Diario Vasco
img
Categoría: Comedia
‘Piratas del Caribe: En el fin del mundo’, los errores de la segunda crecen

PIRATAS DEL CARIBE: EN EL FIN DEL MUNDO

Título original: Pirates of the Caribbean: At World’s End

Año: 2007

Duración: 168 minutos

País: Estados Unidos

Director: Gore Verbinski

Guion: Ted Elliott y Terry Rossio

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Dariusz Wolski

Reparto: Johnny Depp, Keira Knightley, Geoffrey Rush, Orlando Bloom, Bill Nighy,Kevin McNally, Chow Yun-Fat, Mackenzie Crook, Lee Arenberg, Naomie Harris,Tom Hollander, Stellan Skarsgård, Reggie Lee, Jack Davenport, David Schofield,Jonathan Pryce, Keith Richards, David Bailie y Martin Klebba

Productora: Walt Disney

Género: Acción / Aventuras / Fantástico / Comedia

Siguiendo la estela de lo sucedido en “Piratas del Caribe: el cofre del hombre muerto”, nuestros héroes, Will Turner y Elizabeth Swann, se han aliado con el capitán Barbossa para buscar y liberar al capitán Jack Sparrow del poder de Davy Jones. Mientras el Holandés Errante y la Compañía de las Indias Orientales causan estragos a lo largo de los Siete Mares, Will y Elizabeth navegan hacia Singapur, donde deben enfrentarse al astuto pirata chino Sao Feng. Ahora, en los mismísimos confines de la tierra, todos ellos deben elegir un bando en la batalla final, ya que no sólo sus vidas y fortunas, sino también el futuro de la piratería clásica, pende de un hilo… (FilmAffinity)

Si la segunda parte de ‘Piratas del Caribe’ pecaba de excesiva, esta tercera entrega ahonda en esos errores. Al público le gustó más la sencillez de la primera parte, que en la segunda se vio relegada por un festival de fuegos artificiales que poco o nada aportaban a la historia. Nos encontramos ahora con una tercera pieza del puzzle que une lo que las dos anteriores y “cierra” el círculo.

Nuevamente, Johnny Depp se lleva todos los focos de atención. Su papel, aunque ya no sorprende, sigue siendo de lo más interesante de una función donde sobran personajes. Aunque en este exceso de personajes, hay que mentar a Keith Richards, guitarrista de The Rolling Stones, que hace un brevísimo cameo como padre de Johnny Depp, de lo más interesante de la cinta.

Aquí el exceso se traspasa a los escenarios también. No tendremos un planteamiento de lugares grandes pero recogidos como en la segunda parte, no, aquí tendremos huracanes, tsunamis y hasta un torbellino en mar abierto que se va a tragar a todos. Pero, en ningún momento logra que nos impliquemos en la historia como sí ocurría en ‘La maldición de la Perla Negra’.

‘En el fin del mundo’ nos demuestra, definitivamente, que la saga de ‘Piratas del Caribe’ va lentamente a peor con el paso de las secuelas. Si bien es cierto que ninguna es del todo mala, se nota que la frescura se va perdiendo al paso de las películas. Los personajes no son tan interesantes como en la primera, las tramas se hacen más cuesta arriba y la resolución no es tan redonda. Una pena.

Lo mejor: Sí, de nuevo, Johnny Depp.

Lo peor: Repite y agranda los errores de ‘El cofre del hombre muerto’

Ver Post >
‘Piratas del Caribe: El cofre del hombre muerto’, peca de larga, pero sigue entreteniendo

PIRATAS DEL CARIBE: EL COFRE DEL HOMBRE MUERTO

Título original: Pirates of the Caribbean: Dead Man’s Chest

Año: 2006

Duración: 151 minutos

País: Estados Unidos

Director: Gore Verbinski

Guion: Ted Elliott y Terry Rossio

Música: Hans Zimmer

Fotografía: Dariusz Wolski

Reparto: Johnny Depp, Orlando Bloom, Keira Knightley, Bill Nighy, Kevin McNally,Jack Davenport, Stellan Skarsgård, Lee Arenberg, Mackenzie Crook, Tom Hollander,Naomie Harris, Jonathan Pryce, David Schofield, Martin Klebba, Alex Norton y David Bailie

Productora: Walt Disney Pictures

Género: Aventuras / Fantástico / Acción / Comedia

Will Turner y Elizabeth Swann se van a casar, pero ambos son hechos prisioneros por Lord Cutler Beckett y acusados de haber liberado al capitán Jack Sparrow. Para salvar su vida Will tendrá que encontrar a Jack y conseguir su misteriosa brújula, que esconde un gran poder además de la clave de una deuda de sangre del pirata con un temible y siniestro Davy Jones, el legendario capitán del barco fantasma El Holandés Errante. (FilmAffinity)

Tras una primera entrega que podría calificarse de brillante, era imposible que Disney dejara pasar el filón que se le vino con Piratas del Caribe, así que rápidamente se pusieron manos a la obra en una secuela que recaudó todavía más. De nuevo con Johnny Depp al frente, la película buscará repetir los elementos de la primera, eso sí, expandiendo el universo que cuidadosamente creó Verbinski.

En esta etapa, Keira Knightley y Orlando Bloom se integran completamente entre los piratas. Este elemento permite que la historia vire hacia la búsqueda del padre de Will (Bloom), lo que traerá consigo la aparición del enemigo principal de esta y la siguiente entrega, estrenadas en el breve lapso de tiempo de un año, Davy Jones (Bill Nighy).

Hay que decir que la frescura de la primera parte aquí no se recupera, sigue siendo muy entretenida, pero le falta la chista y el elemento sorpresa de ‘La maldición de la Perla Negra’. Gana, eso sí, en escenarios, en grandilocuencia y en situaciones disparatadas, especialmente la parte de la jungla.

Pero si en la primera parte el ritmo era crucial, aquí la pesadez se nota en gran parte del metraje. No termina nunca de despegar, y hasta la parte final no llega esa sensación de estar ante un crescendo, me permito la licencia musical, realmente bueno. Una auténtica lástima que, no obstante, no impide que la película se pueda disfrutar porque, repito, sigue siendo muy interesante.

Lo mejor: gana en dimensiones.

Lo peor: se hace más pesada y le falta la chispa y la magia de la primera parte.

Ver Post >
‘Piratas del Caribe: La maldición de la Perla Negra’, y las películas de piratas resurgieron

PIRATAS DEL CARIBE: LA MALDICIÓN DE LA PERLA NEGRA

Título original: Pirates of the Caribbean: The Curse of the Black Pearl

Año: 2003

Duración: 143 minutos

País: Estados Unidos

Director: Gore Verbinski

Guion: Ted Elliott y Terry Rossio

Música: Klaus Badelt

Fotografía: Dariusz Wolski

Reparto: Johnny Depp, Orlando Bloom, Keira Knightley, Geoffrey Rush, Jack Davenport,Kevin McNally, Jonathan Pryce, Mackenzie Crook, Lee Arenberg, Zoe Saldana,Giles New, Angus Barnett, Damian O’Hare, Michael Berry, Isaac C. Singleton,Treva Etienne y Lucinda Dryzek.

Productora: Walt Disney Pictures

Género: Aventuras / Fantástico / Comedia / Acción

Mar Caribe, siglo XVIII. El aventurero capitán Jack Sparrow piratea en aguas caribeñas, pero su andanzas terminan cuando su enemigo, el Capitán Barbossa, después de robarle su barco, el Perla Negra, ataca la ciudad de Port Royal y secuestra a Elizabeth Swann, la hija del Gobernador. Will Turner, amigo de la infancia de Elizabeth, se une a Jack para rescatarla y recuperar el Perla Negra. Pero Barbossa y su tripulación son víctimas de un conjuro que los condena a vivir eternamente y a transformarse cada noche en esqueletos vivientes. El conjuro sólo puede romperse si devuelven una pieza de oro azteca y saldan una deuda de sangre. El rescate de la bella Elizabeth será una tarea difícil, pues la maldición es real y será difícil enfrentarse con quienes no pueden morir. (FilmAffinity)

Disney tuvo la enorme suerte de producir en 2003 una de las películas más icónicas de lo que llevamos de siglo XXI. Sin caer en la pretenciosidad de las entregas que continuaron a esta, ‘La maldición de la Perla Negra’ siempre se ha mostrado como la película más interesante de una divertida y entretenida saga de películas de piratas.

La gran virtud de la primera de ‘Piratas del Caribe’ está en revitalizar un tipo de película caída en desgracia, las películas de piratas. Las películas de corsarios habían caído en un limbo cinematográfico propio del cine de western o de otros géneros de los que el público se cansa hasta que llega alguien que consigue dotarle de una segunda vida. Así, Gore Verbinski trajo de vuelta a los piratas al cine apostando por una fórmula que mezcla humor, aventuras y comedia.

La clave del éxito de ‘Piratas del Caribe’ está en saber reírse de sí mismo, incluso en caer en la parodia de las películas del género. Pasado todo por el tamiz de Disney, donde, obviamente, todo debe ir a todos los público, las aventuras de Johnny Depp y compañía interesan también al público adulto. Con unos escenarios bien trabajados, un guion acertado y un ritmo que no para de crecer, la cinta pone las mimbres para lo que está por venir en futuras entregas.

Su reparto es otra gran baza a su favor. Tienen a un Johnny Depp en el papel de su vida, entregado al 100% a un bombón de personaje que, desgraciadamente, le ha encasillado en este rol de por vida. Aun sin ser suya la trama central, Depp es lo suficientemente interesante como para quedar por encima del resto de sus compañeros de reparto.

A su lado tenemos a un Orlando Bloom que aprovecha inteligentemente el tirón de ‘El Señor de los Anillos’ para meterse en otra saga de éxito. Keira Knightley tiene aquí su mejor papel en toda la saga. Por último, Geoffrey Rush, la única constante en toda la saga junto a Depp y McNally, muy interesante en un villano que tiene el punto justo de cómico de personaje oscuro.

Con una banda sonora inolvidable, ‘La maldición de la Perla Negra’ puso también las bases para las futuras entregas al mezclar historias, leyendas, lo sobrenatural y lo real. Todo un mejunje que podría haber terminado en un nefasto resultado y que, en definitiva, fue una de las principales claves para poder asentar uno de los productos más exitosos la última década de la factoría Disney.

Lo mejor: la actuación, o sobreactuación, de Johnny Depp.

Lo peor: se cuece a fuego muy lento, el prólogo puede resultar hasta lento.

Ver Post >
‘Aterriza como puedas’, la original siempre es mejor

ATERRIZA COMO PUEDAS

Título original: Airplane!

Año: 1980

Duración: 88 minutos

País: Estados Unidos

Director: Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker

Guion: Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker

Música: Elmer Bernstein

Fotografía: Joseph Biroc

Reparto: Robert Hays, Julie Hagerty, Leslie Nielsen, Lloyd Bridges, Peter Graves,Robert Stack, Lorna Patterson, Kareem Abdul-Jabbar, Stephen Stucker, Lee Bryant,Ann Nelson, Barbara Billingsley, Joyce Bulifant, Frank Ashmore, Al White,Norman Alexander Gibbs, Mary Mercier y Ethel Merman

Productora: Paramount Pictures

Género: Comedia

El vuelo 209 de la Trans American sale de Los Ángeles con destino a Chicago. Entre el pasaje se encuentran una serie de curiosos personajes. Entre ellos, un ex-piloto de combate que, en pleno vuelo, se verá obligado a hacerse con el mando del avión comercial, tras quedar los pilotos indispuestos por una comida en mal estado. (FilmAffinity)

En un momento donde el cine está hasta arriba de secuelas, precuelas, spin-offs, reboots y otras variables que hacen del séptimo arte algo cada vez más predecible, hay que reivindicar el valor del original. ‘Aterriza como puedas’ fue la primera en hacer del humor absurdo una película, de convertir una constante ristra de gags, chistes, sketches y bromas absurdas un guion donde cabe todo.

La cinta, de 1980, y apenas 88 minutos de duración, es una clase magistral de cómo hacer comedia sin caer en el ridículo pero sin tomarte en serio nada, ni a ti mismo. En esta película tiene cabida todo tipo de chiste, y si este es más absurdo que el anterior mejor.

Se trata de una película que parodia las películas de aviones, de catástrofes, las comedias románticas… En un continuo gag que se va encadenando con el siguiente, los tres directores (Jim Abrahams, David Zucker y Jerry Zucker) nos adentran en un mundo donde todo tiene cabida. Absolutamente todo es parodiable y puede ser motivo de broma. Quien no esté dispuesto a reírse de todo, aunque sean temas espinosos, que se abstenga de ver la película.

‘Aterriza como puedas’ sería hoy imposible, ya que toca a modo de chiste temas como el maltrato a las mujeres (con esa mujer que se pone nerviosa por las turbulencias en el avión), el abuso a menores (con las insinuaciones del capitán del avión al niño) o el tratamiento de chiste que reciben temas médicos como el trasplante de corazón. En esta sociedad donde todo debe ser políticamente correcto, esta película reivindica otro tipo de sociedad, una en la que nos tomemos menos en serio y nos riamos de todo.

Otra gran virtud de esta obra maestra de la comedia es que no ha envejecido mal. Es cierto que aparecen cabinas de teléfono, que en los aviones se podía fumar o que no había ordenadores, pero todo lo demás se puede seguir aplicando a la actualidad, y ahí reside su gran acierto. Una película que casi 40 años después pueda seguir viéndose como el primer día y siga produciendo las mismas carcajadas que el primer día no puede sino calificarse de auténtica obra maestra.

El único punto negativo que le voy a poner, razón por la que no le doy un 10, es que el personaje de Leslie Nielsen, está poco aprovechado, debería contar con muchos más minutos. A pesar de esto, fue la catapulta definitiva para un actor que hizo carrera con comedias de este tipo, aunque ninguna le llegara a la suela de los zapatos.

Como apunte curioso, la película, originalmente titulada ‘¡Avión!’, se tituló en España como ‘Aterriza como puedas’. Esto dio pie a que futuras secuelas y películas similares, aunque no relacionadas con esta, llevaran la coletilla de “como puedas”.

Lo mejor: tiene la enorme virtud de reírse de sí misma, no se toma en serio.

Lo peor: a los amantes de lo políticamente correcto les saldrán sarpullidos.

Ver Post >
‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2′, Bebé Groot, o cómo robar el protagonismo a todos

GUARDIANES DE LA GALAXIA VOL. 2

Título original: Guadians of the Galaxy Vol. 2

Año: 2017

Duración: 137 minutos

País: Estados Unidos

Director: James Gunn

Guion: James Gunn

Música: Tyler Bates

Fotografía: Henry Braham

Reparto: Chris Pratt, Zoe Saldana, Dave Bautista, Bradley Cooper, Vin Diesel,Michael Rooker, Karen Gillan, Kurt Russell, Sylvester Stallone, Elizabeth Debicki,Tommy Flanagan, Sean Gunn, Pom Klementieff y Chris Sullivan

Productora: Marvel

Género: Ciencia Ficción / Aventuras / Comedia

Continúan las aventuras del equipo en su travesía por los confines del cosmos. Los Guardianes deberán luchar para mantener unida a su nueva familia mientras intentan resolver el misterio de los verdaderos orígenes de Peter Quill. Viejos rivales se convertirán en nuevos aliados, y queridos personajes de los cómics clásicos acudirán en ayuda de nuestros héroes a medida que el Universo Cinematográfico de Marvel continúa expandiéndose. (FilmAffinity)

Confesaré que tenía muchas, muchas ganas de ir al cine y disfrutar de la segunda entrega de Guardianes de la Galaxia. Por una parte, la primera entrega de la saga me encantó, llegando a convertirse en una de las mejores cintas del extensísimo universo Marvel. Pero, especialmente porque la primera parte fue la primera película que comenté en este espacio, allá por el 22 de agosto de 2014, cómo vuela el tiempo.

Una segunda parte, una secuela, tiene el enorme peligro de no estar a la altura, especialmente cuando el primer capítulo fue tan bueno. Aunque esas dudas existían en mi, debo decir que la cinta de James Gunn cumple con lo que uno se puede esperar de él, ya que ofrece lo mismo que el Volúmen 1. Acción, muchos efectos visuales, pero, especialmente, muchas dosis de humor.

En ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2′ se permiten la licencia de prescindir de todo tipo de dramas para centrarse en una historia que tiene sus momentos más álgidos en sus momentos de humor. Esto lleva a que un Chris Pratt (Passengers) que sostiene el peso de la película sobre sus hombros, pase en ocasiones a un segundo plano en favor de, especialmente, Bebé Groot. El pequeño arbolito es adorable y desde el minuto 0 se convierte en el personaje favorito de todos. No dice nada más que “soy Groot”, pero su aspecto, su mala leche y su ternura encandilan a todos. Difícil salir de casa sin querer llevarte un Groot contigo.

En el lado opuesto, Drax, el personaje de Dave Bautista, es el personaje que más pierde. Pasa de ser el motivo dramático de la cinta para ser un personaje que hace mofa de todo, quizá en exceso. Llega a cansar, aunque su relación con uno de los nuevos personajes nos de una buena parte de los chistes y bromas de toda la cinta.

Esta película se adentra en el padre de Star Lord, el personaje de Chris Pratt. El padre, interpretado por Kurt Russell, nos adentrará en un nuevo mundo, lleno de colorido y opciones donde se desarrollará el grueso de la cinta.

Pero no todo van a ser aciertos, en ‘Guardianes de la Galaxia Vol. 2′ caemos en el error de contar demasiadas historias en una. Este error, ya habitual de las cintas de superhéroes, no hace sino distraernos de la historia central, aunque a veces se agradezca porque funcionan como alivios cómicos. Pero en general nos impiden desarrollar algo más la trama central entre Pratt y Russell para que el arco final ganara en intensidad.

