Nimoy, Nazneen Contractor, Christopher Doohan, Amanda Foreman, Jonathan Dixon, Aisha Hinds, Joseph Gatt, Deep Roy, Nolan North, Anjini Taneja Azhar, Sean Blakemore, Heather Langenkamp, Jay Scully y Nick Tarabay

Productora: Bad Robot / Paramount Pictures

Género: Ciencia Ficción / Aventuras / Acción

Puedes leer también sobre ’Star Trek y Star Trek: Más Allá

La tripulación de la nave Enterprise recibe la orden de regresar a la Tierra para enfrentarse a un terrorífico grupo que, desde dentro, ha perpetrado un ataque contra la cúpula de la Federación, sumiéndola en una profunda crisis. Para solucionar el problema, además de un asunto personal, el capitán Kirk encabeza una incursión a un planeta en guerra para capturar a un hombre que es un arma de destrucción masiva. A medida que nuestros héroes se van sumergiendo en una épica partida de ajedrez a vida o muerte, la lealtad se verá puesta a prueba, las amistades se romperán, y habrá que hacer ciertos sacrificios por la única familia que le queda a Kirk: su tripulación. (FilmAffinity)

Si la primera parte del Star Trek de J.J. Abrams era buena como película de acción, pero mala como película en sí misma, esta segunda parte no mejora mucho el conjunto. Interesante como película de acción, pero 0 interés por los personajes y el propio desarrollo de la cinta.

El trío protagonista (Chris Pine, Zachary Quinto y Zoe Saldana) queda algo desdibujado en un conjunto donde ahora sobresale la nueva incorporación, Benedict Cumberbatch (El Hobbit). El actor, al que también vimos en 12 años de esclavitud, hace un buen papel como villano. Mejor el trabajo realizado por Eric Bana en la primera entrega y lo dota de más seriedad.

Mucho ruido y pocas nueces. Y no es que sea enemigo de esta saga, en verdad, la he descubierto hace nada como espectador, pero es que no tiene el mismo halo ni la magia que desprende Star Wars. Ni los personajes son tan carismáticos, ni la historia es tan interesante, ni el desarrollo importa tanto…

Es una película más de ciencia ficción, disfrutable por sus amantes, olvidable para el resto de los mortales. Y así, sin pena ni gloria, pasa ‘Star Trek: En la oscuridad’. Siendo una película correcta, sin grandes errores, con más que dignos actores (todos desaprovechados) y con unos efectos visuales muy interesantes.

Pero hay un problema principal, hemos podido ver mil películas iguales, y si bien es algo que ocurre demasiado habitualmente en el Hollywood actual, al menos hay películas que aportan algo diferente, ésta no.

Lo mejor: los efectos visuales.

Lo peor: nada y todo al mismo tiempo.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor