Diario Vasco
img
Categoría: Biográfico
‘The Imitation Game’, homenaje a Alan Turing

THE IMITATION GAME (DESCIFRANDO ENIGMA)

Título original: The Imitation Game

Año: 2014

Duración: 114 minutos

País: Reino Unido

Director: Morten Tyldum

Guion: Graham Moore (basado en el libro de Andrew Hodges)

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Óscar Faura

Reparto: Benedict Cumberbatch, Keira Knightley, Mark Strong, Charles Dance, Matthew Goode, Matthew Beard, Allen Leech, Tuppence Middleton, Rory Kinnear, Tom Goodman-Hill, Hannah Flynn, Steven Waddington, Alex Lawther, Jack Bannon,James Northcote, Ancuta Breaban y Victoria Wicks

Productora: The Weinstein Company / Black Bear Pictures / Ampersand Pictures

Género: Thriller / Drama / Biográfico

Biopic sobre el matemático británico Alan Turing, famoso por haber descifrado los códigos secretos nazis contenidos en la máquina Enigma, lo cual determinó el devenir de la II Guerra Mundial (1939-1945) en favor de los Aliados. Lejos de ser admirado como un héroe, Turing fue acusado y juzgado por su condición de homosexual en 1952. (FilmAffinity)

Al frente de este filme biográfico se pone el británico Benedict Cumberbatch (‘El Hobbit. La desolación de Smaug’). El actor, conocido por la serie ‘Sherlock’, cautiva con su solemne representación del matemático Alan Turing. Cumberbatch está convincente en el papel que le ha abierto las puertas de Hollywood.

Acompañan a Cumberbatch los británicos Matthew Goode (‘Watchmen’), como el jugador de ajedrez Hugh Alexander; Charles Dance (‘Drácula. La leyenda jamás contada’), como el comandante Alastair Denniston; Allen Leech (‘Downton Abbey’), como John Cairncross, y Mark Strong (‘Kingsman. Servicio secreto’), en el papel de Stewart Menzies. El rol femenino recae en Keira Knightley (‘Piratas del Caribe’), que interpreta a Joan Clarke.

El noruego Morten Tyldum (Passengers) firma la cinta. Su trabajo le hizo vencedor del premio al mejor director en los Hollywood Film Awards. Su nombre, hasta hace poco desconocido en Hollywood, puede comenzar a hacerse un sitio con películas como esta y su futuro trabajo, adaptar la novela ‘Mundo espejo’ de William Gibson.

La cinta nos presenta a una figura poco valorada por la historia. Un hombre que inventó una máquina que sirvió para salvar millones de vidas y terminar con la II Guerra Mundial, además de ser la base para los actuales ordenadores. El filme no profundiza demasiado en el desgraciado final que vivió Turing, condenado por ser homosexual, quedando en el olvido y sin tener el reconocimiento que merecía.

Tyldum nos trae una película con saltos en el tiempo entre los sucesos ocurridos durante la II Guerra Mundial y aquellos que tuvieron lugar al final de la vida de Turing. El mayor error de la película es pasar por alto la orientación sexual de Turing, otorgando demasiado protagonismo a su relación con Joan Clarke.

Lo mejor: la actuación de Benedict Cumberbatch.

Lo peor: obviar la vida privada de Alan Turing.

Ver Post >
‘Jackie’, una visión diferente de la primera dama más famosa

JACKIE

Título original: Jackie

Año: 2016

Duración: 95 minutos

País: Estados Unidos

Director: Pablo Larraín

Guion: Noah Oppenheim

Música: Mica Levi

Fotografía: Stéphane Fontaine

Reparto: Natalie Portman, Peter Sarsgaard, Billy Crudup, John Hurt, Greta Gerwig, John Carroll Lynch, Richard E. Grant, Max Casella, Beth Grant, Caspar Phillipson, Julie Judd, Sara Verhagen, Sunnie Pelant, Hélène Kuhn, Deborah Findlay y Corey Johnson

Productora: LD Entertainment

Género: Drama / Biográfico

Película sobre la ex primera dama estadounidense Jacqueline Kennedy, centrada en los días inmediatamente posteriores al asesinato de JFK, en Dallas, el 22 de noviembre del año 1963. (FilmAffinity)

En un momento donde la política estadounidense nos interesa tanto por un hombre llamado Donald Trump, la llegada de ‘Jackie’ a la cartelera a finales de febrero puede llamarse como poner una pica en Flandes. La película no pudo haber llegado en un momento más oportuno, casi todo lo contrario a este post, que de seguir la tónica habitual tendría que haberse publicado justo después de su estreno, pero entre los Óscars, otros estrenos intermedios y alguna que otra promesa de película a comentar, ha ido relegándose hasta casi un mes después.