Aun así, el final funciona perfectamente, llegando a emocionarnos como pocas películas del género consiguen. Admito que solté alguna lagrimilla al final, igual que me pasó con Logan. Todo un acierto que una película de este tipo te consiga llegar de tal manera como para emocionarte.

La banda sonora sigue siendo de lo mejor de la película, espectacular la selección de canciones que hace Gunn.

Como apunte final, Marvel acostumbra a incorporar escenas post-créditos en sus películas. En este caso hay hasta 5 escenas, así que nada de salir de la sala hasta que la pantalla se apague.

Lo mejor: Bebé Groot.

Lo peor: cuenta demasiadas historias que pueden llegar a lastrar el arco central de la cinta.

Ver Post >
‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’, la sátira más mordaz sobre la Guerra Fría

¿TELÉFONO ROJO? VOLAMOS HACIA MOSCÚ

Título original: Dr. Strangelove, or How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb

Año: 1964

Duración: 93 minutos

País: Reino Unido

Director: Stanley Kubrick

Guion: Stanley Kubrick, Terry Southern y Peter George

Música: Laurie Johnson

Fotografía: Gilbert Taylor

Reparto: Peter Sellers, George C. Scott, Sterling Hayden, James Earl Jones, Keenan Wynn,Slim Pickens, Peter Bull, Tracy Reed, Jack Creley, Frank Berry, Glenn Beck, Shane Rimmer, Paul Tamarin, Gordon Tanner, Robert O’Neil y Roy Stephens

Productora: Columbia

Género: Comedia / Drama

Convencido de que los comunistas están contaminando los Estados Unidos, un general ordena, en un acceso de locura, un ataque aéreo nuclear sorpresa contra la Unión Soviética. Su ayudante, el capitán Mandrake, trata de encontrar la fórmula para impedir el bombardeo. Por su parte, el Presidente de los EE.UU. se pone en contacto con Moscú para convencer al gobierno soviético de que el ataque no es más que un estúpido error. Mientras tanto, el asesor del Presidente, un antiguo científico nazi, el doctor Strangelove, confirma la existencia de la “Máquina del Juicio Final”, un dispositivo de represalia soviético capaz de acabar con la humanidad para siempre. (FilmAffinity)

Stanley Kubrick fue uno de los grandes cineastas de la historia, que supo dirigir todo tipo de películas, trabajando todos, o casi todos, los géneros con maestría. En su filmografía encontramos películas bélicas (‘Senderos de Gloria’ y ‘La chaqueta metálica’), románticas (‘Lolita’), eróticas (‘Eyes Wide Shut’), de terror (El resplandor), dramáticas (‘La naranja mecánica’), de romanos (‘Espartaco’), de ciencia ficción (2001: una odisea en el espacio), históricas (‘Barry Lyndon’) o humorísticas (‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’).

En ‘¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú’ vemos la faceta más irónica del cineasta. Kubrick construye la más mordaz sátira sobre la Guerra Fría.

‘Dr. Strangelove’ es una película para deleite de los amantes de las comedias clásicas y no facilonas del Hollywood actual. Una película edificada sobre un guion inteligente, potente, lleno de guiños y señales, con unos personajes tridimensionales y con, probablemente, el mejor manejo del ritmo de la carrera de Kubrick. Memorables las escenas en la sala de guerra, todas ellas.

‘¿Teléfono rojo?’ consigue mantener al espectador pegado a la pantalla durante su hora y media dejando para la posteridad el duro relato sobre la locura de los dirigentes de las grandes potencias nucleares durante la Guerra Fría. El filme sirve como llamada de atención a la población sobre el hecho de tener al mando de armas que podrían acabar con la humanidad a seres de escaso nivel moral e intelectual, de gatillo fácil y pocas luces. Reflexión que se podría seguir aplicando a los dirigentes del planeta 52 años después.

 

Kubrick era un controlador de todo lo que ocurría en el proceso de filmación de sus películas, todo tenía que ir de acuerdo al guion y a lo que él planteaba. En ‘¿Teléfono rojo?’ tenemos uno de los escasos ejemplos de improvisaciones dentro del cine de Kubrick, las que realizó Peter Sellers, intérprete de 3 papeles en el filme.

Lo mejor: guion y dirección

Lo peor: la excesiva oscuridad de algunas escenas

Ver Post >
Sobre el autor Asier Manrique
Comunicador, periodista y blogger. Amante de la música, el cine, la televisión... Escribo El Fotograma para compartir mi pasión por el cine, cine clásico y actual, de todos los géneros.

Otros Blogs de Autor