A pesar de esta demora, ‘Jackie’ merece un análisis pormenorizado que aquí viene, porque una película biográfica donde se analiza una de las figuras públicas femeninas más importantes de la historia merece su análisis exhaustivo. Y es que es imposible negar la influencia que Jacqeline Bouvier Kennedy ejerció como primera dama, como referente de la moda y como la imagen de la mujer estadounidense durante tantos años. Su turbulenta vida social al lado de John Fitzgerald Kennedy o al lado de Aristóteles Onassis la convirtieron también en una figura de primer nivel para la prensa rosa.

Así y todo, en ‘Jackie’ se nos muestra la figura de la primera dama en las horas previas y, sobre todo, posteriores al atentado en Dallas donde JFK perdió la vida. Se nos presenta a una mujer luchadora, superada por las circunstancias y decidida que no quiso quedarse en un segundo plano. Esas horas hicieron de Jackie la mujer de los Estados Unidos, y marcó una senda incuestionable para futuras primeras damas que no siempre han sabido llenar con acierto sus sucesoras.

El gran fuerte de ‘Jackie’ es la actuación de su protagonista, Natalie Portman, que hace suyo el papel y da el resto con el personaje de Jacqueline Kennedy. Consigue, probablemente, la mejor actuación de su carrera, muy por encima de Cisne Negro y alejada ya de sus dudosos papeles del inicio de su carrera. La actriz se reivindica como intérprete con su mejor papel hasta la fecha, un personaje que mima y que dota de un nuevo nivel.

La cinta tiene además la gran virtud de no liar al espectador, y mira que podría ser fácil por estar narrado con saltos temporales constantes. Una narración inteligente, fácil de seguir, con suficiente épica y emoción, aunque con cierta frialdad. Se tiene que poner realmente duro en el momento del atentado en Dallas para provocar un pequeño sobresalto en el espectador, pero en ningún otro momento se crea un nudo en el estómago.

La cinta es también el último trabajo del gran Jon Hurt, recientemente fallecido. DEP

Lo mejor: la interpretación de Natalie Portman.

Lo peor: le falta emoción.

Ver Post >
‘Tasio’, la vida de un hombre rural, sencillo y honesto

TASIO

Título original: Tasio

Año: 1984

Duración: 95 minutos

País: España

Director: Montxo Armendáriz

Guion: Montxo Armendáriz y Marisa Ibarra

Música: Ángel Illarramendi

Fotografía: José Luis Alcaine

Reparto: Patxi Bisquert, Amaia Lasa, Isidro José Lozano, Nacho Martínez, José María Asín y Paco Sagarzazu

Productora: Elías Querejeta P.C.

Género: Drama | Biográfico

Tasio trabaja como carbonero desde los catorce años en un pequeño pueblo navarro de la sierra de Urbasa. La vida cambia, pero el monte permanece siempre igual: abrupto y hermoso. Es el escenario de sus juegos infantiles, pero es también el lugar donde encuentra el sustento para su familia. Cuando se hace adulto, al carbón añadirá la caza furtiva. A pesar de que es la época del éxodo rural, de la emigración a las ciudades en busca de un futuro mejor, Tasio prefiere quedarse y vivir en el monte, en la más absoluta soledad, con tal de salvaguardar su libertad. Película basada en la vida real de Anastasio Otxoa Ruiz. (FilmAffinity)

Hay películas que no necesitan un argumento complejo, ni enrevesado, basta una premisa sencilla y una historia que contar. Es así como se construyen filmes como ‘Tasio’, debut tras las cámaras de Montxo Armendáriz. Dicen los que conocen mejor su filmografía que esta es su mejor película, como yo no he ahondado en su trabajo tendré que creerles.

‘Tasio’ es casi un documental de un modo de vida rural en decadencia que cada vez se da menos en el País Vasco y en Navarra. Un tipo de vida donde algunos aguantan estoicamente sin sucumbir al modo de vida urbano. Un modo de vida que implica vivir con lo mínimo, realizando un esfuerzo en ocasiones exagerado para el beneficio que se saca y una forma de vivir austera y sacrificada.

El filme consigue transmitir ese aire decadente y triste de la vida en la montaña. Su personaje principal, Tasio, que da nombre a la película, es ese hombre que por nada quiere dejar atrás la vida que ha mamado desde pequeño. Esa vida rural donde tiene que trabajar el carbón, donde tiene que cazar lo que quiere comer y donde se las busca y encuentra para sobrevivir a diario. Tasio quiere ganarse la vida por sí mismo, sin depender de nadie, en una lucha contra la rueda de la realidad social donde ya pocos hombres como él quedan.

Desde el punto de vista urbano, ‘Tasio’ narra un modo de vida incomprensible, máxime si a lo largo de la película se le presentan varias oportunidades de irse de las montañas navarras a Vitoria a trabajar en la construcción o en una cooperativa. Tiene la virtud de adentrarnos en la fría y dura realidad de la vida en el campo mediante un personaje honesto y sencillo.

Pero, en el fondo ‘Tasio’ es una historia de amor, y me voy a explicar. Puede que haya espectadores de la película que no vean un componente emotivo y emocional potente entre los personajes, que la relación entre Tasio y su mujer, o Tasio y su hija, es excesivamente fría. Puede que tengan razón, pero es por simple desconocimiento de cómo es este entorno. Hablamos de un hombre curtido en el campo, un hombre que ha vivido por y para el trabajo y que no entiende las emociones de forma descarnada, sino de gestos pequeños.

El personaje de Tasio quiere tanto a los suyos que se ve de forma más clara en la escena que cierra la película. Ahí, entre la tristeza y decepción de una hija que decide llevar un camino diferente al de su padre, y un padre que le devuelve una sonrisa y le da su bendición a su hija mientras le dice que lo suyo es el campo y del pueblo no va a salir, se esconde el verdadero sentimiento de la cinta. Un amor desmedido e incondicional hacia una forma de vida que tiene los días contados.

‘Tasio’ es, probablemente, uno de los más fieles reflejos del entorno rural vasco que se hayan llevado al cine. Película parca en palabras pero intensa en sus imágenes. Un escenario cuidadosamente elegido, un elenco que se mimetiza con el entorno y un argumento que no necesita de florituras para brillar.

Lo mejor: Funciona como un perfecto documental de un tipo de vida y de hombres con los días contados.

Lo peor: La banda sonora podría haber estado mejor cuidada.

Ver Post >
‘El último emperador’, irregular biopic sobre Pu Yi

EL ÚLTIMO EMPERADOR

Título original: The Last Emperor

Año: 1987

Duración: 156 minutos

País: Reino Unido

Director: Bernardo Bertolucci

Guion: Mark Peploe y Bernardo Bertolucci

Música: Ryuichi Sakamoto, David Byrne y Cong Su

Fotografía: Vittorio Storaro

Reparto: John Lone, Peter O’Toole, Joan Chen, Ying Ruocheng, Victor Wong, Dennis Dun,Ryuichi Sakamoto y Cary-Hiroyuki Tagawa

Productora: Columbia Pictures

Género: Biográfico / Drama

Pekín, 1908. China se encuentra en plena decadencia. Pu Yi, un niño de tres años, es arrancado de los brazos de su madre, en medio de la noche, y conducido hasta la Ciudad Prohibida, donde es coronado emperador, pero tendrá que vivir recluido dentro de este recinto inaccesible. (FilmAffinity)

El hecho de haber sido la primera película en ser rodada en la Ciudad Prohibida de Pekín ya es razón para marcar esta película con letras doradas. Además, la vida del último emperador chino, Pu Yi, parece, a simple vista, motivo suficiente como para encontrarnos ante una gran historia cinematográfica.

Fue coronado a los 3 años. Vivió durante casi dos décadas prisionero en la Ciudad Prohibida donde ejercía de emperador de forma interna, aunque China llevara tiempo siendo una república. Fue expulsado y después nombrado emperador títere de Manchuria, durante la ocupación japonesa. Hasta que finalmente fue aprisionado y llegó a terminar sus días trabajando de jardinero.

¿Interesante, verdad? Pues bien, ‘El último emperador’ narra todo eso pero con un ritmo tan irregular que hay partes muy interesantes y otras donde la sensación de que falta algo se apodera de todo. Las escenas de prisión, la apertura y las escenas en la Ciudad Prohibida son magnéticas. En cambio, toda la parte de Manchuria no genera la misma sensación de plenitud.

La potente escenografía, una banda sonora perfectamente cuidada y el detalle en cada plano hacen de la cinta de Bertolucci todo un deleite. Las grandes escenas con la enorme cantidad de extras que manejaron durante el rodaje convierten a la película en algo especial. Las actuaciones son buenas, aunque no lo mejor de la película. A destacar el trabajo del mítico ‘Lawrence de Arabia’, Peter O’Toole.

Si bien, visualmente es potente, pierde en mantener la atención. Una película de casi 3 horas debe ser capaz de mantener el nivel de atención en todo momento. Una historia de las dimensiones colosales de ésta debe ser apasionante de principio a fin. Tanto es así que la propia historia ya da pie a crear una película épica, película que finalmente no es así.

La película fue una coproducción entre China, con colaboración del gobierno comunista del país, que se volcó en la película; Italia; Reino Unido, y Francia. Una película de dimensiones colosales, y que es la cumbre del cine de Bertolucci.

Con todo esto, el filme logró llevarse 9 Óscars, incluyendo el de Mejor película, 3 BAFTA, 4 Globos de oro, 9 David di Donatello, e innumerables premios más. Y, aunque no sea la mejor película posible, merece mucho la pena conocer la historia de este emperador de intensa vida.

Lo mejor: decorado, escenografía y banda sonora.

Lo peor: podría haber dado mucho más de sí.


Ver Post >
‘Joy’, Jennifer Lawrence salva una película poco eficaz

JOY

Título original: Joy

Año: 2015

Duración: 124 minutos

País: Estados Unidos

Director: David O. Russell

Guion: David O. Russell y Annie Mumolo

Música: David Campbell y West Dylan Thordson

Fotografía: Linus Sandgren

Reparto: Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Bradley Cooper, Isabella Rossellini, Diane Ladd,Édgar Ramírez, Virginia Madsen, Elisabeth Röhm, Dascha Polanco, Jimmy Jean-Louis, Madison Wolfe, Erica McDermott, Isabella Crovetti-Cramp, Arthur Hiou y Damien Di Paola

Productora: 20th Century Fox

Género: Comedia / Drama / Biográfico

Joy Mangano, una humilde trabajadora de Long Island, acabó convirtiéndose en una popular inventora de productos del hogar y también en uno de los rostros más conocidos de la teletienda americana. (FilmAffinity)

Tercera colaboración entre Jennifer Lawrence, Bradley Cooper, Robert de Niro y David O.Russell, un cuarteto que parece ya destinado a estar unido. En el caso de Cooper y Lawrence, también filmaron juntos ‘Serena’, además de las tres películas con O. Russell, ‘El lado bueno de las cosas’, ‘La gran estafa americana’ y ‘Joy’, aunque esta vez no mantienen una relación en la pantalla.

‘Joy’ es una cinta bienintencionada, bien rodada y bien actuada, punto, no aporta absolutamente nada más. Se consume con facilidad, pero cuando termines de ver la película difícilmente hablarás de ella o la incluirás entre tus películas favoritas. Es de esas películas que pasan sin pena ni gloria por la vida de una persona, ni molesta ni impacta.

La mayor fortaleza de ‘Joy’ recae en el reparto. Robert De Niro, demasiado lejos del De Niro de los 70 y 80, está menos forzado que en sus últimas películas, lo que es de agradecer. Bradley Cooper, sigue siendo un buen actor, no brillante, pero de los que cumplen con su trabajo y no decepciona.

Pero está en Jennifer Lawrence el verdadero potencial de ‘Joy’. La musa de David O. Russell ha crecido como actriz en cada una de las películas que ha rodado, y su presencia en una cinta ya es un aliciente para ir a verla. Lawrence, quizá soy demasiado atrevido, va camino de ser la nueva Meryl Streep.

En ‘Joy’ verás una historia bonita, combinando el drama y la comedia. Estéticamente no supone un logro demasiado grande, la banda sonora tampoco es destacable y la dirección es buena, pero sin más. Una película de aprobado, no tiene nada excesivamente malo, pero tampoco destaca por nada.

Lo mejor: Jennifer Lawrence.

Lo peor: nada, pero sin generar filias y fobias es complicado llegar a ser una gran película.

Ver Post >
‘La chica danesa’, edulcorada, aunque necesaria

LA CHICA DANESA

Título original: The Danish Girl

Año: 2015

Duración: 120 minutos

País: Reino Unido

Director: Tom Hooper

Guion: Lucinda Coxon

Música: Alexandre Desplat

Fotografía: Danny Cohen

Reparto: Eddie Redmayne, Alicia Vikander, Matthias Schoenaerts, Amber Heard, Ben Whishaw, Sebastian Koch, Victoria Emslie, Adrian Schiller, Richard Dixon, Paul Kerry, Helen Evans, Michael Gade Thomsen y Alicia Woodhouse

Productora: Focus Features

Género: Drama / Romántico / Biográfico

Drama basado en la verdadera historia de una pareja de artistas daneses, Einar y Gerda Wegener. La vida de este matrimonio dio un giro cuando Einar sustituyó a la modelo femenina que su mujer, Gerda, tenía que pintar. Cuando los retratos resultan ser un éxito, ella anima a su marido a adoptar una apariencia femenina. Lo que comenzó como un juego llevó a Einar a una metamorfosis que puso en riesgo el amor de su esposa. (FilmAffinity)

Eddie Redmayne (‘La teoría del todo’) se mete en la piel de Lili Elbe, la primera persona que se sometió a una operación de reasignación de sexo. El actor británico construye un personaje frágil e inseguro. Trata con dulzura y delicadeza un papel muy arriesgado y que podría haber salido muy mal, pero del que sale airoso. Está nominado por segundo año consecutivo al Óscar al Mejor Actor, aunque esta vez no será el premiado.

Frente a Redmayne encontramos a Alicia Vikander, actriz sueca que participó en ‘Anna Karenina’ o ‘El séptimo hijo’. Vikander está más convincente que Redmayne, consigue escenificar mejor el proceso que sufre el personaje de Redmayne que el propio Redmayne. La evolución del personaje de Vikander es menos brusca, y en esos matices que aporta al devenir de su personaje, reside su éxito.

El potencial de ‘La chica danesa’ recae en narrar una historia poco habitual en el cine comercial, y que cuando se ha narrado se ha hecho desde la mofa, la burla y la falta de respeto. Todavía en el siglo XXI la homosexualidad, la transexualidad, y cualquier tema que se salga de los cánones “habituales” es motivo de escándalo, o incluso censura (como en el caso de Kuwait, Emiratos Árabes Unidos o Qatar con esta película), y es este el éxito de ‘La chica danesa’, llevar esta biografía al cine estándar. Se demuestra este choque que supone para muchos espectadores esta temática en que muchos se toman a risa la película, afortunadamente he visto la película en una sesión donde no había ningún ejemplar de esta clase de gente anclada en otra época.

El cine independiente tolera mejor estas temáticas, ejemplo de ello es ‘Laurence Anyways’ de Xavier Dolan (Yo maté a mi madre), película con la que guarda similitudes ‘La chica danesa’, pero aquella es mucho menos edulcorada que esta. La diferencia entre el filme de Dolan y el de Tom Hooper es que el primero no maquilla la situación y la dibuja de tal manera para que sea apta para un público masivo. El canadiense ofrece al espectador una película desgarradora, llena de verdad, mientras que ‘La chica danesa’ queda en una especie de cuento de hadas en la Europa de los años 20 y 30.

No niego la necesidad de contar este tipo de historias, pero es importante hacerlo mejor. Otro error en el que cae ‘La chica danesa’ es en el ritmo, muy mal llevado. El inicio resulta muy bonito, pero largo, mientras que el desarrollo se antoja excesivamente pausado, y el final, como no podía ser de otra manera, atropellado. Como ya he comentado, el personaje de Redmayne, la chica protagonista, sufre un cambio drástico, pasando a vivir en esa confusión propia de la situación que vive en cuestión de unos pocos minutos.

Pero no todo es malo en ‘La chica danesa’, ni mucho menos. La actuación del reparto, en todo su conjunto, es más que destacable. Del mismo modo, el tratamiento respetuoso de la realidad transgénero y la muestra de la visión científica sobre esta realidad, hace menos de 100 años, hace mucho menos todavía seguían igual, son dos de los grandes aciertos del filme.

‘La chica danesa’ te gustará si vas al cine con la mente abierta, si dejas los prejuicios en casa y estás dispuesto a visionar una historia que resulta incómoda a ratos. El inevitable tamiz edulcorado por el que pasa la película, de algún modo tiene que ser aceptable para Hollywood, tampoco es apto para todos los públicos, todo muy rosa, muy de pitiminí; prefiero la crudeza del cine independiente con estas temáticas. Finalmente, la fotografía es otro punto a favor de la cinta.

Lo mejor: actuaciones y aproximación para las masas de una temática muy poco tratada, y menos desde el respeto.

Lo peor: excesivamente edulcorada, muy de cuento de hadas.

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor